12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
corneta s., adj. (1246-)
corneta, corrneta, cornetica, cornetilla, cornetón
También en esta página: corneta2 (1480-)
Etim. Voz de etimología dudosa, acaso cruce de cuerna y trompeta. En el DECH (s. v. cuerno) se apunta este posible origen: “Corneta [...] es dudoso, en vista del sufijo, que sea autóctono en castellano o en portugués [...]: pudo formarse en catalán [...] o en italiano [...], pero es más probable que en éste sea hispanismo, pues de ser antiguo y haberse extendido a la Península Ibérica ya en la Edad Media, habría pasado por la lengua de Oc, donde no se conoce el vocablo (el fr. medio cornette [1611] debe ser hispanismo); en conclusión, lo más probable es que corneta no deba mirarse como un mero derivado de CORNU, sino como el resultado de un cruce, producido en lenguas hispánicas entre trompeta [...], palabra de origen galorrománico, y el autóctono cuerna 'bocina de cuerno' [1644] y demás representantes iberorromances de CORNU”. No obstante, con respecto a la posibilidad del origen catalán, puntualiza que “sería más natural que derivara de un femenino corna, que en catalán sólo es dialectal del extremo Norte (Pallars, Cerdaña, Rosellón, 'cuerno de animal', BDC XIX, 120; XXIII, 285), que del masculino corn ‘bocina de cuerno'. Pero corna 'cuerno' es más bien occitano, donde corneta no se halla. Sin embargo, un corneta diminutivo de corn es perfectamente posible”). Véase también DECLCat, s. v. corn: "Corneta 'trompeta aguda i larga' [...]; d'ací és possible que sigui manllevat el cast. corneta [1551] i potser alguna altra forma romànica". Cf. DLE, s. v. ("Del dim. de cuerno").

Se documenta por primera vez, en la acepción 'instrumento musical de viento consistente en un tubo, generalmente de madera, cuerno o marfil, y una boquilla cónica', en la primera mitad del siglo XIII, en Los signos del juicio final de G. de Berceo, obra fechada entre 1236 y 1246; no obstante, en el DECH se duda de la fiabilidad de ese primer testimonio. Se atestigua poco después, hacia 1276, en el Libro de saber de astrología, y, en concreto, en el Libro de la Ochava espera de Alfonso X, que también es un testimonio problemático (para estos testimonios, véase el apartado Notas filológicas). Son varias las subacepciones documentadas relativas a este instrumento musical. Las combinaciones corneta muda, negra, tuerta o blanca o recta aluden a diversos tipos de cornetas de características formales distintas, y los testimonios se registran ya a comienzos del siglo XVII. En la acepción 'instrumento de viento consistente en un tubo en forma de cuerno o plegado varias veces sobre sí mismo, empleado en ciertos ámbitos y oficios para dar señales de aviso' se atestigua en el Libro de Vegecio de la caballería, de fray A. de San Cristóbal, obra datada entre 1454 y 1500; aparece frecuentemente con los complementos de correode postade postillón o bien de caza o de monte. Como 'instrumento musical de viento consistente en una concha de caracol marino' se documenta en 1550, en la Apologética historia sumaria de B. de las Casas. A su vez, como 'instrumento musical de viento metal consistente en un tubo plegado varias veces sobre sí mismo, con una boquilla cónica y un pabellón de salida, y generalmente dotado de algún mecanismo que permite producir determinadas notas' se registra en 1825, con el complemento de llaves, en un anuncio de instrumentos musicales publicado en el Diario de Avisos de Madrid en diciembre de ese año. Cabe señalar que este instrumento moderno, que se encuentra en las orquestas y, especialmente, en ciertas agrupaciones musicales y en las bandas militares, tiene su origen en la antigua corneta o cuerno empleado en ciertos oficios o en el ámbito militar para dar señales de aviso y, especialmente, en la corneta de posta, a la que se le fueron añadiendo mecanismos diversos para convertirla en un instrumento músico. Del mismo modo, se atestigua con pistón en aposición o con los complementos a pistón, de pistón o de pistones, para referirse a una 'corneta con un número variable válvulas colocadas en su tubo principal que, al ser accionadas, permiten producir notas intermedias' ya en 1841, en un breve de la sección de noticias musicales del diario El Correo Nacional (Madrid). Por otro lado, cabe destacar que Pedrell ya indica, en su Diccionario técnico de la música (1894), que este nombre se empleó para designar distintos instrumentos ( "Corneta. Nombre de uno de los más antiguos instrumentos de música cuyas acepciones variadas indican instrumentos de distintas clases. Procuraremos detallarlas"). En este mismo sentido se manifiestan diversos diccionarios especializados. Así, el Diccionario de la música española e hispanoamericana (1999) de Fernández de la Cuesta y Casares Rodicio, señala lo siguiente: "Corneta. Aerófono con diferentes características y funciones, presente en España y en varios países de Hispanoamérica". En la misma dirección, el Diccionario de instrumentos musicales (2001) de R. Andrés informa de la evolución de estos instrumentos: "Sebastián de Covarrubias (1611) dice que la voz corneta es «la bozina hecha de cuerno, de que usan los caçadores monteros y los postillones». Más tarde, el Diccionario de autoridades no mencionará la palabra cuerno, sino que hablará de «la bocina o trompetilla, de que usan los cazadores, monteros y postillones». Antiguamente los postillones llevaban un cuerno para avisar de su presencia, pero con el tiempo pasaron a utilizar una pequeña trompeta recta o más comúnmente una trompeta enroscada; o también el Diccionario de regionalismos de San Juan (2006) de Quiroga y García: "Instrumento de viento; forma popular general que incluye clarín, trompeta, corno, trompa y corneta. [...] En referencia a los clarines que usaban los carros anunciando la llegada del convoy"). Estas y otras informaciones dan cuenta de la diversidad referencial de los instrumentos conocidos como corneta. Parte de la explicación parece fundamentarse en el desarrollo del propio instrumento, primitivamente hecho con un cuerno, o bien por ser formalmente semejante a este con diversas apariencias. Como 'instrumento musical de viento madera consistente en una caña hueca de hasta 6 metros de largo y un pabellón de salida hecho generalmente de hojalata' se registra en 1947, en el Diccionario de regionalismos de Salta, de Solá y se atestigua en 1953, en las Tradiciones y creencias del Norte Argentino de N. H. Vera. Para referirse a un 'instrumento musical de viento consistente en varios trozos de cuerno de vacuno unidos entre sí con clavos y tiras de cuero, que forman un tubo curvo o en espiral, y, generalmente, con una boquilla metálica en la embocadura' se atestigua en 1936, con el complemento de toro, en el estudio "Apuntes para el folklore peruano. La fiesta de San Bartolomé", de M. E. Bustamante, publicado en Huamanga (Ayacucho). Y como 'instrumento musical de viento madera originario de China y usado en la música tradicional cubana, consistente en un tubo recto de sección cónica, con un tudel metálico con una boquilla de lengüeta doble de caña, y un pabellón de salida metálico amplio' se registra en 1988, en Récords y retos latinoamericanos, en esta ocasión con el modificador china. Más reciente es la acepción 'instrumento musical de viento, generalmente de plástico, formado por un tubo recto, sin orificios, con boquilla y pabellón de salida, que suele emplearse como elemento de animación en eventos deportivos o en manifestaciones públicas de protesta o de júbilo', documentada en 1988, en En el país perdido. Sin permiso de Pinochet, de V. Teitelboim.

Aún en la esfera del ámbito musical, con la acepción 'juego de tubos del órgano de la familia de las flautas que constituye un medio registro solista de mano derecha compuesto por hileras de entre 3 y 12 tubos por cada tecla' se atestigua en 1555, en un documento notarial conservado en el Archivo Histórico Provincial de Toledo, en el que se detallan las condiciones y los elementos necesarios para la construcción de un nuevo órgano en la iglesia de Mombeltrán; y como 'tubo del órgano al que se suministra aire a presión por su boca para producir diferentes sonidos' se registra en 1877. Por otro lado, como es habitual en las acepciones instrumentales, y especialmente en ámbito de los instrumentos músicos, es frecuente que se produzca una extensión de significado mediante la metonimia, de modo que el instrumento pasa a identificar a la persona que lo toca, así como al arte de tocarlo. A este respecto, corneta como 'persona que toca la corneta (| instrumento musical de viento consistente en un tubo, generalmente de madera, cuerno o marfil, y una boquilla cónica)' se documenta en 1559, en los Siete libros de Diana de J. de Montemayor, y como 'arte o técnica de tocar' este mismo instrumento se registra en 1681, en un documento conservado en la catedral de Sigüenza. Por otro lado, como 'persona que toca la corneta (| instrumento musical de viento consistente en un tubo en forma de cuerno o plegado varias veces sobre sí mismo, empleado en ciertos ámbitos y oficios para dar señales de aviso) se documenta en 1822, en una de las disposiciones de la Sesión extraordinaria de la noche del 14 de mayo, recogida en el Diario de las actas y discusiones de las Cortes: 1822 y 1823, en este caso, tocante al ámbito militar, y con este valor pero con el complemento de órdenes, también adquiere el significado de 'soldado que sigue al jefe para dar los toques de mando', uso atestiguado en 1855, en Memoria sobre el viaje militar a oriente de J. Prim. Por otra parte, plenamente en el ámbito orquestal, se documenta como 'persona que toca la corneta (| instrumento musical de viento metal consistente en un tubo plegado varias veces sobre sí mismo, con una boquilla cónica y un pabellón de salida, y generalmente dotado de algún mecanismo que permite producir determinadas notas)' en 1892, en "La banda de cornetas en el Duque", reseña publicada en la Revista Teatral, Literaria y Científica (Cádiz), y, del mismo modo, como el arte de tocar este mismo instrumento se consigna en el Nuevo diccionario francés-español y español-francés (1856) de Salvá. En 2004, se documenta como 'persona que toca la corneta china', en la novela Voy por cigarros de G. León Fulleda.

Más allá del ámbito musical, corneta se ha atestigua con otras acepciones. Como 'instrumento en forma de pequeña corneta empleado por personas con problemas auditivos para percibir  mejor los sonidos' se documenta hacia 1620, en el entremés Cornelio, de G. de Castro. Como 'instrumento de emisión de sonidos empleado como sistema de avisos y de orientación para embarcaciones', se atestigua en 1879, con el complemento de niebla, en Lei de navegación de la República de Chile promulgada el 24 de junio de 1878. Como 'instrumento que proyecta sonidos hacia el exterior para hacerlos audibles' se registra, con el modificador fonográfica, en 1889, en el reportaje "Telefonografía", publicado en La Ciudad de Dios. Revista Religiosa, Científica y Literaria (Madrid). Con el valor 'instrumento, manual o mecánico, que llevan algunos vehículos para emitir sonidos de aviso' se atestigua en 1908, en el anuncio "Liquidación definitiva de todas las existencias", publicado en Caras y Caretas (Buenos Aires) en febrero de ese año. Por otro lado, con el valor 'pantalla terminal de forma cóncava que tienen las antenas parabólicas para amplificar la emisión y recepción de señales electromagnéticas' se documenta en 1991, en Satélites de comunicaciones de R. Neri Vela. Como 'pieza de los aparatos telefónicos antiguos que se aplica al oído para percibir los sonidos' se registra en 2004, en Desde el andamio de C. M.ª Alsina, en tanto que como 'instrumento que recoge sonidos del exterior y los hace audibles' se atestigua a 2005, en La nostalgia del melómano de J. C. Garay. Con la acepción 'instrumento médico en forma de pequeña corneta que sirve para auscultar' se atestigua en 2006, con el modificador acústica, en el artículo "Métodos de semiológicos de exploración" de H. Rubio Venegas, publicado en el volumen colectivo Semiología médica integral.

La voz corneta presenta, asimismo, varias acepciones relativas los cuernos de ciertos animales. Así, como 'cuerno de res' se atestigua en torno a 1552 en uno de los poemas recogidos en la Segunda parte del Cancionero general; como '[res] que tiene los cuernos desviados o que tiene uno solo' se documenta en 1905, en Las veladas del tropero, de G. Daireaux, y en esta misma obra se emplea como sustantivo. En la acepción 'persona que sufre una infidelidad' se atestigua en 1622, en la comedia Quien más no puede, de Lope de Vega. Cabe señalar al respecto que no son pocas las ocasiones en que algunos autores acuden a juegos dilógicos con los conceptos de instrumento musical, cuerno e infidelidad: véanse en este sentido, por ejemplo, el testimonio de la Segunda parte del Cancionero general (a1552) o los debidos al Conde de Villamediana y a J. A. Maluenda que se figuran en la acepción 'cuerno de res'.

Por otra parte, otras acepciones de corneta surgidas en mayor o menor grado tras la actuación de la metáfora. Como 'objeto que tiene forma de cono invertido' solo se atestigua en 1578, en Diario y juicio del grande cometa que nuevamente nos ha aparecido hacia occidente, de J. Micón. Con el valor 'recipiente o envoltorio, generalmente de papel, de forma cónica' se atestigua en 1822, en El repostero famoso, amigo de los golosos. Como 'pimiento pequeño y muy picante' se consigna en el Diccionario nacional de Domínguez (1846) y como 'pimiento picante, estrecho, alargado y con la punta retorcida' se documenta en 1895, en Juanita la Larga de J. Valera. Como 'cigarro con forma cónica' se documenta en 1985, en la novela En defensa propia, de J. L. Martín Vigil. Como práctica sexual consistente en la estimulación oral del pene' se atestigua en 1977, en La tía Julia y el escribidor de M. Vargas Llosa. Con el valor 'órgano copulador y miccionador del hombre y de algunos animales de sexo masculino' se registra en 2004, en la novela Uñas sucias de L. Barrales.

En el campo de la zoología se atestigua con la acepción 'molusco gasterópodo de la familia de los murícidos de hasta 6 centímetros de longitud, con la concha gruesa, en forma de espiral, más ancha en su sección central y de color blanco con líneas de color pardo en las estrías' se atestigua en 1850, en el tercer tomo de la Historia general de la agricultura (J. Seix, ed.). Asimismo, en el ámbito de la flora y la botánica, se documenta como 'planta de la familia de las papaveráceas, de hasta 90 centímetros de altura, con las hojas pinnadas y alternas a lo largo del tallo, y flores de forma esférica con cuatro pétalos color rojo intenso' en 1912, en Historia del pueblo guanche, de J. Bethencourt Alfonso; como 'arbusto de la familia de las bignoniáceas de hasta 10 metros de altura, de madera oscura y dura, hojas pinnadas de borde serrado y flores amarillas de forma acampanada' se registra en 1924, en Trees and shrubs of Mexico, de P. C. Standley, donde también se consigna corneta como 'planta sarmentosa de la familia de las bignoniáceas, con ramas hexagonales, hojas compuestas de forma ovalada y generalmente con zarcillos, y flores acampanadas de color blanco'; como 'arbusto de la familia de las poligaláceas, originaria de Venezuela, con las hojas lanceoladas, los tallos vellosos y flores pequeñas azules y amarillas dispuestas en racimos' se recoge en 1926, en el Manual de plantas usuales en Venezuela de H. Pittier; como 'hongo comestible de la familia de las cantareláceas, con un sombrero en forma de embudo o trompeta que forma un solo cuerpo con el pie'  se atestigua en 1942, en Bromatología indígena de J. M. M. Santiago Storni; y como 'hongo comestible de la familia de las gonfáceas de hasta 30 centímetros de altura, con un sombrero en forma de embudo, de color anaranjado y pulpa gruesa, que forma un solo cuerpo con el pie' está documentado en 1993, en Santa Catarina del Monte: bosques y hongos, de J. González Rodrigo.

Otras acepciones se consignan en algunos repertorios lexicográficos: como 'instrumento bélico de la milicia antigua romana' y 'cuerno que usan los porqueros para llamar al ganado de cerda' se registra en la primera edición del DRAE (1780). La acepción 'planta fabácea de flores rojas y semillas en vaina (Scorpiurus muricatus)" se consigna en el Diccionario de la historia natural de las Islas Canarias, de Viera Clavijo. Con la definición 'dábase este nombre á una especie de tributo personal que hablan impuesto los barones y ricos hombres á los dueños ó arrendadores de las tierras de su comarca, y consistia en estar siempre alerta y dar aviso apenas se aproximaba el enemigo, tocando una especie de corneta ó bocina, á cuyo sonido todos los campesinos  debian armarse y presentarse á su señor ó á los gefes y capitanes que este les habia señalado, en sus respectivos distritos, para guiarlos' figura en el Diccionario militar español-francés (1828) de Moretti. A su vez, como 'el siete de oros en el juego de la treinta y una', se recoge en el Vocabulario de palabras usadas en Álava (1903) de Baráibar Zumárraga. Con el valor 'nariz de una persona' se documenta en Un catauro de cubanismos (1923) de Ortiz. Como 'baya de la cornicabra que, seca, se emplea como sahumerio' y 'cornejuelo o boarillo. Ave de rapiña, insectívora de la familia del mochuelo' figura en el Vocabulario Andaluz (1933) de Alcalá Venceslada, y como 'cornicabra, arbusto' en la edición de 1951 de este mismo repertorio. Con la acepción 'la parte blanca e interior de las astas' se recoge en el Nuevo diccionario etimológico aragonés (1938) de Pardo Asso. Como 'cualquiera de los peces lofobranquios del género Fistularia, de la familia de los fistuláridos', así como 'pez teleósteo plectognato, Balistes forcipatus, de la familia de los balístidos', se recoge en el Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA (1953). La acepción 'pimiento dulce' se recoge en el segundo tomo del ALEA (1963), dirigido por Alvar. Como 'frustración, contrariedad' figura en el Diccionario de bolivianismos (1964) de Fernández Naranjo. La acepción 'picarel, pez teleósteo, de cuerpo ovoide con una mancha oscura rectangular a cada lado (Maena smaris o Spicara vulgaris)' se registra en el tercer volumen del ALEICan, dirigido por Alva. Como 'persona delatora' se registra en el Glosario lunfardo (1978) de Chiappara. Con el valor 'forro de cuerno que protege el extremo del timón' se recoge en el ALEANR I-II (1979), dirigido por Alvar. Como 'persona inútil, que no se puede confiar' se registra en el Diccionario de bolivianismos y semántica boliviana (1982) de Muñoz Reyes. La acepción 'combo (| puñetazo)' se registra en el Diccionario ejemplificado de chilenismos (1985) de Morales Pettorino. Como 'borracho' se atestigua en el Léxico de la borrachera (1989) de Suárez Blanco. Con la definición 'bruto. Individuo estúpido' figura en el Diccionario de la jerga del estudiante universitario puertorriqueño (1989) de Claudio de la Torre. Las acepciones 'el ciruelo y el pruno deformes que se secan y caen antes de madurar' y 'especie de bocina que hacen los muchachos con una tira de corteza de castaño o de otro árbol, arrollándolo en espiral y sujetándolo con espinas de zarza' figuran en el Diccionario de los bables en Asturias (1989) de Neira Martínez. Como 'individuo díscolo, que se aparta del orden' lo recoge López Blanquet en Uruguayismos (1992). La acepción 'voz fuerte y chillona de una persona' se consigna en el Nuevo diccionario de uruguayismos (1993) de Haensch y Werner. Como 'botella que contiene alguna bebida alcohólica' figura en el Diccionario Coba (1998) de Coello Vila. En el Diccionario de regionalismos de San Juan (2006) de Quiroga Salcedo y García Ruckschloss se consigna como 'instrumento de viento; forma popular general que incluye clarín, trompeta, corno, trompa y corneta'. Y como  'matasuegras, tubo enroscado de papel con una boquilla en uno de sus extremos por la que se sopla para que se desenrosque bruscamente' se recoge en el Diccionario de americanismos (2010) de ASALE.

También se han registrado varias unidades pluriverbales en diversos repertorios lexicográficos. Corneta chica, definido como 'otro nombre con que se conoce el hongo comestible más comúnmente denominado enchilado' figura en el Diccionario general de americanismos (1942) de Santamaría, donde también se consigna corneta grande, como 'variedad del enchilado, hongo comestible', y corneta prieta, como 'nombre vulgar de un hongo comestible del que se hace mucho comercio en los mercados'. Corneta mamani se define como 'persona, generalmente un hombre, que con frecuencia ingiere bebidas alcohólicas directamente de la botella' en el Diccionario coba (1990) de Coello Vila. Para la corneta, con la acepción 'en mal estado, para el arrastre', se registra en el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE. Perder la corneta se define como 'marearse por efecto del movimiento del mar' en el Diccionario ejemplificado de chilenismos (1985) de Morales Pettorino, donde se aduce como documentación un ejemplo tomado de la obra de L. de los Ríos titulada El lenguaje marítimo de Valparaíso. Memoria de prueba patrocinada por Morales Pettorino, que no ha podido comprobarse. Salir corneta se consigna como 'defraudar o decepcionar a alguien' en el Diccionario de bolivianismos (1964) de Fernández Naranjo. Tocar la corneta se recoge como 'beber vino o licores. Propiamente se dice del que bebe a morro de la botella' en las Adiciones al Vocabulario navarro (1958) de Iribarren y como 'cornetearse, sea sonándose, sea vomitando' en el Diccionario ejemplificado de chilenismos (1985) de Morales Pettorino.

