12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
petardo, a adj., s. (1953-)
petardo, petardito
Etim. Derivado de petardo1.

Se documenta por primera vez, en la acepción '[persona o cosa] que causa aburrimiento, molestia o cansancio', en 1953, en el artículo "Fray Juan de la Miseria", de Á. Samblancat, publicado en Solidaridad Obrera: A.I.T. Órgano del movimiento libertario español en Francia (París). Como 'persona que causa aburrimiento, molestia o cansancio', se atestigua en 1970, en Un mundo para Julius, de A. Bryce Echenique. Se consigna por vez primera en el Diccionario de cubanismos más usuales (Cómo habla el cubano) de 1978, de Sánchez-Boudy. Al menos desde 1989 y hasta la actualidad, esta voz se utiliza frecuentemente, sobre todo dentro del mundo del espectáculo, como 'persona o cosa que tiene una estética o un comportamiento excéntrico, frívolo, pretencioso o que exalta el mal gusto o lo anticuado'. El primer testimonio se localiza en el artículo "Estoy arriba porque soy una petarda", de La Vanguardia (Barcelona), en el que A. M.ª Piqué entrevista a la cantante Alaska, quien se describe como tal. Como '[persona o cosa] que tiene una estética o un comportamiento excéntrico, frívolo, pretencioso o que exalta el mal gusto o lo anticuado', se documenta en 1992, en un artículo titulado "¡Cuánta petarda!" y publicado en ABC (Madrid), bajo el seudónimo de Vampirella.

En el DRAE (2001) se consigna como 'persona poco competente en su cometido'; asimismo, se localiza en el Nuevo diccionario de voces de uso actual (2003), de Alvar Ezquerra, para referirse a la 'persona asidua a las reuniones de gente famosa'.

  1. adj. [Persona o cosa] Que causa aburrimiento, molestia o cansancio.
    Sinónimo: petardeante
    docs. (1953-2021) 12 ejemplos:
    • 1953 Samblancat, Á. "Fray Juan Miseria" [16-05-1953] Solidaridad Obrera: A.I.T. Órgano del movimiento libertario español en Francia (París) Esp (HD)
      Por otra parte si el viejito de que me hablan, la diñó en una Casa de Desamparados, sin dejar dinero ni para la mortaja, era un obrero indudablemente. Y como no vivía de estafar con pesas sin medida, y de encubrir asesinatos chewingumando kiries, el espíritu de ese bienaventurado está en el cielo. O la justicia de Dios es tan petarda como la de los Tribunales.
    • 2021 Antoni, L. Desenlace p. 80 Esp (BD)
      Se echó a reír de nuevo. Levy había lanzado un farol, la mujer se le había escapado en el traspié, ¿hacia dónde habría ido la tía petarda? De repente escuchó una violenta discusión proveniente del interior, no llegaba a distinguir lo que decían con claridad, pero estaba seguro de reconocer la voz de la mujer, que debía haber entrado por alguna puerta trasera.
    • 1953 Samblancat, Á. "Fray Juan Miseria" [16-05-1953] Solidaridad Obrera: A.I.T. Órgano del movimiento libertario español en Francia (París) Esp (HD)
      Por otra parte si el viejito de que me hablan, la diñó en una Casa de Desamparados, sin dejar dinero ni para la mortaja, era un obrero indudablemente. Y como no vivía de estafar con pesas sin medida, y de encubrir asesinatos chewingumando kiries, el espíritu de ese bienaventurado está en el cielo. O la justicia de Dios es tan petarda como la de los Tribunales.
    • 1972 Gala, A. Los buenos días perdidos [1994] Esp (CDH )

      ConsuelitoBuenas noches, Lorenzo. Y buena guardia. (Sale por su dormitorio.)

      CleofásQué inconscientes son las dos, Virgen Santa. No se dan cuenta de la gravedad de los asuntos. Son como niñas.

      LorenzoSí; pero unas niñas que saben mucho para su edad.

      CleofásSin hacerse cargo de la situación. A dos pasos de la cárcel, y mira: insultándose sin saber por qué.

      LorenzoA lo mejor ellas sí lo saben.

      CleofásQué han de saber. Caprichos, repentes; como dos niñas pequeñas. Si no fuera por mí... y por ti, por supuesto...

      LorenzoEso sí que es verdad.

      CleofásEn fin, Lorenzo, hasta mañana. Me alegro de tener en casa un amigo tan fiel.

      LorenzoNada, hombre, a mandar. Y que descanses, tú que puedes.

      Cleofás¿Poder yo? Sí, sí...

      LorenzoPorque lo que es para mí... (Con intención.)esta noche va a ser toledana.

      CleofásNo hagas mucho estropicio con ese uniforme entre la gente que alborote esta noche. En este mundo todos somos buenos, ¿no te parece? Lo que pasa es que no sabemos bien lo que queremos.

      LorenzoHay quien sí.

      CleofásBuenas noches, Lorenzo. (Sale.)

      LorenzoAdiós.

      Hortensia(Que ha estado espiando, entra.)Ay, qué cuerpo. Ay, qué todo, Señor.

      LorenzoAy, qué petardo. (Hace gestos referidos a Cleofás .)

    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 976, 06/08/1990 [1990] Esp (CDH )

      — Hace poco usted puso en una situación embarazosa al concejal Angel Matanzo.

      — El vino a ver mi espectáculo porque tenía curiosidad y yo solo me limité a tratarle como a un espectador más.

      — ¿Qué opina de su política?

      — No estoy de acuerdo con ella. Como tampoco lo estoy con la de todo el equipo del ayuntamiento.

      — ¿En qué es excepcional?

      — En nada. Soy enemiga de mí misma. Me encuentro petarda, mamarracha y desastrosa. Todavía no me quiero.

    • 1992 Mendizábal, R. Cumpleaños Ministro [1995] Esp (CDH )

      Carlos.—¿No te gustaría ser esa milady que dice Daniel?

      Luis.—Eso es una broma de mal gusto.

      Carlos.—No seas petardo y acepta las bromas. ¿No estamos en una fiesta de amigos?

      Luis.—Una fiesta en la que el invitado de honor se retrasa demasiado.

    • 1995 Prensa El Mundo, 28/11/1995 [1996] Esp (CDH )

      P.— Conforme uno cumple años carga su mochila de afectos y de compromisos. Usted ahora se ha hecho del club de fans de Isabel Preysler y ya no puede meterse con ella. Que nadie espere encontrarla en Mujercísimas porque no sale.

      R.— Hay un montón de gente a la que aprecio. Por supuesto, si quiero hacer la caricatura de una periodista petarda no elegiré a una periodista amiga. Lo mismo me sucede con Isabel. Mujercísimas es un desfogue. El ochenta por ciento de los personajes de la novela, aunque no se correspondan con nadie en concreto, son gente de la situación: mujeres de banqueros, intelectuales que han chupado del socialismo.... Tengo derecho a tomármelos con jocosidad.

    • 2006 Rial Ungaro, S. "Cosas mías" Página 12 (Rosario) Ar (CORPES)
      Cuenta Cachorro: "Miguel no tenía pensado incluir un clarinetista, pero cuando conoció a Melingo enseguida se entusiasmó. De alguna manera, me animaría a decir que Dany era su preferido de todos los Abuelos". El cuarto Abuelo en sumarse es un pibe que parece tener talento para las canciones pop: "Andrés vivía en la casa de los padres, era un pendejo petardo de 17 años que hablaba hasta por los codos, pero nos mostró unos temas y vimos que tenía que estar".
    • 2013 Mendicutti, E. Otra vida Esp (CORPES)
      El perro me reconocía, o yo creía que me reconocía, y le rogaba de vez en cuando, en plan película ñoña de domingo por la tarde, que le pidiera a Víctor que nos viéramos más, mucho, todo el tiempo. «Qué petardito eres», decía Víctor. Reír con Víctor era como inaugurar otra glorieta. Les acompañé, caminando, hasta muy cerca del 117 del paseo del Puerto, y yo me agaché para abrazar a Romeo, y miré a Víctor como si estuviera a punto de emigrar a Australia, y nos reímos, y él me miró como se mira a quien se ama, por petardo que sea.
    • 2021 Antoni, L. Desenlace p. 80 Esp (BD)
      Se echó a reír de nuevo. Levy había lanzado un farol, la mujer se le había escapado en el traspié, ¿hacia dónde habría ido la tía petarda? De repente escuchó una violenta discusión proveniente del interior, no llegaba a distinguir lo que decían con claridad, pero estaba seguro de reconocer la voz de la mujer, que debía haber entrado por alguna puerta trasera.
    • 1953 Samblancat, Á. "Fray Juan Miseria" [16-05-1953] Solidaridad Obrera: A.I.T. Órgano del movimiento libertario español en Francia (París) Esp (HD)
      Por otra parte si el viejito de que me hablan, la diñó en una Casa de Desamparados, sin dejar dinero ni para la mortaja, era un obrero indudablemente. Y como no vivía de estafar con pesas sin medida, y de encubrir asesinatos chewingumando kiries, el espíritu de ese bienaventurado está en el cielo. O la justicia de Dios es tan petarda como la de los Tribunales.
    • 1972 Gala, A. Los buenos días perdidos [1994] Esp (CDH )

      ConsuelitoBuenas noches, Lorenzo. Y buena guardia. (Sale por su dormitorio.)

      CleofásQué inconscientes son las dos, Virgen Santa. No se dan cuenta de la gravedad de los asuntos. Son como niñas.

      LorenzoSí; pero unas niñas que saben mucho para su edad.

      CleofásSin hacerse cargo de la situación. A dos pasos de la cárcel, y mira: insultándose sin saber por qué.

      LorenzoA lo mejor ellas sí lo saben.

      CleofásQué han de saber. Caprichos, repentes; como dos niñas pequeñas. Si no fuera por mí... y por ti, por supuesto...

      LorenzoEso sí que es verdad.

      CleofásEn fin, Lorenzo, hasta mañana. Me alegro de tener en casa un amigo tan fiel.

      LorenzoNada, hombre, a mandar. Y que descanses, tú que puedes.

      Cleofás¿Poder yo? Sí, sí...

      LorenzoPorque lo que es para mí... (Con intención.)esta noche va a ser toledana.

      CleofásNo hagas mucho estropicio con ese uniforme entre la gente que alborote esta noche. En este mundo todos somos buenos, ¿no te parece? Lo que pasa es que no sabemos bien lo que queremos.

      LorenzoHay quien sí.

      CleofásBuenas noches, Lorenzo. (Sale.)

      LorenzoAdiós.

      Hortensia(Que ha estado espiando, entra.)Ay, qué cuerpo. Ay, qué todo, Señor.

      LorenzoAy, qué petardo. (Hace gestos referidos a Cleofás .)

    • 1972 Zamora Vicente, A. Traque barraque [1972] 196 Esp (CDH )
      Anda, anda a cuidar de la casita y la cocina, para que tu maridito bueno encuentre el filete a gusto por la nochecita, al volver de su trabajo y de sus reuniones petardas.
    • 1988 Hidalgo, I. Hijas [1990] Esp (CDH )

      Alces [...].Tú eres una grosera, y estoy hasta las narices de aguantarte, ¿te enteras?

      Penia¡Y yo estoy hasta las bragas de aguantarte a ti, petardo!

    • 1990 Prensa Cambio 16, nº 976, 06/08/1990 [1990] Esp (CDH )

      — Hace poco usted puso en una situación embarazosa al concejal Angel Matanzo.

      — El vino a ver mi espectáculo porque tenía curiosidad y yo solo me limité a tratarle como a un espectador más.

      — ¿Qué opina de su política?

      — No estoy de acuerdo con ella. Como tampoco lo estoy con la de todo el equipo del ayuntamiento.

      — ¿En qué es excepcional?

      — En nada. Soy enemiga de mí misma. Me encuentro petarda, mamarracha y desastrosa. Todavía no me quiero.

    • 1992 Carbonell, J. Apaga... [1992] 198 Esp (CDH )

      ¿Cuál es el secreto de este payaso infantil? La disciplina. Habituados a esta barahúnta de cuentachistes, empalagosos imitadores, bastardos funcionarios del estrambote petardo, nos llega este andaluz con la férrea eficacia del currante del gesto. Todo un sistema japonés de llegar a la cumbre.

    • 1992 Mendizábal, R. Cumpleaños Ministro [1995] Esp (CDH )

      Carlos.—¿No te gustaría ser esa milady que dice Daniel?

      Luis.—Eso es una broma de mal gusto.

      Carlos.—No seas petardo y acepta las bromas. ¿No estamos en una fiesta de amigos?

      Luis.—Una fiesta en la que el invitado de honor se retrasa demasiado.

    • 1993 Gala, A. "Tiempo habitado" p. 126 Águila bicéfala Esp (BD)
      DIEGO.—(Acercando el té a la mesa.) Quítate de en medio, petardo. (Mientras lo está dejando, inclinado, BRUNO salta por encima de él.) Como tires el té, te puedes preparar. (Lo persigue un instante. BRUNO se detiene en la puerta.)
    • 1995 Prensa El Mundo, 28/11/1995 [1996] Esp (CDH )

      P.— Conforme uno cumple años carga su mochila de afectos y de compromisos. Usted ahora se ha hecho del club de fans de Isabel Preysler y ya no puede meterse con ella. Que nadie espere encontrarla en Mujercísimas porque no sale.

      R.— Hay un montón de gente a la que aprecio. Por supuesto, si quiero hacer la caricatura de una periodista petarda no elegiré a una periodista amiga. Lo mismo me sucede con Isabel. Mujercísimas es un desfogue. El ochenta por ciento de los personajes de la novela, aunque no se correspondan con nadie en concreto, son gente de la situación: mujeres de banqueros, intelectuales que han chupado del socialismo.... Tengo derecho a tomármelos con jocosidad.

    • 2006 Rial Ungaro, S. "Cosas mías" Página 12 (Rosario) Ar (CORPES)
      Cuenta Cachorro: "Miguel no tenía pensado incluir un clarinetista, pero cuando conoció a Melingo enseguida se entusiasmó. De alguna manera, me animaría a decir que Dany era su preferido de todos los Abuelos". El cuarto Abuelo en sumarse es un pibe que parece tener talento para las canciones pop: "Andrés vivía en la casa de los padres, era un pendejo petardo de 17 años que hablaba hasta por los codos, pero nos mostró unos temas y vimos que tenía que estar".
    • 2013 Mendicutti, E. Otra vida Esp (CORPES)
      El perro me reconocía, o yo creía que me reconocía, y le rogaba de vez en cuando, en plan película ñoña de domingo por la tarde, que le pidiera a Víctor que nos viéramos más, mucho, todo el tiempo. «Qué petardito eres», decía Víctor. Reír con Víctor era como inaugurar otra glorieta. Les acompañé, caminando, hasta muy cerca del 117 del paseo del Puerto, y yo me agaché para abrazar a Romeo, y miré a Víctor como si estuviera a punto de emigrar a Australia, y nos reímos, y él me miró como se mira a quien se ama, por petardo que sea.
    • 2021 Antoni, L. Desenlace p. 80 Esp (BD)
      Se echó a reír de nuevo. Levy había lanzado un farol, la mujer se le había escapado en el traspié, ¿hacia dónde habría ido la tía petarda? De repente escuchó una violenta discusión proveniente del interior, no llegaba a distinguir lo que decían con claridad, pero estaba seguro de reconocer la voz de la mujer, que debía haber entrado por alguna puerta trasera.
  2. s. m. y f. Persona que causa aburrimiento, molestia o cansancio.
    docs. (1970-2021) 9 ejemplos:
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )

      Carlos abrió la reja del palacio, se quitó a tiempo porque Juan Lucas entraba como un bólido.

      — ¡Péguele su lavadita mientras me cambio! —le gritó, al apagar el motor. Volteó donde Susan— Apúrate, mujer; nos vamos a almorzar al Golf... Este petardo vestido de ángel también.

    • 2021 Rodríguez, A. Trad Piedras bolsillo, Adimi p. 44 Esp (BD)
      Mi hermana y yo veíamos La casa de la pradera con mamá porque a ella le recordaba a su infancia. Todos los días, en los créditos, esa petarda de niña Ingalls corría y se revolcaba en el campo. Y nosotras la envidiábamos por poder correr y caerse. Vaya petarda.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )

      Carlos abrió la reja del palacio, se quitó a tiempo porque Juan Lucas entraba como un bólido.

      — ¡Péguele su lavadita mientras me cambio! —le gritó, al apagar el motor. Volteó donde Susan— Apúrate, mujer; nos vamos a almorzar al Golf... Este petardo vestido de ángel también.

    • 1975 Gala, A. Ulises [1994] 145 Esp (CDH )

      Eurimedusa.—Los hombres son todos unos petardos. Guapísimos, pero petardos... (Por la habitación.)Ya ves qué orden de casa. No se puede ni arreglar la habitación. Antes, por lo menos, hacías el amor y eso salías ganando, pero lo que es ahora... Hablar, hablar y quedarse dormido. ¿Cuándo limpio yo el polvo?

    • 1990 Prensa Tiempo, 20/08/1990 [1990] Esp (CDH )

      — ¿Está afiliado al PSOE como su padre?

      — Creo que no. Pablo tira más hacia Izquierda Unida que al partido socialista. Es demasiado progresista.

      — ¿Y tiene muchos amigos o es más bien introvertido?

      — Es muy selectivo. Tiene pocos amigos y muy escogidos. Lo que sí vemos es que se le acercan muchos petardos, gente que quiere que le vean a su lado porque es el hijo del presidente. Son muy palizas, por eso Pablo no se fía de nadie.

    • 1996 Prensa El Mundo, 30/09/1996 [1997] Esp (CDH )

      P. — ¿Sigue viva la modernidad?

      R. — La modernidad nunca ha sido una cosa seria, entre otras razones porque los creadores que han sido modernos nunca se lo han propuesto. Los demás son unas petardas que han hecho de la modernidad un invento inclasificable.

      P. — ¿Le gusta que le califiquen como pintor metafísico?

      R. — Para metafísica lo que tengo yo en mi casa. Mi vida en sí es una pura metafísica que comienza con la boda de mis padres, oficiada por Federico Sopeña y Jesús Aguirre, después Duque de Alba consorte, y que se continúa con un espectáculo realista cautivador.

      P. — Alguien ha dicho de su pintura que es surrealista...

      R. — Eso sólo puede habérsele ocurrido a otra petarda.

    • 1999 Gmz Castejón, E. Trad Partículas elementales, Houellebecq p. 114 Esp (BD)
      La llegada de Catherine, la ex feminista del tarot egipcio, interrumpió su lectura [...]. —Hmmm... —dijo Bruno. Catherine se interrumpió con evidente crispación. Pretextó un taller de Meditación zen y tango argentino y se batió en retirada a toda prisa. —Yo creía que estabas haciendo Tantra y contabilidad... —le dijo Christiane mientras se perdía de vista. —¿La conoces? —Oh, sí, hace veinte años que conozco a esa petarda. Ella también viene desde el principio, casi desde que fundaron el Espacio.
    • 2006 Porta, E. Primera vez Esp (CORPES)
      El que cantaba era el típico guapito y, además, de 3º de BUP. Por eso me sorprendí cuando en el improvisado camerino —los baños— apareció ella. Pensaba que venía, como las diez petardas que pululaban por ahí y no me dejaban concentrarme en afinar y aplacar mis nervios, a ver al cantante. Pero no, venía a verme a mí.
    • 2012 Gándara, A. "Literatura vampiros" El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      El lector, aquí, tiene mucho tajo. No está sentado como un pasmarote mientras el petardo de turno le cuenta una historia; no, tiene que componer por su cuenta para llegar sin duda al mismo sitio, o sea, a ninguna parte. Lo que pasa es que en esa parte ninguna se está mejor que en ninguno de los sitios donde parece que se está en algún lado.
    • 2021 Rodríguez, A. Trad Piedras bolsillo, Adimi p. 44 Esp (BD)
      Mi hermana y yo veíamos La casa de la pradera con mamá porque a ella le recordaba a su infancia. Todos los días, en los créditos, esa petarda de niña Ingalls corría y se revolcaba en el campo. Y nosotras la envidiábamos por poder correr y caerse. Vaya petarda.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] Pe (CDH )

      Carlos abrió la reja del palacio, se quitó a tiempo porque Juan Lucas entraba como un bólido.

      — ¡Péguele su lavadita mientras me cambio! —le gritó, al apagar el motor. Volteó donde Susan— Apúrate, mujer; nos vamos a almorzar al Golf... Este petardo vestido de ángel también.

    • 1975 Gala, A. Ulises [1994] 145 Esp (CDH )

      Eurimedusa.—Los hombres son todos unos petardos. Guapísimos, pero petardos... (Por la habitación.)Ya ves qué orden de casa. No se puede ni arreglar la habitación. Antes, por lo menos, hacías el amor y eso salías ganando, pero lo que es ahora... Hablar, hablar y quedarse dormido. ¿Cuándo limpio yo el polvo?

    • 1978 Schz-Boudy, J. DiccCubanismos Cu (NTLLE)
      Petardo. [...] Individuo poco simpático. "No hay duda que tienes razón: el escritor es un petardo".
    • 1990 Prensa Tiempo, 20/08/1990 [1990] Esp (CDH )

      — ¿Está afiliado al PSOE como su padre?

      — Creo que no. Pablo tira más hacia Izquierda Unida que al partido socialista. Es demasiado progresista.

      — ¿Y tiene muchos amigos o es más bien introvertido?

      — Es muy selectivo. Tiene pocos amigos y muy escogidos. Lo que sí vemos es que se le acercan muchos petardos, gente que quiere que le vean a su lado porque es el hijo del presidente. Son muy palizas, por eso Pablo no se fía de nadie.

    • 1996 Prensa El Mundo, 30/09/1996 [1997] Esp (CDH )

      P. — ¿Sigue viva la modernidad?

      R. — La modernidad nunca ha sido una cosa seria, entre otras razones porque los creadores que han sido modernos nunca se lo han propuesto. Los demás son unas petardas que han hecho de la modernidad un invento inclasificable.

      P. — ¿Le gusta que le califiquen como pintor metafísico?

      R. — Para metafísica lo que tengo yo en mi casa. Mi vida en sí es una pura metafísica que comienza con la boda de mis padres, oficiada por Federico Sopeña y Jesús Aguirre, después Duque de Alba consorte, y que se continúa con un espectáculo realista cautivador.

      P. — Alguien ha dicho de su pintura que es surrealista...

      R. — Eso sólo puede habérsele ocurrido a otra petarda.

    • 1999 Gmz Castejón, E. Trad Partículas elementales, Houellebecq p. 114 Esp (BD)
      La llegada de Catherine, la ex feminista del tarot egipcio, interrumpió su lectura [...]. —Hmmm... —dijo Bruno. Catherine se interrumpió con evidente crispación. Pretextó un taller de Meditación zen y tango argentino y se batió en retirada a toda prisa. —Yo creía que estabas haciendo Tantra y contabilidad... —le dijo Christiane mientras se perdía de vista. —¿La conoces? —Oh, sí, hace veinte años que conozco a esa petarda. Ella también viene desde el principio, casi desde que fundaron el Espacio.
    • 2006 Porta, E. Primera vez Esp (CORPES)
      El que cantaba era el típico guapito y, además, de 3º de BUP. Por eso me sorprendí cuando en el improvisado camerino —los baños— apareció ella. Pensaba que venía, como las diez petardas que pululaban por ahí y no me dejaban concentrarme en afinar y aplacar mis nervios, a ver al cantante. Pero no, venía a verme a mí.
    • 2012 Gándara, A. "Literatura vampiros" El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      El lector, aquí, tiene mucho tajo. No está sentado como un pasmarote mientras el petardo de turno le cuenta una historia; no, tiene que componer por su cuenta para llegar sin duda al mismo sitio, o sea, a ninguna parte. Lo que pasa es que en esa parte ninguna se está mejor que en ninguno de los sitios donde parece que se está en algún lado.
    • 2021 Rodríguez, A. Trad Piedras bolsillo, Adimi p. 44 Esp (BD)
      Mi hermana y yo veíamos La casa de la pradera con mamá porque a ella le recordaba a su infancia. Todos los días, en los créditos, esa petarda de niña Ingalls corría y se revolcaba en el campo. Y nosotras la envidiábamos por poder correr y caerse. Vaya petarda.
  3. s. f. o m. Esp Persona o cosa que tiene una estética o un comportamiento excéntrico, frívolo, pretencioso o que exalta el mal gusto o lo anticuado.
    docs. (1989-2021) 5 ejemplos:
    • 1989 Piqué, A. M.ª "Soy petarda" [23-08-1989] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      —¿Qué significa petarda? —No significa nada. Es una manera de llamar a algo. Por mucho que se hable de eso no lograríamos definirlo de una manera concreta, por suerte, ni etiquetar a nadie ni mucho menos. Se puede hablar de un círculo de gente que tiene cierto carácter, que se enfrenta a la vida de un modo determinado y el resultado de eso es que es una petarda. —Si no lo puedes definir, cita nombres de petardas. —Hay muchas. Pedro Almodóvar, Fabio McNamara, Nacho Canut, Pito —nuestro manager— Paloma Chamorro probablemente. Warhol, que es la máxima petarda, la petarda por excelencia y la única que ha conseguido hacerse millonaria con el petardeo. Prince...
    • 1999 Villena García, L. A. Madrid muerto [2010] Esp (BD)
      Ahí hasta donde el mismo Pedrito Almodóvar, el rey, se caería, tropezándose en los tacones de aguja, escaleras abajo de la apoteosis, como cuando era una petarda y una marujona pasada por el underground y vivía como una perra desatada, igual que todas nosotras.
    • 2009 Sáez, Sara "Gótico Moncloa" [25-09-2009] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Ahora, las historias de vampiros se vuelven más románticas y obras como 'Crepúsculo', de Stephanie Meyer, o la teleresie 'True Blood' recuperan una historia gótica envuelta en tendencias actuales. Otra de las claves de este movimiento: no todos los que van de negro son siniestros, y viceversa. Lo que sí es cierto es que seguro que Alaska (antes de volverse petarda) habría adoptado a las niñas de Zapatero.
    • 2019 Velasco, I. H. "Juan Vidal" [10-08-2019] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      P. Los influencers, ¿son los nuevos petardos? R. Que va. El petardeo en el mundo de la moda va muchísimo más allá, está en todos los ámbitos. El influencer es un ahora. En este momento de las redes sociales son personas que se han convertido en personajes públicos y en prescriptores de moda. Muchos tienen un poder de captación de seguidores que te deja muy sorprendido, porque realmente convierten.
    • 2021 Otero Mayán, M. "Contenido internet" [23-05-2021] La Opinión de A Coruña (La Coruña) Esp (HD)
      P: Detrás del humor y del meme hay un acto político. R: Sí, es que todo es político al final. Todos somos víctimas de nuestro contexto y circunstancias, y aunque sea la frivolidad más banal, eso tiene unos motivos y un recorrido. La gente no entiende que la mamarrachería y el petardeo tienen su lógica. Es una decisión muy premeditada ser tan espontánea [...]. P: ¿Están avanzando nuestras instituciones? R: Sí, bueno, creo que en los 80 y en los 2000 las petardas también hacían cosas para ayuntamientos. A mí me hacen mucha ilusión estas propuestas, sobre todo porque a veces la gente joven no tiene más recursos, y a veces si el ayuntamiento o alguna institución pública te lo facilita y se lo pone en bandeja, es un punto a favor.
  4. adj. Esp [Persona o cosa] Que tiene una estética o un comportamiento excéntrico, frívolo, pretencioso o que exalta el mal gusto o lo anticuado.
    docs. (1992-2021) 11 ejemplos:
    • 1992 Vampirella (Paloma Aznar) "¡Cuánta petarda!" [02-02-1992] ABC (Madrid) (HD)
      En esta ocasión, nuestro personaje estrella es mi amigo Richard Gere y os aviso que estará en Madrid con Cindy, dentro de unos días. Vienen para hacer una campaña de publicidad millonaria, alguna entrevista pagada en Televisión, y para petardear un poco, claro. Porque Madrid, más que capital cultural, es capital petarda. Y los cientos de miles de actos sociales (fiestas, presentaciones, cócteles, cenas, inauguraciones...) que hay cada noche son buena prueba de lo que digo.
    • 2001 Bruquetas Castro, F. Outing España p. 69 Esp (BD)
      Alaska se convirtió en la musa gay española por varias circunstancias, desde el apoyo que recibió de este colectivo en todos sus conciertos desde la época de Los Pegamoides y Dinarama, o su participación en la más petarda de las películas de Almodóvar Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón.
    • 2019 Benavent, E. Verdad, mentiras Esp (CORPES)
      Bufo y pongo los ojos en blanco mientras devuelvo la atención al escenario, donde Aroa está mezclando una canción petarda con un temazo que nos encanta: «Shame», de Hearts & Colours. Creo que esa va para Marín. Ella también lo ha localizado entre la gente.
    • 2021 Rosa Pino, A. M. "Javis fichaje estrella" [04-11-2021] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Sin embargo, este martes, Javier Ambrossi sí se atrevió a hablar de Suma Content con la energía que el proyecto necesita. "Creo que Suma Content es el principio de muchas aventuras. Nuestro primer proyecto es Una Navidad con Samantha Hudson [...], que se verá esta Navidad. ¡A mí [sic] parecer será un programa espectacular, divertido y petardo!", explicó con ilusión, para luego desmentir el desarrollo de una supuesta producción que, de acuerdo con varias fuentes, llevaban más de un año maquinando: la bioserie de Amparo Muñoz, la española que ganó Miss Universo 1974.
    • 1992 Vampirella (Paloma Aznar) "¡Cuánta petarda!" [02-02-1992] ABC (Madrid) (HD)
      En esta ocasión, nuestro personaje estrella es mi amigo Richard Gere y os aviso que estará en Madrid con Cindy, dentro de unos días. Vienen para hacer una campaña de publicidad millonaria, alguna entrevista pagada en Televisión, y para petardear un poco, claro. Porque Madrid, más que capital cultural, es capital petarda. Y los cientos de miles de actos sociales (fiestas, presentaciones, cócteles, cenas, inauguraciones...) que hay cada noche son buena prueba de lo que digo.
    • 2001 Bruquetas Castro, F. Outing España p. 69 Esp (BD)
      Alaska se convirtió en la musa gay española por varias circunstancias, desde el apoyo que recibió de este colectivo en todos sus conciertos desde la época de Los Pegamoides y Dinarama, o su participación en la más petarda de las películas de Almodóvar Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón.
    • 2003 Calleja, P. "Reina versiones" El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      Su nombre figura en la portada de tres CDs recopilatorios absolutamente imprescindibles: La musique de Paris Dernière, volúmenes uno, dos y tres. Un par de ejemplos de lo que puede encontrarse en el más reciente: Joey Ramone torturando la balada de Louis Armstrong What a Wonderful World y el coro estudiantil del colegio Langley poniéndole alas al Space Oddity de David Bowie. Hay quien la considera la reina de las pinchadiscos petardas. Lo que está claro es que, como diría John Waters, esta mujer posee un mal gusto exquisito.
    • 2003 Anónimo "House, pop" El País (Madrid) (CORPES)
      1. ARREBATO El secreto de su éxito: aporta deseable aire fresco a la noche de Bilbao. Posee ese encantador punto entre lo retro, lo cutre y lo kitsch. Ambiente divertido en un local muy especial. Música: los residentes son Madelman y Ghost Dog. El primero mezcla tecno alemán con éxitos petardos; el segundo, años ochenta y house.
    • 2003 Anónimo "Pedro Calleja" La Luna del Siglo XXI (Madrid) (CORPES)
      TOP LA LUNA: las peores pelis españolas de la historia 1. MORTADELO Y FILEMÓN. Fesser, 2003. Chirriante y desproporcionada adaptación de un tebeo que lleva muerto más de dos décadas. 2. LA MUJER MÁS FEA DEL MUNDO. Bardem, 1999. Ciencia ficción petarda que confunde la serie B de culto con la ocurrencia noctámbula.
    • 2005 Anónimo "Musical petardo" El País (Madrid) (CORPES)
      Autor de una ópera prima, Piedras, que dio mucho que hablar (a pesar de su más que discutible regocijo por la capacidad de sufrimiento de las mujeres), el malagueño Ramón Salazar se empeña en compatibilizar un universo personal recorrido por una vena indisimuladamente petarda y festiva con los modos de hacer de los géneros clásicos, que el antiguo alumno de la Escuela de Cine de Madrid que es demuestra conocer mejor que la media de su generación.
    • 2007 Íñiguez, F. "Cinco caras Fangoria" El País (Madrid) Esp (CORPES)
      En la misma onda glam y petarda viene a Madrid la banda norteamericana Scissor Sisters, todo un fenómeno ahora en las discotecas de medio mundo. Sus conciertos son coloristas, con mucha vistosidad y espectáculo.
    • 2008 Bonifacio, A. "Anécdotas vacacionales" Hola (Madrid): hola.com Esp (CORPES)
      Para que os hagáis una composición de la situación, PITICLI y yo íbamos con lo mejorcito del vestuario estival: minishorts, camiseta escotada, gafas de sol, gorra estupenda y, por supuesto, el CD de música que habíamos confeccionado especialmente para el viaje. Como os dije, con lo mejor y lo peor de la música (pero sobre todo lo peor). Y cuando digo lo peor, me refiero a lo más petardo que pueda escucharse sin que explote ningún audífono selectivo [...]. Unos metros pista de tierra a través, vemos que vienen hacia nosotros unos OCHO MILITARES armados hasta los dientes. Rifles al hombro. PITICLI se pone un poco de los nervios y me suelta "¡ay, no nos dispararán!", y yo le digo "anda, cómo van a disparar, estarán haciendo maniobras por el campo, no pasa nada, que esto no es Irak". Total, que los atravesamos, como quien cruza la calle, y seguimos, tan contentos y cantando las canciones más petardas de la historia.
    • 2014 Hernandis, M. "Barbacoa Love Lesbian" [26-07-2014] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      El repertorio más «carnavalesco y petardo» de la banda Love of Lesbian protagonizará su actuación de este domingo en el Low Festival. Con el nombre de 'El poder de la tijera' ofrecerán temas de Maniobras de escapismo y 'Cuentos chinos para niños del Japón' como Electroplasta, Marlene. «Sin dar tiempos medios», promete su guitarra Julián Saldarriaga, «este repertorio va a ser única y exclusivamente para traer una sonrisa a la cara y reírnos de nosotros mismos».
    • 2019 Benavent, E. Verdad, mentiras Esp (CORPES)
      Bufo y pongo los ojos en blanco mientras devuelvo la atención al escenario, donde Aroa está mezclando una canción petarda con un temazo que nos encanta: «Shame», de Hearts & Colours. Creo que esa va para Marín. Ella también lo ha localizado entre la gente.
    • 2021 Rosa Pino, A. M. "Javis fichaje estrella" [04-11-2021] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Sin embargo, este martes, Javier Ambrossi sí se atrevió a hablar de Suma Content con la energía que el proyecto necesita. "Creo que Suma Content es el principio de muchas aventuras. Nuestro primer proyecto es Una Navidad con Samantha Hudson [...], que se verá esta Navidad. ¡A mí [sic] parecer será un programa espectacular, divertido y petardo!", explicó con ilusión, para luego desmentir el desarrollo de una supuesta producción que, de acuerdo con varias fuentes, llevaban más de un año maquinando: la bioserie de Amparo Muñoz, la española que ganó Miss Universo 1974.
  5. Acepción lexicográfica
  6. s. m. y f. "Persona poco competente en su cometido" (RAE, DLE 23.ª ed.-2014).
    docs. (2001-2014) 2 ejemplos:
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...] m. y f. despect. coloq. Persona poco competente en su cometido.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. y f. Persona poco competente en su cometido.
  7. Acepción lexicográfica
  8. s. m. y f. "Persona asidua a las reuniones de gente famosa" (Alvar Ezquerra, Nuevo dicc voces uso actual-2003).
    docs. (2003) Ejemplo:
    • 2003 Alvar Ezquerra, M. Nuevo dicc voces uso actual Esp (BD)
      petardo, -da. m. f. Persona asidua a las reuniones de gente famosa. Estudiantes de diseño, peluqueras, relaciones públicas de discotecas y bares, famosillos, esposas y amigas de distintos cargos públicos y petardos (profesionales del sarao) intentaban, por todos los medios, conseguir acreditaciones de prensa o invitaciones para los desfiles, colarse como fuera. Época (nº 522), 27-11-95, 85.
12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
petardo s., adj. (1595-)
petardo, petarde, pretardo, petardazo, petardillo, petardito
Etim. Voz tomada del francés pétard, atestiguada en esta lengua al menos desde 1495 como 'explosivo para hacer saltar un obstáculo', y, posteriormente, como 'pequeña pieza de artificio que estalla con ruido' (1584), 'ruido, estruendo' (1867), 'artefacto colocado en una vía férrea como señal' (1874) y 'noticia sensacional' (1875); y esta, a su vez, de pet y -ard (DECH, s. v. peer; véase TLF, s. v. pétard).

Se documenta por primera vez, con la variante petarde y la acepción 'arma de artillería corta compuesta de dos partes, un morterete u otro aparato cóncavo lleno de explosivos y una plancha sobre la que este se ensambla, que se usa para derribar puertas o paredes', en 1595, en la Teórica y práctica de guerra, de B. de Mendoza, obra en la que también se localiza su sinónima petar, de origen anterior. Se consigna por vez primera en el Vocabolario español-italiano (1620) de Franciosini. En la vigésima edición del DRAE se diferencia entre un "morterete que, afianzado en una plancha de bronce, se sujeta a una puerta después de cargado, y se le da fuego para hacerla saltar con la explosión", y un "aparato de bronce afianzado a un tablón o plancha metálica, que en los siglos XVI y XVII se destinaba ocasionalmente a derribar puertas o paredes de poco espesor", donde se pone el foco en la composición del aparato, pero esta distinción se descarta en ediciones posteriores. Al menos desde 1686, en la Relacion del alborozo que manifesto Brusselas. Con la nueva de la toma de Buda, y en la construcción dar petardo, comienza a atestiguarse esta voz para designar un 'engaño astuto y hábil y, en particular, el realizado con la intención de obtener algún beneficio económico', mientras que en repertorios lexicográficos se consigna desde 1737, en el Diccionario de autoridades. En El perfecto bombardero, y practico artificial dividido en dos Tratados (1691), de S. Fernández de Medrano, se documenta como 'artefacto pirotécnico que produce un ruido fuerte al estallar y que se usa, generalmente, con fines lúdicos', y en 1788 se consigna en el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes de Terreros y Pando. Más adelante, mediante un proceso de restricción de significado a partir de su sentido de fraude, el petardo se afianza como la 'obtención de invitaciones o bienes de alguien, sin intención de corresponder a ellos', en las Recetas morales, politicas, y precisas, para vivir en la Corte con conveniencia todo genero de personas (1734), y, de forma aún más precisa, como la 'obtención de dinero mediante peticiones reiteradas y sin propósito de reintegrarlo'. Con este sentido se consigna por primera vez en el Diccionario de Autoridades (1737), y se documenta en 1774, en La merienda a escote, de R. de la Cruz. Por metonimia, también se atestigua en varias fuentes del siglo XVIII como la 'persona que engaña o estafa para obtener algún beneficio, generalmente económico'; con este valor figura, en 1737, en una carta de D. de Torres Villarroel dirigida a una mujer y que lleva por título Noticias alegres, y festivas de las rafagas de luz, que se vieron la noche 16. de Diciembre sobre nuestro Orizonte. Como 'persona o cosa que causa aburrimiento, molestia o cansancio' se registra en El porque sí y porque no (a1772), de M. Sarmiento; en 1772, en la traducción de "Historia general de los viages. Matelief", petardo designa también el 'artefacto explosivo que al estallar produce una gran detonación y se usa, generalmente, para causar daños'. En los primeros ejemplos se habla, textualmente, de una "especie de petardo" y un "género de petardo", muestra de que este significado está comenzando a asentarse a partir de la alusión al artefacto pirotécnico lúdico. En minería, un petardo es desde 1776 un 'orificio pequeño que se hace en una roca para volarla con explosivos', en los Principios militares en que se explica las operaciones de la guerra subterránea, ó el modo de dirigir, fabricar, y usar las minas y contra-minas en el ataque y defensa de las plazas, de R. Sanz, y así se consigna en 1848, con el complemento de mina, en el Vocabulario francés-español de términos de artillería, de Llave. Solo se documenta en el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes de Terreros y Pando como 'objeto de vidrio hecho mediante un tubo por el que se sopla para dar forma a la pasta'. Como 'cosa que pesa mucho' se registra escasamente desde 1789 en una carta de J. C. Mutis a don Juan José D'Elhuyar. Ya en el siglo XIX, en el Nuevo diccionario francés-español (1805) de Capmany y de Montpalau, se consigna como 'sentimiento de decepción producido por un resultado distinto al que se espera o se desea', y en 1836 se atestigua en "Correspondencia de la frontera", del periódico El Español (Madrid). En una carta al editor publicada en El Constitucional o sea Crónica Científica, Literaria y Política (Madrid) en 1820, se localiza un primer uso de petardo como 'fracaso estrepitoso de un torero en una corrida de toros', significado muy documentado en textos taurinos a partir de este momento, aunque no es hasta 1987 cuando se consigna en el Diccionario ilustrado de términos taurinos, de Nieto Manjón. En el campo de los ferrocarriles, por otra parte, un petardo es un tipo de munición: el 'artefacto explosivo que avisa a un maquinista de un peligro en la vía', cuya primera documentación data de 1855, en el Almanaque para todos y revista de actualidad, de F. Fernández Villabrille, y en 1869 se consigna en el Diccionario razonado legislativo y práctico de los ferro-carriles españoles de Garcés. Por analogía con el ruido de un petardo pirotécnico, el sustantivo también pasa a designar un 'ruido parecido al producido por un petardo' desde 1878, en el Diccionario tecnológico inglés-español de Cañada y Gisbert, mientras que el primer ejemplo léxico se localiza tres años más tarde, en el Diccionario etimológico de la lengua castellana de Monlau. En 1891, se atestigua como 'artefacto pirotécnico consistente en un tubo lleno de pólvora unido a una varilla, con una mecha que se enciende para moverlo, generalmente hacia arriba, hasta que estalla con gran ruido o con luces, y que se usa con fines lúdicos o estéticos', en El señor Luis el tumbon ó despacho de huevos frescos. Sainete lírico en un acto, de R. de la Vega, aunque no vuelve a registrarse hasta poco más de un siglo después y a menudo con los complementos de caña o de varilla. Asimismo, se registra en el artículo "Acotaciones del verano", de D. de la Vega como 'fiesta o ambiente jovial', en 1929. Como 'manifestación verbal de burla o enfado', se localiza en Gracia y Justicia (Madrid), en un artículo titulado "Bueno, si lo sabe usted todo, ¿para qué vamos a discutir?", en 1932, y ese mismo año se emplea como 'noticia o resultado impactante y sorpresivo' en el artículo "Bombas, petardos, ¿eh?", publicado en El Siglo Futuro (Madrid). Un petardo es también una 'persona o cosa que tiene poco valor dentro de su categoría, grupo o profesión o que defrauda las expectativas generadas', y así se documenta en 1949, en "Futbolerías", artículo publicado en el periódico Guadalajara, y se consigna en el Diccionario de argentinismos de ayer y de hoy (1975) de Abad de Santillán. En un registro coloquial, es común emplear esta voz como 'cigarro de hachís o de marihuana', como muestra el artículo "Tras la pista de la grifa (VII)", firmado por Framis en Fotos (San Sebastián); después se consigna en "El argot del drogadicto" (1979), de la Hoja Oficial del Lunes (Santander). Se emplea desde 1958 como 'resultado adverso de un proyecto que se esperaba que se desarrollase bien', en "Gran triunfo del Deportivo en Basauri: 5-1 (3-0)", de J. M. de Basurto, aparecido en la Hoja Oficial del Lunes (La Coruña), y se mantiene fundamentalmente en el léxico deportivo. Frente a este significado, se documenta un único antónimo en 1989, como 'éxito rotundo', en "El swing remozado de Michelle Shocked", de L. Moix, en La Vanguardia (Barcelona). Es coloquial como 'expulsión de gases del intestino por el ano, generalmente ruidosos o malolientes', acepción documentada en 1963, en la traducción por Dalí de El arte de tirarse pedos o Manual del artillero socarrón, original de Hurtaut, y consignada en el Diccionario de voces coloquiales de Puerto Rico (1984) de Maura. En Colombia se registra la acepción 'en el juego del turmequé, papel relleno de pólvora que se coloca en el borde del bocín para que explosione al caer el tejo encima', en 1966, en las "Enmiendas y adiciones a los diccionarios de la Academia aprobadas por la Corporación (Septiembre-diciembre de 1966)", publicadas en el Boletín de la Real Academia Española (Madrid), y se consigna por primera vez en el DRAE en 1984. Más común es, en este juego, el uso de su sinónimo mecha, por lo que este valor de petardo se atestigua escasamente fuera de diccionarios. Como 'persona que tiene poca inteligencia o poco entendimiento' se documenta, en 1970, en la sección "Pólvora en salvas", de Don Manolito para Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana), y se consigna por primera vez en 2005, en la Variación léxica del español en el mundo, proyecto coordinado por Ueda. En Venezuela, se emplea este término en béisbol para designar la 'jugada de un bateador que le permite alcanzar una base sin que otros corredores de su equipo sean eliminados': se consigna en el Léxico del béisbol en Venezuela (1977) de Colmenares Valle, y el primer uso léxico atestiguado data de 1997, en un artículo de El Nacional (Caracas). En 1978, se localiza como 'persona o cosa que se mueve con rapidez' en "Sabor español en la etapa de ayer ensombrecida por el abandono de Nazábal, que no tomó la salida", en el Diario de Burgos, y de manera despectiva y en registros coloquiales, se documenta como 'persona que carece de belleza o de atractivo' en 1980, en el Diccionario de argot español y lenguaje popular de León, y en este mismo año en El señor del huerto, de J. L. Olaizola. En Puerto Rico, petardo es sinónimo de rabo de gallo, una 'bebida alcohólica compuesta generalmente de ron, zumo de limón y azúcar', como se registra en 1984 en el Diccionario de voces coloquiales de Puerto Rico, de Maura. En 1985 se localiza un caso aislado de esta voz en Fuegos Truncos (Fuego) de G. Schmidhuber Mora como 'celeridad o disposición para hacer algo'.

Petardo cuenta también con varias acepciones registradas en repertorios lexicográficos: en 1620, en el Vocabolario español-italiano de Franciosini, se define como 'espingarda, tipo de arma' (en palabras del autor, "spingarda sorte d'arme"). Para Salvá y Guim, en su Nuevo diccionario francés-español y español-francés (1862), es un 'género de insectos' y un 'género de plantas'. Como 'encargo molesto o inoportuno' se consigna, en 1911, en el Diccionario de argentinismos, neologismos y barbarismos de Segovia. En el Atlas lingüístico y etnográfico de Andalucía, II (1963), dirigido por Alvar, se define como 'borrico viejo y flaco'. En 1965, en El habla popular de la Provincia de Vallegrande (Departamento de Santa Cruz), de Sanabria Fernández, se registra como 'atraso'. En el Vocabulario popular malagueño (1973) de Cepas se consigna como 'algo de poco valor', y cinco años más tarde, en 1978, Chiappara lo define como 'busca vidas' en su Glosario lunfardo; ese mismo año se define por primera vez como 'cigarro muy fuerte', en el Diccionario de cubanismos de Sánchez-Boudy. Guarnieri describe un petardo como un 'asunto o novedad de bulto' en el Diccionario del lenguaje rioplatense de 1979. En Puerto Rico equivale a 'borrachera, guayo', según el Vocabulario puertorriqueño (1980) de Del Rosario, y en Venezuela designa un 'envase cilíndrico que contiene un gramo de cocaína', como indica el Diccionario del habla actual de Venezuela (1994) de Núñez y Pérez. En un lenguaje coloquial o jergal, petardo se consigna en repertorios del léxico de Cuba como 'alumno que es agresivo', como muestra el Diccionario cubano de habla popular y vulgar (1998) de Paz Pérez, y como 'prostituta barata' en el Diccionario de argot cubano (2006) editado por Obes.

La voz se incluye también en varias unidades pluriverbaales. Como un petardo, con la acepción 'con gran rapidez', se registra desde 1929, en el artículo "Película pintoresca en Valencia. Una boda accidentada en la iglesia de San Valero', de El Liberal (Madrid), y se consigna en 1987 en el Diccionario ejemplificado de chilenismos y de otros usos diferenciales del español de Chile, de Morales Pettorino et alii. Se emplea también de petardo como 'a costa ajena', por vez primera en 1750, en las Aleluyas jocosas, que se echaron en el templo de Apolo, a la restitucion de las musas comicas, en este tiempo de Pasqua, distribuidas en tres festivas noches, de A. Abad Velasco, y posteriormente solo se consigna en diccionarios. También en repertorios lexicográficos, y con marcas diatópicas, se localizan otras locuciones. En Cuba, ponerle a alguien el petardo bueno es 'engañarlo con algo bien preparado', según indica el Diccionario mayor de cubanismos (1999) de Sánchez-Boudy; ser alguien un petardo, como 'ser causa de detención, embargo o suspensión de la acción', se emplea en Colombia, como apunta el artículo "Enmiendas y adiciones a los Diccionarios de la Real Academia Española" en 1980. Tirar petardo es, en Chile, 'tirar pinta', tal y como se define en el Diccionario ejemplificado de chilenismos y de otros usos diferenciados del español de Chile, IV (1987), de Morales Pettorino et alii.

  1. ac. etim.
    s. m. Arma de artillería corta compuesta de dos partes, un morterete u otro aparato cóncavo lleno de explosivos y una plancha sobre la que este se ensambla, que se usa para derribar puertas o paredes.
    Sinónimos: petar; petarte
    docs. (1595-2016) 77 ejemplos:
    • 1595 Mendoza, B. Teoría guerra [2000] Esp (CDH )
      También se intenta ganar tierra por canales que tienen de agua, casamatas baxas en los fossos o puertas secretas, valiéndose para romperlas y quebrantarlas de petardes, que es una forma de artillería, la qual se ha inventado de pocos años a esta parte, que haze momentáneamente grande efecto en el derribar puertas, si ay comodidad para fijar el petar en ella, y quanto más fuertes son, obra el petar con mayor violencia, derribando una y dos puertas, aunque aya distancia de la una a la otra y bóveda en medio, si no están fabricadas de manera que el petar pierda su fuerça, teniendo comodidad por donde exhale la violencia de la pólvora.
    • 2016 García Blanco, J. "Guerra villa rayana" [01-01-2016] n.º 20, p. 154 O Pelourinho (Badajoz) Esp (HD)
      Los castellanos partieron de Villar del Rey con la intención de sorprender a la guarnición de Ouguela pero fueron descubiertos de modo que los defensores estaban sobre aviso cuando llegaron, si bien, los castellanos tomaron las trincheras del arrabal y acometieron después el recinto situado delante de la puerta del castillo consiguiendo volar con un petardo la primera puerta de dicho recinto pero no pudieron destruir la segunda puerta (puerta del castillo), por ello, tras 3 horas de lucha los castellanos se retiraron aunque antes incendiaron algunas casas del arrabal.
    • 1595 Mendoza, B. Teoría guerra [2000] Esp (CDH )
      También se intenta ganar tierra por canales que tienen de agua, casamatas baxas en los fossos o puertas secretas, valiéndose para romperlas y quebrantarlas de petardes, que es una forma de artillería, la qual se ha inventado de pocos años a esta parte, que haze momentáneamente grande efecto en el derribar puertas, si ay comodidad para fijar el petar en ella, y quanto más fuertes son, obra el petar con mayor violencia, derribando una y dos puertas, aunque aya distancia de la una a la otra y bóveda en medio, si no están fabricadas de manera que el petar pierda su fuerça, teniendo comodidad por donde exhale la violencia de la pólvora.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )

      No pretendo tratar de artillería de bajeles, por dar lugar a los prácticos en ella, sino de la necesaria a ganar y defender fortalezas, como práctico en ella, y en ganar con ella muchas y defender alguna. Y de la necesaria a un exército que campea, para todos los efectos que se le pueden ofrecer, que los puede hacer con el cañón medio y quarto sin las demás, como lo verán [...].

      Siguiendo con la manera de hazer los morteros, pedreros o trabucos, que todos estos nombres tienen como necesarios y provechosos, más a los sitiados que a los que sitian; y la de los petardos, por ser cosa nueva ennuestros tiempos.

      Cómo se an de medir las piezas después de hechas, antes de sacarlas de la fundería, y cómo an de ser los arcabuzes y mosquetes.

    • c1621-1623 Quevedo Villegas, F. Mundo caduco [2005] Esp (CDH )

      El conde Dampier asistió a la defensa de la Austria inferior contra las invasiones y robos que, con trasilvanos, húngaros, turcos y tártaros, hacía Bethlen Gabor: murió dando fuego a un petardo. Sintió su muerte con gran demostración su gente: vengola con no menor valor el coronel Preyner, que le sucedió en todo.

    • 1630-1633 Contreras, A. Disc vida [1988] Esp (CDH )

      Cuando el Gran Turco apresta una armada para fuera de sus tierras, los judíos le proveen con una cantidad gratis, y cuando es la armada dentro de sus tierras, hacen lo mismo, pero diferente cantidad. El recogedor del distrito de la Caramania y Constantinopla está en Salónique *y este tal sabíamos estaba en una casa fuerte *, cinco millas de la ciudad con su casa, y los señores me dieron orden fuese por él, como si fuera ir a la plaza por unas peras. Diéronme una espía y un petardo *e hice mi partencia en nombre de Dios.

    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Sólo de Olivença: porque, deseando el Señor Conde de Monterey ganar esta Plaça, se resolvió darla assalto i batir de noche las Puertas con vn Petardo.
    • 1681 Novar, M. Trad Guerras Flandes, II p. 536 Esp (BD)
      Aviendo pues sacado de Rinberch como ducientos Infantes, y ágregado facilmente pocos mas de otras partes con la esperanza del pillaje; con trecientos de á cavallo, entrada la media noche, desde Hopeldorph, se arrimó á Bona; y tomando pocos de los suyos, mandó poner á la puerta un Petardo, nueva ruina de las puertas por aquellos lugares.
    • 1705 Cassani, J. Escuela militar fortificación p. 80 Esp (BD)
      Las puertas se ponen en medio de la cortina, por ser este el sitio mas defendido con la duplicada defensa de los flancos. Debe tener cada Plaza dos, ó tres en cada salida, y no vna enfrente de otra; porque el petardo, ó bateria, que se aplica contra vna, no derribe las otras.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathemático, V p. 315 (BD)
      El transito de las puertas por el muro, y terraplen, no ha de ser recto, si obliquo, formando algunos angulos, porque si fuesse recto, y las puertas que cierran se correspondiessen vna enfrente de otra, con aplicar vn petardo, ó bateria á la primera puerta, se derribarian facilmente todas.
    • 1744 Prósperi, F. Gran Defensa I p. 72 Esp (BD)
      Las puertas serán dobles como las de la figura G, la qual está cerrada, y aplicando á la misma el petardo, la abrirá; pero el mismo impulso cierra las dos ojas que estaban abiertas en los velos referidos, y será menester nuevo petardo por abrir estas. Esto tambien se podrá conseguir, si las dos ojas que estaban abiertas son algo mayores, porque cerrandose formarán un Angulo saliente, que dificultará el segundo petardo.
    • 1755-1772 Lucuze, P. Principios Fortificación [1772] p. 266 Esp (BD)
      Las tropas de la escalada llevan un pequeño petardo, con todos los instrumentos necesarios para abrir la puerta inmediata á la sorpréhendida muralla, á fin que entre por alli la Infantería, y Caballería apostada en aquella cercanía. Los confidentes, ó fingídos desertores que haya en la Plaza, facilitarán la operacion.
    • 1782 Gtz Hacera, P. R. Chronologia soberanos Europa p. 315 Esp (BD)
      1580. En el sitio y asalto que dió Henrique IV. de Francia, á la Ciudad de Cahors en la Guinea, se usó la primera vez del Petardo para quebrantar las Puertas de una Plaza.
    • 1809 Faulí, S. (ed.) Arte guerra p. 70 Esp (BD)
      Se reparten las casas para el saqueo: las mejores para quien lo ha merecido mas, y las otras á quien le tocare la suerte. Para romper puertas, se hace con petardos ó levas. Para romper rejas sirven los instrumentos de fuerza, limas, sierra, martillos sordos, agua fuerte de tarantolas ó lagartijas.
    • 1827 Odriozola Oñativia, J. Compendio artillería p. 184 Esp (BD)
      Cargado el petardo, se ajusta su boca al tablon en donde hay abierto un cerco que la recibe, y tres agujeros para otras tantas puas que tiene la plancha sobrepuesta á las estopas; por último se amarra con cadenas el cañon á la tabla, y se introduce la espoleta en el orificio del culote para dar fuego en el momento preciso, que suele ser el mismo de colgarle; resultando despues del disparo destruidos tablon y chapa, y caido en tierra el petardo comunmente útil aun para el servicio.
    • 1842 Anónimo "Trad Educacion tropas, Guibert" [01-01-1842] vol. 2, n.º 56, p. 1 El Archivo Militar (Madrid) (HD)
      En el ejercicio en las plazas de guerra se le hará contraer la costumbre maquinal en los trabajos de trincheras y de defensa, enseñándole á cortar y colocar una empalizada, á arrimar una escala, á amarrar un petardo, ó á sostener á los hombres que lo amarran, abrir una aspillera y á colocarse en ella.
    • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] Esp (CDH )

      Cuando me aparté de allí, Chinitas ya no existía. La debilidad de nuestro centro de combate me obligó a unirme a él, como lo hicieron los demás. Apenas quedaban artilleros, y dos mujeres servían la pieza principal, apuntaban hacia la calle Ancha. Era una de ellas la Primorosa, a quien vi soplando fuertemente la mecha, próxima a extinguirse.