Notas filológicas

El primer testimonio de corneta figura en Los signos del juicio final de G. de Berceo, obra fechada entre 1236 y 1246. Sin embargo, este poema berceano solo se conserva en una copia manuscrita tardía, concretamente en el conocido como manuscrito I o Copia de Ibarreta, por ser el padre Ibarreta quien hizo el encargo de la copia a los monjes del monasterio de San Millán entre 1775 y 1779. No es posible determinar en nuestro caso y en otros, qué lectura figuraba en los manuscritos medievales que sirvieron de base a este. por más que las copias encargadas por Ibarreta son normalmente fiables. Como se ha indicado arriba, corneta se atestigua nuevamente en referencia al instrumento musical poco después, hacia 1276, en el Libro de saber de astrología, o más concretamente en el Libro de la Ochava espera, de Alfonso X. De esa obra se ha conservado un manuscrito original alfonsí, que, sin embargo, ha sufrido la pérdida de numerosos folios, especialmente en su primera parte; también disponemos de varias copias tardías, de los siglos XV y XVI fundamentalmente, que sí han preservado el texto íntegro, y que parecen haberse basado en el original alfonsí antes de la deturpación de aquel. Nuevamente, nos hallamos ante un testimonio temprano, pero conservado en una copia tardía, hecho que obliga a extremar la prudencia. Debe tenerse en cuenta, además, el salto cronológico existente entre estas primeras documentaciones y la siguiente, ya datada hacia 1400, en el Libro de Josué de la Biblia ladinada (manuscrito escurialense I-i-3). Los ejemplos posteriores se hacen esperar hasta bien entrado el siglo XVI.

  1. s. f. Instrumento musical de viento consistente en un tubo, generalmente de madera, cuerno o marfil, y una boquilla cónica.
    docs. (1246-2021) 226 ejemplos:
    • p1236-1246 Berceo, G. Signos [1992] p. 1047 Esp (CDH )
      / El postremero día, como diz el profeta, / el ángel pregonero sonará la corneta; / oír lo han los muertos quisque en su causeta, / correrán al Judicio quisque con su maleta.
    • 2021 Sánchez, N. "Banda sonora pasado Zamora" [28-11-2021] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      A lo largo del concierto los asistentes también pudieron ver y también oír cómo suenan instrumentos que aparecen en los pórticos de las iglesias románicas, los cuernos medievales o bien cornetas renacentistas. El experto, a través de las recreaciones hechas por él mismo, divulgó los sonidos de las cortes barrocas y acercó a sonoridades de principios del siglo XIX ya conocidas para el público y no olvidó los instrumentos étnicos, como el shawm, el shofar o el duduk armenio.
    • p1236-1246 Berceo, G. Signos [1992] p. 1047 Esp (CDH )
      / El postremero día, como diz el profeta, / el ángel pregonero sonará la corneta; / oír lo han los muertos quisque en su causeta, / correrán al Judicio quisque con su maleta.
    • 1276 Alfonso X Astronomía fol. 3r Colección de libros relativos a astrología y astronomía Esp (BD)
      Et en fiziendo aquesto catan toda via ala nau si veran algun hombre et si lo vehen o lo oyen fablar o dar bozes vienen ay muchas mas et parten se ende mas tarde Et en todo esto se muestra naturalmente que aman al hombre. Et otrosi segun ya arriba deximos que quan ha de fazer tormenta que gelo uehen mostrar Et ahun cuentan los antiguos otras cosas dell muchas en esta razon e entre todas dizen esta que ama mucho oir uoz de jnstrumento que tangan con boca asi como corneta o caramella o otro desta natura.
    • c1400 Anónimo Biblia ladinada fol. 127 r-a Esp (BD)
      E llamo jusue fijo de nun alos saçerdotes & dixoles alçad el arca dela pleytesia & siete saçerdotes leuaran siete cornetas de carneros ante el arca del señor & dixieron al pueblo pasad & çercadla villa & los armados pasen antel arca del señor.
    • 1406-a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      Ya sobre lo prieto * non avredes tintura / nin vuestra dolençia non será secreta; / por mí pregonado serés con corneta / en montes e valles de gran espesura.
    • 1541 Carvajal, G. Rel descubrimiento río Grande [1955] p. 77 Esp (CDH )
      Andaban entre esta gente y canoas de guerra cuatro o cinco hechizeros, todos encalados y las bocas llenas de ceniza, que echaban al aire, y en las manos unos hisopos, con los cuales andaban echando agua por el río a manera de hechizos, y después que habían dado una vuelta a nuestros bergantines de la manera dicha, llamaban a la gente de guerra y luego comenzaban a tocar sus trompetas y cornetas de palo y atambores y con muy gran grita nos acometían, pero, como dicho tengo, los arcabuzes y ballestas, después de Dios, eran nuestro amparo.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Cuatro cornetas de madera de Alemania, cubiertas de cuero negro, las dos grandes con dos guarniciones de latón y las dos menores sin ella; en una caja, cubierta de cuero negro, forradas en papel blanco y colorado. Tasadas en dos ducados con su caja. Nº 22.
    • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 218 Esp (BD)
      Todos aquellos que tañeren instrumento, careciendo de la cierta inteligencia de los tales instrumentos, seran dichos tañedores, y no Musicos: differenciandolos despues con nombres (segun el instrumento que tañeren) de tañedor de tecla, á tañedor de laud, de corneta, de sacabuche, de harpa, de vihuela, y de quitarra, &c. Todos estos susodichos con el Organo natural de la voz, ó con instrumentos bozeadores hechos por arte, hazen llegar á los oydos de las personas los dulces, y bien compuestos cantes de los Musicos.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
      Enseñé a veinticuatro pajes suyos la gallarda y paseos; eran todos nobles y bellísimos, e hice el baile de la barrera y un juego de cañas, formado al son de muchos y diversos instrumentos y de muchas trompetas, cajas, sacabuches, * chirimías, cornetas y bajones, los instrumentos tocando muy recio y las trompetas y demás instrumentos y cajas muy quedo y dulcemente, que, acordados, hacían una dulcísima armonía.
    • 1657-1698 Santos, F. Descripción Escorial Docs HArte español Esp (CDH )
      Las diferencias que se hazen en estos Organos de misturas, y combinaciones, y los instrumentos que imitan, como Trompetas, Chirimias, Dulzaynas, Clarines, Orlos, Cornetas, Flautas, y otras cien mil, de caños sencillos, y lengüetas, y vozes humanas, seria nunca acabar el contarlas por menudo.
    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-09-1709] AC-76 fol. 391r Esp (CDH )

      Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.

    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 455 Esp (BD)
      En los Instrumentos elementales, segun de la especie que fueren guardan siempre una mima proporcion en quanto a la longitud y latitud, o circunferencia, por estar todos los de una mima especie ordinariamente en un mimo tono, y es el tono natural en los mas de ellos; porque fueron inventados para unirse con las vozes naturales, y todas hiziessen un cuerpo, como se experimenta en las Capillas de Musicos, donde se usan Baxones, Cornetas, y Chirimias, aunque estas tienen ordinariamente el tono un punto mas alto de lo natural, y por esso no es tanta su longitud, como avia de ser para estar en él, y lo mismo la circunferencia de su concavo.
    • 1727 Anónimo "Música" [25-02-1727] Gaceta Crítica Esp (BD)
      [...] han mandado nuestros Ministros se celebre tan glorioso triunfo con tres noches de Luminarias, y que se quemen, en lugar de invenciones de polvora, todas las harpas, chirimias, archilaudes, sacabuches, citaras, vandolas, cornetas, y vandurrias, y demás instrumentos de la Musica antigua, permitiendo solo el vso de los modernos.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-08-1731] [AC-83 p. 256] Esp (CDH )
      Acordó que se continúe en buscar así este ministro como los demás que falten y particularmente el corneta y para este fin dio comisión el Cabildo a los señores Deán, doctor Martínez y Luis Rubio y obrero mayor, teniendo presente que no se encuentra quien taña el dicho instrumento para que manden llamar al maestro de capilla y a D. José Milla e informados si podrá el obúe suplir la corneta dispongan llamar a ser oído al de Salamanca que toca aquel violón.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Sólo faltaba el acompañamiento de buenos instrumentos, porque los clarines y cornetillas que habían aprendido ya los Omaguas, no eran del gusto ni agradaban al oído delicado del misionero, el cual, pasando después al pueblo de la Laguna por superior de las misiones, logró el introducir arpas y violines que decían mejor con el canto, y eran más dulces y agradables á cuantos asistían á las funciones de iglesia.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      CORNETA. Olisant. Instrumento de boca que tocaban los paladines y caballeros errantes cuando desafiaban a sus contrarios para llamarlos al duelo.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] p. 15 Esp (CDH )
      Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotes ó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas).
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Entonces Joab tocó la corneta, y el pueblo se volvió de seguir á Israel, porque Joab detuvo al pueblo.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )

      Sólo la voz de los wak'rapukuses más grave y poderosa que la de los pinkuyllus. Pero en las regiones donde aparece el wak'rapukuya no se conoce el pinkuyllu. Los dos sirven al hombre en trances semejantes. El wak'rapukues una corneta hecha de cuernos de toro, de los cuernos más gruesos y torcidos. Le ponen boquilla de plata o de bronce. Su túnel sinuoso y húmedo es más impenetrable y oscuro que el del pinkuyllu, y como él, exige una selección entre los hombres que pueden tocarlo.

    • 1972 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima I p. 83 Pe (BD)
      Lo notable es la paulatina transformación instrumental que experimenta, a partir de mediados del siglo XVIII, la composición de la pequeña orquesta de la Catedral limeña. Poco a poco, cual era de esperar, fueron desapareciendo los instrumentos antiguos: dulzaina y corneta, tomando sus lugares el oboe, al que vendrá a juntarse, desde 1783, la flauta.
    • 2007 Miranda Castañón, E. Danza de Bolivia [2007] Bo (CORPES)
      El compás del ritmo está marcado por la wankara, grandes bombos, que cada ejecutante del siku carga consigo; además, matizado por uno o dos triángulos de acero y un pututu, corneta de cuerno de res y que antiguamente eran de grandes conchas marinas.
    • 2020 Muñoz Mtz, L. A. Historia oculta música Esp (CORPES)
      Los rituales kut se realizan allí donde es necesario (el lugar de un accidente, la apertura de un restaurante, una casa particular, etc.) y se llevan a cabo en honor de los espíritus y de los dioses para encontrar la buena suerte, realizar una curación o expulsar las malas influencias de una persona o un edificio. Algo para lo que el mudang es capaz incluso de infligirse un leve castigo físico. La música del ritual, esencialmente percusiva, combina tambores tensados de parche de piel con gongs metálicos y una especie de cornetas o chirimías simples, que cumplen una función melódica.
    • 2021 Sánchez, N. "Banda sonora pasado Zamora" [28-11-2021] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      A lo largo del concierto los asistentes también pudieron ver y también oír cómo suenan instrumentos que aparecen en los pórticos de las iglesias románicas, los cuernos medievales o bien cornetas renacentistas. El experto, a través de las recreaciones hechas por él mismo, divulgó los sonidos de las cortes barrocas y acercó a sonoridades de principios del siglo XIX ya conocidas para el público y no olvidó los instrumentos étnicos, como el shawm, el shofar o el duduk armenio.
    • p1236-1246 Berceo, G. Signos [1992] p. 1047 Esp (CDH )
      / El postremero día, como diz el profeta, / el ángel pregonero sonará la corneta; / oír lo han los muertos quisque en su causeta, / correrán al Judicio quisque con su maleta.
    • 1276 Alfonso X Astronomía fol. 3r Colección de libros relativos a astrología y astronomía Esp (BD)
      Et en fiziendo aquesto catan toda via ala nau si veran algun hombre et si lo vehen o lo oyen fablar o dar bozes vienen ay muchas mas et parten se ende mas tarde Et en todo esto se muestra naturalmente que aman al hombre. Et otrosi segun ya arriba deximos que quan ha de fazer tormenta que gelo uehen mostrar Et ahun cuentan los antiguos otras cosas dell muchas en esta razon e entre todas dizen esta que ama mucho oir uoz de jnstrumento que tangan con boca asi como corneta o caramella o otro desta natura.
    • c1400 Anónimo Biblia ladinada fol. 127r-a Esp (BD)
      E siete saçerdotes leuaran siete corrnetas de carneros antel arca & enel dia setymo Rodearedes la villa siete vezes & los saçerdotes tañeran con las cornetas. E sera quando tañeren conel cuerno del carrnero quando oyeredes la boz del cuerno tañera todo el pueblo vn grand tañer & cayra la çerca dela villa en su lugar & entraran el pueblo cada omne por su cabo.
    • c1400 Anónimo Biblia ladinada fol. 127 r-a Esp (BD)
      E llamo jusue fijo de nun alos saçerdotes & dixoles alçad el arca dela pleytesia & siete saçerdotes leuaran siete cornetas de carneros ante el arca del señor & dixieron al pueblo pasad & çercadla villa & los armados pasen antel arca del señor.
    • c1400 Anónimo Biblia ladinada fol. 127r-b Esp (BD)
      E fue commo dixo jusue al pueblo & los siete saçerdotes tañjan siete cornetas de carneros antel señor pasaron & tañeron con las cornetas & el arca dela pleytesia del señor yua tras dellos & los armados yuan ante los saçerdotes tañendo las cornetas & el Recogedor yua tras el arca andando & tocando conlas cornetas.
    • c1400 Anónimo Biblia ladinada fol. 127r-b Esp (BD)
      E madrugo jusue por la mañana & alçaron los saçerdotes el arca del señor & siete saçerdotes tañjan siete cornetas de carneros antel arca del señor andauan andando & tañjendo conlas cornetas & los armados andauan delante dellos & el Recogedor andaua tras el arca del señor andando & tocando conlas cornetas & Rodearon la villa enel dia segundo vna vez & tornaron ala hueste asy fizieron seys dias.
    • c1400 Anónimo Biblia ladinada fol. 127v-a Esp (BD)
      E taño el pueblo & tocaron conlas cornetas & fue quando oyo el pueblo la boz dela corneta & tañeron el pueblo grand tañer & cayo la çerca abaxo & entro el pueblo ala villa cada vno por su cabo & tomaron la villa. E estroyeron atodo lo que auja enla villa de omne fasta muger de mançebo fasta viejo de buey fasta carneros & asnos a boca de espada.
    • 1406-a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] Canc Baena Esp (CDH )
      Ya sobre lo prieto * non avredes tintura / nin vuestra dolençia non será secreta; / por mí pregonado serés con corneta / en montes e valles de gran espesura.
    • p1525 Tapia, A. de Rel Conquista México Documentos para la Historia de México Mx (CDH )
      E entrando por la cibdad, salió la demás gente que en ella habie, por sus escuadrones, saludando a los españoles que topaban, los cuales íbamos en nuestra orden; e luego tras esta gente salió toda la gente, ministros de los que sirvie a los ídolos, vestidos con ciertas vestimentas, algunas cerradas por delante como capuces e los brazos fuera de las vestiduras, e muchas madejas de algodón hilado por orla de las dichas vestiduras, e otros vestidos de otras maneras; muchos dellos llevaban cornetas e flautas tañendo, e ciertos ídolos cubiertos e muchos encensarios e así llegaron al marqués e después a los demás echando de aquella resina en los encensarios, e en esta cibdad tinien por su principal dios a un hombre que fue en los tiempos pasados, e lo llamaban Quezalquate, que según se dice fundó este aquella cibdad e les mandaba que no matasen hombres, sino que al criador del sol y del ciclo le hiciesen casas a do le ofreciesen codornices e otras cosas de caza, e no se hiciesen mal unos a otros ni se quisiesen mal: e diz que este traía una vestidura blanca como túnica de flaile e encima una manta cubierta con cruces coloradas por ella: e aquí tinien ciertas piedras verdes, e la una de ellas era una cabeza de una mona, e decían que aquellas habían sido de este hombre, e las tenían por reliquias.
    • 1541 Carvajal, G. Rel descubrimiento río Grande [1955] p. 77 Esp (CDH )
      Andaban entre esta gente y canoas de guerra cuatro o cinco hechizeros, todos encalados y las bocas llenas de ceniza, que echaban al aire, y en las manos unos hisopos, con los cuales andaban echando agua por el río a manera de hechizos, y después que habían dado una vuelta a nuestros bergantines de la manera dicha, llamaban a la gente de guerra y luego comenzaban a tocar sus trompetas y cornetas de palo y atambores y con muy gran grita nos acometían, pero, como dicho tengo, los arcabuzes y ballestas, después de Dios, eran nuestro amparo.
    • 1536-1541 Motolinía HIndios Nueva España [1970] Mx (CDH )
      Era esta tierra un traslado del infierno; ver los moradores de ella de noche dar voces, unos llamando al demonio, otros borrachos, otros cantando y bailando; traían atabales, bocinas, cornetas y caracales grandes, en especial en las fiestas de sus demonios.
    • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] Mx (CDH )

      Había otros, llamados patzariecha, que eran los sacristanes y guardas de sus dioses.

      Había otros que eran atablaeros, y otros tañen unas bocinas y cornetas.

      Otros eran pregoneros. Cuando traían los cativos de la guerra, venían cantando delante dellos, y llamábanlos hatapatiecha. Estaba uno diputado sobre todos éstos.

      Había otros llamados quiquiecha, que llevaban arrastrando los sacrificados al lugar donde alzaban las cabezas en unos varales.

    • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] Mx (CDH )
      Entonces un sacerdote llamado Hirípati, y cinco de los sacrificadores y cinco de otros sacerdotes llamados curitiecha, hacían unas pelotillas de olores en una casa que estaba en su casa del cazonci y poníanlas en unas rajas de encima y después ponían todas aquellas pelotillas de aquellos olores en unas calabazas y dábanles unas cazuelas y unos cañutos de sahumerios y llevaban aquellas cazuelas al hombro cinco sacerdotes llamados thiuimencha, y ansí iban todos estos a las casas de los papas, y poníanse a las puertas de aquellas casas los sacrificadores, y colgaban allí sus calabazas, a las entradas de las puertas, y iban los sacerdotes que llevaban los dioses a cuestas, y tocaban sus cornetas en los cúes altos, y a la media noche miraban una estrella del cielo, y hacían un gran fuego en aquellas casas de los papas, y ponían unas rajas cerca de aquellos fuegos, y allí ponían sus calabazas, y venía aquel sacerdote llamado hirípati y llegábase al fuego, y tomaba de aquellas pelotillas de olores, y hacía la presente oración al dios del fuego:
    • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] p. 211 Mx (CDH )
      Después de haber mostrado aquella traza, concertaba el capitán general la gente desta manera: en la frontera, poníanse todos los valientes hombres de la cibdad de Mechuacán y los sacerdotes que llevaban a Curicaueri y a Xarátanga, y todos los otros dioses mayores, y poníanse dos procisiones, de una puerta y de otra, y ponían sus celadas cada seis escuadrones, con sus dioses y banderas, y iban por medio de las celadas, un escuadrón de cuatrocientos hombres y un dios llamado Pungarancha, de los corredores, y llegaban todos éstos hasta el pueblo, con sus arcos y flechas, y ponían fuego en las casas y íbanse retrayendo, fingiendo que huían, y fingiendo questaban enfermos, y otros haciendo de los cojos; otros hacíanse caedizos en el suelo, como que iban corriendo y caían, y ansí sacaban sus enemigos del pueblo y los siguían viéndolos tan pocos, y íbanse retrayendo hasta metellos en medio de las celadas, y estando allí tenían una señal para cuando los habían de acometer, o unas ahumadas, o alguna corneta que tocaban.
    • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] Mx (CDH )
      Y sabiendo sus mujeres las muertes de sus maridos, mesábanse y daban gritos en sus casas, y hacían unos bultos de mantas, con sus cabezas, y cubrían con mantas aquellos bultos, y llevábanlos de noche, y poníanlos en orden delante de los cúes, cabe los fogones, y tañían unas cornetas y caracoles.
    • a1544 Anónimo Rel jornada Nueva Galicia Docs HMéxico Mx (CDH )
      Tienen sus maneras de instrumentos de flautas, trompetas y atabales y cornetas.
    • 1547 Fdz Oviedo, G. LCámara príncipe Juan [1870] Esp (CDH )
      Thenia el Prinçipe muy gentiles menistriles, altos de sacabuches, e cheremias e cornetas e trompetas bastardas, e çinco o seys pares de atabales; e los vnos e los otros muy habiles en sus ofiçios, e como conuenian para el seruiçio e casa de tan alto Prinçipe.
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )
      Quién creerá lo que cuenta Aristótiles de las estatuas o trípodes de Vulcano y Dédalo, que dice Homero que se movían y andaban y peleaban como vivas; y las otras que en el banquete de Yarlas, ginosofista, sirvieron de mastresalas; y las maravillas que cuenta Casiodoro de la estatua de metal de Diomedes, que tañía una corneta y la culebra que silbaba.
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )
      Agora que es pasado el torbellino, me decid cómo habéis dormido, que yo no sabré dar cuenta de mí, porque no he despertado hasta que me despertó la corneta.
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      Llegados los ejércitos a aquel lugar, el capitán general hacía señal que arremetiesen con un caracol grande que suena como una corneta; en otras partes, con un atabal chequito que lleva consigo al hombro, y en otras con otros instrumentos de huesos de animales o de pescados que hacen algún sonido, de los cuales también usaban para el recoger por señal.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] IV, 341 Esp (CDH )
      En lo alto de esta torre iba un hombre vestido de las mismas colores y tañendo una corneta de las que tañen con las chirimías.
    • 1552 Calvete Estrella, J. C. Torneo y Máscaras [1993] p. 174 Teatro Esp (CDH )
      Las cuales, después de aver salido por la misma orden y servido lo que traían, entraron cuatro personajes vestidos como sátiros, con sayos y sombreros de terciopelo verde de labores, tañendo una suavíssima música de cornetas.
    • 1552 Calvete Estrella, J. C. Torneo y Máscaras [1993] p. 174 Teatro Esp (CDH )
      Seguían luego don Juan Manrique de Lara y Luis Quixada, mayordomos d'el emperador, vestidos de sayos, sombreros y ropas cortas de tela de oro y verde, con cornetas guarnecidas de la misma tela.
    • 1552 Hnz Villaumbrales, P. Peregrinación [2003] Esp (CDH )
      Y armándose a gran prisa de sus armas, con dos blandones delante, que dos escuderos llevaban y una corneta echada al cuello, acompañado de Silvio, salió del castillo, mandando a un músico que se subiese a lo más alto del castillo y tocase un clarín de poco en poco, hasta que él volviese, para que, aunque se perdiese en la espesura, al son del clarín atinase al castillo; y para que si por ventura el Caballero del Sol, sobreviniendo la obscura noche se había perdido, al mesmo sonido viniese atinando al camino perdido.
    • 1552 Hnz Villaumbrales, P. Peregrinación [2003] Esp (CDH )
      Pelio Roseo de rato en rato tocaba su corneta por ver si el Caballero del Sol, oyéndole, le respondiese o atinase adonde él andaba.
    • a1552 Anónimo Poesía p. 291 Segunda parte del Cancionero general Esp (CDH )
      / No deueys tener cuydado / por los cuernos y conquista / que si bien haueys mirado / con cuernos esta pintado / sanct Lucas euangelista / No puede ser mayor bien / que los cuernos claramente / ser cornudo no es desden / que cornudo fue Moysen / caudillo de tanta gente / En Belen donde nascio / nuestro Christo dios desnudo / dos animales hallo / entre los quales se vio / el vno dellos cornudo / Quando dios verna a juzgar / nuestras almas imperfectas / tocaran quatro trompetas / mas que no deueys dudar / que vna o dos seran cornetas / Con cuyos sanctos sonidos / los cornudos se alegraran / y seran bien conoscidos / y entre ellos gloria ternan / y pues vos soys vno dellos / tened por regla notoria / que deueys de andar entrellos / y gozar señor con ellos / de su mismo grado y gloria.
    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Esp (CDH )