      — Mi general —decía a Daoíz—. Mientras su merced y yo estemos aquí, no se perderán las Españas ni sus Indias... Allá va el petardo... Venga ahora acá el destupidor. Cómo rempuja pa tras este animal cuando suelta el tiro.

    • 1893 Anónimo Trad Comendador de Malta Sue [1893] p. 158 Esp (BD)
      El consul se vió interrumpido por una explosión de gritos furiosos, y el umulto llegó á tal extremo, que estallaron contra Raimundo V las amenazas más exacerbadas. —¡A las pesqueras! ¡A las pesqueras! —gritaron unos. —¡A la Casa-fuerte! —gritaron otros. —¡Qué no quede piedra sobre piedra! —¡A las armas! ¡á las armas! —¡Llevemos un petardo para hacer saltar la puerta del foso hacia la parte de afuera! —¡Muera!... ¡Muera Raimundo V!
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 232 Esp (CDH )
      Tras él fue el amigo parafraseando sus últimas palabras: «Oye, Vicente; aguarda. ¿No somos literarios? ¿No tienes tú, como yo, atiborrado el cerebro de bellezas históricas y poemáticas? ¿No somos estéticos o amantes de lo bello? ¿Pues quién más hermoso que Julio César, envolviéndose en la toga, cuando cae traspasado por la espada de Bruto?... Yo, bien lo sabes, soy incapaz de matar un mosquito, y al decir que Prim morirá, no hago más que reproducir el latido trágico de esta epopeya que viene, que avanza... Sus pisadas hacen temblar la tierra... Prim es el tirano; Prim quiere traernos esta pamplina del Rey constitucional, que reina y no gobierna; del Rey pantalla, tras el cual seguirá él gobernando y haciendo su voluntad... Esta traída de un italiano es como petardo puesto en el corazón del pueblo, que no conoce de Italia más que a los infelices saboyanos que vienen acá con arpas y organillos...
    • 1946 Gomá Orduña, J. HAeronáutica [1946] 213 Esp (CDH )
      Como segunda parte, dedicada exclusivamente a observación, se efectuaron trabajos de gabinete, valiéndose de fotografías y películas proyectadas en la pantalla y del panorama en colores que figuraba en la Escuela, orientación e identificación del terreno observado, situación de puntos, jalonamiento de guerrillas y convoyes, localización de baterías y observación del tiro artillero observado desde la barquilla, simulando los impactos con petardo, las baterías con proyectores, los convoyes con vehículos y los jalonamientos con señales.
    • 1946 Terradas, E. Neologismos [1946] Esp (CDH )

      De cuantos elementos figuran en el léxico anterior da el autor descripción y modo de disponerlos o construirlos con gran precisión de lenguaje y además láminas y estampas que acompañan el texto, que da la impresión, como los de Collado y Ufano, de ser escritos por personas muy entendidas en el arte y prácticos, si bien influenciados por la técnica del ambiente, que no es tan castizamente español como antes de intervenir en los campos europeos [...].

      El tratado VIII y el IX son de carácter militar exclusivamente, el VIII trata del modo de sitiar una plaza y los requisitos necesarios: escalas, petardos, baterías, minas blindas, zetones, puentes, ataques, y en el IX da la defensa contra escaladas y petardos, contraataques y salidas, construcción de caponeras, defensa de "entradas"encubiertas, modo de prevenir los asaltos, etc.

    • 1984 Calderón Quijano, J. A. Hfortificaciones Nueva España (2.ª ed.) p. 36 Esp (BD)
      Una vez al pie de la fuerza, por la parte del norte, la puerta era fácilmente destruible por un petardo, sorprendiendo así por la espalda a la guarnición, y dejando sin efecto la posible defensa y artillería de los navíos fondeados por la parte sur de la cortina de las argollas.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      petardo. [...] ant. Mil. Aparato de bronce afianzado a un tablón o plancha metálica, que en los siglos XVI y XVII se destinaba ocasionalmente a derribar puertas o paredes de poco espesor.
    • 2016 García Blanco, J. "Guerra villa rayana" [01-01-2016] n.º 20, p. 154 O Pelourinho (Badajoz) Esp (HD)
      Los castellanos partieron de Villar del Rey con la intención de sorprender a la guarnición de Ouguela pero fueron descubiertos de modo que los defensores estaban sobre aviso cuando llegaron, si bien, los castellanos tomaron las trincheras del arrabal y acometieron después el recinto situado delante de la puerta del castillo consiguiendo volar con un petardo la primera puerta de dicho recinto pero no pudieron destruir la segunda puerta (puerta del castillo), por ello, tras 3 horas de lucha los castellanos se retiraron aunque antes incendiaron algunas casas del arrabal.
    • 1595 Mendoza, B. Teoría guerra [2000] Esp (CDH )
      También se intenta ganar tierra por canales que tienen de agua, casamatas baxas en los fossos o puertas secretas, valiéndose para romperlas y quebrantarlas de petardes, que es una forma de artillería, la qual se ha inventado de pocos años a esta parte, que haze momentáneamente grande efecto en el derribar puertas, si ay comodidad para fijar el petar en ella, y quanto más fuertes son, obra el petar con mayor violencia, derribando una y dos puertas, aunque aya distancia de la una a la otra y bóveda en medio, si no están fabricadas de manera que el petar pierda su fuerça, teniendo comodidad por donde exhale la violencia de la pólvora.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )

      No pretendo tratar de artillería de bajeles, por dar lugar a los prácticos en ella, sino de la necesaria a ganar y defender fortalezas, como práctico en ella, y en ganar con ella muchas y defender alguna. Y de la necesaria a un exército que campea, para todos los efectos que se le pueden ofrecer, que los puede hacer con el cañón medio y quarto sin las demás, como lo verán [...].

      Siguiendo con la manera de hazer los morteros, pedreros o trabucos, que todos estos nombres tienen como necesarios y provechosos, más a los sitiados que a los que sitian; y la de los petardos, por ser cosa nueva ennuestros tiempos.

      Cómo se an de medir las piezas después de hechas, antes de sacarlas de la fundería, y cómo an de ser los arcabuzes y mosquetes.

    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )

      Primeramente se ha de saber que los nombres que digo en todas las partes de las piezas y de las cosas necesarias a ellas, los he tomado de los que se usan en los estados de Flandes y en éste de Milán, donde he servido mandando la artillería; sin aver podido poner los usados en España, por no aver servido en ella y por no saverlos, aviéndolos declarado tanto, que con facilidad entenderán lo que es cada cosa, para confrontarla y por ella saver lo que es la persona práctica en las de España.

      Itemque si las escalas en las figuras no dieren lo justo en ellas, entiendan es defecto de las estampas, hecho por el que las labró, y que para remedio de esto miren lo que digo, que por ello, haçiendo las operaciones, sacarán justamente lo que quisieren haçer, siendo como es en las piezas la bala la que con su diámetro forma la escala; y en las cosas de leñame, la onza milanesa; y en los arcabuçes y mosquetes, las que pongo en ellos; y en morteros, y petardos, la boca.

    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Por los effectos que se sabe aver hecho con los petardos, de pocos años a esta parte, dando fin a las cosas de fundería pongo tres d'ellos (que son los más usados de mi tiempo), regulados por sus bocas (por no tirar balas), para que por estos se puedan hazer otros tan grandes como quisieren, començando por la figura siguiente, la qual muestra el uno de fuera y dentro, con su escala ygual a su boca, repartida en diez y seis partes en que se pueden medir todas las suyas de esta manera.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      La figura adelante muestra otro petardo de differente hechura, con la escala ygual a su boca, repartida en diez y seis partes, para poder medir todas las del petardo, que va regulado por su boca, differente que la del passado, como lo hallará el que lo quisiere medir.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      La figura siguiente muestra otro petardo de differente hechura, regulado por la boca, con su escala ygual a él, dividida en diez y seis partes, para que por ellas se puedan medir todas las suyas de la manera que quisieren.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Y para este effecto se tienen petarderos, maestros d'ellos en la artillería, que sirven de esto; como los ingenieros para fortificaciones, trincheras y otros ingenios, mirando que para las medidas es necessario bolver la hoja al revés, porque el entallador hizo al revés los números de las escalas en todos los petardos.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )

      Quantidad de candelas de sevo para el general de la artillería, tenientes y officiales de la hazienda y mayordomo; a los quales se les dan las necessarias a su servicio en campaña, como de las antorchas.

      Alguna cera de respecto para los petardos.

      Quantidad de todas las cosas necessarias a hazer fuegos artificiales.

      Quantidad de lanternas y faroles.

      Quantidad de cuerda delgada para trincheras, que sirve a los ingenieros para señalarlas, asiéndolas a unos palos blancos con puntas a la parte baxa, que hincan en tierra, hendidos por la alta para asir la cuerda.

    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )

      Todos estos, con sus officiales, se tienen ordinarios en la artillería, porque todas las vezes que marchan pieças, aunque no sean más que dos, van tres con ellas, uno de cada suerte, para quanto se puede offrecer; y para encavalgar y desencavalgar la artillería, llevando consigo sus carros, en que llevan cada uno en una caxa lo necessario a sus officios; y en el de carpintero y carretero, la cabrilla, la leva, y martinetes y algunas cuñas, palancas y cuerdas a mano, porque en un sitio, y caminando toda la artillería, todos son menester [...].

      Dos fundidores ordinarios, para que el uno salga en campaña.

      Dos maestros de petardos ordinarios.

      Seis minadores ordinarios, que sepan bien este arte.

    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )

      El número de gastadores que el general del exército uviere dicho quiere llevar, para servicio del exército, que se hazen en compañías con sus capitanes.

      El que se uviere de crecer de ingenieros y de petarderos, o maestros de petardos y minadores.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Llénanse los petardos para valerse d'ellos contra tierras sin fossos, contra casas fuertes que pueden impedir o hazer daño a un exército, y obligarlo a llevar la artillería contra ellos, y otras muchas cosas que se pueden offrecer de effectos necessarios al que campea, hasta emprender con ellos, de noche, villas y fortalezas.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Saviendo esto: que todas las vezes que un petardo se pusiere en lugar de bóveda, que no tenga respiraderos, aunque aya tres o quatro puertas apartadas una de otra, que si abre o derriba la primera, el viento encerrado que haze la pólvora, abre todas las demás como la primera, si la bóveda es tan firme que no se abra por alguna parte.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Ayúdame a esta opinión la experiencia de los petardos, que arrimados a la cosa en que se desea haga el effecto, se sabe que lo an hecho, y que, apartados de ella, hazen ninguno.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Salió la qüenta a menos de la mitad del peso de las balas, incluyendo en esto la que se dava para petardos y otras cosas, y la que soldados tomavan, sin firma, de los barriles de las baterías, que no era poca, ni cosa que se puede escusar.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Ganada una tierra o fuerza, el general de la artillería a de procurar saber toda la artillería y municiones de guerra que uviere dentro, con los azufres, salitres y cosas que pueden servir a pólvora, y todas las armas que uviere, no olvidando los petardos, morteros y máchinas hechas para la defensa; y mandar a los officiales de la artillería hagan el inventario de todas, y el cargo, al mayordomo, dando qüenta al governador y capitán general de todo lo que se uviere hallado, y una relación, si la pidiere y quisiere embiar a su príncipe, quando le dé qüenta de la victoria, porque juntamente sepa el augmento de su estado y hazienda.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      En otras, golas y sortidas a un tiempo, poniéndoles sus puertas o murando las salidas, dejarlas assí para escusarse del cuidado del peligro o miedo causado del effecto que se vee an hecho los petardos.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] Esp (CDH )
      Saltó toda la gente con sus cañutos de cuerda y formóse escuadrón, y comenzó a marchar la gente que llevaba el petardo, personas señaladas de cada compañía, y dos compañías de retaguardia, a una hora y media antes de amanecer y cuando amaneció estaban los petardos dos millas del lugar, y el escuadrón a cuatro; a gente deshilada, que se habían adelantado, que eran marineros y gente de Malta, llegaron, y el lugar era abierto.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] Esp (CDH )
      De allí a tres días, una hora antes del día, saltó en tierra la gente dio Sicilia y la de Lombardía con sus petardos y escalas.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 504 Esp (CDH )
      A dos horas y media antes que amaneciese echóse la gente en tierra y enviaron los petardos con la gente señalada, y de retaguardia tres compañías; la primera era la de Cristóbal Alvarez, que llevaba la orden de entrar la primera y apoderarse de la plaza de la tierra, y luego la de Antonio de la Haya, que había de ir al castillo a mano derecha de la entrada, a raíz de la muralla; y luego la de Sancho del Barrio, que había de ir a la puerta de la marina, a mano izquierda, también a raíz de la muralla.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 504 Esp (CDH )
      Empezó a marchar la gente del petardo con las tres compañías y cuatro escalas y el escuadrón estaba ya formado con las mangas y guarnición y otras dos compañías a la traza, la una la de Juan Morales, para que fuese a la puerta falsa del castillo a estorbar no saliese ni entrase gente de la tierra, y la de Don Melchor de Mojica, a la puerta por do la gente había de entrar, para que no entrase socorro, en la cual había un chico foso y una puente de madera.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 504 Esp (CDH )
      El escuadrón por dar lugar a que los petardos hiciesen el efecto antes que él llegase, se fué por otro camino más arriba, y por causa de no pasar un esguazo que había, por donde nosotros vinimos, que era de doce estados de ancho y más de medio de hondo, era un riachuelo que se entraba allí, y por donde nosotros le esguazamos era a la cintura, y todo lleno de cieno y ramas.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 504 Esp (CDH )
      En efecto, llegamos a la puerta y arrimóse el petardo, que hizo buen efecto y presto; pero hallóse haber otra puerta más adentro, enrejada, que son las en que menos efecto hace este artificio, por hallar poca resistencia.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 504 Esp (CDH )
      Con todo eso, poniéndole de la otra rota dos tablas en cruz para que el petardo hiciese fuerza, la derribó con una pequeña parte de una muralla.
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 505 Esp (CDH )
      Salía alguna gente al ruido, desnudos en camisa, que parecían atronador del ruido de las cajas, que el primer petardo, los que lo oyeron, juzgaron ser alguna nave que había entrado en el puerto; pero al segundo, y con el ruido de las cajas y gritería y disparar de arcabuces, que como era de noche y algo oscuros, una persona les parecía ciento [...].
    • c1612 Castro, M. Vida Miguel Castro [1956] 518 Esp (CDH )
      Llegaron a la Mahamora a vista della a 14 de agosto del dicho año 1606, y a la noche caminaron hacia allá, de suerte que al amanecer antes una hora, desembarcaron la gente, y puesto su petardo y derribadas las puertas primeras, la segunda no hizo efecto, y pusieron escala con gran diligencia por do entraron, y abiertas las puertas, y hechos señores de la tierra, sin ninguna defensa, porque los turcos, al ruido del petardo, se salieron por otra puerta casi todos, saquearon lo poco que había, y estábanse muy despacio y descuidados sin asegurar cosa nenguna, y embarcaban cierto grano que había allí sobre las galeras.
    • c1608-1612 Vega Carpio, L. Acero [1971] Esp (CDH )
      / Paréceme ya, Lisardo, / que aquesta puerta ha de ser / tan fuerte, que es menester / para rompella un petardo.
    • c1599-1614 Cabrera Córdoba, L. Rel corte España [1857] Esp (CDH )

      Despues que el Nuncio llegó á Ventosilla se supo la embajada que llevaba de Su Santidad, que era el sentimiento que tenia de haber escalado la gente que el conde de Lemos envió á cierto castillo en el Abruzo, para sacar los foragidos que allí se recogian; y de lo que tenia mucho sentimiento Su Santidad era de que el conde de Castro habia enviado los petardos de Roma para el efecto S. M.: mostró el sentimiento que merecia el caso, y el Duque dió al Nuncio cuatro galgos para cazar liebres y licencia que pudiese cazar en los bosques y vedados de S. M.; y se dice darán al Cardenal, su hermano, el arzobispado de Taranto.

    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] 1599 Esp (CDH )
      A todos pareció lo mismo por la largueza del camino, sino al Marqués que le advirtió así: para empresa por escalada, petardo o instrumento semejante, tiempo es menester y hay poco; si ha de ser de día podría llegarse a hora bastante para emboscarse.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      Tocaron arma llenos de turbación, discurriendo por las murallas sin atender a la guardia de las puertas, principalmente de la cidadela; voláronla y parte de un rastrillo con un petardo, dexando alguna entrada, pasaron hasta un descubierto donde había otra puerta y otro rastrillo.
    • 1620 Franciosini, L. VocEspItal Esp (NTLLE)
      petarde. [petardo. sorte d'artiglieria.
    • c1621-1623 Quevedo Villegas, F. Mundo caduco [2005] Esp (CDH )

      El conde Dampier asistió a la defensa de la Austria inferior contra las invasiones y robos que, con trasilvanos, húngaros, turcos y tártaros, hacía Bethlen Gabor: murió dando fuego a un petardo. Sintió su muerte con gran demostración su gente: vengola con no menor valor el coronel Preyner, que le sucedió en todo.

    • 1630-1633 Contreras, A. Disc vida [1988] Esp (CDH )

      Cuando el Gran Turco apresta una armada para fuera de sus tierras, los judíos le proveen con una cantidad gratis, y cuando es la armada dentro de sus tierras, hacen lo mismo, pero diferente cantidad. El recogedor del distrito de la Caramania y Constantinopla está en Salónique *y este tal sabíamos estaba en una casa fuerte *, cinco millas de la ciudad con su casa, y los señores me dieron orden fuese por él, como si fuera ir a la plaza por unas peras. Diéronme una espía y un petardo *e hice mi partencia en nombre de Dios.

    • 1630-1633 Contreras, A. Disc vida [1988] Esp (CDH )
      Salté en tierra con dieciséis hombres y mi petardo y la espía, que me temí harto de él.
    • 1630-1633 Contreras, A. Disc vida [1988] Esp (CDH )
      Llegamos a la casa, que estaba como una milla de la marina y menos, púsose el petardo, hizo su efecto, entramos y cogimos el judío, su mujer y dos hijas pequeñas y un criadillo y una vieja, que los hombres se huyeron.
    • 1633 Paravicino, H. Oración fúnebre sor Margarita [1994] 334 Esp (CDH )

      ¡Ah, Cortesanos!, años ha que os predico con libertad, si Dios es servido, evangélica: poco he visto remediado, y de muchos me he visto odioso. Bendito seáis Vos, Señor, si me habéis dado tanta gracia, que vuestra doctrina me haya hecho malquisto, sea con quien fuere, que con lo más soberano, cierto estoy que no. Por la sangre de este Señor, que cada uno en su estado ayudemos a desarmarle de sus enojos a Dios, cumpliendo con nuestras obligaciones particulares y públicas, excusando toda injusticia, injuria y engaño, que son los petardos más violentos para arruinar las mayores monarquías.

    • 1635 Clemente, Claudio Carta 142 Cartas de algunos padres de la Compañía de Jesús, I Esp (CDH )
      El duque de Lorena fué de improviso con 800 caballos, los cuales traian un soldado dado á pié cada uno en las ancas; puso el petardo á la una puerta de Filisbourg (Phillippsbourg) que es la plaza de la otra parte del Rin, sola que tenia el francés, importantísima y fortísima; cogió al presidio descuidado, tomó la plaza, degolló á mil y quinientos, con que la otra parte del Rin está libre y nuestra.
    • 1635 Mascareñas, J. Sucesos Campaña Flandes [1880] Esp (CDH )
      Entraron de noche, y arrimando petardos, ganaron una puerta por donde entró Ser Fontana con seiscientos caballos que estaban prevenidos, degollando la mayor parte de ochocientos franceses de la guarnicion, aunque se defendió valerosamente, matando muchos de los imperiales, y entre ellos á D. Alonso de Luna, Sargento mayor del Conde de Ostrat.
    • 1639 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1639 [2002] 43 Avisos Esp (CDH )
      Abrieron con un petardo una puerta por donde entraron algunos Españoles.
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Sólo de Olivença: porque, deseando el Señor Conde de Monterey ganar esta Plaça, se resolvió darla assalto i batir de noche las Puertas con vn Petardo.
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      A Doce deste mes de Noviembre ordenó el Señor Marqués de la Hinojosa al Señor Don Simón Mascareñas, que con 400 Hombres de su tercio, que era el de Martín de los Arcos, i otros 400 del Regimiento de la Guardia de Su Magestad, con 100 Alemanes, 100 Irlandes, y otros 100 Valones, la Compañía de Cavallos del Capitán Juan Pedro de Gracia, fuesse a atacar, con vn Petardo i Escalas, el dicho Fuerte.
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Atacó el Señor Don Simón el Fuerte con tanta celeridad con Escalas i el Petardo, que la rindió sin más pérdida que salir herido el Ayudante del Regimiento de Su Magestad.
    • 1641 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1641 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Señaláronse en esta Facción Don Iusepe Calderón, que fue el primero que arrimó dos Escalas que llevava a su cargo; Don Gaspar de Ayamonte con otras dos Escalas subió muy biçarramente; i Don Diego de Messa que llevó a su cargo el Petardo, que con gran brevedad hechó la Puerta en el suelo.
    • 1641 Vélez Guevara, L. Diablo [1999] 49 Esp (CDH )

      [...] fue el estruendo de las cajas y trompetas, haciendo pedazos las puertas y ventanas deste aposento a tan desusadas horas como estas, y el «¡Cierra, España!», «¡Santiago, y a ellos!», y el jugar la artillería con la boca como si hubiera ido a la escuela con un petardo, o criádose con el basilisco de Malta, que engañó el rebato a una compañía de infantería que alojaron aquella noche en mi casa, de suerte que, tocando al arma, se hubieron de hacer a escuras unos soldados pedazos con otros, acudiendo al ruido medio Toledo con la justicia, echándome las puertas abajo, y amenazó a hacer una de todos los diablos; que es poeta grulla que siempre está en vela y halla consonantes a cualquiera hora de la noche y de la madrugada.

    • 1642 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1642 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Don Antonio les embistió con valor i, aunque vn petardo que arrimó a vna Puerta hiço poca Brecha, por ella i por otra que hiço Don Antonio entraron los Dragones i algunos Soldados de la Cavallería de las Ordenes i de otras Compañías que venían a pie, i la mayor parte de la de Coraças de Pellicer, con Don Augustín Enríquez, su Teniente, que se desmontó para este efeto.
    • 1642 Pellicer Ossau Salas Tovar, J. Avisos 1642 [2002] Avisos Esp (CDH )
      Mataron desde el Castillo vn Sargento mayor i vn Capitán que iba a poner vn Petardo a la Puerta, i dos Soldados.
    • 1640-1642 Saavedra Fajardo, D. Empresas [1999] Esp (CDH )

      Encender la ira del príncipe no es menos peligroso que dar fuego a una mina o a un petardo. Y, aunque sea en favor propio, es prudencia templalla, principalmente cuando es contra personas poderosas, porque tales iras suelen reventar después en daño de quien las causa.

    • 1643 Varen Soto, B. Trad Guerra Flandes, Bentivoglio p. 306 Esp (BD)
      [...] con inteligencia de algunos, que estauan dentro, puesto vn petardo a la puerta, que corresponde al rio, la rompió, y tomó por fuerça, y se hizo luego dueño del lugar.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] 192 Esp (CDH )
      Me quedé contento, si bien siempre hacía escapadas, como fue en Salonique, que volviendo las espaldas la gente, después de ganado el Getato * de los judíos por la marina defensa que hacían en el castillo y viendo el Marqués más de cuarenta heridos, le pareció embarcar la gente, a lo que yo respondí: "Por cuatro trapos viejos que pierde Vuestra Excelencia deja de tomar un castillo. Aún quedan por descoger * las mejores piezas. Caballeros, ¡al petardo!".
    • 1645 Melo, F. M. HMovimientos Cataluña [1996] 214 Esp (CDH )
      Amaneció sobre el lugar, batióle sin efeto; pretendió romper una puerta por la furia de un petardo; nada salió como se esperaba, bien que Juan de Arce gobernaba aquella fación; * defendiéronse briosamente los de adentro.
    • 1655 Fernández, M. Olla podrida [1655] 138 Esp (CDH )
      [...] le dice que no falta otra puerta por reconocer, sino una Madrasta suya pobre recién venida que con ponerla un pretardo cargado de pedaços Megicanos, a cuyas armas jamás se le resistió puerta, que esa fuerça tienen las cruces que asta las de linfierno abrieron.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )

      Jueves 17 de éste, al amanecer, dió el Conde de San Lorenzo asaltos generales á Badajoz, habiéndole rechazado con pérdida del enemigo de 500 hombres, las 100 personas de cuenta, y los 400 ordinarios; dos petardos, tres trabucos, 180 escalas y otras muchas armas que se dejaron, faltando tambien de los nuestros no pocos, durando en la embestida casi todo el día [...].

    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Dícese trae el Portugués 600 carros de garaje, y que tiene 200 barcas chatas en Guadiana en que pasar sus tropas, y que los petardos, granadas y artificios de fuego que trae, armas y municiones, no tienen número, y víveres en grande abundancia.
    • 1659-1664 Anónimo Noticias Corte [1893] 406 Esp (CDH )
      Con cartas de Ciudad-Rodrigo que acaban de llegar á este Corte se ha sabido que el enemigo portugués, corrido de la pérdida de Alconchel y deseoso de algun desquite, hizo junta de gente de á pie y de á caballo, y á cargo de D. Sancho Manuel, Gobernador de aquellas fronteras, entró por la sierra de Gata, y encaminándose con secreto á un castillo de mucha consecuencia, porque cubre muchos pueblos de nuestra pertenencia, lo acometió de noche, y aplicando el petardo á la primera puerta, lo aplicó sin haber sido descubierto del presidio, la derribó y ganó la barbacana; pero los de adentro con su Gobernador se portaron con tanto brío, que estando el enemigo aplicando otro petardo á la segunda puerta, se las abrieron de par en par y dió sobre él de suerte que lo hicieron retirar, dejando treinta muertos entre una y otra puerta, y llevando muchos heridos.
    • 1659-1664 Anónimo Noticias Corte [1893] Esp (CDH )
      Avísase de Ciudad-Rodrigo que el Duque de Osuna había entrado en Portugal con 3.000 infantes, 600 caballos, muchas escalas y un petardo, sin saberse adónde iba, y que se presumía que el intento era alguna interpresa de importancia, cuya resulta se esperan por instantes.
    • 1681 Novar, M. Trad Guerras Flandes, II p. 536 Esp (BD)
      Aviendo pues sacado de Rinberch como ducientos Infantes, y ágregado facilmente pocos mas de otras partes con la esperanza del pillaje; con trecientos de á cavallo, entrada la media noche, desde Hopeldorph, se arrimó á Bona; y tomando pocos de los suyos, mandó poner á la puerta un Petardo, nueva ruina de las puertas por aquellos lugares.
    • 1705 Cassani, J. Escuela militar fortificación p. 80 Esp (BD)
      Las puertas se ponen en medio de la cortina, por ser este el sitio mas defendido con la duplicada defensa de los flancos. Debe tener cada Plaza dos, ó tres en cada salida, y no vna enfrente de otra; porque el petardo, ó bateria, que se aplica contra vna, no derribe las otras.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathemático, V p. 315 (BD)
      El transito de las puertas por el muro, y terraplen, no ha de ser recto, si obliquo, formando algunos angulos, porque si fuesse recto, y las puertas que cierran se correspondiessen vna enfrente de otra, con aplicar vn petardo, ó bateria á la primera puerta, se derribarian facilmente todas.
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      PETARDO. s. m. Máchina Militár, ó invencion de fuego, que se usa en los sitios de Plazas, para poner fuego á las puertas.
    • 1744 Prósperi, F. Gran Defensa I p. 72 Esp (BD)
      Las puertas serán dobles como las de la figura G, la qual está cerrada, y aplicando á la misma el petardo, la abrirá; pero el mismo impulso cierra las dos ojas que estaban abiertas en los velos referidos, y será menester nuevo petardo por abrir estas. Esto tambien se podrá conseguir, si las dos ojas que estaban abiertas son algo mayores, porque cerrandose formarán un Angulo saliente, que dificultará el segundo petardo.
    • 1755-1772 Lucuze, P. Principios Fortificación [1772] p. 266 Esp (BD)
      Las tropas de la escalada llevan un pequeño petardo, con todos los instrumentos necesarios para abrir la puerta inmediata á la sorpréhendida muralla, á fin que entre por alli la Infantería, y Caballería apostada en aquella cercanía. Los confidentes, ó fingídos desertores que haya en la Plaza, facilitarán la operacion.
    • 1782 Gtz Hacera, P. R. Chronologia soberanos Europa p. 315 Esp (BD)
      1580. En el sitio y asalto que dió Henrique IV. de Francia, á la Ciudad de Cahors en la Guinea, se usó la primera vez del Petardo para quebrantar las Puertas de una Plaza.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Petardo, en términos de guerra es un cañon de poco calibre.
    • 1809 Faulí, S. (ed.) Arte guerra p. 70 Esp (BD)
      Se reparten las casas para el saqueo: las mejores para quien lo ha merecido mas, y las otras á quien le tocare la suerte. Para romper puertas, se hace con petardos ó levas. Para romper rejas sirven los instrumentos de fuerza, limas, sierra, martillos sordos, agua fuerte de tarantolas ó lagartijas.
    • 1827 Odriozola Oñativia, J. Compendio artillería p. 184 Esp (BD)
      Cargado el petardo, se ajusta su boca al tablon en donde hay abierto un cerco que la recibe, y tres agujeros para otras tantas puas que tiene la plancha sobrepuesta á las estopas; por último se amarra con cadenas el cañon á la tabla, y se introduce la espoleta en el orificio del culote para dar fuego en el momento preciso, que suele ser el mismo de colgarle; resultando despues del disparo destruidos tablon y chapa, y caido en tierra el petardo comunmente útil aun para el servicio.
    • 1839 Anónimo "Trad Palacio Tullerías" [04-12-1839] El Constitucional (Barcelona) (HD)
      Un foso limita el jardin, y por medio de escaleras se halla casi invadida la puerta del pabellon del Reloj para hacerlo inaccesible. Las chimeneas han sido guarnecidas de barras de hierro; las compuertas de roble, que jiran muy bien sobre goznes de cobre, resisten á todo petardo; las bodegas y subterráneos no están menos guardados, tienen salidas secretas, y en ellas se está al abrigo de una sorpresa por parte de la zapa, y ciertos aposentos, que tienen la fuerza de una casamata, están atravesados de una pequeña escalera escusada, que da vueltas, y sirve para subir de los subterráneos á la parte superior.
    • 1842 Anónimo "Trad Educacion tropas, Guibert" [01-01-1842] vol. 2, n.º 56, p. 1 El Archivo Militar (Madrid) (HD)
      En el ejercicio en las plazas de guerra se le hará contraer la costumbre maquinal en los trabajos de trincheras y de defensa, enseñándole á cortar y colocar una empalizada, á arrimar una escala, á amarrar un petardo, ó á sostener á los hombres que lo amarran, abrir una aspillera y á colocarse en ella.
    • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] Esp (CDH )

      Cuando me aparté de allí, Chinitas ya no existía. La debilidad de nuestro centro de combate me obligó a unirme a él, como lo hicieron los demás. Apenas quedaban artilleros, y dos mujeres servían la pieza principal, apuntaban hacia la calle Ancha. Era una de ellas la Primorosa, a quien vi soplando fuertemente la mecha, próxima a extinguirse.

      — Mi general —decía a Daoíz—. Mientras su merced y yo estemos aquí, no se perderán las Españas ni sus Indias... Allá va el petardo... Venga ahora acá el destupidor. Cómo rempuja pa tras este animal cuando suelta el tiro.

    • 1893 Anónimo Trad Comendador de Malta Sue [1893] p. 158 Esp (BD)
      El consul se vió interrumpido por una explosión de gritos furiosos, y el umulto llegó á tal extremo, que estallaron contra Raimundo V las amenazas más exacerbadas. —¡A las pesqueras! ¡A las pesqueras! —gritaron unos. —¡A la Casa-fuerte! —gritaron otros. —¡Qué no quede piedra sobre piedra! —¡A las armas! ¡á las armas! —¡Llevemos un petardo para hacer saltar la puerta del foso hacia la parte de afuera! —¡Muera!... ¡Muera Raimundo V!
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 232 Esp (CDH )
      Tras él fue el amigo parafraseando sus últimas palabras: «Oye, Vicente; aguarda. ¿No somos literarios? ¿No tienes tú, como yo, atiborrado el cerebro de bellezas históricas y poemáticas? ¿No somos estéticos o amantes de lo bello? ¿Pues quién más hermoso que Julio César, envolviéndose en la toga, cuando cae traspasado por la espada de Bruto?... Yo, bien lo sabes, soy incapaz de matar un mosquito, y al decir que Prim morirá, no hago más que reproducir el latido trágico de esta epopeya que viene, que avanza... Sus pisadas hacen temblar la tierra... Prim es el tirano; Prim quiere traernos esta pamplina del Rey constitucional, que reina y no gobierna; del Rey pantalla, tras el cual seguirá él gobernando y haciendo su voluntad... Esta traída de un italiano es como petardo puesto en el corazón del pueblo, que no conoce de Italia más que a los infelices saboyanos que vienen acá con arpas y organillos...
    • 1946 Gomá Orduña, J. HAeronáutica [1946] 213 Esp (CDH )
      Como segunda parte, dedicada exclusivamente a observación, se efectuaron trabajos de gabinete, valiéndose de fotografías y películas proyectadas en la pantalla y del panorama en colores que figuraba en la Escuela, orientación e identificación del terreno observado, situación de puntos, jalonamiento de guerrillas y convoyes, localización de baterías y observación del tiro artillero observado desde la barquilla, simulando los impactos con petardo, las baterías con proyectores, los convoyes con vehículos y los jalonamientos con señales.
    • 1946 Terradas, E. Neologismos [1946] Esp (CDH )

      De cuantos elementos figuran en el léxico anterior da el autor descripción y modo de disponerlos o construirlos con gran precisión de lenguaje y además láminas y estampas que acompañan el texto, que da la impresión, como los de Collado y Ufano, de ser escritos por personas muy entendidas en el arte y prácticos, si bien influenciados por la técnica del ambiente, que no es tan castizamente español como antes de intervenir en los campos europeos [...].

      El tratado VIII y el IX son de carácter militar exclusivamente, el VIII trata del modo de sitiar una plaza y los requisitos necesarios: escalas, petardos, baterías, minas blindas, zetones, puentes, ataques, y en el IX da la defensa contra escaladas y petardos, contraataques y salidas, construcción de caponeras, defensa de "entradas"encubiertas, modo de prevenir los asaltos, etc.

    • 1984 Calderón Quijano, J. A. Hfortificaciones Nueva España (2.ª ed.) p. 36 Esp (BD)
      Una vez al pie de la fuerza, por la parte del norte, la puerta era fácilmente destruible por un petardo, sorprendiendo así por la espalda a la guarnición, y dejando sin efecto la posible defensa y artillería de los navíos fondeados por la parte sur de la cortina de las argollas.
    • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. (NTLLE)
      petardo. [...] Mil. Morterete que, afianzado en una plancha de bronce, se sujeta a una puerta después de cargado, y se le da fuego para hacerla saltar con la explosión.
    • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. (NTLLE)
      petardo. [...] ant. Mil. Aparato de bronce afianzado a un tablón o plancha metálica, que en los siglos XVI y XVII se destinaba ocasionalmente a derribar puertas o paredes de poco espesor.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      petardo. [...] ant. Mil. Aparato de bronce afianzado a un tablón o plancha metálica, que en los siglos XVI y XVII se destinaba ocasionalmente a derribar puertas o paredes de poco espesor.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. desus. En los siglos XVI y XVII, aparato de bronce afianzado a un tablón o plancha metálica, que se destinaba ocasionalmente a derribar puertas o paredes de poco espesor.
    • 2016 García Blanco, J. "Guerra villa rayana" [01-01-2016] n.º 20, p. 154 O Pelourinho (Badajoz) Esp (HD)
      Los castellanos partieron de Villar del Rey con la intención de sorprender a la guarnición de Ouguela pero fueron descubiertos de modo que los defensores estaban sobre aviso cuando llegaron, si bien, los castellanos tomaron las trincheras del arrabal y acometieron después el recinto situado delante de la puerta del castillo consiguiendo volar con un petardo la primera puerta de dicho recinto pero no pudieron destruir la segunda puerta (puerta del castillo), por ello, tras 3 horas de lucha los castellanos se retiraron aunque antes incendiaron algunas casas del arrabal.
    dar petardo petardear
    docs. (1636-1645) 2 ejemplos:
    • 1636 Anónimo Relacion de lo sucedido á las armas de S. M. en Italia desde 1.º de Agosto de 1636, hasta 27 del mismo mes Cartas de algunos padres de la Compañía de Jesús, I Esp (CDH )

      Bernardo Guasco, gentil-hombre de Alejandría, introdujo dias há la plática de recobrar por interpresa la tierra y castillo de Anen que tenia el duque de Saboya, con 160 soldados de guarnicion, y habiéndosele encargado á don José de Mompahom, gobernador de Alejandría, que dise al Guasco toda la asistencia de gente y municiones que hubiese menester, resolvió el gobernador de ir en persona á la faccion, como lo hizo, con 900 infantes y 300 caballos; y llegando poco antes de dia, dieron el petardo en una puerta de la tierra, y obrando, segun se deseaba, se entró luego en ella estando descuidados y entregados al sueño los del castillo, los cuales por acudir apriesa á tomar las municiones, cayó una luz en la pólvora y fueron volados parte, con que se vieron obligados á rendirse los demas por la confusion con que se vieron, y entre ellos un coronel y veinte oficiales.

    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] 192 Esp (CDH )
      Me quedé contento, si bien siempre hacía escapadas, como fue en Salonique, que volviendo las espaldas la gente, después de ganado el Getato * de los judíos por la marina defensa que hacían en el castillo y viendo el Marqués más de cuarenta heridos, le pareció embarcar la gente, a lo que yo respondí: "Por cuatro trapos viejos que pierde Vuestra Excelencia deja de tomar un castillo. Aún quedan por descoger * las mejores piezas. Caballeros, ¡al petardo!". Y dicho y hecho: toda la nobleza acudió y el Marqués dijo: "¡Ea, caballeros, el diablo es mi paisano!". Dióse el petardo tan velozmente que, perdiendo solos dos hombres, fueron las puertas a tierra, que con esto y con el humazo se rindieron, valiendo la presa más de un millón.
  2. s. m. Engaño astuto y hábil y, en particular, el realizado con la intención de obtener algún beneficio económico.
    docs. (1686-2014) 40 ejemplos:
    • 1725 Torres Villarroel, D. Correo [2000] 113 Esp (CDH )

      Vuelve en ti, no seas loco, que estos son cuentecitos entre el papero y la mortaja, que solo pueden pasar entre tocas y mantillas. El que una vez se muere echa la bendición al mundo y no le volvemos a ver por acá. Y apenas expira, cuando se le olvida el leer, escribir y contar, que allá tienen una lengua y pluma con que se explican sin pluma ni lengua, y una práctica breve de números con que ajustan las cuentas en un abrir y cerrar de ojos. Y para que veas que estas cartas son petardo de algún alegrote que tiene gana de mofarte, vamos abriendo poco a poco.

      — Todo eso —dije—, aunque yo lo sabía, como me robó el miedo la reflexión, se huyó su memoria a lo más retirado de los sesos. Pero la sospecha que me queda para creer que son cartas del otro mundo es que el licenciado no me llevó porte por ellas, y en nuestras estafetas ya sabes que nos estafan uno o dos cuartos más que los regulares portes. Y el estudiante tenía una cara hambrienta, y no había de perderse veinte cuartos, que es lo menos que me podían costar.

    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. Estafa, engaño [...].
    • 1725 Torres Villarroel, D. Correo [2000] 113 Esp (CDH )

      Vuelve en ti, no seas loco, que estos son cuentecitos entre el papero y la mortaja, que solo pueden pasar entre tocas y mantillas. El que una vez se muere echa la bendición al mundo y no le volvemos a ver por acá. Y apenas expira, cuando se le olvida el leer, escribir y contar, que allá tienen una lengua y pluma con que se explican sin pluma ni lengua, y una práctica breve de números con que ajustan las cuentas en un abrir y cerrar de ojos. Y para que veas que estas cartas son petardo de algún alegrote que tiene gana de mofarte, vamos abriendo poco a poco.

      — Todo eso —dije—, aunque yo lo sabía, como me robó el miedo la reflexión, se huyó su memoria a lo más retirado de los sesos. Pero la sospecha que me queda para creer que son cartas del otro mundo es que el licenciado no me llevó porte por ellas, y en nuestras estafetas ya sabes que nos estafan uno o dos cuartos más que los regulares portes. Y el estudiante tenía una cara hambrienta, y no había de perderse veinte cuartos, que es lo menos que me podían costar.

    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 50 Vida Esp (CDH )

      Cuida de tu vida y deja que yo lleve y traiga la mía donde se me antojare, y vamos viviendo, sin añadir pesadumbres excusadas a una vida, que apenas puede con los petardos que sacó de la naturaleza.

    • 1768 Cruz, R. Presumida burlada [1986] Esp (CDH )
      Paje .Dice que vuelva el recado, / porque es su madre de usted, / que quiere darle un abrazo, / y que viene con su hermana / de usted y Colás Morado. *Doña María .¡Qué gracia! Ya sé quién son; / son unos pobres paisanos, / y a ella la llamo yo madre, / porque siendo yo de un año / me dio de mamar.Paje .Pues ésa / por acá no la mamamos.Doña María . Dila que vuelva mañana, / como te he dicho, y si acaso / porfía, di que no vuelva, / que no estoy para petardos.
    • 1774 Anónimo Querella criminal presentada por Jacinta Vera contra María Josepha Torres Documentos lingüísticos de Bolivia Bo (CDH )

      Llegando a mas que con su perberzo genio a bendido mis cortos Vestidos para mantener el ilicito Comercio con aquella Muger quitando el Pan de la Boca de sus hijos, y el mio; Y que yo lo mantenga haciendo petardos y drogas; Y mas a dicho (hablando con deuido Respeto), que Yo lo mantenga yendo a Tambo a malear, y otras insolentes Razones, que no son dignas de poner en la atencion de Vuesa merced [...].

    • c1790 Rdz Arellano, V. Celoso D. Lesmes [2003] Esp (CDH )
      DUQUEPues retiraos, / D. Andrés, por si es preciso / valernos del otro chasco / que tenemos prevenido, / que es un consejo acertado, / que no os conozca.ANDRÉSEstá bien. (Vase.)DUQUEDiles que entren. (Vase el criado.)FRANCISCO El petardo / más gracioso que se ha visto / ha de ser el proyectado.
    • 1809 Glz Mateo, S. Vida trágica [1917] Esp (CDH )

      Me presenté con la carta al mercader, quien, hecho cargo de todo el contenido, me dixo: «Señor, por esta carta no me determino darle un quarto, porque hace diez meses que se escribió y así puede ser que Vmd. se la aya quitado a Reynosa de la celda, o haberla perdido y hallarla usted, etc». Dijo bien el mercader, y mas en un Madrid, en donde todos los dias acontecen petardos mas orijinales; por lo qual le supliqué llebase a bien ir conmigo a verificar la verdad y sencillez mia. Convino en ello, y presentado ante el Padre Reinosa le dixo: «Puede usted, señor comerciante, entregar a este clerigo los ocho mil reales y cuanto tenga en su tienda»: a cuias expresiones, que tanto me abonaban, se avergonzó el mercader. Me suplicó que le siguiese a su casa, pues no tenia en la bolsa sino doscientos reales: me contenté con tal cantidad y me despedi de el. ¡O, y que ideas eran aquellas de las de hoy! Entonces, por punto de honor, me contenté con doscientos reales; y ahora que no tengo tal ocasion, no quedara satisfecho con los ocho mil que la carta del Padre Reynosa me proporcionaba; no pudiendo dicho fraile sin pecar tener un dinero, verificandose el nihil habentes et omnia possidentes.

    • 1832 Mesonero Romanos, R. Escenas 1832 Panorama matritense I Esp (CDH )

      La multitud de sus balcones y ventanas; la elegancia de su pintura, aún reciente, y las demás circunstancias que constituían su adorno exterior, me afirmaron en la idea de que iba a habitar en un palacio y en el seno de las comodidades; pero puse el pie en el portal y desapareció la ilusión, echando de ver, por mi desgracia, que éste era el primer petardo que se me ofrecía en Madrid.

    • 1845 Anónimo "Parte política. Sigüenza" [30-10-1845] El Heraldo (Madrid) (HD)
      [...] se matricularon y estudiaron los jóvenes la filosofia en seminarios el curso de 44 á 43, y ahora se hallan con el grandísimo petardo de que se resucita el citado decreto, y se les obliga á volver á estudiar el año que ya han estudiado, si han de seguir otra carrera que la teología.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] 60 Esp (CDH )
      Á nadie ofendo yo. Pues, pesia Francia, / ¿Por qué no he de reir, si á la chacota / Me provoca doquier la extravagancia? / Mas no te admires, nó, si alguna gota / Mezclo de amarga tuera con la risa / Que me respinga yá naturalota. / Oís? Ya, maldiciendo al que lo pisa, / Petardos vende el ciego por la plaza, / Y petardos el dengue de Melisa. /
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 148 Esp (CDH )

      Precisamente el trabajo de maquiavelismo más refinado del Arcediano consistía en mantener en la apariencia buenas relaciones con "el déspota", pasar como partidario suyo y minarle el terreno, prepararle una caída que ni la de don Rodrigo Calderón. Vastísimos eran los planes de Glocester, llenos de vueltas y revueltas, emboscadas y laberintos, trampas y petardos y hasta máquinas infernales.

    • 1910 Anónimo "Despedida mayo" [02-06-1910] El Eco de Navarra (Pamplona) (HD)
      Adiós, ingrato, informal, / sinvergüenza... petardero; / que después de haber pasado / la crueldad del invierno / con la alhagüeña esperanza / que en tí siempre la tenemos / para salir por los campos / y darnos buenos paseos / respirando los aromas / de las flores en su tiempo; / al Sol, esa antorcha roca / que señorea los cielos, nos los has tenido eclipsado / ó confuso por lo menos, / con abundantes borrascas / más propios del mes de Enero, / que tan sólo han celebrado / los cafés y paragüeros; / adios... [...] Adios... mes de los petardos, / adios Halley, adios Febo, / que ya nos vamos cansando / de tanto mirar al cielo. / Y por fin, mes delicioso, / el crédito te devuelvo / porque en el último dia / te despides con buen tiempo.
    • 1917 Albizu Sainz Murieta, J. Homilías [1921] Esp (CDH )

      Allí se abrirán las conciencias...; nihil est opertum quod non revelabitur...; ¡cuánta virtud ignorada!... ¡cuánto pecado oculto!... ¡qué petardos! ¿Qué pensaréis, sacrílegos que calláis pecados en la confesión...? Y se dará la sentencia...; qué distinta suerte venite, benedicti...; recédite a me, maledicti... Ultima mirada de envidia de los réprobos a los bienaventurados... Elijamos la sentencia que queramos...; ahora la hemos de merecer...

    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )

      — No seas simple, hija. Entre los dos abuelos, me parece que la cosa no tiene mucho de censurable. Pero me da miedo de que, ese loco, vaya a echarse esas voladas con gentes extrañas. Y, como no hay plata que le resista, con sus calaveradas y sus amoríos, vive más limpio que una patena y a punto de petardo.

      — ¿Y qué culpa tiene él de que todas las mujeres lo quieran?

      — ¡Sí! Para ti todos los hombres somos unos arrastrados, menos Martín; a ése te lo mandó Dios con el derecho de hacer lo que le dé su gana.

    • 1992 Larrainzar, P. Adiós Monseñor p. 137 Esp (BD)
      La caridad, excelencia, es imposible entre nosotros, por mucho que ustedes digan que nuestra misión principal consiste en predicar el amor; pues muy bien, prediquen hasta hartarse, ¡misión imposible!, que todo será inútil mientras no se haga lo otro; y hoy pienso ser breve porque esto de la caridad me parece el petardo más grande del catolicismo y supera mi capacidad de aguante; pero, Manuel, por Dios, si hay algo claro en el evangelio es el mandamiento del amor, sí señor, claro, pero es que los escoliastas y magos de la mixtificación ekespiritualista hacen tal juego de manos con la llamada caridad cristiana, que dan ganas de gritarles ¡sacrílegos!, pero no me voy a alterar, aunque sí a soltar los pelos de la lengua y decir qué pienso de todo este negocio sucio, y el más escamoteado porque lo plantean incorrectamente, vamos a ver.
    • 1999 Padilla Esteban, A. Trad Pasado llorarás, Himes p. 150 Esp (BD)
      Algunas prostitutas eran clientes habituales de la taberna. Sus vasos de «refresco» se rellenaban de un botellón que había bajo el mostrador. Otras veces las prostitutas entraban en la oficina de Dinty para conseguir lo que ellas llamaban un «petardo». A Jimmy le gustaba hablar con ellas; nunca supo bien por qué. De forma extraña, a ellas les gustaba escucharle, sobre todo cuando les daba un dólar, cosa que él hacía con frecuencia. Jimmy se pasó aquel invierno de principios de los años veinte en un rincón del sórdido y tenebroso figón de la avenida Washington, en Saint Louis, deslizando dólares de plata por alguna mesa mugrienta y contando al oído de prostitutas beodas historias de paraísos resplandecientes, sueños fascinantes y esperanzas cuyo límite no se detenía sino ante las estrellas.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...] m. Estafa, engaño [...].
    • 2002 Fdz Guardia, R. "Trad Viajes Centroamérica, Marr" p. 143 Costa Rica XIX CR (BD)
      Este espíritu mercantil resulta un triste fenómeno en un país agrícola por naturaleza. Toda la educación que se da a la juventud tiende a alejarla de su verdadera vocación; y no obstante que las gentes viejas de Costa Rica son tan honradas y tan francas, empiezan ya a ser muy confusos en los jóvenes los conceptos de la tuyo y lo mío. Padres de familia y educadores favorecen sistemáticamente esta inclinación a lucrar especulando, en vez de propender a ocupaciones arregladas. Estafas, petardos y raterías no son nada raros en los hijos de las mejores familias que concurren los sábados a la plaza en calidad de «trucheros». Después de haber engañado a dos o tres compradores, el resto de la mercadería se vende a cualquier precio.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. Estafa, engaño [...].
    • 1725 Torres Villarroel, D. Correo [2000] 113 Esp (CDH )

      Vuelve en ti, no seas loco, que estos son cuentecitos entre el papero y la mortaja, que solo pueden pasar entre tocas y mantillas. El que una vez se muere echa la bendición al mundo y no le volvemos a ver por acá. Y apenas expira, cuando se le olvida el leer, escribir y contar, que allá tienen una lengua y pluma con que se explican sin pluma ni lengua, y una práctica breve de números con que ajustan las cuentas en un abrir y cerrar de ojos. Y para que veas que estas cartas son petardo de algún alegrote que tiene gana de mofarte, vamos abriendo poco a poco.

      — Todo eso —dije—, aunque yo lo sabía, como me robó el miedo la reflexión, se huyó su memoria a lo más retirado de los sesos. Pero la sospecha que me queda para creer que son cartas del otro mundo es que el licenciado no me llevó porte por ellas, y en nuestras estafetas ya sabes que nos estafan uno o dos cuartos más que los regulares portes. Y el estudiante tenía una cara hambrienta, y no había de perderse veinte cuartos, que es lo menos que me podían costar.

    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Petardo. Se toma tambien por estáfa ú engaño que se hace [...].
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 50 Vida Esp (CDH )

      Cuida de tu vida y deja que yo lleve y traiga la mía donde se me antojare, y vamos viviendo, sin añadir pesadumbres excusadas a una vida, que apenas puede con los petardos que sacó de la naturaleza.

    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 68 Vida Esp (CDH )

      Todos hemos sido hombres ruines, pero hombres de bien, y hemos ganado la vida con oficios decentes, limpios de hurtos, petardos y picardías. Esta descendencia me ha dado Dios, y ésta es la que me conviene y me importa.

    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 71 Vida Esp (CDH )
      Esto nadie lo quiere confesar; pero atisbemos a todos los hipócritas, melancólicos embusteros, que suelen decir en sus prólogos que por el servicio de Dios, el bien del prójimo y redención de las almas, dan a luz aquella obra, y se hallará que ninguno nos la da de balde, y que empieza el petardo desde la dedicatoria, y que se espiritan de coraje contra los que no se la alaban e introducen.
    • 1743 Torres Villarroel, D. Vida I-IV [1972] 103 Vida Esp (CDH )
      Siendo (como diré más adelante, además de lo dicho) el escritor más desdichado y pobre de esta era, me he conducido, en las ciento y veinte dedicatorias que se pueden ver en mis librillos, con bizarría tan gloriosa, que he desmentido los créditos de petardo con que regularmente se miran estos cultos.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )
      Lo que es cierto, es, que estoy avergonzado y rabioso de ver que me dura mucho este oficio, que yo me metí en él con el ánimo de ser loco no más que media docena de años, y llevo ya el petardo de doce más, y según lo veo me parece que moriré en los cuernos de la locura, como el Torero en las hastas del Toro.
    • 1725-1744 Torres Villarroel, D. Pronósticos Piscator [2006] Esp (CDH )

      [...] tanta desvergüenza es que los hombres sean pobres como ricos, y que uno y otro no puede suceder sin delito, porque el que nace con sus miembros sanos, no tiene disculpa para no saber ganar el pan y el vestido; y el poderoso no lo puede ser, sino haciendo pobres a otros muchos [...].

      Suéltase el cimbalillo y la campana, / y suéltase la alegre tarabilla, / y suéltase también de Villa en Villa, / el diablo, que se estaba en Cantillana: / Vuélvese la alegría vana, vana, / y vuélvese a este tiempo le tortilla, / y todo lo revuelve una tablilla, / petardo original de honra holgazana. /
    • 1750 Torres Villarroel, D. Vida V [1972] Vida Esp (CDH )
      Dícenme que pudiera dejar de escribir; y es verdad que puedo; pero no quiero, que así paso muy buena vida, con sobrada comodidad, con quietud, con esparcimiento, sin sujeción, sin peligros, sin petardos, sin deudas, sin pretensiones, sin ceremonias y sin el más leve deseo hacia las dignidades ni a las abundancias; además que a mí ninguno me da nada porque esté callado y silencioso, y me lo dan cuando hablo y escribo; y así, quiero hablar y escribir a pesar de soberbios y tontos, que haciéndolo yo (como lo he hecho hasta ahora) con licencia de Dios y del rey, me burlaré de cuantos quieren poner candados a mi boca y cotos a mi fantasía.
    • 1750 Torres Villarroel, D. Vida V [1972] Vida Esp (CDH )
      Gozaba de esta felicidad con la serena añadidura de hallarme sin deudas, sin pretensiones, sin esperanzas y otros petardos enfadosos que se meten por nuestra inocencia o los busca nuestra codicia sin saber lo que se hace, para tener siempre al espíritu revuelto y enojado.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] 188 Esp (CDH )
      En memoria de este doctísimo varón, ornamento de la familia, se conservaban aquellas conclusiones en un marco de pino, dado con tinta de imprenta, y era tradición en la casa que, habiendo intentado dedicarlas primero a un obispo, después a un título y después a un oidor, todos se excusaron porque les olió a petardo; conque, desesperado el gimnasiarca (la tía Catuja le llamaba siempre el heresiarca) se las dedicó al santo Cristo de Villaquejida, haciéndole el gasto de la impresión un tío suyo, comisario del Santo Oficio.
    • 1759 Torres Villarroel, D. Vida VI [1972] 297 Vida Esp (CDH )
      Los salarios de mi cátedra, sacristías y administraciones me dan algo más de dos mil ducados al año, los que alimentan y arropan a toda la familia con tanto tino que, ajustada la cuenta el día de san Silvestre, quedamos pie con bolo, y empiezan al otro día de la Circuncisión nuevos ducados con nuevas comidas y vestidos, sin el miedo de caer en trampas, deudas ni otras castas de empeños y petardos producidos de los desórdenes voluntarios.
    • 1762 Cárdenas, S. Sistema navegar aires [1878] Pe (CDH )

      Hasta aquí no he faltada al trabajo que me proporciona el sustento, i el consejo es ofensivo; pues hace creer que me niego al trabajo. Yo no juego, ni me mantengo de un usura, ni vivo de petardos. Vivo de mi trabajo honrada i con la ayuda de Dios.