      Entrando por la ciudad, salió la demás gente saludando a los españoles, como yuan en hila, marauillados de ver tal figura de hombres y de cauallos. Tras estos salieron luego todos los religiosos, sacerdotes y ministros de los ídolos, que eran muchos y de ver, vestidos de blanco como con sobrepellizes, y algunas cerradas por delante, los braços de fuera y por orlas madexas de algodón hilado. Vnos trayan cornetas, otros huessos, otros atauales; quién traya braseros con fuego, quién ydolos cubiertos y todos cantando a su manera. Llegaron a Cortés y a los otros españoles; echauan cierta resina y copalli, que huele como incienso, y incensáuanlos con ello.

    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] fol. 60v Esp (CDH )
      Hizieron grandíssimo ruydo aquella noche con atabales, caracoles, cornetas, huessos hendidos, con que siluan muy rezio.
    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Esp (CDH )

      Traya Cortés cinco esmeraldas, entre otras que huuo de los indios, finíssimas, y que las apodaron en cien mil ducados. La vna era labrada como rosa, la otra como corneta y otra vn pece con los ojos de oro, obra de indios marauillosa; otra era como campanilla con vna rica perla por badajo, y guarnescida de oro, con «Bendito quien te crió»por letra; la otra era vna tacica con el pie de oro y con quatro cadenicas para tenerla, asidas en vna perla larga por botón; tenía el beuedero de oro, y por letrero, «Internatos mulierum non surrexit maior».

    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Esp (CDH )
      Juntas las huestes, hazía señal el rey de México de arremeter al enemigo con vn caracol que suena como corneta.
    • 1553 Anónimo Biblia Ferrara fol 101r Esp (BD)
      Y el armado andan delante los sacerdotes tañentes las cornetas.
    • 1553 Anónimo Biblia Ferrara fol. 154r Esp (BD)
      Y oyo Yoab a boz de la corneta: y dixo por que boz de la ciudad alborotan? Aun el fablan: y he Yonatan hijo de Abiarthar el sacerdote vinien: y dixo Adoniah entra que varon de fuerça tu y bien albriciaras.
    • 1553 Anónimo Biblia Ferrara fol. 149r Esp (BD)
      Y arrodearon diez moços lleuantes armas de Yoab: y firieron a Absalon y mataronlo. Y toco Yoab con corneta; y tornose el pueblo de perseguir empos Ysrael; porque vedo Yoab al pueblo.
    • c1553-1556 Villalón, C. Crótalon [1990] p. 174 Esp (CDH )
      Estaba una mesa puesta en el medio de aquella pieza que era de largo çien pies, puestos los manteles, sillas y aparato, y ansí como deçendimos a lo bajo començó a sonar grandíssimo número y differençia de música: de trompetas, cheremias, sacabuches, * dulçainas, flautas, cornetas y otras muchas differençias de sonajas muy graçiosas y apazibles que adornaban mucho la fiesta, y engrandeçían la magestad y enchían los coraçones de mucha alegría y plazer.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Aquella noche hubo muy gran ruido de atabales, caracoles, cornetas, huesos hendidos con que silbaban muy recio; cantaron muchas canciones; créese por cierto que en ellas, como suelen, trataron de la rebelión que luego hicieron.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Con esta repuesta, bien contentos * los mensajeros volvieron a su señor, el cual a hora de vísperas comenzó a hacer grandes fiestas por toda la ciudad y en los cúes * encender muchos fuegos y quemar muchas cosas olorosas, sacrificando en ellos a sus ídolos gran cantidad de hombres, mujeres, muchachos, muchachas, * niños y niñas, con gran estruendo y ruido de cornetas y caracoles, con continuos bailes y danzas de noche y de día, con canciones tan tristes y pavorosas * que parescían del infierno.
    • c1527-1561 Casas, B. HIndias [1994] Esp (CDH )
      Allí cercan los navíos gran número de canoas llenas de gente armada, y otra muncha [ sic ] gente que apareció en la costa con sus trompetillas o cornetas haciendo grandes fieros y amenazas; pero, tirados algunos tiros de pólvora, no quedó hombre en la mar ni en la tierra que huyendo no volase.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 197 Esp (CDH )
      / Lautaro al puesto término llegando, / presenta la batalla en bella muestra / con gran rumor de bárbaras trompetas, / atambores, bocinas y cornetas.
    • 1570 Casas, C. VocToscCast Esp (NTLLE)
      Corneta. Cornetta.
    • c1573 Salazar, E. Carta A. Guedeja Cartas a amigos Esp (CDH )

      He deseado mucho ver danzar á estas damas con estos botinicos una pavanilla italiana, ó una gallarda ó saltarelo, ó una alemana, ó un pié de jibao; mas como en esta tierra no hay tañedor sino de corneta, no me han podido cumplir este deseo. Son muy medidas y cautas en el hablar; por maravilla hablan con los hombres, aunque algunas veces obran con ellos; hablan más con las bestias; a los puercos dicen cache, cache: mal fogo vos abrase; a las cabras y ovejas chava xeu, riegeu, riegeuy á los bueyes hei, hei, aho, aho, xato, aberroi. Es gloria ver las perlas que despiden por aquellas bocas cuando no regüeldan.

    • a1574 Urrea, J. LClarisel Flores I [1879] Esp (CDH )
      A esta ora, por torres y almenas y finiestras del fermoso castillo sonaban infinitas trompas y clarines, flautas y dulçaynas, cornetas y atambores, con otros géneros de instrumentos que deleytaban á quantos los oyan, por lo que el Emperador y Emperatriz, entendiendo tal novedad, y que á la entrada del donzel no conoscido, se fazia en el castillo tanta señal de gozo, pusiéronse á las finiestras, de donde vieron la mayor estrañeza de quantas aquel día visto se habian; y eran aquellas focas que yban y venian del castillo á tierra, y Albasilvio, que la ardideza de su corazon, y el amor que al donzel no conoscido tenia, sosiego no le daba, viéndolas asaz vecinas de tierra decendia del cauallo con gran presteza y lançando el escudo á las espaldas, dixo: — No puedo sufrir de ver al donzel no conoscido en tan estraña parte, sin que yo me halle al bien ó daño que allí avenirle pueda.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 387 Esp (CDH )
      Dejemos el sacrificio, y volvamos al retraer que nos retraíamos, y a la gran guerra que nos daban, así de la calzada como de las azoteas y lagunas con las canoas; y en aquel instante vienen mas escuadrones a nosotros, que de nuevo enviaba Guatemuz, y manda tocar su corneta, que era una señal que cuando aquella se tocase era que habían de pelear sus capitanes de manera que hiciesen presa o morir sobre ello, y retumbaba el sonido que se metía en los oídos; y de que lo oyeron aquellos sus escuadrones y capitanes, saber yo aquí decir ahora con qué rabia y esfuerzo se metían entre nosotros a nos echar mano, es cosa de espanto, porque yo no lo sé aquí escribir; que ahora que me pongo a pensar en ello, es como si visiblemente lo viese; mas vuelvo a decir, y así es verdad, que si Dios no nos diera esfuerzo, según estábamos todos heridos, él nos salvó, que de otra manera no nos podíamos llegar a nuestros ranchos; y le doy muchas gracias y loores por ello, que me escapó aquella vez y otras muchas de poder de los mexicanos.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 391 Esp (CDH )
      Pues ya que estábamos en salvo cerca de nuestros aposentos, pasada ya una grande abra donde había mucha agua e muy honda, y no nos podían alcanzar las piedras ni varas ni flecha, y estando el Sandoval y el Francisco de Lugo y Andrés de Tapia con Pedro de Alvarado, contando cada uno lo que le había acaecido y lo que Cortés mandaba, tornó a sonar el atambor de Huichilobos y otros muchos atabalejos, y caracoles y cornetas y otras como trompas, y todo el sonido dellas espantable y triste; y miramos arriba al alto cu, donde los tañían, y vimos que llevaban por fuerza las gradas arriba a rempujones y bofetadas y palos a nuestros compañeros que habían tomado en la derrota que dieron a Cortés, que los llevaban a sacrificar; y de que ya los tenían arriba en una placeta que se hacía en el adoratorio, donde estaban sus malditos ídolos, vimos que a muchos dellos les ponían plumajes en las cabezas, y con unos como aventadores les hacían bailar delante del Huichilobos, y cuando habían bailado, luego les ponían de espaldas encima de unas piedras que tenían hechas para sacrificar, y con unos navajones de pedernal les aserraban por los pechos y les sacaban los corazones bullendo, y se los ofrecían a sus ídolos que allí presentes tenían, y a los cuerpos dábanles con los pies por las gradas abajo; y estaban aguardando otros indios carniceros, que les cortaban brazos y pies, y las caras desollaban y las adobaban como cueros de guantes, y, con sus barbas, las guardaban para hacer fiestas con ellas cuando hacían borracheras, y se comían las carnes con chilmole; y desta manera sacrificaron a todos los demás, y les comieron piernas y brazos, y los corazones y sangre ofrecían a sus ídolos, como dicho tengo, y los cuerpos, que eran las barrigas e tripas, echaban a los tigres y leones y sierpes y culebras que tenían en la casa de las alimañas, como dicho tengo en el capítulo que dello habla, que atrás dello he platicado.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 410 Esp (CDH )
      Y como se hubo preso Guatemuz, quedamos tan sordos todos los soldados, como si de antes estuviera uno puesto encima de un campanario y tañesen muchas campanas, y en aquel instante que las tañían cesasen de las tañer; y esto digo al propósito, porque todos los noventa y tres días que sobre esta ciudad estuvimos, de noche y de día daban tantos gritos y voces e silbos unos capitanes mexicanos apercibiendo los escuadrones y guerreros que habían de batallar en la calzada, e otros llamando las canoas que habían de guerrear con los bergantines y con nosotros en las puentes, y otros apercibiendo a los que habían de hincar palizadas y abrir y ahondar las calzadas y aberturas y puentes, y en hacer albarradas, y otros en aderezar piedra y vara y flecha, y las mujeres en hacer piedra rolliza para tirar con las hondas; pues desde los adoratorios y casas malditas de aquellos malditos ídolos, los atambores y cornetas, y el atambor grande y otras bocinas dolorosas, que de continuo no dejaban de se tocar; y desta manera, de noche y de día no dejábamos de tener gran ruido, y tal, que no nos oíamos los unos a los otros; y después de preso el Guatemuz cesaron las voces y el ruido, y por esta causa he dicho cómo si de antes estuviéramos en campanario.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 451 Esp (CDH )
      Pues ya que les estuvo dando orden cómo habían de batallar, y vio a todos sus soldados y de a caballo juntos, se fue a dormir aquella noche a orilla de un río, y allí puso buenas velas y escuchas y corredores del campo, y mandó que toda la noche tuviesen los caballos ensillados, y asimismo ballesteros Y escopeteros y soldados muy apercibidos; mandó a los amigos tlascaltecas y mexicanos que estuviesen sus capitanías algo apartadas de los nuestros, porque ya tenía experiencia de lo México: porque si de noche viniesen los contrarios a dar en los reales, que no hubiese estorbo ninguno en los amigos; y esto fue porque el Sandoval temió que vendrían, porque vio muchas capitanías de contrarios que se juntaban muy cerca de sus reales, y tuvo por cierto que aquella noche les habían de venir a combatir, e oía muchos gritos y cornetas e tambores muy cerca de allí: e según entendían habíanle dicho nuestros amigos a Sandoval que decían los contrarios que para aquel día cuando amaneciese habían de matar a Sandoval y a toda su compañía; y los corredores del campo vinieron dos veces a dar aviso que sentían que se apellidaban de muchas partes y se juntaban.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 452 Esp (CDH )
      Ibanse por el camino adelante por unas caserías, adonde oían los atambores y cornetas; y no hubo bien andado medio cuarto de legua, cuando le salen al encuentro tres escuadrones de guerreros y le comenzaron a cercar; y como aquello vio, manda arremeter la mitad de los de a caballo por una parte y la otra mitad por la otra, y puesto que le mataron dos soldados de los nuevamente venidos de Castilla, y tres caballos, todavía les rompió de tal manera, que fue desde allí adelante matando e hiriendo en ellos, que no se juntaban como de antes.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 470 Esp (CDH )
      [...] y dado este aviso, se quedaron dos de aquellos indios con nosotros, y los demás fueron a sus pueblos a dar orden para que muy de mañana trajesen veinte canoas, en lo cual cumplieron muy bien su palabra; y después que se fueron reposamos algo de lo que quedó de la noche, y no sin mucho recado de velas y escuchas y rondas, porque oímos el gran rumor de los guerreros que se juntaban en la ribera del río, y el tañer de las trompetillas y atambores y cornetas; y como amaneció, vimos las canoas, que ya descubiertamente las traían, a pesar de los de Chiapa; porque, según pareció, ya habían sentido los de Chiapa cómo los naturales de aquellos pueblezuelos se les habían levantado y hecho fuertes y eran de nuestra parte, y habían prendido algunos dellos, y los demás se habían hecho fuertes en un gran cu, y a esta causa había revueltas y guerra entre los chiapanecas y los pueblezuelos que dicho tengo [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 396 Esp (CDH )
      Pues digamos el ruido y alarido que traían, y en aquel instante el resonido de la corneta de Guatemuz, y entonces apechugaban de tal arte con nosotros, que no nos aprovechaban cuchilladas ni estocadas que les dábamos, y nos venían a echar mano; y como, después de Dios, nuestro buen pelear nos había de valer, teníamos muy reciamente contra ellos, hasta que con las escopetas y ballestas y arremetidas de los de a caballo, que estaban a la continua con nosotros la mitad dellos, y con nuestros bergantines, que no temían ya las estacadas, les hacíamos estar a raya, y poco a poco les fuimos entrando; y desta manera batallábamos hasta cerca de la noche, que era hora de retraer.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 401 Esp (CDH )
      Esto que digo fue por nuestra parte del real de Pedro de Alvarado, que en lo de Cortés y Sandóval también dijeron que les habían llegada a sus reales, que no les podían defender, aunque más les mataban y herían; y cuando peleaban tocaban la corneta de Guatemuz, y entonces habíamos de tener orden que no nos desbaratasen, porque ya he dicho otras veces que entonces se metían por las espadas y lanzas para nos echar mano; e como ya estábamos acostumbrados a los reencuentros, puesto que cada día herían y mataban de nosotros, teníamos con ellos pie con pie, y desta manera pelearon seis o siete días arreo, y nosotros les matábamos y heríamos muchos dellos, y con todo esto no se les daba nada por morir.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      luego comenzavan los ministros del cu a tañer cornetas y caracoles y trompetas y otros instrumentos de los que ellos entonce usavan.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Esta era la costumbre de todos los sátrapas y de todos los cúes, que cuando ayunavan cuatro días antes de la medianoche una hora despertavan y tañían cornetas y caracoles y otros instrumentos, como tañiendo a maitines.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 124 Mx (CDH )
      Estando ordenados de esta manera, tocavan las cornetas y caracoles, y luego començavan a ir por su camino adelante.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Llegados al lugar donde se havía de hazer la ofrenda, al cual se llamava Pantitlan, metían la canoa entre muchos maderos que allí estavan hincados en cerco de un sumidero que llamavan aóztoc; entrando entre los maderos, luego los sátrapas començavan a tocar sus cornetas y caracoles puestos de pies en la proa de la canoa.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Cuando estas cosas se hazían de la muerte de esta muger, tocavan muchas cornetas y caracoles.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      También los ministros de los ídolos ivan bailando y dançando al son del mesmo teponaztli; ivan tañendo sus cornetas y sus caracoles.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Aquel que havía llevado la victoria, llevávanle trabado por los braços dos sátrapas viejos que llamavan cuacuacuiltin, y muchos de los ministros de los ídolos ivan tras ellos, tocando cornetas y caracoles.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 154 Mx (CDH )
      Un sátrapa llamado teuoa estava esperando toda la noche cuando parecería esta señal de la llegada de los dioses; iva y venía cada hora, muchas vezes, a mirar el montoncillo de la harina, y en viendo la pisada sobre la harina, luego aquel sátrapa dezía: "¡Venido ha su magestad!" En oyendo los demás sátrapas y ministros de los ídolos esta voz, luego se levantavan y tocavan sus caracoles y cornetas en todos los cúes, en todos los barrios y en todos los pueblos.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Otro día siguiente bolvían con ellas al patio de Uitzilopuchtli, y venía toda la gente, chicos y grandes, no quedava nadie, y a todos los muchachos subíanlos al cu de Uitzilopuchtli; allí los hazían tañer con los caracoles y cornetas, y los hazían cortar las orejas y sacavan sangre y untávanlo[s] por las sienes y por los rostros.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Por ramos llevavan cañas verdes y espinas de maguey; ivan tañendo con su caracol o corneta y con su pito: un rato tañían con la corneta y otro rato con el pito, y assí ivan remudando la música.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 168 Mx (CDH )
      Traía la cola hecha de papel, dos o tres braças de largo; cuando descendía no parescía sino gran culebra; descendía culebreando y moviendo la lengua, y llegando abaxo, ívase derecho al pilón donde estava el papel, y ofrecíalo hazia las cuatro partes del mundo, y luego tornava a ponerlo junto y arrojava sobre ello la culebra ardiendo; allí se quemava todo junto, y el sátrapa tornávase a subir al cu, y llegando arriba començavan luego a tocar las corneta y caracoles.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 168 Mx (CDH )
      Luego tornava a subir al cu; en llegando arriba, matavan primero a los captivos para que fuessen delante de los esclavos, y luego matavan a los esclavos; en matando a uno, luego tocavan las cornetas y caracoles; descendían el cuerpo por las gradas rodando, derramando por ellas la sangre; assí hazían a todos los esclavos que matavan a honra de Uitznáoa[tl]; solos ellos morían; ningún captivo moría con ellos; matávanlos en su cu de Uitznáoatl.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 169 Mx (CDH )
      Y los ministros del templo a los que captivavan punçávanlos con espinas de maguey las orejas y los molledos de los braços, y los pechos, y los muslos; hazíanlos dar gritos, y si los moços del calmécac vencían a los contrarios, encerrávanlos en la casa real o palacio, y los que ivan tras ellos robavan cuanto havía: petates, icpales y teponaztli, huehuetes, etc. Y si los moços del calpulco vencían a los del calmécac, encerrávanlos en calmécac, y robavan cuanto hallavan: petates, icpales, cornetas y caracoles, etc. Y apartávanse y cesava la escaramuça a la puesta del sol.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Todas las noches, un poco antes de la medianoche, los ministros de los ídolos que tenían cargo de esto [tlatlapitzaliztli] tocavan los caracoles y trompetas y cornetas, y luego se levantavan todos a ofrecer sangre y encienso a los ídolos en los cúes y en todas las casas particulares.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Estava abaxo todo el pueblo mirando cómo incensava el señor nuevo, y los ministros de los ídolos tocavan las cornetas y otros instrumentos cuando el señor incensava.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )

      Los caracoles mariscos son blancos. Unos son grandes, otros son pequeños; todos ellos son enroscados. Son preciosos y táñense como corneta o trompeta.

    • 1580 Sierra, P. Espejo príncipes II [2003] Esp (CDH )
      Y sin se aprovechar de estribo ni de otra ayuda, cavalgó sobre ella, mandando a los marineros y a su escudero que en lo más espesso de la floresta lo atendiessen con la dama y que de allí no saliessen hasta oír el son de su corneta.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )
      [...] pero los indios, con el silencio con que hizieron el daño, con ese se retiraron, sin rescebir daño ninguno, y desque en saluo se vieron puestos en lo alto, oyendo la gran grita y alboroto que los españoles tenian sobre el armarse y juntarse a sus compañias, y ponerse a punto de guerra, ellos comenzaron a imitar el alboroto de los españoles, mostrando sus personas embijadas o untadas con betum colorado, y muy emplumajados, dando muy grandes vozes y griterias, tocando muchas cornetas, y fotutos, y haziendo muchos y muy grandes ademanes y visajes con sus personas, dando por todas vias señal del contento que auian resçebido con el asalto que hecho auian, del qual estauan satisfechos que auian damnificado a los nuestros.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )
      Los barbaros, como vieron la osadia con que los españoles, menospreciando su multitud y poder, se les avian acercado, començaron a dar muy grandes alarydos y a tocar sus fotutos y cornetas y otros rusticos ynstrumentos [...].
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] I,678 Co (CDH )
      Pero esto fue ocasion para no se detener alli punto, por estar en lo ynterior y mas baxo de la loma, donde si acudian yndios podian ser facilmente maltratados y avn ahuyentados, y a esta causa el caudillo Diego Martin se dio priesa a subir a lo alto a vna loma o cumbre de çavana que çerca estava; y a esta ora asi mesmo los yndios venian baxando por la loma abaxo, y como el dia amanescio cerrado, con la mucha y espesa neblina que avia, ni los españoles vian baxar los yndios ni los yndios vian subir a los españoles; mas de que los soldados oyeron muy cerca de si las cornetas de los barbaros que baxavan y sintieronlas tan cerca que para no ser sentidos dellos lo mas presto que pudieron, diuidiendose por la vna y otra parte del camino, se enboscaron y agacharon entre algunas matas grandes y crecidas que por alli cerca avia.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )
      Los yndios, como les subcedio bien con la muerte destos dos españoles, el siguiente dia, luego de mañana, començaron a convocarse y juntarse con grandes alaridos o ynstrumentos de atambores, cornetas y fotutos que tocavan, de suerte que los nuestros los oyan muy bien; y presumiendo algunos de los mas baquianos lo que era y podia ser, aconsejaron al Capitan que estuviese muy sobre el auiso y pusiese dobladas guardias y velas, porque si los barbaros, que ellos presumian por lo que oyan, viniesen a darles guaçavara, los hallasen apercebidos y con las armas en las manos.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] II,269 Co (CDH )
      Los españoles, visto que los yndios les davan lugar, porque hasta entonces ninguna ofensa les avian hecho, mas siempre auian procurado guardar sus personas con el amparo de los arboles, que todo era montaña en este lugar, se retiraron i las labranças que poco atras auian dexado, donde estavan los otros españoles algo alborotados y con temor de su mal suceso, porque en el punto que los españoles y el caudillo y los demás que le seguian vieron los yndios, oyeron los otros el estruendo de los fotutos y cornetas, que era señal del conflicto de guerra en que estavan, y luego otro dia, por respeto de los heridos y flechados, que no davan lugar a detenerse mas por aquella tierra, dieron la buelta al valle de la Sal, donde auia quedado Maldonado.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )
      El siguiente dia amanesçieron de parte de los nuestros todas las cosas puestas a punto en la forma dicha, y sobre el alojamiento mas de veynte mill yndios, muy pintados con vija y jagua y cubiertos con grandes bonetes hechos de plumas de diversas colores y con algunas joyas de oro que tenian y con grandes fotutos y cornetas y otros ynstrumentos de que suelen vsar en semejantes guaçavaras, y sobre todo gran abundançia de flecheria; y no arrojandose ni arremetiendo de golpe al alojamiento de los españoles, mas deteniendose en lugares aventajados y donde estavan muy seguros, flechavan desde alli a los españoles muy a su salvo, y avnque algunas vezes algunos esquadrones de yndios yntentaron a entrar en el alojamiento y apoderarse del, fueron rebatidos por los nuestros con gran daño suyo las vezes que lo yntentaron hazer; y ansi tenian por mejor y mas seguro guerrear desde lexos y a pie quedo.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] II,357 Co (CDH )
      Venian todos los yndios, segun su costumbre, muy enbijados, pintados y enplumajados y avn bien borrachos y con gran estruendo de cornetas, fotutos y otros barbaros ynstrumentos de que en las guerras y en las fiestas vsan, y por ser tantos en numero defendian obstinadamente el pasaje a los nuestros, porque segun afirman algunos de los que presentes se hallaron, estavan en esta defensa mas de quince mill yndios, a los quales les era muy laborable el arcabuco o montaña en la qual quando les convenia se metian, y de alli, sin poder ser ofendidos de los arcabuzes de los españoles, ofendian a los nuestros.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] II,438 Co (CDH )
      Saavedra y los españoles que con el yvan, se alojaron en medio de las labranças y començaron a hazer en ellas el estrago que pudieron, a donde luego començaron a acudir muchos yndios muy enplumajados y pintados y con cantidad de fotutos, cornetas, flautas y conchas de ycoteas y otros generos de barbaros ynstrumentos y davan muy grandes gritas y alaridos sobre los españoles y hazian grandes muestras y señales de plazer por verlos en donde estavan, pareçiendoles que los proprios españoles se les ofreçian y ponian en las manos para rreçibir dellos la muerte; pero los españoles, con buen animo, salian a ellos, no atemorizandoles nada la multitud de los barbaros, y ansi con las armas los echavan y ahuyentavan de sobre si, hiriendo y matando muchos dellos, aunque destas acometidas resulto que Benito Lopez de Poveda y Rodrigo de Quiroga, buenos soldados, fueron lastimados de dos puyazos que por las pantorrillas o piernas se metieron, los quales fueron curados con la carniçera cura de que en esta tierra se vsa, ques, para atajar la ponçoña de la yerva que luego va cundiendo y corriendo por la sangre, yr cortando toda la carne que va tocada de la yerva, y ansi fueron estos dos soldados bien sajados y cortados.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )
      Llego este cavdillo a Nito; * reçibieronle los yndios con su solemnidad acostumbrada de puyas, hoyos, flechas y gran musica de cornetas, dando siempre grandes muestras de la contumaçia en que estavan; y ansi reboluio Miguel Gomez con el trabajo suyo y de sus compañeros, que fue grande, y despues desto con el daño que la trampa hizo.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )

      Tornaronse a coadunar y juntar mucha mas cantidad y numero de yndios con disinio de no dexar de aquesta vez los españoles en la tierra; açercaronse al palenque la vispera de Santiago con el ynpetu y vozeria asi de cornetas como con sus propias vozes, disparando contra los españoles y gente que en el estava mucha flecheria [...].

    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] Co (CDH )

      Pareçe que al tiempo que los dos yndios de quien de suso hemos tractado, se fueron del alojamiento de Don Antonio, ya los naturales de aquella tierra se auian coadunado y determinado de venir a dar guaçavara a los españoles, y ansi no fueron parte los dos yndios a estorvaselo, avnque lo devieron procurar con tibieza; y ansi luego que fue de dia en la siguiente feria, se vinieron allegando al alojamiento de los españoles cantidad de quatro mill yndios con sus armas, puestos en horden por esquadrones, tocando sus fotutos y cornetas y otros ynstrumentos de guerra questos barbaros acostumbran traer consigo quando vienen a dar semejantes guaçavaras.

    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] II,754 Co (CDH )
      Caminaron con gran armonia y barbaro estruendo de vozes y alaridos, ansi de sus proprias gargantas como de cornetas y otros rusticos ynstrumentos de que ellos vsan, con que ponian espanto a los que los oyan.
    • a1582 Gurrea Aragón, M. Discursos medallas [1902] Esp (CDH )

      SATIRO DE BRONCE

      Manifiesta cosa es que los pastores tubieron su propio dios llamado Pan, el qual adorauan siempre en figura de sátiro, aunque variauan con la ynsignia muchas veves poniéndole aquellas flautas llamadas fístulas ó syringas; otras veçes con vna sola corneta, ynstrumento músico siluestre y pastoril: es del tamaño que arriua está designado. Fuéme imbiado de Roma por el Ilmo. Cardenal de Granvela Antonio Perrenot.

      Dios de los pastores.
    • 1582 Hurtado Toledo, L. Amor y Sabiduría [1998] fol. 191 r Esp (CDH )
      / Al tiempo que se estavan solazando / esperando de Amor el mensajero, / ya que la Aurora va coloreando, / sienten venir por un ancho sendero, / al son de una corneta rresonando, / el semicapro Pan con soplo entero; / y con aqueste son les anunçiava / que ya el gran dios de amor çercano estava.
    • a1579-1582 Rodríguez, L. Romances II, 105 Romancero general Esp (CDH )
      / El uno, viéndose tales, / La corneta que sonaba.
    • 1586 Barahona Soto, L. Lágrimas Angélica [1981] 485 Esp (CDH )
      Y en cada parte música se oía: / aquí de los tambores y trompetas, / allí de la dulzaina y chirimía, / o de los sacabuches y cornetas, / acá la blanda arpa, que tañía, / con blancas manos de marfil perfetas, / la dama, que la voz soltó sonora, / mientras se viste o come su señora.
    • 1585-1586 Glz Mendoza, J. HCosas Reino China [1944] Esp (CDH )
      Lo que principalmente usaban eran chirimías, cornetas, trompetas y vihuelas, como las que usan en España, aunque en la forma había alguna poca diferencia.
    • 1587 Mena, F. Trad HEtiópica [1954] 128 Esp (CDH )
      Mas ¿para qué quiero seros molesto contando todas las particularidades del convite? Las danzas de las doncellas, las cornetas y chirimías, la danza de los mancebos armados, llamada "pirridria", * y otras muchas con que Teágenes iba entreteniendo el convite y volviendo los abundosos y exquisitos manjares y los preciosos y escogidos vinos, mucho más sabrosos y agradables.
    • 1591 Percival, R. DSpanEnglLat Esp (NTLLE)
      Corneta, a cornet, an instrument of musicke, Fistula.
    • 1591 Anónimo Romances Flor I-III Romancero general Esp (CDH )
      A su estudiante avisó / De que cierto ayo le queda, / Que sin mirar por su casa / Se entremete en el ajena, / Sin echar de ver primero / Cómo la suya se quema. / El estudiante sentido, / Una música le ordena, / Comenzando muy temprano / A tañer una corneta, / Cantando por despedida / Con su guitarra esta letra:

      Cancion.

      «Justamente se condena / El que descuidado pasa, / Abrasándose su casa, / A echar agua en el ajena». /
    • 1593 Gracián Dantisco, L. Galateo [1968] 184 Esp (CDH )
      Éstos tales conviene que del todo dexen estos actos, como cuenta la diosa Pallas, que se deleitó un cierto tiempo en tañer la cornamusa o corneta.
    • 1588-1594 Lobo Lasso Vega, G. Mexicana [1970] Esp (CDH )
      / Sonaban de los muros bulliciosos, / caracoles, tambores y trompetas, / huesos de peces, corvos y nudosos, / formados a manera de cornetas, / que con varios acentos presurosos / y roncas disonancias imperfetas, / el, las vecinas rocas retiñían / y por el aire claro discurrían.
    • 1588-1594 Lobo Lasso Vega, G. Mexicana [1970] 178 Esp (CDH )
      / Dejan el templo y con orgullo parte / un confuso tropel de toda gente, / la demás convocando a toda parte / con alta voz y paso diligente: / alzan de Moctezuma el estandarte, / tocan al arma con bullicio hirviente, / suenan flautas, tambores y cornetas, / tortuosos caracoles y trompetas.
    • 1594 Villegas, A. Fructus sanctorum [1988] Esp (CDH )
      — El sereníssimo rey David dize en el Salmo noventa y siete que se ha de alabar Dios con trompeta de metal y con trompeta de cuerno, que es la corneta.
    • 1594 Villegas, A. Fructus sanctorum [1988] Esp (CDH )
      También el cuerno nace de carne y muda la blandura de carne en dureza de huesso, y assí, aquél alaba a Dios con corneta que tiene su conversación en los Cielos, porque, siendo de carne, no tiene resabios de carne, sino que es muy espiritual, no pretendiendo las cosas del suelo, sino del Cielo.
    • 1595 Ángeles, J. Diálogos Conquista Reino Dios [1946] 61 Esp (CDH )
      Acabado el oficio, los músicos (como tienen de costumbre) comenzaron entre sí a alabar sus motetes y canto de órgano: ¡Qué linda estuvo la corneta!, decía el uno; otro, qué bien cantó fulano; qué pasos tan ricos hizo de garganta, etc. El siervo de Dios, que oyó la plática, llegóse a ellos y díjoles: Muy bien habéis cantado, pues quedó lleno el costal.
    • 1596 Oña, P. Arauco [1917] 60 Ch (CDH )
      / Lucidas van escuadras y cuarteles / Con tan hermosos visos y colores, / Cual suelen por abril estar las flores / En los amenos prados y vergeles: / Ya están a recebillas los bateles, / Sonando dentro flautas y atambores, * / Cornetas, sacabuches y clarines, / A cuyo són se duermen los delfines.
    • 1596 Oña, P. Arauco [1917] 416 Ch (CDH )
      / Vestido de una rota camiseta, / Que deja el muslo casi descubierto, / Con arrogante paso y cuerpo yerto / Camina al ronco són de una corneta; / Grita le da la cáfila indiscreta, / Y todos gran lanzada a moro muerto; * / Mas él encara en ellos de tal modo, / Que con mirar se paga bien de todo.
    • 1596 Oña, P. Arauco [1917] 643 Ch (CDH )
      / Lleva también la armada religiosos, / Del alma y aun del cuerpo defensores, / Jesuítas dotrinales, redemptores, * / Y aquellos de los púlpitos famosos; / Van muchos instrumentos sonorosos, / Van chirimías, cajas, atambores, * / Van pífaros, clarines, van trompetas, * / Van sacabuches, flautas y cornetas.
    • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Cuaresma [1906] 68 Esp (CDH )
      Tirreno Piseo, en lugar de la corneta ó bocina, inventó el uso de las trompetas en las batallas.
    • 1599 Hornkens, H. RecDictFrEspLat [1599] Esp (NTLLE)
      corneta, cuerno, cornet ou trompe; cornu; corneta, trompa, chiflete, huchet; fistula, cornu.
    • 1599 Huerta, J. Trad HAnimales Plinio [2004] fol. 124v Esp (CDH )

      Pan, hijo de Mercurio, la flauta y la çampoña. Midas en Frigia la corneta. Marsias, entre la mesma gente, las flautas de dos cañones.

    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Una naveta, el cuerpo de cuerno de rinoceronte, guarnecido de oro; en la proa, una cabeza de serpiente y en la popa, una figura de hombre desnudo, sentado sobre ella y sobre el tapador de la naveta otra figura de hombre desnudo, tañendo una corneta; guarnecida toda de oro; con pie abalaustrado de oro de medio relieve de mascarones y páxaros; tiene en la peana un hilo con treze perlas redondas y en el cuerpo setenta y ocho perlas redondas y veinte y dos rubíes pequeños y tres esmeraldas; pesa, como está dicho, un marco, quatro onzas y seis ochavas.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Cuatro cornetas de madera de Alemania, cubiertas de cuero negro, las dos grandes con dos guarniciones de latón y las dos menores sin ella; en una caja, cubierta de cuero negro, forradas en papel blanco y colorado. Tasadas en dos ducados con su caja. Nº 22.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Otras siete cornetas de madera de Alemania, cubiertas de cuero negro, en una caxa, cubierta de cuero negro, forrada en frisa verde; la una tiene Juan Bautista de Medina, Tasadas en dos ducados.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Seis cornetas de madera de Alemania, cubiertas de cuero negro; en una caja, cubierta de cuero negro, forrada en papel colorado; que están concertadas con los sacabuches de plata.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Cinco cornetas de madera de Alemania, grandes y pequeñas; con una caja, cubierta de cuero negro.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Una corneta de marfil labrada, que se tomó del almoneda de Sebastián de Sanctoyo.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Otra corneta pequeña de cuerno blanco y pardo, sin guarnición, con correas de terciopelo negro y clavazón dorada y botones de oro hilado y borlas de seda negra, con dos traillos de cerdas, una negra y otra blanca.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )

      Un cuerno retorcido a manera de corneta, con dos guarniciones de plata dorada a los cabos y una suelta, con otras dos piezecicas pequeñas de cuerno para tañer la corneta, envuelta en un papel, metido en ella. Tasado en seis ducados.

    • 1602 Velásquez Velasco, D. A. El celoso [2000] Esp (CDH )
      Sin duda que habrá en el serao más cornetas que violones.
    • 1602 Anónimo Trad Instrumentos matemáticos Besson [1999] Esp (CDH )
      NUEVA MANERA DE ÓRGANO MÚSICO, CUYAS CUERDAS DE METAL, CON LOS DEDOS TOCADAS, Y CON EL ARQUILLO, HAZEN UNA VARIA HARMONÍA, Y APAZIBLE, TEMPLADA CON MODOS PARES, CON LAS QUALES, EN ALGUNA MANERA, SE REPRESENTAN LOS SONES DE VIHUELAS Y DE CORNETA.
    • c1604 Mendieta, J. HEclesiástica indiana [1973] I, 79 Mx (CDH )
      El señor de Tezcuco usaba llevar un atabalejo entre los hombros, que tocaba al principio de la batalla, otros unos caracoles grandes que sonaban a manera de cornetas, otros con unos huesos hendidos daban muy recios silbos, y esto era para animar y apercibir todos los guerreros.
    • c1604 Mendieta, J. HEclesiástica indiana [1973] II, 39 Mx (CDH )
      Los primeros instrumentos de música que hicieron y usaron, fueron flautas, luego chirimías, después orlos, y tras ellos vihuelas de arco y ahora cornetas y bajones.
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 940 Esp (CDH )
      / Mal sufre el buen caballo la trompeta, / sin relinchar por la acerada silla, / el halcón la pigüela que le aprieta, / el lebrel en el campo la trailla; / el músico, si gime la corneta, / con sus pasajes gusta de seguilla; / si tañe el hombre, canta Filomena, / ¿que hará Carpanto si la guerra suena? / Lisardo, ¡oh gran tragedia lastimosa!, / aquella noche que con dulces lazos / gozaba los regalos de su esposa, / rindiéndose las penas a los brazos, / la historia refiriéndose amorosa, / con la paga de amor tras tantos plazos, / ajeno estaba de saber adónde / a la sombra del bien el mal se esconde.
    • 1605 Hidalgo, G. L. Diál entretenimiento [2007] Esp (CDH )
      A estos les salía haciendo son un tañedor de corneta con esta letra:

      De cuerno son las libreas y, pues que de cuerno son, de cuerno ha de ser el son.