    • 1768 Cruz, Ramón de la Los hombres con juicio [1915] Esp (CDH )
      Pet. 1.ª ¿Y ahora, qué harán las del rancho / aventurero, que viven / á mercedes del petardo? Vieja .Aprender á hilar, ó irse / con otras que están hilando.
    • 1768 Cruz, R. Presumida burlada [1986] Esp (CDH )
      Paje .Dice que vuelva el recado, / porque es su madre de usted, / que quiere darle un abrazo, / y que viene con su hermana / de usted y Colás Morado. *Doña María .¡Qué gracia! Ya sé quién son; / son unos pobres paisanos, / y a ella la llamo yo madre, / porque siendo yo de un año / me dio de mamar.Paje .Pues ésa / por acá no la mamamos.Doña María . Dila que vuelva mañana, / como te he dicho, y si acaso / porfía, di que no vuelva, / que no estoy para petardos.
    • 1773 Cruz, R. Cortejo escarmentado [1986] Esp (CDH )
      Don Felipe¿Qué es eso?Don AtanasioDiez y seis mil / trescientos reales, y cuatro / maravedises y medio / de vellón.Don FelipeEl medio alabo.Don AtanasioEso prueba la conciencia / del mercader.Don Felipe¡Qué petardo! / ¿Qué ha sacado esa mujer / que tanto importa? Don AtanasioVeamos.
    • c1774 Isla, J. F. Cicerón [1965] Esp (CDH )
      Mas oíd otro caso mui estraño, / Y es que assí Marco y Elvia, ambos a dos, / Eran de carne y huesso como vos.Dígolo porque allá nuestros Abuelos, / Quando algún hombre vían hazañoso, / Padre, o Madre buscábanle en los Cielos, / Ni a Dios, ni a Diosa dejaban en reposo, / Que luego los traían por los pelos. / Invención de algún pícaro Raposo, / O ya para encubrir algún petardo, / O decir de algún Tal, que era un bastardo.
    • 1774 Anónimo Querella criminal presentada por Jacinta Vera contra María Josepha Torres Documentos lingüísticos de Bolivia Bo (CDH )

      Llegando a mas que con su perberzo genio a bendido mis cortos Vestidos para mantener el ilicito Comercio con aquella Muger quitando el Pan de la Boca de sus hijos, y el mio; Y que yo lo mantenga haciendo petardos y drogas; Y mas a dicho (hablando con deuido Respeto), que Yo lo mantenga yendo a Tambo a malear, y otras insolentes Razones, que no son dignas de poner en la atencion de Vuesa merced [...].

    • c1775 Anónimo Guía nueva [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Por la calle del Espejo / el Deseo vive entrando. / El Logro, en la de Peligros; / el Hurto, calle del Gato. / El Ocio y el Apetito / viven en un mismo cuarto, / en la de la Libertad. / Paciencia, junto a San Marcos. / Siga, siga la guía. / Siga la idea, / que tiene en sus conceptos / sal y pimienta. / El Petardo, al Mediodía. / Promesas, calle de Francos, / con sastres y zapateros / la Mentira ha puesto cuarto. / La Conciencia, calle Ancha. / La Prudencia se ha mudado. / En la calle de Valverde / la Esperanza a quinto alto. /
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Petardo, lo mismo que estafa, pegata, engaño.
    • c1790 Rdz Arellano, V. Celoso D. Lesmes [2003] Esp (CDH )
      DUQUEPues retiraos, / D. Andrés, por si es preciso / valernos del otro chasco / que tenemos prevenido, / que es un consejo acertado, / que no os conozca.ANDRÉSEstá bien. (Vase.)DUQUEDiles que entren. (Vase el criado.)FRANCISCO El petardo / más gracioso que se ha visto / ha de ser el proyectado.
    • c1790 Rdz Arellano, V. Celoso D. Lesmes [2003] Esp (CDH )
      Y pasando al otro punto, / yo soy de traza tan fea, / que no me miro al espejo / por no morir de vergüenza; / a más de esto, mi joroba / es cosa que tanto pesa, / que no creo haya mujer / que sobrellevarla pueda; / conque a Fátima, encajarle / este petardo, es quimera, / y exponerme a muchas cosas / que es mejor que no se sepan; / y así doy a vmd. mil gracias / por los favores; mas crea, / que aunque toda morería / se conjure, es friolera, / que una vez que soy casado, / según dicen en mi tierra, / casado habré de morir / que no es poca penitencia.
    • 1809 Glz Mateo, S. Vida trágica [1917] Esp (CDH )

      Me presenté con la carta al mercader, quien, hecho cargo de todo el contenido, me dixo: «Señor, por esta carta no me determino darle un quarto, porque hace diez meses que se escribió y así puede ser que Vmd. se la aya quitado a Reynosa de la celda, o haberla perdido y hallarla usted, etc». Dijo bien el mercader, y mas en un Madrid, en donde todos los dias acontecen petardos mas orijinales; por lo qual le supliqué llebase a bien ir conmigo a verificar la verdad y sencillez mia. Convino en ello, y presentado ante el Padre Reinosa le dixo: «Puede usted, señor comerciante, entregar a este clerigo los ocho mil reales y cuanto tenga en su tienda»: a cuias expresiones, que tanto me abonaban, se avergonzó el mercader. Me suplicó que le siguiese a su casa, pues no tenia en la bolsa sino doscientos reales: me contenté con tal cantidad y me despedi de el. ¡O, y que ideas eran aquellas de las de hoy! Entonces, por punto de honor, me contenté con doscientos reales; y ahora que no tengo tal ocasion, no quedara satisfecho con los ocho mil que la carta del Padre Reynosa me proporcionaba; no pudiendo dicho fraile sin pecar tener un dinero, verificandose el nihil habentes et omnia possidentes.

    • 1809 Glz Mateo, S. Vida trágica [1917] 367 Esp (CDH )

      Sufrimos el disparate y volvimos la misma tarde a Laguardia con un caballo de un tio; lo qual sabido por su merced, despachó un criado con orden de que entregaramos el caballo a un hijo de mi sastre, D. Juaquin de Muro (por ser sacerdote por atropellamientos de frailes), para que asistiese a la voda: imponiendonos a los hijos la estrecha precision de que no nos presentasemos so pena de exponernos a tener que sentir. Enfadados de amenaza y prohivicion que, necesariamente obedecida, habia de causar escandalo, no entregamos el caballo, «antes si vayamos a la voda en el»; y al entrar donde se hallaba el concurso, nuestro padre, que segun su usanza se paseaba con sombrero blanco y chupa de San Antonio, se dirigio a una alcova en busca de la espada; cuia ejecucion impidieron los asistentes retirandolo (como lo que era) a un quarto. Con estos principios empezó a ahogarse el regocixo, siguiendo en aumento la turbacion, sintiendo todos haber concurrido a tal petardo y desazon.

    • 1832 Mesonero Romanos, R. Escenas 1832 Panorama matritense I Esp (CDH )

      La multitud de sus balcones y ventanas; la elegancia de su pintura, aún reciente, y las demás circunstancias que constituían su adorno exterior, me afirmaron en la idea de que iba a habitar en un palacio y en el seno de las comodidades; pero puse el pie en el portal y desapareció la ilusión, echando de ver, por mi desgracia, que éste era el primer petardo que se me ofrecía en Madrid.

    • 1845 Anónimo "Parte política. Sigüenza" [30-10-1845] El Heraldo (Madrid) (HD)
      [...] se matricularon y estudiaron los jóvenes la filosofia en seminarios el curso de 44 á 43, y ahora se hallan con el grandísimo petardo de que se resucita el citado decreto, y se les obliga á volver á estudiar el año que ya han estudiado, si han de seguir otra carrera que la teología.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] 60 Esp (CDH )
      Á nadie ofendo yo. Pues, pesia Francia, / ¿Por qué no he de reir, si á la chacota / Me provoca doquier la extravagancia? / Mas no te admires, nó, si alguna gota / Mezclo de amarga tuera con la risa / Que me respinga yá naturalota. / Oís? Ya, maldiciendo al que lo pisa, / Petardos vende el ciego por la plaza, / Y petardos el dengue de Melisa. /
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Tal vez de aquí provino, y ésta es conjetura del cronista, que el lector puede admitir o rechazar a su gusto, la antigua y aún no extinguida costumbre de esas regocijadas y traviesas correrías de jóvenes escolares, o estudiantes de la tuna, que llevando su alegría y su música por caminos, ventas y pueblos, solían dejar también rastro y recuerdo sonado de galantes aventuras, de ingeniosos petardos, de picantes y graciosas respuestas, de chistosísimos hurtos, de oportunas ocurrencias y de gratísimas y desenfadadas burlas, por más que a este concierto de aplausos se mezclase alguna que otra acusación de lamentados gallinicidios, destripadas corambres, jamones desaparecidos, chorizos eclipsados, palomas sacrificadas, conejos trasconejados y otros garbeos de la misma laya.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

      La especie, como ya he indicado, ha sufrido todas las transformaciones propias de la época moderna; pero se ha multiplicado con tan desastrosa fecundidad, que hoy más que nunca merecen los tales tipos el más cuidadoso examen, porque nunca más que hoy es por extremo difícil, por no decir imposible, el trazar exteriormentela línea divisoria que con seguridad y exactitud separa y distingue al honrado y cumplido caballero de este otro petardo social y viviente, que se llama el Caballero de Industria.

    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 148 Esp (CDH )

      Precisamente el trabajo de maquiavelismo más refinado del Arcediano consistía en mantener en la apariencia buenas relaciones con "el déspota", pasar como partidario suyo y minarle el terreno, prepararle una caída que ni la de don Rodrigo Calderón. Vastísimos eran los planes de Glocester, llenos de vueltas y revueltas, emboscadas y laberintos, trampas y petardos y hasta máquinas infernales.

    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )

      Como eso de leyes y constitucionalidad no pasaba de ser una especie de ratonera con queso rancio, en la que caen pericotillos inocentuelos para que los gatos saquen el vientre de mal año, los de la logia proclamaban la dictadura de un joven, ¡y abajo antiguallas!, que de la juventud es el porvenir, y sólo los muchachos saben hacer bien y en regla las cosas. Los viejos ni siquiera sirven para dar hijos rollizos a la patria, que bien los ha menester. ¡Ea! Los viejos a la tumba y los jóvenes a la obra.

      So capa de ciencia, suficiencia y experiencia, buenos petardos le han traído al Perú los tales vejestorios.

    • 1896 Carrasquilla, T. Frutos tierra [1952] Co (CDH )

      Un cachacotan elegante en el vestir cuanto distinguido en el trato con las señoras, de amenísima conversación, que baila el bostoncomo un trompo, que sostiene una broma con tan fino gracejo, ¿ha menester referencias y recomendaciones de nadie? No tal: con presentarse en sociedad él mismo se recomienda.

      Pero a estas relaciones les tenía César cierto recelillo y las llevaba con mucho ten con ten. Había tantos petardos sociales, tanta siembra y tan poca cosecha: el ramo de cumpleaños, el regalo de boda, un gasto imprevisto en algún parrandón con señoras. Eso era mejor de lejitos.

      Su encanto, su centro, eran los casinos, los cafés y lugares de recreo: allí no había pejigueras, sino obsequios de champagne, brandy y helados; sino convites opíparos de día y de noche; sino juego recio y decente, donde, entre veras y chanzas, podía una apuestica volantona traerle un gaje gordo; donde, con algún traguete de ron, ofrecido con aquella magia suya, podía pasar por un Lorenzo el Magnífico; donde podía presentarse por ahí alguito propio para el escamoteo: un portamonedas, una carterita, por ejemplo.

    • 1910 Anónimo "Despedida mayo" [02-06-1910] El Eco de Navarra (Pamplona) (HD)
      Adiós, ingrato, informal, / sinvergüenza... petardero; / que después de haber pasado / la crueldad del invierno / con la alhagüeña esperanza / que en tí siempre la tenemos / para salir por los campos / y darnos buenos paseos / respirando los aromas / de las flores en su tiempo; / al Sol, esa antorcha roca / que señorea los cielos, nos los has tenido eclipsado / ó confuso por lo menos, / con abundantes borrascas / más propios del mes de Enero, / que tan sólo han celebrado / los cafés y paragüeros; / adios... [...] Adios... mes de los petardos, / adios Halley, adios Febo, / que ya nos vamos cansando / de tanto mirar al cielo. / Y por fin, mes delicioso, / el crédito te devuelvo / porque en el último dia / te despides con buen tiempo.
    • 1917 Albizu Sainz Murieta, J. Homilías [1921] Esp (CDH )

      Allí se abrirán las conciencias...; nihil est opertum quod non revelabitur...; ¡cuánta virtud ignorada!... ¡cuánto pecado oculto!... ¡qué petardos! ¿Qué pensaréis, sacrílegos que calláis pecados en la confesión...? Y se dará la sentencia...; qué distinta suerte venite, benedicti...; recédite a me, maledicti... Ultima mirada de envidia de los réprobos a los bienaventurados... Elijamos la sentencia que queramos...; ahora la hemos de merecer...

    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )

      — No seas simple, hija. Entre los dos abuelos, me parece que la cosa no tiene mucho de censurable. Pero me da miedo de que, ese loco, vaya a echarse esas voladas con gentes extrañas. Y, como no hay plata que le resista, con sus calaveradas y sus amoríos, vive más limpio que una patena y a punto de petardo.

      — ¿Y qué culpa tiene él de que todas las mujeres lo quieran?

      — ¡Sí! Para ti todos los hombres somos unos arrastrados, menos Martín; a ése te lo mandó Dios con el derecho de hacer lo que le dé su gana.

    • 1992 Larrainzar, P. Adiós Monseñor p. 137 Esp (BD)
      La caridad, excelencia, es imposible entre nosotros, por mucho que ustedes digan que nuestra misión principal consiste en predicar el amor; pues muy bien, prediquen hasta hartarse, ¡misión imposible!, que todo será inútil mientras no se haga lo otro; y hoy pienso ser breve porque esto de la caridad me parece el petardo más grande del catolicismo y supera mi capacidad de aguante; pero, Manuel, por Dios, si hay algo claro en el evangelio es el mandamiento del amor, sí señor, claro, pero es que los escoliastas y magos de la mixtificación ekespiritualista hacen tal juego de manos con la llamada caridad cristiana, que dan ganas de gritarles ¡sacrílegos!, pero no me voy a alterar, aunque sí a soltar los pelos de la lengua y decir qué pienso de todo este negocio sucio, y el más escamoteado porque lo plantean incorrectamente, vamos a ver.
    • 1999 Padilla Esteban, A. Trad Pasado llorarás, Himes p. 150 Esp (BD)
      Algunas prostitutas eran clientes habituales de la taberna. Sus vasos de «refresco» se rellenaban de un botellón que había bajo el mostrador. Otras veces las prostitutas entraban en la oficina de Dinty para conseguir lo que ellas llamaban un «petardo». A Jimmy le gustaba hablar con ellas; nunca supo bien por qué. De forma extraña, a ellas les gustaba escucharle, sobre todo cuando les daba un dólar, cosa que él hacía con frecuencia. Jimmy se pasó aquel invierno de principios de los años veinte en un rincón del sórdido y tenebroso figón de la avenida Washington, en Saint Louis, deslizando dólares de plata por alguna mesa mugrienta y contando al oído de prostitutas beodas historias de paraísos resplandecientes, sueños fascinantes y esperanzas cuyo límite no se detenía sino ante las estrellas.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...] m. Estafa, engaño [...].
    • 2002 Fdz Guardia, R. "Trad Viajes Centroamérica, Marr" p. 143 Costa Rica XIX CR (BD)
      Este espíritu mercantil resulta un triste fenómeno en un país agrícola por naturaleza. Toda la educación que se da a la juventud tiende a alejarla de su verdadera vocación; y no obstante que las gentes viejas de Costa Rica son tan honradas y tan francas, empiezan ya a ser muy confusos en los jóvenes los conceptos de la tuyo y lo mío. Padres de familia y educadores favorecen sistemáticamente esta inclinación a lucrar especulando, en vez de propender a ocupaciones arregladas. Estafas, petardos y raterías no son nada raros en los hijos de las mejores familias que concurren los sábados a la plaza en calidad de «trucheros». Después de haber engañado a dos o tres compradores, el resto de la mercadería se vende a cualquier precio.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. Estafa, engaño [...].
    pegar petardo petardear
    docs. (1739-1883) 12 ejemplos:
    • 1739 León Ortega, F. Pronostico entretenido, estrado damas Esp (BD)
      SEÑORES mios, vamos claros, venga esse dinero, y vaya de murmuracion; á mí, como me paguen el Pronostico, me pagan la burla. De que me le desquarticen, me daré por sentido; de que me le hagan quartos, quedaré gustoso [...]. Si la introduccion es mala, no sé como lo es, porque en este tiempo vale mucho qualquier introduccion, y con la mia el mayor petardo, que se pega, es de dos reales, y para esso llevan quatro de zarambeque.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )
      El jueves de compadres y el 28 de diciembre son días en los que es lícito pegar un petardo, cuya grosería se disimula por medio de una décima o de un romancillo.
    • 1739 León Ortega, F. Pronostico entretenido, estrado damas Esp (BD)
      SEÑORES mios, vamos claros, venga esse dinero, y vaya de murmuracion; á mí, como me paguen el Pronostico, me pagan la burla. De que me le desquarticen, me daré por sentido; de que me le hagan quartos, quedaré gustoso [...]. Si la introduccion es mala, no sé como lo es, porque en este tiempo vale mucho qualquier introduccion, y con la mia el mayor petardo, que se pega, es de dos reales, y para esso llevan quatro de zarambeque.
    • 1740 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IX (S) [2004] Esp (CDH )

      Pág. 39, dice, como puesto ya de cardenal en Sevilla, con libramiento y firma fingida de el Marqués de Tarifa, embaxador a la sazón por Hespaña en Roma, cobró de su mayordomo en aquella ciudad treinta mil ducados. Vaya que pudiesse pegar el petardo. ¿Pero el Mayordomo dexaría de escribirlo luego a su amo? ¿Este no le respondería, que tal libranza no havía dado, ni tal cardenal, ni otro con tal comissión havía salido de Roma? Puesto esto, ¿el mayordomo no havía de gritar el embuste, y descubrir a todo el mundo la maraña?

    • 1768 Anónimo Maja petardista [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Paca. / (Sale la señora Mariana de maja.) / Mi oficio, aquesta noche, / no me acomoda, / pues por mucho que venda, / poco se ahorra. / Así he pensado / estarme quieta / y hacerme niña / en la majeza, / hasta que yo consiga / que alguno llegue / (sí, sí) / y le pegue un petardo / de los que suele / pegar aquesta niña / (sí, sí) / siempre que puede.
    • 1778 Cruz, Ramón de la El marido discreto [1972] Esp (CDH )
      Don Martín .No seas pesado; / una vez que no es a escote / formal de dinero en mano, / sonará el nombre de Isidro / y será quien pague Sancho. / Tú baila bien, come, brinda / por el tonto que hace el gasto.Perico .¿Y si son dos?Don Martín . Por los tontos, / aunque sean veinticuatro; / y no preguntes por quién / ni a quién se pega el petardo. /
    • 1788 Anónimo Petición de los vecinos de Jolguin sobre su obligación de asistir a la parroquia de Pampagrande Documentos lingüísticos de Bolivia Bo (CDH )

      Los vecinos de esta estancia de Jolguin y sus moradores ante la piedad de V.S.Yustrisimâ; con el profundo rendimiento, que devemos parecemos, y decimos: Que haviendo notificadonos el Theniente de Cura Don Josef Manuel Merino de que se havia ordenado por V.S.Yustrisimâ, que los moradores que reciden en este valle desde la casa de Don Blaz de Roxas para abajo como quien se [...] el camino al Beneficio de Chilon, ocurramos â la Biseparroquia de Pampagrande a que se nos subministren los aucilios Espirituales: aora quatro años se exclamo por los vecinos de este Jolguin a V.S.Ylustrisimâ con el correspondiente pedimento, y se proveio, que informase el Cura para determinar lo que hallare en justicia; y como se oculto este pedimento con su proveido el espacio de cinco meses, y en este intermedio haver tenido carta el Señor Vicario Ynterino de Samaipata Don Blaz Josef de Ripalda en que ocurriesemos al Pueblo por los Santos Sacramentos, y que no se pegase el petardo con esta gente por la mucha distancia, y desde entonces quedamos en pocecion del referido beneficio, y aunque despues llego la dicha providencia, y no nececitara de agitar, cesamos de esta solicitud por reconocer no ser ia necesario como mas bien se informara su integra justificacion de la justa pretencion nuestrâ, sin desviarnos de la berdad.

    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      PETARDO. s. m. [...] Pegar un petardo. f. Pedir dinero prestado á alguno y no volverlo, ó ejecutar alguna otra estafa ó engaño semejante.
    • 1877 Palma, R. Tradiciones peruanas IV [1967] Pe (CDH )

      Juanito era en su mocedad un grandísimo calavera. Vino de Andalucía a Lima en busca de la madre gallega (léase fortuna), y lejos de aspirar a encontrarla en el trabajo honrado, se dió al libertinaje y a vivir pegando hoy un petardo a éste y mañana al de más allá [...].

      De repente, un individuo que pasaba por la puerta del templo le arrebató el platillo, guardóse las monedas, y sin hacer caso de las protestas y gritos del ciego, continuó de prisa su camino y perdióse en la lóbrega calle de Afligidos.

      El ladrón era el tarambana de Juanito.

    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

      En resumen, la vida, hechos, milagros, hazañas, sonsacas y embestimientos de los tales industriosos caballeros era la ocupación maligna, constante, y para ellos en extremo productiva, de fingir negocios muy lucrativos, ofreciendo el oro y el moro en cambio de ciertos anticipos; inventar patrañas y embustes lisonjeros para doncelluecas y viejas apasionadas de otros, cuyas gratas mentiras pagaban a buen precio; granjearse la confianza de principales damas, siendo los confidentes y defensores de sus enredos y tramoyas, que ellos de mil modos explotaban; contar grandezas pasadas y mayores esperanzas futuras, que les abrían las escarcelas de los avaros; tramar importantes hurtos contra sastres, mercaderes y joyeros; trazar ingeniosas invenciones sobre historias verdaderas y por ellos averiguadas, en virtud de las cuales sustituían, como presentes, a personas que se hallaban en países muy distantes o que allí habían muerto, a fin de recoger herencias y pegar petardos de toda especie [...].

    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )
      El jueves de compadres y el 28 de diciembre son días en los que es lícito pegar un petardo, cuya grosería se disimula por medio de una décima o de un romancillo.
    • 1739 León Ortega, F. Pronostico entretenido, estrado damas Esp (BD)
      SEÑORES mios, vamos claros, venga esse dinero, y vaya de murmuracion; á mí, como me paguen el Pronostico, me pagan la burla. De que me le desquarticen, me daré por sentido; de que me le hagan quartos, quedaré gustoso [...]. Si la introduccion es mala, no sé como lo es, porque en este tiempo vale mucho qualquier introduccion, y con la mia el mayor petardo, que se pega, es de dos reales, y para esso llevan quatro de zarambeque.
    • 1740 Feijoo, B. J. Theatro crítico universal, IX (S) [2004] Esp (CDH )

      Pág. 39, dice, como puesto ya de cardenal en Sevilla, con libramiento y firma fingida de el Marqués de Tarifa, embaxador a la sazón por Hespaña en Roma, cobró de su mayordomo en aquella ciudad treinta mil ducados. Vaya que pudiesse pegar el petardo. ¿Pero el Mayordomo dexaría de escribirlo luego a su amo? ¿Este no le respondería, que tal libranza no havía dado, ni tal cardenal, ni otro con tal comissión havía salido de Roma? Puesto esto, ¿el mayordomo no havía de gritar el embuste, y descubrir a todo el mundo la maraña?

    • 1768 Cruz, Ramón de la La visita de duelo [1915] Esp (CDH )
      Las cuatro son de la tarde; / ya es hora de ir hacia el Prado / á ver si hay alguna moza / que me pegue algún petardo. / Mas ¿quien mete á Juan de Huete / si arremete ó no arremete? / Mejor será dar fin á este sainete.
    • 1768 Cruz, R. Segadoras [1915] Esp (CDH )
      Pelaya . Es que el amo conociera / sus malicias, y advirtiese / que á un señor de tantas prendas / no le está bien el tratarse / familiarmente con ellas, / y que tendrá mal partido, / porque son tan zalameras, / la Cecilia especialmente, / que le pegará cuarenta / petardos, y dirá luego / que el amo la galantea, / que la ofrece montes de oro / y que todo lo desprecia.
    • 1768 Anónimo Maja petardista [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Paca. / (Sale la señora Mariana de maja.) / Mi oficio, aquesta noche, / no me acomoda, / pues por mucho que venda, / poco se ahorra. / Así he pensado / estarme quieta / y hacerme niña / en la majeza, / hasta que yo consiga / que alguno llegue / (sí, sí) / y le pegue un petardo / de los que suele / pegar aquesta niña / (sí, sí) / siempre que puede.
    • 1773 Cruz, R. Cortejo escarmentado [1986] Esp (CDH )
      Pues tomemos el dinero, / sus presentes y regalos, / que mientras se gasta el suyo, / el mío puedo yo ahorrarlo.Visita1.ªMujer, ¿y tienes vergüenza / tú propia de confesarlo, / y tu marido de oírlo?Don PabloNo, señoras; y yo añado, / que es el amigo mejor / para pegarle un petardo.
    • 1778 Cruz, Ramón de la El marido discreto [1972] Esp (CDH )
      Don Martín .No seas pesado; / una vez que no es a escote / formal de dinero en mano, / sonará el nombre de Isidro / y será quien pague Sancho. / Tú baila bien, come, brinda / por el tonto que hace el gasto.Perico .¿Y si son dos?Don Martín . Por los tontos, / aunque sean veinticuatro; / y no preguntes por quién / ni a quién se pega el petardo. /
    • 1788 Anónimo Petición de los vecinos de Jolguin sobre su obligación de asistir a la parroquia de Pampagrande Documentos lingüísticos de Bolivia Bo (CDH )

      Los vecinos de esta estancia de Jolguin y sus moradores ante la piedad de V.S.Yustrisimâ; con el profundo rendimiento, que devemos parecemos, y decimos: Que haviendo notificadonos el Theniente de Cura Don Josef Manuel Merino de que se havia ordenado por V.S.Yustrisimâ, que los moradores que reciden en este valle desde la casa de Don Blaz de Roxas para abajo como quien se [...] el camino al Beneficio de Chilon, ocurramos â la Biseparroquia de Pampagrande a que se nos subministren los aucilios Espirituales: aora quatro años se exclamo por los vecinos de este Jolguin a V.S.Ylustrisimâ con el correspondiente pedimento, y se proveio, que informase el Cura para determinar lo que hallare en justicia; y como se oculto este pedimento con su proveido el espacio de cinco meses, y en este intermedio haver tenido carta el Señor Vicario Ynterino de Samaipata Don Blaz Josef de Ripalda en que ocurriesemos al Pueblo por los Santos Sacramentos, y que no se pegase el petardo con esta gente por la mucha distancia, y desde entonces quedamos en pocecion del referido beneficio, y aunque despues llego la dicha providencia, y no nececitara de agitar, cesamos de esta solicitud por reconocer no ser ia necesario como mas bien se informara su integra justificacion de la justa pretencion nuestrâ, sin desviarnos de la berdad.

    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      PETARDO. s. m. [...] Pegar un petardo. f. Pedir dinero prestado á alguno y no volverlo, ó ejecutar alguna otra estafa ó engaño semejante.
    • 1877 Palma, R. Tradiciones peruanas IV [1967] Pe (CDH )

      Juanito era en su mocedad un grandísimo calavera. Vino de Andalucía a Lima en busca de la madre gallega (léase fortuna), y lejos de aspirar a encontrarla en el trabajo honrado, se dió al libertinaje y a vivir pegando hoy un petardo a éste y mañana al de más allá [...].

      De repente, un individuo que pasaba por la puerta del templo le arrebató el platillo, guardóse las monedas, y sin hacer caso de las protestas y gritos del ciego, continuó de prisa su camino y perdióse en la lóbrega calle de Afligidos.

      El ladrón era el tarambana de Juanito.

    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

      En resumen, la vida, hechos, milagros, hazañas, sonsacas y embestimientos de los tales industriosos caballeros era la ocupación maligna, constante, y para ellos en extremo productiva, de fingir negocios muy lucrativos, ofreciendo el oro y el moro en cambio de ciertos anticipos; inventar patrañas y embustes lisonjeros para doncelluecas y viejas apasionadas de otros, cuyas gratas mentiras pagaban a buen precio; granjearse la confianza de principales damas, siendo los confidentes y defensores de sus enredos y tramoyas, que ellos de mil modos explotaban; contar grandezas pasadas y mayores esperanzas futuras, que les abrían las escarcelas de los avaros; tramar importantes hurtos contra sastres, mercaderes y joyeros; trazar ingeniosas invenciones sobre historias verdaderas y por ellos averiguadas, en virtud de las cuales sustituían, como presentes, a personas que se hallaban en países muy distantes o que allí habían muerto, a fin de recoger herencias y pegar petardos de toda especie [...].

    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )
      El jueves de compadres y el 28 de diciembre son días en los que es lícito pegar un petardo, cuya grosería se disimula por medio de una décima o de un romancillo.
    dar petardo petardear
    docs. (1686-1980) 16 ejemplos:
    • 1686 Anónimo Alborozo Brusselas toma Buda p. 1 (BD)
      Todo Poeta calce botas / Si volar quiere en su canto, / Que estas mas que los Coturnos / Por nuestra dicha volaron. / Por espuelas santiamenes, / Como quien trae algo malo, / La noticia panza al trote, / A las mesas dió petardo. / En un domingo suspensos, / Dudosos como esperando, / Quiso pues la Dominica, / De que en albis no quedamos.
    • 1980 Anónimo (Mirón) "Clamor" [02-04-1980] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      Digo esto porque una perspectiva de la referida plaza enfocando hacia el mar, hubiera sido imponente. Lo demás que se ha dado, una falacia, un engaño para quienes no conocen Castellón [...]. Mejor será que nos olviden. Cuando querramos hablar de Castellón lo haremos por otro sistema. Y no por el del petardo que nos dieron. Estoy altamente cabreado. Y conmigo muchos castellonenses.
    • 1686 Anónimo Alborozo Brusselas toma Buda p. 1 (BD)
      Todo Poeta calce botas / Si volar quiere en su canto, / Que estas mas que los Coturnos / Por nuestra dicha volaron. / Por espuelas santiamenes, / Como quien trae algo malo, / La noticia panza al trote, / A las mesas dió petardo. / En un domingo suspensos, / Dudosos como esperando, / Quiso pues la Dominica, / De que en albis no quedamos.
    • 1725 Torres Villarroel, D. Correo [2000] Esp (CDH )
      Que yo desprecie a quien con mala intención procura quitarme el sosiego, que me zumbe de mi opinión y de lo que los hombres llaman honra (que es el mayor petardo que Dios nos puede dar), que me ría de los delirios, abusos y engaños del mundo, pase, que al fin me han desengañado las experiencias y las noticias; pero que los muertos me envíen cartas y se vengan a responsos conmigo, como si fuera otro tal que ellos, no me hace buen estómago, que yo sospecho que tienen licencia.
    • 1768 Azara, J. N. Cartas Cartas a D. Manuel de Roda Esp (CDH )
      Cuanto estimo, y nunca olvidaré, lo que vd. se interesa por mí, otro tanto desprecio, que Azpuru sepa ó no sepa, lo que he escrito de él: por mas que tenga un coleto mayor que el de don Calceta para dar petardos, yo sé, que si supiera que se saben algunas de las cosas que dice Pisani, que le temblaria la barba.
    • c1785 Anónimo Rosquillera [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Abate.Ven conmigo.Teresa.Usted me quiere perder.Abate.Eso no es cierto.Teresa.Lo sé muy bien. / Oigame dos palabras / y respóndame usted. / Yo soy casada / de pocos años, / y mi marido / nunca fué Marcos. / Si le dolieran / algo los cascos, / me molería / sin duda a palos.Abate. / Di qué temores, / Di qué cuidados, / costarte puede / darle un petardo. / Con los maridos / fácil he hallado, / cuando hay dinero, / pegarles chascos. Teresa.No puede ser, / que es muy taimado, / y es imposible / el engañarlo. / Además de esto / no sabe, acaso, / si los abates / son hembra o macho.
    • 1787 Iriarte, T. Señorito mimado [1986] 307 Esp (CDH )
      pantoja¡Notario! / Ya... ¡Por vida de mi abuelo! / ¿Le dio usted dinero?felipaEn oro.pantoja¿Y él... soltó un papel?Dª. DomingaEs cierto.pantoja / Adiós. Diéronla el petardo.
    • c1790 Rdz Arellano, V. Celoso D. Lesmes [2003] Esp (CDH )
      Esta boda lastimera / ya no fui en hacerla tardo, / mas Lesmes nos dio un petardo / que al diablo no le ocurriera. / Él que por nada se ataja, / aunque la pasión lo emboba, / bien que tiene una corcova / lo mismo que una tinaja, / con artificiosa trama / este defecto encubrió, / pues enfermo se fingió, / y nos recibió en la cama. / Así fue la boda hecha / sin caer en tal cautela, / con que la pobre Marcela / tuvo que aguantar la mecha. /
    • 1809 Glz Mateo, S. Vida trágica [1917] Esp (CDH )
      Volvi a mi quarto y discurriendo como dar un petardo a la muerte, al cirujano y al padre, lo logré, tomando media libra de sal de igera mezclandole agua, resultandome prontamente tan copioso bomito por la voca y trasero, que quedé sano en el termino de dos horas.
    • 1849 Navarro Villoslada, F. Doña Urraca [2003] Esp (CDH )

      Constanza no ha muerto... Ella, ella misma me lo ha dicho. Sé positivamente que nuestro matrimonio es nulo, que la ceremonia ha sido una farsa horrenda, sacrílega...; lo habéis reconocido y confesado poco ha... ¡Y, sobre todo, la he visto, la he visto! Su cuarto es éste, su alcoba es ésa... Ahí estaba cuando la arrancaron, pocos días ha, desvanecida como otras tantas veces..., y ahí ha vuelto... Ahí está. Entrad y vedla.

      — ¡Cómo! ¿A Constanza? ¿Estáis loca? ¡Oh! ¡La mataría si fuese capaz de darme nuevo petardo! No, no puede ser... Hace un mes que vivo menos mortificado, y es la mejor prueba de que estoy libre de ella.

    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      — ¡Quedo, señor Montúfar! Alonso Godínez es honrado y bravo a carta cabal.

      — Y con toda su honradez y bravura, eche usarced por arriba o eche por abajo —insistió el catalán—, una pícara hembra lo trae camino de la horca.

      — ¡Reniego de las mujeres y de los petardos que dan! La mejorcita corta un pelo en el aire. ¡Mal haya el bruto que se pirra por ellas! Yo lo digo, y firma el rey.

    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Largo rato permanecieron allí, departiendo acerca de los chascos y petardos, que suelen dar las apariencias de los hombres, conviniendo en que nadie hubiera podido figurarse aquella tentativa de parte de don Agapito, atendido su carácter y aún el estado de salud en que se encontraba.
    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      — Pues bien, señor mío, ninguna de estas creencias ha dejado de ser en mí un tremendo error. Empiezo por usted, que me ha dado el gran petardo, porque no sólo le admite la sociedad, sino que se adapta usted admirablemente a ella. Crecen como la espuma sus riquezas, y la sociedad que nada agradece tanto como el que le lleven dinero, no ve en usted el hombre ordinario que asalta las alturas, sino un ser superior, dotado de gran inteligencia. Y le hacen senador, y le admiten en todas partes, y se disputan su amistad, y le aplauden y glorifican, sin distinguir si lo que dice es tonto o discreto, y le mima la Aristocracia, y le aclama la Clase Media, y le sostiene el Estado, y le bendice la Iglesia [...].

    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] I, 138 Ch (CDH )

      — Usted adelantará por mí; después nos arreglaremos, añadió Stephan golpeándole familiarmente elhombro.

      Sin esperar la respuesta de Cucho, se acercó entonces á conversar con Mercedes.

      Palomares, entre contento y mohino, se alejó arrastrando consigo á Cuadrilla, so pretexto de que no era chicque estuviera ahí de guardián de su mujer. Para consolarse del petardo que le daba el príncipe, contaba con aires de familiar elegancia á todos los conocidos que hallaba al paso, que su alteza acababa de darle un tuyauinfalible y que iban á apostar á medias.

    • 1961 Grosso, A. Zanja [1984] 261 Esp (CDH )

      — Si vamos a ir, en marcha —dice Antonio—. En marcha y ojo con dar el petardo. Porque vosotros dos sois de los que si no la dan a la entrada la dan a la salida.

    • 1980 Anónimo (Mirón) "Clamor" [02-04-1980] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      Digo esto porque una perspectiva de la referida plaza enfocando hacia el mar, hubiera sido imponente. Lo demás que se ha dado, una falacia, un engaño para quienes no conocen Castellón [...]. Mejor será que nos olviden. Cuando querramos hablar de Castellón lo haremos por otro sistema. Y no por el del petardo que nos dieron. Estoy altamente cabreado. Y conmigo muchos castellonenses.
    • 1686 Anónimo Alborozo Brusselas toma Buda p. 1 (BD)
      Todo Poeta calce botas / Si volar quiere en su canto, / Que estas mas que los Coturnos / Por nuestra dicha volaron. / Por espuelas santiamenes, / Como quien trae algo malo, / La noticia panza al trote, / A las mesas dió petardo. / En un domingo suspensos, / Dudosos como esperando, / Quiso pues la Dominica, / De que en albis no quedamos.
    • 1725 Torres Villarroel, D. Correo [2000] Esp (CDH )
      Que yo desprecie a quien con mala intención procura quitarme el sosiego, que me zumbe de mi opinión y de lo que los hombres llaman honra (que es el mayor petardo que Dios nos puede dar), que me ría de los delirios, abusos y engaños del mundo, pase, que al fin me han desengañado las experiencias y las noticias; pero que los muertos me envíen cartas y se vengan a responsos conmigo, como si fuera otro tal que ellos, no me hace buen estómago, que yo sospecho que tienen licencia.
    • 1768 Azara, J. N. Cartas Cartas a D. Manuel de Roda Esp (CDH )
      Cuanto estimo, y nunca olvidaré, lo que vd. se interesa por mí, otro tanto desprecio, que Azpuru sepa ó no sepa, lo que he escrito de él: por mas que tenga un coleto mayor que el de don Calceta para dar petardos, yo sé, que si supiera que se saben algunas de las cosas que dice Pisani, que le temblaria la barba.
    • c1785 Anónimo Rosquillera [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Abate.Ven conmigo.Teresa.Usted me quiere perder.Abate.Eso no es cierto.Teresa.Lo sé muy bien. / Oigame dos palabras / y respóndame usted. / Yo soy casada / de pocos años, / y mi marido / nunca fué Marcos. / Si le dolieran / algo los cascos, / me molería / sin duda a palos.Abate. / Di qué temores, / Di qué cuidados, / costarte puede / darle un petardo. / Con los maridos / fácil he hallado, / cuando hay dinero, / pegarles chascos. Teresa.No puede ser, / que es muy taimado, / y es imposible / el engañarlo. / Además de esto / no sabe, acaso, / si los abates / son hembra o macho.
    • 1787 Iriarte, T. Señorito mimado [1986] 307 Esp (CDH )
      pantoja¡Notario! / Ya... ¡Por vida de mi abuelo! / ¿Le dio usted dinero?felipaEn oro.pantoja¿Y él... soltó un papel?Dª. DomingaEs cierto.pantoja / Adiós. Diéronla el petardo.
    • c1790 Rdz Arellano, V. Celoso D. Lesmes [2003] Esp (CDH )
      Esta boda lastimera / ya no fui en hacerla tardo, / mas Lesmes nos dio un petardo / que al diablo no le ocurriera. / Él que por nada se ataja, / aunque la pasión lo emboba, / bien que tiene una corcova / lo mismo que una tinaja, / con artificiosa trama / este defecto encubrió, / pues enfermo se fingió, / y nos recibió en la cama. / Así fue la boda hecha / sin caer en tal cautela, / con que la pobre Marcela / tuvo que aguantar la mecha. /
    • 1809 Glz Mateo, S. Vida trágica [1917] Esp (CDH )
      Volvi a mi quarto y discurriendo como dar un petardo a la muerte, al cirujano y al padre, lo logré, tomando media libra de sal de igera mezclandole agua, resultandome prontamente tan copioso bomito por la voca y trasero, que quedé sano en el termino de dos horas.
    • 1849 Navarro Villoslada, F. Doña Urraca [2003] Esp (CDH )

      Constanza no ha muerto... Ella, ella misma me lo ha dicho. Sé positivamente que nuestro matrimonio es nulo, que la ceremonia ha sido una farsa horrenda, sacrílega...; lo habéis reconocido y confesado poco ha... ¡Y, sobre todo, la he visto, la he visto! Su cuarto es éste, su alcoba es ésa... Ahí estaba cuando la arrancaron, pocos días ha, desvanecida como otras tantas veces..., y ahí ha vuelto... Ahí está. Entrad y vedla.

      — ¡Cómo! ¿A Constanza? ¿Estáis loca? ¡Oh! ¡La mataría si fuese capaz de darme nuevo petardo! No, no puede ser... Hace un mes que vivo menos mortificado, y es la mejor prueba de que estoy libre de ella.

    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      — ¡Quedo, señor Montúfar! Alonso Godínez es honrado y bravo a carta cabal.

      — Y con toda su honradez y bravura, eche usarced por arriba o eche por abajo —insistió el catalán—, una pícara hembra lo trae camino de la horca.

      — ¡Reniego de las mujeres y de los petardos que dan! La mejorcita corta un pelo en el aire. ¡Mal haya el bruto que se pirra por ellas! Yo lo digo, y firma el rey.

    • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] Esp (CDH )
      Se fabricarán económicos y seguros polizontes de tornillo, tan graves, tan tiesos y tan bien imitados, que no se alterarán aunque se cometa junto á ellos el robo de más importancia, y darán un petardo á cualquiera.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Largo rato permanecieron allí, departiendo acerca de los chascos y petardos, que suelen dar las apariencias de los hombres, conviniendo en que nadie hubiera podido figurarse aquella tentativa de parte de don Agapito, atendido su carácter y aún el estado de salud en que se encontraba.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

      — Ese es el camino, añadió José, y así nos quitaremos de tratar con perdularios y familias hambrías, que parecen y no son, como le sucede a la gente de don Agapito, que todo se vuelve lamentos y súplicas, sin que nunca se resuelvan a largar el precio del rescate.

      — No me hables de esa familia, respondió muy enojado el Tío Martín; porque cada vez que pienso en el petardo que nos han dado esos gansos de Alberto, Cagarrache.

    • 1894 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      — Pues bien, señor mío, ninguna de estas creencias ha dejado de ser en mí un tremendo error. Empiezo por usted, que me ha dado el gran petardo, porque no sólo le admite la sociedad, sino que se adapta usted admirablemente a ella. Crecen como la espuma sus riquezas, y la sociedad que nada agradece tanto como el que le lleven dinero, no ve en usted el hombre ordinario que asalta las alturas, sino un ser superior, dotado de gran inteligencia. Y le hacen senador, y le admiten en todas partes, y se disputan su amistad, y le aplauden y glorifican, sin distinguir si lo que dice es tonto o discreto, y le mima la Aristocracia, y le aclama la Clase Media, y le sostiene el Estado, y le bendice la Iglesia [...].

    • 1904 Blest Gana, A. Transplantados [1904] I, 138 Ch (CDH )

      — Usted adelantará por mí; después nos arreglaremos, añadió Stephan golpeándole familiarmente elhombro.

      Sin esperar la respuesta de Cucho, se acercó entonces á conversar con Mercedes.

      Palomares, entre contento y mohino, se alejó arrastrando consigo á Cuadrilla, so pretexto de que no era chicque estuviera ahí de guardián de su mujer. Para consolarse del petardo que le daba el príncipe, contaba con aires de familiar elegancia á todos los conocidos que hallaba al paso, que su alteza acababa de darle un tuyauinfalible y que iban á apostar á medias.

    • 1961 Grosso, A. Zanja [1984] 261 Esp (CDH )

      — Si vamos a ir, en marcha —dice Antonio—. En marcha y ojo con dar el petardo. Porque vosotros dos sois de los que si no la dan a la entrada la dan a la salida.

    • 1980 Anónimo (Mirón) "Clamor" [02-04-1980] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      Digo esto porque una perspectiva de la referida plaza enfocando hacia el mar, hubiera sido imponente. Lo demás que se ha dado, una falacia, un engaño para quienes no conocen Castellón [...]. Mejor será que nos olviden. Cuando querramos hablar de Castellón lo haremos por otro sistema. Y no por el del petardo que nos dieron. Estoy altamente cabreado. Y conmigo muchos castellonenses.
  3. ac. etim.
    s. m. Artefacto pirotécnico que produce un ruido fuerte al estallar y que se usa, generalmente, con fines lúdicos.
    Sinónimos: cohete; cuete; petar
    docs. (1691-2022) 211 ejemplos:
    • 1691 Fdz Medrano, S. Perfecto bombardero p. 71 Esp (BD)
      Puesta la pipa y cargado el balon de lo referido, de modo que la pipa quede oprimida, se ocubrirá la boca del balon con algun lienzo ó papel doblado bien colado, y puesto asi en el mortero se encenderá la pipa, y luego dará fuego al fogon, y será mas seguro poner en la boca de la pipa un estopin, que venga á dár fuego al fogon, como se dixo de la bola, y es cierto que es un fuego en el ayre muy vistoso por la diversidad, y mas si lo que sale dá truenos como los petardos, serpentines, &c.
    • 2022 Anónimo "Petardo perro bomba" [02-01-2022] 20 Minutos (Madrid) (HD)
      Las Navidades son una de las fiestas más esperadas a lo largo del año por millones de personas por la emotividad y expectación que atesoran. Sin embargo, la emoción propia de la celebración trae consigo la explosión de multitud de petardos y otros productos pirotécnicos que convierten un momento de felicidad en una auténtica pesadilla para nuestras mascotas.
    • 1691 Fdz Medrano, S. Perfecto bombardero p. 71 Esp (BD)
      Puesta la pipa y cargado el balon de lo referido, de modo que la pipa quede oprimida, se ocubrirá la boca del balon con algun lienzo ó papel doblado bien colado, y puesto asi en el mortero se encenderá la pipa, y luego dará fuego al fogon, y será mas seguro poner en la boca de la pipa un estopin, que venga á dár fuego al fogon, como se dixo de la bola, y es cierto que es un fuego en el ayre muy vistoso por la diversidad, y mas si lo que sale dá truenos como los petardos, serpentines, &c.
    • 1749 Anónimo "Novedades. Haya" [01-06-1749] t. 53, p. 51 Mercurio Histórico y Político (Madrid) (HD)
      El Borde del Theatro estaba guarnecido de Petardos, Ollas de fuego, y otros artificios, que arrojaban el fuego al Bosque immediato. Una Cascada de fuego corría por grados al mismo Bosque. Tres lineas de Cohetes grandes al rededor del Theatro, se prendian successivamente, sin que nadie los tocasse.
    • 1757 Sarmiento, M. Carta atunes [1876] 162 Esp (CDH )

      No es imposible que eso haya sucedido, pero por algun determinado tiempo. Despues de los truenos y bullicio de la quema de la flota en Redondela se ausentó la pesca de aquella Ria, pero bolvió. Despues que en el Ferrol se continuan los Petardos á las Peñas y el bullicio se espantó la pesca de la Ria, y aun la caza de el famoso Bosque del Pricoixo.

    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Petardo, se dice tambien un papel bien plegado, y atado con pólvora dentro que sirve para fuegos públicos, ó para la diversion de los muchachos [...] Comunmente le llaman en cast. Tronadera.
    • 1793 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, XII p. 200 Esp (BD)
      [...] pero muchas veces, á pesar de estas precauciones, los Elefantes vienen á apoderarse de ellas, arrojan de allí el ganado doméstico, ahuyentan á los hombres, y á veces derriban y destruyen sus frágiles habitaciones. Es dificil espantarlos, pues no son capaces de temor: lo único que los sorprende, y puede detenerlos son los fuegos artificiales, y los petardos que les disparan, cuyo efecto repentino, y renovado prontamente los asusta, y á veces los hace retroceder.
    • 1807 Capmany Montpalau, A. Questiones criticas p. 236 Esp (BD)
      Si Jorba dió por inventor de los fuegos de artificio al capitan Bastián; no tendria noticia de que en la misma ciudad, su pátria, se habia hecho igual experiencia, en 21 de júnio de 1461, en las fiestas con que se celebró la concordia ajustada por el rey Don Juan II de Aragon con el príncipe Don Cárlos de Viana, su primogénito: pues en ellas se disparáron cohetes voladores, y morteretes, ó sean petardos.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 338 Esp (CDH )
      Hay, y pongo un ejemplo, un gran aluvión de concurrentes en esta o aquella calle, en aquel o estotro barrio, y se quiere muñir y algazarar la gente embebecida por la iluminación o por la música; pues no hay más que tomar este buscapié, aquel morterete o petardo, o alguna bomba de pólvora y papel, sujeta y religada con hilo embreado y muy fuertemente; ¡zas!, se pone en algún zaguán para que retumbe bien [...].
    • 1870 Anónimo Código penal [1914] 229 Esp (CDH )
      587. Serán castigados con la pena de uno á cinco días de arresto ó multa de 5 á 50 pesetas, los que dentro de población ó en sitio público ó frecuentado dispararen armas de fuego, cohetes, petardos ú otro proyectil cualquiera que produzca alarma ó peligro.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] Esp (CDH )

      De tiempo en tiempo, las bombas de palenque *trataban de armar un escándalo en la atmósfera, pero en balde; diríase que era la detonación de algún vergonzante petardo, que así alteraba la amplia serenidad del ambiente, como el zumbido de un mosquito turbaría el reposo de un gigante.

    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )

      El resto del viaje fue ya asunto de media hora. Comenzaron, a distancia, a descubrir la fonda tan empavesada como las canoas. Los que primero atracaron recibieron una descarga de cohetes, en tanto que el propietario, su esposa y los criados saludaban a los excursionistas con su mejor sonrisa. No bien la murga se asoció a la salva de petardos, cuando un ejército de perros, atraídos por el tufo de los fritos, salió aullando, a escape. En las puertas de jacales y pulquerías asomábanse cabezas de personalidades sospechosas.

    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Una barcaza estaba en la playa de la Dehesa cargando mirto y arrayán para esparcirlo en la plaza, y en un rincón de la taberna guardaba el polvorista varios capazos de masclets, petardos de hierro que se disparaban como cañonazos.
    • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] Esp (CDH )

      ¿Qué vamos a encontrar en este encierro de mujeres olvidadas, donde el ruido de un beso alarmaría más que el de un petardo; donde ni por azar se descubre un solo rondador amante que avizore el misterio de estos siempre velados camarines; donde se ve tal cantidad de cobardía y de miseria que los hombres se resignan a vivir como si no hubiera mujeres en el mundo?

    • 1958 Martín Gaite, C. Visillos [1958] Esp (CDH )

      — ¿Qué te ha hecho? —preguntó la de beige volviendo la cabeza. Y vió al niño que escapaba haciendo de avión, mientras Mercedes se miraba la media junto al carcañal.

      — Un bestia. Me ha tirado un petardo de esos. Igual me ha hecho carrera.

    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] Esp (CDH )

      Tras la muerte del general Franco, muchos nombres han sido cambiados. Los muertos se removían inquietos en sus tumbas. Durante meses se escuchó el crujir de ilustres huesos, repique de calaveras, entrechocar de esqueletos agraviados. En las calles recién bautizadas flotaba el aroma de los nichos abiertos. La ciudadanía bailaba borracha, celebrando clásicamente el fin de un tirano. Al olor de vino y petardo se sumaba el de moho y arcilla fresca. Fueron días fantásticos durante los cuales pudo verse a San Cosme y San Damián cabalgando por el cielo, sobre las nubes de poniente.

    • 1999 Prensa El Norte de Castilla, 24/05/1999 [1999] Esp (CDH )

      Els Comediants supieron crear hace años un estilo peculiar recuperando las señas de identidad de la tradición mediterránea en sus pasacalles y espectáculos populares donde mezclan la pirotecnia, el fuego, el ruido y la música con el objetivo de recrear un ambiente ritual que engulle literalmente a los espectadores [...]. Correr delante de las bengalas como en unos imaginarios encierros, perseguir al dragón de fuego o saltar en medio de los petardos son algunas maneras que el público tiene de inmiscuirse en este ritual.

    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      El estallido de un petardo en el patio de la casa les interrumpió.

      Los partidarios de Olegario estaban festejando ruidosamente el triunfo y se esforzaban en hacerlo sentir a los vecinos de su jefe.

    • 2018 Anónimo (E. E.) "Petardo boca gato" [02-01-2018] El Español (Madrid): elespanol.com (HD)
      La asociación de defensa de los animales RECAL de Almendralejo ha denunciado que un gato ha tenido que ser sacrificado después de que varias personas hicieran explotar un petardo en su boca en la noche del pasado día 31 de diciembre. En una nota de prensa, RECAL relata a que recibieron un aviso de que alguien había puesto un petardo en la boca del animal en la calle Federico García Lorca, diez minutos antes de dar las campanadas de Nochevieja.
    • 2022 Anónimo "Petardo perro bomba" [02-01-2022] 20 Minutos (Madrid) (HD)
      Las Navidades son una de las fiestas más esperadas a lo largo del año por millones de personas por la emotividad y expectación que atesoran. Sin embargo, la emoción propia de la celebración trae consigo la explosión de multitud de petardos y otros productos pirotécnicos que convierten un momento de felicidad en una auténtica pesadilla para nuestras mascotas.
    • 1691 Fdz Medrano, S. Perfecto bombardero p. 71 Esp (BD)
      Puesta la pipa y cargado el balon de lo referido, de modo que la pipa quede oprimida, se ocubrirá la boca del balon con algun lienzo ó papel doblado bien colado, y puesto asi en el mortero se encenderá la pipa, y luego dará fuego al fogon, y será mas seguro poner en la boca de la pipa un estopin, que venga á dár fuego al fogon, como se dixo de la bola, y es cierto que es un fuego en el ayre muy vistoso por la diversidad, y mas si lo que sale dá truenos como los petardos, serpentines, &c.
    • 1749 Anónimo "Novedades. Haya" [01-06-1749] t. 53, p. 51 Mercurio Histórico y Político (Madrid) (HD)
      El Borde del Theatro estaba guarnecido de Petardos, Ollas de fuego, y otros artificios, que arrojaban el fuego al Bosque immediato. Una Cascada de fuego corría por grados al mismo Bosque. Tres lineas de Cohetes grandes al rededor del Theatro, se prendian successivamente, sin que nadie los tocasse.
    • 1757 Sarmiento, M. Carta atunes [1876] 162 Esp (CDH )

      No es imposible que eso haya sucedido, pero por algun determinado tiempo. Despues de los truenos y bullicio de la quema de la flota en Redondela se ausentó la pesca de aquella Ria, pero bolvió. Despues que en el Ferrol se continuan los Petardos á las Peñas y el bullicio se espantó la pesca de la Ria, y aun la caza de el famoso Bosque del Pricoixo.

    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Petardo, se dice tambien un papel bien plegado, y atado con pólvora dentro que sirve para fuegos públicos, ó para la diversion de los muchachos [...] Comunmente le llaman en cast. Tronadera.
    • 1793 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, XII p. 200 Esp (BD)
      [...] pero muchas veces, á pesar de estas precauciones, los Elefantes vienen á apoderarse de ellas, arrojan de allí el ganado doméstico, ahuyentan á los hombres, y á veces derriban y destruyen sus frágiles habitaciones. Es dificil espantarlos, pues no son capaces de temor: lo único que los sorprende, y puede detenerlos son los fuegos artificiales, y los petardos que les disparan, cuyo efecto repentino, y renovado prontamente los asusta, y á veces los hace retroceder.
    • 1807 Capmany Montpalau, A. Questiones criticas p. 236 Esp (BD)
      Si Jorba dió por inventor de los fuegos de artificio al capitan Bastián; no tendria noticia de que en la misma ciudad, su pátria, se habia hecho igual experiencia, en 21 de júnio de 1461, en las fiestas con que se celebró la concordia ajustada por el rey Don Juan II de Aragon con el príncipe Don Cárlos de Viana, su primogénito: pues en ellas se disparáron cohetes voladores, y morteretes, ó sean petardos.
    • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 338 Esp (CDH )
      Hay, y pongo un ejemplo, un gran aluvión de concurrentes en esta o aquella calle, en aquel o estotro barrio, y se quiere muñir y algazarar la gente embebecida por la iluminación o por la música; pues no hay más que tomar este buscapié, aquel morterete o petardo, o alguna bomba de pólvora y papel, sujeta y religada con hilo embreado y muy fuertemente; ¡zas!, se pone en algún zaguán para que retumbe bien [...].
    • 1842-1851 Mesonero Romanos. R. Escenas matritenses [1993] 403 Esp (CDH )
      Todas estas y otras muchas clases que sería harto prolijo enumerar, alternaban confusamente con los enjaezados caballos, las campanillentas calesas, los perros aulladores, máscaras espantosas, fuegos y petardos disparados al viento.
    • 1852 RAE DRAE 10.ª ed. (NTLLE)
      PETARDO. m. [...] El hueso, cañuto, ó cosa semejante, que se llena de pólvora y se ataca y liga fuertemente para que prendiéndole fuego produzca una gran detonacion. Suele ser entretenimiento de mozuelos mal intencionados.
    • 1870 Anónimo Código penal [1914] 229 Esp (CDH )
      587. Serán castigados con la pena de uno á cinco días de arresto ó multa de 5 á 50 pesetas, los que dentro de población ó en sitio público ó frecuentado dispararen armas de fuego, cohetes, petardos ú otro proyectil cualquiera que produzca alarma ó peligro.
    • 1872 Palma, R. Tradiciones peruanas I [2003] Pe (CDH )

      Recorría ayer el álbum de mi memoria, y me detuve de pronto ante el recuerdo de una niña, compañera de mi infancia, enredadora y traviesa si las hubo. Cuando escondía las gafas de la abuela, prendía un petardo a la cola del gato o hacía alguna otra picardihuela, solía la buena anciana aplicarla un par de azoticos, exclamando:

      — Esta niña es el mismo pie de Judas.