    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      Decir discreciones a necios es probar corneta donde no hay eco.
    • 1605 Sigüenza, J. HOrden San Jerónimo III [1909] Esp (CDH )
      No quiero decender a los particulares dellos, ni hazer del musico, ni contar por menudo todas sus diferencias y mysturas, ni los instrumentos a quien van imitando, como trompetas, chirimias, dulçaynas, clarines, orlos, cornetas, flautas, y otras cien mixturas de caños senzillos y de lenguetas, hasta querernos hazer encreyente que estan alli vozes humanas; seria nunca acabar, basta dezir que tiene cada vno destos organos grandes treynta y dos registros, con que se pueden hazer gran numero de combinaciones y mixturas, y que estan hechos con mucho cuydado por el mejor maestro destos instrumentos que se ha conocido en nuestros tiempos.
    • 1605 Anónimo Rel fiestas nacimiento Felipe III [2000] fol. 73r Esp (CDH )
      / Y por si acaso quisieren / bailar y alegrar la fiesta, / le manda un gañán que tañe / todas estas herramientas: / sonajas, pandero, escoba, / morteruelo, castañetas, / vigüela de arco, bandurria, / cascabeles y ginebra; / tamboril, flauta, guitarra, / cítara, laúd, vigüela, / clavicordio, monacordio, / arpa vieja y arpa nueva; / chirimías, sacabuches, / bajones, flautas, cornetas, / orlos, dulzainas, clarines, / atabales y trompetas; / órganos, pífaros, pitos, / rabeles de cuatro cuerdas, / y una gaita zamorana, / en que toca las gambetas.
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp Esp (NTLLE)
      Corneta, cornet à bouquin, ou trompe.
    • 1609 Alemán, M. Ortografía [1950] Esp (CDH )
      La te rce ra, es de inst rumentos, que se tocan con las manos, ayudadas del flato natu ral, como el ó rgano de los fuelles; son éstos, los cla rines i t rompetas, de quien se inventa ron después los menest riles, che remías, co rnetas, flautas, bajones, f. 5 dulçainas i sacabuches, o rlos, pito, çampoña i gaita.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] I, 107 Pe (CDH )
      Por este miedo, en empezando a eclipsarse la Luna, tocaban trompetas, cornetas, caracoles y atabales y atambores y cuantos instrumentos podían haber que hiciesen ruido; ataban los perros grandes y chicos, dábanles muchos palos para que aullasen y llamasen la Luna, que, por cierta fábula que ellos contaban, decían que la Luna era aficionada a los perros, por cierto servicio que le habían hecho, y que, oyéndolos llorar, habría lástima de ellos y recordaría del sueño que la enfermedad le causaba.
    • c1609 Mariana, J. Tratado contra juegos públicos [1854] 420 Esp (CDH )
      Allégase á esto flautas, cornetas, vihuelas, la suave melodía de las voces, las cuales, añadidas á los demás, no pequeña suavidad tienen consigo, pues consta que muchas destas cosas á solas sin fastidio bastan á entretener mucho tiempo.
    • c1609 Mariana, J. Tratado contra juegos públicos [1854] Esp (CDH )
      Oran sean versos las palabras compuestas con números, recrean maravillosamente á la manera que cuando el aire pasa por el angostura de la corneta ó flauta causa deleitable sonido, ansí cuando declaramos lo que sentimos con la ley y número de versos, sentimos gusto y deleite; ora con voces sonoras y canto se declaren varios afectos y movimientos del alma, recibimos increibe deleite, con el cual, no solo se alivian los cuidados, sino tambien como el hierro al fuego las costumbres fieras y agrestes se ablandan; lo cual declara Polibio en el lib. iv , diciendo que los de Arcadía, gente que vivia antiguamente en la Morea, como por el gran frio y aspereza del tiempo pasasen grandes trabajos en la labranza de los campos, la dureza y aspereza de las costumbres que provenia de aquellos trabajos la amansaban y hacian tratable con el uso de la música, y por esto no solo á los muchachos sino á los de mayor edad, y muchos hasta edad de treinta años se ejercitaban en ella diligentemente, siendo en lo demás hombres de vida austera y de costumbres severas.
    • c1609 Mariana, J. Tratado contra juegos públicos [1854] 438 Esp (CDH )
      Alléganse los sainetes de flautas y cornetas y toda la demás armonía deste género, engañosa y que debilita las fuerzas de los ánimos de los que allí están, y es causa de que mas fácilmente se cautiven; porque si aquí donde los psalmos, donde la declaracion de las palabras divinas, donde el temor de Dios y grande reverencia se hallan no están siguros, ¿cómo los que están ociosos en el teatro, que ninguna cosa buena oyen ni ven, que de todas partes tienen puesto cerco por orejas y ojos, podrán vencer aquellas concupiscencias? Las cuales cosas todas, si cuadran ó no á los espectáculos de nuestro tiempo donde principalmente representan mujeres, el lector con sosegado pecho lo considere.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      CORNETA [...] Tambien es instrumento músico que se tañe con los demas, y las vozes.
    • 1612 Díaz Guzmán, R. HRío Plata [2001] 33 Py (CDH )
      Con esto venido otro día acordó de pasar adelante hasta topar los indios, y tomar más lengua de ellos, y llegados a un desaguadero de la laguna, descubrieron de la otra parte, más de tres mil indios de guerra, con mucha flechería, dardos, macanas y bolas arrojadizas, y tocando sus bocinas y cornetas, puestos en buen orden esperaban a don Diego; el cual como los vio dijo: «Señores, pasemos a, la otra banda y rompamos estos bárbaros: vaya la infantería delante haciendo frente, y deles una rociada, porque los de a caballo podamos sin dificultad salir a escaramucear con ellos y a desbaratarlos».
    • 1612 Díaz Guzmán, R. HRío Plata [2001] 44 Py (CDH )
      Los indios desembarcaron en tierra, y vinieron al real como ciento de ellos sin ningunas armas, y hablando algo apartados no se atrevían a llegar de temor de los arcabuceros y armas que tenían en sus manos; y que pues ellos no las traían y venían de paz, no era razón que ellos las tuviesen; y en esta conformidad dio orden el capitán a su gente las arrimasen por asegurar a los indios; y con este seguro llegaron, y comenzando a hablar trataron muchas cosas diversas, y entre ellas Domingo de Irala (que receloso de alguna traición mandó que estuviesen con cuidado los suyos) les preguntó por intérprete que si sabían de Juan de Oyolas, y le respondieron ad Efesios no concordando en nada; y esparciendo la vista por el real se iban llegando con muestras de querer contratar con los soldados; y pareciéndoles a los indios que los tenían asegurados, hicieron seña tocando una corneta, y a un tiempo vinieron a los brazos con los españoles, acometiendo primero a Domingo de Irala doce indios, los cuales no procuraban sino derribar a los españoles en tierra, y esto con gran gritería.
    • 1612 Valdivielso, J. Romancero espiritual [1984] Esp (CDH )
      / Los ángeles bellos, de luz vestidos, / tocan flautas, cornetas y bajonzillos; / luego, a nueve coros todos cantando, / sin cessar repiten: «Santo, santo, santo.
    • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 209 Esp (BD)
      Pero á differencia, porque la que se perfecciona con instrumentas de ayre, como es la flauta, dulçayna, corneta, sacabuche, cheremias y Organo &c. propriamente se llama Musica instrumental organica: à differencia de la que se perfecciona con instrumentos de toque, como es la vihuela, guitarra, laud, y harpa, &c. que se llama propriamente Musica instrumental rithmica.
    • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 218 Esp (BD)
      Todos aquellos que tañeren instrumento, careciendo de la cierta inteligencia de los tales instrumentos, seran dichos tañedores, y no Musicos: differenciandolos despues con nombres (segun el instrumento que tañeren) de tañedor de tecla, á tañedor de laud, de corneta, de sacabuche, de harpa, de vihuela, y de quitarra, &c. Todos estos susodichos con el Organo natural de la voz, ó con instrumentos bozeadores hechos por arte, hazen llegar á los oydos de las personas los dulces, y bien compuestos cantes de los Musicos.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] t. II, p. 183 Pe (CDH )
      Son a lo más ordinario seruidas con mucha desençia y cuidado, porque tienen sus sacristanes y sus cantores con maestro de capilla y de escuela, yndios que enseñan y cantan y tocan chirimías y flautas y cornetas y vajones; y ay entre ellos muy buenas bozes, y por este seruiçio que hazen a la yglesia, son reçeruados de pagar tributo y de acudir a las minas y a otros seruiçios personales, y ansí el culto divino cada día se ba çelebrando con más deboçión, piedad y reberençia.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      Las trompetas de que usa su caballería, son unas cornetas hechas de canillas de piernas de españoles, y de indios nuestros amigos, con las cuales hacen un son tan triste y funesto, que causa enfado y pesadumbre el oírlo.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      No son aficionados a música; cantan todos generalmente a un mismo tono, más triste que alegre; no se aficionan a instrumentos de placer, sino a bélicos, funestos y lastimeros, que son roncos tamboriles y cornetas hechas de canillas de españoles y de otros indios sus enemigos que resuenan con doloroso y triste clamor.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      Peleando con grande esfuerzo un alférez que yo llevé a aquel reino, hombre ya de edad y valiente soldado, llamado Ginés de Buendía, natural de Villarejo de Fuentes, con una emboscada de aquellos bárbaros, y habiéndole preso entre otros treinta españoles a quien quitaron las vidas, le cortaron vivo las piernas, y de sus canillas hicieron cornetillas o flautas, que usan a tocar en la guerra, y aún tengo para mí que le darían a soplar las médulas o tuétanos dellas antes que muriese, por ser cosa muy acostumbrada de aquellos enemigos, usando con él de otras feas y aún deshonestas crueldades y carnicerías, según hallaron su cuerpo los que acudieron luego al socorro.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y an de traer por señal en la cauesa una crus y su uandera, tafetán blanco un cuarto que paresca de lexos y una corneta para tocar y que dé un grito grande, para que sepa todo el mundo cómo a llegado el chasque. *
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Sauen y [a]prenden de todos los oficios, arteficios, beneficios, los quales son grandes cantores y múcicos de canto, de órgano y llano y de uigüela y de flauta, cherimía, tronpeta, corneta y bigüela de arco, organista.
    • 1616 Anónimo Loa famosa en alabanza de los dedos p. 425 Loas Esp (CDH )
      / Dedos han enriquecido / nuestros santísimos templos, / pues hay en ellos retratos / que sólo hablar falta en ellos; / y si el cantar se inventó / para aqueste ministerio, / sin dedos no puede haber / en músicos instrumentos; / porque ¿cómo podrá el órgano / sonar con traza y concierto / si aquella composición / de tecla no traen los dedos? / Y mal podrá en el bajón / hallar los puntos perfectos, / ó en chirimía ó corneta / el músico aunque sea diestro.
    • 1617 Valladares Valdelomar, J. Caballero [1902] t. I, p. 23 Esp (CDH )
      Y en los espacios, mientras volvían á cargar, se oían, no sólo de los muros de Nápoles, pero también de las galeras, fragatas y esquifes, que, como hormigas, andaban por el mar, músicas suavísimas de clarines, chirimías, cornetas y violones, trompetas, cajas y tambores, con infinidad de luminarias, girándolas y diversas invenciones de pólvora, que lo de menos eran cohetes.
    • 1617 Valladares Valdelomar, J. Caballero [1902] Esp (CDH )

      Grato el Venturoso á los favores y honras que el Duque le hacía, servíale con cuantas habilidades Dios le dió; gastaba el buen señor cinco mil escudos cada año en tres capillas de música que tenía para un monasterio de monjas, donde había tres hijas suyas, y las festividades de todos los santos íbase allí con sus músicos, y á cuatro coros en cuatro partes distintas de la iglesia, las monjas del coro, los músicos famosos de voces, en un cantón; las arpas, violones, vigüelas de arco y cítaras con tonadillas, á otro; las chirimías y cornetas, en la otra parte; y el órgano, con algún tiple y contraltos, y corneta á las Magníficasy á otros versos.

    • 1617 Valladares Valdelomar, J. Caballero [1902] Esp (CDH )

      Grato el Venturoso á los favores y honras que el Duque le hacía, servíale con cuantas habilidades Dios le dió; gastaba el buen señor cinco mil escudos cada año en tres capillas de música que tenía para un monasterio de monjas, donde había tres hijas suyas, y las festividades de todos los santos íbase allí con sus músicos, y á cuatro coros en cuatro partes distintas de la iglesia, las monjas del coro, los músicos famosos de voces, en un cantón; las arpas, violones, vigüelas de arco y cítaras con tonadillas, á otro; las chirimías y cornetas, en la otra parte; y el órgano, con algún tiple y contraltos, y corneta á las Magníficasy á otros versos.

    • 1617 Anómino Inventario bienes racionero Docs AP Toledo Esp (CDH )
      Yten, una corneta de marfil.
    • 1619 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [18-02-1619] [AC-18 fol. 198v] Esp (CDH )

      El dicho día a petición de Melchor del Castillo, ministril, el Cabildo le mandó dar para ayuda a su camino 24 reales, 12 de la mesa y 12 de la obra por haber tañido la corneta.

    • 1619 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [23-07-1619] [AC-49 fol. 5r] Esp (CDH )

      El dicho día habiéndose referido en Cabildo la pendencia que en el Cabildo digo en el coro hubo entre Jiménez y Salazar, ministriles, y habiéndose conferido sobre ello y dicho cada uno su parecer el Cabildo de común consentimiento unánimes y conformes dijo que despedía y despidió de la plaza de ministril al dicho Manuel Jiménez y dio comisión a los Srs. Canónigos Pedro de Molina y Antonio Gómez para que averigüen si el dicho Salazar desmintió al dicho Jiménez antes que le diese con la corneta en el dicho coro y constando que el dicho Salazar dijo la dicha palabra "mentís"al dicho Jiménez asimismo el dicho Cabildo dijo que le despedía y despidió de la plaza de sacabuche que tiene en esta Sta. Iglesia.

    • 1620 Matos Saa, F. Entrada Lisboa Phelipe tercero fol. 17r Esp (BD)
      Llegando desta suerte a la Capilla / De San Vicente Orago de Lisboa, / El Rey puso en el suelo vna rodilla / Sobre piedras finissimas de Goa. / Y viendo esta nouena marauilla, / El templo y su riqueza alaba y loa, / Cantaronle hymnos santos y oraciones / Al son de cornetillas y baxones.
    • 1620 Salas Barbadillo, A. J. Sagaz Estacio [1924] Esp (CDH )
      Con esto, dando algunos pasos, entramos en otra pieza, y en ella al tiempo del correrse la cortina del sitial donde Diego Moreno estaba sentado, tocaron muchas cornetas solas, porque allí no se permite otro instrumento.
    • 1620 Anónimo Sarao Valladolid naçimiento Filipe IV 1605 Docs teatro Esp (CDH )
      Callaron los cantores, y luego inmediatamente suçedió a su música la de los orlos, cornetas y biolones, y començaron en número a salir en tropa con sus máscaras y ropones de tafetán naranxados, con brahones grandes guarneçidos de frisos de oro, al traje beneçiano, sonbreros de lo mismo con plumas, tañendo en mistura çierta sonada alegre y grave conpuesta para aquel efecto.
    • 1599-1622 Conde de Villamediana Poesías [1990] Esp (CDH )
      Apenas cobró el silencio el lugar, perdido, cuando respondieron alternadas voces de cornetas y sacabuches, cuya numerosa armonía la Corriente y el Abril escondieron las luces de sus carros; y el águila, penetrando nubes, se remontó a los cielos, señal conocida para que el verde tronco de un árbol, abriendo su robusto seno, diese por felice parto, para decir la Loa, a una hermosa hamadríade, a quien las luces que servían de adorno encaminaron sus reflejos como a norte suyo, que, si no con armas de cazadora como se pinta Diana en las riberas del cristalino Eúfrates o por los collados del hermoso Cinero, al menos con los rayos de sus ojos salió abrasando las almas de las flores, que fueron transformaciones de enamorados mancebos.
    • 1623 Medrano, S. F. Relación fiesta Actos públicos Madrid Esp (CDH )
      Toqueny suenen, suenen las cornetas. / Paren, tengan. / Que fiesta es esta? / Que Miguel a Christo presenta / El amparo y defensa de su Iglesia, / Christo le aceta. / Pues ni paren, ni tengan, / Sino toquen y suenen las cornetas. / El esposo mas amante. / El de mayores finezas. / Viene a celebrar las bodas / Tierno galan de su Iglesia. / Miguel assiste padrino, / y adornada de oro y piedras / con vestiduras nupciales / Al esposo la presenta. / Los combidados gozosos. / Con regozijos y fiestas / Al generoso combite / Le admiran y le celebran. / Toquen
    • 1624 Balbuena, B. El Bernardo [1851] p. 206 Esp (CDH )
      / »Arpas, vihuelas, órganos, rieles, / Clarines, chirimías y trompetas, / Flautas, dulzainas, cítaras, rabeles, / Sonajas, cornamusas y cornetas, / Y otras varias pandorgas y tropeles / De consonancias y armonías perfetas, / Que en música suave y acordaba / Todo una gloria parecia trabada.
    • 1624 Castillo Solórzano, A. Donaires Parnaso I [1998] Esp (CDH )
      Anticipados holgones, / que atentamente aduertís / (como lo haze el Calendario) / de las Fiestas de Madrid. / Oy la fama os ha burlado, / que dexando su clarín, / por dar voz a la Corneta / puso el rostro carmesí. / Si fiastes (los que ocupan / vn espíritu festín) / en su certeza, fue engaño, / que es muger, sabe mentir. / Al concurso de la fiesta, / ciento a ciento, y mil a mil, / gentes de varios estados / pudo el cuidado mullir. / Desuelada la doncella, / se encierra en su camarín, / taller de transformaciones, / para transformarse allí. / Con cinco Pinceles viuos / y vn delgado Caniquí, / haze Hypócrita en colores / al cotidiano Paýs. /
    • 1625 Almansa Mendoza, A. Relación 1625 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )

      A las banderas seguía por tradición antigua un águila grande de oro, coronada (en memoria del evangelista San Juan) con una paloma en la boca, símbolo del Espíritu Santo, que así ilustró la suya, y dos dragones grandes en figura de la ira y concupiscencia, bajíos donde han encallado y encallarán los leños que en la navegación de esta vida no llevaren por norte este soberano espíritu; los cuales danzaban en airosos compases al son de chirimías y cornetas.

    • 1626 Almansa Mendoza, A. Relaciones 1626 [2001] Cartas y relaciones Esp (CDH )
      Genéricamente hablando, son cuadrillas que van danzando y bailando; y, con la fama de la venida de su majestad, ha caído una nube de copias de instrumentos, que pasan de ciento las que andan por el lugar tañendo, así con las máscaras como a solas, de chirimías, trompetas, vihuelas, laúdes, arpas, gaitas, cornetas, sacabuches, clavicímbalos, sonajas, tamborino, adufes y ginebras, que hacen, si tal vez disonante, siempre agradable, confusión, y la música de siete galeras ayuda su parte.
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Ve (CDH )
      Viendo a la mañana que todos los españoles estaban en él (con que sus intentos habían salido en vano), alzando a una los gritos y tocando sus fotutos, cornetas y otros instrumentos que traían, tomaron la vuelta del río arriba.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Los mas son cantores, y diestros en todo genero de instrumentos musicos, chirimias, flautas, sacabuches, vaxones, cornetas, organos hechos de muchas cañas juntas muy curiosos, y de ingenio, que usan para celebrar con mas solemnidad el officio diuino; todos los Casiques, y principales aplican sus hijos para el seruicio del culto diuino de que se precian, y honrran mucho.
    • c1600-c1630 Anónimo Parnaso español II Poesía erótica Esp (CDH )
      Cuando la alba sale, tiene la niña / una pierna en Francia y otra en Castilla.

      10

      Tres puntos me pide, porque le aprieta, / y alcanza más puntos que una corneta.
    • 1632 Carvajal Robles, R. Fiestas nacimiento Príncipe [1950] p. 28 Esp (CDH )
      / Los chilladores organos / dauan alegres siluos; / los pifaros, clamores; / mormollo, los tambores; / relinchos, los clarines; / bramidos, las trompetas; / chillidos, las cornetas; / vozes, los sacabuches; / gritos, las chirimias; / y las tiorbas, dulces alegrias; / las harpas, alaridos; / las citaras, suaue sostenidos; / y las guitarras con alegre prissa / carcaxadas de risa, / dexando la memoria, / alborotada de confusa gloria.
    • 1635 Cáncer Velasco, J. Relac nacimiento infanta [2005] p. 74 Obras varias Esp (CDH )
      / No quedó corneta salva, / todo instrumento se engolfa / por hacer fiestas al alba, / y andan, por hacer la salva, / saltando de solfa en solfa.
    • 1636 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [28-11-1636] [AC-54 fol. 163r] Esp (CDH )
      El dicho día el Cabildo mandó dar a Ignacio de Salinas, Ignacio de (cor y chi) 50 reales por haber tañido la corneta y chirimía, los 25 de la mesa y los 20 (sic.) de la obra de esta Sta. Iglesia.
    • 1637 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [09-01-1637] ACL. 3; L. 7, f. 27 Pe (CDH )
      "Certifico, yo, el Lcdo. diego de Morales, Secretario de Los señores dean y cauildo desta sta. Iglesia, como en Cauildo que los dichos señores, tubieron el martes, Veynte y Tres días del mes de diziembre del año passado de milly seiscientos y Treinta y seis, entre los PProveymientos y cosas que se acordaron, se proveyó que a martin ortuño se le den por esta vez cinquenta Patacones, por vestirse, atento a que por su petición pidió que auía aprendido a tañer vajon, corneta y chirimía y otros ynstrumentos Para seruir el choro con decencia, ya que auía seruido de Seise más de quatro años, con mucha punctualidad el dicho choro desta sta. Iglesia Los quales Pesos se le den y Paguen de bienes de fábrica, y que el contador Tome la Razon."
    • 1637 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [21-08-1637] [AC-54 fol. 218v] Esp (CDH )

      El dicho día otra petición de Juan Francisco, mozo de coro, que pide una corneta para ejercitarse en ella por habérsele mudado la voz, se remitió a la Diputación.

    • 1637 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [09-10-1637] ACL. 3; L. 7, f. 29 Pe (CDH )
      Martín ortuño digo que a más de un año y medio que sirvo el coro de tañer baxon y corneta, y lo que se ofree, como los demás cantores, y este sin salario, a mension de la merçed que Vuestra Señoria me a de hazer; y espero agora se me haga de darme una ayuda de rosta para uestirme, de que tengo necesidad; tambien pido y suplico se me dé para que compre un baxon, que si le tengo, sé con el darle gusto A Vuestra Señoria y a los oyentes, que con el que taño, que es el que mi padre a tañido hasta (a)qui, no forma los puntos y sí tañe con mucho disgusto, de manera que si tengo buen ynstrumento, e de tañer a gusto de todos los oyentes, y confiado que en todo e de rrecibir merced, de que tengo confiança de rrecibirla de Vuestra Señoria Etc.
    • 1638 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [08-02-1638] [AC-54 fol. 247r] Esp (CDH )
      El dicho día el Cabildo ordenó que a Juan Francisco, mozo de coro, se le den 10 ducados para la corneta que le han traído y a la Diputación se remitió para que vean de dónde se han de dar y después refieran.
    • a1640 Alva Ixtlilxochitl, F. HChichimeca [1985] p. 164 Mx (CDH )
      El chapitel referido casi remataba en tres puntas, y en el noveno sobrado estaba un instrumento que llamaban chililitli, de donde tomó el nombre este templo y torre; y en él asimismo otros instrumentos musicales, como eran las cornetas, flautas, caracoles y un artesón de metal que llamaban tetzilácatl que servía de campana, que con un martillo asimismo de metal le tañían, y tenía casi el mismo tañido de una campana; y uno a manera de a tambor que es el instrumento con que hacen las danzas, muy grande; éste, los demás, y en especial el llamado chililitli, se tocaba cuatro veces cada día natural, que era a las horas que atrás queda referido que el rey oraba.
    • 1585-a1643 Salinas, J. Poesías [1987] p. 146 Esp (CDH )
      / A recibirme salid / con corneta y chirimía, / que víspera de los Santos / llegaré con mi familia, / y en tanto hacedme decir / dos misas en la Fuencisla.
    • 1585-a1643 Salinas, J. Poesías [1987] p. 331 Esp (CDH )
      / Blancas tus damas son, y que te han hecho / cornado, ni lo dudo, ni sospecho, / porque yo sé de cierto, / que en alcornoque te han dejado injerto, / y las dos, lindas lanzas, / al son de tu corneta hacen mudanzas, / y tú, cual cabritillo, / que salta entre mastranzos y tomillo, / porque no bailen [dos mujeres] solas, / haces con la cabeza cabriolas.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
      Enseñé a veinticuatro pajes suyos la gallarda y paseos; eran todos nobles y bellísimos, e hice el baile de la barrera y un juego de cañas, formado al son de muchos y diversos instrumentos y de muchas trompetas, cajas, sacabuches, * chirimías, cornetas y bajones, los instrumentos tocando muy recio y las trompetas y demás instrumentos y cajas muy quedo y dulcemente, que, acordados, hacían una dulcísima armonía.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
      El felicísimo día de los desposorios, * de todos tan deseado, llegó, estando para este efecto aparejado rica y costosamente el monasterio de San Augustín, contiguo al mismo Palacio del César, con colgaduras de brocado guarnecido de oro y preparado el trono de los Césares y los regios, y en otra parte los asientos de los cardenales Dietristain y Padman, el del Nuncio del Pontífice, arzobispo y embajadores; la música a tantos coros, los instrumentos de cuerdas tan diversos, menestriles, * sacabuches, chirimías, cornetas, dulzainas, órganos, címbalos, realetes, * clavicordios, arpas, tiorbas y violines, correspondidos de trompetas, clarines sordelinas, * tañidos con tanta dulzura en motetes de música formada, que es imposible ponderarlo y toda exageración es corta alabanza.
    • 1607-1645 Duque Estrada, D. Comentarios desengañado [1982] Esp (CDH )
      Siguióse a esta corriente francesa otra tudesca, y a ésta, al son de cornetas, bajones, sacabuches, chirimías, flautas, dulzainas, charamelas * y zampoñas dulcemente acordadas y tañidas una alta a la italiana, y con los primeros instrumentos una pavanilla a la española, acabando con unas gustosas arremetidas, cruzados y caracoles, al son de trompetas, clarines y tambores.
    • 1655 Fernández, M. Olla podrida [1655] Esp (CDH )
      EN las más lenguas comunes i en los vocabularios se llama este istrumento, clara i distintamente, por activa i por pasiva cuerno o corneta; i supuesto que este es su nombre propio, será necesario dárselo i no osurpárselo el qual no admite metáfora ni paliación ninguna ni aun pintura, aunque sea al ólio, que si lo pintan i repintan siempre queda cuerno con su entera forma.
    • 1655 Fernández, M. Olla podrida [1655] p. 226 Esp (CDH )
      Ai también cornetas que se tocan en las músicas ratoneras i, entretanto sirve el cuerno despetera de sombreros, conservan todas sus armas; dicen algunos que será con esperanças de que algún día se presente algún ligítimo eredero que quiera restaurar lo que perdió su antecesor o agüelo como otro Pelayo, a quien Dios ayudó i dio en todo buen suceso; i por esto dicen que están sus armas, i yo las e visto, en la casa desta ciudad; i su cortadora espada, su carroça i un carcaxe aun que no de flechas; pero de aguxas; dedales; i tixeras; la vara de medir se consumió con el dueño que por aver medido tan justo i echo también le pagaron las echuras i el les pagó la buena correspondencia con la nobleça que les dexó deparentesco; a unos por línea reta; a otros transversal; i a todos pependicular; i a todas mineral, pues la matemática sastruna se adelantó tanto en él, que reconocía i acía minas de las quales salió gran cantidad de bocinas que sirvieron i sirven de arcaduz por donde viene a muchos la comida i bebida sin fatigarse; de manera quel truco a ventana vista redunda en ellos ganancia por tablilla, por lo qual no solamente sustentan el Don Diego pero el Don Rei; i ellas en lo atrativo de los ojos dan a entender su caniculosa decendecia con el mirar i remirar i con sus caritas algo entapiadas i mui salvaxiles con el sí i no, que es el principio medio i fin de su combersación, entretienen a los forasteros que residen en este valle de Lágrimas; que tantas lloran las nuves, aun en el verano; toda la umedad aquí se junta; todo es blando como brevas; malo para las cabeças; que por eso no ai ninguna sin bonete; no ai alamar sin cola; ni peine que la defenetre; toda curiosidad se guarda par la clin manifiesta; todo sirve de riego al cuerno por que no se seque i salga el sonido claro; de ordinario acatarrado por lo que tiene de viejo.
    • 1655 Anónimo Inventario Bienes Martín Martín Docs APToledo (1580-1664) Esp (CDH )
      Dos contadores grandes de evano con enbutidos de bronce, se abrio el uno y se allaron en el algunos papeles y unas ligas de tafetan con punta y en el otro compañero se allo algunos papeles, una caja de antojos nueva de nogal, un brebiario nuebo de Antuerpia, un diurno encuadernado con çapa, una cornetilla de evano.
    • 1672 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [18-01-1672] [AC-66 fol. 58v] Esp (CDH )
      Suplica al Cabildo sea servido de mandar se le dé un instrumento de corneta por cuanto le han enseñado a tocar y el Cabildo mandó que el Sr. Obrero y administrador del arca de misericordia le compren dicho instrumento.
    • 1673 Núñez Pineda Bascuñán, F. Cautiverio feliz [1863] Ch (CDH )
      Estas corrido habian sus cortinas, cuando me hallé ya libre y sosegado de la pesadilla que me tuvo preso, aunque los tamboriles en su punto, las cornetas y las flautas acompañados con mayores voces y gritos.
    • 1673 Núñez Pineda Bascuñán, F. Cautiverio feliz [1863] 204 Ch (CDH )
      Estando en esto, llegó un mensaje del cacique para que volviese el rostro ácia las espaldas, porque, como el andamio y las gradas estaban en cuadro, no me podian divisar mas que los que estaban dentro y en los andamios; y así, el moceton que estaba a mi lado, me volvió el rostro para que la muchedumbre que estaba a las espaldas de las gradas, pudiesen divisarme y verme a su gusto; dieron vuelta conmigo los dos acólitos que me tenian en medio, a todo el distrito que cojia el andamio, bailando al son de los tamboriles, trompetas, flautas y cornetas, y cantando un romance a mi llegada, diciendo, que allí estaba el hijo de Alvaro, que lo mirasen bien y lo conociesen, pues para ese efecto se habian juntado todos aquel dia; y respondian afuera los circunstantes con el mesmo romance, cantando y bailando, y puestos los ojos en mí con gran cuidarlo.
    • 1691 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [06-07-1691] [AC-72 fol. 66v] Esp (CDH )
      Este dicho día se leyó una petición de Antonio Herranz, mozo de coro, el cual suplica sea servido el Cabildo hacerle limosna para comprar un instrumento corneta porque se halla sin voz y quiere aprender, atendiendo a su pobreza y necesidad, y el Cabildo acordó que el Sr. Procurador esté con el maestro de capilla y Pedro Beruno y reconozcan si será a propósito el suplicante para este ministerio y, siéndolo, el Sr. Doctoral D. Benito Martínez Pedernoso, canónigo magistral y administrador del colegio y el Sr. Doctoral Juez, del arca, procuren concordarse para hacer esta limosna y que el susodicho logre la habilidad que pretende; y dicho instrumento se inventaríe en los bienes del colegio.
    • 1676-1692 Juana Inés de la Cruz Villancicos [1952] p. 340 Mx (CDH )
      — ¡Q ué bien la Iglesia Mayor / le hace fiesta a su Pastor! / Oíd los repiques; veréis cómo dan: / ¡Tan tan, talán, tan, tan! / Oíd el clarín / ¡Tin tin, tilín, tin, tin! / — Mejor suena la trompeta, / el sacabuche y corneta, / el órgano y el bajón.
    • 1676-1692 Juana Inés de la Cruz Villancicos [1952] Mx (CDH )
      De Pedro el sacro día, / para mas lucimiento, / uno y otro instrumento / forme dulce armonía; / suene la chirimía / y acompañe el violín / — ¡Tin, tilín, tin, tin! / Porque el rumor se escuche, / retumbe la trompeta, / gorjee la corneta / y ayude el sacabuche; / una con otra luche, / voces que entrando van: / — ¡Tan, talán, tan, tan! / Rechine la marina / trompa, con el violón; / déles tono el bajón / y el eco que refina / la cítara, que trina / apostando al violín / — ¡Tin, tilín, tin, tin! / El tenor gorgoree, / la vihuela discante, / el rabelillo encante, / la bandurria vocee, / el arpa gargantee, / que así rumor harán / — ¡Tan, talán, tan, tan!
    • 1694 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [02-08-1694] [AC-73 fol. 139r] Esp (CDH )
      Francisco Casimiro, mozo de coro, pidió al Cabildo le favoreciese manteniéndole en el colegio mientras aprendiere a tocar el bajón a cuyo instrumento se aplicará por haber perdido la voz y el Cabildo mandó se compre este instrumento a costa del colegio para que el dicho lo aprenda y que una corneta que era del colegio y no aparece, se busque.
    • 1695 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [25-05-1695] [AC-73 fol. 255r] Esp (CDH )
      Leyóse una petición de Antonio Herranz, natural de Medina y criado que fue del coro, suplicando al Cabildo se le dejase la corneta que compró el colegio para su enseñanza porque se la pedía el sochantre y se acordó dársela de limosna en atención a su pobreza y que el Sr. Administrador del arca pague al colegio los 60 reales que de limosna se le tenían consignados el susodicho cuando salió del colegio.
    • 1657-1698 Santos, F. Descripción Escorial Docs HArte español Esp (CDH )
      Las diferencias que se hazen en estos Organos de misturas, y combinaciones, y los instrumentos que imitan, como Trompetas, Chirimias, Dulzaynas, Clarines, Orlos, Cornetas, Flautas, y otras cien mil, de caños sencillos, y lengüetas, y vozes humanas, seria nunca acabar el contarlas por menudo.
    • 1705 Sobrino, F. DiccNEspFranc Esp (NTLLE)
      Corneta, f. Cornet à bouquin, ou trompe.
    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-09-1709] AC-76 fol. 391r Esp (CDH )

      Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.

    • 1709 Tosca, T. V. Compendio matemático, II p. 424 Esp (BD)
      Aviendo tratado de los instrumentos de cuerdas, siguese el tratar de los instrumentos Pneumaticos. Estos son los que animados con el viento causan la variedad de sones que experimentamos; como el Clarín, Pifano Militar, Chirimias, Cornetas, Baxones, Organos, y otros semejantes, cuya explicación Physico-Mathematica vá en las Proposiciones siguientes.
    • 1710 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [17-01-1710] [AC-76 fol. 435v] Esp (CDH )
      Habiendo dado cuenta el Sr. Procurador general que los ministros que destinó el Cabildo para examinar el músico de Madrid y reconocer si los instrumentos que toca pueden suplir y equivaler a las voces de corneta, estaban esperando para informar al Cabildo y habiendo entrado el sochantre, maestro de capilla, José Milla y Ricardo Llabata por sus antigüedades, convinieron todos cuatro en que la habilidad de dicho músico en tañer violón y violín era singular y los dos informaron que el instrumento de obúe no era instrumento eclesiástico ni tal que pudiese suplir en esta Sta. Iglesia las voces de corneta, y el maestro de capilla y Llabata representaron que dicho instrumento podía equivaler para la plaza de ministril según las voces de estos instrumentos y dando lugar dichos ministros se representó al Cabildo que dicho músico aún en el caso de suplir las voces de corneta, había manifestado no podía quedarse menos de señalársele 600 ducados de salario y, atendiendo el Cabildo a que los caudales de la obra y fábrica no son los bastantes para semejantes salarios, no se habló de elección y dio comisión el Cabildo al señor obrero para que le dé 240 reales de ayuda de costa para el viaje.
    • 1711 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [21-07-1711] AC-77 fol. 160v Esp (CDH )
      Atendiendo el Cabildo a la relación y censura que por escrito hacen los examinadores de los músicos de tiple y segundo sochantre respecto de que aunque el tiple sabe suficiente música, la voz no es la que necesita la Sta. Iglesia, pareció conveniente no admitirle y porque el opositor de la plaza de segundo sochantre ni en voz ni en música sabe lo suficiente tampoco se le admitió y se determinó que así a uno como a otro por lo que han asistido al coro se les dé por el señor obrero mayor a doblón de a ocho de ayuda de costa y, pasando a la censura del arpista declaran la destreza y habilidad con que la tañe y juzgan es muy digno para su ministerio en cuya consideración el Cabildo le admitió por arpista de su capilla y señala 200 ducados de vellón pagados por mesadas y casa, y en cuanto al corneta declaran toca con buen tono y afinación y que sabe muy bastante música y de su poca edad y continuo manejo se podrá confiar el más fácil manejo de la corneta y demás instrumentos respecto del cual el Cabildo le admitió por ministril señalándole 200 ducados de salario con obligación de residir a todas las horas en la forma que reside el contralto que hoy reside.
    • 1714 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [04-07-1714] AC-79 fols. 392v-393r Esp (CDH )
      Asimismo se leyó una petición de Antonio Benlloch, ministril de corneta en esta Sta. Iglesia, en que suplicaba al Cabildo se le aumente el salario que tiene y habiéndose conferenciado se acordó votar por habas blancas y negras que mandó repartir el Sr. Deán declarando que la haba blanca expresaba no se le aumentase nada y la negra que sí y, habiéndose votado y regulado las habas por mí el infrascrito secretario, se hallaron 17 habas blancas que declaraban no se le aumentase salario alguno y 12 negras que explicarían se le aumentase con lo que se declaró no había lugar a lo que pide dicho ministro.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 455 Esp (BD)
      En los Instrumentos elementales, segun de la especie que fueren guardan siempre una mima proporcion en quanto a la longitud y latitud, o circunferencia, por estar todos los de una mima especie ordinariamente en un mimo tono, y es el tono natural en los mas de ellos; porque fueron inventados para unirse con las vozes naturales, y todas hiziessen un cuerpo, como se experimenta en las Capillas de Musicos, donde se usan Baxones, Cornetas, y Chirimias, aunque estas tienen ordinariamente el tono un punto mas alto de lo natural, y por esso no es tanta su longitud, como avia de ser para estar en él, y lo mismo la circunferencia de su concavo.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 477 Esp (BD)
      Ya que hasta aqui he tratado de los Instrumentos de cuerda, aviendo dicho las proporciones que deven observar en ellos los Artifices, quando los fabrican, razon será dezir aora, lo que toca á los Instrumentos flatulentos; pues no fon menos essenciales en las Capillas de Musicos, unos, para la parte del Tiple, otros, para la del Baxo, y aun otros para las del Contralto, y Tenor. Son muchas las especies de ellos que se practican, como son Cornetas, Chirimias, Baxones, y Flautas, aunque el uso de etas no es yá tanto en los modernos, como en los antiguos.
    • 1727 Anónimo "Música" [25-02-1727] Gaceta Crítica Esp (BD)
      [...] han mandado nuestros Ministros se celebre tan glorioso triunfo con tres noches de Luminarias, y que se quemen, en lugar de invenciones de polvora, todas las harpas, chirimias, archilaudes, sacabuches, citaras, vandolas, cornetas, y vandurrias, y demás instrumentos de la Musica antigua, permitiendo solo el vso de los modernos.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CORNETA. s. f. [...] Instrumento músico que se tañe con la boca en las Capillas de Música, con otros instrumentos de esta espécie y de otras. Diósele este nombre, por ser algo curvo, y casi semejante al cuerno del toro.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-08-1731] [AC-83 p. 256] Esp (CDH )
      Acordó que se continúe en buscar así este ministro como los demás que falten y particularmente el corneta y para este fin dio comisión el Cabildo a los señores Deán, doctor Martínez y Luis Rubio y obrero mayor, teniendo presente que no se encuentra quien taña el dicho instrumento para que manden llamar al maestro de capilla y a D. José Milla e informados si podrá el obúe suplir la corneta dispongan llamar a ser oído al de Salamanca que toca aquel violón.
    • 1763 Braña, M. Carta a Anda t. II, p. 215 Docs HFilipinas Fi (CDH )
      Viéndose apretados los Chinos tocaron un Tambulí ó corneta, y salieron por el sitio de Pannique dos Campañías de Ingleses las que atravesaron los Ríos á pie por estar el agua baja, cercaron á los nuestros, y por la banda de San Nicolás hilaron un cañón de campaña, de suerte que en un punto se vieron cerca del cañón y fusilería.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Sólo faltaba el acompañamiento de buenos instrumentos, porque los clarines y cornetillas que habían aprendido ya los Omaguas, no eran del gusto ni agradaban al oído delicado del misionero, el cual, pasando después al pueblo de la Laguna por superior de las misiones, logró el introducir arpas y violines que decían mejor con el canto, y eran más dulces y agradables á cuantos asistían á las funciones de iglesia.
    • 1787 Isla, J. F. Descripción máscara [1787] 168 Esp (CDH )
      / A un aguador, que metido á danzante, / Quiso bailar el agua delante, / Supole un toro tocar la corneta, / Y le hizo dar una breve volteta.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      CORNETA. Olisant. Instrumento de boca que tocaban los paladines y caballeros errantes cuando desafiaban a sus contrarios para llamarlos al duelo.
    • 1880-1882 Montalvo, J. Catilinarias [1985] p. 182 Ec (CDH )
      Un nubarrón obscuro en forma de corneta se está levantando sobre ese Lapita afortunado: su estrella va a apagarse, se apagó.
    • 1886 Valladaro, F. P. Fiestas Corpus Granada [1886] Esp (CDH )
      (1) En la Consueta mencionada se habla de un sochantre y de cantores y seises que sepan cantar «canto de órgano y contrapunto» pero nada habla de trompetas en particular. Fernández Oviedo, á quien ya hemos hecho referencia, habla de las cornetas y las trompetas bastardas. El arcipreste de Hita, nombra las trompetas sino las trompas: / Trompas et Añafiles salen con atabales
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] p. 15 Esp (CDH )
      Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotes ó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas).
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      – En la lista de los Officiales de la casa de la Reina catholica Doña Isabel, del año 1498, aparecen organistas (tañedores de órganos comunes y portátiles), tañedores de las cañas (chirimías), menestriles altos y bajos (ó tañedores de flautas, rabelicos, vihuelas de arco, tiorbas, arpas, cornetas, saquebuches, etc.) y trompetas (trompeteros).
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      En el curioso inventario organográfico instrumental de Felipe II, figuran algunas cornetas.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      – En la mayoría de las localidades españolas, pequeñas ó grandes, en las que se detuvo más ó menos días, durante su primer viaje á España, Felipe el Hermoso (Vitoria, Miranda, León, Medina del Campo, Segovia, Aranjuez, Ocaña, Alcalá de Henares, Bujalaroz, Fraga, Tarazona, Huesca, Jaca, Lérida, Arbeca, Tárrega, Cervera, Igualada, Montserrat, Molíns de Rey, Barcelona, Hostalrich, Gerona, Figueras, etc.), resonaron los instrumentos de sus músicos de cámara y las voces de los cantores de su capilla en sonoro consorcio con los de los instrumentistas y, cantores de aquellas localidades, entonándose en cada una Te Deum y oficios acompañados por órganos y, conciertos de cornetas.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      Las cornetas rectas ó encorvadas, como es sabido, desempeñaban, lo mismo en España que en otros países, el oficio pasivo de doblar las voces, y á la dulzura de timbre de estos instrumentos son debidos, sin ninguna clase de duda, los elogios tributados á las ejecuciones polifónico vocales instrumentales de aquella época.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 16 Esp (CDH )
      Llama instrumentos flatulentos á los de viento («son muy violentos en la formación de sus sonidos, siendo por razón qué se fabrican con metales de alquimia, cobre, plata y estaño, y de no convenir en proporción igual con las cualidades sonoras del aire»); piramidales á las arpas, clavicímbalos, cítaras, archilaúdes, etc., elementales á los que están en un mismo tono, bajones, cornetas y chirimías.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      – La corneta (cornet á bouquin) se une al canto de los músicos de la capilla del archiduque (Felipe el Hermoso) el 15 de mayo de 1502, día de Pascua de Pentecostés, durante la Misa solemne que se celebran «en presencia de los ilustres viajeros».
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      Mersenne (Harm. universelle, París, 1636) dice que el sonido de las cornetas «es semejante al brillo de un rayo de sol que aparece á través de las sombras, cuando se oye mezclado a las voces en las iglesias catedrales ó en las capillas.»
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )

      – De la prodigalidad de elementos organográficos introducida en la polifonía instrumental acompañante de algunas composiciones religiosas de la escuela española, dan idea, y bastarán como ejemplo, las siguientes indicaciones de dos obras del maestro Cómes, autor de fines del siglo xvi , inspirado fundador de la escuela valenciana.