    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )

      Las armas de fuego distaban tres siglos del fusil de aguja y eran más bien un estorbo para el soldado, que no podía utilizar el mosquete o arcabuz si no iba provisto de eslabón, pedernal y yesca para encender la mecha. La artillería estaba en la edad del babador; pues los pedreros o falconetes, si para algo servían era para meter ruido como los petardos. Propiamente hablando, la pólvora se gastaba en salvas; pues no conociéndose aún escala de punterías, las balas iban por donde el diablo las guiaba. Hoy es una delicia caer en el campo de batalla, así el mandria como el audaz, con la limpieza con que se resuelve una ecuación de tercer grado.

    • 1879 Castelar, E. Recuerdos Elda [2003] Esp (CDH )

      Pero en lo que ambos ejércitos se confundían, era en el estruendo que armaban por cuarenta y ocho horas seguidas cerrando el uno contra el otro con mortal coraje. Diríase que estábamos en plena batalla, y no en sencilla fiesta: tal sonaban los arcabuces, las descargas, los cañonazos, las bombas, las tracas, los morteretes, los petardos, las mil explosiones de la pólvora. El castillo de cartón pintado, parecíanos real y efectiva fortaleza, en cuyos muros los enemigos de nuestra religión oprimían y vejaban a la patria.

    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] 410 Esp (CDH )

      No le hacía ya maldito caso Zorraquín, y acariciaba el sable, como si fuera aquella arma necesaria para encaminar almas al cielo; movía alternativamente una y otra pierna, resollaba fuerte, se acariciaba la cerdosa barba, hasta que una destemplada voz sonó en la calle, gritando... «¡Zorraquín!»y tras esta palabra otra no muy edificante ni culta. Como si estallara dentro de su cuerpo un petardo, se levantó el confesor. No se había podido contener.

    • 1882 Puerta, G. Manual química orgánica [1882] Esp (CDH )

      La preparacion de estos cuerpos es muy peligrosa, habiendo ocurrido muchas desgracias á los preparadores [...]. El flilminato de mercurio se emplea para cebete de los pistones ó cápsulas fulminantes; y el fuiminato de plata, que es más explosible, se emplea para los llamados garbanzos de pegaó petardos.

    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] Esp (CDH )

      De tiempo en tiempo, las bombas de palenque *trataban de armar un escándalo en la atmósfera, pero en balde; diríase que era la detonación de algún vergonzante petardo, que así alteraba la amplia serenidad del ambiente, como el zumbido de un mosquito turbaría el reposo de un gigante.

    • c1886-1888 Altamirano, I. M. Zarco [2003] Mx (CDH )
      Desde muy temprano, desde que la luz del alba había extendido en el cielo, limpio de nubes, y sobre las montañas, las huertas y el caserío, su manto aperlado y suave, los repiques a vuelo, en el campanario de la iglesia parroquial, habían despertado a los vecinos; la música del pueblo tocaba alegres sonatas, y los petardos y las cámaras habían anunciado la misa nupcial.
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )

      El resto del viaje fue ya asunto de media hora. Comenzaron, a distancia, a descubrir la fonda tan empavesada como las canoas. Los que primero atracaron recibieron una descarga de cohetes, en tanto que el propietario, su esposa y los criados saludaban a los excursionistas con su mejor sonrisa. No bien la murga se asoció a la salva de petardos, cuando un ejército de perros, atraídos por el tufo de los fritos, salió aullando, a escape. En las puertas de jacales y pulquerías asomábanse cabezas de personalidades sospechosas.

    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Esp (CDH )
      Una barcaza estaba en la playa de la Dehesa cargando mirto y arrayán para esparcirlo en la plaza, y en un rincón de la taberna guardaba el polvorista varios capazos de masclets, petardos de hierro que se disparaban como cañonazos.
    • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Ar (CDH )
      La concurrencia desbordábase por puertas y ventanas, balcones y azoteas, y racimos de muchachos colgando de árboles y faroles aumentaban con bullicio ensordecedor el de las bandas, cohetes y petardos.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Esp (CDH )
      Un tiro de fusil, disparado a gran elevación, hace el mismo efecto que un sencillo petardo en terreno llano.
    • 1906 Lugones, L. Lluvia [1988] Cuentos Ar (CDH )

      En ese momento llenó el aire una vasta vibración de campanas. Y casi junto con ella advertí una cosa: ya no llovía cobre. El repique era una acción de gracias, coreada casi acto continuo por el murmullo habitual de la ciudad. Esta despertaba de su fugaz atonía, doblemente gárrula. En algunos barrios hasta quemaban petardos.

    • 1909 Lugones, L. Lunario sentimental [1988] 183 Ar (CDH )
      Con su reproche más acre, / Un vieja / Se queja / Desde el fondo de su fiacre; / Cuando a mitad del estéril soponcio, / Surge una culebra de múltiples dardos, / Crepitada en ascuas de estroncio / Sobre tres catástrofes de petardos. / Y el delirio de fuego y oro / Estalla en química hoguera, / Cuya cimera / Exaltada a meteoro, / Es ya desaforada bandera / Que agita un bello comodoro, / Chispeando un rubí por cada poro / Y con un lampo azul por charretera. / Coloreados humos de combates navales, / Evocando la patria guerrera / Y los "oíd, mortales". /
    • a1912 Blanco, E. Tradiciones épicas [1912] Ve (CDH )
      Era llegado el caso de un arreglo de cuentas; de liquidar los viejos créditos, antes de abrir los nuevos; y para Clavo, un arreglo de cuentas, era una enfermedad, un tabardillo, una de quites y estocadas al aire capaces de romperle los nervios ó de hacerlo estallar como un petardo.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] ES (CDH )
      De nuevo el estornudo resonó, estruendoso, como un petardo.
    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] ES (CDH )

      La velación principia después de las ocho de la noche. Es el mismo tambor de la romería, redoblando a lo lejos, el que convoca a tos fieles. Y si por la distancia no fuera el golpeteo del parche el que recordara la hora del rezo, lo harían los cargadores, que de cuando en cuando, asordan el sosegado ambiente con el estallido de sus petardos.

    • 1916 Ambrogi, A. LTrópico II [1916] ES (CDH )

      Redobla, redobla el tambor en las tinieblas, mientras nosotros conversamos y a pasos tardos vamos ganando el final de la cuesta.

      De pronto rasga el espacio, iluminándolo la cauda de un cohete; y sus petardos estallan, repercutiendo por todos los ámbitos del valle.

    • 1918 Senador, J. Ciudad castellana [1989] Esp (CDH )

      ¿Qué vamos a encontrar en este encierro de mujeres olvidadas, donde el ruido de un beso alarmaría más que el de un petardo; donde ni por azar se descubre un solo rondador amante que avizore el misterio de estos siempre velados camarines; donde se ve tal cantidad de cobardía y de miseria que los hombres se resignan a vivir como si no hubiera mujeres en el mundo?

    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] 333 Esp (CDH )
      Otros polvoristas siguieron la chanza, fogueándole con sierpes de petardos, de «carretillas», de bengalas rodadoras, y él rebrincaba en un baile demoniaco.
    • 1928 Lpz Albújar, E. Matalaché [1978] Pe (CDH )

      ¡Cuántas cosas pensaba o recordaba entonces, desde el balcón en que se ponía diariamente a verle entrar! La alegría de su niñez provinciana, truncada por la muerte de su madre [...]. Y luego las salidas de misa, llenas de color, movimiento y sorpresas; las procesiones aparatosas y solemnes, abigarradas y atosigantes de perfumes místicos y mundanos; el teatro, como un bazar de muñecas de lujo; el rodar trepidante de las calesas, dentro de las cuales algún señor enfático o alguna dama de opulentos ojos lucían su importancia. Y también el recibimiento de algún virrey, abrumado de vítores, casacas, cogullas, repiques, petardos, música, cabalgatas, toros, adulación y servilismo.

    • 1929 Asturias, Miguel Ángel Burgos París 1924-1933. Periodismo y creación literaria Gu (CDH )
      La línea, apurada hasta quedar sin alientos, corta su ascensión de improviso como el petardo que estalla, y da lugar a los caprichos del remate, los últimos tan sutiles y alados (espuma de champaña), hasta desvanecerse en las agujas.
    • c1935 Yesares Blanco, R. Industrias para aficionado [1935] Esp (CDH )

      Para fabricar los cartuchos con los cartones precedentemente preparados es necesario tener los útiles siguientes [...].

      3.º Una candaliza para los cartuchos pequeños; esta candaliza sirve para fabricar los cartuchos pequeños (petardos, cohetes); es ordinariamente de hierro, pero se puede, también, por economía, hacerla de madera, estando solamente las crestas guarnecidas de hierro.

    • c1935 Yesares Blanco, R. Industrias para aficionado [1935] Esp (CDH )
      Así se procede para casi todas las piezas de artificio que deben estar ligadas, como los petardos, las serpentinas, etc.; sin embargo, debemos hacer notar que este método es largo y causa molestias, porque la cuerda se rompe con frecuencia; así es infinitamente preferible servirse de un estrangulador formado de nudos enlazados los unos con los otros.
    • c1935 Yesares Blanco, R. Industrias para aficionado [1935] Esp (CDH )
      En el primer caso se cuentan las lanzas, las estrellas, las serpentinas, los petardos, los voladores, las castañas, los soles, las luces de Bengala, etc. Las estaquillas o mechas de comunicación sirven para hacer prender simultáneamente los diversos surtidores de una pieza o bien para comunicar el fuego de una pieza o el surtidor que termina a otros que deben arder después.
    • c1935 Yesares Blanco, R. Industrias para aficionado [1935] Esp (CDH )
      Los petardos son serpentinas cargadas únicamente de pólvora.
    • c1935 Yesares Blanco, R. Industrias para aficionado [1935] Esp (CDH )
      Los cohetes voladores son petardos rodeados de cuerda, y que a razón de esta armadura detonan más ruidosamente.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] Ar (CDH )
      La ciudad, que algunos momentos antes observaba un silencio de muerte, resuena entonces de alegría y regocijo, las campanas son echadas a vuelo, explotan los petardos y las bandas de música rompen a tocar en todos los barrios.
    • 1939 Busaniche, J. L. Trad Viaje provs args Mac Cann [2002] Ar (CDH )
      En la alameda levantan una gran horca, de la que cuelgan una figura colosal del traidor; barricas de alquitrán arden alrededor y como el muñeco está rellenado con petardos, éstos explotan a cada momento mientras los cohetes voladores iluminan la escena y son recibidos con gritos por la multitud.
    • 1940 Zunzunegui, J. A. Chiplichandle [1940] Esp (CDH )
      Entre ellos corrió ese regocijo del golfillo que va a hacer estallar un petardo inesperado.
    • 1924-1942 Alberti, R. Prosas encontradas [1970] 76 Esp (CDH )
      Mas de pronto, de pronto... ¿Habéis pensado en la irrupción repentina de un torrente de sangre en el éxtasis mudo de un templo vacío, o en algo así semejante al estallido de un petardo mientras el velatorio de una monja difunta?
    • 1944 Agustí, I. Mariona Rebull [1944] Esp (CDH )
      En la lejanía sonaban los petardos de la Fiesta Mayor.
    • 1945 Puig, I. Bomba atómica [1945] Esp (CDH )

      6.º Decharme describe un notable fenómeno ocurrido en Amiens (Francia) el 24 de febrero de 1884. «En una casa — escribe el mencionado autor —, una criada que se hallaba, en el momento del relámpago, ante una puerta abierta que va de la cocina a un patio, vió una llamarada de un color blanco azulado de contornos netamente definidos, que, viniendo del sudeste, se precipitó contra una canal de agua inmediata a la puerta. Dicha mujer vió caer la bola de fuego, casi a sus pies; su tamaño no le pareció mayor que el de un huevo. Al tropezar con el tubo la llama, produjo un ruido parecido al de un fuerte petardo o al disparo de un arma de fuego. Es de notar que, en aquellos momentos, bajaba por el tubo en cuestión una gran cantidad de agua recogida del tejado.» [...].

    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 61 Esp (CDH )

      Por último tengo una solución, después de haber pensado en dar esquinazo a esta antipática que no nos deja en paz. Venden unos petardos pequeñitos que explotan muy fuerte, y dan cincuenta por diez céntimos. Propongo comprar un ciento y a la Concha le parece muy bien. Nos iremos a dar sustos a la gente encendiéndolos en la calle y tirándolos dentro de los portales de las casas.

    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 61 Esp (CDH )
      Cada petardo tiene una mecha que es un trozo de cuerda empapado de pólvora.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 61 Esp (CDH )
      Si compramos cerillas, hay que comprar varias cajas; entonces, yo propongo, inocentemente, comprar pitillos de anís y encender los petardos con la lumbre del pitillo.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 61 Esp (CDH )
      Después encendemos nosotros en el cigarrillo de Rafael, porque, como la Concha también quiere tirar petardos, ha encendido un cigarrillo, mejor dicho, se lo he encendido yo y después ella lo lleva escondido en la mano y de vez en cuando chupa, de cara a la pared para que no la vean.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] I, 61 Esp (CDH )
      Empezamos a tirar petardos dentro de los portales.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Saca un puñado de pitillos, mezclados con un puñado de petardos, y los tira sobre la lumbre.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Y Rafael tira todos los petardos en la lumbre, y yo también.
    • 1951 Barea, A. Forja rebelde [1958] Esp (CDH )
      Mientras tanto se prenden las mechas de los petardos y ¡se arma una horrorosa!
    • 1951 Soriano, E. Caza [1992] Esp (CDH )
      En torno, las chicharras reventaban a fuerza de cantar, y sobre su cabeza, las piñas se abrían con secos chasquidos, como petardos de verbena.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )
      La voz estalla, es un petardo que se abre dentro del oído secreto de las piedras, pero el eco la recoge y con barro de escultor de modulaciones la modela de nuevo, hasta dejarla convertida en copa resonando, copa de la que toman los que no fueron vencidos en el fondo de la tierra, el vuelo bebible de las aves, para no ser vencidos en el cielo.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
      Parece que me fuera a desaparecer en el estornudo convertido en polvo, y me quedo igual; me quedo como aquel que pasada la explosión de un petardo que le estalla en la cara, se suena, se limpia, y ve reintegrarse todo lo que en el estornudo se le borró.
    • 1955 Mercé Varela, A. Trad Fútbol [1955] Esp (CDH )
      En Brasil, aquel ruido se agrava por la explosiva detonación de cohetes y petardos que jóvenes exaltados lanzan continuamente, los cuales, además del ruido consiguiente, expanden una humareda maloliente.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      Por la casa del collado Enebral, entre robles y algún enebro de recuerdo, vagan las sombras de Paco Blázquez Pirejo, alias Lobo; de Isidoro Blázquez —guarda mayor del coto, en tiempos idos—, manco de un petardo que le reventó en la mano mientras el rey cazaba, y de Jacinto González, su cuñado, el hombre que sabía fabricar el queso como nadie.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 377 Mx (CDH )
      Y en el silencio, el primer estallido de petardo: no necesitaba acallar voces: el ruido del cohete podía reinar sin murallas, esparcirse, ser centella y redondez, estallar sin mutilar su eco.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )

      La campana de Dolores sonó ronca, y la multitud gruñó, alzó los brazos, encendió más petardos. El Fifo buscó una actitud que le diera un aire de desplante, de estar allí, él, con su nombre y su cuerpo en medio de todas las cabezas sobre las cuales pasaban, volando, las ráfagas de la luz del cohete y de los reflectores.

    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      Los petardos se aceleraban por encima de las voces cuando Federico, a las once de la noche, salió de su oficina y serpenteando para evitar los grupos de borrachos y celebrantes y niños que lanzaban cohetes, ascendió en su automóvil hasta las Lomas.
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )

      Gabriel ya no se movía. Beto llegó hasta el cuerpo moreno, hasta los pantalones de mezclilla enrojecida. El mariachi volvió a cantar, con los petardos y los buscapiés, los gritos y las banderitas de papel de china, se agacha y se va de lado, querido amigo

      La mujer pintarrajeada le dijo a Beto: — Ya se murió.

    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] 447 Mx (CDH )
      [...] tú que volviste a caer labrado de plomo, tú que caminaste descalzo con un fusil oxidado, tú que cantaste aquellos nombres, tú que te vestiste de papel de china y cartón de colores, tú que enciendes los petardos, tú que vendes los billetes y las aguas frescas, tú que voceas los periódicos y duermes en el suelo, tú que te pones hojas de tila en las sienes [...].
    • 1958 Martín Gaite, C. Visillos [1958] Esp (CDH )

      — ¿Qué te ha hecho? —preguntó la de beige volviendo la cabeza. Y vió al niño que escapaba haciendo de avión, mientras Mercedes se miraba la media junto al carcañal.

      — Un bestia. Me ha tirado un petardo de esos. Igual me ha hecho carrera.

    • 1950-1959 Paz, O. Laberinto soledad [1993] Mx (CDH )

      En esas ceremonias —nacionales, locales, gremiales o familiares— el mexicano se abre al exterior. Todas ellas le dan ocasión de revelarse y dialogar con la divinidad, la patria, los amigos o los parientes. Durante esos días el silencioso mexicano silba, grita, canta, arroja petardos, descarga su pistola al aire. Descarga su alma. Y su grito, como los cohetes que tanto nos gustan, sube hasta el cielo, estalla en una explosión verde, roja, azul y blanca y cae vertiginoso dejando una cauda de chispas doradas.

    • 1950-1959 Paz, O. Laberinto soledad [1993] Mx (CDH )
      En Chile y Argentina se chinga un petardo, "cuando no revienta, se frustra o sale fallido".
    • 1951-1961 Wash, R. Cuento tahúres [1997] 157 Ar (CDH )
      Estaba viendo cómo el viejo lo esperó con el escenario listo, el tiro que él mismo disparó —un petardo más en esa noche de petardos— contra la biblioteca y contra aquel fantasma del retrato.
    • 1962 Font Quer, P. Plantas medicinales [1962] Esp (CDH )
      Mi padre me refería que, en Lérida, allá por el año de 1860, cuando siendo niño se quemó la cara por las fiestas de San Lorenzo, a causa de la explosión de un grueso petardo mientras estaba soplando en su mecha, que creía apagada, y tuvo que guardar cama durante muchos días todas las tarde esperaba ansioso que dieran las 5, hora en que solía pasar por su calle el horchatero; mi abuela le compraba el codiciado vasito de horchata, su única ilusión durante aquellas tristes semanas de cautiverio.
    • 1962 Olmo, L. Camisa [1988] Esp (CDH )

      AgustinilloEscucha, abuela. Sólo nos faltan dos perrillas pa...

      Abuela(Enfrentándose.)¿Pa qué?

      AgustinilloPa comprar unos petardos.

      Abuela(Indignada.)¿Petardos? ¿Es que no sabes que tu padre anda sin camisa? Mira, mamarracho (Le señala, una por una, todas las prendas:)calzoncillos, calcetines, pañuelo y pantalón; pero ¿y la camisa?, ¿dónde está la camisa? ¡Y tú, pensando en comprar petardos!... Reúne, reúne pa la camisa de tu padre, que pueda presentarse ante el capitoste ése. *¡Y déjate de petardos! /

    • 1962 Olmo, L. Camisa [1988] Esp (CDH )

      Agustinillo¡Vía libre! / (Se juntan en el solar y sacan los petardos para esconderlos.)

      Nacho¿Tú cuántos?

      AgustinilloSólo dos.

      NachoY tres míos, cinco. Con cinco petardos... /

    • 1962 Olmo, L. Camisa [1988] Esp (CDH )

      NachoCon cinco petardos no hay na que hacer. (Sale Balbina y reanuda el tendido de la ropa.)Si conseguimos tres más, el susto va a ser de bigote.

    • 1962 Olmo, L. Camisa [1988] Esp (CDH )

      Abuela(Dándose un golpe en la frente.)¡Los petardos! ¡Malditos críos!

      Lola(Desde la puerta.)¿Qué dice usté?

      Abuela¡Que esos críos llevan la sangre del diablo! Claro, ¡con tanta película de guerra! /

    • 1962 Olmo, L. Camisa [1988] Esp (CDH )

      NachoEse tío es un mal bicho, Lolita. Lo que quiere es abusar de ti. ¡Y me lo cargo, eh! ¡Cerdo! ¿Te acuerdas de la Mari Loli, la del pocero? Pues a ésa la tenía echao el ojo y en cuanto se la redondearon las carnes... ¡Pa qué contarte! Ese canalla se ceba donde ve hambre. No petardos: ¡un día le coloco una bomba en la tasca!

    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] 65 Esp (CDH )
      Sus ojos claros escudriñaban alrededor de él mientras retrocedía, estoico, hacia la salida y se perdía en dirección a los lavabos hasta desaparecer del campo visual de Álvaro, en el lugar preciso en donde, años después, la hermana de Artigas prendió fuego a la mecha de un petardo y subió tranquilamente la escalera anticipándose unos segundos al estallido.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )

      Desde el tablero en que filmas el encierro contemplas el regreso del novillo con los cabestros y mayorales. Los dos hombres sueltan la capa de brega y huyen de estampía. La boyada está de nuevo en la plazuela. El espectáculo se repite y, para animarlo, el maestro de ceremonias prende fuego a la traca. Cuando los petardos estallan las explosiones se suceden como el tableteo de una ametralladora, el aire se llena de humo, los niños se llevan las manos a la cabeza, las mujeres gritan histéricamente. Los bichos corren desorientados y, con agilidad pasmosa, un mozo enmaroma un cabo de la traca entre los cuernos del novillo.

    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )

      Algunos petardos estallan en la espalda del héroe, le chamuscan la camisa, la sangre empapa los jirones de la tela. El mozo desdeña la solicitud de los que le auxilian y se planta otra vez frente al toro enarbolando una estaca. Las detonaciones continúan de modo ininterrumpido.

    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Cuando se encontró frente al joven músico le dijo: —Cuando creía que estabas ejercitando algún Chaikovsky, o mejor algún Brahms, me sorprende un ruido, que no debe estar seguramente en la partitura, y veo el atril, liberado de su abundante carga de sonidos, reventando casi en el patio, y a tus hermanas corriendo, como si el atril se hubiese convertido en un petardo bengalí —añadió esa rápida broma, pues sabía que su hijo era muy quisquilloso, y que si le daba tono de reconvención a sus palabras estaría después muchos días enfurruñado y sin hablar.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Esp (CDH )
      Los petardos lejanos y cada vez más espaciados, la música y el vasto zumbido de la ciudad desvelada le prestaban a la noche una profundidad mágica que no tienen las otras noches del verano.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )

      — Y para ir a elecciones hay que tener pacificado el país, es decir limpio de apristas —dijo el doctor Ferro—. Si no, las elecciones podrían estallarnos en las manos como un petardo.

    • 1970 Aguinis, M. Cruz invertida [1970] Ar (CDH )

      Un silbido extraño, como producido por una ave, cruzó la calle. Era la señal. Hormiguita ya había quedado detrás de la pareja. Extrajo su caja de fósforos y encendió velozmente el petardo. Donato le observó todos los pasos. No falló en nada: con el primer raspón encendió la cerilla y casi en el mismo instante prendía el cabo del explosivo. Una parábola breve, de cometa, lo llevó un metro detrás de la pareja que estaba cruzando junto a Donato. El estruendo y el grito de la mujer se mezclaron.

      Donato afirmó en su derecha el paquete y sosteniéndose con su izquierda del árbol como si fuera un eje, giró con fuerza hasta impactar el paquete en plena cara del hombre. Su esposa pretendió huir cuando el compañero de Donato aplastó otro paquete en la cara de ella. Sus gritos se entrecortaron con burbujas y salmos y expresiones de asco.

      El Dire daba manotazos ciegos y enloquecidos en el aire.

      Los tres muchachos ganaron el baldío. La puerta de escape estaba libre, era grande y segura. Donato, con voz falseada, lanzó todo su asqueroso vocabulario, mientras la mujer y el hombre se arrancaban con los pañuelos, las mangas y el vestido las inmundas heces, con desesperación rayana en la locura.

    • 1970 Aguinis, M. Cruz invertida [1970] Ar (CDH )

      — Hijos —su voz adquirió solemnidad—, conozco muchos detalles positivos y negativos de vuestro ministerio. Por vuestro bien, por el bien de nuestra Iglesia, quiero pediros que mañana guardéis compostura [...].

      El Nuncio se reclinó en su sillón y abrió las manos en forma condescendiente.

      — Asumamos los tiempos modernos —su sonrisa se pronunció—. Hay situaciones trascendentales y situaciones que no lo son. La Iglesia vive un aggiornamento . Es necesario verlo, entenderlo, apoyarlo y continuarlo.

      Los curas no creían captar el sentido de sus palabras.

      — Aquí han estallado unos petardos... —hizo un simpático gesto de desprecio—. Mucho ruido... Corridas... Exaltación. Pero, en el fondo, ¿qué?

      Torres y Buenaventura no supieron si tenían o no que responder a esa pregunta.

    • 1970 Díaz Cañabate, A. Paseíllo toros [1970] Esp (CDH )

      Al revuelo de un capote, el Pulguita se aprovecha y le prende una banderilla en mitad de la barriga. Truenan la pólvora y la tremolina en los tendidos, en la que sobresale la mezcla de los denuestos con las risotadas.

      El otro banderillero, mal que bien, a la media vuelta, encendió los petardos. Pulguita tenía que poner otro par. El toro padecía una obsesión: liberarse de los arpones que le habían clavado, señal inequívoca de su total mansedumbre.

    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )

      Pasó en la villa. Por navidad seguramente, ya que el recuerdo se asociaba con estallidos de petardos y el perfume de la flor del cocotero.

    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      Estallaron petardos, las manos impacientes golpearon las cajas de las guitarras y la algarabía cubrió toda la calle.
    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      Ramas verdes estallaban como minúsculos petardos levantando abanicos de chispas.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )

      No es fácil dar con alguien que sepa escuchar y entender. El mismo Serramadriles, que habría podido ser mi compañero idóneo, era demasiado simple, demasiado vacío: un buen compañero de farras, pero un pésimo conversador. En cierta ocasión, comentando el problema obrero, le oí decir:

      —Los obreros sólo saben hacer huelgas y poner petardos, ¡y todavía pretenden que se les dé la razón!
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )

      —Buenas noches, señor Lepprince. Buenas noches, Javier, hijo —nos farfulló al pasar. Lepprince se puso en pie y estrechó su mano y a mí me chocó ese gesto de deferencia que, más tarde, debía recordar—. ¿Cómo va esa fábrica de petardos?

      —Para arriba, siempre para arriba, señor Cortabanyes —respondió Lepprince.

      —Entonces será de cohetes y no de petardos.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )
      Hasta los policías de turno cantaban y arrojaban petardos al paso de las mozas de la vida.
    • 1976 Martín Campo, D. Rojas [1976] 128 Mx (CDH )

      Felipe remonta la corriente del arroyo y con el fuego de un fósforo enciende la punta de la mecha del petardo. El cartucho se sumerge en el agua y es arrastrado por el arroyo. La explosión es sorda. Un borbotón de agua asciende desde el fondo del riachuelo y escupe una burbuja de humo gris que se acompaña del húmedo fogonazo que se propaga por el bosque. El muchacho corre en favor de la corriente y se introduce en el arroyo con los botes de lámina amarrados al pecho y una pequeña red que ha improvisado con los restos de un costal. Recupera los cadáveres de cientos de pequeños langostinos que flotan arrastrados por la corriente.

    • 1976 Martín Campo, D. Rojas [1976] Mx (CDH )
      Eso de la pesca de chacales es muy buen negocio, pero con algo no quieren en el pueblo que los saquemos con petardos.
    • 1978 Cabal, F. Briones [1987] Esp (CDH )

      BRIONESGracias (Enciende en el mechero de QUINTANILLA)... hacía tiempo que no fumaba... (Le estalla el cigarro-petardo).

      QUINTANILLAVamos hombre, no te asustes, tanto hablar de la guerra, del Ejército, y de todo eso y un simple petardo te deja sin respiración... decididamente no vales para nada...

    • 1978 Tusquets, E. Mismo mar [1990] 78 Esp (CDH )
      Como me ha divertido estos tres días dar las clases sin apenas mirarla, llegando con el tiempo justísimo —casi tarde— y precipitándome a mi tarima, ya con las palabras en la boca, para escabullirme al terminar, con tantas prisas como si hubieran prendido fuego al mapa de España en relieve justo a mis espaldas o hubiera estallado un petardo debajo de la mesa.
    • 1979 Quiñones, F. Mil noches [1979] 205 Esp (CDH )
      Sin hablarte del petardo que le puso al paso del obispo y del alcalde en una procesión del Corpus, un año aquí en la calle Santiago; no te voy a decir más que dos o tres de las que armó Joaquín allí en la Casa de Albitaya.
    • 1980 Prensa El País, 05/06/1980 [1980] Esp (CDH )
      En algunos de estos barrios el momento del apagón se anunció por medio de petardos o cohetes.
    • 1981 García Márquez, G. Crón muerte [1981] Co (CDH )
      No sólo les cantamos por las ventanas, sino que tiramos cohetes y reventamos petardos en los jardines, pero no percibimos ni una señal de vida dentro de la quinta.
    • 1981 Prensa El País, 02/01/1981 [1981] Esp (CDH )
      No faltaron, con todo, los juerguistas por obligación que se dedicaron a recorrer la ciudad, pandereta en mano y alcohol en la cabeza, tirando petardos por doquier y llamando carrozas a los que apuntaban su intención de terminar la fiesta antes de que despuntara el amanecer.
    • 1981 Prensa El País, 02/01/1981 [1981] Esp (CDH )
      Varios millares de brasileños siguieron con enorme interés la carrera, aclamaron al final el triunfo de su compatriota, y celebraron el éxito con petardos y explosión de fuegos artificiales.
    • 1982 García Hortelano, J. Gramática parda [1992] Esp (CDH )
      En ese oportuno momento el local se llenó de humo y de gritos que anunciaban un incendio, de malolientes bolas, de petardos del calibre buscapiés, de bengalas y de la explosión de una carga de pólvora en salvas, sustraída del museo del Ejército y que Protoplastos Serpentino guardaba para una emergencia como la que acababa de emerger.
    • 1982 Piquet, D. Cultura afrovenezolana [1982] Ve (CDH )
      Antes de que comience en la iglesia la ceremonia religiosa, la detonación de cohetes y petardos anuncia la llegada de los diablos danzantes.
    • 1982 Piquet, D. Cultura afrovenezolana [1982] 139 Ve (CDH )

      Las campanitas, los tambores y las maracas vuelven a sonar y los diablos empiezan de nuevo a bailar siguiendo la procesión. Se tiran cohetes y petardos.

    • 1982 Prensa ABC, 11/10/1982 [1982] Esp (CDH )
      Y no se espera que los empresarios manden ahora a sus hijos a dar puntapiés en las espinillas de don Alfonso Guerra, ni a poner petardos en los puros de don Felipe González.
    • 1983 Fdz Cubas, C. Altillos [1983] Esp (CDH )
      Jugueteaba con las cadenas como si estuvieran hechas de aire y, con sólo proponérselo, podía volar, saltar, unirse sin ser vista al júbilo de los niños, al estrépito de petardos y cohetes.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 23 Cu (CDH )
      Algunos bailarines habían abandonado la farsa para comer panqueques y natillas, que los servidores de Palacio les ofrecían en bandejas, pero el sonsonete de la gaita y el chillido de los cornetines, el golpeteo de los tamboriles y los soniquetes de chirimías y pífanos, unidos a la algarabía de las comparsas y la explosión de triquitraques y petardos, les obligaba a volver al baile.
    • 1983 Prensa ABC, 28/12/1983 [1983] Esp (CDH )
      Dos niños fueron los causantes de que se produjera una explosión en un local donde se vendían cohetes, en esta capital, porque su propietario se negó a venderles cohetes y petardos.

      Un portavoz de la Dirección de Policía y Tránsito añadió que los pequeños coincidieron en manifestar que nunca pensaron lo que podía ocurrir y añadieron que querían asustar únicamente al dueño del negocio.

      La tienda de cohetes se encontraba instalada en un barrio popular situado en la zona sur de la ciudad. La venta de estos explosivos es ilegal en la capital mexicana, pero se expenden clandestinamente.

    • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )
      Diez minutos después continúan la marcha, por una ciudad de fiesta, que se desliza iluminada, engalanada, como una novia borracha, entre moreras y petardos, quién sabe si hacia una luna de miel atroz, hacia un naufragio.
    • 1984 Parra, M. A. Secreta obscenidad [1991] Ch (CDH )

      SIGMUNDEntonces todo eso de la bomba... ¿Me estaba tomando el pelo?

      CARLOS¡BUM!

      Sigmund cae aterrado al suelo mientras Carlos frena una carcajada.

      SIGMUND¡Imbécil!... ¡Pura bulla, eso es usted, pura bulla!

      CARLOSUsted es pura boca. Se espanta con un petardo y pretende asustar a las niñas. Usted está absolutamente gagá.

    • 1984 Prensa El País, 01/04/1984 [1984] Esp (CDH )
      En un partido insulso el grupo de esa zona lanzó más de una decena de cohetes y petardos, arrojó arroz a los espectadores colindantes que no participaban en la juerga —con algunos enfrentamientos físicos—, y coreó frases políticas como "Independencia, independencia", acompañadas de frivolidades como "Gol Sur sí, Tribuna no".
    • 1985 Cardoza Aragón, L. Guatemala [1985] Gu (CDH )

      La fiesta nacional en el pueblo, con los petardos y el cañoncito tronando a las seis de la mañana y a las seis de la tarde, cuando se enarbola o se arría la bandera [...]. Nada recuerdo con más agrado que los conjuntos de ballets escolares, mi espectáculo preferido.

    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] Co (CDH )
      Después de la prolongada estancia en Valledupar prosiguieron el viaje por las estribaciones de la sierra, a través de praderas floridas y mesetas de ensueño, y en todos los pueblos fueron recibidos como en el primero, con músicas y petardos, y con nuevas primas confabuladas y mensajes puntuales en las telegrafías.
    • 1985 Schz Espeso, G. Alas mariposas [1985] Esp (CDH )
      Sonó una nueva descarga, esta vez más cerca, que fue contestada por otra, estableciéndose un desatinado diálogo, una especie de toma y daca de traquidos parecida al de una burlesca batalla de petardos en Carnaval.
    • 1986 Gabriel Galán, J. A. Bobo ilustrado [1986] 42 Esp (CDH )

      Quizás era tu ánimo negro aquella mañana, pero Madrid seguía pareciéndote una ciudad incómoda, con sus calles obstruidas por puestos ambulantes, con hacinamientos de escombros, cal y demás materiales para las obras, serones de paja, carretas de carbón, yunques de herreros, rebaños de cabrerías donde menos se esperaba. La seguridad del transeúnte sufría ante los petardos y pedreas de los muchachos, las carreras de coches, calesas y caballos, los aullidos y contiendas de los perros baldíos.

    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Esp (CDH )

      —¿Y el problema catalanista?

      —¡Oh! No tiene solución. No pierdas el tiempo atacando por ese flanco. En el interior de cada cerebro, incluso de los más ecuánimes, hay un petardo a punto de estallar.

    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Esp (CDH )
      Le gustaba el silencio y cuando en el quirófano se hablaba se ponía nervioso; en cambio, Isabel se pirraba por las fallas y por los petardos y los fuegos artificiales.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Esp (CDH )
      Personalmente vivió, en Jávea, la tragedia de un marido que sorprendió a su mujer con un amante y que la mató introduciéndole un petardo en la vagina.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Esp (CDH )
      Los medios de información a distancia eran muchos: cohetes, petardos, hacer salir humo denso, ropa blanca puesta a secar en una ventana en caso de que estuvieran en un caserío...
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )
      Había bastante gente en la calle cuando la garita de la zona de exclusión reventó como un petardo.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Gitanas con un niño en los brazos y trajes de colorines piden limosna o imploran atención para sus mezquinas mercancías; vagabundos con zurrón al hombro, sombrero y pipa en la boca; viejos increíbles ataviados a la antigua usanza que han bajado con sus perros de las montañas; recias campesinas que venden quesos de tetilla y exvotos; tullidos bizcos tartajeando oraciones conmiseratorias; lustrosos guardias civiles con acento sureño; forasteras garridas de pantalón corto, mostrando con orgullo sus largos muslos tostados; curas bajitos y ensotanados con la teja calada hasta las cejas... Sol, calor, polvo, banderas, música, algazara, griterío, y el estruendo de los petardos.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      No para en todo el rato y arroja petardos al que no guarda las normas.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      Los petardos y la quema de pólvora consiguen que los festejos adquieran una ruidosidad impresionante.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] Esp (CDH )
      En todos los barrios de la ciudad se organizan verbenas con hogueras, petardos y baile hasta el amanecer.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] Esp (CDH )

      Tras la muerte del general Franco, muchos nombres han sido cambiados. Los muertos se removían inquietos en sus tumbas. Durante meses se escuchó el crujir de ilustres huesos, repique de calaveras, entrechocar de esqueletos agraviados. En las calles recién bautizadas flotaba el aroma de los nichos abiertos. La ciudadanía bailaba borracha, celebrando clásicamente el fin de un tirano. Al olor de vino y petardo se sumaba el de moho y arcilla fresca. Fueron días fantásticos durante los cuales pudo verse a San Cosme y San Damián cabalgando por el cielo, sobre las nubes de poniente.

    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] 156 Esp (CDH )
      Era un niño sabio que con sus pequeños ojos achinados, sus aseadas manitas pecosas y su pelo ensortijado, deslumbró a Gervasio hasta el extremo de que merecer un elogio suyo se convirtió en una obsesión, lo que no era obstáculo para que, a temporadas, cansado de su sedentarismo, conectara con compañeros más activos como Lucinio Orejón, que adornaba con muñecos de papel la sotana del P. Dictinio, recién llegado del Seminario, o ponía petardos en el borde del tablero para que estallaran encadenados, en horrísona traca, cada vez que el P. Sacristán se enfadaba y aporreaba la pizarra con el puño.
    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] 195 Esp (CDH )

      Ante su indiferencia, una tarde, después de derrotarle en una batalla naval, conforme a las innovaciones introducidas por Lucinio Orejón en el juego (fuego griego, petardos, fulminantes y fósforos como proyectiles contra las escuadras de papel formadas en la bañera), inflamado de patriotismo, reveló a su amigo, cuyo halago buscaba inútilmente, su secreto: según su abuelo, que estuvo en la guerra, y su tío Felipe Neri, el militar, «él tenía madera de héroe», había nacido para protagonizar grandes hazañas.

    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )

      [...] así se escuchaba sin escucharse la entrada y la salida de Acapulco de los camiones foráneos, cargados de los productos que el estéril balneario necesitaba pero no creaba: desde el New York Cut steak hasta el papel higiénico, desde las cajas de Taitinger hasta las horquillas para el pelo; papel, pollos y petardos; mostaza, moscatel y manzanas; velocípedos, vaporub y vychysoisse: todo debía ser traído de lejos y el rumor de los camiones que lo traía era el más implícito de todos [...].

    • 1987 Fuentes, C. Cristóbal Nonato [1988] Mx (CDH )

      Entonces sucedió algo extraordinario: el atardecer renunció a la noche y de ambos lados de la barranca estallaron volando, como si quisieran alcanzar al helicóptero, competir con su vuelo o herir sus alas, ramilletes de petardos, cohetes incendiados de azul y verde, luces despavoridas, sin color, sábanas luminosas y luego racimos de plata líquida y castillos de aire hiriente: una noche llena de pólvora roja, acre y milagrosa [...].

    • 1988 Molina Foix, V. Quincena soviética [1988] Esp (CDH )

      En ese momento explotaron los cohetes de La Lonja. ¿Impaciencia del técnico, órdenes del Alcalde de que el acto acabara con un alarde, simpatía de los petardos con el calor de la ira oficial? Unos niños que jugaban a las chapas en un bordillo aplaudieron sin molestarse en mirar al foco de los truenos.

    • 1988 Peri Rossi, C. Solitario [1988] 167 Ur (CDH )
      Encendí un cigarrillo con torpeza (la belleza de tu rostro prerrafaelita me había puesto nervioso) y la cerilla estalló, como un petardo, quemándome la yema del dedo pulgar.
    • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] Co (CDH )
      En la escuela anduvimos más alborotados que de costumbre combinando fórmulas para fabricamos una buena cantidad de petardos, mientras los maestros predicaban en el desierto.
    • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] Co (CDH )
      A las ocho en punto aparecí con mi bolsa de petardos y casi al mismo tiempo Desiderio, con lo convenido, y la queja de que ahora sí, con toda seguridad, su padre lo dejaría lisiado.
    • 1988 Sánchez, H. Héroe familia [1988] Co (CDH )
      Viéndolo encender tozudamente sus cigarrillos con los petardos, y llevarse éstos a la boca como si nada, y orinarse sin ningún reparo en las losas del monumento a la bandera, pensé aliviado que la rueda de la fortuna había girado a mi favor, como otras veces lo había hecho en contra, así que pasé a la ofensiva apoderándome de la botella.
    • 1988 Teitelboim, V. País prohibido [1988] Ch (CDH )

      Festejó su cumpleaños número 22 como pudo. («Pa' celebrar nos tomamos una botella de "Pisco" con bebida, reventamos tres petardos... y a dormir.») No está tan cuidada como su homónima. Tomando en cuenta su edad, se ve avejentada.

    • 1988 Vázquez-Figueroa, A. Caribes [1990] Esp (CDH )
      Cuando al fin —nunca supo cuánto tiempo más tarde— abrió los ojos plenamente consciente de que continuaba perteneciendo al mundo de los vivos, lo primero que advirtió fue que una maloliente masa humana se inclinaba sobre su rostro para examinarle con detenimiento y exclamar al fin con un ronco vozarrón que estalló como un petardo en su cabeza.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 24 Esp (CDH )
      Le ofrecí la piel del oso que cazara en el año de Maricastaña, más un ciento de pájaros volando y todas las uvas altas que pudiera alcanzar, y le ofrecí otras cosas imposibles, que él rechazó con gracia, después de sopesarlas. Cuando me flaqueó la inspiración le tendí, que Dios me perdone, un puñado de caramelos y una ristra de petardos. Él se reía con ganas y decía: «Ofrézcame también su uniforme completo de guardia de tráfico».
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Aturdidos por los pálpitos y giros de la luz, por el estruendo de los carruseles y el cisco de las tómbolas (y no sin ciertas protestas de la madre, que intentó gritar algo que un petardo anuló de un estallo), se adentraron intrépidos entre la muchedumbre.
    • 1989 Prensa ABC, 04/07/1989 [1989] Esp (CDH )
      En otros pueblos la modalidad es diferente, tal como introducir una vara por el ano al animal, atándole una soga a la cabeza y tirando la gente de ella en todas direcciones, echando sacos y petardos sobre él hasta terminar dándole cruenta muerte.
    • 1989 Prensa El País, 02/08/1989 [1989] Esp (CDH )

      Pero más aún, quiero felicitarle por el enorme esfuerzo que viene haciendo en los últimos años por difundir y tratar de incorporar a las preferencias del público español a lo más mimético, mohoso y rancio de la actual literatura española. Es decir, la de Marías, la de Millás, la de Mateos, la de Guelbenzu, la de Llamazares, la de Satué y la de parecidos jóvenes momias, como la de la última promocionada, la autora de la Historia de no, que no es una historia sino un petardo húmedo.

    • 1989 Prensa El Tiempo, 02/01/1989 [1989] Co (CDH )
      Las tradicionales fiestas de Año Nuevo, algunas de las cuales son peligrosamente animadas por fuegos artificiales, petardos e incluso armas de fuego ocasionaron una serie de incendios y accidentes en el mundo entero que dejaron numerosos muertos.
    • 1989 Prensa El Tiempo, 02/01/1989 [1989] Co (CDH )

      En Italia, pese a los recientes llamados de las autoridades por un "Nuevo año tranquilo"la noche de San Silvestre fue bastante movida. Fuegos artificiales, petardos e incidentes dejaron un muerto y 400 heridos en todo el país.

    • 1990 Pombo, Á. Metro platino [1993] 279 Esp (CDH )
      Engañar era una falta grave incluso en broma: mantener engañado por ejemplo, al chófer el día de los Santos Inocentes y dejar que se fumara un pitillo con petardo unía a las grandes risas de después del petardazo un antes falsificado y coloquial de confraternizar para engarlitar y atrapar y una cierta espera —dentro aún de ese antes endiablado— a que, calada tras calada, que se le veía todo satisfecho, llegara el bueno de Manolo al calculado disgusto de explotársele casi toda la mano izquierda y las narices con el maldito cigarrillo.
    • 1990 Pombo, Á. Metro platino [1993] 280 Esp (CDH )
      [...] ahora reventaban como un huevo podrido en plena cara teniendo además, después, que reír la gracia... Aquel extraño brinco inolvidable, simultáneo al chasquido del petardo que, por cierto, ni siquiera fue terrible como un relámpago y un trueno, sino diminuto y ramplón como una picadura de mosquito que nadie, excepción hecha de Pelé mismo y Manolo, llegó a oír, aterrorizó a Pelé, que se abrazó a Manolo pidiéndole perdón.
    • 1991 Prensa Expreso, 01/10/1991 [1991] Pe (CDH )
      El meta cayó en desgracia luego del partido que la selección de Chile disputó con su similar de Brasil por las eliminatorias del mundial Italia 90, el 3 de setiembre de 1989, en el estadio de Maracaná, colmado con más de 100 mil fanáticos, cuando fingió una seria lesión, que atribuyó a un petardo lanzado desde las graderías.
    • 1991 Ramos, L. / Lejbowicz, C. Corazones llamas [1992] Ar (CDH )

      Una de esas noches, ofuscado por los celos, el Mufercho comenzó a arrojar petardos a los pies de Symns, que iniciaba su acto. Los petardos parecían formar parte del show y el público se reía del desventurado monologuista, que intentaba seguir el hilo de su discurso mientras eludía los proyectiles. A los costados del escenario, los ricoteros de La Plata no paraban de reír.

    • 1992 Alberto, E. Eternidad lunes [1994] 154 Cu (CDH )
      De pronto, vio un trapecio atado a la rama de un árbol, y escuchó entre los fragores de los petardos la voz del mago recitando el conjuro de amor con todo el amor del mundo, y supo que el sueño se acercaba al final.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Ni (CDH )
      Murió un 31 de diciembre, acompañado por los petardos, cohetes y fiestas que lo despidieron junto con el año viejo.
    • 1992 Ducoudray, L. A. Ojos arrecife [1992] 50 CR (CDH )
      [...] se durmió en un cocotal donde al despertarse vio unos zopilotes a su alrededor que le picoteaban los tobillos mas no pudo sino confundirlos con grandes pedazos de carbón que volaron cuando él se puso de pie tan sólo para concluir que las cosas de la isla fatigadas por los meses de temporal se habían trabucado ya que junto a los carbones en aire vio papelillos amarillos flotando de un lado a otro como si intentaran suicidarse en los cocoteros entre petardos que pasaban velozmente antes de que él se vomitara al escuchar el gorjeo de unas aves que pedían auxilio o agonizaban en el escándalo de aquel paraje del cual huyó para perderse en una selva desconocida [...].
    • 1992 Maqua, J. Invierno [1992] Esp (CDH )
      Oía el retumbar de las bombas como petardos espléndidos, el chasquido de la metralla como tracas gigantes, el desmoronarse de los muros como fallas que se vienen abajo... Los chispazos del trole de un tranvía abandonado iluminaban de vez en cuando los escaparates apagados... Con la boca abierta, en un temblor, paralizada en medio de la vía pública, Lucía se sentía como elevada, transportada lejos de allí, en arrebato.
    • 1992 Martín Gaite, C. Nubosidad [1994] Esp (CDH )

      De la calle venían rumores de conversación y risas apagadas. Un niño tiró un petardo y asomó el rostro, encaramándose a la reja. Luego desapareció de un brinco. Lo envidié, como el preso que ve volar a un pájaro desde su celda.

    • 1992 Prensa Diario La Prensa, 05/05/1992 [1992] Ar (CDH )
      Esto fue fruto de un arreglo entre los partidos Bloquista y Cruzada Renovadora —que ganó las últimas elecciones— en una sesión bochornosa donde la barra que asistía a la sesión provocó toda clase de desmanes —rechiflas prolongadas que imposibilitaban escuchar a los oradores, arrojo de panfletos, encendido de petardos, etcétera—, y que culminó con la expulsión de los revoltosos por parte de la guardia de infantería de la policía provincial, dado que además previamente habían agredido de hecho a varios legisladores.
    • 1992 Quezada, M. Mensaje [1992] Ch (CDH )

      En el ejemplo sobre las manifestaciones de violencia en los dibujos animados, serían categorías de un alto grado de especificidad, por ejemplo, las siguientes:

      "explosión de petardos" "explosión de cohetes" "explosión de mecheros" "costalazos o caídas desde un mueble" "caídas desde un vehículo en movimiento" "caídas desde una ventana" "caídas desde un tejado" "caídas desde un vehículo detenido" etc.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
      Los sellos de lacre, las obleas de sal y carbón de los codicilos comenzaron a estallar como una hilada de petardos en la traca de una fiesta mayor, la fiesta patronal del Almirante.
    • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )

      Con la ayuda del Ama y la Sobrina untó los dedos en la humedad sanguinosa que manaba de sus ojos y los imprimió al pie de ese pergamino, postrero título de la definitiva desposesión que él se otorgaba a sí y a sus herederos. Un último petardo estalló. La íngrima silueta del Almirante fue desvaneciéndose en la humareda cada vez más densa, hasta que no se le vio más.

    • 1993 Marsé, J. Embrujo Shangai [1996] Esp (CDH )
      ¡Eh, vosotros, no os acerquéis demasiado a esta cloaca, que está acumulando gases! ¡Lo digo muy en serio, puñeteros! ¡La filtración ha llegado a este nido de ratas y su inhalación afecta al crecimiento de los huesos! ¡Y no se os ocurra echar un petardo dentro...!
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 19/05/1994 [1994] Esp (CDH )
      Y en el Sant Andreu Teatre los bocinazos y petardos retrasaron el inicio de la representación.
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 21/04/1994 [1994] Esp (CDH )

      Los trabajadores de Santa Bárbara se concentraron ante el Ministerio de Industria, donde manifestaron su protesta lanzando potentes petardos y coreando gritos contra el Gobierno.

    • 1994 Prensa La Vanguardia, 23/06/1994 [1994] Esp (CDH )
      La Generalitat y muchos ayuntamientos, entre ellos el de Barcelona, han advertido del peligro de incendios que puede derivarse del mal uso de los tradicionales petardos, cohetes y hogueras en la noche de Sant Joan.
    • 1994 Prensa La Vanguardia, 23/06/1994 [1994] Esp (CDH )
      Sobre las 15.50 horas, un grupo de niños que estaba tirando petardos prendió fuego a una pequeña hoguera con unos cartones y, debido al viento, las llamas alcanzaron rápidamente los automóviles
    • 1994 Prensa El Mundo, 19/02/1994 [1994] Esp (CDH )
      Si en el estadio actual de «café para todos» Pujol quiere entenderse directamente con el Rey, amenaza con retirarse del Parlamento, negar la Constitución y habla de «petardos» si se declara inconstitucional la Ley del Catalán, imagínense lo que pedirá en un reparto autonómico de «jamón para todos» el presidente de la Generalitat para resaltar y continuar en el poder.
    • 1994 Prensa El Mundo, 07/06/1994 [1994] Esp (CDH )

      Desaparece la prueba básica del juicio por la explosión del «híper» de Alicante

      Los restos pirotécnicos determinarían la procedencia ilegal de los petardos

      Proceso a los encargados de la empresa acusados de vender los cohetes [...].

    • 1994 Prensa El Mundo, 07/06/1994 [1994] Esp (CDH )
      Es la primera vez que la Justicia aborda un asunto tan espinoso como éste en una provincia en la que el uso de petardos, cohetes y pólvora es constante durante todo el año.
    • 1994 Prensa El Mundo, 20/08/1994 [1995] Esp (CDH )
      Durante dos horas y media carreras, olor a pólvora quemada, cohetes y petardos rodearon el espectáculo de fuego y detonaciones que congregó y encandiló a numerosas personas.
    • 1994 Prensa La Vanguardia (Barcelona), 19/05/1994 [1994] Esp (CDH )
      Se dejaban oír, por toda Barcelona, los ecos de tanto petardo y cohete lanzados por madridistas o españolistas reconfortados o por barcelonistas que, como en las verbenas de Sant Joan, estaban obligados a gastar sus municiones.
    • 1994 Prensa El Mundo, 27/11/1994 [1995] Esp (CDH )
      Piedras, petardos, gases lacrimógenos y pelotas de goma se han cruzado por encima de las cabezas.
    • 1994 Prensa El Mundo, 07/09/1994 [1995] Esp (CDH )
      «Espero que esta carta salga publicada: es sólo por ver si me leo, si me animo. El viaje a Cuba no fue especialmente alegre. Como ya no la encuentro a usted por el Retiro pues paso y paseo en busca de esa ardilla tan bonita que vio el señor Pombo, y ni en eso he tenido fortuna. Verá, creo que lo que me pasa es que antes del verano, cuando estalló lo de la corrupción y me senté en primera fila para ver al fin los fuegos artificiales, resulta que saltaron al aire los primeros cohetes... y ya está. / Sí, ya sé que aquellos petardos fueron muy gordos, pero me supo a poco, por lo que, encima, me siento una asquerosa y perversa mujer que goza con el desastre ajeno.
    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )

      La noche llegó casi sin aviso y unas luces muy blancas y redondas fueron a posarse como grandes ojos sobre el edificio central de la plaza, de piedras grises y tezontle rojo. En su puerta principal tenía un escudo —un águila devorando una serpiente— y a los lados dos figuras resaltadas de guerreros: un caballero águila azteca y un caballero español.

      La fanfarria de trompetas y matracas y vivas atronó junto con el estallido de los primeros petardos.

    • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )

      Tocó una campana a rebato, también bañada de luz artificial. Nuevos —más y más— gritos de júbilo. El traqueteo de las matracas. El mugido de las trompetas tricolores. El castillo de nuevos petardos que se levantaba majestuoso hacia lo alto, metiéndose en la noche como un sol repentino.

    • 1994 Vallejo, F. Virgen sicarios [1999] 40 Co (CDH )
      Y al día siguiente ¡goool! Los goles atruenan el cielo de Medellín y después tiran petardos o "papeletas" y "voladores", y uno no sabe si es de gusto o si son las mismas bodas de anoche.
    • 1995 Hernández, R. Secreter rey [1995] Esp (CDH )
      Escoltado por una muchedumbre de gente oficial, aparentemente rodeado del Pueblo, pero protegido de él por sucesivos cordones de guardias de asalto y soldados, entre el resplandor del sol y la polvareda, el eco de los adoquines de las calles, las herraduras chispeantes de los corceles, la emoción tensa, los disturbios de la calle de Lauria, los petardos en las Ramblas.
    • 1995 Hernández, R. Secreter rey [1995] Esp (CDH )
      Al trote largo de los fustigados caballos, seguimos hasta el Quai d'Orsay, y, al apearnos, notamos que los caballos del coche presidencial estaban heridos y sangraban abundantemente. M. Loubet, muy emocionado, subió con el Rey que, tratando de tranquilizarle, le dijo: / »"Esto no ha sido más que un petardo." / »Pero cuando se retiró el Presidente y con él los demás franceses, nos dijo, con admirable serenidad: / »"Le he dicho que ha sido un petardo para que el pobre viejo pueda dormir tranquilo, pero ha sido una bomba de la que hemos escapado por milagro. Son gajes del oficio..."» [...].
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 30/12/1995 [1995] Esp (CDH )
      Los jóvenes permanecen con la familia hasta después de la medianoche y luego salen a la calle, donde se encienden hogueras y se tiran petardos hasta el amanecer.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 16/03/1995 [1995] Esp (CDH )
      Además, las "mascletás" —explosión sincronizada de miles de petardos y cohetes—, más los cohetes que cada fallero lanza por su cuenta, hacen que el ruido y el estruendo dificulten la vida a aquellos a los que les gusta la tranquilidad.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 16/01/1995 [1994] Esp (CDH )
      A falta de 22 minutos para el inicio, y cuando ambos equipos estaban realizando el calentamiento, un petardo cayó junto a Cedrún, quien se tuvo que retirar a los vestuarios completamente aturdido, pese a lo cual pudo finalmente jugar.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 16/11/1995 [1995] Esp (CDH )
      Los manifestantes, que hicieron sonar sirenas, lanzaron petardos y un bote de humo rojo delante de la concejalía, entregaron un documento con sus reclamaciones a la concejal del ámbito de la Vía Pública, Carmen San Miguel.
    • 1996 Casares, C. Dios sillón azul [1996] 185 Esp (CDH )
      De nuevo, al igual que había sucedido en el coloquio de la conferencia de Fernández Alba, unos días antes, hablaba de la muerte en abstracto, cuando ella tenía en la mente la visión real de una persona concreta, exactamente un hombre delgado, alto y rubio, con un hermoso cabello liso, vestido con un traje azul, que estaba sentado muy cerca de la localidad que ellos ocupaban y al que ella había observado casualmente unos segundos antes de la tragedia, quizá ya cuando el estoque iba por el aire camino de aquel pescuezo que a ella le pareció que en el momento del impacto estallaba como un petardo.
    • 1996 Lpz Navarro, J. Clásicos cine [1996] Ch (CDH )
      Michael lo amenaza para que le pague, pero Johny, que se precia de no pagar deudas, se burla de todos inventando absurdas maldades, encendiendo petardos para hacer volar un buzón o disparando al edificio Empire State.
    • 1996 Prensa Los Tiempos, 07/12/1996 [1996] Bo (CDH )
      Antes de que comenzara el mitin organizado por los dirigentes de Bolivia Insurgente, numerosas personas irrumpieron en la plaza con palos, piedras y haciendo explotar petardos, impidiendo así el desarrollo de la anunciada fiesta en la que debían participar varios grupos musicales y artistas de variedades.
    • 1996 Prensa Los Tiempos, 07/12/1996 [1996] Bo (CDH )
      Hasta ese momento todo parecía tener un desarrollo normal, tanto del acto político como de la movilización sindical, pero de pronto se produjo una guerra de petardos que degeneró en graves enfrentamientos con el lanzamiento de piedras y palos que dejaron como saldo varios heridos y cuantiosos daños materiales.
    • 1996 Prensa Los Tiempos, 07/12/1996 [1996] Bo (CDH )
      Los petardos eran lanzados de uno y otro bando.
    • 1996 Prensa Los Tiempos, 20/11/1996 [1996] Bo (CDH )
      Munidos de pancartas y al estallido de petardos, los fabriles de diferentes industrias cruceñas recorrieron los alrededores de la plaza Principal 24 de septiembre, donde posteriormente se apostaron en el atrio del Palacio Prefectural, protestando por la nueva Ley de Pensiones.
    • 1996 Prensa El Mundo, 03/12/1996 [1997] Esp (CDH )

      La concejala de Centro, María Antonia Suárez, les recriminó su actitud por no respetar los derechos de los demás y se mostró «dolida»porque el primer edil no estuviera presente.

      «Estaba la banda municipal y nosotros fuimos con nuestra música (petardos) para que el alcalde nos viera, pero sin ánimo violento. El no fue, aunque sí desplazó a decenas de antidisturbios», explicaban por la tarde, no sin enojo.
    • 1996 Prensa El Mundo, 30/10/1996 [1997] Esp (CDH )
      Las batallas campales en las aulas, el lanzamiento de petardos contra los profesores y el incendio del mobiliario escolar son al parecer prácticas bastante frecuentes en la «Ridings School» de Halifax.
    • 1996 Prensa El Mundo, 29/04/1996 [1996] Esp (CDH )

      Muere al estallarle un petardo en el pecho

      GIRONA.– Un joven de 17 años murió el sábado por la noche como consecuencia de la explosión de un petardo durante las fiestas de la Santa Creu de Figueres (Girona). El joven, Lluís Fita Perxes, resultó herido de gravedad al estallarle un petardo en el pecho.

    • 1996 Prensa Proceso, 20/10/1996 [1996] Mx (CDH )
      "El caso de Guerrero es paradigmático. En lugar de intentar cambiar el curso de las cosas con una política responsable, con una administración consecuente que atienda las necesidades sociales, las autoridades locales y federales hicieron exactamente lo contrario. Luego, cuando les explotó el petardo en la mano, recurrieron a la militarización. Ese esquema tiende a reproducirse en otros estados. Esa situación huele muy mal, y recuerda peligrosamente lo que ocurrió en el Cono Sur en los años 70", enfatiza Tidball.
    • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )
      Durante ese periodo se puede visitar la exposición del Ninot, tienen lugar las mascletás en la plaza del Ayuntamiento, se queman castillos de fuegos artificiales en el viejo cauce del río Turia y, cada día, a las 8 h de la mañana, la estruendosa despertá pone en pie a la ciudad con el ruido de los petardos.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 04/11/1997 [1997] Esp (CDH )

      De vez en cuando, alguien prende una mecha al azar y comienzan a elevarse deslumbrantes bengalas luminosas. Tras ellas, el silbido inquietante de los cohetes, el estampido de los petardos, la luz cegadora del castillo de fuego forman el cortejo multicolor en el que, fascinados sin remedio, depositamos nuestros sentidos.

    • 1997 Prensa Blanco y Negro, 14/12/1997 [1997] Ec (CDH )

      Aunque existen algunas tiendas que poseen autorización para negociar armamento, lo habitual es que se comercien las que son de uso prohibido. En esto, tampoco existe control. Daniel Córdova, presidente de la Federación de Asociaciones de Comerciantes, asegura desconocer este tipo de negocio. "Al menos yo no lo he constatado".

      A quien sí le consta es a un integrante de las Fuerzas Armadas, el que reconoce la existencia de un mercado negro de armas en las Bahías. Pese a esto, casi nunca se han dado en el sector operativos de requisa, "por los intereses que existen", según la fuente militar.

      Lo más reciente guarda relación con el almacenamiento y venta de explosivos, que se fabrican en todo el país con pólvora proveniente de Colombia e incluso de Perú. "La pólvora y elementos con que se fabrican los petardos, camaretas y demás explosivos, son relativamente baratos, por ello su venta genera un alto nivel de ganancia y, a su vez, esto atrae a más comerciantes a este tipo de negocios", explica con gran calma un antiguo comerciante. "Además, la venta es fácil, todo el mundo compra en diciembre. Y, el mejor lugar para guardarlo, es las Bahías", reafirma.

    • 1997 Prensa Los Tiempos, 13/02/1997 [1997] Bo (CDH )
      La policía detuvo a tres chilenos que tenían petardos prohibidos internacionalmente.

      Los hinchas chilenos esperaron varios minutos a que se vaciara el estadio, pero una vez fuera comenzaron con un festejo plagado de insultos, lo que enardeció a los hinchas bolivianos que todavía estaban en las calles.

    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 18/07/1997 [1997] Esp (CDH )
      Los vecinos decían que no conocían a las personas que habían alquilado la vivienda, pero que no se extrañaron de nada, si bien ya habían oído otras dos pequeñas explosiones que atribuyeron a petardos en la calle.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 21/10/1997 [1997] Esp (CDH )
      No en vano José Gutiérrez Solana nació el último día de un febrero no bisiesto, y murió oyendo la jarana y los petardos de la noche de San Juan en su retiro madrileño, lejos ya de su querido Santander.
    • 1997 Prensa Diario de Yucatán, 11/11/1997 [1997] Mx (CDH )
      La Dirección de Policía Municipal, que encabeza Lauro Zapata Pacheco, informó que a partir de este mes quedó prohibida la venta y uso de artefactos con pólvora como bombitas, petardos y barrepiés, debido a que constituyen un riesgo para la población y, además, contaminan el ambiente.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 28/07/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )
      El turista alemán Michael Reeb fue deportado el pasado jueves, seis días después de hacer estallar petardos en un túnel de La Habana.
    • 1997 Prensa El País, 08/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      El fuego fue provocado por un petardo pirotécnico que cayó sobre una carpa colocada dentro del templo de Brihadeswara, en el momento en que miles de personas asistían a un festival religioso.
    • 1997 Prensa Clarín, 03/04/1997 [1997] Ar (CDH )
      Anda criticando como quien tira petardos.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/07/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )

      Regresóa Alemaniaturista puso petardo en túnelde La Habana

      La Habana– El turista alemán Michael Reeve, que fue detenido el viernes pasado tras hacer estallar un petardo en el túnel que atraviesa la bahía de La Habana, salió hoy de la isla después que las autoridades cubanas descartaron que fuera un acto terrorista.

      Según la portavoz de la Cancillería cubana, Marianela Ferriol, el turista alemán, tras participar en una fiesta particular, detonó a su paso por el túnel habanero un artefacto que en su país es utilizado comúnmente para las celebraciones.

      El petardo, al parecer una carga de fuego artificial, no causó daños al ser detonado por Reeve, pero a partir de ese momento fue reforzada la seguridad a la entrada y salida del túnel que tiene unos 800 metros de largo.

    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/07/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )
      En el registro realizado el sábado pasado en el domicilio particular en el que se hospedaba el turista alemán en la playa de Guanabo, a unos 30 kilómetros al este de La Habana, la policía encontró cuatro petardos semejantes que hizo estallar.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 24/02/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )

      "Nunca vítanta sangre en mi vida, pero lo peor fue cuando la gente se aterrorizó", dijo un testigo que presenció los hechos al describir la ola de pánico que barrió la terraza del famoso rascacielos.

      "Oí un ruido fuerte. Pensé en un primer momento que era un niño que jugaba con petardos. Hubo un disparo, pasaron dos o tres segundos, y después más disparos", comentó otro testigo.
    • 1998 Prensa El País, 28/01/1998 [1998] Esp (CDH )

      A primera hora de la tarde de ayer, mientras políticos diversos intercambiaban reproches sobre esa cuestión por la radio, llegó la noticia de que los terroristas habían colocado una bomba en la furgoneta de un concejal del PP. Luego se supo que no se trataba de una bomba, sino de un artefacto pirotécnico colocado en la rueda del vehículo. Era, pues, lo que en la literatura de ese mundo se entiende como un aviso: lo mismo que habían colocado un petardo podían haber puesto una bomba-lapa como la que hace unos días acabó con la vida del concejal Iruretagoyena.

    • 1998 Prensa El País, 09/01/1997 [1998] Esp (CDH )
      Grupos de mineros intentaron reiteradamente manifestarse por la capital asturiana, con el lanzamiento de petardos.
    • 1998 Prensa El Nuevo Herald, 20/01/1998 [1998] Estados Unidos de América (CDH )

      El director del Comité de Acción Política de la Asociación Nacional de Luisiana para el Avance de las Personas de Color, Eddie Crawford, dijo que escuchó los disparos a sólo unas cuadras de la oficina de la organización en Baton Rouge.

      "Estaba fumando fuera cuando oí lo que parecían petardos, pero son ilegales aquí. Entonces, pocos minutos después, vi una ambulancia que viajaba hacia el Hospital General de Baton Rouge", agregó.
    • 1998 Prensa Revista Hoy, 29/12/1997-04/01/1998 [1998] Ch (CDH )
      Los balazos se confundieron con los petardos y a nadie le llamaron la atención.
    • 1999 Faus, A. Andar montañas [1999] Esp (CDH )

      Nadie negará que es bonito cantar, una canción en plena montaña pero hasta ello puede molestar a otra persona ajena a nuestra alegría. Y no digamos de radios portátiles, instrumentos musicales muy detonantes, cohetes, petardos y conversaciones de alto tono.

    • 1999 Prensa El Norte de Castilla, 24/05/1999 [1999] Esp (CDH )

      Els Comediants supieron crear hace años un estilo peculiar recuperando las señas de identidad de la tradición mediterránea en sus pasacalles y espectáculos populares donde mezclan la pirotecnia, el fuego, el ruido y la música con el objetivo de recrear un ambiente ritual que engulle literalmente a los espectadores [...]. Correr delante de las bengalas como en unos imaginarios encierros, perseguir al dragón de fuego o saltar en medio de los petardos son algunas maneras que el público tiene de inmiscuirse en este ritual.

    • 1999 Prensa El Norte de Castilla, 24/05/1999 [1999] Esp (CDH )
      Cientos de kilos de pólvora, petardos y bengalas distribuidos en distintos balcones, convirtieron a la plaza Mayor en un enorme teatro que se sumaba de este modo a las celebraciones.
    • 1999 Prensa El Norte de Castilla, 24/05/1999 [1999] Esp (CDH )
      En medio del olor de la pólvora, las explosiones de los petardos y el ruido de las bengalas, los más atrevidos bailaban al ritmo de la música, interpretada con tambores, mientras los demonios se abrían paso entre los espectadores con las chispas de sus bengalas.
    • 2001 Campmany, J. "Espías, arúspices" [02-06-2001] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Recuerdo una "Nit del' Albá" en Elche. Desde el balcón donde yo tiraba mis cohetes veía a un jocundo sujeto, metido en carne y en kilos, que en medio de la "tronaera" permanecía sentado en un sillón de brazos y patas de madera blanca y asiento de enea. De vez en cuando, colocaba un petardazo bajo el sillón, prendía fuego a la mecha y esperaba la explosión. Cuando estallaba el petardo, el sillón con su orondo ocupante se elevaba veinte o treinta centímetros sobre el suelo, y aquella ascensión producía un ruidoso placer al petardista.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...] m. Tubo de cualquier materia no muy resistente que se rellena de pólvora u otro explosivo y se liga y ataca convenientemente para que, al darle fuego, se produzca una detonación considerable.
    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )

      De modo que me incorporé al tumulto de los pasajeros y arrastré la maleta por un matorral tapizado de cangrejos vivos cuyas cáscaras traqueteaban como petardos bajo las suelas de los zapatos.

    • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] 400 Co (CDH )
      Al fondo del salón, un hombre joven y rubio, en mangas de camisa, escribía en una máquina cuyas teclas estallaban como petardos en el salón desierto.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      El estallido de un petardo en el patio de la casa les interrumpió.

      Los partidarios de Olegario estaban festejando ruidosamente el triunfo y se esforzaban en hacerlo sentir a los vecinos de su jefe.

    • 2011 Barrera Tyszka, A. Rating Ve (CORPES)
      En ese momento, lo hice de manera inconsciente; después, con los años, he ido descubriendo y entendiendo la lógica que nos guía cuando nos toca romper con las mujeres. El procedimiento consiste en dinamitar la vida cotidiana, llenar de petardos a la esposa o concubina, cercarla, hacerle imposible la existencia, pero manteniendo siempre, y aquí está el elemento importante, la más sorprendente naturalidad, una suerte de presencia y de ánimo de normalidad tal que, más temprano que tarde, desquicia a cualquiera.
    • 2012 Freyre, C. E. El semental Pe (CORPES)
      Regina pudo enterarse de la patraña que se tejía a sus espaldas recién dos semanas después, cuando un inspector de policía apareció por su vivienda acompañado de un fiscal, tres guardias, cuatro excavadores del cementerio, un médico legista, tres periodistas, dos monjas y una procesión de curiosos, con una orden para irrumpir con palas y picos en el jardín interno de la casa a fin de desenterrar y reunir los diez o doce pedazos en que estaba destazado el cadáver del que en vida fue, y darle una sepultura cristiana y acorde con los preceptos de la ley y de la iglesia. —¡Váyanse a la mierda todos!, les gritó Regina, hecha un petardo de furia.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. Tubo de cualquier materia no muy resistente que se rellena de pólvora u otro explosivo y se liga y ataca convenientemente para que, al darle fuego, se produzca una detonación considerable.
    • 2016 Villacís, J. El hombre de la maleta vacía Esp (CORPES)
      La vida en la academia tenía un encanto que se puede explicar como paz y, sobre todo, regularidad, protegido de los sobresaltos de la vida, de los petardos inesperados de las malas noticias, como esa del examen de madrugada en el orfanato o el embargo de la pensión. Se producían solamente pequeños incidentes como la rotura de la cisterna del váter del piso de arriba o alguna paliza que la vecina de la academia propinaba a su marido, al otro lado del patio.
    • 2018 Anónimo (E. E.) "Petardo boca gato" [02-01-2018] El Español (Madrid): elespanol.com (HD)
      La asociación de defensa de los animales RECAL de Almendralejo ha denunciado que un gato ha tenido que ser sacrificado después de que varias personas hicieran explotar un petardo en su boca en la noche del pasado día 31 de diciembre. En una nota de prensa, RECAL relata a que recibieron un aviso de que alguien había puesto un petardo en la boca del animal en la calle Federico García Lorca, diez minutos antes de dar las campanadas de Nochevieja.
    • 2022 Anónimo "Petardo perro bomba" [02-01-2022] 20 Minutos (Madrid) (HD)
      Las Navidades son una de las fiestas más esperadas a lo largo del año por millones de personas por la emotividad y expectación que atesoran. Sin embargo, la emoción propia de la celebración trae consigo la explosión de multitud de petardos y otros productos pirotécnicos que convierten un momento de felicidad en una auténtica pesadilla para nuestras mascotas.
    1. s. Se usa en expresiones comparativas para ponderar la velocidad que alcanza algo o alguien.
      docs. (2009-2017) 2 ejemplos:
      • 2009 Ramos, S. R. Trad Medio tormenta p. 143 Esp (BD)
        La mente de Mady voló más rápido que un petardo, al estar visiblemente sacudida. Impresionado, Josué no tenía idea de cómo responder a la observación.
      • 2017 ZigZag, L. Gatos negros Londres p. 223 Esp (BD)
        Entonces escuché un crujido. Fue ínfimo, despreciable. Si no hubiera escuchado cien mil veces el Danubio Azul juraría que habría sido el rechinar de un contrabajo. Kaiser se levantó y trotó hacia el vestíbulo. Ahora estaba seguro: alguien había entrado en casa. Rápido como un petardo, solicité una videollamada a Jeffrey y corrí a encerrarme en el baño.
    1. s. m. Artefacto pirotécnico, generalmente luminoso, que estalla en el cielo.
      docs. (1837-2020) 10 ejemplos:
      • 1837 Anónimo Esposicion S. M. p. 43 (BD)
        Mientras esta se hallaba perturbada en la plaza, en el interior del coliseo se circulaban noticias alarmantes, y hasta se dieron gritos de fuego, habiéndose dicho despues si llegaron á mediar tentativas de ponerle en el edificio. Lo cierto es que huyendo perseguidos por la Rambla algunos de los revoltosos en el llano de la Boquería, se les inflamó un petardo ó fuego artificial.
      • 2020 Anónimo "Salvaje fiesta fuegos artificiales" [06-07-2020] Agencia de Noticias Yonhap (Seúl) (HD)
        Decenas de extranjeros, que se presume que eran soldados estadounidenses, han creado disturbios, el sábado por la noche, lanzando fuegos artificiales en una famosa playa de Busan, aparentemente en celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos, lo que resultó en el breve arresto de un soldado, según dijo, este lunes, la Agencia de Policía Metropolitana de Busan. Los extranjeros dispararon numerosas rondas de petardos al cielo, e incluso hacia los ciudadanos, durante dos horas, empezando alrededor de las 7:00 p.m. en la playa Haeundae y sus cercanías, localizada en la ciudad portuaria del sur del país, en una aparente conmemoración del 4 de Julio, según la policía municipal.
      • 1837 Anónimo Esposicion S. M. p. 43 (BD)
        Mientras esta se hallaba perturbada en la plaza, en el interior del coliseo se circulaban noticias alarmantes, y hasta se dieron gritos de fuego, habiéndose dicho despues si llegaron á mediar tentativas de ponerle en el edificio. Lo cierto es que huyendo perseguidos por la Rambla algunos de los revoltosos en el llano de la Boquería, se les inflamó un petardo ó fuego artificial.
      • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
        Preparadas millares de personas con pañuelos llenos de flores, y pendientes de un cordel por un ángulo los arrojaban con fuerza tirando en seguida del cordel, de manera que figurase un petardo que poblara el aire con una lluvia de flores.
      • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
        En las ramas de los cocales, como si a los cocos les hubieran salido ojos, se enracimaban las cabezas de los «mirones», primero en sombras, luego iluminados por las fogatas que se encendieron alrededor de la casa, y más tarde por los relámpagos de los petardos que empezaron a estallar en la profunda noche celeste.
      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )

        Luego la montería continuó, encarnizadamente, por el baño de mayólicas verdes, por el de azulejos, hasta que, al fin su príapo ya declinante, Ludo ve que la enana abandona los espacios cubiertos para lanzarse por las escaleras de la azotea.

        La sigue sin convicción, bajo el cielo atravesado de petardos y por los estertores que la fugitiva va dejando a su paso adivina que está en uno de los cuartos de sirvientes. Al encender la luz, la descubre tendida de vientre en la cama, exhausta mirándolo aterrada.

      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] (CDH )
        De pronto, en el cielo estalló una bengala amarilla y luego un cometa blanco y enseguida miles de petardos rojos y azules, hasta que la ciudad se encendió como si fuera mediodía y por las bocacalles llegó un calor de horno y un ruido de tambores; los primeros harapientos aparecieron blandiendo palos y hachas y machetes, y Quomo trepó hasta lo más alto de un farol vociferando, con las venas hinchadas, mientras señalaba con un brazo las torres del palacio imperial.
      • 2004 Portugal Durán, L. A. "Espantajo" Corazón noche Bo (CORPES)
        —Es excelente hacerle el amor a una mujer, una verdadera mujer —repitió Sebastián y me observó alzando las cejas—. Deberías conseguirte una para conocer la vida, el sexo, el amor... —Yo pienso de otra manera—, dije y aparté a Miranda de mi lado. Me serví el wisky, me apresuré a beber. Afuera los petardos estallaban en el cielo.
      • 2013 Curiel Rivera, A. Blanco Trópico [2014] Mx (CORPES)
        Al sonar las doce campanadas —lo dedujeron por el griterío de los vecinos—, se pusieron de pie y se abrazaron. En el firmamento estallaron petardos, retumbó la pirotecnia, se desgajaron las cascadas multicolores de los fuegos artificiales.
      • 2020 Anónimo "Salvaje fiesta fuegos artificiales" [06-07-2020] Agencia de Noticias Yonhap (Seúl) (HD)
        Decenas de extranjeros, que se presume que eran soldados estadounidenses, han creado disturbios, el sábado por la noche, lanzando fuegos artificiales en una famosa playa de Busan, aparentemente en celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos, lo que resultó en el breve arresto de un soldado, según dijo, este lunes, la Agencia de Policía Metropolitana de Busan. Los extranjeros dispararon numerosas rondas de petardos al cielo, e incluso hacia los ciudadanos, durante dos horas, empezando alrededor de las 7:00 p.m. en la playa Haeundae y sus cercanías, localizada en la ciudad portuaria del sur del país, en una aparente conmemoración del 4 de Julio, según la policía municipal.
      • 1837 Anónimo Esposicion S. M. p. 43 (BD)
        Mientras esta se hallaba perturbada en la plaza, en el interior del coliseo se circulaban noticias alarmantes, y hasta se dieron gritos de fuego, habiéndose dicho despues si llegaron á mediar tentativas de ponerle en el edificio. Lo cierto es que huyendo perseguidos por la Rambla algunos de los revoltosos en el llano de la Boquería, se les inflamó un petardo ó fuego artificial.
      • 1871 Facundo HChucho [1890] Mx (CDH )
        Preparadas millares de personas con pañuelos llenos de flores, y pendientes de un cordel por un ángulo los arrojaban con fuerza tirando en seguida del cordel, de manera que figurase un petardo que poblara el aire con una lluvia de flores.
      • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] Gu (CDH )
        En las ramas de los cocales, como si a los cocos les hubieran salido ojos, se enracimaban las cabezas de los «mirones», primero en sombras, luego iluminados por las fogatas que se encendieron alrededor de la casa, y más tarde por los relámpagos de los petardos que empezaron a estallar en la profunda noche celeste.
      • 1983 Prensa Hoy, 07-13/12/1983 [1983] Ch (CDH )

        A las 9.30 de la noche del domingo 4, Caracas hizo explosión. Decenas de petardos que producen un ruido tan intenso como el de los cañones, tronaron en el cielo iluminado por los fuegos artificiales. En un instante, el aire olió a pólvora y las calles se repletaron de autos embanderados que tocaban sus bocinas.

      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )

        Luego la montería continuó, encarnizadamente, por el baño de mayólicas verdes, por el de azulejos, hasta que, al fin su príapo ya declinante, Ludo ve que la enana abandona los espacios cubiertos para lanzarse por las escaleras de la azotea.

        La sigue sin convicción, bajo el cielo atravesado de petardos y por los estertores que la fugitiva va dejando a su paso adivina que está en uno de los cuartos de sirvientes. Al encender la luz, la descubre tendida de vientre en la cama, exhausta mirándolo aterrada.

      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] (CDH )
        De pronto, en el cielo estalló una bengala amarilla y luego un cometa blanco y enseguida miles de petardos rojos y azules, hasta que la ciudad se encendió como si fuera mediodía y por las bocacalles llegó un calor de horno y un ruido de tambores; los primeros harapientos aparecieron blandiendo palos y hachas y machetes, y Quomo trepó hasta lo más alto de un farol vociferando, con las venas hinchadas, mientras señalaba con un brazo las torres del palacio imperial.
      • 2004 Portugal Durán, L. A. "Espantajo" Corazón noche Bo (CORPES)
        —Es excelente hacerle el amor a una mujer, una verdadera mujer —repitió Sebastián y me observó alzando las cejas—. Deberías conseguirte una para conocer la vida, el sexo, el amor... —Yo pienso de otra manera—, dije y aparté a Miranda de mi lado. Me serví el wisky, me apresuré a beber. Afuera los petardos estallaban en el cielo.
      • 2010 Wiener, G. "Retorno playa latina" Público (Madrid) Pe (CORPES)
        Mientras al otro lado del océano sus familias, todo lo que alguna vez llamaron raíces, celebran el Inti Raymi, la fiesta del sol para el mundo andino, en Europa llega el nuevo año pero también la larga y cruda estación del frío que no merece ni un petardo en el cielo. Por eso la verbena de San Juan es lo más parecido que encontrará un latinoamericano en Cataluña a aquel entrañable ritual pagano de mudar de año.
      • 2013 Curiel Rivera, A. Blanco Trópico [2014] Mx (CORPES)
        Al sonar las doce campanadas —lo dedujeron por el griterío de los vecinos—, se pusieron de pie y se abrazaron. En el firmamento estallaron petardos, retumbó la pirotecnia, se desgajaron las cascadas multicolores de los fuegos artificiales.
      • 2020 Anónimo "Salvaje fiesta fuegos artificiales" [06-07-2020] Agencia de Noticias Yonhap (Seúl) (HD)
        Decenas de extranjeros, que se presume que eran soldados estadounidenses, han creado disturbios, el sábado por la noche, lanzando fuegos artificiales en una famosa playa de Busan, aparentemente en celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos, lo que resultó en el breve arresto de un soldado, según dijo, este lunes, la Agencia de Policía Metropolitana de Busan. Los extranjeros dispararon numerosas rondas de petardos al cielo, e incluso hacia los ciudadanos, durante dos horas, empezando alrededor de las 7:00 p.m. en la playa Haeundae y sus cercanías, localizada en la ciudad portuaria del sur del país, en una aparente conmemoración del 4 de Julio, según la policía municipal.
  4. Acepción en desuso
  5. 2⟶restricción significado
    s. m. Obtención de invitaciones o bienes de alguien, sin intención de corresponder a ellos.
    Sinónimo: alabarda
    docs. (1734-1976) 2 ejemplos:
    • 1734 Anónimo Anónimo (Gómez Arias) Recetas morales p. 8 (BD)
      Despues de oída la Missa como te tengo avisado, puedes ir al Mentidero, habla quatro cosas politicas, dí que sabes muy bien por entes de razon lo que hace el Turco con el Inglés, y lo que hacen estos con todos los demás; y con esto exclamarán todos, diciendo, que eres hombre versado en las cosas polyticas; pero te aconsejo, que si en casa de un amigo no has pegado el parche, y quotidiano petardo de una xicara de chocolate, no hables, ni de materias politicas, ni literales, porque de la flaqueza del tripage, te pueden dár algunos bahidos de cabeza por dentro, y fuera, capaces de conducirte al otro mundo.
    • 1976 Alonso Hnz, J. L. Léx marginalismo S. Oro [1976] Esp (BD)
      PETARDO Gorronería; el hecho de hacerse convidar por otro.
  6. 2⟶restricción significado
    s. m. Obtención de dinero mediante peticiones reiteradas y sin propósito de reintegrarlo.
    docs. (1737-2014) 11 ejemplos:
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Petardo. Se toma tambien por estáfa ú engaño que se hace, pidiendo prestado y no volviéndolo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. [...] petición de algo con ánimo de no devolverlo.
    • 1737 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Petardo. Se toma tambien por estáfa ú engaño que se hace, pidiendo prestado y no volviéndolo.
    • 1794 Zamalloa, P. "Señor mio" [04-03-1794] Semanario Erudito y Curioso de Salamanca (Salamanca) Esp (HD)
      Dilas mi dinero, y volaron, porque atisvaron á otro, y su vocacion es desplumar á los que no tengan valor para sufrir su presencia y sus modales [...]. Con efecto, el dia de Santa Agueda las ví rondar mi quarto, acechar á mis ventanas, aguardar el momento en que saliese; pero para petardo basta uno.
    • 1820 Alemán Aguado, L. "Gratulatoria quinta" [01-01-1820] n.º 5, p. 68 El Mochuelo Literato (Madrid) Esp (HD)
      Pase adelante dije: en efecto entró ceremoniero, saludéle cortesmente, sentéle á mi diestra, y luchando conmigo de pretino adentro sobre si la tal visita seria algun petardo pecuniario, ó restitucion de un tomo del Quijote que me robaron, me hallé que era; ¿quién piensan ustedes? ¡el diablo que lo adivinara! el Impresor, como quien dice nada, de mi Mochuelo literato, que venia por las plumas ya que me dejaba el cuerpo.
    • 1820-1823 Miñano, S. Sátiras [1994] Esp (CDH )

      ¡Oh, qué buen hombre debe de ser usted, si cree que éstas y otras muchas plagas pueden desaparecer como por encanto! En cuanto a la primera, ha de saber usted que no sólo no se ha disminuido, sino que crece y se aumenta de día en día hasta el punto de que el trato social viene a reducirse a ser un continuo petardo recíproco [...]. Ninguno dejaba de señalar con el dedo al célebre don Deogracias, el de la letra aceptada y no vencida, que siempre necesitaba dos duros para concluir la semana y que, puesta la mano en el pecho, aseguraba por su honor que no pasarían diez días sin venir él mismo a traerlos y a dar las gracias por la fineza. Pues, ¿y la viuda de aquel gobernador de América, la del pleito perdurable, cuya última providencia estaba siempre pendiente de diez duros que necesitaba se la prestasen en el momento, y de cuya suma ofrecía pagar los intereses más crecidos.

    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] Esp (CDH )
      Anda con tiento, Bernardo, / No te suceda un petardo. / Tu inocencia sobrehumana / Es asombro de las gentes, / Y hacen su gasto mariana / Los Inocentes. / Guarda! Si prestas un duro / No lo cobras; de seguro! / Y hay mil lazos, mil garlitos... / Ya se ve, tantos pacientes... / En Madrid son infinitos / Los inocentes. /
    • 1912 Bayo, C. Chuquisaca p. 230 Bo (BD)
      La facilidad con que los Bancos abren cuentan para habilitaciones, da motivos á no pocos petardos. Un galleguito advenedizo consiguió crédito para poner una tienda de sombreros [...]. Con el último sombrero que vendió, el galleguito, que tenía bastante, arrambló con todo el dinero de la venta, y desentendiéndose de plazos bancarios y comerciales, salió de Sucre para no volver más.
    • 1978 Chiappara, E. GlosLunfardo Ur (FG)
      Petardo: pechazo o estafa, igual que sablazo.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      PETARDO. m. Sablazo.
    • 1987 Munárriz Urra, J. "Petardos" [17-12-1987] Diario de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      Es decir, el petardear no sólo consiste en meter ruido con el estruendo del canuto, sino también causar la sorpresa, el susto, lo inesperado, coger desprevenido, buscar lo oculto, descubrir una buena voluntad, conmover a alguien o maravillar con el consabido asombro; la estafa [...]. Como alguien que te pida dinero prestado con intención de no devolverlo... ¡Petardos!
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...]. m. [...] petición de algo con ánimo de no devolverlo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. [...] petición de algo con ánimo de no devolverlo.
    pegar petardo petardear
    docs. (1774-1827) 4 ejemplos:
    • 1774 Cruz, Ramón de la La merienda a escote [1990] Esp (CDH )
      TadeoLos que se han visto sin blanca / y metidos en empeños / por su punto y por su moza, / como actualmente me veo, / tengan lástima de mí. / Adiós Pablito.SorianoAdiós Diego.PoloniaHasta después: di a la Hilaria / que a la noche nos veremos.TadeoEstá un poquito indispuesta; / no sé si irá.SorianoYa te entiendo.Polonia / Vamos antes que te pegue (Aparte.)un petardo. SorianoLe daremos / un par de duros, mujer.
    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      PETARDO. s. m. [...] Pegar un petardo. f. Pedir dinero prestado á alguno y no volverlo, ó ejecutar alguna otra estafa ó engaño semejante.
    • 1820-1823 Miñano, S. Sátiras [1994] 389 Esp (CDH )

      ¿Qué diremos, digo, de toda esa tropa de tunos que, el día que se presentan con una nueva gala, es lo mismo que si fueran publicando el gran petardo que acaban de pegar al inocente que cayó en sus manos? Y no es menos de extrañar el desdén con que miran al ciudadano modesto, que pasa tranquilamente embozado en su capa o con un traje limpio y aseado, pero no conforme a la moda; entonces entran las sonrisas y los estiramientos de piernas, y el volver la cara hacia todas partes, hasta que les obliga a bajar los ojos la importuna llegada de algún acreedor desapiadado.

    • 1816-1827 Fdz Lizardi, J. J. Periquillo Sarniento [1997] Mx (CDH )

      — Todo cuanto usted ha charlado, dijo Anselmo, prueba que usted es un perillán de primera clase, y que para venir a pegarme un petardo, me ha andado a los alcances y ha procurado indagar mi vida privada, valiéndose tal vez de la intriga con mi amigo Sarmiento para saber de él mis secretos; pero ha errado usted el camino de medio a medio. Ahora menos que nunca debe esperar de mí un maravedí; antes yo me recelaré de usted como de un pícaro refinado... — Mátame con ese sable, le dije interrumpiéndole, mátame, antes de que me lastime tu lengua con tales baldones, y baldones proferidos por un amigo. ¿Éste es, Anselmo, tu cariño? ¿Éstas son tus correspondencias? ¿Estas tus palabras? ¿Qué más dejas para un soez de la plebe cuando tú, que te precias de noble, obras con tanta bastardía que no sólo no pagas los beneficios, sino que obstinadamente finges no conocer al mismo a quien se los debes?

    dar petardo petardear
    docs. (1837) Ejemplo:
    • 1837 Bretón Herreros, M. Muérete ¡y verás! [1975] Esp (CDH )
      Pablo.¡Bah! Es una chanza. / Si yo creyese en agüeros / sería un poco pesada. / Pero, en fin, morir lidiando / por la mejor de las causas / es muerte gloriosa.Jacinta.¡Ah! No. / Dios oirá mis plegarias.Pablo. Sólo por ti lo sintiera. / (Riéndose.)Por lo demás, no me espanta / la muerte a mí. Y casi, casi, / muriera de buena gana / sólo por dar un petardo / a mis acreedores.
  7. Acepción en desuso
  8. 2⟶metonimia
    s. m. Persona que engaña o estafa para obtener algún beneficio, generalmente económico.
    docs. (1737-1794) 3 ejemplos:
    • c1737 Torres Villarroel, D. Noticias alegres Esp (BD)
      Sin otro conocimiento de mi Persona, que las vagas, confusas, y diferentes voces, que el vulgo (ó yá Politico, ó yá Popular) esparce en el mundo de mis costumbres, y mis qualidades, merecí á V.md. un afecto piadoso, una extremada inclinacion, y unos deseos vivissimos, en orden á redimirme, y sacarme del poder de las desventuras, y los trabajos. No me pareció entonces oportuno valerme, ni desfrutar sus liberalidades; porque enviandome Dios los socorros por otras manos, era codicia recoger lo que forzosamente me havia de sobrar: y era un petardo, que merecia el comun desprecio de las gentes.
    • 1763 Romea Tapia, J. C. Escritor sin título p. 284 Esp (BD)
      Este que le sobraba salario con lo que cupa, pues es una sanguijuela taymada, y pegajosa, corsaria de repulgos de empanada, y que no se descuida en fingir fachenda, sobre lo que no le tañe, ni le toca, tiene tres pesos al mes, libres de lanzas, y medias anatas, voz en casa, amo por mitad, y gritador, quando se le antoja [...]. Si alguna vez he querido libertarme de este petardo, me ha hechado los tamborilillos, y gigantones.
    • 1794 Anónimo (Gregorio) "Otra letrilla" [01-07-1794] Semanario de Salamanca (Salamanca) Esp (HD)
      Oido queriditos, / si quereis libraros / de muchos, que suelen / ser grandes petardos. / De aquellos sugetos / que veis tan portados, / con susdos reloxes, / y vestidos largos: / huid, porque entre ellos / hay grandes petardos. / De las Petimetras que visten con garvo / los baxos altitos, / y los altos baxos: / huid, pues me consta / pegan sus petardos.
  9. 3⟶metáfora
    s. m. Artefacto explosivo que al estallar produce una gran detonación y se usa, generalmente, para causar daños.
    docs. (1772-2022) 77 ejemplos:
    • 1772 Anónimo "Trad Historia viages. Matelief" [25-04-1772] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) (HD)
      Mandó al instante armar las Chalupas para atacar á quatro Navios que habian encallado debaxo de la Ciudad lo mas cerca que les fue posible. Cogieronlos sin resistencia; y no hallando cosa que tomar, se les pegó fuego; pero una especie de petardo, que se tubo la imprudencia de dexar, mató a tres Holandeses, y hirió á diez y nueve. Algunos toneles de arrack, que se hallaban en el mismo Navio, les habian hecho despreciar el peligro.
    • 2022 Corbacho, J. "Francotirador Sánchez" [15-03-2022] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
      Manuel Murillo permaneció durante dos años en prisión preventiva, en la cárcel de Brians (Barcelona) tras ser detenido en septiembre de 2018. Durante los registros, los Mossos d'Esquadra hallaron en su vivienda y el maletero de su vehículo una colección de armas que incluía un petardo casero, un lanzadardos, también de facturación casera, tres revólveres, una escopeta, un fusil de asalto, una ballesta artesanal y abundante munición.
    • 1772 Anónimo "Trad Historia viages. Matelief" [25-04-1772] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) (HD)
      Mandó al instante armar las Chalupas para atacar á quatro Navios que habian encallado debaxo de la Ciudad lo mas cerca que les fue posible. Cogieronlos sin resistencia; y no hallando cosa que tomar, se les pegó fuego; pero una especie de petardo, que se tubo la imprudencia de dexar, mató a tres Holandeses, y hirió á diez y nueve. Algunos toneles de arrack, que se hallaban en el mismo Navio, les habian hecho despreciar el peligro.
    • 1796 Calderón Barca, J. M.ª Gloriosa defensa Malta p. 151 Esp (BD)
      Confiaban mucho en una especie de carcaza sumamente abultada en forma de un barril largo, forrada y cubierta con arcos de hierro, llena de polvora, cadenas, clavos, balas, y todo género de metralla. Dispuso el inventor una máquina para arrojarla al revellin, dió fuego á la mecha, y cayó aquel género de petardo entre los defensores, los quales advirtiendo mucho humo, y conociendo iba á inflamarse, la arrojaron intrepidamente encima de los enemigos amontonados al pie de la obra para escalarla; y en el instante de su explosion se vieron por el ayre cabezas, piernas, brazos y otros miembros despedazados.
    • 1821 Anónimo "Noticias estrangeras. Francia" [13-02-1821] El Universal (Madrid) (HD)
      París I.º de febrero. Ayer á la una y media de la mañana estalló un petardo en la casa de la tesoreria real; el que estaba colocado segun unos en una pila de leña al pie de la escalera, y segun otros en un pasillo oscuro. No hubo desgracia ninguna, y solo se rompieron los vidrios de algunas ventanas. Con motivo de estas esplosiones, especialmente la ocurrida en las Tullerias, los periódicos serviles abundan en declamaciones hostiles, pues que no escasean las sospechas y las acusaciones, aunque vagas y destituidas de todo fundamento.
    • 1831 Anónimo "Novedades" [14-02-1831] El Correo Literario y Mercantil (Madrid) (HD)
      La noche del 16 al 17 de enero se inquieto el cónclave á cosa de las diez por una fuerte detonacion, ocasionada por la esplosion de un petardo colocado, no obstante la vigilancia de los centinelas, en una esquina del palacio Quirinal; pero esta inoportuna gracia no tuvo objeto.
    • 1848 Anónimo "Tribunales nacionales" [23-10-1848] La España (Madrid) (HD)
      [...] merced á este sistema, han aparecido en la pared que está enfrente del sitio de donde se supone haber salido los tiros, tres desconchados mas, como para indicar que nada prueban los que anteriormente constaban en la causa; y se dice, en fin, que con este mismo objeto estalló una bomba ó petardo en la Puerta del Sol, el dia 8 de mayo por la tarde.
    • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] Esp (CDH )

      Eran ya las dos de la madrugada. Se bailó un poco entre la satisfaccion de damas y galanes, y la sorpresa del resucitado, á quien naturalmente todo se le hacía nuevo, hasta que hombres y mujeres se abrazaran en público y sin queja de tercero; y ya se disponía un rigodon dirigido por Retortillo, en el cual se esperaba que el poeta tomase parte, cuando un ruido espantoso resonó en la calle haciendo retemblar la casa entera y poniendo miedo y pavor en todos los ánimos.

      ¿Qué había sido aquello?

      Un petardo enorme, colocado junto á la puerta principal del palacio de los duques por un heroico internacionalista, deseoso de acabar con todas las grandezas, inclusa la del entendimiento; petardo que tuvo, á Dios gracias, el inconsciente patriotismo de reventar sin producir otro trastorno que la rotura de las vidrieras del barrio y la agradable emocion de los vecinos.

    • 1893 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      — Oye, Cándido —dijo Rafael bruscamente, y manifestando un interés vivísimo, que contrastaba con su anterior desdén por las maravillas pirotécnicas—. ¿Tienes tú dinamita?

      — No señor; pero tengo el fulminante de protóxido de mercurio, que sirve para preparar los garbanzos tronantes, y las arañas de luz.

      — ¿Y explota?

      — Horrorosamente, señorito.

      — Cándido, por lo que más quieras, hazme un petardo, un petardo que al estallar se lleve por delante... ¡qué sé yo!, medio mundo... No te asustes de verme así. La impotencia en que vivo me inspira locuras como la que acabo de decirte... Y no creas... te lo repito, sabiendo que es una locura: yo quiero matar, Cándido (excitadísimo, levantándose), quiero matar, porque sólo matando puedo realizar la justicia.

    • 1923 Mariátegui, J. C. Directorio español Artículos (1923-1930) Pe (CDH )
      Un órgano sagaz de la plutocracia italiana "Il Corriere della Sera", ha publicado varios artículos de Filippo Saschi tan adversos al directorio que ha sido advertido por los fascistas milaneses con, la colocación de un petardo en su imprenta de que no debe perseverar en esa actitud.
    • 1933 Anónimo Un petardo en la línea Región, 13 de enero de 1933 Esp (CDH )

      Un petardo en la línea

      Al pasar por Utrera los guardias de Asalto que iban de Madrid, estalló un petardo en la línea, sin que afortunadamente, ocurriesen desgracias.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] 324 Esp (CDH )
      Al parecer (luego se lo explicó Teresa, en el taxi, con un dejo intrigante en la voz) la noche pasada, alguien había arrojado un petardo en la redacción de cierto periódico, cerca de allí, y el sector estaba siendo muy vigilado.
    • 1985 Ferla, S. Drama Argentina [1985] Ar (CDH )
      Hubo un porcentaje de obreros que se dedicaron al trabajo a desgano y hacer actos de sabotaje en sus fábricas; y grupos que directamente recurrieron a la violencia de los petardos y las bombas caseras, que rara vez y accidentalmente hacían víctimas, porque la intención era hacer ruido, pero no matar; hacer violencia sobre las cosas pero no sobre las personas.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/07/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )

      Aunque si se organiza algo desde adentro, digamos que los militares se deciden a terminar con el dictador, o surge algún tipo de resistencia armada, sería otra cosa. Y por supuesto una bomba subrepticiamente colocada dentro de la gorra de Castro constituiría un acontecimiento estimulante y una bendición para el pueblo cubano. No voy a cometer el error de apresurarme a hacer juicios sobre los últimos petardos en la capital cubana, incluyendo la truculenta (o al menos lo parece) historia del turista alemán y su bombita en el túnel de La Habana.

    • 2004 Anónimo "Dos muertos por petardo en el sur de Bogotá" El Tiempo (Bogotá) (CORPES)
      Desconocidos activaron anoche un petardo —compuesto por cuatro kilos de amonal— en el separador de la Avenida Caracas con calle 36 sur, provocando la muerte a dos personas. Según el informe de las autoridades, los hechos ocurrieron a las 9:30 p.m. En el momento de la explosión pasaba un taxi modelo Daewoo Matiz, el cual quedó parcialmente destrozado.
    • 2016 Aramburu, F. Patria Esp (CORPES)
      —No es la bomba lo que ha fallado, sino nosotros. Y revisaron juntos los sucesivos pasos que habían dado en la elaboración del artefacto. En el cursillo de armas les insistían para que hicieran pruebas previas. Las habían hecho. ¿Qué puñetas pudo haber ocurrido? Patxo: —¿Sabes lo que pienso? Que el gordo se olió la tostada y llamó a los txakurras. —No lo creo. De haber intervenido los TEDAX, la movida habría llegado a los periódicos. Para mí que el petardo se despegó y anda tirado en alguna cuneta.
    • 2022 Corbacho, J. "Francotirador Sánchez" [15-03-2022] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
      Manuel Murillo permaneció durante dos años en prisión preventiva, en la cárcel de Brians (Barcelona) tras ser detenido en septiembre de 2018. Durante los registros, los Mossos d'Esquadra hallaron en su vivienda y el maletero de su vehículo una colección de armas que incluía un petardo casero, un lanzadardos, también de facturación casera, tres revólveres, una escopeta, un fusil de asalto, una ballesta artesanal y abundante munición.
    • 1772 Anónimo "Trad Historia viages. Matelief" [25-04-1772] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) (HD)
      Mandó al instante armar las Chalupas para atacar á quatro Navios que habian encallado debaxo de la Ciudad lo mas cerca que les fue posible. Cogieronlos sin resistencia; y no hallando cosa que tomar, se les pegó fuego; pero una especie de petardo, que se tubo la imprudencia de dexar, mató a tres Holandeses, y hirió á diez y nueve. Algunos toneles de arrack, que se hallaban en el mismo Navio, les habian hecho despreciar el peligro.
    • 1796 Calderón Barca, J. M.ª Gloriosa defensa Malta p. 151 Esp (BD)
      Confiaban mucho en una especie de carcaza sumamente abultada en forma de un barril largo, forrada y cubierta con arcos de hierro, llena de polvora, cadenas, clavos, balas, y todo género de metralla. Dispuso el inventor una máquina para arrojarla al revellin, dió fuego á la mecha, y cayó aquel género de petardo entre los defensores, los quales advirtiendo mucho humo, y conociendo iba á inflamarse, la arrojaron intrepidamente encima de los enemigos amontonados al pie de la obra para escalarla; y en el instante de su explosion se vieron por el ayre cabezas, piernas, brazos y otros miembros despedazados.
    • 1821 Anónimo "Noticias estrangeras. Francia" [13-02-1821] El Universal (Madrid) (HD)
      París I.º de febrero. Ayer á la una y media de la mañana estalló un petardo en la casa de la tesoreria real; el que estaba colocado segun unos en una pila de leña al pie de la escalera, y segun otros en un pasillo oscuro. No hubo desgracia ninguna, y solo se rompieron los vidrios de algunas ventanas. Con motivo de estas esplosiones, especialmente la ocurrida en las Tullerias, los periódicos serviles abundan en declamaciones hostiles, pues que no escasean las sospechas y las acusaciones, aunque vagas y destituidas de todo fundamento.
    • 1831 Anónimo "Novedades" [14-02-1831] El Correo Literario y Mercantil (Madrid) (HD)
      La noche del 16 al 17 de enero se inquieto el cónclave á cosa de las diez por una fuerte detonacion, ocasionada por la esplosion de un petardo colocado, no obstante la vigilancia de los centinelas, en una esquina del palacio Quirinal; pero esta inoportuna gracia no tuvo objeto.
    • 1848 Anónimo "Tribunales nacionales" [23-10-1848] La España (Madrid) (HD)
      [...] merced á este sistema, han aparecido en la pared que está enfrente del sitio de donde se supone haber salido los tiros, tres desconchados mas, como para indicar que nada prueban los que anteriormente constaban en la causa; y se dice, en fin, que con este mismo objeto estalló una bomba ó petardo en la Puerta del Sol, el dia 8 de mayo por la tarde.
    • c1872 Pz Galdós, B. Rosalía [1984] Esp (CDH )

      — Charito —continuó Mariano— me juró y me perjuró que mi hermana había estado en el café con Carratrapa, añadiendo además otros embustes que no creo, tales como un desmayo, un petardo y luego una riña en la puerta del café, entre dos hombres que se la querían llevar. No hago caso de estas mentiras: esa mujer tiene la cabeza llena de novelas y se ha acostumbrado a tal modo a citarlas a cada paso que ha llegado al extremo de no decir cosa alguna de verdad. ¿No le parece a Ud. que esto ha de ser pura invención?

    • 1872-1878 Coello, C. Cuentos inverosímiles [1878] Esp (CDH )

      Eran ya las dos de la madrugada. Se bailó un poco entre la satisfaccion de damas y galanes, y la sorpresa del resucitado, á quien naturalmente todo se le hacía nuevo, hasta que hombres y mujeres se abrazaran en público y sin queja de tercero; y ya se disponía un rigodon dirigido por Retortillo, en el cual se esperaba que el poeta tomase parte, cuando un ruido espantoso resonó en la calle haciendo retemblar la casa entera y poniendo miedo y pavor en todos los ánimos.

      ¿Qué había sido aquello?

      Un petardo enorme, colocado junto á la puerta principal del palacio de los duques por un heroico internacionalista, deseoso de acabar con todas las grandezas, inclusa la del entendimiento; petardo que tuvo, á Dios gracias, el inconsciente patriotismo de reventar sin producir otro trastorno que la rotura de las vidrieras del barrio y la agradable emocion de los vecinos.

    • 1893 Pz Galdós, B. Torquemada [2002] Esp (CDH )

      — Oye, Cándido —dijo Rafael bruscamente, y manifestando un interés vivísimo, que contrastaba con su anterior desdén por las maravillas pirotécnicas—. ¿Tienes tú dinamita?

      — No señor; pero tengo el fulminante de protóxido de mercurio, que sirve para preparar los garbanzos tronantes, y las arañas de luz.

      — ¿Y explota?

      — Horrorosamente, señorito.

      — Cándido, por lo que más quieras, hazme un petardo, un petardo que al estallar se lleve por delante... ¡qué sé yo!, medio mundo... No te asustes de verme así. La impotencia en que vivo me inspira locuras como la que acabo de decirte... Y no creas... te lo repito, sabiendo que es una locura: yo quiero matar, Cándido (excitadísimo, levantándose), quiero matar, porque sólo matando puedo realizar la justicia.

    • 1923 Mariátegui, J. C. Directorio español Artículos (1923-1930) Pe (CDH )
      Un órgano sagaz de la plutocracia italiana "Il Corriere della Sera", ha publicado varios artículos de Filippo Saschi tan adversos al directorio que ha sido advertido por los fascistas milaneses con, la colocación de un petardo en su imprenta de que no debe perseverar en esa actitud.
    • 1933 Anónimo Un petardo en la línea Región, 13 de enero de 1933 Esp (CDH )

      Un petardo en la línea

      Al pasar por Utrera los guardias de Asalto que iban de Madrid, estalló un petardo en la línea, sin que afortunadamente, ocurriesen desgracias.
    • 1933 Anónimo La cuestión social en Asturias Región, 13 de enero de 1933 Esp (CDH )

      Explosión de un petardo [...].

      Telegrafían desde Oviedo, que ayer en el tejado de una casa de Tudela de Veguín, donde habita la madre de dos obreros que se reintegraron al trabajo en la fábrica de cementos de la localidad, estalló un petardo, que causó desperfectos en la finca pero no desgracias personales. Se supone que el petardo fué colocado por los huelguistas, que se oponen a la vuelta al trabajo.

    • 1933 Anónimo Petardos en Málaga Región, 13 de enero de 1933 Esp (CDH )

      Petardos en Málaga [...].

      Telegrafían desde Málaga, que en la calle de Larios, frente al Casinillo, hizo explosión un petardo que causó daños de consideración, aunque por fortuna no hizo víctimas.

      También en otro edificio estalló otro explosivo que, igualmente, produjo desperfecto de consideración.

    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      Años más tarde me decía Manuel Sawa que el petardo de San Ginés lo había puesto un tal Teobaldo Nieva, anarquista, que escribió un libro titulado Química para la cuestión social .
    • 1961 Gironella, J. M. Muertos [1989] 685 Esp (CDH )

      ¡Se fingió ciego para escuchar las conversaciones!»Aquél podía ser un apellido, pues había apellidos culpables. «Ya su abuelo andaba por ahí tirando petardos.»«Un día su hermana me llamó cochina fascista.»El padre de Moncho agregaba: «Lo malo es que no pillamos ningún pez gordo. Los peces gordos se han largado.» [...].

    • 1962 Aleixandre, V. Vasto dominio [1978] 122 Esp (CDH )
      Tarde, ¡qué tarde! Ya los terciopelos, / todo granate, sofocados ciñen / esculturales torsos desteñidos, / mientras el escenario ha congregado / a la carne mortal, veraz que canta. / Todos suspensos en la tiple. ¡Cómo! / ¿Es la voz? ¡Es la bomba! ¿Qué se escucha? / Oh, qué dulce petardo allí ha estallado. / Rotos muñeco s en los antepalcos. / Carnes mentidas cuelgan en barandas. / Y una cabeza rueda allá en el foso / con espantados ojos. ¡Luces, luces! /
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] 324 Esp (CDH )
      Al parecer (luego se lo explicó Teresa, en el taxi, con un dejo intrigante en la voz) la noche pasada, alguien había arrojado un petardo en la redacción de cierto periódico, cerca de allí, y el sector estaba siendo muy vigilado.
    • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] Cu (CDH )
      Ahora no voy por los naicluses, como decía La Estrella, porque quitaron la censura y me pasaron de la página de espectáculos a la de actualidad política y me paso la vida retratando detenidos y bombas y petardos y muertos que dejan por ahí para escarmiento, como si los muertos pudieran detener otro tiempo que no sea el suyo, y hago guardia de nuevo pero es una guardia triste.
    • 1975 Palou, I. Carne apaleada [1975] Esp (CDH )

      Lo justificó diciendo que los políticos tenían la culpa. «Los terroristas esos que nos lo enredan. Lo enredan todo.»Doña Ramona se equivocaba alguna vez, pero en el fondo, en el fondo de todo, tenía razón. Sabía lo que se decía. Los políticos tenían la culpa. Los políticos, y los petardos que sembraban el terror en las calles...

    • 1977 Lynch, M. Dedos [1977] Ar (CDH )
      De modo que no a la vieja, no a la que había estado tantas veces preñada (con su asiduidad en el sexo, con su matriz formidable, con su aquiescencia frente a los hombres), no a la que fue al colegio en Goya (tiene aires, ínfulas pero la desconfía, casi está a punto de probarla en la comisaría con sus cómplices, los agentes Armandi y Méndez), la del colegio no porque las medio leídas terminan poniendo insecticida en la sopa o algo mucho peor, petardos.
    • 1978 Prensa Revista Hoy, 08-14/11/1978 [1978] Ch (CDH )
      Sólo los hechos remecieron el ambiente: un petardo —atribuido al proscrito MIR— que estalló junto a la Embajada argentina, en Miraflores esquina de Huérfanos, y el triunfo de Florcita Motuda en el Municipal, con su canción Pobrecito mortal..., que representará a los chilenos en el Festival de la OTI.
    • 1980 Prensa El País, 16/12/1980 [1980] Esp (CDH )
      Un cuarto de hora antes de comenzar el partido estalló un petardo en los lavabos que no llegó a producir pánico, pero que obligó a que se avisara a los bomberos después del reconocimiento de la Policía Nacional.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )

      En primer lugar, la carretera no había estado tan vigilada como la vía férrea. Mejor dicho: no la habían vigilado nada. Lo que suponía que si habían sido capaces de colocar un explosivo bajo el ferrocarril, podían además haber colocado otro u otros en la carretera, aprovechando taludes, atarjeas, cunetas o puentes. Y no había forma humana de inspeccionar todo eso en unos cuantos minutos [...].

      —. Menuda jugarreta le han hecho a usted.

      —Si —repuso el comisario confundido.

      —No se preocupe, colega —dijo el comandante mientras le daba un golpecito a Arenas en la espalda—. Se lo limpiaremos en un segundo. En cuanto la tropa nos lleve el material hasta allí, el número uno y yo desmontaremos el petardo ese y cuántos hagan falta.

    • 1982 Schwartz, F. Conspiración Golfo [1983] Esp (CDH )

      Les voy a meter un petardo en el recto a los saudíes que se van a acordar.