      Dixit Dominusá 17 voces, repartidas en cuatro coros... Según las notas de los papeles originales, el primer coro era acompañado por el arpa; el segundo por el organum primum; el tercer coro, dicat solos altos cum instrumentibus(cornetas, sacabuche y, bajón)y el cuarto por vihuelas (de arco, sin duda) y el organum secundum.

      Cum invocaremá 15 voces repartidas en cuatro coros con acompañamiento de tres órganosy ministriles.

    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      Á no tardar, créase en la real capilla una verdadera escuela de ministriles, á las órdenes de Francisco de Valdés que, dedicada á la enseñanza de instrumentos de un grupo para la formación de una pequeña orquesta, se compone: 1º de cuatro tiples de chirimía y de corneta; 2º de dos tenores de chirimía «hábiles para ejecutar el bajo de este instrumento» – 3º de dos contraltos de chirimía que pueden tocar, igualmente, el bajoncito, y cuatro sacabuches.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      Formaban una familia armónica, completada por el contrabajo de las cornetas, reemplazado más tarde por el sacabuche.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      – Del lujo fastuoso, verdaderamente oriental, desplegado en España en la construcción de instrumentos, da una idea el cargo de dos cornetas, cuyo propietario había sido «Sancho de Paredes, camarero de la Reina catholica», fechado el año de 1500.
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Entonces Joab tocó la corneta, y el pueblo se volvió de seguir á Israel, porque Joab detuvo al pueblo.
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )

      Y ACAECIÓestar allí un hombre perverso que se llamaba Seba, hijo de Bichri, hombre de Benjamín, el cual tocó la corneta, y dijo: No tenemos nosotros parte en David, ni heredad en el hijo de Isaí: Israel, ¡cada uno á sus estancias!

    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Y él tocó la corneta, y esparciéronse de la ciudad, cada uno á su estancia.
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Entonces tomaron prestamente su ropa, y púsola cada uno debajo de él en un trono alto, y tocaron corneta, y dijeron: Jehú es rey.
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Cuando trajere yo espada sobre la tierra, y el pueblo de la tierra tomare un hombre de sus términos, y se lo pusiere por atalaya, / Y él viere venir la espada sobre la tierra, y tocare corneta, y avisare al pueblo;
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Cualquiera que oyere el sonido de la corneta, y no se apercibiere, y viniendo la espada lo tomare, su sangre será sobre su cabeza.
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      El sonido de la corneta oyó, y no se apercibió; su sangre será sobre él: mas el que se apercibiere, librará su vida.
    • 1909 Anónimo Biblia Reina-Valera [2002] Esp (CDH )
      Pero si el atalaya viere venir la espada, y no tocare la corneta, y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, tomare de él alguno; por causa de su pecado fué tomado, mas demandaré su sangre de mano del atalaya.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )

      Sólo la voz de los wak'rapukuses más grave y poderosa que la de los pinkuyllus. Pero en las regiones donde aparece el wak'rapukuya no se conoce el pinkuyllu. Los dos sirven al hombre en trances semejantes. El wak'rapukues una corneta hecha de cuernos de toro, de los cuernos más gruesos y torcidos. Le ponen boquilla de plata o de bronce. Su túnel sinuoso y húmedo es más impenetrable y oscuro que el del pinkuyllu, y como él, exige una selección entre los hombres que pueden tocarlo.

    • 1972 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima I p. 67 Pe (BD)
      Corneta recta o curvada, generalmente de madera, aunque las hubo de marfil; es el llamado "cornet á bouquin" de los franceses. Su sonoridad es mucho más suave que la de las cornetas actuales, lo que explica su presencia, a veces múltiple, en los pequeños conjuntos eclesiásticos de la época.
    • 1972 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima I p. 83 Pe (BD)
      Lo notable es la paulatina transformación instrumental que experimenta, a partir de mediados del siglo XVIII, la composición de la pequeña orquesta de la Catedral limeña. Poco a poco, cual era de esperar, fueron desapareciendo los instrumentos antiguos: dulzaina y corneta, tomando sus lugares el oboe, al que vendrá a juntarse, desde 1783, la flauta.
    • 1972 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima I p. 120 Pe (BD)
      Desde el principio de la organización de la Capilla de Música metropolitana, hasta una época que no me ha sido posible determinar, pero que bien puede ser posterior al siglo XVIII, era la Fábrica de la Catedral la propietaria de muchos de los instrumentos músicos que en ésta se ejecutaba. Y no es eso de extrañar, si se considera, por una parte, que la mayoría de esos instrumentos (arpas, chirimías, bajones, cornetas, etc.) eran importados de España, y venían a costar, en Lima, una suma que no estaban los músicos en condición de desembolsar.
    • 1983 Azuela, A. Mil vírgenes [1983] Mx (CDH )
      Por su mente pasó un grupo de lunáticos que se aposentaba en una esquina de la Plaza de Santo Domingo en los tiempos de la grandeza mexicana; durante muchas horas, desde el atardecer hasta la madrugada, se dedicaban al arte de la superchería y de la prestidigitación; eran aquellos años magníficos en que a lo largo de los atrios se gozaba como nunca la música de las cornetas, los bajones y las flautas dulces y seres excepcionales sabían tragar el fuego o las piedras de colores con elegancia suprema.
    • 1983 Otero, L. Temporada ángeles [1986] 108 Cu (CDH )
      El séquito estaba provisto de antorchas para alumbrar el paso por la oscuras calles de Londres; el cortejo reanudó su marcha, por la calle de San Lorenzo, y al cruzar frente a la iglesia de San Pablo el coro, congregado en el pórtico, cantó himnos y motetes acompañados de cornetas y sacabuches.
    • 1994 Boullosa, C. Duerme [1994] p. 69 Mx (CDH )
      El rostro del chiquito era una primura, pero más todavía su voz graciosa, cantando acompañada por corneta y sacabuche los versos que aquí diré. Cantó a solas los tres primeros y acompañados los siguientes, porque en cuanto el verso dijo la palabra "ángel", "Virtud", "Cordura", "Caridad", a nuestras vistas aparecían, cada una representada de elegancia distinta y con voces todas hermosas, de modo que al terminar el concierto no había ojo que no tuviera, por la emoción, por lo menos una lágrima.
    • 1994 Salvador Lara, J. HContemp Ecuador [1994] p. 203 Ec (CDH )
      ... enseñó (a los indios) a arar con bueyes, hacer yugos, arados y carretas..., la manera de contar en cifras de guarismo y castellano..., además enseñó a los indios a leer y escribir... y tañer todos los instrumentos de música, tecla y cuerda, sacabuches y chirimías... flautas y trompetas y cornetas, y el canto del órgano y llano... Como era astrólogo debió de alcanzar cómo había de ir en aumento aquella provincia y previniendo a los tiempos advenideros y que habían de ser menester los oficios mecánicos en la tierra... enseñó a los indios todos los géneros de oficios, los que deprendieron muy bien..., hasta muy perfectos pintores y escritores, y apuntadores de libros: que pone gran admiración la gran habilidad que tienen y perfección de las obras que de sus manos hacen: que parece que tuvo este fraile espíritu profético... Debe ser tenido por inventor de las buenas artes en aquellas provincias...
    • 2007 Miranda Castañón, E. Danza de Bolivia [2007] Bo (CORPES)
      El compás del ritmo está marcado por la wankara, grandes bombos, que cada ejecutante del siku carga consigo; además, matizado por uno o dos triángulos de acero y un pututu, corneta de cuerno de res y que antiguamente eran de grandes conchas marinas.
    • 2008 Echagüe, C. Bandas Musicales Paraguay Py (CORPES)
      Carlos V, quien poseía una formación musical bastante amplia y exquisita, ya antes de proclamarse rey de España en 1517 formó su Capilla Musical (conjuntos de músicos que trabajaban para un patrón o Iglesia) hispano-flamenco, con lo mejor de su época. Para la creación y ejecución de música instrumental, creó otra Capilla, conformada por la Banda de atabaleros y trompeteros, y músicos de cámara, que para actos privados de palacio contaba con ministriles bajos, músicos de tecla, arpa, laúd, orlos, flautas y vihuelas; para las actuaciones al aire libre con ministriles altos de chirimías, bombardas, cornetas o sacabuches. La corte de los infantes españoles fue la más afamada de las capillas musicales del s. XVI.
    • 2020 Muñoz Mtz, L. A. Historia oculta música Esp (CORPES)
      Los rituales kut se realizan allí donde es necesario (el lugar de un accidente, la apertura de un restaurante, una casa particular, etc.) y se llevan a cabo en honor de los espíritus y de los dioses para encontrar la buena suerte, realizar una curación o expulsar las malas influencias de una persona o un edificio. Algo para lo que el mudang es capaz incluso de infligirse un leve castigo físico. La música del ritual, esencialmente percusiva, combina tambores tensados de parche de piel con gongs metálicos y una especie de cornetas o chirimías simples, que cumplen una función melódica.
    • 2021 Sánchez, N. "Banda sonora pasado Zamora" [28-11-2021] La Opinión de Zamora (Zamora) Esp (HD)
      A lo largo del concierto los asistentes también pudieron ver y también oír cómo suenan instrumentos que aparecen en los pórticos de las iglesias románicas, los cuernos medievales o bien cornetas renacentistas. El experto, a través de las recreaciones hechas por él mismo, divulgó los sonidos de las cortes barrocas y acercó a sonoridades de principios del siglo XIX ya conocidas para el público y no olvidó los instrumentos étnicos, como el shawm, el shofar o el duduk armenio.
    1. s. f. Con el modificador negra, para referirse a una corneta con el tubo curvo forrado con cuero negro.
      docs. (1600-2001) 5 ejemplos:
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )

        4 222. Más, dos cornetas negras en partida de una caja de seis. Nº 51.

        4.223. Una corneta de marfil labrada, que se tomó del almoneda de Sebastián de Sanctoyo. Nº 52. Tasada en treinta ducados.

      • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 1063 Esp (BD)
        Pero en quanto á las Cornetas, assi blancas como negras, naturalmente no passan quinze vozes, començando de A lamire: y aduiertan que las Cornetas negras, demas estas vozes naturales, pueden assimesmo subir quatro, cinco y seys vozes, tan buenas y tan perfectas, como lo sean las primeras principales: todas vezes que el Tañedor las supiere formar, como le deue.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        – Figuran en esta subdivisión el cornetto, el zinke (cornet á bouquin) alemán, el sacabuche, el serpentón y nuestras famosas cornetas rectas, tuertas ó encorvadas, blancas ó negras.
      • 1999 Fdz Cuesta, I. (ed.) / Casares Rodicio, E. (ed) Diccionario de la música [1999] t. 4, p. 13 Esp (BD)
        El modelo más corriente, hecho de madera, tenía forma curva y un perfil exterior octogonal, con seis agujeros delante y uno trasero para los dedos. Estaba construido en dos mitades longitudinales que, después de ser pegadas, eran recubiertas de cuero negro, dando lugar al nombre de “corneta negra”. [...] La boquilla suelta de las cornetas curvas tenía forma de copa.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 155 Esp (BD)
        Se construía con una pieza de madera que se curvaba con ayuda del calor, dividida longitudinalmente en dos mitades; su cuerpo debía formar una sección hexagonal, de perfil cónico y sin pabellón. Llevado a cabo el vaciado de cada cuerpo, se procedía al ensamblado que, para mejor conjunción de las piezas, se recubría con un paño, haciendo presión. Este último proceso se efectuó en los primeros tiempos renacentistas con una lámina de cuero negro, denominándose por ello corneta negra.
    2. s. f. Con los modificadores muda o muta, para referirse a una corneta de tubo recto con la boquilla tallada en el mismo tubo.
      docs. (1600-2001) 7 ejemplos:
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
        Una chirimía de marfil, que es contrabajo de las cornetas mutas de marfil, con dos guarniciones en el medio y dos en los cabos, de plata dorada, labrada de medio relieve, con un cordón de seda negra; metida en una caja redonda, cubierta de cuero negro; tiénela el dicho Juan Bautista.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 155 Esp (BD)
        Existió, como se ha dicho, un tipo de corneta recta muy en uso durante el siglo XVI y primeras décadas del siguiente. Tomó el apelativo de corneta mudastiller Zinken alemán, equivalente al cornetto diritto italiano— a causa de su dulce y velado sonido, aunque esta procedencia no puede confirmarse.
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
        Una chirimía de marfil, que es contrabajo de las cornetas mutas de marfil, con dos guarniciones en el medio y dos en los cabos, de plata dorada, labrada de medio relieve, con un cordón de seda negra; metida en una caja redonda, cubierta de cuero negro; tiénela el dicho Juan Bautista.
      • 1602 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [13-05-1602] Esp (CDH )
        Otra caja, cubierta de cuero encarnado, dorado a partes, con cuatro cornetas mutas de marfil dentro, con brocales y guarniciones en el medio de plata dorada, metida la dicha caja en una bolsa de cuero colorado; que fueron de la reina María; tiénelas el dicho.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 15 Esp (CDH )
        Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotes ó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas).
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza Esp (FG)
        CORNETA MUTA. Mus. Desus. V. Corneta recta.
      • 1999 Fdz Cuesta, I. (ed.) / Casares Rodicio, E. (ed) Diccionario de la música [1999] Esp (BD)
        Las cornetas mudas, también de forma recta, se distinguían de estas últimas [rectas] por tener la boquilla integrada en el cuerpo del instrumento. El calificativo de "muda" se explica por su sonido más aterciopelado ocasionado por la forma cónica de la boquilla.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 155 Esp (BD)
        Existió, como se ha dicho, un tipo de corneta recta muy en uso durante el siglo XVI y primeras décadas del siguiente. Tomó el apelativo de corneta mudastiller Zinken alemán, equivalente al cornetto diritto italiano— a causa de su dulce y velado sonido, aunque esta procedencia no puede confirmarse.
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
        Una chirimía de marfil, que es contrabajo de las cornetas mutas de marfil, con dos guarniciones en el medio y dos en los cabos, de plata dorada, labrada de medio relieve, con un cordón de seda negra; metida en una caja redonda, cubierta de cuero negro; tiénela el dicho Juan Bautista.
      • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )

        Otra chirimía, pequeña, de marfil, con una moldura en el medio y dos guarniciones a los cabos de plata dorada; metida en su caja redonda, cubierta de cuero colorado, dorado a partes; tiénela el dicho; es para con el juego de las cornetas mutas. Tasada en veinte ducados.

      • 1602 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [13-05-1602] Esp (CDH )
        Otra caja, cubierta de cuero encarnado, dorado a partes, con cuatro cornetas mutas de marfil dentro, con brocales y guarniciones en el medio de plata dorada, metida la dicha caja en una bolsa de cuero colorado; que fueron de la reina María; tiénelas el dicho.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] 15 Esp (CDH )
        Los instrumentos de viento que entran en los conciertos son: sacabuches, fagotes ó bajones, doblados, flautas, dulzainas, cornetas, cornamusas y cornamusas (cornetas mudas).
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza Esp (FG)
        CORNETA MUTA. Mus. Desus. V. Corneta recta.
      • 1999 Fdz Cuesta, I. (ed.) / Casares Rodicio, E. (ed) Diccionario de la música [1999] Esp (BD)
        Las cornetas mudas, también de forma recta, se distinguían de estas últimas [rectas] por tener la boquilla integrada en el cuerpo del instrumento. El calificativo de "muda" se explica por su sonido más aterciopelado ocasionado por la forma cónica de la boquilla.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 155 Esp (BD)
        Existió, como se ha dicho, un tipo de corneta recta muy en uso durante el siglo XVI y primeras décadas del siguiente. Tomó el apelativo de corneta mudastiller Zinken alemán, equivalente al cornetto diritto italiano— a causa de su dulce y velado sonido, aunque esta procedencia no puede confirmarse.
    3. s. f. Con el modificador tuerta, para referirse a una corneta con el tubo en forma de S que constituye el registro más grave de su familia.
      docs. (1613-2001) 6 ejemplos:
      • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 1063 Esp (BD)
        Assi mesmo entre las Cornetas negras, se halla vna Corneta, que se llama Corneta tuerta; la qual no sube mas de onze vozes reales: principiando desde D solre hasta á G solreut, y con la Claue, no deciende mas que en C faut.
      • 1894 Pedrell, F. DiccTécnicoMúsica p. 119 Esp (BD)
        Las cornetas tuertas fueron remplazadas por el sacabuche. Servían de bajo a las cornetas altas ó tiples cuyo papel consistía en doblar las cuatro voces de las composiciones sacras medioveales.
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza Esp (FG)
        CORNETA TUERTA. Mús. Desus. Instrumento de boquilla parecido en sonoridad a las cornetas rectas, con las cuales formaba una familia.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 154 Esp (BD)
        La cometa común, de formato curvo, comenzó a perfeccionarse en las últimas décadas del siglo XV. Esta cometa, corneta tuerta o corneta negra era conocida en alemán como krummer Zink y schwarzer Zink, esto es, el cornetto curvo o cornetto nero de los italianos, que es el cornet á bouquin, o simplemente bouquin francés.
      • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 1063 Esp (BD)
        Assi mesmo entre las Cornetas negras, se halla vna Corneta, que se llama Corneta tuerta; la qual no sube mas de onze vozes reales: principiando desde D solre hasta á G solreut, y con la Claue, no deciende mas que en C faut.
      • 1894 Pedrell, F. DiccTécnicoMúsica p. 119 Esp (BD)
        Las cornetas tuertas fueron remplazadas por el sacabuche. Servían de bajo a las cornetas altas ó tiples cuyo papel consistía en doblar las cuatro voces de las composiciones sacras medioveales.
      • 1894 Pedrell, F. DiccTécnicoMúsica Esp (BD)
        Corneta tuerta. [...] Esta corneta tuerta formaría, sin duda, el bajo de la familia que en casos se llamaba contrabajo de las cornetas mudas ó mutas.
      • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
        Esta corneta tuerta era el bajo de la familia, el instrumento llamado en Francia cornon, largo de cuatro pies, ocho agujeros, el último cerrado por medio de una llave oculta en una especie de caja.
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza Esp (FG)
        CORNETA TUERTA. Mús. Desus. Instrumento de boquilla parecido en sonoridad a las cornetas rectas, con las cuales formaba una familia.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 154 Esp (BD)
        La cometa común, de formato curvo, comenzó a perfeccionarse en las últimas décadas del siglo XV. Esta cometa, corneta tuerta o corneta negra era conocida en alemán como krummer Zink y schwarzer Zink, esto es, el cornetto curvo o cornetto nero de los italianos, que es el cornet á bouquin, o simplemente bouquin francés.
    4. s. f. Con los modificadores blanca o recta, para referirse a una corneta de tubo recto y boquilla de metal.
      docs. (1613-2001) 5 ejemplos:
      • 1613 Cerone, P. El melopeo [1613] p. 1063 Esp (BD)
        Pero en quanto á las Cornetas, assi blancas como negras, naturalmente no passan quinze vozes, començando de A lamire: y aduiertan que las Cornetas negras, demas estas vozes naturales, pueden assimesmo subir quatro, cinco y seys vozes, tan buenas y tan perfectas, como lo sean las primeras principales: todas vezes que el Tañedor las supiere formar, como le deue.
      • 1943 Subirá, J. LéxMúsica danza Esp (FG)
        CORNETA RECTA. Mús. Desus. Instrumento de boquilla con abertura lateral, que se construía de madera o de marfil, por lo que se la denominó "corneta blanca".
      • 1972 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima I p. 144 Pe (BD)
        Con el bajón ingresó la corneta en la Capilla de Música de la Catedral, a fines del siglo XVI. Aunque ningún documento, por mí leído, lo venga a confirmar, es muy probable que las cornetas que se tocaba en la Capilla eran los sopranos de la familia, la corneta "recta" o "blanca" (así llamada porque era a veces de marfil), cuya sonoridad relativamente suave, muy distinta de la de nuestras cornetas actuales, se acomodaba perfectamente con la de los bajones de entonces.
      • 1999 Fdz Cuesta, I. (ed.) / Casares Rodicio, E. (ed) Diccionario de la música [1999] t. 4, p. 14 Esp (BD)
        Las cornetas rectas fueron hechas frecuentemente de boj sin revestimiento de cuero y, por ello, fueron conocidas como "cornetas blancas".
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales p. 155 Esp (BD)
        También esta familia de cornetas rectas fueron conocidas como cornetas blancas —tal vez debido a que solían estar fabricadas con madera blanca, de boj generalmente, sin recubrimiento alguno, y en algunos casos de marfil—, que equivalen al cornetto bianco y cornetto diritto italianos y al gerader Zink o gelber Zink de Alemania.
    5. Acepción en desuso
    6. s. f. Con el complemento de los Alpes, para referirse a una corneta generalmente de madera, de forma recta, ligeramente curvada en su extremo final, de varios metros de longitud, y que se toca apoyando el pabellón de salida en el suelo.
      docs. (1839-1868) 2 ejemplos:
      • 1839 Anónimo "Trad Sueño loca, Paul" [01-01-1839] p. 492 El Museo de Familias (Barcelona) Esp (HD)
        Las sombras hablan desaparecido, y los enanos habían sido aplastados. La visión y yo andábamos lenta y penosamente. La nada, la nada se apoderaba de mi corazón y atajaba mis lágrimas en este corazón comprimido. Oia bramar la corneta de los Alpes, el velo que cubría al jóven iba bajándose mas y mas, y en el camino se veian tendidos infantes recien nacidos con la frente ceñida de guirnaldas ponzoñosas.
      • 1868 Blasco, E. Del suizo p. 323 Obras festivas en prosa 1865-1867 Esp (BD)
        A todo esto, una especie de energúmeno sensible, mitad músico y mitad oso, ameniza la noche con cierto instrumento, que creo llamar por acá corneta de los Alpes, y que no deja de tener un buen sonido hasta cierto punto. El instrumentista sabe tocar dos cosas, que yo traduzco: el alba y el crepúsculo, ó como si dijéramos diana y retreta.
  2. s. f. Instrumento musical de viento consistente en un tubo en forma de cuerno o plegado varias veces sobre mismo, empleado en ciertos ámbitos y oficios para dar señales de aviso.
    docs. (1500-2021) 233 ejemplos:
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      E por ende, si los cavalleros avian a salir a las peleas o a corer, entonçe se moviana tannerde las tronpetas e çesava & eso mesmo a la sennaldellos & quandose movianlas sennalesavian de çesar; esto fazian al tanner& la sennalde las cornetas, lo qual se guardo sienpre por tal que en la batalla mas de ligero obedesçiesenlos cavalleros si los cabdillos los mandasenpelear o estar o seguir o tornar, o por çierto nesçesaria razon paresçe que los omes fagan lo que de fuerça les conviene da fazer en la batalla.