    • 1985 Ferla, S. Drama Argentina [1985] Ar (CDH )
      Hubo un porcentaje de obreros que se dedicaron al trabajo a desgano y hacer actos de sabotaje en sus fábricas; y grupos que directamente recurrieron a la violencia de los petardos y las bombas caseras, que rara vez y accidentalmente hacían víctimas, porque la intención era hacer ruido, pero no matar; hacer violencia sobre las cosas pero no sobre las personas.
    • 1985 Prensa El País, 01/08/1985 [1985] Esp (CDH )
      La policía ha obtenido la declaración de una persona que vio al ex empleado del restaurante El Port merodear por las cercanías del local, en la madrugada del pasado día 16, horas antes de que estallara el primer artefacto, una bomba de escasa potencia, calificada por los expertos como "un petardo casero".
    • 1985 Valladares, A. Contra toda esperanza [1987] Cu (CDH )
      Rellenaron la torre del patio con una tonelada de TNT, convirtiéndola así en un gigantesco petardo de grueso concreto, cuya explosión generaría calor, dispersaría metralla y produciría una onda expansiva más que suficientes para matarnos a todos.
    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] 223 Esp (CDH )

      De ahí que Crucita, sin una conciencia clara, anhelase un cambio, algo que diera vuelta a las cosas, sin un proyecto concreto sobre el orden en que las cosas deberían quedar. Lo que deseaba, en definitiva, era que la ciudad la olvidara y poder volver a vivir como si nada hubiera ocurrido. Por esta razón, la tensión diaria, los petardos, los tiros, las revueltas, no la afectaban. Ella empezaba a intuir en la gorda, que mamá Zita tanto temía, una oportunidad de liberación.

    • 1987 Prensa El País, 01/10/1987 [1987] Esp (CDH )

      NO ES necesaria la comprobación de la hipótesis oficial de que las bombas que estallaron ayer junto al Palacio de Justicia de Madrid las puso la ultraderecha, para hacer un análisis de la provocación que alborotadores de ese signo llevaron a cabo aprovechando el juicio contra el comando de ETA que lleva el nombre de la capital de España [...]. El caso es que del mismo modo que fue posible colocar los petardos, habría podido producirse una catástrofe de magnitudes imprevisibles exactamente donde y cuando todo el mundo preveía que podía ocurrir algo de ese género.

    • 1987 Prensa El País, 01/10/1987 [1987] Esp (CDH )
      Pocos minutos después se oyó la primera explosión, y unos instantes mas tarde llegó la segunda, que fue recogida en directo por varias cadenas de radio cuyos periodistas estaban explicando la confusión creada por el petardo inicial.
    • 1988 Prensa El Tiempo, 02/01/1988 [1988] Co (CDH )

      Oficialmente se dijo que el guerrillero Héctor Elmer Pineda Salazar, fue capturado poco antes de la medianoche, en el barrio Santa Elena, suroccidente caleño. Portaba tres petardos de regular poder explosivo, mecha lenta, detonadores ineléctricos, TNT y varios planos, con algunos sitios de la ciudad remarcados con lápiz.

    • 1989 Memba, J. Homenaje Kid Valencia [1989] Esp (CDH )

      El segundo encapuchado rompió a culatazos los monitores de televisión y dejó sobre una mesa un paquete que sacó del interior de su chaqueta.

      — Si os movéis de aquí, si aparece la policía o si me caigo al suelo, hago estallar este petardo y os vais todos al infierno.
    • 1989 Omar, A. Hoy trascendente [1989] Esp (CDH )

      EL.—¡Todo me abandona...! Volver atrás a buscarme..., pero me cansa una nueva militancia de vida...

      ELLA.—Hace tiempo que te lo digo...

      EL.—¡O hacer, hacer un petardo gigantesco con una corta, corta mecha y hacer volar el planeta con todos los gorgojos dentro...!

    • 1989 Prensa El Tiempo, 02/01/1989 [1989] Co (CDH )

      A pesar del oportuno descubrimiento de los planes subversivos tramados en Barranquilla, con ocasión del Año Nuevo se produjeron algunos brotes terroristas. En el edificio de la gobernación, en la noche del 31 de diciembre, estalló una bomba de gran poder destructor. Además de grandes daños materiales, la explosión lesionó a tres agentes de la policía que prestaban servicio de vigilancia del edificio departamental. Un petardo estalló frente al Country Club, arrojado por personas que trataron de aprovechar el desconcierto para entrar al centro social.

    • 1989 Prensa ABC, 03/06/1989 [1989] Esp (CDH )

      — ¿Y ese hombre que va por ahí, manco?, el que palea en la canoa hecha de un árbol grande...

      — ¡Ese es manco de otra cosa, de bomba, de petardo, y no de tiburón! Esta isla está llena de pescadores mancos, porque es tradicional que pesquen con pólvora...

    • 1991 Ramos, L. / Lejbowicz, C. Corazones llamas [1992] Ar (CDH )
      Los platenses estaban pertrechados en un desvencijado automóvil cerca del barco, con la explosiva carga encima, cuando los petardos les jugaron una mala pasada: detonaron antes de tiempo, en el auto, con todos arriba.
    • 1992 Miralles, A. Comisaría mujeres [1994] Esp (CDH )

      RAQUEL(Animada)Entonces, hay que descubrir al culpable.

      TERESAA "la"culpable.

      MARIANAA "los"culpables. Por lo menos son dos.

      RAQUEL¿Dos?

      TERESA¿A qué te refieres?

      MARIANAUna es la que puso el petardo, otro el que llamó para decírnoslo.

    • 1992 Miralles, A. Comisaría mujeres [1994] Esp (CDH )

      INESPero Raquel se creció, ¿no?

      MARIANALa vimos con más coraje cuando el peligro de la inspección fue más real.

      INESPorque ya venía alentada por el petardo.

    • 1992 Prensa Expreso, 01/10/1992 [1992] Pe (CDH )
      Durante la incursión a plena luz del día, en el cruce de la avenida Aviación y el jirón Sebastián Barranca, los casi veinte terroristas distribuidos en grupos que portaban fusiles y revólveres, repartieron volantes, dieron vivas a la lucha armada e hicieron detonar dos petardos para obligar a los informales a cerrar sus puestos de venta.
    • 1992 Prensa El Tiempo, 16/10/1992 [1992] Co (CDH )

      Estalla petardo

      Cartagena

      Un petardo de bajo poder estalló a las 12:15 p.m. del miércoles en un estacionamiento de buses, en el barrio San Fernando.

      La explosión causó daños en las puertas del parqueadero, y en cuatro vehículos de servicio público.

    • 1994 Martín Moreno, F. Respuesta [1994] Mx (CDH )
      Estallaron entonces petardos en los centros comerciales, derrumbaron con bombas varias torres de energía eléctrica, se desalojaron edificios públicos después de anunciar la colocación de artefactos explosivos en alguna parte de los inmuebles.
    • 1995 Prensa El Mundo, 23/08/1995 [1996] Esp (CDH )

      FET y de las JONS fue el núcleo duro del Movimiento Nacional. Pero antes, Girón ya estaba como hombre destacado en las fuerzas de choque de Onésimo. Sus misiones eran poner algún petardo, amedrentar, repartir bofetadas, transportar armas y, en fin, servir en vanguardia la doctrina dialéctica de los puños y las pistolas aunque con respeto para la vida.

    • 1995 Prensa Tiempo, 29/05/1995 [1995] Esp (CDH )

      En abril estallaron dos pequeños artefactos bajo dos coches, uno en el centro de la ciudad y otro en el muelle; no hubo heridos ni apenas daños, pero las acusaciones se cruzaron. Un misterioso grupo 21 de Agosto, que defiende la anexión de Ceuta a Marruecos, reivindicó los dos petardos, pero nadie lo creyó.

    • 1995 Schz-Ostiz, M. Infierno jardín [1995] 250 Esp (CDH )
      Allí se encontraría con los antiguos peceros que le hablarían de un tiempo de compromiso y riesgo, de cosas que habían sucedido en aquel borroso pasado mítico, pero no se acaba de saber bien qué, o sobre los que pesaba todavía las secreto de la clandestinidad, o la nadería o las copas, y luego tropezaría con un letrado raspa con el que hablaría de la muerte en plan peripatético al tiempo que a su lado les estallarían unas bombas, unos petardos antiguos sin mucha potencia que dejarían un tufo acre a pólvora en el aire, un humo espeso y un fuego amarillo de azufre en medio de un montón de coronas fúnebres ya podridas puestas al pie de los últimos símbolos del franquismo renegridos de orines, jiña, borrones de colorines y pintadas varias y confusas.
    • 1996 Prensa ABC, 16/06/1996 [1996] Esp (CDH )

      La idea de formar un frente antiterrorista surgió a raíz del atentado que se produjo en la plaza Bolognesi, donde el presidente de la República y los altos mandos militares se encontraban presentes encabezando una ceremonia patriótica. Los sediciosos no llegaron hasta el estrado oficial, pero hicieron estallar petardos de dinamita que causaron la muerte de cuatro personas.

    • 1996 Prensa El Tiempo, 15/09/1996 [1996] Co (CDH )
      "Ante los actos terroristas y los petardos, debemos ir donde está el problema", dijo Manosalva.
    • 1996 Prensa El Tiempo, 15/09/1996 [1996] Co (CDH )
      Dos de los petardos explotaron cerca a la sede de la Brigada y según el General, no estaban dirigidos contra esa guarnición militar sino contra los establecimientos comerciales.
    • 1996 Prensa El Tiempo, 15/09/1996 [1996] Co (CDH )
      Manosalva explicó que la explosión de un petardo que llevaba "un bandido" y que murió en el hecho, no fue un ataque contra la Brigada sino que forma parte de un juego político y estratégico de las bandas, porque "a ellos no les conviene que la Brigada esté aquí".
    • 1996 Prensa El Tiempo, 04/09/1996 [1996] Co (CDH )

      Anoche estallaron dos petardos en Cali

      Cali

      Dos petardos hicieron explosión anoche en dos entidades financieras de la ciudad y dejaron como saldo un herido y pérdidas por más de 100 millones de pesos.

      La escalada terrorista se inició a los 9:05 de la noche. Uno de los petardos explotó en el cajero del Banco de Colombia, en la carrera octava con calle 34, en el barrio El Troncal.

    • 1996 Prensa El Tiempo, 04/09/1996 [1996] Co (CDH )
      La Policía antiexplosivos desactivó un tercer petardo en el Banco de Occidente, ubicado en la carrera 4a con calle 24 y que contenía tres kilos de dinamita y que se activaba por sistema eléctrico.
    • 1996 Prensa El Tiempo, 04/09/1996 [1996] Co (CDH )
      El pasado sábado las Farc hicieron explotar un petardo en una agencia de suscripciones del EL TIEMPO-Cali que afectó las instalaciones ubicadas en la carrera 1a. con calle octava.
    • 1996 Prensa El Tiempo, 04/09/1996 [1996] Co (CDH )
      Ese mismo sábado estalló otro petardo en la urbanización Calimío, de la Ciudadela Desepaz.
    • 1996 Prensa El Mundo, 11/11/1996 [1997] Esp (CDH )
      Pujol aprovechó la inauguración del Congreso para arremeter contra Rodríguez, aunque la mención a un «petardo» que en su momento harían estallar contra él tampoco fuera un prodigio de buen gusto.
    • 1996 Prensa Excélsior, 13/09/1996 [1996] Mx (CDH )
      Para mediados de los '70, Alejandro Canseco Ruiz se vincula con PROCUP al que se le atribuyen varios atentados con petardos y bombas caseras contra la Cámara de Comercio, la sede la Secretaría de la Reforma Agraria, el sector popular del PRI y dos distribuidoras automotrices, entre otros.
    • 1996 Prensa Proceso, 01/09/1996 [1996] Mx (CDH )

      Otro grupo armado atacó el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR), donde se encuentran cuatro aeronaves, y la base aérea militar en construcción. Aquí, trascendió, fueron localizados cuatro petardos.

    • 1996 Prensa Excélsior, 30/08/1996 [1996] Mx (CDH )
      Sobre el PROCUP-PDLP, recordó que es un grupo nacido en los años setenta, que de vez en vez se ha hecho presente en la vida política nacional, y mencionó el petardo en Plaza Universidad en 1994, con motivo de la aparición del EZLN.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 23/06/1997 [1997] Esp (CDH )
      Tres petardos de poca potencia explotan en la catedral de Barcelona

      Barcelona. S. P.

      Un desconocido «Grupo Republicano Anticlerical» colocó ayer tres artefactos en la catedral de Barcelona, dos de los cuales explotaron sin causar heridos ni daños de importancia y un tercero fue explosionado de forma controlada por los artificieros de la Policía.

    • 1997 Prensa El País, 22/07/1997 [1997] Co (CDH )
      Bejarano Sandoval informó, de otro lado, que funcionarios del Comité Local de Emergencia, CLE, y de la Secretaría de Tránsito evalúan los daños estructurales que causó la explosión del petardo en las instalaciones de la Sala de Cómputo de esta dependencia.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 18/04/1997 [1997] Co (CDH )

      Que no nos vengan ahora con el cuento de que, como somos tantos los millones de estúpidos que poblamos el ámbito de la lengua castellana, hemos sido incapaces de entender correctamente el sentido del mensaje de Gabo en Zacatecas. Yo creo que sí lo hemos entendido como lo que es, vale decir, como un petardo demencial contra la lógica y, lo que es peor, contra la estética de nuestro querido y vapuleado idioma.

    • 1997 Prensa El Tiempo, 19/05/1997 [1997] Co (CDH )
      Hace tres meses los organismos de seguridad del Estado abrieron una investigación para establecer el origen de la explosión de un petardo de bajo poder que fue activado a 4.000 metros de la cabecera de la pista del aeropuerto de Barranquilla, poco antes de que aterrizara el avión presidencial.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 13/02/1997 [1997] Co (CDH )

      Estalla petardo antes del aterrizaje de avión presidencial

      Los organismos de seguridad del Estado abrieron una investigación para establecer el origen de la explosión de un petardo de bajo poder que fue activado ayer a 4.000 metros de la cabecera de la pista del aeropuerto de Barranquilla, poco antes de que aterrizara el avión presidencial.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 13/02/1997 [1997] Co (CDH )
      Fuentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) dijeron que el petardo fue activado unos minutos antes de que aterrizara en el aeropuerto Ernesto Cortissoz el avión de la FAC en el que viajaban el presidente Ernesto Samper y su comitiva, que llegaron a Barranquilla para presenciar el encuentro entre las selecciones de Colombia y Argentina.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 13/02/1997 [1997] Co (CDH )
      En declaraciones al noticiero CM &, el general Rafael Ruiz, comandante de la Segunda Brigada del Ejército con sede en Barranquilla, dijo que el petardo explotó a 4.000 metros (4 kilómetros) de la cabecera de la pista 2 ó 3 minutos antes de que aterrizara el avión presidencial.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 13/02/1997 [1997] Co (CDH )
      El DAS dijo que a unos 650 metros de la pista se encontró el cable que fue utilizado para activar el petardo y que por el momento no hay ni personas sospechosas ni retenidas.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 13/02/1997 [1997] Co (CDH )
      El funcionario del organismo de seguridad dijo que la información está en evaluación y aclaró que, según los primeros análisis, "es difícil creer que se trataba de un atentado contra el Presidente porque así hubiera explotado en el momento del aterrizaje, el petardo no hubiera comprometido en nada la seguridad de la aeronave ni de ninguno de sus ocupantes".
    • 1997 Prensa El Tiempo, 15/04/1997 [1997] Co (CDH )
      El petardo fue colocado al parecer junto a los ventanales del local de la empresa y activado mediante un sistema inalámbrico, de detonador y mecha lenta.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 11/02/1997 [1997] Co (CDH )
      En Popayán hay amenazas de la guerrilla de hostigamientos a instalaciones de la Fuerza Pública, ataques a sedes oficiales y petardos.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 11/02/1997 [1997] Co (CDH )
      En Cali se espera que haya petardos contra sedes oficiales e instalaciones de la Fuerza Pública.
    • 1997 Prensa El Tiempo, 11/02/1997 [1997] Co (CDH )
      En las principales capitales del país hubo calma, con excepción de algunos petardos y la quema de vehículos.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 12/02/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )
      También se registraron pequeños disturbios y estallaron algunos petardos de muy escasa potencia, que no causaron daños ni víctimas, informó el general Luis Ernesto Gilibert, subdirector de la policía nacional.
    • 1997 Prensa El País, 08/07/1997 [1997] Co (CDH )
      Desde el pasado 24 de junio, cuando un petardo causó daños de consideración en la sede de la Asociación de Bananeros de Colombia, Augura, en Medellín, la guerrilla ha volado seis fincas y ha quemado 44 buses.
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 25/07/1997 [1997] Estados Unidos de América (CDH )

      Aunque si se organiza algo desde adentro, digamos que los militares se deciden a terminar con el dictador, o surge algún tipo de resistencia armada, sería otra cosa. Y por supuesto una bomba subrepticiamente colocada dentro de la gorra de Castro constituiría un acontecimiento estimulante y una bendición para el pueblo cubano. No voy a cometer el error de apresurarme a hacer juicios sobre los últimos petardos en la capital cubana, incluyendo la truculenta (o al menos lo parece) historia del turista alemán y su bombita en el túnel de La Habana.

    • 2001 Lemebel, P. Tengo miedo torero Ch (CORPES)
      A las siete con once, aún faltaban unos minutos para que la fila de autos tomara la cuesta Achupallas. El insistió en regresar a Santiago por ese camino, y una vez más tuvo que contradecir a esos tontos del aparato de seguridad que constantemente cambiaban su itinerario. Es por precaución, mi General, para prevenir algún atentado. No pudo más que reírse cuando escuchó esas explicaciones. ¿Y quién se va a atrever a ponerle un petardo en el camino? Estos cabros ven mucha televisión, muchas películas de comandos guerrilleros, pero en este país no ocurren esas cosas. Aquí todo está controlado, y no se mueve ninguna hoja sin que yo lo sepa. Además, aquí no hay selvas donde puedan esconderse. Por eso, pensar en un ataque guerrillero es ser demasiado fantasioso.
    • 2004 Anónimo "Dos muertos por petardo en el sur de Bogotá" El Tiempo (Bogotá) (CORPES)
      Desconocidos activaron anoche un petardo —compuesto por cuatro kilos de amonal— en el separador de la Avenida Caracas con calle 36 sur, provocando la muerte a dos personas. Según el informe de las autoridades, los hechos ocurrieron a las 9:30 p.m. En el momento de la explosión pasaba un taxi modelo Daewoo Matiz, el cual quedó parcialmente destrozado.
    • 2006 Hoyos, J. J. "Lección vida" El Colombiano (Medellín) Co (CORPES)
      Gómez Martínez recuerda que un día de 1952, Zea estaba con un amigo en una calle del centro. "Un agente del detectivismo se le acercó y él se sintió amenazado. Como ya tenía que andar armado para defenderse, él sacó un revólver. El detective lo desarmó, pero cuando le iba a disparar, Jairo sacó otro revólver (llevaba dos) y lo mató" dice. "Nosotros en esa época vivíamos en el barrio Prado, en Darién con Venezuela. A los pocos días, nos tiraron un petardo fabricado con clavos y dinamita. Eso fue en la madrugada. La bomba cayó en un baño que daba a la calle, donde había una luz encendida. Por fortuna no hirió a nadie, pero provocó un incendio en esa parte de la casa".
    • 2011 Anónimo "Sangre joven" Juventud Rebelde (La Habana) (CORPES)
      No contaron, sin embargo, con la inmediata respuesta del movimiento revolucionario que dirigía Frank País, que había concebido la realización de un operativo en el mismo escenario. La explosión de petardos (bombas caseras) en diferentes puntos de la céntrica plaza sería la señal para que comandos armados salieran a las calles haciendo disparos al aire durante cinco minutos.
    • 2016 Aramburu, F. Patria Esp (CORPES)
      —No es la bomba lo que ha fallado, sino nosotros. Y revisaron juntos los sucesivos pasos que habían dado en la elaboración del artefacto. En el cursillo de armas les insistían para que hicieran pruebas previas. Las habían hecho. ¿Qué puñetas pudo haber ocurrido? Patxo: —¿Sabes lo que pienso? Que el gordo se olió la tostada y llamó a los txakurras. —No lo creo. De haber intervenido los TEDAX, la movida habría llegado a los periódicos. Para mí que el petardo se despegó y anda tirado en alguna cuneta.
    • 2022 Corbacho, J. "Francotirador Sánchez" [15-03-2022] El Español (Madrid): elespanol.com Esp (HD)
      Manuel Murillo permaneció durante dos años en prisión preventiva, en la cárcel de Brians (Barcelona) tras ser detenido en septiembre de 2018. Durante los registros, los Mossos d'Esquadra hallaron en su vivienda y el maletero de su vehículo una colección de armas que incluía un petardo casero, un lanzadardos, también de facturación casera, tres revólveres, una escopeta, un fusil de asalto, una ballesta artesanal y abundante munición.
  10. 3⟶metáfora
    s. m. Persona o cosa que causa aburrimiento, molestia o cansancio.
    docs. (1772-2022) 33 ejemplos:
    • a1772 Sarmiento, M. Porque sí y porque no [1988] p. 166 Esp (BD)
      No puedo negar que personas de todas clases me han hecho infinitos convites, pero doy mil gracias á Dios por haberme dado la constancia de haberme resistido á todos. Primero haría treinta visitas, que aceptar un convite para comer fuera de casa. Para mí seria una horrorosa maula y petardo, el comer en mesa agena. La diversidad de los alimentos, la hora, la tardanza y prodigalidad, los cumplimientos ridiculos, la inaccion despues de comer, y las resultas en el estomago por haber comido &c. nada tienen de atractivo para mi genio, gusto y tranquilidad. Y con mas razon, siendo yo muy parco en comer y beber.
    • 2022 Colón, C. "Amor, inocencia, cólera" [29-01-2022] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Kenneth Branagh tiene talento como director. Esta es la noticia más importante relacionada con esta película. Porque desde el principio de su filmografía [...] ha seguido una desconcertante trayectoria filmando muy estimables adaptaciones de Shakespeare (Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Hamlet, Trabajos de amor perdidos y Como gustéis más las grabaciones en vivo de Macbeth y Cuento de invierno, y el juego shakespeariano En lo más crudo del crudo invierno) entre las que ha entremetido costosos petardos de cine comercial con pretensiones de qualité (por citar solo algunos bodrios: Frankenstein de Mary Shelley, La huella, Thor, Jack Ryan: Operación Sombra, Cenicienta, Asesinato en el Orient Express) en muchos casos empeñados en rehacer mal lo que Whale, Mankiewicz o Lumet hicieron magistralmente.
    • a1772 Sarmiento, M. Porque sí y porque no [1988] p. 166 Esp (BD)
      No puedo negar que personas de todas clases me han hecho infinitos convites, pero doy mil gracias á Dios por haberme dado la constancia de haberme resistido á todos. Primero haría treinta visitas, que aceptar un convite para comer fuera de casa. Para mí seria una horrorosa maula y petardo, el comer en mesa agena. La diversidad de los alimentos, la hora, la tardanza y prodigalidad, los cumplimientos ridiculos, la inaccion despues de comer, y las resultas en el estomago por haber comido &c. nada tienen de atractivo para mi genio, gusto y tranquilidad. Y con mas razon, siendo yo muy parco en comer y beber.
    • 1846 Anónimo "Noticias nacionales. Melgar" [24-02-1846] El Clamor Público (Madrid) (HD)
      La caida del ministerio Narvaez se ha recibido aqui con júbilo, y los labriegoscreen que con el señor Mon caerá el sistema tributario ó que á lo menos se mejorará en parte. Si asi no lo hace el nuevo ministro de Hacienda, gran petardo llevan los pueblos, pues es imposible que se pueda con una carga tan insoportable; baste decir que hecha la estadistica sale en este pueblo la contribucion territorial al 45 por 100. La de consumos es un esceso, pues á pesar de que este ayuntamiento ha estancado todos los artículos (cosa que ha desagradado á la poblacion) no alcanzan los productos para cubrir aquella contribucion y tendrá que echarse un reparto imposible de cobrar.
    • 1848 Anónimo "Variedades" [18-01-1848] El Clamor Público (Madrid) (HD)
      En el sitio que antes se destinaba para la orquesta han construido una especie de castillo del que salió una manada de burros con carne de lo mismo encima. A todos estos pollinos de cuatro y de dos patas, que hacen de moros, les fusilan los cristianos pariodando [sic] la estampa de San Antonio Abad, tentado por los demonios, y se acaba la funcion, que podemos muy bien llamar un petardo.
    • 1858 Anónimo (Canta-claro) "Cucaña Ildefonso" [10-01-1858] La España Médica (Madrid) (HD)
      Reunido el ayuntamiento, empezóse á tratar de los festejos que debían hacerse en regocijo del natalicio del serenisimo Principe de Asturias (Q. D. G.) Hablóse de representaciones teatrales, y eligieron el Médico á palos: hablóse de fuegos artificiales, y llamaron á Don—Doárre... famoso artista, para mi hasta ahora desconocido, pero que segun el quinto concejal, era persona que sabia su obligacion [...]. Los fuegos artificiales, entretuvieron al público, pero Don—Doárre— era un verdadero petardo, y solamente segun el parecer del 5.º concejal, se le trató de pagar con usura su trabajo; y cuidado, que no presentó mas que coetes sin luces y carretillas sin movimiento regular.
    • 1867 Rivera, L. "Lo que corre por ahí" [30-06-1867] Gil Blas (Madrid) Esp (HD)
      Toda separacion es triste; todo movimiento hácia climas ó ligares lejanos tiene algo de fatal; la ausencia es como una divinidad propicia, que cura los males que ella misma acarrea; el horizonte que hoy nos encanta, el sonido que nos seduce, la palabra á que estamos acostumbrados, el cariño de la esposa, el petardo del amigo íntimo, todo, todo se pierde en cuanto suena el silbido de la locomotora ó el látigo del mayoral [...].
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )

      El conde de la Vega del Ren fue uno de los fundadores de la aristocrática orden del Sol; creada por el ministro Monteagudo para robustecer el principio monárquico, y perteneció a la camarilla secreta que el 24 de diciembre de 1824 firmara el pliego de instrucciones a que debía sujetarse García del Río para traernos de Europa un príncipe que conviniera en echarse a cuestas el petardo de ser nuestro amo y señor.

    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )

      — ¡Le entiendo! Si Dios me tiene para casada, seré la mujer de cría y tendrán que mantenerme por obligación. Si no me tiene, tendrán que mantenerme por devoción, porque no me han enseñado a ganarme la vida ni a valerme yo misma. Tal vez el Cuña tenga que cargar con el petardo.

      — Pero ¿y lo que le dejen mis compadres?

      — Aunque sus Mercedes me dejaran el oro y el moro ¿qué me ganaba yo, si soy una boba que no sé manejar un medio partido por la mitad?

    • 1935-1936 Carrasquilla, T. Hace tiempos [1951] Co (CDH )

      — Ya hemos convenido en todo con los Cambas. Rosa y Eloy se quedarán aquí con Cantalicia, mientras que arreglamos allá todo. Aquí tendrán que aguantarnos el petardo. ¿Quién los manda ser tan buenos?

      — No es tanta la bondad, don Jerónimo —replica el cura—. Pero sí nos agrada mucho el petardo. Ojalá fuera por mucho tiempo. Ustedes se lo merecen todo; y a más de eso les debemos, aquí en el pueblo, muchos favores a Sabas y a sus sobrinos.

    • 1966 Claraso, N. "Entrevistas" [09-10-1966] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Alfonso Paso, gran comentador además de fecundo buen dramaturgo, comenta con chispa y donaire esta aburrida tristeza de las mujeres, y en su comentario dice cosas muy buenas [...]. Dice también que las mujeres parecen decididas a demostrar que hay una igualdad matemática entre la honestidad y el rollo, y que todas ellas son incapaces de distraer y divertir. Y añade que la reacción de la mujer a quien el hombre inteligente ha dicho "Paquita, eres un petardo", no está en aplicarse a no ser un petardo, sino en obligar al hombre a admitir jubilosamente el petardo como la cosa más natural, más simpática y más divertida del mundo.
    • 1981 Pz Merinero, C. Días guardar [1981] Esp (CDH )

      Pisando fuerte, diciéndome una y otra vez que no puede fallar, que está chupado, recorro los escasos metros que me separan de la puerta del Banco. Estoy en un tris de santiguarme antes de entrar. Casi me descojono al pensarlo. Pongo cara de cliente serio y señor y entro en el Banco.

      De putísima madre. La cosa no se puede presentar mejor. Sólo hay una vieja petardo que se enrolla con el tío del mostrador cosa mala. No sé qué hacer. Si sacar la pistola ya o esperar a que la menda liquide y se pire. Como parece que va para largo, no me lo pienso más y saco el cacharro.

    • 1996 Prensa Excélsior, 21/10/1996 [1996] Mx (CDH )

      Tristemente, nos encontramos en una suerte de macabro salón de espejos en el que debemos enfrentar como país, por una parte, las marrullerías y deslealtades de los Salinas con la nación y, por otro, la pueril conducta, mezcla de impericia e irresponsabilidad, de la PGR [...].

      Este salón de espejos un día nos sorprende con la aparición de las lacrimosas misivas de Raúl, otro con las huidas de los financieros acaudillados por el papa Rudiger I y su séquito de caballos del apocalipsis especulativo, para luego admirarnos por la súbita aparición del homo cuajimalpensis, que, como van las cosas, podría resultar un vulgar petardo jurídico incapaz de resolver los problemas de fondo que no son sólo ni primordialmente judiciales.
    • 2002 Balbi, M. "Palabra Waisman" La República (Lima) Pe (CORPES)
      — ¡Cuánto daño ha hecho este señor Velásquez Quesquén! Sus preguntas son muy duras. Le recuerdo que el decreto de los tucanos no decía secreto. Cuando un ministro firma un documento, el secretario se lo lleva y lo llena de sellos, aquí se siguió la inercia. El ministro que me antecedió no se preocupó de limpiar nada. Yo fui a una selva donde tuve que desbrozar las cosas con un machete. El ministro anterior me dejó sembrado todo. No hizo absolutamente nada. Me dejó un petardo en el despacho, normó que no se publicaran los decretos de compra de armas, sólo se podía publicar los que tengan que ver con viajes al extranjero.
    • 2014 Yanes, J. Tulipanes Marte p. 66 Esp (BD)
      —Hola, Nadine. —Hola. —Vaya petardo de clase, ¿eh? —No, a mí me ha parecido interesante —disintió ella, torciendo una sonrisa al bies. —Bueno, sí, tienes razón, no ha estado tan mal.
    • 2022 Colón, C. "Amor, inocencia, cólera" [29-01-2022] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Kenneth Branagh tiene talento como director. Esta es la noticia más importante relacionada con esta película. Porque desde el principio de su filmografía [...] ha seguido una desconcertante trayectoria filmando muy estimables adaptaciones de Shakespeare (Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Hamlet, Trabajos de amor perdidos y Como gustéis más las grabaciones en vivo de Macbeth y Cuento de invierno, y el juego shakespeariano En lo más crudo del crudo invierno) entre las que ha entremetido costosos petardos de cine comercial con pretensiones de qualité (por citar solo algunos bodrios: Frankenstein de Mary Shelley, La huella, Thor, Jack Ryan: Operación Sombra, Cenicienta, Asesinato en el Orient Express) en muchos casos empeñados en rehacer mal lo que Whale, Mankiewicz o Lumet hicieron magistralmente.
    • a1772 Sarmiento, M. Porque sí y porque no [1988] p. 166 Esp (BD)
      No puedo negar que personas de todas clases me han hecho infinitos convites, pero doy mil gracias á Dios por haberme dado la constancia de haberme resistido á todos. Primero haría treinta visitas, que aceptar un convite para comer fuera de casa. Para mí seria una horrorosa maula y petardo, el comer en mesa agena. La diversidad de los alimentos, la hora, la tardanza y prodigalidad, los cumplimientos ridiculos, la inaccion despues de comer, y las resultas en el estomago por haber comido &c. nada tienen de atractivo para mi genio, gusto y tranquilidad. Y con mas razon, siendo yo muy parco en comer y beber.
    • 1846 Anónimo "Noticias nacionales. Melgar" [24-02-1846] El Clamor Público (Madrid) (HD)
      La caida del ministerio Narvaez se ha recibido aqui con júbilo, y los labriegoscreen que con el señor Mon caerá el sistema tributario ó que á lo menos se mejorará en parte. Si asi no lo hace el nuevo ministro de Hacienda, gran petardo llevan los pueblos, pues es imposible que se pueda con una carga tan insoportable; baste decir que hecha la estadistica sale en este pueblo la contribucion territorial al 45 por 100. La de consumos es un esceso, pues á pesar de que este ayuntamiento ha estancado todos los artículos (cosa que ha desagradado á la poblacion) no alcanzan los productos para cubrir aquella contribucion y tendrá que echarse un reparto imposible de cobrar.
    • 1848 Anónimo "Variedades" [18-01-1848] El Clamor Público (Madrid) (HD)
      En el sitio que antes se destinaba para la orquesta han construido una especie de castillo del que salió una manada de burros con carne de lo mismo encima. A todos estos pollinos de cuatro y de dos patas, que hacen de moros, les fusilan los cristianos pariodando [sic] la estampa de San Antonio Abad, tentado por los demonios, y se acaba la funcion, que podemos muy bien llamar un petardo.
    • 1858 Anónimo (Canta-claro) "Cucaña Ildefonso" [10-01-1858] La España Médica (Madrid) (HD)
      Reunido el ayuntamiento, empezóse á tratar de los festejos que debían hacerse en regocijo del natalicio del serenisimo Principe de Asturias (Q. D. G.) Hablóse de representaciones teatrales, y eligieron el Médico á palos: hablóse de fuegos artificiales, y llamaron á Don—Doárre... famoso artista, para mi hasta ahora desconocido, pero que segun el quinto concejal, era persona que sabia su obligacion [...]. Los fuegos artificiales, entretuvieron al público, pero Don—Doárre— era un verdadero petardo, y solamente segun el parecer del 5.º concejal, se le trató de pagar con usura su trabajo; y cuidado, que no presentó mas que coetes sin luces y carretillas sin movimiento regular.
    • 1867 Rivera, L. "Lo que corre por ahí" [30-06-1867] Gil Blas (Madrid) Esp (HD)
      Toda separacion es triste; todo movimiento hácia climas ó ligares lejanos tiene algo de fatal; la ausencia es como una divinidad propicia, que cura los males que ella misma acarrea; el horizonte que hoy nos encanta, el sonido que nos seduce, la palabra á que estamos acostumbrados, el cariño de la esposa, el petardo del amigo íntimo, todo, todo se pierde en cuanto suena el silbido de la locomotora ó el látigo del mayoral [...].
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )

      El conde de la Vega del Ren fue uno de los fundadores de la aristocrática orden del Sol; creada por el ministro Monteagudo para robustecer el principio monárquico, y perteneció a la camarilla secreta que el 24 de diciembre de 1824 firmara el pliego de instrucciones a que debía sujetarse García del Río para traernos de Europa un príncipe que conviniera en echarse a cuestas el petardo de ser nuestro amo y señor.

    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )

      — ¡Le entiendo! Si Dios me tiene para casada, seré la mujer de cría y tendrán que mantenerme por obligación. Si no me tiene, tendrán que mantenerme por devoción, porque no me han enseñado a ganarme la vida ni a valerme yo misma. Tal vez el Cuña tenga que cargar con el petardo.

      — Pero ¿y lo que le dejen mis compadres?

      — Aunque sus Mercedes me dejaran el oro y el moro ¿qué me ganaba yo, si soy una boba que no sé manejar un medio partido por la mitad?

    • 1935-1936 Carrasquilla, T. Hace tiempos [1951] Co (CDH )

      — Ya hemos convenido en todo con los Cambas. Rosa y Eloy se quedarán aquí con Cantalicia, mientras que arreglamos allá todo. Aquí tendrán que aguantarnos el petardo. ¿Quién los manda ser tan buenos?

      — No es tanta la bondad, don Jerónimo —replica el cura—. Pero sí nos agrada mucho el petardo. Ojalá fuera por mucho tiempo. Ustedes se lo merecen todo; y a más de eso les debemos, aquí en el pueblo, muchos favores a Sabas y a sus sobrinos.

    • 1966 Claraso, N. "Entrevistas" [09-10-1966] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Alfonso Paso, gran comentador además de fecundo buen dramaturgo, comenta con chispa y donaire esta aburrida tristeza de las mujeres, y en su comentario dice cosas muy buenas [...]. Dice también que las mujeres parecen decididas a demostrar que hay una igualdad matemática entre la honestidad y el rollo, y que todas ellas son incapaces de distraer y divertir. Y añade que la reacción de la mujer a quien el hombre inteligente ha dicho "Paquita, eres un petardo", no está en aplicarse a no ser un petardo, sino en obligar al hombre a admitir jubilosamente el petardo como la cosa más natural, más simpática y más divertida del mundo.
    • 1973 Camino, J. "Profesora particular" [20-10-1973] El Papus (Barcelona) Esp (HD)
      Pero, bueno, ¿la película es una joya o un petardo?, se preguntará el lector impaciente. Tranquilo, joven, que las cosas no son tan sencillas. Digamos quizá que es un bombón perfectamente estuchado, que al primer mordisco sabe muy dulce, pero al que por error se le incrustó una almendra amarga. Ese amargo sabor acaba persistiendo en el paladar pensando para qué y para quién se ha contado esta historia.
    • 1978 Schz-Boudy, J. DiccCubanismos Cu (NTLLE)
      Petardo. [...] Película mala.
    • 1980 Gala, A. Petra Regalada [1983] 210 Esp (CDH )

      Como no hago ejercicio... Ahora me han traído una bicicleta de esas fijas. Pero no soy yo muy mujer de bicicleta. A mí me sirve de orientación sobre todo la radio, que es lo que más escucho. Al principio fui muy religiosa, muy mística. Un petardo. Luego me fui animando. Y ahora... Cuando me entra la murria me digo: «Confórmate, hay más gente sola y hay gente más sola.»Y me conformo.

    • 1980 León, V. DiccArgotEsp Esp (FG)
      petardo m. [...] Aburrido.
    • 1981 Pz Merinero, C. Días guardar [1981] Esp (CDH )

      Pisando fuerte, diciéndome una y otra vez que no puede fallar, que está chupado, recorro los escasos metros que me separan de la puerta del Banco. Estoy en un tris de santiguarme antes de entrar. Casi me descojono al pensarlo. Pongo cara de cliente serio y señor y entro en el Banco.

      De putísima madre. La cosa no se puede presentar mejor. Sólo hay una vieja petardo que se enrolla con el tío del mostrador cosa mala. No sé qué hacer. Si sacar la pistola ya o esperar a que la menda liquide y se pire. Como parece que va para largo, no me lo pienso más y saco el cacharro.

    • 1981 Pz Merinero, C. Días guardar [1981] Esp (CDH )

      Cuanto más contemplo a la gente en la calle, más extranjero me siento. No me refiero a ser de otro país, no, sino a que me siento extraño. Vamos, que no tengo nada que ver con ellos, si es que saben de lo que les estoy hablando. Les ve uno del brazo de una tía petardo, rodeado de enanos chillones —niños les llaman—, con los hombros encorvados y la mirada perdida, con cara de becerro que llevan al matadero, y dan ganas de abofetearles hasta dejarles sin sentido.

    • 1983 Tubau, I. Crítica cinematográfica española p. 72 Esp (BD)
      Yo era un señor que veía el cine, me divertían las películas, las que me divertían eran buenas y las que no me divertían pues eran un petardo. Entonces, de repente, me quedé con el complejo de que era un analfabeto, de que había películas importantes y películas que no lo eran, y naturalmente el cine americano no era nada importante, el importante era el cine europeo y el neorrealismo, el testimonio religioso y el testimonio social.
    • 1984 Ayerra, R. Lucha inútil [1984] 51 Esp (CDH )

      El viajero contemplaba espaventado a la tía y procuraba calmarla. «Vamos, señora, sosiéguese, que le puede dar algo.»«Sí, eso es lo que quiero, que me dé algo, que me dé el telele de una puñetera vez y dejar de sufrir, ayyyyyy.»En plena escandalera, un parroquiano le hizo un aparte. «Usted, ni caso, con la vida que le dio al bueno de Afrodisio, si es que se lo cargó a base de matraca la muy petardo, que es una leona, eso es lo que es, y estos berrinches sólo vienen de la mala conciencia.»

    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      petardo. m. [...] [fig. y vulg. Persona o cosa muy aburrida.
    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      petardo. m. [...] [fig. y vulg. Persona o cosa muy aburrida.
    • 1993 Serra Ramoneda, A. Empresa p. 23 Esp (BD)
      Supongamos que los automóviles nuevos se venden al precio de un maravedí. En cambio, los usados pueden ser de una calidad alta (o sea, que han circulado pocos quilómetros, no han tenido apenas averías ni, desde luego, accidentes, y han estado bien mantenidos) o bien baja, de tal manera que los propietarios de vehículos usados bien conservados, vehículos que designaremos con A, sólo los venderán si perciben por ellos, por lo menos, 0,6 maravedís, mientras que 0,3 maravedís es el importe mínimo exigido por los que poseen vehículos en malas condiciones, a su vez designados con B. Por su parte, los compradores de automóviles saben que pueden optar por adquirir uno nuevo, uno usado en condiciones aceptables, o bien un «petardo».
    • 1994 Prensa El Mundo, 19/02/1994 [1994] Esp (CDH )
      ¿Qué diablos les cuento yo de dos petardos que van a tener el privilegio de no ver nunca, la hindú Charachar y la alemana Der Blaue? La primera va de un señor muy triste que sólo se comunica con los pajaritos y al que, lógicamente, su hastiada mujer le pone los cuernos con un vecino bastante más terrenal que su ecológico esposo.
    • 1994 Prensa El Mundo, 06/10/1994 [1995] Esp (CDH )

      Por su parte, Encarnación Valenzuela, representante del PP en el Consejo de Administración de RTVE, apunta que es «indigno que Televisión Española se gaste 31 millones de pesetas en un bodrio como ése».

      PETARDO.— «Me ha parecido un petardo, una forma estúpida de despilfarrar el dinero de los contribuyentes. ¡Mira que es difícil que Ozores, uno de los mejores humoristas de nuestro país, haga una obra sin gracia! Por lo visto en el primer capítulo no me parece pornográfica, pero es un verdadero petardo», manifiesta Valenzuela.

    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. Tesoro LexicogrCanarias Esp (NTLLE)
      petardo. [...] DICC.MAN.: fig. y vulg. Persona o cosa muy aburrida.
    • 1996 Prensa Excélsior, 21/10/1996 [1996] Mx (CDH )

      Tristemente, nos encontramos en una suerte de macabro salón de espejos en el que debemos enfrentar como país, por una parte, las marrullerías y deslealtades de los Salinas con la nación y, por otro, la pueril conducta, mezcla de impericia e irresponsabilidad, de la PGR [...].

      Este salón de espejos un día nos sorprende con la aparición de las lacrimosas misivas de Raúl, otro con las huidas de los financieros acaudillados por el papa Rudiger I y su séquito de caballos del apocalipsis especulativo, para luego admirarnos por la súbita aparición del homo cuajimalpensis, que, como van las cosas, podría resultar un vulgar petardo jurídico incapaz de resolver los problemas de fondo que no son sólo ni primordialmente judiciales.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...] m. y f. Persona o cosa pesada, aburrida o fastidiosa.
    • 2002 Balbi, M. "Palabra Waisman" La República (Lima) Pe (CORPES)
      — ¡Cuánto daño ha hecho este señor Velásquez Quesquén! Sus preguntas son muy duras. Le recuerdo que el decreto de los tucanos no decía secreto. Cuando un ministro firma un documento, el secretario se lo lleva y lo llena de sellos, aquí se siguió la inercia. El ministro que me antecedió no se preocupó de limpiar nada. Yo fui a una selva donde tuve que desbrozar las cosas con un machete. El ministro anterior me dejó sembrado todo. No hizo absolutamente nada. Me dejó un petardo en el despacho, normó que no se publicaran los decretos de compra de armas, sólo se podía publicar los que tengan que ver con viajes al extranjero.
    • 2002 Diament, M. Esquirlas Ar (CORPES)
      SERGIO: Perdoná lo de ayer. Soy un boludo total. Estaba con esta minita, Patricia... ¡Un petardo, te juro!... No podía decirle que no... Quiere ser actriz... La verdad es que tiene más tetas que cabeza, pero admitamos que en este negocio eso no es necesariamente una desventaja... El asunto es que cuando me doy cuenta de la hora, ¡me quiero morir! Me visto a los pedos, me tomo un taxi... ¡Y me confundo de cine! ¡No puedo creerlo!
    • 2003 Yagüe, M. E. "Necesito estar ocupada" El Mundo (Madrid) Esp (CORPES)
      R. Florentino tenía algo que me divertía. También era muy inteligente, muy organizado, muy responsable. Sabía lo que quería. Y, además, le gustaba mucho el cine. Bailar y las discotecas, no, el cine. El de arte y ensayo: Fellini, Bergman, él mismo estaba matriculado en la Escuela de Cine. P. Eso sí que es una sorpresa. R. Ahora vamos menos, no tenemos tiempo, lo vemos en casa, en vídeo, pero entonces lo veíamos todo y en versión original. ¡Nos hemos tragado cada petardo...!
    • 2005 Garay, J. C. Nostalgia melómano Co (CORPES)
      Pero no me mira. Lee absorta a cierto filósofo francés que desde siempre me pareció un petardo. Y no le importa o no ha notado que me paseo de un lado a otro del almacén, que arrastro los pies, que toso, que incluso me asomo un poco a su libro muy a pesar de la náusea que me causa.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. despect. coloq. [...] Cosa pesada o aburrida.
    • 2014 Yanes, J. Tulipanes Marte p. 66 Esp (BD)
      —Hola, Nadine. —Hola. —Vaya petardo de clase, ¿eh? —No, a mí me ha parecido interesante —disintió ella, torciendo una sonrisa al bies. —Bueno, sí, tienes razón, no ha estado tan mal.
    • 2019 Represa Suevos, M. M.ª Aviación cine p. 100 Esp (BD)
      Entre toda la producción mundial de películas relacionadas con la aviación, existe una película española del año 1953 muy poco conocida que llama bastante la atención por original. Se trata de Vuelo 971. La verdad es que no sabría decir si es mala (malísima) o tienen cierto mérito. En realidad, he de admitir que me entretuvo cuando la vi, que para los tiempos que corren no es poco. Me explico. A día de hoy, comparada con los estándares del cine moderno, Vuelo 971 es un petardo infumable, pero también lo son las más modernas de los años 70 que narran lo mismo o cosas parecidas.
    • 2022 Colón, C. "Amor, inocencia, cólera" [29-01-2022] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Kenneth Branagh tiene talento como director. Esta es la noticia más importante relacionada con esta película. Porque desde el principio de su filmografía [...] ha seguido una desconcertante trayectoria filmando muy estimables adaptaciones de Shakespeare (Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Hamlet, Trabajos de amor perdidos y Como gustéis más las grabaciones en vivo de Macbeth y Cuento de invierno, y el juego shakespeariano En lo más crudo del crudo invierno) entre las que ha entremetido costosos petardos de cine comercial con pretensiones de qualité (por citar solo algunos bodrios: Frankenstein de Mary Shelley, La huella, Thor, Jack Ryan: Operación Sombra, Cenicienta, Asesinato en el Orient Express) en muchos casos empeñados en rehacer mal lo que Whale, Mankiewicz o Lumet hicieron magistralmente.
  11. 7⟶restricción significado
    s. m. Constr. Fort. Orificio pequeño que se hace en una roca para volarla con explosivos.
    docs. (1776-2019) 9 ejemplos:
    • 1776 Sanz, R. Principios militares p. 157 Esp (BD)
      9 En el punto E se empezará á hacer con un pico una concavidad, para que la boca ó corte de la barrena tenga asiento: luego se pone esta paralela al horizonte en el punto E, y dando con una maza de hierro sobre la cabeza, se dá un quarto de vuelta á su circunferencia: vuelvese á repetir con la maza, y asi se vá revolviendo; y quando se ha hecho alguna demolicion se saca con la cuchara, y se prosigue hasta concluirlo. 10 A este genero de barrenos se les dá el nombre de Petardo, y se hacen de un pie hasta dos de profundo lo mas, y este solo puede construirse en alguna extremidad de peñasco, fuerte y oprimido, donde no puede usarse la barrena de dos bocas, por causa de que su mucha gravedad impide el manejarla.
    • 2019 Pz Francés, J. A. Zaragoza. Batalla Arrabal p. 197 Esp (BD)
      La especialización de la guerra de minas obligó a los zapadores españoles a reunir en el parque de zapadores herramientas y medios específicos de la guerra de minas. Parte de este material fue traído por los zapadores de Valencia mediante mediante "carros de galera", otros tuvieron que construirse en el propio parque por carpinteros y herreros [...]. Para accionar las minas de pólvora se empleaban otro tipo de herramientas especializadas: la aguja de minador (èpinglette), la cureta (curette, para limpiar el agujero del petardo), la barrena (para perforar el barril de pólvora), el atacador, el mazo de cobre, el trépano, las mechas, el barril cebo, el petardo camuflado...
    • 1776 Sanz, R. Principios militares p. 157 Esp (BD)
      9 En el punto E se empezará á hacer con un pico una concavidad, para que la boca ó corte de la barrena tenga asiento: luego se pone esta paralela al horizonte en el punto E, y dando con una maza de hierro sobre la cabeza, se dá un quarto de vuelta á su circunferencia: vuelvese á repetir con la maza, y asi se vá revolviendo; y quando se ha hecho alguna demolicion se saca con la cuchara, y se prosigue hasta concluirlo. 10 A este genero de barrenos se les dá el nombre de Petardo, y se hacen de un pie hasta dos de profundo lo mas, y este solo puede construirse en alguna extremidad de peñasco, fuerte y oprimido, donde no puede usarse la barrena de dos bocas, por causa de que su mucha gravedad impide el manejarla.
    • 1833 Anónimo Manual práctico minador p. 83 (BD)
      Los petardos son hornillos pequeños que se establecen dentro de las rocas, ó de la mampostería cuando la escavacion es muy penosa por los medios ordinarios. La construccion de los petardos exige el uso de útiles particulares, nombrados barrena de mina, barra de mina, cuchara, aguja, y atacador, cuya descripcion se dará mas adelante.
    • 1848 Llave, P. Voc franc-esp artillería Esp (BD)
      Barre à mine.= Barra de mina: se emplea para concluir el agujero del petardo.
    • 1855 Anónimo "Revista extranjera. Dos meses" [15-08-1855] La Revista Militar (Madrid) (HD)
      Los obstáculos con que principalmente lucha el sitiador, son piedra desde la segunda paralela, terreno sumamente quebrado, y el no haber mas para los ataques que las dos crestas de los baluartes. Los ataques no pueden envolver, y sí son envueltos por todas partes. El conjunto de las obras tiene un carácter aleman, que las defiende muy bien de la enfilada. Para la piedra se emplea el petardo y mucho coronamiento de sacos de tierra, y para todo mucha esposicion de los ingenieros. Todo á la zapa volante. La artillería rusa no permite la zapa llena mas que el tiempo que se necesita para hacer de dos á cuatro disparos. El sitiado usa de todos los recursos con mucho acierto é inteligencia.
    • 1878 Cañada Gisbert, A. Dicc tecnológico ing-esp Esp (BD)
      BORER.= Taladro; taladra ó barrena grande; berbiquí; barrena alisadora ó para volver á barrenar á mayor diámetro; barrenita para probar el vino de una pipa; broca; barrena de cubero; gubia de cubero; barra de mina que se usa para concluir el agujero del petardo.
    • 1887 Arántegui Sanz, J. Apuntes artillería esp, I p. 283 Esp (BD)
      ¿Hemos de considerar el asunto como aplicación especial de la artillería? Creemos que n, y si el objeto de toda mina es producir una voladura de más ó menos entidad, pero en una dirección determinada, que solo se verifica previo el consiguiente aislamiento de la cámara del petardo, para que el obstáculo se halle en dirección de la línea de menor resistencia, no es dudoso que, al aplicar el cortao de la manera antedicha, el inteligente Capitán Mayor de la Artillería española, determinaba la línea de menor resistencia, que se confundía con el eje de la pieza, con lo cual no necesitaba atraque de ningún género.
    • 1912 Úbeda Correal, J. "Trad Reglamento materias explosivas" p. 168 Higiene industrias mineras Esp (BD)
      Art. 35. No deberá descargarse ningún barreno fallado. Se le podrá hacer explotar con un cartucho sobrepuesto al primero, sólo en el caso de que se pueda quitar fácilmente el atacado, sin hacer uso de instrumentos de hierro ó de acero y sin choques con cuerpos duros. Cuando, excepcionalmante [sic], no se pueda hacer esto, se practicará un petardo, próximo al barreno fallado, para procurar su explosión ó para recobrar la carga, debiéndose evitar absolutamente el abandono de los barrenos cargados y no explotados.
    • 1955 Zurita Ruiz, J. DiccConstrucción Esp (FG)
      PETARDO. Barreno de poca potencia.
    • 2019 Pz Francés, J. A. Zaragoza. Batalla Arrabal p. 197 Esp (BD)
      La especialización de la guerra de minas obligó a los zapadores españoles a reunir en el parque de zapadores herramientas y medios específicos de la guerra de minas. Parte de este material fue traído por los zapadores de Valencia mediante mediante "carros de galera", otros tuvieron que construirse en el propio parque por carpinteros y herreros [...]. Para accionar las minas de pólvora se empleaban otro tipo de herramientas especializadas: la aguja de minador (èpinglette), la cureta (curette, para limpiar el agujero del petardo), la barrena (para perforar el barril de pólvora), el atacador, el mazo de cobre, el trépano, las mechas, el barril cebo, el petardo camuflado...
      Acepción en desuso
    1. s. Frecuentemente, con el complemento de mina.
      docs. (1848-1899) 6 ejemplos:
      • 1848 Llave, P. Voc franc-esp artillería Esp (BD)
        Camouflet.= Petardo de mina, con objeto de volar la galería del enemigo: es un hornillo pequeño.
      • 1849 Corsini, L. VocMilitar [1849] Esp (BD)
        Petardo de mina. Fort. Hornillo pequeño, que se hace con el objeto de volar alguna galería de la mina del enemigo.
      • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
        PETARDO: s. m. [...] —Petardo de mina: hornillo pequeño que se hace con el objeto de volar alguna galería de la mina del enemigo.
      • 1878 Cañada Gisbert, A. Dicc tecnológico ing-esp Esp (BD)
        CAMOUFLET.= Petardo de mina ú hornillo pequeño para volar la galería del enemigo. Humazo en las minas.
      • 1899 Anónimo "Ecos todo mundo" [16-04-1899] La Reforma (Madrid) (HD)
        En Riense-Minervois, un español llamado José Vidalier, de veintitrés años de edad, se ocupaba en cargar un petardo de mina, cuando éste estalló. El desgraciado obrero murió instantáneamente.
      • 1848 Llave, P. Voc franc-esp artillería Esp (BD)
        Camouflet.= Petardo de mina, con objeto de volar la galería del enemigo: es un hornillo pequeño.
      • 1849 Corsini, L. VocMilitar [1849] Esp (BD)
        Petardo de mina. Fort. Hornillo pequeño, que se hace con el objeto de volar alguna galería de la mina del enemigo.
      • 1853 Enrile, J. M.ª VocMilitar fr-ing-esp Esp (BD)
        Camouflet. Petardo de mina con objeto de volar la galeria del enemigo: es un hornillo pequeño.
      • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
        PETARDO: s. m. [...] —Petardo de mina: hornillo pequeño que se hace con el objeto de volar alguna galería de la mina del enemigo.
      • 1878 Cañada Gisbert, A. Dicc tecnológico ing-esp Esp (BD)
        CAMOUFLET.= Petardo de mina ú hornillo pequeño para volar la galería del enemigo. Humazo en las minas.
      • 1899 Anónimo "Ecos todo mundo" [16-04-1899] La Reforma (Madrid) (HD)
        En Riense-Minervois, un español llamado José Vidalier, de veintitrés años de edad, se ocupaba en cargar un petardo de mina, cuando éste estalló. El desgraciado obrero murió instantáneamente.
  12. Acepción en desuso
  13. s. m. Objeto de vidrio hecho mediante un tubo por el que se sopla para dar forma a la pasta.
    Sinónimo: bufada
    docs. (1786-1788) 2 ejemplos:
    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      BUFáDO, cierto vidrio, ó bolílla con una hojíta mui delgada llena de aire, y cerrada hermeticamente, la cual se deja caer, ó tira, y rompe con mucho ruido. Lat. Pyxis vitrea. Llamase bufado, porque se hace bufando, ó soplando; y tambien le llaman petardo mayor, á distincion de otros menores, que constan de otra bolílla, y una cola pequeña, que llena de agua, y aire se pone al fuego, y dá un grande estallído: de modo, que asusta á los que lo ignoran, lo cual le dá el nombre de petardo.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      PETARDO, vidrio. V. Bufado.
  14. 8⟶restricción significado
    s. m. Cosa que pesa mucho.
    docs. (1789-1981) 2 ejemplos:
    • 1789 Mutis, J. C. A J. J. D'Elhuyar [1947] 127 Cartas Co (CDH )

      Señor don Juan José D'Elhuyar.

      Mi estimadísimo amigo y señor:

      Sea vuesamerced bienvenido y tan bien llegado como habrá sido deseado por Madama y su señora hermana y no menos por mí. Ya supe los trabajillos del atajo de Barroso; pero hizo vuesamerced muy bien en elegir ese camino por la compañía que traía, para evitar cumplimientos en Honda.

      Recibí la encomienda, y estimé muchísimo la conducción, aunque sentí que mi ahijada le hubiese arrimado el petardo del cajón bien pesado; pero me consuelo con que vuesamerced lo aligerará en nuestro viaje del Sapo.

      Según veo por la de vuesamerced, infiero que más bien quiere vuesamerced que yo suba a Santana, que vuesamerced bajar a Mariquita.

      Será todo lo que vuesamerced disponga, y lo mismo en orden al viaje del Sapo.

    • 1981 Pz Merinero, C. Días guardar [1981] Esp (CDH )

      De momento la cojo en brazos y me doy cuenta de que el dicho popular: «Pesa más que un muerto», va a misa de doce. Suelto el petardo sobre la cama y me voy al cuarto de baño a darme una ducha. Si tengo una virtud, ésa es la de ser un tío más limpio que los chorros del oro, si es que no son unos palurdos y saben lo que es un chorro del oro.

  15. 2⟶metáfora
    s. m. Sentimiento de decepción producido por un resultado distinto al que se espera o se desea.
    docs. (1805-1959) 4 ejemplos:
    • 1805 Capmany Montpalau, A. NDiccFrancEsp Esp (BD)
      Bricole. s. f. [...] (fig.) Chasco, petardo [...].
    • 1951 R. Seisdedos, M. "Melones, sandías" [16-09-1951] El Adelanto (Salamanca) Esp (HD)
      Un melón hermoso / compró Hermenegilda / a la melonera / de las cuatro esquinas, / y, cuando allá en casa / le hincó la cuchilla / vió con gran asombro / que era una sandía. / —¡Jesús! ¡Qué petardo! / ¡Quién a pensar iba! / Un rojo más rojo / no lo vi en mi vida. / ¡Es como la sangre, como llama viva! / ¡Me engañó esa tía!
    • 1955 Anónimo "Crucigrama" [18-11-1955] Imperio (Zamora) (HD)
      VERTICALES [...]. Petardo, chasco [solución: pega].
    • 1959 Medrano Balda, D. "Porra progreso" [17-07-1959] Imperio (Zamora) Esp (HD)
      Bien definido, el progreso es un esfuerzo titánico y sublime de la Humanidad para quedarse donde estaba. Porque cada adelanto técnico trae por la posta un inconveniente que echa por tierra todas las ventajas [...]. Para ir del aeropuerto a la Casa Blanca, Eisenhower utiliza un helicóptero. Pero como no todo el mundo es Presidente, muchas gentes claman ya por el desembarazo de la selva y empiezan a opinar de forma más indulgente sobre la antropofagia. Buen petardo para nuestros abuelos, que se las prometían tan felices.
    pegar petardo
    docs. (1899) Ejemplo:
    • 1899 Caballero, R. DiccModismos Esp (BD)
      Pegarle á uno un petardo. Familiar y metafóricamente, darle un chasco; equivocarse en el juicio ó parecer que formó de la persona ó cosa á que se alude.
    petardo petardear
    docs. (1836-1959) 9 ejemplos:
    • 1836 Anónimo "Correspondencia frontera" [28-06-1836] El Español (Madrid) (HD)
      Suponemos habrá llegado ya á Vitoria el Sr. general en gefe, pues á demas de lo que hemos visto en el periódico de V. del 15 en razon á su salida, antes de ayer tarde fueron aprisa desde Hernani hácia Mondragon, tres batallones rebeldes, y esto nos hace confirmar en que aquel llegó ya al ejército; en su vista la gente de todos esos pueblos de Irún hasta Tolosa ha quedado desanimada porque no esperaban que marchase ningun batallon, sino que vendrian otros para atacar á los hispano-ingleses y los acorralarian en San Sebastian; pero se han llevado petardo, asi como les hubiera sucedido aunque la faccion entera los hubiese atacado.
    • 1959 Barbeito Herrera, M. "Primera bomba volante" [16-02-1959] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      Mientras unos decían que Daza podría aplastar de golpe una ciudad entera y enviar una bomba a las calles de Nueva York, otros, acaso los mismos que daban por cierta la victoria apenas el almirante Cámara pasase el canal de Suez con el acorazado "Pelayo" tomaban a chacota a Daza y su invención. Así escribía el semanario satírico "Gedeón": Ya pronto se hará la prueba / de esa maravilla nueva / de efectos extraordinarios / que hace tiempo que se lleva / y se trae en los diarios. / Pero llego a sospechar / —aunque en impaciencias ardo— / que ese "tóxpiro" sin par / será el último petardo / que nos vamos a llevar [...].
    • 1836 Anónimo "Correspondencia frontera" [28-06-1836] El Español (Madrid) (HD)
      Suponemos habrá llegado ya á Vitoria el Sr. general en gefe, pues á demas de lo que hemos visto en el periódico de V. del 15 en razon á su salida, antes de ayer tarde fueron aprisa desde Hernani hácia Mondragon, tres batallones rebeldes, y esto nos hace confirmar en que aquel llegó ya al ejército; en su vista la gente de todos esos pueblos de Irún hasta Tolosa ha quedado desanimada porque no esperaban que marchase ningun batallon, sino que vendrian otros para atacar á los hispano-ingleses y los acorralarian en San Sebastian; pero se han llevado petardo, asi como les hubiera sucedido aunque la faccion entera los hubiese atacado.
    • 1839 Anónimo "Funcionatas Madrid" [15-10-1839] Fray Gerundio (León) Esp (HD)
      A todo esto, y transcurrido que habia un cuarto de hora desde el principio de la funcion, las gentes emprendieron su retirada en masa. —Señor, me decia Tirabeque, estas gentes parecen tontas; apenas ha principiado la fiesta y ya se marchan. —El tonto eres tu, Pelegrin, porque has de saber que esto se acabó. —Señor, ¡cómo ha de ser eso! Entonces nos han engañado. —Tirabeque, el ayuntamiento no engaña á nadie. —Señor, no engañará, pero las veinte mil almas que estarémos aqui nos hemos llevado un petardo muy grande. —Eso es otra cosa; pero no es lo mismo ser engañado que llevar chasco.
    • 1849 Anónimo "Ojeada mundos. Francia" [23-04-1849] Don Circunstancias: Periódico-Satírico-Político-Liberal (Madrid) (HD)
      Tal es el estado de la Francia ¡Mr. Guizot, candidato! ¡vaya un candidato! Desde ahora aseguro que Mr. Guizot se va á llevar un petardo de los buenos y gracias puede dar la pasiega del año pasado, si solo lleva que contar á su amo el golpe de una derrota electoral.
    • 1859 Puente Brañas, R. Santo, peana p. 25 Esp (BD)
      CLARA. Y deje usted el sombrero. MIST. (Bien me habian informado, / que obsequiaba al indigente.) CLARA.| (Su facha no es muy corriente; / pero despues de casado...) MIST. Yo venia... (Me acobardo / al mirarla tan atenta.) CLARA. Prosiga usted. (Mal inventa / si teme llevar petardo.) MIST. Señora, á primera vista / comprende cualquiera... CLARA. ¿Qué? MIST. Que el hombre... CLARA. Concluya usted. MIST. Por mas que se le resista... / llega á verse en cierto estado, / que necesita... CLARA. ¡Adelante! MIST. (¡Llegó ya el supremo instante!) CLARA. (¿Habrá un inglés mas pesado?) / Hábleme usted con franqueza. MIST. Me impide la turbacion. CLARA, (¡Misterios del corazon / que avasalla una belleza!) / ¿Acaso le impongo? MIST. No. CLARA. ¿Pues entonces? MIST. (Soy un necio.) CLARA. (Sin duda teme un desprecio. / Habré de ayudarle yo.)
    • 1885 Aza, V. SSebastián mártir Esp (FG)
      [...] —anda, que con lo de Ricardito no se van a llevar mal petardo. —(¿Eh?) —Al pobre muchacho le están engañando como a un chino. —No te apures, que el niño no se ha quedado corto.
    • 1917 Albizu Sainz Murieta, J. Homilías [1921] Esp (CDH )

      Es que se nos figura que no ha de llegar el día de ajustar nuestras cuentas con Dios: nos parecemos al siervo de la parábola, que apenas el amo le perdonó aquella gran deuda, se le figuró que a nada quedaba obligado, que podía proceder como gustase con su compañero; pero se llevó petardo; le sorprendió la voz justiciera que le dijo: ¿no te perdoné aquella grande deuda? ¿no era justo que tú, reconocido, te portases de otra manera?

    • 1949 R. Seisdedos, M. "Caja" [11-08-1949] El Adelanto (Salamanca) Esp (HD)
      —¡Calle usted, señora! ¡No somos nada! tres días antes de morir la encontré en casa de Cachumbe. Estaba comprando unos langostinos. ¡Si ella levantara la cabeza! ¡Con la vida de austeridad que llevó siempre! —Dígamelo a mí! En esa casa se vivía como en un monasterio antiguo. —¡Ah!... Pues... ahí sale el chico. No era para ella la caja. —Me he llevado un petardo. No sé... Rara vez me equivoco y la vida que lleva esa muchacha con las de Cancánez...
    • 1959 Barbeito Herrera, M. "Primera bomba volante" [16-02-1959] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      Mientras unos decían que Daza podría aplastar de golpe una ciudad entera y enviar una bomba a las calles de Nueva York, otros, acaso los mismos que daban por cierta la victoria apenas el almirante Cámara pasase el canal de Suez con el acorazado "Pelayo" tomaban a chacota a Daza y su invención. Así escribía el semanario satírico "Gedeón": Ya pronto se hará la prueba / de esa maravilla nueva / de efectos extraordinarios / que hace tiempo que se lleva / y se trae en los diarios. / Pero llego a sospechar / —aunque en impaciencias ardo— / que ese "tóxpiro" sin par / será el último petardo / que nos vamos a llevar [...].
    • 1836 Anónimo "Correspondencia frontera" [28-06-1836] El Español (Madrid) (HD)
      Suponemos habrá llegado ya á Vitoria el Sr. general en gefe, pues á demas de lo que hemos visto en el periódico de V. del 15 en razon á su salida, antes de ayer tarde fueron aprisa desde Hernani hácia Mondragon, tres batallones rebeldes, y esto nos hace confirmar en que aquel llegó ya al ejército; en su vista la gente de todos esos pueblos de Irún hasta Tolosa ha quedado desanimada porque no esperaban que marchase ningun batallon, sino que vendrian otros para atacar á los hispano-ingleses y los acorralarian en San Sebastian; pero se han llevado petardo, asi como les hubiera sucedido aunque la faccion entera los hubiese atacado.
    • 1839 Anónimo "Funcionatas Madrid" [15-10-1839] Fray Gerundio (León) Esp (HD)
      A todo esto, y transcurrido que habia un cuarto de hora desde el principio de la funcion, las gentes emprendieron su retirada en masa. —Señor, me decia Tirabeque, estas gentes parecen tontas; apenas ha principiado la fiesta y ya se marchan. —El tonto eres tu, Pelegrin, porque has de saber que esto se acabó. —Señor, ¡cómo ha de ser eso! Entonces nos han engañado. —Tirabeque, el ayuntamiento no engaña á nadie. —Señor, no engañará, pero las veinte mil almas que estarémos aqui nos hemos llevado un petardo muy grande. —Eso es otra cosa; pero no es lo mismo ser engañado que llevar chasco.
    • 1849 Anónimo "Ojeada mundos. Francia" [23-04-1849] Don Circunstancias: Periódico-Satírico-Político-Liberal (Madrid) (HD)
      Tal es el estado de la Francia ¡Mr. Guizot, candidato! ¡vaya un candidato! Desde ahora aseguro que Mr. Guizot se va á llevar un petardo de los buenos y gracias puede dar la pasiega del año pasado, si solo lleva que contar á su amo el golpe de una derrota electoral.
    • 1859 Puente Brañas, R. Santo, peana p. 25 Esp (BD)
      CLARA. Y deje usted el sombrero. MIST. (Bien me habian informado, / que obsequiaba al indigente.) CLARA.| (Su facha no es muy corriente; / pero despues de casado...) MIST. Yo venia... (Me acobardo / al mirarla tan atenta.) CLARA. Prosiga usted. (Mal inventa / si teme llevar petardo.) MIST. Señora, á primera vista / comprende cualquiera... CLARA. ¿Qué? MIST. Que el hombre... CLARA. Concluya usted. MIST. Por mas que se le resista... / llega á verse en cierto estado, / que necesita... CLARA. ¡Adelante! MIST. (¡Llegó ya el supremo instante!) CLARA. (¿Habrá un inglés mas pesado?) / Hábleme usted con franqueza. MIST. Me impide la turbacion. CLARA, (¡Misterios del corazon / que avasalla una belleza!) / ¿Acaso le impongo? MIST. No. CLARA. ¿Pues entonces? MIST. (Soy un necio.) CLARA. (Sin duda teme un desprecio. / Habré de ayudarle yo.)
    • 1885 Aza, V. SSebastián mártir Esp (FG)
      [...] —anda, que con lo de Ricardito no se van a llevar mal petardo. —(¿Eh?) —Al pobre muchacho le están engañando como a un chino. —No te apures, que el niño no se ha quedado corto.
    • 1886 Cary Becker, S. / Mora, F. Spanish Idioms, English Equivalents p. 148 (BD)
      Llevarse petardo. To make a mistake; to be disappointed.
    • 1917 Albizu Sainz Murieta, J. Homilías [1921] Esp (CDH )

      Es que se nos figura que no ha de llegar el día de ajustar nuestras cuentas con Dios: nos parecemos al siervo de la parábola, que apenas el amo le perdonó aquella gran deuda, se le figuró que a nada quedaba obligado, que podía proceder como gustase con su compañero; pero se llevó petardo; le sorprendió la voz justiciera que le dijo: ¿no te perdoné aquella grande deuda? ¿no era justo que tú, reconocido, te portases de otra manera?

    • 1949 R. Seisdedos, M. "Caja" [11-08-1949] El Adelanto (Salamanca) Esp (HD)
      —¡Calle usted, señora! ¡No somos nada! tres días antes de morir la encontré en casa de Cachumbe. Estaba comprando unos langostinos. ¡Si ella levantara la cabeza! ¡Con la vida de austeridad que llevó siempre! —Dígamelo a mí! En esa casa se vivía como en un monasterio antiguo. —¡Ah!... Pues... ahí sale el chico. No era para ella la caja. —Me he llevado un petardo. No sé... Rara vez me equivoco y la vida que lleva esa muchacha con las de Cancánez...
    • 1959 Barbeito Herrera, M. "Primera bomba volante" [16-02-1959] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      Mientras unos decían que Daza podría aplastar de golpe una ciudad entera y enviar una bomba a las calles de Nueva York, otros, acaso los mismos que daban por cierta la victoria apenas el almirante Cámara pasase el canal de Suez con el acorazado "Pelayo" tomaban a chacota a Daza y su invención. Así escribía el semanario satírico "Gedeón": Ya pronto se hará la prueba / de esa maravilla nueva / de efectos extraordinarios / que hace tiempo que se lleva / y se trae en los diarios. / Pero llego a sospechar / —aunque en impaciencias ardo— / que ese "tóxpiro" sin par / será el último petardo / que nos vamos a llevar [...].
  16. s. m. Taurom. Fracaso estrepitoso de un torero en una corrida de toros.
    docs. (1820-2021) 13 ejemplos:
    • 1820 Anónimo "Señor editor" [10-06-1820] El Constitucional o sea Crónica Científica, Literaria y Política (Madrid) Esp (HD)
      P.D. Fastidiado del petardo de la mañana, no he asistido á la corrida de la tarde; pero mis camaradas de cuerdas me han asegurado, que si se lució el señor presidente de la funcion desde las diez á las dos, todavia se condujo con un tino y acierto mas clásicos desde las cínco á las nueve de la noche.
    • 2021 Martínez, A. "Petardo plaza talanqueras" [03-10-2021] El País (Madrid) Esp (HD)
      Porque el trofeo que obtuvo en el tiempo de descuento no puede ni debe maquillar el petardo que protagonizó. Un petardo compartido, eso sí, con el ganadero Adolfo Martín. Ni uno solo de los seis toros que lidió aprobó el examen de la lidia. ¡Qué falta de casta!, ¡qué sosería!, ¡qué vulgaridad! Una corrida que fue de menos a nada, y que terminó con un quinto toro que se derrumbó al inicio de la faena y un sexto que se acabó rajando con descaro.
    • 1820 Anónimo "Señor editor" [10-06-1820] El Constitucional o sea Crónica Científica, Literaria y Política (Madrid) Esp (HD)
      P.D. Fastidiado del petardo de la mañana, no he asistido á la corrida de la tarde; pero mis camaradas de cuerdas me han asegurado, que si se lució el señor presidente de la funcion desde las diez á las dos, todavia se condujo con un tino y acierto mas clásicos desde las cínco á las nueve de la noche.
    • 1846 Anónimo (Fierarras) "Toros. Octava media corrida" [03-06-1846] El Espectador (Madrid) (HD)
      [...] solo se podrá decir que el lunes estuvo bastante afortunado. El Salamanquino por el contrario en el toro que mató, y es lástima que este diestro no tenga mas serenidad y aplomo cuando reune tan buenas facultades. La practica sin embargo podrá hacer de él con el tiempo un buen espada. Concluyóse pues la funcion con un copiosísimo aguacero, y el público en lo general poco satisfecho y disgustado, se marchó mas que de prisa porque la lluvia arreciaba de firme. Veremos si el próximo lunes paga la empresa con un nuevo petardo á un público que tan en alto grado y tan sin merecerlo siempre la favorece.
    • 1888 Anónimo (El Barquero) "Corrida de novillos verificada el día 26 de agosto de 1888" [27-08-1888] El Toreo Cómico (Madrid) (HD)
      Después de largar el cubrecabezas dió el Boto diez pases, agarrándose al olivo una vez, y entrando bien metió una estocada que no pude distinguir, y después un certero descabello. Los moruchos no dieron gran juego, y del polvorín nada puedo decir pues no lo ví, juzgando que no habría mayor petardo que la corrida en general.
    • c1966 Cossío, J. M. Mejores toreros [1966] Esp (CDH )

      En el primero estuvo mal, y en su segundo hizo una hermosísima faena y le mató de una gran estocada, siéndole concedida la oreja de Peluquero, que así se llamaba el toro, y que fue la primera oreja que el Gallo cortó en Madrid. /

      OTRO "PETARDO"

      Vuelve a Madrid, el día 12, y tiene una tarde fatal: pincha y pincha en su primero (del duque de Tovar), no consigue matarle y se le llevan los cabestros; a

      su segundo, de Olea, le dá una muerte alevosa. Torea nuevamente el día 15, con Ricardo (Bombita) y Vicente Pastor. El recibimiento que le hace el público es de una hostilidad terrible, agresiva.
    • 1977 Anónimo "Corrida San Isidro" [26-05-1977] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      Francisco Núñez "Currillo" que confirmó su alternativa perdio una ocasión de oro en el de la ceremonia, al destrabar una faena larguisima, con pausas innecesarias, que acabó por cansar a un toro bueno, al que toreó con alguna calidad por el derecho y con apuros por el izquierdo y le mató de tres pinchazos y una casi entera, siendo ovacionado. Y como la suerte no pasa dos veces por la puerta del necesitado, le correspondió el petardo del sexto, con el que limitó a un trasteo desconfiado para matarle de un pinchazo, media y cinco descabellos.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/05/1997 [1997] Esp (CDH )

      El diestro de Gines decidió hacer una faena breve y sobre los pies. El toro portugués seguía colándose por el pitón derecho, y el matador ni siquiera se planteó la posibilidad de coger la zurda. Y es que lo que no puede ser... Tardía retirada la suya. Continuó el petardo con la espada y escuchó una bronca monumental.

    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 10/09/1997 [1997] Esp (CDH )
      Enésimo petardo

      Cárdeno claro y guapo era el cuarto. Y noble y bueno, aunque paradito.

      Si insisto en que Joselito debería tomarse un respiro, igual las hordas de sus partidarios con pluma y revista me manipulan el texto otra vez, se echan las manos a la cabeza, me crucifican y me mientan a mi padre, para mayor escarnio. Corro el riesgo: Joselito debería cortar la temporada. Cuerpo a tierra.

      No quiso ni ver a este segundo de su lote. Línea para afuera, tirón para allá, trapazo para allá, de todo menos para acá, nos entendemos, configuraron el numerito.

    • 1997 Prensa El País, 20/09/1997 [1997] Esp (CDH )

      Otro petardo oliendo a tomadura de pelo. La ausencia de José Ignacio Sánchez dejó la cosa en un mano a mano de supuestas figuras, que intentaron hacer como que cumplían frente a toros de los de su predilección, que resulta que ni siquiera les valen a ellos. Y encima, se ponen dignos.

      Porque sucedió que a Joselito le dieron una benévola oreja después de muletear con despego un toro sin poder, y de cuya labor sólo son recordables dos series, con la derecha y con la zurda, ciertamente desmayadas. Lo mató discretamente y el conformar de la gente le otorgó una oreja.

    • 2001 Ortiz Trixac, S. Lances Fiesta Esp (CDH )
      Se me viene a la mente —tú, si habías nacido, eras muy chico aún— el petardo mayúsculo de Litri en México. Cierto que influyó la exagerada propaganda que lo anunciaba como un Manolete redivivo, el desorbitado precio de las localidades y la pequeñez del ganado de Pastejé lidiado; pero lo que me parece más determinante es que el pastueño y tardo toro mexicano, que suele ir rompiendo poco a poco y que exige le pisen un terreno de cercanías porque no se viene de lejos, no le iba nada a un torero que sustentó su fama en dejarse llegar los toros muy de largo. Litri lo vio claro y a la tercera corrida canceló el resto de contratos, hizo las maletas y se vino a España.
    • 2012 Páez, L. "Hierro Barralva" La Jornada (Ciudad de México) Mx (CORPES)
      En otra extraña combinación de toreros hicieron el paseíllo Arturo Macías El Cejas, quien por antojadizas razones hacía tiempo no venía al coso de Insurgentes; Alejandro Talavante, que acababa de triunfar en Tlaxcala, y Octavio García El Payo, que necesitaba reivindicarse ante el público capitalino, ya sin bonitontos en las barreras, luego de su petardo en la pasada feria de San Isidro.
    • 2021 Martínez, A. "Petardo plaza talanqueras" [03-10-2021] El País (Madrid) Esp (HD)
      Porque el trofeo que obtuvo en el tiempo de descuento no puede ni debe maquillar el petardo que protagonizó. Un petardo compartido, eso sí, con el ganadero Adolfo Martín. Ni uno solo de los seis toros que lidió aprobó el examen de la lidia. ¡Qué falta de casta!, ¡qué sosería!, ¡qué vulgaridad! Una corrida que fue de menos a nada, y que terminó con un quinto toro que se derrumbó al inicio de la faena y un sexto que se acabó rajando con descaro.
    • 1820 Anónimo "Señor editor" [10-06-1820] El Constitucional o sea Crónica Científica, Literaria y Política (Madrid) Esp (HD)
      P.D. Fastidiado del petardo de la mañana, no he asistido á la corrida de la tarde; pero mis camaradas de cuerdas me han asegurado, que si se lució el señor presidente de la funcion desde las diez á las dos, todavia se condujo con un tino y acierto mas clásicos desde las cínco á las nueve de la noche.
    • 1846 Anónimo (Fierarras) "Toros. Octava media corrida" [03-06-1846] El Espectador (Madrid) (HD)
      [...] solo se podrá decir que el lunes estuvo bastante afortunado. El Salamanquino por el contrario en el toro que mató, y es lástima que este diestro no tenga mas serenidad y aplomo cuando reune tan buenas facultades. La practica sin embargo podrá hacer de él con el tiempo un buen espada. Concluyóse pues la funcion con un copiosísimo aguacero, y el público en lo general poco satisfecho y disgustado, se marchó mas que de prisa porque la lluvia arreciaba de firme. Veremos si el próximo lunes paga la empresa con un nuevo petardo á un público que tan en alto grado y tan sin merecerlo siempre la favorece.
    • 1888 Anónimo (El Barquero) "Corrida de novillos verificada el día 26 de agosto de 1888" [27-08-1888] El Toreo Cómico (Madrid) (HD)
      Después de largar el cubrecabezas dió el Boto diez pases, agarrándose al olivo una vez, y entrando bien metió una estocada que no pude distinguir, y después un certero descabello. Los moruchos no dieron gran juego, y del polvorín nada puedo decir pues no lo ví, juzgando que no habría mayor petardo que la corrida en general.
    • c1966 Cossío, J. M. Mejores toreros [1966] Esp (CDH )

      En el primero estuvo mal, y en su segundo hizo una hermosísima faena y le mató de una gran estocada, siéndole concedida la oreja de Peluquero, que así se llamaba el toro, y que fue la primera oreja que el Gallo cortó en Madrid. /

      OTRO "PETARDO"

      Vuelve a Madrid, el día 12, y tiene una tarde fatal: pincha y pincha en su primero (del duque de Tovar), no consigue matarle y se le llevan los cabestros; a

      su segundo, de Olea, le dá una muerte alevosa. Torea nuevamente el día 15, con Ricardo (Bombita) y Vicente Pastor. El recibimiento que le hace el público es de una hostilidad terrible, agresiva.
    • 1977 Anónimo "Corrida San Isidro" [26-05-1977] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      Francisco Núñez "Currillo" que confirmó su alternativa perdio una ocasión de oro en el de la ceremonia, al destrabar una faena larguisima, con pausas innecesarias, que acabó por cansar a un toro bueno, al que toreó con alguna calidad por el derecho y con apuros por el izquierdo y le mató de tres pinchazos y una casi entera, siendo ovacionado. Y como la suerte no pasa dos veces por la puerta del necesitado, le correspondió el petardo del sexto, con el que limitó a un trasteo desconfiado para matarle de un pinchazo, media y cinco descabellos.
    • 1987 Nieto Manjón, L. DiccTérmTaurinos Esp (FG)
      petardo. Se utiliza la expresión dar el petardo o dar un petardo para designar el fracaso rotundo de un torero.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 26/05/1997 [1997] Esp (CDH )

      El diestro de Gines decidió hacer una faena breve y sobre los pies. El toro portugués seguía colándose por el pitón derecho, y el matador ni siquiera se planteó la posibilidad de coger la zurda. Y es que lo que no puede ser... Tardía retirada la suya. Continuó el petardo con la espada y escuchó una bronca monumental.

    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 10/09/1997 [1997] Esp (CDH )
      Enésimo petardo

      Cárdeno claro y guapo era el cuarto. Y noble y bueno, aunque paradito.

      Si insisto en que Joselito debería tomarse un respiro, igual las hordas de sus partidarios con pluma y revista me manipulan el texto otra vez, se echan las manos a la cabeza, me crucifican y me mientan a mi padre, para mayor escarnio. Corro el riesgo: Joselito debería cortar la temporada. Cuerpo a tierra.

      No quiso ni ver a este segundo de su lote. Línea para afuera, tirón para allá, trapazo para allá, de todo menos para acá, nos entendemos, configuraron el numerito.

    • 1997 Prensa El País, 20/09/1997 [1997] Esp (CDH )

      Otro petardo oliendo a tomadura de pelo. La ausencia de José Ignacio Sánchez dejó la cosa en un mano a mano de supuestas figuras, que intentaron hacer como que cumplían frente a toros de los de su predilección, que resulta que ni siquiera les valen a ellos. Y encima, se ponen dignos.

      Porque sucedió que a Joselito le dieron una benévola oreja después de muletear con despego un toro sin poder, y de cuya labor sólo son recordables dos series, con la derecha y con la zurda, ciertamente desmayadas. Lo mató discretamente y el conformar de la gente le otorgó una oreja.

    • 2001 Ortiz Trixac, S. Lances Fiesta Esp (CDH )
      Se me viene a la mente —tú, si habías nacido, eras muy chico aún— el petardo mayúsculo de Litri en México. Cierto que influyó la exagerada propaganda que lo anunciaba como un Manolete redivivo, el desorbitado precio de las localidades y la pequeñez del ganado de Pastejé lidiado; pero lo que me parece más determinante es que el pastueño y tardo toro mexicano, que suele ir rompiendo poco a poco y que exige le pisen un terreno de cercanías porque no se viene de lejos, no le iba nada a un torero que sustentó su fama en dejarse llegar los toros muy de largo. Litri lo vio claro y a la tercera corrida canceló el resto de contratos, hizo las maletas y se vino a España.
    • 2001 Ortiz Trixac, S. Lances Fiesta Esp (CDH )
      El excesivo temperamento de su astracanado morrillo le vino tan grande al guadalajareño de Romanones que le hizo perder el sitio para siempre. Y del albaserrada Barrenero, ya usted lo citaba ayer, no hablemos. Con la pólvora de sus embestidas dinamitó la fama de Gaona, haciéndole pegar el petardo más grande de su vida torera —uno de los más escandalosos registrados en la capital de España— y jurar no torear nunca más en Madrid, cosa que cumpliría.
    • 2012 Páez, L. "Hierro Barralva" La Jornada (Ciudad de México) Mx (CORPES)
      En otra extraña combinación de toreros hicieron el paseíllo Arturo Macías El Cejas, quien por antojadizas razones hacía tiempo no venía al coso de Insurgentes; Alejandro Talavante, que acababa de triunfar en Tlaxcala, y Octavio García El Payo, que necesitaba reivindicarse ante el público capitalino, ya sin bonitontos en las barreras, luego de su petardo en la pasada feria de San Isidro.
    • 2021 Martínez, A. "Petardo plaza talanqueras" [03-10-2021] El País (Madrid) Esp (HD)
      Porque el trofeo que obtuvo en el tiempo de descuento no puede ni debe maquillar el petardo que protagonizó. Un petardo compartido, eso sí, con el ganadero Adolfo Martín. Ni uno solo de los seis toros que lidió aprobó el examen de la lidia. ¡Qué falta de casta!, ¡qué sosería!, ¡qué vulgaridad! Una corrida que fue de menos a nada, y que terminó con un quinto toro que se derrumbó al inicio de la faena y un sexto que se acabó rajando con descaro.
    pegar petardo petardear
    docs. (1982) Ejemplo:
    • 1982 Prensa ABC, 30/04/1982 [1982] Esp (CDH )

      Las cámaras son para las corridas de toros como el color amarillo para la gente de teatro o para la mayoría de los toreros. Las cámaras y las unidades móviles parecen llevar el número trece, un gato negro y dos saleros rotos cada vez que se trasladan a una feria.

      Y si no que lo diga Alvaro Domecq, que ha pegado esta tarde un petardo gordísimo, dándome la razón con el juego de sus reses a las amistosas y correctas polémicas que hemos sostenido sobre la bravura y la fiereza.

    dar petardo petardear
    docs. (1973-1987) 2 ejemplos:
    • 1973 Pepe Madriles (José Beltrán Gómez) "Convenio taurino hispano-mejicano" [09-03-1973] Diario de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      Y como además le ayuda Manolo Martínez, diestro que fracasó en España, al que se le ha unido otro que también dio su "petardo", sucede que "envenena" a los buenos aficionados que leen y se creen las burdas patrañas que periodistas y toreros urden, para echarle encima la afición a los coletas peninsulares.
    • 1987 Nieto Manjón, L. DiccTérmTaurinos Esp (FG)
      petardo. Se utiliza la expresión dar el petardo o dar un petardo para designar el fracaso rotundo de un torero.
  17. 7⟶restricción significado
    s. m. Ferroc. Artefacto explosivo que avisa a un maquinista de un peligro en la vía.
    docs. (1855-2022) 20 ejemplos:
    • 1855 Fdz Villabrille, F. Almanaque todos p. 136 Esp (BD)
      A la llegada del tren especial al punto de la línea destinada á los ensayos, donde todo se hallaba preparado para ellos, ó sea un conductor paralelo á la via perfectamente aislado, empezaron aquellos, cuyos resultados fueron tan exactos que bien pudiéramos llamarlos infalibles. He aqui una ligerísima noticia de los que se efectuaron repitiéndose varias veces: 1.º Evitar el riesgo frecuente de una desgracia ó choque por efecto de un tren, alcanzado por otro que lleve mayor velocidad. Al efecto, y provistos ambos de sus correspondientes aparatos, se colocó el uno parado en la via, viniendo el segundo á máxima velocidad á chocar con él. Apenas este segundo entró en el primer trozo de alambre del conductor general, sobre el que se hallaba el parado, se cerró el circuito, y ambos recibieron á la par é instantáneamente sus correspondientes señales que fueron fuertes detonaciones del pistolete de Volta. Relojes convenientemente arreglados y comparados que se llevaban en ambos trenes, marcaron las dos señales sin la menor interrupcion al mismo segundo. Se repitió el ensayo, usando por señal petardos de pólvora y gases detonantes, con el mismo maravilloso éxito.
    • 2022 Anónimo "Entrega Museo Ferrocarril" [18-02-2022] El Diario Montañés (Santander) (HD)
      El jefe de la Brigada Provincial de Información y el responsable del grupo de TEDAX-NRBQ de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria han entregado al del Museo del Ferrocarril 225 artefactos de los denominados 'petardos para señales de vía', retirados para su uso en 1995. Los artefactos explosivos se han entregado previa neutralización y desactivación de la carga pirotécnica. Estos artefactos se empleaban antiguamente para confirmar a los maquinistas cualquier señal de parada presente en la vía sin previo aviso. También se utilizaban en cualquier punto de las estaciones o de la vía en casos extraordinarios y de peligro.
    • 1855 Fdz Villabrille, F. Almanaque todos p. 136 Esp (BD)
      A la llegada del tren especial al punto de la línea destinada á los ensayos, donde todo se hallaba preparado para ellos, ó sea un conductor paralelo á la via perfectamente aislado, empezaron aquellos, cuyos resultados fueron tan exactos que bien pudiéramos llamarlos infalibles. He aqui una ligerísima noticia de los que se efectuaron repitiéndose varias veces: 1.º Evitar el riesgo frecuente de una desgracia ó choque por efecto de un tren, alcanzado por otro que lleve mayor velocidad. Al efecto, y provistos ambos de sus correspondientes aparatos, se colocó el uno parado en la via, viniendo el segundo á máxima velocidad á chocar con él. Apenas este segundo entró en el primer trozo de alambre del conductor general, sobre el que se hallaba el parado, se cerró el circuito, y ambos recibieron á la par é instantáneamente sus correspondientes señales que fueron fuertes detonaciones del pistolete de Volta. Relojes convenientemente arreglados y comparados que se llevaban en ambos trenes, marcaron las dos señales sin la menor interrupcion al mismo segundo. Se repitió el ensayo, usando por señal petardos de pólvora y gases detonantes, con el mismo maravilloso éxito.
    • 1863 Matallana, M. Vocabulario descriptivo ferro-carriles p. 73 Esp (BD)
      Los conductores no deben abandonar su puesto siempre que el todo ó parte de un tren tenga que detenerse en la via; sea cual fuese la causa, el conductor enviará al momento á un guarda de la línea ó al guarda-freno á 500 ú 800 metros de distancia a retaguardia para que haga la señal de alto, al tren que pudiera seguirle; la misma señal se hará al frente aunque se crea que ningun tren ó maquina puedan venir. Si no hubiese en las inmediaciones ningun guarda y el conductor tubiere que volver á su puesto antes de hacerlo colocará algun petardo sobre los carriles para prevenir al tren ó máquina que pudiera llegar.
    • 1877 Pirala, A. Historia contemporánea IV p. 315 Esp (BD)
      [...] obligóse al capataz Mugica á levantar un rail en el segundo puente de hierro entre los kilómetros 585 y 586, y colocar petardos sobre la via. Salió el tren diario de Beasain á las seis de la mañana, y despues de oir la denotacion del petardo, los carlistas que se hallaban en la trinchera del kilómetro 585, dispararon sobre aquél creyendo no pararia; pero como el maquinista oyese la denotacion del segundo petardo se detuvo antes de llegar al puente.
    • 1880 Anónimo "Correo extranjero. París" [10-02-1880] La Unión (Madrid) (HD)
      No faltaron accidentes. Un carro cargado de barras de hierro quedó atravesado encima de los rails del ferro-carril de circunvalacion, el suelo era tan resbaladizo, que los caballos no podian avanzar. El guarda-barrera encendió un petardo para dar aviso de que estaba obstruida la vía. En aquel momento se oyeron los silbidos de un tren de mercancías, y el guarda previsor no habia tenido tiempo de colocar el petardo más que á unos sesenta metros del sitio en que estaba atravesado el carro.
    • 1894 Legislación Código procedimientos penales Guía Práctica de Derecho (Ciudad de México) Mx (BD)
      Art. 84. La explosión de un solo petardo, es señal para detener inmediatamente un tren. Dos ó más petardos colocados á intervalos iguales á la longitud de un riel, indican al maquinista que debe moderar su velocidad y caminar con toda precaución, estando pendiente de la señal de peligro para detenerse. Una mecha és igualmente señal de peligro; se encenderá y colocará sobre la vía. El tren que encuentre una mecha ardiendo, se detendrá inmediatamente y continuará su marcha con precaución, cuando la mecha haya terminado de arder.
    • 1907 Anónimo Enciclopedia ilustrada Segui, V p. 747 Esp (BD)
      Este sistema se ha sustituído por el de petardos, consistente en que, cuando un tren disminuye su velocidad de modo que pueda ser seguido por un hombre marchando al paso, el conductor de detrás debe descender del tren y poner cada kilómetro un petardo en la vía. También presenta este procedimiento varios inconvenientes. En primer lugar, los petardos colocados en la vía quedan alli hasta después que haya desaparecido la causa de su colocación y, por consiguiente, provocan en los trenes subsiguientes retrasos inútiles.
    • 1928 Anónimo "Ministro obras públicas" [01-01-1928] t. 5, p. 202 Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados (Buenos Aires) (HD)
      Según el auxiliar Ibáñez, de Alpatacal, colocó un petardo a 100 metros lado Pirguita, dado que la neblina apareció repentinamente y que ya había mandado al cambista del lado Sopanta a dar entrada al tren Nº 3.
    • 1936 Legislación "Ley 2.873 ferrocarriles" [12-09-1936] Boletín Oficial de la República Argentina (Buenos Aires) Ar (HD)
      Art. 90.- Los petardos se usarán: 1. En todos los casos en que siendo necesario dar aviso de un peligro inminente a un tren, no se disponga de otro medio que ofrezca la certeza de no pasar desapercibido por el conductor del mismo.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )
      —Se apilan los petardos, es decir, los explosivos, alrededor de una masa de mecha química rápida que rodea a un detonador eléctrico.
    • 1996 Enguita Mayo, L. "Ritmo tren" [17-04-1996] El País (Madrid) Esp (HD)
      "Las señales acústicas utilizadas para dirigir convoyes, avisar y prevenir accidentes y marcar las llegadas y salidas conformaron un universo sonoro que caracterizó los cambios en la sociedad española de la segunda mitad del XIX" asevera Rubio. De hecho, los españoles de entonces no oían cotidianamente otro sonido que las campanas de iglesias. "Silbatos, trompas, cornetas, campanas, pitos, bocinas y petardos explosivos constituyeron el coro musical que animaba al trajín ferroviario", prosigue el musicólogo. Ha grabado el ruido de los petardos para perpetuarlos.
    • 2006 Legislación "Especificación técnica vagones mercancías" [08-12-2006] Diario Oficial de la Unión Europea (Luxemburgo) (HD)
      [Pie de foto] 1) Límite que no deberá superarse de los órganos situados en el exterior de los ejes extremos (quitapiedras, areneros, etc.) para el paso por encima de los petardos ferroviarios. No obstante, los órganos situados entre las ruedas podránno respetar este limite siempre que éstos últimos permanezcan en la huella de las ruedas.
    • 2015 García Lorenzana, F. Trad Trece malditos bastardos, Killblane / McNiece p. 46 Esp (BD)
      Nos enseñaron que si el tren estaba en movimiento y golpeaba un torpedo (una especie de petardo con una banda que se dobla sobre el raíl) era indicio de que otro tren iba por la misma vía o que había problemas más adelante, como un puente caído o algo por el estilo. El maquinista tenía que reducir la macha del tren hasta una velocidad prudente. Después de golpear dos de esos trastos, seguiría un poco más adelante y vería una bengala, una especie de lámpara romana.
    • 2022 Anónimo "Entrega Museo Ferrocarril" [18-02-2022] El Diario Montañés (Santander) (HD)
      El jefe de la Brigada Provincial de Información y el responsable del grupo de TEDAX-NRBQ de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria han entregado al del Museo del Ferrocarril 225 artefactos de los denominados 'petardos para señales de vía', retirados para su uso en 1995. Los artefactos explosivos se han entregado previa neutralización y desactivación de la carga pirotécnica. Estos artefactos se empleaban antiguamente para confirmar a los maquinistas cualquier señal de parada presente en la vía sin previo aviso. También se utilizaban en cualquier punto de las estaciones o de la vía en casos extraordinarios y de peligro.
    • 1855 Fdz Villabrille, F. Almanaque todos p. 136 Esp (BD)
      A la llegada del tren especial al punto de la línea destinada á los ensayos, donde todo se hallaba preparado para ellos, ó sea un conductor paralelo á la via perfectamente aislado, empezaron aquellos, cuyos resultados fueron tan exactos que bien pudiéramos llamarlos infalibles. He aqui una ligerísima noticia de los que se efectuaron repitiéndose varias veces: 1.º Evitar el riesgo frecuente de una desgracia ó choque por efecto de un tren, alcanzado por otro que lleve mayor velocidad. Al efecto, y provistos ambos de sus correspondientes aparatos, se colocó el uno parado en la via, viniendo el segundo á máxima velocidad á chocar con él. Apenas este segundo entró en el primer trozo de alambre del conductor general, sobre el que se hallaba el parado, se cerró el circuito, y ambos recibieron á la par é instantáneamente sus correspondientes señales que fueron fuertes detonaciones del pistolete de Volta. Relojes convenientemente arreglados y comparados que se llevaban en ambos trenes, marcaron las dos señales sin la menor interrupcion al mismo segundo. Se repitió el ensayo, usando por señal petardos de pólvora y gases detonantes, con el mismo maravilloso éxito.
    • 1863 Matallana, M. Vocabulario descriptivo ferro-carriles p. 73 Esp (BD)
      Los conductores no deben abandonar su puesto siempre que el todo ó parte de un tren tenga que detenerse en la via; sea cual fuese la causa, el conductor enviará al momento á un guarda de la línea ó al guarda-freno á 500 ú 800 metros de distancia a retaguardia para que haga la señal de alto, al tren que pudiera seguirle; la misma señal se hará al frente aunque se crea que ningun tren ó maquina puedan venir. Si no hubiese en las inmediaciones ningun guarda y el conductor tubiere que volver á su puesto antes de hacerlo colocará algun petardo sobre los carriles para prevenir al tren ó máquina que pudiera llegar.
    • 1869 Garcés, B. V. DiccFerrocarriles Esp (BD)
      PETARDO.— Llámase petardo uno de los medios que se emplean para prevenir un peligro en los ferro-carriles. Consiste en una cantidad de materias inflamables por presion, encerrada, en una cajita ó bajo una cubierta cualquiera, que se coloca sobre los rails, de manera que al oprimirla las ruedas de la máquina, produzcan una fuerte detonacion.— (V. Señales).
    • 1877 Pirala, A. Historia contemporánea IV p. 315 Esp (BD)
      [...] obligóse al capataz Mugica á levantar un rail en el segundo puente de hierro entre los kilómetros 585 y 586, y colocar petardos sobre la via. Salió el tren diario de Beasain á las seis de la mañana, y despues de oir la denotacion del petardo, los carlistas que se hallaban en la trinchera del kilómetro 585, dispararon sobre aquél creyendo no pararia; pero como el maquinista oyese la denotacion del segundo petardo se detuvo antes de llegar al puente.
    • 1880 Anónimo "Correo extranjero. París" [10-02-1880] La Unión (Madrid) (HD)
      No faltaron accidentes. Un carro cargado de barras de hierro quedó atravesado encima de los rails del ferro-carril de circunvalacion, el suelo era tan resbaladizo, que los caballos no podian avanzar. El guarda-barrera encendió un petardo para dar aviso de que estaba obstruida la vía. En aquel momento se oyeron los silbidos de un tren de mercancías, y el guarda previsor no habia tenido tiempo de colocar el petardo más que á unos sesenta metros del sitio en que estaba atravesado el carro.
    • 1894 Legislación Código procedimientos penales Guía Práctica de Derecho (Ciudad de México) Mx (BD)
      Art. 84. La explosión de un solo petardo, es señal para detener inmediatamente un tren. Dos ó más petardos colocados á intervalos iguales á la longitud de un riel, indican al maquinista que debe moderar su velocidad y caminar con toda precaución, estando pendiente de la señal de peligro para detenerse. Una mecha és igualmente señal de peligro; se encenderá y colocará sobre la vía. El tren que encuentre una mecha ardiendo, se detendrá inmediatamente y continuará su marcha con precaución, cuando la mecha haya terminado de arder.
    • 1907 Anónimo Enciclopedia ilustrada Segui, V p. 747 Esp (BD)
      Este sistema se ha sustituído por el de petardos, consistente en que, cuando un tren disminuye su velocidad de modo que pueda ser seguido por un hombre marchando al paso, el conductor de detrás debe descender del tren y poner cada kilómetro un petardo en la vía. También presenta este procedimiento varios inconvenientes. En primer lugar, los petardos colocados en la vía quedan alli hasta después que haya desaparecido la causa de su colocación y, por consiguiente, provocan en los trenes subsiguientes retrasos inútiles.
    • 1928 Anónimo "Ministro obras públicas" [01-01-1928] t. 5, p. 202 Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados (Buenos Aires) (HD)
      Según el auxiliar Ibáñez, de Alpatacal, colocó un petardo a 100 metros lado Pirguita, dado que la neblina apareció repentinamente y que ya había mandado al cambista del lado Sopanta a dar entrada al tren Nº 3.
    • 1936 Legislación "Ley 2.873 ferrocarriles" [12-09-1936] Boletín Oficial de la República Argentina (Buenos Aires) Ar (HD)
      Art. 90.- Los petardos se usarán: 1. En todos los casos en que siendo necesario dar aviso de un peligro inminente a un tren, no se disponga de otro medio que ofrezca la certeza de no pasar desapercibido por el conductor del mismo.
    • 1963 Garcés Glz, V. J. / Ger Lóbez, F. VocCaminos [01-01-1963] Esp (BD)
      PETARDO. Especie de cápsula, de cobre ú otra materia, que en su interior tiene una composicion fulminante; la cual, por medio de la percusion ó de la presion, estalla, produciendo una detonacion. Se usan en el servicio de movimiento de los caminos de hierro, para colocarlos sobre los carriles por medio de unas aletas ó bridas de hierro ú otro metal que al efecto tienen, con el objeto que al pasar por encima un tren produzca la detonacion, que es una de las señales de parada. Los petardos se colocan sobre los carriles de modo que no se caigan y siempre en número de tres, á unos 50 metros próximamente unos de otros. Una vez que haya cesado la causa que motivó su uso, deben si es posible, retirarse todos los que aun permanezcan sobre la via.
    • 1980 Boido, G. Einstein [1980] Ar (CDH )
      Por ejemplo, si el observador de una estación de trenes hace estallar dos petardos A y B, al mismo tiempo y en un mismo lugar del andén, las explosiones serán percibidas como simultáneas para los observadores del tren.
    • 1980 Boido, G. Einstein [1980] Ar (CDH )
      Si junto a la vía por la que circula el largo y velocísimo vagón que ya hemos considerado estalla un petardo, el jefe de estación referirá el suceso a su sistema, indicando la posición del explosivo (con respecto a la estación) y el tiempo en que ha ocurrido el hecho (medido por los relojes sincronizados de la estación).
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )
      —Se apilan los petardos, es decir, los explosivos, alrededor de una masa de mecha química rápida que rodea a un detonador eléctrico.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )
      Petardos de un kilo —siguió comentando el teniente—.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )
      Los petardos que hay puestos en la vía son de procedencia inglesa y pesan dos libras.
    • 1981 Val, J. M. Llegará tarde [1983] Esp (CDH )
      Unos hechos tan singulares e increíbles que nunca los hubiera aceptado como verosímiles de no haber estado por medio los petardos ingleses de tetraleno de dos libras de peso.
    • 1996 Enguita Mayo, L. "Ritmo tren" [17-04-1996] El País (Madrid) Esp (HD)
      "Las señales acústicas utilizadas para dirigir convoyes, avisar y prevenir accidentes y marcar las llegadas y salidas conformaron un universo sonoro que caracterizó los cambios en la sociedad española de la segunda mitad del XIX" asevera Rubio. De hecho, los españoles de entonces no oían cotidianamente otro sonido que las campanas de iglesias. "Silbatos, trompas, cornetas, campanas, pitos, bocinas y petardos explosivos constituyeron el coro musical que animaba al trajín ferroviario", prosigue el musicólogo. Ha grabado el ruido de los petardos para perpetuarlos.
    • 2006 Legislación "Especificación técnica vagones mercancías" [08-12-2006] Diario Oficial de la Unión Europea (Luxemburgo) (HD)
      [Pie de foto] 1) Límite que no deberá superarse de los órganos situados en el exterior de los ejes extremos (quitapiedras, areneros, etc.) para el paso por encima de los petardos ferroviarios. No obstante, los órganos situados entre las ruedas podránno respetar este limite siempre que éstos últimos permanezcan en la huella de las ruedas.
    • 2015 García Lorenzana, F. Trad Trece malditos bastardos, Killblane / McNiece p. 46 Esp (BD)
      Nos enseñaron que si el tren estaba en movimiento y golpeaba un torpedo (una especie de petardo con una banda que se dobla sobre el raíl) era indicio de que otro tren iba por la misma vía o que había problemas más adelante, como un puente caído o algo por el estilo. El maquinista tenía que reducir la macha del tren hasta una velocidad prudente. Después de golpear dos de esos trastos, seguiría un poco más adelante y vería una bengala, una especie de lámpara romana.
    • 2022 Anónimo "Entrega Museo Ferrocarril" [18-02-2022] El Diario Montañés (Santander) (HD)
      El jefe de la Brigada Provincial de Información y el responsable del grupo de TEDAX-NRBQ de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria han entregado al del Museo del Ferrocarril 225 artefactos de los denominados 'petardos para señales de vía', retirados para su uso en 1995. Los artefactos explosivos se han entregado previa neutralización y desactivación de la carga pirotécnica. Estos artefactos se empleaban antiguamente para confirmar a los maquinistas cualquier señal de parada presente en la vía sin previo aviso. También se utilizaban en cualquier punto de las estaciones o de la vía en casos extraordinarios y de peligro.
  18. 3⟶metáfora
    s. m. Ruido parecido al producido por un petardo.
    docs. (1878-2021) 8 ejemplos:
    • 1878 Cañada Gisbert, A. Dicc tecnológico ing-esp Esp (BD)
      BLASTING.= Petardo; esplosion.
    • 2021 Anónimo "Duro informe Maza" [05-11-2021] Publimetro Colombia (Bogotá) (HD)
      Corría el minuto 55′ del segundo tiempo entre Colo Colo y Palestino, cuando una jugada intrascendente en el mediocampo, fue sancionada como falta de Esteban Paredes, hacia un jugador del elenco tetracolor. El pitido fue casi un petardo de furia para el capitán albo, quien le dijo al juez, muy molesto y a todo pulmón: «Qué w… cobraste cu…».
    • 1878 Cañada Gisbert, A. Dicc tecnológico ing-esp Esp (BD)
      BLASTING.= Petardo; esplosion.
    • 1881 Monlau. J. / Monlau, P. F. Dicc etimológico lengua castellana (2.ª ed.) Esp (BD)
      PEDO. [...] De peditum, mediante un tipo peditare, petare, han salido ademas petardo (ruido comparado con el de un pedo) y petar (con valor análogo al de sonar en las frases «sonar bien» ó «sonar mal».)
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] Esp (CDH )

      Ignoramos las razones que pueda tener una montaña para ponérsenos delante. Los nuevos movimientos que ha inventado el campo frente al automóvil, son ya puro baile. Bailan las cosas, con la música mezcla de jazz-bandy de petardo del motor, y (en la noche) brillan luces, como lentejuelas. Esta sensaciones son primarias, y superadas al primer golpe de vista, por cualquier espectador, al primer kilómetro veloz.

    • 2006 Marsé, B. Jaque (CORPES)
      Lo mejor va a ser remar y llegar cuanto antes, y lo más discretamente posible, a la cola del grupo y acabar de pasar la puta tarde de piragüismo; esquivar el mal rollo que viene de frente, que ya se masca en el aire, y volver a esa rutina ajustada que ojalá tenga los días contados. Y con esa intención centra la piragua para encauzar una corriente más ligera. A lo lejos atruena un petardo y una bandada de pájaros sale de las copas de los árboles. Ella: (Da un respingo.) ¡Mierda! (Y casi se le caen las gafas.) Él se ríe un poquito y Ella vuelve a quebrar la cintura, intentando clavar, aunque sea de reojo, una de esas miradas amenazantes destinadas a cohibir. Él: Uy, esto se pone feo. Rema, Mari, salgamos de aquí.
    • 2016 Schz Hoyos, A. Trad Dados destino, Carr p. 6 Esp (BD)
      Y entonces ocurrió. Sintió un bache, oyó un petardo. El coche empezó a virar bruscamente antes de inclinarse hacia la izquierda. Katie intentó continuar todo lo que pudo, pero se encontró en una pequeña recta entre dos curvas, atascada en la carretera [...]. Katie se agachó y contempló con desprecio el traicionero neumático, aplastado como una tortilla, totalmente reventado.
    • 2021 Anónimo "Duro informe Maza" [05-11-2021] Publimetro Colombia (Bogotá) (HD)
      Corría el minuto 55′ del segundo tiempo entre Colo Colo y Palestino, cuando una jugada intrascendente en el mediocampo, fue sancionada como falta de Esteban Paredes, hacia un jugador del elenco tetracolor. El pitido fue casi un petardo de furia para el capitán albo, quien le dijo al juez, muy molesto y a todo pulmón: «Qué w… cobraste cu…».
    • 1878 Cañada Gisbert, A. Dicc tecnológico ing-esp Esp (BD)
      BLASTING.= Petardo; esplosion.
    • 1881 Monlau. J. / Monlau, P. F. Dicc etimológico lengua castellana (2.ª ed.) Esp (BD)
      PEDO. [...] De peditum, mediante un tipo peditare, petare, han salido ademas petardo (ruido comparado con el de un pedo) y petar (con valor análogo al de sonar en las frases «sonar bien» ó «sonar mal».)
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] Esp (CDH )

      Ignoramos las razones que pueda tener una montaña para ponérsenos delante. Los nuevos movimientos que ha inventado el campo frente al automóvil, son ya puro baile. Bailan las cosas, con la música mezcla de jazz-bandy de petardo del motor, y (en la noche) brillan luces, como lentejuelas. Esta sensaciones son primarias, y superadas al primer golpe de vista, por cualquier espectador, al primer kilómetro veloz.

    • 2002 Rivas, M. Llamadas perdidas p. 5 Esp (BD)
      Ricardo conducía la moto. Había tardado en arrancar, con catarro en el motor, tosiendo un humo feo por el tubo de escape. Pero ahora rugía solitaria, con nosotros dos de jinetes, sembrando orgullosos petardos de domingo en la desgana mohosa de la tierra.
    • 2004 Electorat, M. Burla tiempo Ch (CORPES)
      En ese instante comenzaron a sonar los disparos. Detonaciones secas. Como petardos. Y más carcajadas. Parecían divertirse sobremanera. Los gritos soeces. Y otros petardos, muy cerca, en los talones. Las balas silbaban y se perdían entre los matorrales.
    • 2006 Marsé, B. Jaque (CORPES)
      Lo mejor va a ser remar y llegar cuanto antes, y lo más discretamente posible, a la cola del grupo y acabar de pasar la puta tarde de piragüismo; esquivar el mal rollo que viene de frente, que ya se masca en el aire, y volver a esa rutina ajustada que ojalá tenga los días contados. Y con esa intención centra la piragua para encauzar una corriente más ligera. A lo lejos atruena un petardo y una bandada de pájaros sale de las copas de los árboles. Ella: (Da un respingo.) ¡Mierda! (Y casi se le caen las gafas.) Él se ríe un poquito y Ella vuelve a quebrar la cintura, intentando clavar, aunque sea de reojo, una de esas miradas amenazantes destinadas a cohibir. Él: Uy, esto se pone feo. Rema, Mari, salgamos de aquí.
    • 2016 Schz Hoyos, A. Trad Dados destino, Carr p. 6 Esp (BD)
      Y entonces ocurrió. Sintió un bache, oyó un petardo. El coche empezó a virar bruscamente antes de inclinarse hacia la izquierda. Katie intentó continuar todo lo que pudo, pero se encontró en una pequeña recta entre dos curvas, atascada en la carretera [...]. Katie se agachó y contempló con desprecio el traicionero neumático, aplastado como una tortilla, totalmente reventado.
    • 2021 Anónimo "Duro informe Maza" [05-11-2021] Publimetro Colombia (Bogotá) (HD)
      Corría el minuto 55′ del segundo tiempo entre Colo Colo y Palestino, cuando una jugada intrascendente en el mediocampo, fue sancionada como falta de Esteban Paredes, hacia un jugador del elenco tetracolor. El pitido fue casi un petardo de furia para el capitán albo, quien le dijo al juez, muy molesto y a todo pulmón: «Qué w… cobraste cu…».
  19. 3⟶transferencia cohipónimos
    s. m. Artefacto pirotécnico consistente en un tubo lleno de pólvora unido a una varilla, con una mecha que se enciende para moverlo, generalmente hacia arriba, hasta que estalla con gran ruido o con luces, y que se usa con fines lúdicos o estéticos.
    Sinónimos: cohete; cuete
    docs. (1891-2017) 4 ejemplos:
    • 1891 Vega, R. Luis tumbon p. 17 Esp (BD)
      ESCENA III DICHOS, sale una CRIADA que vá á la compra y entra en la huevería. —Luego salen dos CHICOS de diez á doce años, llevando cada uno un petardo de caña, para dejarlos en distintos sitios. —LUIS y CRISPÍN siguen sentados hablando [...]. CHICO 1.º ¡Mecachis, que está ahí el zapatero! Ya no podemos ponerle el petardo debajo de la mesa.
    • 2010 López, Raquel "Incendio Calvari" [14-11-2010] Información (Alicante) Esp (HD)
      Aunque los bomberos no precisaron la causa que pudo originar el fuego, la Policía local de Benidorm inició de inmediato la búsqueda de los jóvenes que minutos antes de producirse el incendio habían estado lanzando petardos de caña frente al edificio [...]. Peñistas de locales cercanos dijeron no haber visto a los jóvenes que habían lanzado los petardos, y aunque entendían el enfado de los vecinos, reconocieron que "en Fiestas ya se sabe...".
    • 2011 Pérez, L. "Perdido ojo" [11-10-2011] El Correo (Bilbao) Esp (HD)
      Las fiestas de Basauri no han comenzado con buen pie para todos los vecinos de la localidad. B.U., de 37 años, recibió en la cara el impacto de los restos del txupin que se disparó desde el balcón del Ayuntamiento la tarde del sábado para dar por iniciados los 'sanfaustos'. Residuos del cohete se clavaron en el ojo izquierdo de la mujer, que tuvo que ser intervenida de urgencia en el hospital de Cruces para evitar daños irreversibles. Todo ocurrió cuando la víctima se encontraba con su familia y su hijo de tres años sentada en una isleta ubicada frente a la Casa Consistorial para presenciar el inicio de los festejos. Según explicaron varios testigos, le cayeron encima "trozos de pólvora y del palo del petardo".
    • 2013 Hnz Torre, J. Ciudad silencio p. 638 Esp (BD)
      Sonaron entonces una ristra de petardos de caña tan desmesuradamente exagerada que pareció que hasta los mismos cimientos de la avenida fuesen a hundirse. Alguna que otra paloma cayó atravesada por las varillas de los petardos.
    1. s. Frecuentemente, con los complementos de caña o de varilla.
      docs. (1891-2017) 7 ejemplos:
      • 1891 Vega, R. Luis tumbon p. 16 Esp (BD)
        ESCENA III DICHOS, sale una CRIADA que vá á la compra y entra en la huevería. —Luego salen dos CHICOS de diez á doce años, llevando cada uno un petardo de caña, para dejarlos en distintos sitios. —LUIS y CRISPÍN siguen sentados hablando [...].
      • 2008 Anónimo "Heridos quemaduras Elche" [14-08-2008] Las Provincias: Diario de Valencia (Valencia) (HD)
        Por otra parte, el jefe de Policía de Elche, Jesús Andreu, destacó que durante la celebración de la Nit de l'Alb se levantaron 17 actas de denuncia y se requisaron 256 carretillas, 153 petardos y 48 petardos de caña. La Nit de l'Albà se celebra en la noche del 13 al 14 de agosto, víspera del Misteri d'Elx, cuando una hora antes de la medianoche se inicia el lanzamiento de fuegos artificiales —palmeras— en honor de la Patrona y que culmina con la palmera de la Virgen, lanzada desde la Basílica de Santa María. Además, después de esta palmera, comienza una guerra de carretillas en una zona acotada por el Ayuntamiento.
      • 2014 Fraguas Pablo, J. M.ª Mujer farero p. 24 Esp (BD)
        Una Fallera Mayor posa junto a su novio que empuña un saxofón. Están enlazados por una orla en forma de corazón difuminado por los bordes. Sus rodetes me desafían desde el retrato virado a sepia. Justo encima, un militar con la mirada perdida hacia un cielo de forillo, se derrite sobre el papel fotográfico sujetando un petardo de varilla que nunca explotó para volar.
      • 2017 Anónimo "Víctimas pólvora" [30-12-2017] El Heraldo (Tegucigalpa) (HD)
        Un agente policial perdió su mano derecha cuando le estalló un petardo de varilla en Yamaranguila, Intibucá. Mientras que en Marale, Francisco Morazán, una pequeña de ocho años sufrió quemaduras en su rostro.
      • 1891 Vega, R. Luis tumbon p. 16 Esp (BD)
        ESCENA III DICHOS, sale una CRIADA que vá á la compra y entra en la huevería. —Luego salen dos CHICOS de diez á doce años, llevando cada uno un petardo de caña, para dejarlos en distintos sitios. —LUIS y CRISPÍN siguen sentados hablando [...].
      • 2004 Anónimo "Incendio tendedero" [22-02-2004] La Voz de Galicia (La Coruña) (HD)
        Una familia denunció que el pasado viernes un petardo de varilla provocó un incendio en el tendedero anexo a la cocina de su vivienda, situada en la avenida Salvador de Madariaga. En las labores de extinción colaboró un pariente de los propietarios del inmueble, que también reside en el edificio, y que resultó herido en los pies. La familia, que denunció los hechos ante la Policía, indica que en la calle que da la ventana de su cocina se encontraban jugando con petardos varios menores, que llevan merodeando por la zona una semana. Se estima que el fuego causó daños por valor de 600 euros.
      • 2008 Anónimo "Heridos quemaduras Elche" [14-08-2008] Las Provincias: Diario de Valencia (Valencia) (HD)
        Por otra parte, el jefe de Policía de Elche, Jesús Andreu, destacó que durante la celebración de la Nit de l'Alb se levantaron 17 actas de denuncia y se requisaron 256 carretillas, 153 petardos y 48 petardos de caña. La Nit de l'Albà se celebra en la noche del 13 al 14 de agosto, víspera del Misteri d'Elx, cuando una hora antes de la medianoche se inicia el lanzamiento de fuegos artificiales —palmeras— en honor de la Patrona y que culmina con la palmera de la Virgen, lanzada desde la Basílica de Santa María. Además, después de esta palmera, comienza una guerra de carretillas en una zona acotada por el Ayuntamiento.
      • 2010 López, Raquel "Incendio Calvari" [14-11-2010] Información (Alicante) Esp (HD)
        Aunque los bomberos no precisaron la causa que pudo originar el fuego, la Policía local de Benidorm inició de inmediato la búsqueda de los jóvenes que minutos antes de producirse el incendio habían estado lanzando petardos de caña frente al edificio. Según afirmaron varios vecinos, "casi con toda seguridad la chispa de una caña ha incendiado alguna de las prendas, y con ella el resto del tendedero, pues es imposible que la ropa arda sola colgada de un tendedero".
      • 2013 Hnz Torre, J. Ciudad silencio p. 638 Esp (BD)
        Sonaron entonces una ristra de petardos de caña tan desmesuradamente exagerada que pareció que hasta los mismos cimientos de la avenida fuesen a hundirse. Alguna que otra paloma cayó atravesada por las varillas de los petardos.
      • 2014 Fraguas Pablo, J. M.ª Mujer farero p. 24 Esp (BD)
        Una Fallera Mayor posa junto a su novio que empuña un saxofón. Están enlazados por una orla en forma de corazón difuminado por los bordes. Sus rodetes me desafían desde el retrato virado a sepia. Justo encima, un militar con la mirada perdida hacia un cielo de forillo, se derrite sobre el papel fotográfico sujetando un petardo de varilla que nunca explotó para volar.
      • 2017 Anónimo "Víctimas pólvora" [30-12-2017] El Heraldo (Tegucigalpa) (HD)
        Un agente policial perdió su mano derecha cuando le estalló un petardo de varilla en Yamaranguila, Intibucá. Mientras que en Marale, Francisco Morazán, una pequeña de ocho años sufrió quemaduras en su rostro.
  20. 3⟶metáfora
    s. m. Fiesta o ambiente jovial.
    docs. (1929-1995) 3 ejemplos:
    • 1929 Vega, D. "Acotaciones verano" [21-02-1929] La Revista: Semanario Nacional (Lima) Pe (HD)
      Para los demás, este es el tiempo del proyecto, del buen humor y de la invitación. La luz y el traje claro se confabulan para rejuvenecernos. Con los abrigos y las neurastenias, a cien leguas de nosotros se han marchado las caras serias, las ideas políticas, las novelas de dos tomos, las fiestas oficiales, los sombreros de copa, las drogas y los remordimientos. Con el verano viene la risa, el petardo de Navidad, la playa azul y la gratificación.
    • 1987 Sandoval, J. "Jungla plástico" [30-06-1987] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Toda esta filosofía de pega viene a cuento por el V aniversario de Up and Down. La disco en negro lo celebró coincidiendo, como es habitual, con la verbena de San Pedro [...]. Localicé a Carmela Caballero, que acababa de llegar de la boda del hijo de Carmen Flores [...]. Dolly Van Doll y su marido, ella superguapa con la cara lavada, buscaban la salida de esa selva humana, de plástico y copas, de luna y petardo. A la otra Dolly, la Fontana, ni la ví, perdida como estaría entre el tormento y el éxtasis de una fiesta a reconsiderar para no perecer en el empeño.
    • 1995 Anónimo "Léxico criollo general" [01-01-1995] vol. 2, n.º 1, p. 467 Electroneurobiología (Buenos Aires) (HD)
      Petardo: [...] Fiesta.
  21. 3⟶metáfora
    s. m. Manifestación verbal de burla o enfado.
    docs. (1932-1995) 3 ejemplos:
    • 1932 Anónimo "Para qué discutir" [25-06-1932] Gracia y Justicia (Madrid) (HD)
      —¿Usted morderme a mí la nuez? Resquebrajármela acaso... Usted es un marchoso flamencuno, que dijo que no volvería a hablarme en su vida, y "me se" ha rajao, como puede verse... Miguelín escupió un petardo y musitó: —Es que como usted me habla con un cariño y una empalaguería que se me funden los rayos, pues velay.
    • 1985 García Márquez, G. Amor [1987] 441 Co (CDH )

      El capitán contestó que sólo traían tres pasajeros, y todos tenían el cólera, pero se mantenían en reclusión estricta. Ni los que debían subir en La Dorada, ni los veintisiete hombres de la tripulación, habían tenido ningún contacto con ellos. Pero el comandante de la patrulla no quedó satisfecho, y ordenó que salieran de la bahía y esperaran en la ciénaga de Las Mercedes hasta las dos de la tarde, mientras se preparaban los trámites para que el buque quedara en cuarentena. El capitán soltó un petardo de carretero, y con una señal de la mano le ordenó al práctico dar la vuelta en redondo y volver a las ciénagas.

      Fermina Daza y Florentino Ariza lo habían oído todo desde la mesa, pero al capitán no parecía importarle. Siguió comiendo en silencio, y el mal humor se le veía hasta en la manera en que violó las leyes de urbanidad que sustentaban la reputación legendaria de los capitanes del río.

    • 1995 Beltrán Álvz, R. Corte ilusos p. 156 Mx (BD)
      Quiso continuar con su respuesta, sirviéndose de la parte siguiente en la lección, la mujer cuando es virtuosa debe hacer caso omiso de las acusaciones hechas en contra de su padre o su marido, y al escuchar los infundios, en no hablando no tendrá abierta la boca, y deberá mirar al que acusa sin interés, y se sentirá ofendida por agravio. Pero como si no se hubiera dado cuenta de lo que pasaba por su cabeza, la boca escupió el último petardo: —Viudas y solteronas. Sólo tú puedes confiar en que puede vivirse en ese estado. Y aunque sean parientes nuestras, yo no puedo hacer más de lo que hago por sacarlas de esa condición. La voz se había ido agudizando hasta volverse un graznido de ave de rapiña. Sin poder detenerse, el pico del ave comenzó a dar cuenta de los restos encontrados a su paso; arremetía contra todos, aprisionaba la carne blanda de Condes y Marquesas y embestía a picotazos sin dejar un miembro vivo [...].
  22. ac. etim.
    s. m. Noticia o resultado impactante y sorpresivo.
    docs. (1932-2021) 10 ejemplos:
    • 1932 Anónimo "Bombas, petardos" [20-02-1932] El Siglo Futuro (Madrid) (HD)
      Bombas, petardos, ¿eh? Pues hay más petardos y bombas por otro lado, por el lado del señor ministre d'Hisenda, que es quien ha lanzado la bomba más terrible con su nivelación de presupuestos a base de aumento de contribuciones, cuando ya no se pueden pagar las actuales. Tan formidable ha sido el estallido, que ha causado alarma en toda España, y no hay rincón de la Península de donde no venga una protesta con la amenaza de no pagar, porque no pueden. ¡Menudo petardo este de la nivelación!
    • 2021 Ortigoza Vázquez, A. "AMLO montó cólera" [24-11-2021] Etcétera (Ciudad de México) Mx (HD)
      El lunes pasado el peso llegó a 22 y fracción por dólar. El martes, Loret de Mola soltó el petardo en «El Universal». Ricardo Monreal, como de paso, dijo que «en agosto pasado el presidente AMLO retiró su propuesta de Herrera al Banco de México». Minutos después, el mismo Herrera tuiteó que «hace una semana el presidente me informó que retiró la propuesta».
    • 1932 Anónimo "Bombas, petardos" [20-02-1932] El Siglo Futuro (Madrid) (HD)
      Bombas, petardos, ¿eh? Pues hay más petardos y bombas por otro lado, por el lado del señor ministre d'Hisenda, que es quien ha lanzado la bomba más terrible con su nivelación de presupuestos a base de aumento de contribuciones, cuando ya no se pueden pagar las actuales. Tan formidable ha sido el estallido, que ha causado alarma en toda España, y no hay rincón de la Península de donde no venga una protesta con la amenaza de no pagar, porque no pueden. ¡Menudo petardo este de la nivelación!
    • 1963 Anónimo "Comentarios sudor" [01-10-1963] Flores y Abejas (Guadalajara) (HD)
      Con esto de las Ferias no es extraño que surja algún que otro petardo: el último estalló en forma de sorpresa en el Campo del Productor, poniendo al Avila en órbita y regalándole un punto.
    • 1973 Anónimo "Peña Quinielas" [26-07-1973] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      En el juego de las QUINIELAS, existe la LOGICA en primer lugar y en mayor porcentaje; un tanto por ciento de azar y otro tanto por ciento de suerte, esta última dirigida a que se de el resultado «ilógico» («petardo» en el argot quinielístico) en uno de los partidos que se lleve combinado como tal.
    • 1984 Gozalo, J. M. "Galgos grandes desconocidos" [09-04-1984] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      —Si se viene a jugar y se tiene mucha suerte, ¿cuánto se puede ganar en una tarde? —Jugando cuatro o cinco mil pesetas por carrera, con mucha suerte, unas cuarenta o cincuenta mil pesetas. Pero tenga en cuenta que esto es todos los días. —A la casa, ¿le interesa que salga una sorpresa? —¿Lo que nosotros llamamos un «petardo»?.... No. A la casa le interesa que gane el favorito, para que el dinero se reparta.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 23/06/1997 [1997] Esp (CDH )

      Por lo que se ve, el «raier»ilerdense se había creído que de verdad estaba abierta la sucesión de Felipe González, y así le ha ido. No contaba con la huéspeda. No contaba con que esa batalla —al menos esa— la iba a ganar Felipe después de muerto. Felipe soltó el petardo por sorpresa para que nadie tuviera tiempo de preparar una candidatura a sus espaldas y con apoyos suficientes.

    • 2003 Arcos Cabrera, C. Vientos de agosto [2009] Novela I Ec (CORPES)
      Pompeyo se desapareció durante dos semanas. Octavio se enteró de la razón en una conversación entre profesores del colegio. ─¿A que no saben la última? ─Cuenta... ─¿No sabrán? Pero si es un petardo. ─Ya cuenta ─le dijo Octavio. ─La hija del viejo, el dueño de la casa donde vas, se escapó con un tipo. ─Pero qué tiene de malo. Se habrán enamorado. Imagínate si se escapaba con una mujer ─respondió Octavio. ─No te hagas el cojudo, la mujer es casada y tiene tres hijos. Se va dejándolos. Vos le has de haber visto.
    • 2019 Carabias, J. C. "Sainz cita Liverpool" [09-05-2019] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Tal vez por el afán de complacer o por su declarado amor al Real Madrid, el piloto español realizó una comparación insólita. Estableció un paralelismo entre el apoyo que puede recibir él en el circuito catalán y el que obtuvo el Liverpool en la Champions para golear al Barcelona, ese 4-0 y el gol juvenil del córner. «Siempre me he sentido cómodo en esta pista, he tenido éxito en categorías inferiores», empezó elogiando el piloto madrileño. Y después soltó el petardo. «Después de esta semana, de ver lo que sucedió con el Liverpool, podemos entender cómo la afición puede servir y dar un mayor rendimiento», dijo.
    • 2021 Ortigoza Vázquez, A. "AMLO montó cólera" [24-11-2021] Etcétera (Ciudad de México) Mx (HD)
      El lunes pasado el peso llegó a 22 y fracción por dólar. El martes, Loret de Mola soltó el petardo en «El Universal». Ricardo Monreal, como de paso, dijo que «en agosto pasado el presidente AMLO retiró su propuesta de Herrera al Banco de México». Minutos después, el mismo Herrera tuiteó que «hace una semana el presidente me informó que retiró la propuesta».
    • 1932 Anónimo "Bombas, petardos" [20-02-1932] El Siglo Futuro (Madrid) (HD)
      Bombas, petardos, ¿eh? Pues hay más petardos y bombas por otro lado, por el lado del señor ministre d'Hisenda, que es quien ha lanzado la bomba más terrible con su nivelación de presupuestos a base de aumento de contribuciones, cuando ya no se pueden pagar las actuales. Tan formidable ha sido el estallido, que ha causado alarma en toda España, y no hay rincón de la Península de donde no venga una protesta con la amenaza de no pagar, porque no pueden. ¡Menudo petardo este de la nivelación!
    • 1963 Anónimo "Comentarios sudor" [01-10-1963] Flores y Abejas (Guadalajara) (HD)
      Con esto de las Ferias no es extraño que surja algún que otro petardo: el último estalló en forma de sorpresa en el Campo del Productor, poniendo al Avila en órbita y regalándole un punto.
    • 1967 Anónimo (Logos) "Devaluación libra" [19-11-1967] Diario de Burgos (Burgos) (HD)
      De aquí que esta noche en París haya empezado a rodar el rumor de que, por primera vez desde que fue fundado el premio, en 1903, el jurado galardonará a un libro no novelístico [...] Ya es tradicional que el «Goncourt» corone una novela, pero el «Desafío americano», el lunes, puede ser el petardo de un «desafío» de los jurados del célebre premio.
    • 1973 Anónimo "Peña Quinielas" [26-07-1973] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) (HD)
      En el juego de las QUINIELAS, existe la LOGICA en primer lugar y en mayor porcentaje; un tanto por ciento de azar y otro tanto por ciento de suerte, esta última dirigida a que se de el resultado «ilógico» («petardo» en el argot quinielístico) en uno de los partidos que se lleve combinado como tal.
    • 1975 Abad Santillán, D. Dicc argentinismos Ar (BD)
      PETARDO. m. cp. Noticia sensacional: acontecimiento que causa conmoción.
    • 1984 Gozalo, J. M. "Galgos grandes desconocidos" [09-04-1984] Hoja Oficial del Lunes (Madrid) Esp (HD)
      —Si se viene a jugar y se tiene mucha suerte, ¿cuánto se puede ganar en una tarde? —Jugando cuatro o cinco mil pesetas por carrera, con mucha suerte, unas cuarenta o cincuenta mil pesetas. Pero tenga en cuenta que esto es todos los días. —A la casa, ¿le interesa que salga una sorpresa? —¿Lo que nosotros llamamos un «petardo»?.... No. A la casa le interesa que gane el favorito, para que el dinero se reparta.
    • 1997 Prensa ABC Electrónico, 23/06/1997 [1997] Esp (CDH )

      Por lo que se ve, el «raier»ilerdense se había creído que de verdad estaba abierta la sucesión de Felipe González, y así le ha ido. No contaba con la huéspeda. No contaba con que esa batalla —al menos esa— la iba a ganar Felipe después de muerto. Felipe soltó el petardo por sorpresa para que nadie tuviera tiempo de preparar una candidatura a sus espaldas y con apoyos suficientes.

    • 2003 Arcos Cabrera, C. Vientos de agosto [2009] Novela I Ec (CORPES)
      Pompeyo se desapareció durante dos semanas. Octavio se enteró de la razón en una conversación entre profesores del colegio. ─¿A que no saben la última? ─Cuenta... ─¿No sabrán? Pero si es un petardo. ─Ya cuenta ─le dijo Octavio. ─La hija del viejo, el dueño de la casa donde vas, se escapó con un tipo. ─Pero qué tiene de malo. Se habrán enamorado. Imagínate si se escapaba con una mujer ─respondió Octavio. ─No te hagas el cojudo, la mujer es casada y tiene tres hijos. Se va dejándolos. Vos le has de haber visto.
    • 2019 Carabias, J. C. "Sainz cita Liverpool" [09-05-2019] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Tal vez por el afán de complacer o por su declarado amor al Real Madrid, el piloto español realizó una comparación insólita. Estableció un paralelismo entre el apoyo que puede recibir él en el circuito catalán y el que obtuvo el Liverpool en la Champions para golear al Barcelona, ese 4-0 y el gol juvenil del córner. «Siempre me he sentido cómodo en esta pista, he tenido éxito en categorías inferiores», empezó elogiando el piloto madrileño. Y después soltó el petardo. «Después de esta semana, de ver lo que sucedió con el Liverpool, podemos entender cómo la afición puede servir y dar un mayor rendimiento», dijo.
    • 2021 Ortigoza Vázquez, A. "AMLO montó cólera" [24-11-2021] Etcétera (Ciudad de México) Mx (HD)
      El lunes pasado el peso llegó a 22 y fracción por dólar. El martes, Loret de Mola soltó el petardo en «El Universal». Ricardo Monreal, como de paso, dijo que «en agosto pasado el presidente AMLO retiró su propuesta de Herrera al Banco de México». Minutos después, el mismo Herrera tuiteó que «hace una semana el presidente me informó que retiró la propuesta».
  23. 3⟶metáfora
    s. m. Persona o cosa que tiene poco valor dentro de su categoría, grupo o profesión o que defrauda las expectativas generadas.
    docs. (1949-2021) 23 ejemplos:
    • 1949 Anónimo (M.) "Futbolerías" [07-09-1949] Guadalajara (Guadalajara) (HD)
      Sobre sus condiciones de jugador hemos oido diversas y contradictorias opiniones. Hay quien dice que es todo un "petardo" y hay por el contrario quien asegura que es un excelente interior izquierda. En fin, ojalá que mañana podamos nosotros emitir juicio.
    • 2021 Massó Aguadé, X. Fin educación p. 162 Esp (BD)
      Ningún hincha futbolero admitirá que el entrenador del equipo de sus amores ponga en la alineación titular a un jugador que considere un «petardo». Al contrario, despotricará contra esta decisión. Ello no obstante, esté en lo cierto o no, tendrá que aguantarse.
    • 1949 Anónimo (M.) "Futbolerías" [07-09-1949] Guadalajara (Guadalajara) (HD)
      Sobre sus condiciones de jugador hemos oido diversas y contradictorias opiniones. Hay quien dice que es todo un "petardo" y hay por el contrario quien asegura que es un excelente interior izquierda. En fin, ojalá que mañana podamos nosotros emitir juicio.
    • 1961 Amorós, A. Charnley título europeo" [12-03-1961] Hechos (Zamora) Esp (HD)
      Justo es consignar (al César lo que es del César..) que si en vez de Fernand Nollet, hubiese sido Fred Galiana, quizás a estas horas tuviésemos en nuestra Patria un título de Europa, porque pese a su actitud el día de su combate contra Dave Moore, nadie puede tildar a Galiana de "petardo", ¡eso jamás! En su dia me hice eco de la pelea Galiana-Noller en paris. Señalé la severa corrección que sufrió el titular de los ligeros francés que sufrió la rotura de la mandíbula, para mayor abundamiento.
    • 1976 Ceberio, J. "Medidas económicas petardo" [24-10-1976] El País (Madrid) Esp (HD)
      Además de la estructura sindical se analizaron temas como las medidas económicas del Gobierno, la ley de Relaciones Laborales, la Seguridad Social y la política de empresa. El propio señor Olarra manifestó que las medidas económicas eran un petardo y que no hacía falta pensar tanto para eso.
    • 1987 Prensa ABC, 13/11/1987 [1987] Esp (CDH )

      — ¡Pues claro que he probado con la hípica! Llevo una quiniela a medias con una amiga que tiene un sobrino que va todos los domingos al hipódromo, pero nos ha fallado «Casualidad»y otros dos caballos que han ganado y que no tenían que ganar. En eso del hipódromo sucede igual que en las elecciones, que siempre gana algún petardo.

    • 1995 Prensa La Vanguardia, 30/01/1995 [1995] Esp (CDH )

      Los jóvenes y los nuevos —faltaron Jordi y Abelardo— tuvieron un protagonismo en un Camp Nou fascinante en el que hasta la hierba quiso mostrar un aspecto menos decrépito. Ya saben lo que es jugar en el coliseo del fútbol catalán sin que les tiemblen las piernas. Ahora sólo tienen que asimilar sin traumas la ley del péndulo: hoy eres Pelé y la semana que viene un petardo.

    • 2004 Redondo, J. "Petardos" La Razón (Madrid) (CORPES)
      Quienes en sus equipos son estrellas, en la selección son jugadores vulgares, y quienes llegaron hasta Portugal renqueantes, regresan tan cojos o más. Si Raúl no marca un gol desde el 20 de marzo, por algo será, y conste que él no es el máximo culpable. Petardos hay muchos.
    • 2012 Santa Schz, R. "Toreros enamorados" El Mundo (Medellín): elmundo.com Co (CORPES)
      En lo taurino, qué petardo el rejoneador. Siento pena por él y su familia. Muy buena voluntad y mucha afición, pero el muchacho no sabe y no maneja los caballos. Necesita más escuela y que ponga los pies en la tierra.
    • 2021 Massó Aguadé, X. Fin educación p. 162 Esp (BD)
      Ningún hincha futbolero admitirá que el entrenador del equipo de sus amores ponga en la alineación titular a un jugador que considere un «petardo». Al contrario, despotricará contra esta decisión. Ello no obstante, esté en lo cierto o no, tendrá que aguantarse.
    • 1949 Anónimo (M.) "Futbolerías" [07-09-1949] Guadalajara (Guadalajara) (HD)
      Sobre sus condiciones de jugador hemos oido diversas y contradictorias opiniones. Hay quien dice que es todo un "petardo" y hay por el contrario quien asegura que es un excelente interior izquierda. En fin, ojalá que mañana podamos nosotros emitir juicio.
    • 1961 Amorós, A. Charnley título europeo" [12-03-1961] Hechos (Zamora) Esp (HD)
      Justo es consignar (al César lo que es del César..) que si en vez de Fernand Nollet, hubiese sido Fred Galiana, quizás a estas horas tuviésemos en nuestra Patria un título de Europa, porque pese a su actitud el día de su combate contra Dave Moore, nadie puede tildar a Galiana de "petardo", ¡eso jamás! En su dia me hice eco de la pelea Galiana-Noller en paris. Señalé la severa corrección que sufrió el titular de los ligeros francés que sufrió la rotura de la mandíbula, para mayor abundamiento.
    • 1976 Ceberio, J. "Medidas económicas petardo" [24-10-1976] El País (Madrid) Esp (HD)
      Además de la estructura sindical se analizaron temas como las medidas económicas del Gobierno, la ley de Relaciones Laborales, la Seguridad Social y la política de empresa. El propio señor Olarra manifestó que las medidas económicas eran un petardo y que no hacía falta pensar tanto para eso.
    • 1978 Prensa El País, 05/07/1978 [1978] Esp (CDH )

      Ya hace meses, como creo haber contado, Enrique Herrerosme llamó a deshora, como él suele hacerlo —«estoy en Brasil, macho»—, para ofrecerme un programa en TVE con Ira de Fürstenberg. Le dije que no, claro. Demasié.

      Creo que luego anduvo en tratos con Marsillachy más gente. Al final salió esto que ha terminado anoche: Dos por dos.Y es lo que le decía yo hace poco a Mercedes Miláen una cena:

      — Ten en cuenta que, al fin y al cabo, se esperaba de ti que hicieras de Ira de Fürstenberg achampanada, de modo que les has salido petardo.
    • 1980 León, V. DiccArgotEsp Esp (FG)
      petardo m. [...] Malo, sin las cualidades que debe tener.
    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      petardo. m. [...] [fig. y vulg. malo, sin las cualidades que debe tener.
    • 1987 Oliver, J. M. DiccArgot (2.ª ed.) (FG)
      PETARDO: [...] ser algo un petardo: ser de mala calidad [...].
    • 1987 Prensa ABC, 13/11/1987 [1987] Esp (CDH )

      — ¡Pues claro que he probado con la hípica! Llevo una quiniela a medias con una amiga que tiene un sobrino que va todos los domingos al hipódromo, pero nos ha fallado «Casualidad»y otros dos caballos que han ganado y que no tenían que ganar. En eso del hipódromo sucede igual que en las elecciones, que siempre gana algún petardo.

    • 1989 Prensa El País, 01/06/1989 [1989] Esp (CDH )

      Espartaco hace historia y asegura que nunca ha sido amigo de las polémicas: "Ni las he provocado ni las he sufrido, por eso me es muy desagradable encontrarme el fuerte ambiente en contra con que me van a recibir parte de los espectadores de la plaza". Dirige una petición a los aficionados del tendido siete y a los espectadores en general: "Entiendo que se me exija, que no guste mi toreo, que piensen que soy un petardo. Pero cuando, como el pasado día 23, me juego la vida ante dos puñales y, al ser imposible sacarle pases el toro, me pongo de rodillas ante él, exijo respeto mientras dura la faena. Después que se manifiesten como quieran".

    • 1990 Casanova, J. A. "Entrevista Sanepifanio" [15-01-1990] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Jugar, no mucho. Y, según parece, no muy bien, como él mismo reconoce: "Era un petardazo, el peor del equipo. Todos eran más altos, más fuertes, mayores y mejores que yo".
    • 1990 Prensa Tiempo, 30/07/1990 [1990] Esp (CDH )

      —Hacer televisión no es tan fácil. Hay muchísimo merluzo que estaba convencido de que todos los profesionales que trabajaban en Televisión Española eran unos petardos y luego no han tenido más remedio que rectificar. La televisión es mucho más difícil de lo que parece y si uno se despista puede darse muchos batacazos. Y esto es lo que ha pasado con la primera entrega de las televisiones privadas.

    • 1994 Glz Salas, M. Español andaluz Esp (BD)
      Petardo: Inútil, flojo; persona funesta para todo cuanto toca.
    • 1995 Prensa La Vanguardia, 30/01/1995 [1995] Esp (CDH )

      Los jóvenes y los nuevos —faltaron Jordi y Abelardo— tuvieron un protagonismo en un Camp Nou fascinante en el que hasta la hierba quiso mostrar un aspecto menos decrépito. Ya saben lo que es jugar en el coliseo del fútbol catalán sin que les tiemblen las piernas. Ahora sólo tienen que asimilar sin traumas la ley del péndulo: hoy eres Pelé y la semana que viene un petardo.

    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. Tesoro LexicogrCanarias Esp (NTLLE)
      petardo. [...] fig. y vulg. malo, sin las cualidades que debe tener.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da. [...] m. despect. coloq. Cosa de mala calidad.
    • 2002 Valdano, J. Miedo escénico Ar (CORPES)
      Tengo un amigo, muy cínico por cierto, capaz de discutir sobre Butragueño desde las dos posiciones conocidas: lo defiende como a un genio o lo ataca como a un petardo.
    • 2004 Redondo, J. "Petardos" La Razón (Madrid) (CORPES)
      Quienes en sus equipos son estrellas, en la selección son jugadores vulgares, y quienes llegaron hasta Portugal renqueantes, regresan tan cojos o más. Si Raúl no marca un gol desde el 20 de marzo, por algo será, y conste que él no es el máximo culpable. Petardos hay muchos.
    • 2008 Idígoras, M. Á. "Caí" Esp (CORPES)
      En este país, donde la falta de médicos es preocupante, se cubre esta carencia con profesionales llegados de otros países, sobre todo India y Pakistán. Las autoridades sanitarias reconocen que aunque la mayor parte de estos trabajadores son excelentes, a veces se les cuelan auténticos "petardos". Pero ese es otro debate...
    • 2011 Brizio, E. "Burra no arisca" El Universal (Ciudad de México) Mx (CORPES)
      Lejos de recurrir a la formación de futbolistas, los directivos mexicanos prefieren "la fuga de divisas" comprando en el extranjero jugadores que llegan con etiqueta de cracks, pero que a la mera hora, salvo honrosas excepciones, resultan ser unos verdaderos petardos que solamente vienen a cambiar espejitos por oro y de paso, quitarle un lugar a una joven promesa mexicana que termina por encontrar las puertas cerradas.
    • 2012 Santa Schz, R. "Toreros enamorados" El Mundo (Medellín): elmundo.com Co (CORPES)
      En lo taurino, qué petardo el rejoneador. Siento pena por él y su familia. Muy buena voluntad y mucha afición, pero el muchacho no sabe y no maneja los caballos. Necesita más escuela y que ponga los pies en la tierra.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      petardo, da [...]. m. despect. coloq. Cosa de mala calidad.
    • 2017 Anónimo "Félix Azúa" [27-02-2017] Europa Press (Madrid) Esp (HD)
      Preguntado por su definición de lector compulsivo, Azúa habla de alguien con "una psicosis benévola" que forma "una especie de Club Dumas" con otros lectores similares. En cualquier caso, alerta que este tipo de lector "está en peligro de extinción", aunque apunta con humor a una "posible recuperación" de esta figura. "Ayer vi, por recomendación de un amigo que me engañó, la película 'Julieta' de Almodóvar y es un petardazo insoportable. Pero me hizo gracia que la protagonista sea profesora de lenguas clásicas, aunque el personaje de Emma Suárez sea lo menos parecido a ello.
    • 2021 Massó Aguadé, X. Fin educación p. 162 Esp (BD)
      Ningún hincha futbolero admitirá que el entrenador del equipo de sus amores ponga en la alineación titular a un jugador que considere un «petardo». Al contrario, despotricará contra esta decisión. Ello no obstante, esté en lo cierto o no, tendrá que aguantarse.
  24. s. m. Esp coloq. Cigarro de hachís o de marihuana.
    docs. (1955-2021) 17 ejemplos:
    • 1955 Framis "Pista grifa" [13-08-1955] Fotos (San Sebastián) (HD)
      Además, cuando se enteró de mi "canción" a la grifa, me prometió ponerme en contacto con un amigo suyo de Tetuán, que aprovechaba sus viajes a España para traficar con el "kifi". —A mí me gusta también fumar de vez en cuando un "petardo" —me dijo—; pero hace ya varios meses que no he vuelto a "vacilar". Hace daño. —¿Hace daño la "tila"? Yo no he notado nada. Por el contrario, he sentido un alivio más bien, como cuando se está borracho y se ha perdido la noción de la realidad.
    • 2021 Vázquez, S. "Cannabis crema" [29-04-2021] El Correo (Bilbao) Esp (HD)
      Nos dicen cannabis y en nuestra mente se dibuja una nube de humo fragante, un porro y, si se ha fumado alguna vez, el recuerdo de una dicharachera placidez. Lo que viene siendo un colocón, vaya, sin más poesía. Eso, al menos, para la gente que sólo conoce su uso más tradicional y extendido, el recreativo. Aunque, ahora mismo, ya empieza a haber muchos 'consumidores' que nunca se han fumado un petardo –peta, chirri, leño, canuto, flai, mai– pero sí se han aplicado cáñamo para estar más guapos, sobre todo para mejorar el estado de su piel.
    • 1955 Framis "Pista grifa" [13-08-1955] Fotos (San Sebastián) (HD)
      Además, cuando se enteró de mi "canción" a la grifa, me prometió ponerme en contacto con un amigo suyo de Tetuán, que aprovechaba sus viajes a España para traficar con el "kifi". —A mí me gusta también fumar de vez en cuando un "petardo" —me dijo—; pero hace ya varios meses que no he vuelto a "vacilar". Hace daño. —¿Hace daño la "tila"? Yo no he notado nada. Por el contrario, he sentido un alivio más bien, como cuando se está borracho y se ha perdido la noción de la realidad.
    • 1970 Anónimo "Caso calle Serrano" [04-02-1970] Diario de Burgos (Burgos) (HD)
      Por otra parte y mientras casi todos coinciden en que la muerte de Carlos Garrido estuvo provocada por las drogas, «Nuevo Diario» titula su crónica del suceso de la siguiente manera: «Carlos Garrido, ¿murió drogado? Y luego, en el texto, el siguiente párrafo: «Nadie se explica que por fumar un «petardo» Carlos perdiera la vida y que el otro amigo, Francisco quedase en estado comatoso. ¿Qué pasó en Serrano 39?» Pero lo cierto y verdad es que si en un principio se hizo cargo del caso la Brigada de Investigación Criminal, es ahora la Brigada Especial de Estupefacientes quien sigue las diligencias. Evidentemente, entre drogas anda el juego.
    • 1978 Marsé, J. Muchacha bragas [1993] 53 Esp (CDH )
      Aquellos párpados cargados de sueño en todas las Monteys, incluida tu abuela, aquella capacidad de los pómulos para absorber la luz... ¡qué camelo espiritual, dicho sea de paso! Por cierto, no había de volver a percibir ese falso esplendor de la serenidad, ese espejismo de indiferencia precisamente hasta ahora, tan lejos en el tiempo y aquí, parpadeando en esta carita pecosa tras el humo pestilente de un petardo... Quizá si tu madre no hubiese empezado a salir con José María Tey... Pero el destino dispuso las cosas de otro modo, como vas a ver.
    • 1984 Goytisolo, L. Estela [1984] Esp (CDH )
      ¿Y lo consiguió? Qué va, es un pelma, y debió pensar que con un par de petardos fumados mano a mano me iba a bajar las bragas.
    • 1993 Marsé, J. Embrujo Shangai [1996] 31 Esp (CDH )
      ¡Ondia!, ¿es que la Betibú fuma caliqueños a escondidas?, le pregunté a mi madre, ¿o es que esos apestosos petardos son para alguno de los queridos que dicen que tiene, el sereno, el basurero...? Mi madre me miró severamente y meditó la respuesta: lo que llevas en esa cesta no es cosa que deba importarte, la señora Conxa es una buena mujer y desde que perdió al capitán y a sus dos hijos se encuentra muy sola... Merece respeto y ayuda, y los caliqueños son para ella, sí, todos tenemos algún pequeño vicio.
    • 2001 Criado, A. "Cansado, onírico, pajeado" Ruido miradas Esp (CORPES)
      El nombre de él me suena de oírlo en las reuniones de la comunidad, y creo que sé quién es, porque siempre protesta por los chiquillos que andan con los monopatines o jugando al fútbol, o fumándose los petardos, según él. No hay reunión donde no nos haga perder más de media hora con sus arengas y alegatos.
    • 2017 Conde, C. Escritora p. 171 Esp (BD)
      —¿Tan agresiva es esa medicación? —Sí, y eso no es lo peor —prosiguió ella—. Mi cabeza iría muy lenta, y yo necesito estar ágil y aprovechar el speed que me genera la hiperactividad. Si tomase neurolépticos me convertiría en una planta. Por eso prefiero agobiar a los demás con mi presencia, y cuando no me soporto ni yo, me fumo un petardillo. —De acuerdo, me has convencido —dijo Gerard—. Además, tengo que reconocer que no te he dicho toda la verdad. —¿Respecto a qué? —A los porros, por supuesto. Yo también necesito relajarme de tanto en tanto. Hay días que lo veo todo negro, que el mundo entero se me cae encima.
    • 2021 Vázquez, S. "Cannabis crema" [29-04-2021] El Correo (Bilbao) Esp (HD)
      Nos dicen cannabis y en nuestra mente se dibuja una nube de humo fragante, un porro y, si se ha fumado alguna vez, el recuerdo de una dicharachera placidez. Lo que viene siendo un colocón, vaya, sin más poesía. Eso, al menos, para la gente que sólo conoce su uso más tradicional y extendido, el recreativo. Aunque, ahora mismo, ya empieza a haber muchos 'consumidores' que nunca se han fumado un petardo –peta, chirri, leño, canuto, flai, mai– pero sí se han aplicado cáñamo para estar más guapos, sobre todo para mejorar el estado de su piel.
    • 1955 Framis "Pista grifa" [13-08-1955] Fotos (San Sebastián) (HD)
      Además, cuando se enteró de mi "canción" a la grifa, me prometió ponerme en contacto con un amigo suyo de Tetuán, que aprovechaba sus viajes a España para traficar con el "kifi". —A mí me gusta también fumar de vez en cuando un "petardo" —me dijo—; pero hace ya varios meses que no he vuelto a "vacilar". Hace daño. —¿Hace daño la "tila"? Yo no he notado nada. Por el contrario, he sentido un alivio más bien, como cuando se está borracho y se ha perdido la noción de la realidad.
    • 1970 Anónimo "Caso calle Serrano" [04-02-1970] Diario de Burgos (Burgos) (HD)
      Por otra parte y mientras casi todos coinciden en que la muerte de Carlos Garrido estuvo provocada por las drogas, «Nuevo Diario» titula su crónica del suceso de la siguiente manera: «Carlos Garrido, ¿murió drogado? Y luego, en el texto, el siguiente párrafo: «Nadie se explica que por fumar un «petardo» Carlos perdiera la vida y que el otro amigo, Francisco quedase en estado comatoso. ¿Qué pasó en Serrano 39?» Pero lo cierto y verdad es que si en un principio se hizo cargo del caso la Brigada de Investigación Criminal, es ahora la Brigada Especial de Estupefacientes quien sigue las diligencias. Evidentemente, entre drogas anda el juego.
    • 1978 Marsé, J. Muchacha bragas [1993] 53 Esp (CDH )
      Aquellos párpados cargados de sueño en todas las Monteys, incluida tu abuela, aquella capacidad de los pómulos para absorber la luz... ¡qué camelo espiritual, dicho sea de paso! Por cierto, no había de volver a percibir ese falso esplendor de la serenidad, ese espejismo de indiferencia precisamente hasta ahora, tan lejos en el tiempo y aquí, parpadeando en esta carita pecosa tras el humo pestilente de un petardo... Quizá si tu madre no hubiese empezado a salir con José María Tey... Pero el destino dispuso las cosas de otro modo, como vas a ver.
    • 1979 Anónimo "Argot drogadicto" [14-05-1979] Hoja Oficial del Lunes (Santander) (HD)
      [...] petardo, cigarrillo de cannabis [...].
    • 1980 León, V. DiccArgotEsp Esp (FG)
      petardo m. (dro.) Porro.
    • 1984 Goytisolo, L. Estela [1984] Esp (CDH )
      ¿Y lo consiguió? Qué va, es un pelma, y debió pensar que con un par de petardos fumados mano a mano me iba a bajar las bragas.
    • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )

      Cuando los hombres quedaron solos, Nano dijo:

      — Mientras, nosotros podríamos liar otro petardo.

      — Primero el negocio, tío —le atajó Rafael—. ¿Te mola? Cuando se termine lo serio, todo el cachondeo que quieras.

    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      petardo. m. [...] [En el lenguaje de la droga, porro.
    • 1987 Oliver, J. M. DiccArgot (2.ª ed.) (FG)
      PETARDO: [...] cigarrillo de hachís o marihuana [...].
    • 1993 Feo, J. Aquellos años [1993] Esp (CDH )

      Allí mismo, en el Baluarte, sacó hierba y ni corto ni perezoso se dispuso a fumarse un «petardo». Como debía haber previsto, la policía tardó segundos en caerle encima. Tuve que ir a hablar con el jefe de la Seguridad colombiana e interceder por el insensato periodista.

    • 1993 Marsé, J. Embrujo Shangai [1996] 31 Esp (CDH )
      ¡Ondia!, ¿es que la Betibú fuma caliqueños a escondidas?, le pregunté a mi madre, ¿o es que esos apestosos petardos son para alguno de los queridos que dicen que tiene, el sereno, el basurero...? Mi madre me miró severamente y meditó la respuesta: lo que llevas en esa cesta no es cosa que deba importarte, la señora Conxa es una buena mujer y desde que perdió al capitán y a sus dos hijos se encuentra muy sola... Merece respeto y ayuda, y los caliqueños son para ella, sí, todos tenemos algún pequeño vicio.
    • 2001 Criado, A. "Cansado, onírico, pajeado" Ruido miradas Esp (CORPES)
      El nombre de él me suena de oírlo en las reuniones de la comunidad, y creo que sé quién es, porque siempre protesta por los chiquillos que andan con los monopatines o jugando al fútbol, o fumándose los petardos, según él. No hay reunión donde no nos haga perder más de media hora con sus arengas y alegatos.
    • 2005 Lindo, E. Una palabra tuya Esp (CORPES)
      Yo bien que te invitaba, acuérdate, te invitaba a los canutitos, y anda que no te gustaba, anda que no disfrutabas tú de tu petardito por las mañanas, que yo te decía, pásamelo, pásamelo, Rosario, y tú ni puto caso, parecía que lo tenías pegado a los dedos con Superglú.
    • 2006 Grosschmid, P. (ed.) DiccRegionalismosEsp Co (BD)
      petardo [...] España Porro de hachís.
    • 2015 Matamoros Schz, J. Círculo humo p. 11 Esp (BD)
      —Hazte un porro. —Probablemente esa fue la frase que más dije y escuché en aquella época: hazte un porro, un canuto, un may, un flay, un petardo, una china... Las mil y una maneras de decir: "¡Quiero fumar!" Nos sentamos en el respaldo de un banco. La pista era una pequeña plazoleta apartada y poco transitada donde solíamos ir a fumar. No molestábamos a nadie, tan solo nos fumábamos unos petardos y nos reíamos un poco. Cañete extrajo de su bolsillo la parafernalia: un papel sumamente arrugado y una china del tamaño de media uña.
    • 2017 Conde, C. Escritora p. 171 Esp (BD)
      —¿Tan agresiva es esa medicación? —Sí, y eso no es lo peor —prosiguió ella—. Mi cabeza iría muy lenta, y yo necesito estar ágil y aprovechar el speed que me genera la hiperactividad. Si tomase neurolépticos me convertiría en una planta. Por eso prefiero agobiar a los demás con mi presencia, y cuando no me soporto ni yo, me fumo un petardillo. —De acuerdo, me has convencido —dijo Gerard—. Además, tengo que reconocer que no te he dicho toda la verdad. —¿Respecto a qué? —A los porros, por supuesto. Yo también necesito relajarme de tanto en tanto. Hay días que lo veo todo negro, que el mundo entero se me cae encima.
    • 2021 Vázquez, S. "Cannabis crema" [29-04-2021] El Correo (Bilbao) Esp (HD)
      Nos dicen cannabis y en nuestra mente se dibuja una nube de humo fragante, un porro y, si se ha fumado alguna vez, el recuerdo de una dicharachera placidez. Lo que viene siendo un colocón, vaya, sin más poesía. Eso, al menos, para la gente que sólo conoce su uso más tradicional y extendido, el recreativo. Aunque, ahora mismo, ya empieza a haber muchos 'consumidores' que nunca se han fumado un petardo –peta, chirri, leño, canuto, flai, mai– pero sí se han aplicado cáñamo para estar más guapos, sobre todo para mejorar el estado de su piel.
    1. s. En ocasiones, con el complemento de grifa.
      docs. (1961-1980) 3 ejemplos:
      • 1961 Martín-Santos, L. Tiempo silencio [1996] Esp (CDH )
        Podremos comprender también que la ciudad piensa con su cerebro de mil cabezas repartidas en mil cuerpos aunque unidas por una misma voluntad de poder merced al cual los vendedores de petardos de grifa, los hampones de las puertas traseras de los conventos, los aprovechadores del puterío generoso, los empresarios de tiovivos sin motor eléctrico, los novilleros que se contratan solemnemente para las capeas de los pueblos del desierto circundante, los guardacoches, los recogepelotas de los clubs y los infinitos limpiabotas quedan incluidos en una esfera radiante, no lecorbusiera, sino radiante por sí misma, sin necesidad de esfuerzos de orden arquitectónico [...].
      • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] Esp (CDH )
        Cuando lo cogimos pudimos comprobar que había caído en lo más bajo: fotografías puercas, dibujos, petardos de grifa... Una verdadera suciedad.
      • 1980 Vallejo, A. Eclipse [1980] Esp (CDH )

        NANA.—¿Se encuentra bien? (Pausa).No tiene usted buena cara.

        SARAH.—Estoy algo... No es nada...

        NANA.—¿Le puedo preguntar algo? Una sugerencia...

        SARAH.—Sí.

        NANA.—¿Qué le parece un buen petardo de grifa?

        SARAH.—No, gracias...

        NANA.—Le traeré su vaso de leche...

  25. 13⟶extensión significado
    s. m. Resultado adverso de un proyecto que se esperaba que se desarrollase bien.
    Sinónimos: petardada; petardazo
    docs. (1958-2020) 5 ejemplos:
    • 1960 Amorós, A. "Reputación arbitral" [01-12-1960] Imperio (Zamora) Esp (HD)
      Veamos: En mi comentario reciente del encuentro disputado en el Estadio Bernabéu, indiqué que el "míster" inglés de turno, señor Ellis, anuló el gol de Villaverde, por fuera de juego; gol éste que fue totalmente perfecto, válido y de buena ejecución, y en cambio concedió un penalty, que en verdad era muy discutible. Jamás aplicó la ley de la ventaja, que es la auténtica etiqueta que valora al árbitro, y en sus constantes interrupciones del juego, siempre favorecía al bando infractor. Míster Ellis dió "el petardo", como ahora tan en boga se dice. ¿Era ese señor el Número Uno de los árbitros ingleses? Todo se explica, al exponer que este año se retira del fútbol activo, al cumplir los cuarenta y siete de edad, que es la edad reglamentaria de los colegiados en Inglaterra.
    • 1980 Anónimo (Españoleto) "No fichaje" [14-08-1980] Diario de Burgos (Burgos) (HD)
      Disuelto el humo del gran petardo de la llegada de Maradona al Barcelona que fue la serpiente de mar del comienzo del verano deportivo (y que no hará sino producir una gran entrada cuando juegue en Valencia con su equipo el trofeo Naranja) hemos tenido en España una edición más modesta del mismo episodio, el fallido traspaso de Gordillo, que se queda en el Betis después de que el club haya aportado a base de tener contento al jugador con un pingüe contrato y a la afición con contribuir a ello, la tentación de las ofertas del Madrid y del Barcelona.
    • 2012 Peris, L. C. "Fracaso buen estado" [31-07-2012] Diario de Sevilla (Sevilla) Esp (HD)
      Aunque por lo hecho en la última media hora, el triunfo se merecía, la realidad es que el papelito de los nuestros en los Juegos nos retrotrae a un tiempo pasado indiscutiblemente peor. Un pasado rico en frustraciones que habíamos arrumbado en el desván más recóndito de nuestra memoria, pero que estaba ahí, sólo larvado y bien vivo. Haciendo abstracción del petardo con Japón, la colisión con Honduras nos reafirmó en lo que en la víspera temíamos premonitorio y es aquel partido con ese mismo rival con el que debutamos en nuestro Mundial, en aquel evento tan maravillosamente organizado y tan funestamente jugado por los de José Emilio Santamaría.
    • 2012 Hnz Bernalette, Ó. "Gente se cansa" El Universal (Caracas) Ve (CORPES)
      Irónicamente, el exceso de riqueza mal administrada, abuso del presidencialismo y la existencia de instituciones débiles nos han llevado a esta suerte de petardo en donde pareciera que la brújula del tiempo la hemos perdido y andamos al garete, de ensayo tras ensayo. Con la trágica realidad de que muchos de los hombres y mujeres que podrían ayudar a reflotarnos a la superficie se han marchado del país o simplemente no tienen espacio para ayudarnos a salir de este atolladero.
    • 2020 Fernández, V. "Bendita pitada, bendita vacuna" [06-12-2020] Mucho Deporte (Madrid) Esp (HD)
      Con la sombra de la exigente afición seguro que no se hubiera atrevido a poner con el Chelsea al Mudo de extremo derecho. A veces, una buena pitada tiene el efecto de una vacuna. En breve, quizá, tendremos que detenernos a hablar de Rakitic, los delanteros, Idrissi, Rekik y demás… Pero el petardo de esta semana debe recaer sobre sus espaldas. Se olvidó que le ocupó un año ganar la confianza que tan rápido se puede perder.
    pegar petardo petardear
    docs. (2017) Ejemplo:
    • 2017 Anónimo "Cristóbal Soria infracción vial" [05-02-2017] El Diario (Madrid): eldiario.es (HD)
      '¡Vaya petardo que acabo de pegar!', escribía y exclamaba Cristóbal Soria en Twitter este fin de semana, tras asumir el corte monumental que había recibido. El vehemente tertuliano del 'Chiringuito de Jugones' no se esperaba seguro el mensaje en redes sociales que iba a recibir de la Guardia Civil. El motivo, apercibimiento por no llevar puesto el cinturón de seguridad dentro de un vehículo, en el que éste circulaba de copiloto.
    dar petardo petardear
    docs. (1958) Ejemplo:
    • 1958 Basurto, J. M. "Triunfo Deportivo Basauri" [12-05-1958] Hoja Oficial del Lunes (La Coruña) Esp (HD)
      A todos maravilló este portugués con su juego vistoso y práctico; y que, además, tiene una visión certera de la colocación suya y de la de sus compañeros. Su hermano no acusó tanta calidad, pero, de todas las maneras, justificó su importación, que ya es bastante decir en estos tiempos en los que tanto "petardo" se está dando.
  26. 3⟶metáfora
    s. m. coloq. Expulsión de gases del intestino por el ano, generalmente ruidosos o malolientes.
    docs. (1963-2022) 9 ejemplos:
    • 1963 Dalí, S. Trad Arte pedos, Hurtaut Esp (BD)
      Pero hablemos seriamente. Nosotros dividimos los pedos en vocales y mudos o zullones propiamente dichos. Los pedos vocales son naturalmente llamados petardos, del verbo "petardear". Consulten a Willichius Jodochus acerca de sus tesis sobre el petardo. Ahora bien, el petardo es un estallido ruidoso, engendrado por vapores secos. Es grande o pequeño, según la variedad de sus causas o de sus circunstancias. El gran petardo es vocal pleno, o vocal por excelencia; y el pequeño se llama semivocal.
    • 2022 Blánquez, J. "James Joyce flatulencias" [22-01-2022] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      Lo que no sabía nadie por entonces es que la manifestación más incontrolada de las filias sexuales de James Joyce no había que ir a buscarla en su homérica novela, sino en la correspondencia privada que había mantenido, durante sus primeros años de noviazgo y matrimonio, con su querida esposa, Nora Barnacle. Allí, Joyce estampó frases como "tu culo rebosaba de pedos aquella noche, querida, y te los saqué mientras te follaba, grandes y gordos cuescos, largos y ventosos, pequeños petardos y un montón de pequeños pedetes traviesos que culminaron en un largo cañonazo desde tu agujero", un tipo de prosa de una explicitud y una suciedad que dejarían a Georges Bataille, Pierre Louÿs o Guillaume Apollinaire en meros beatos.
    • 1963 Dalí, S. Trad Arte pedos, Hurtaut Esp (BD)
      Pero hablemos seriamente. Nosotros dividimos los pedos en vocales y mudos o zullones propiamente dichos. Los pedos vocales son naturalmente llamados petardos, del verbo "petardear". Consulten a Willichius Jodochus acerca de sus tesis sobre el petardo. Ahora bien, el petardo es un estallido ruidoso, engendrado por vapores secos. Es grande o pequeño, según la variedad de sus causas o de sus circunstancias. El gran petardo es vocal pleno, o vocal por excelencia; y el pequeño se llama semivocal.
    • 1984 Maura, G. V. DiccVoces coloquiales Puerto Rico PR (TesoroPR)
      petardo [...]. Peo estruendodo [sic] o apestoso.
    • 1998 Paz Pz, C. Dicc cubano popular Cu (BD)
      PETARDO (v.g.) s. Pedo.
    • 2008 San Martín Mtz, A. Ecos fantasía, realidad, ingenio p. 48 Esp (BD)
      No sólo la llama, puede retroceder y subir nuevamente por tu colon, sino que también tu ropa o lo que estuviese cerca, puede prenderse. Las estadísticas confirman, que cerca del 25% de las personas que lo intentaron, se quemaron sus nalgas y los pelos del culo. Los pedos, curiosamente, tienden a producir llamas azules o amarillas. No es de extrañar, que la relación, entre llama y sonido, dé lugar al nombre de ¡Petardos clásicos!.
    • 2016 Buenaventura, J. "Pedos pista baile" [17-05-2016] Vice (Nueva York) (HD)
      ¿Por qué no estamos hablando de esto? ¿Por qué demonios la comunidad dance del universo no se ha unido en un solo y valiente coro para rechazar de tajo y al unísono estos actos y declararlos abiertamente