    • 2010 Lara, L. F. Dicc español México, I Mx (BD)
      corneta s f [...] Instrumento musical de viento, parecido al anterior pero sin pistones, que se usa para dar órdenes militares.
    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      E por ende, si los cavalleros avian a salir a las peleas o a corer, entonçe se moviana tannerde las tronpetas e çesava & eso mesmo a la sennaldellos & quandose movianlas sennalesavian de çesar; esto fazian al tanner& la sennalde las cornetas, lo qual se guardo sienpre por tal que en la batalla mas de ligero obedesçiesenlos cavalleros si los cabdillos los mandasenpelear o estar o seguir o tornar, o por çierto nesçesaria razon paresçe que los omes fagan lo que de fuerça les conviene da fazer en la batalla.

    • 1528 Guevara, A. LÁureo [1994] Esp (CDH )

      ¡O!, mi Cornelio, ¿quieres que te diga, aunque no sin lágrimas, la perdiçión del Pueblo Romano? Mando yo, que soy Emperador romano, poner edictos de guerra porque alguna tierra remota está levantada. Tocan la corneta para hazer gente, sácanse los pendones para criar capitanes. Es cosa de ver que luego como tienen vandera tienen liçençia para cometer qualquiera vellaquería.

    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] V, 283 Esp (CDH )
      Sacaron unas ropillas cortas de telilla de plata con muchos rapacejos de oro y sayos y sombreros de tela de oro verde y unas cornetas de cazadores.
    • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 54v Esp (CDH )
      Y esto quanto a su forma que, con ser de cuerno, parece también señalar muchedumbre de mensajeros de correos que llevan corneta, sin el significado de guerra que amenaza en donde se halla ella o la trompeta en su lugar, y también su figura de los cuernos hechos por sus hileras en los esquadrones del exército.
    • 1607 Rojas, C. Sumario milicia [2003] fol. 22v Esp (CDH )
      Ordinarios se llaman los que en la pelea están y guían las primeras ordenanças, augustales se llaman los que Augusto hiço juntar con los ordinarios; los fluviales como segundos augustales fueron allegados a las lejiones por Bespasiano; aquilíferos se llaman los que llevan el águila; y los que llevan las ymágenes imaginíferos; los optiones se llamavan d'este berbo latino optare porque siendo impedidos eran como adoptados; signíferos se llaman los que llevan las banderas, a los quales llamavan 'dragoneros' o 'alférez'; fecerarios se llamavan los denunçiadores de los soldados; metatores son los aposentadores; los benefiçiarios se llamaban los entretenidos; libreros se llaman los que asientan las qüentas y pagas de los soldados; trompetas, cornetas o boçinas se llaman aquellos que en la guerra dan la señal de la batalla o con trompeta o qüerno de metal; armaduras dobladas se llaman los que tenían ración doblada; mediadores eran los que medían a pies el sitio de cada soldado para su tienda o pavellón; avía soldados que traýan dos collares al qüello y otros a uno, a estos se les dava un collar de oro maçiço en señal y premio de su valor, y una ración y al que traýa dos collares dos raçiones; todos los demás se llaman munificis porque son obligados a haçer sus oficios.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Retablo maravillas [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Suena una trompeta, o corneta dentro del teatro, y entra un furrier de compañías.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CORNETA. s. f. La bocina ó trompetilla, de que usan los cazadores, Montéros y Postillónes.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      En esta forma continuamos hasta llegar al pueblo, donde empezaron á repicar las campanas, sonar varias cornetas, tamboriles y pifanos en señal de regocijo.
    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )

      El 22 no hubo novedad; solo de noche armaron mucha bulla de cajas, cornetas, clarines, y el organo de Santa Barbara.

    • a1790 Alvear, D. Rel provincia Misiones [2003] Esp (CDH )
      En una junta de toda la nación, y en día determinado, se presentaban aquellas víctimas destinadas al sacrificio, y entre bélicos instrumentos, tambores, pitos y cornetas, con algazara, gritos y alborotos, se les quitaba la vida inhumanamente, y divididos los cuerpos en trozos muy pequeños para que pudiesen todos participar, los guisaban o cocinaban en porción de agua, y se los repartían económicamente como pan bendito, dando hasta a los niños de pechos que no sabían mascar algunos sorbos de aquel caldo, persuadidos a que les producían los mismos efectos de valor y brío que a los grandes.
    • 1819 Anónimo Docs batalla Boyacá [2003] Co (CDH )
      Pues ¿cómo es que los párrocos y sacerdotes prostituyen su ministerio siendo los primeros que tocan la corneta de la rebelión en sus feligresías? ¿Cómo es que precipitan a la perdición y al infierno aquellas almas inocentes que Dios ha puesto bajo su dirección para que las encaminen a su fin?
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      CORNETA. [...] Bugle. Una especie de bocina que usan las tropas ligeras de infantería en los ejércitos ingleses.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Pendían de la bóveda banderas medio destrozadas, adornaban las paredes cornetas y carcajes, confundidos con cabezas de lobos, jabalíes y otras feroces alimañas, ofrendas sin duda de intrépidos cazadores, y veíanse mover dos estatuas de tosca piedra puestas de rodillas sobre una urna sepulcral metida en un nicho, abierto a pico en el muro.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Ch (CDH )
      Estaba preparándose para tentar de nuevo la fortuna, y las tropas de Carrera, que habían quedado dueñas del campo, sepultaban los muertos y recogían los heridos, cuando el sonido de una corneta, instrumento que no se usaba entre nosotros, anunció la llegada de un parlamentario español.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] Esp (CDH )
      Siempre que sea posible, entre todas estas fuerzas, si están próximas, se establece un sistema de señales con hogueras, cohetes, cañonazos, cornetas o de otro modo más ingenioso, para darse todos los avisos que convengan, y fijar al mismo tiempo el puesto de cada una de las divisiones y la dirección general de marcha.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] Esp (CDH )
      El buen señor desahogaba su cólera sonándose, sonándose fuerte y repetidamente, y aquel furioso trompeteo resonaba en la casa como las cornetas de un llamamiento militar.
    • 1903 Azorín Antonio Azorín [1992] p. 186 Esp (CDH )

      A lo lejos destaca el pueblo con sus techumbres negras y las manchas blancas de las fachadas. Resaltan en el cielo azul diáfano el caserón rojizo del convento y la aguda torre de la iglesia. Una larga pincelada azul de las montañas, sobre otra larga pincelada negra de los olivos, limita el horizonte. De pronto rasga los aires la nota sostenida y metálica de la corneta del pregonero; ladran los perros; cacarean los gallos; llega el silbido ondulante, apagado, de un tren que pasa...

    • 1454-a1500 San Cristóbal, A. Trad Vegecio [2000] Esp (CDH )

      E por ende, si los cavalleros avian a salir a las peleas o a corer, entonçe se moviana tannerde las tronpetas e çesava & eso mesmo a la sennaldellos & quandose movianlas sennalesavian de çesar; esto fazian al tanner& la sennalde las cornetas, lo qual se guardo sienpre por tal que en la batalla mas de ligero obedesçiesenlos cavalleros si los cabdillos los mandasenpelear o estar o seguir o tornar, o por çierto nesçesaria razon paresçe que los omes fagan lo que de fuerça les conviene da fazer en la batalla.

    • 1528 Guevara, A. LÁureo [1994] Esp (CDH )

      ¡O!, mi Cornelio, ¿quieres que te diga, aunque no sin lágrimas, la perdiçión del Pueblo Romano? Mando yo, que soy Emperador romano, poner edictos de guerra porque alguna tierra remota está levantada. Tocan la corneta para hazer gente, sácanse los pendones para criar capitanes. Es cosa de ver que luego como tienen vandera tienen liçençia para cometer qualquiera vellaquería.

    • c1529 Lpz Yanguas, H. Farsa concordia [1967] Esp (CDH )

      Las personas entrarán de esta manera: el Correo, como correo, tañendo su corneta; el cual entra en tres partes de la obra, cada vez muy de prissa.

    • c1529 Lpz Yanguas, H. Farsa concordia [1967] Esp (CDH )
      P. ¡Válame Nuestra Señora! / ¿Qué es esto? No lo adevino / ¿quién passa por el camino / tañendo corneta agora? / Bien es ver / quién viene, para saber / si a dicha trae cualque nueva.
    • c1529 Lpz Yanguas, H. Farsa concordia [1967] Esp (CDH )
      / ¿Qué corneta es la que suena? / ¿Si es alguna nueva buena? / Quiero ver quién passa presto.
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )

      PALATINOAsí me paresce, que no guarda regla cierta: a las veces viene de espacio y otras por la posta, como correo, y aun no todas veces toca la corneta, por que estemos siempre velando, quia nescimus diem nequem horam. Aquí no hay más que ver, que todo está cerrado; volvamos a nuestra posada, que me comienza a bramar el golfo.

    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Esp (CDH )
      Y a la vuelta, tocá la corneta antes que lleguéis, por que esté a punto la cena y no la halléis sin sazón, que yo haré mi deber por acá.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] V, 283 Esp (CDH )
      Sacaron unas ropillas cortas de telilla de plata con muchos rapacejos de oro y sayos y sombreros de tela de oro verde y unas cornetas de cazadores.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] V, 283 Esp (CDH )
      Delante de estos mayordomos iban cuatro cazadores tocando sus cornetas vestidos de las mismas colores.
    • a1552 Saravia, Gabriel de Disparates p. 141 Segunda parte del Cancionero general Esp (CDH )
      Elconde de benauente / con el marques de Aguilar / han juntado mucha gente / para hazer vna puente / de Tunez a Gibraltar / haziendo el gran Turco vn lloro / por ver la puente acabada / sobre los cuernos de vn toro / Passeaua se el rey moro / por la ciudad de Granada / Luego el conde de Saldaña / conel conde de coruña / Embiaron Alemaña / la coronica despaña / que la pide Cataluña / E jurando ambos sus vidas / de no entrar en Torquemada / de nueuas muy doloridas / Cartas le fueron venidas / como alhama era ganada / Sabiendo el conde de Nieua / todas estas cosas bien / con don Nuño dela Cueua / escriuo al conde Teua / que se passe a tremecen / el conde lo hizo luego / y el lauandose la cara / cantando vn cantar en griego / Las cartas echo enel fuego / y al mensagero matara / Luego el marques de Villena / conel marques de Tarifa / ambos juntos muy sin pena / se van a pie hasta Requena / a comprar vna Alcatifa / Fue el duque darcos tras ellos / y errolos en Calatraua / y desque no pudo vellos / Echo mano a sus cabellos / y sus barbas se mesaua / Viendo el duque de Medina / la diferencia que ay / hizo echar en cecina / el libro de Celestina / para el Marques de Lombay / No quiso el marques sin bula / comer del mas de vna nalga / y viendo quera gran gula / apeose de vna mula / y en vn cauallo caualga / Sabiendo el conde de Urueña / que vendian vna guitarra / subiose encima vna peña / y vio baylando en Cerdeña / al marichal de Nauarra / Dando dos mil çapatetas / el licenciado çapata / entre mas de mil cornetas / Mando tocar sus trompetas / sus añafiles de plata / Viendo el conde de Salinas / conel conde de Chinchon / que ay gran falta de gallinas / conciertan de yr por sardinas / ambos juntos a Aragon / y pensando hazerse ricos / de sola aquesta jornada / rebuznaron dos borricos / Porque lo oyan los moricos / que andan por ellarada [...]. /
    • 1570 Salazar, E. Cartas [1902] 236 Esp (CDH )
      Aun ya lo que los días passados dixo á Vm. y á mí, en ese pueblo, aquel soldado viejo que, estando en Sicilia, oía las baterías que los turcos hazían en Malta contra el castillo de Santelmo; pudo ser, porque Sicilia está muy desuiada de la corriente de la grande fuente que sale del Paraíso terrenal, cuyo ruido tiene sordos á los moradores comarcanos; y lo que nos dixo, también en ese pueblo, nuestro amigo el benefiçiado de San Gil, que muchas vezes se sale, solo, de media noche abaxo, á vn corredor de su casa, y se pone con grande atención á escuchar y oye el ruido que hazen los çielos en su mouimiento, y que es como vna música muy acorde; pudo ser; aunque yo por más posible he tenido lo que me contaron que oyó nuestra conoscida Mari González, que, saliendo el otro día de la cárçel, cauallera en vn asno y con vna coroça en la cabeça, oyó dezir al pregonero: — Esta es la justiçia que mandan hazer á esta puta vieja, por hechizera, &.ª Y lo que nos dixo el otro buen hombre en el patio de palacio, que, quando juega al axedrez, le han muchas vezes probado á tocar vna corneta á la oreja, y no la oye más que si no tuuiese oídos; pudo ser, pues también le ponen el cuerno á la vista y haze que no le vee más que si no tuuiesse ojos.
    • 1573 Timoneda, J. Romances, Rosa española Romancero general Esp (CDH )
      / A poco trecho pararon, / Porque el campo dividian / Dos camino, y el Alcaide / D'esta suerte les decia: / — Vamos cinco por aquí, / Cinco por esotra vía: / Si por ventura topamos / Contrarios en demasía, / Y vencerlos no podemos, / Lo que á mí me parecia, / Toquemos una corneta, / Y aquesto señal sería / Que se demanda socorro, / Y acuda quien mas podia.
    • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 54v Esp (CDH )
      Y esto quanto a su forma que, con ser de cuerno, parece también señalar muchedumbre de mensajeros de correos que llevan corneta, sin el significado de guerra que amenaza en donde se halla ella o la trompeta en su lugar, y también su figura de los cuernos hechos por sus hileras en los esquadrones del exército.
    • a1579 Horozco, S. Fiestas conversión Inglaterra 132 Rels Toledo Esp (CDH )
      Y traya delante a otro en un cavallo por guía, bien vestido de terçiopelo negro y con un baúl a las ancas y tañendo una corneta que pareçió muy bien.
    • a1579 Horozco, S. Fiestas conversión Inglaterra Rels Toledo Esp (CDH )
      Este día entró una quadrilla de gente como que venían en posta çiertos cavalleros a cavallos todos bien ataviados con su guía delante con su corneta y su baúl a las ancas y detrás mucha gente con sayos de terçiopelo y todos sus açotes acompañando a uno bien ataviado de cuero.
    • a1582 Gurrea Aragón, M. Discursos medallas [1902] p. 47 Esp (CDH )
      Con estas insignias adornados, segun sus haçañas, iuan los soldados, en fin, con los premios hauidos por su valor en la guerra, y assi procedian con sus banderas hasta el Foro Boario á donde paraua el carro, y allí dexauan las insignias del magistrado y las banderas. No se mouia la pompa hasta que fuesse en la carcel muerto el Capitan general contrario, si le hauian prendido sin hauerse rendido; esto porque el pueblo reciuiesse contentamiento de la muerte de quien tanto daño hauia hecho en sus ciudadanos. Iuan con el exército multitud de atambores, trompetas, píphanos, cornetas, boçinas y todos los otros instrumentos de música que se vsaua en la guerra, sonándolas vnas veces y parando otras, para que el exército can tase versos muy bien compuestos de cossas de la jornada. /
    • a1582 Anónimo Romances Romancero hystoriado Esp (CDH )
      Al campo sale Naruaez / vassallo del rey de España / y alcayde de Antequera / con illustre caualgada, / todos a punto de guerra / de gran nombradia y fama, / salen por topar los moros / haziendo alguna emboscada, / la media noche seria / y la tierra en silencio estaua, / Naruaez se sube al otero / de alli la luna miraua, / tan clara estaua y serena / que de vella se admiraua, / la noche parece dia / segun el cielo mostraua / el camino por do yuan / en dos caminos se aparta, / por el vno el gran guerrero / con los quatro solos marcha, / los cinco van por el otro / mas con señal concertada / que en viendose en apretura / vna corneta se taña. /
    • a1582 Anónimo Romances p. 157 Romancero hystoriado Esp (CDH )
      Los caualleros de verle / muy gran contento les daua, / no por la cancion suaue / aunque a enamorar bastaua, / mas por solo el interesse / de tan rica caualgada, / todos cinco le acometen / para que no se les vaya, / ya lo contauan por preso / mas ay y como se engañan, / porque el moro es tan valiente / quanto amador se mostraua, / y viendose de tal suerte / al punto el cantar dexaua, / llego la adarga a los pechos / empieça a jugar la lança, / y presto les da a entender / quanto es el valor que alcança, / porque en solo aquel camino / le va la vida y el alma, / entra y salese dentrellos / con sobrado esfuerço y maña / ellos procuran prenderle / ay quan caro les costaua, / a los tres tendio en el suelo / a los dos muy mal los trata, / el vno viendose tales / la corneta que sonaua, / oydo lo auie Rodrigo / tomolo por nueua mala, / llego con los quatro suyos / do esta la lid començada, / y viera la escaramuça / casi del todo acabada, / porque los cinco murieran / si el tan presto no llegara, / manda que se aparten todos / que el solo quiere acaballa, / y aunque esta cansado el moro / muy grande esfuerço mostraua, / luego los dos se acometen / o que hermosa batalla, / que si Rodrigo es valiente / al moro que le faltaua? / mas Rodrigo acerto al moro / en el muslo vna lançada, / y por ser sobre cansado / el moro muy mal lo passa, / llegan a asirse a los braços / el moro en tierra se halla, / no me rendire le dize / sino a la que rendi el alma. / Naruaez viendole tan fuerte / a leuantar le ayudaua, / caualgan, y dan la buelta / por su preso le lleuaua. / Rodrigo pregunta al moro / quien es, o lo que demanda. /
    • 1585-1586 Glz Mendoza, J. HCosas Reino China [1944] Esp (CDH )
      Corren la posta como se usa en Italia y España, con corneta, y suelen traer un petral de cascabeles para ser mejor sentidos, y para que los postillones que están con los caballos a punto, en oyendo la corneta y cascabeles, metan los frenos, o los barqueros, si el camino ha de ser por ríos como acaece muchas veces, tengan las barcas a punto.
    • 1586 Romero Cepeda, J. HRosián Castilla [1979] p. 29 Esp (CDH )
      Mas no fue con tanta presteza que el ladrón, visto que aquel remedio no le aprouechaua, con vna corneta que al cuello traýa hizo señal a los demás ladrones que cerca de allí en vn alquería estauan .
    • 1591 Anónimo Relación de la entrada del duque de Saboya en Madrid Actos públicos en Madrid Esp (CDH )
      Llegó el Duque muy aprissa en un coche de los del Rey que le auian enbiado dos dias antes, benian delante del marques del Valle don Geronimo con sus hermanos, Don Luis de Guzman y Don Pedro de Bouadilla todos en caballos de postas y el correo mayor y los postillones tocando las cornetas y tres tronpetas que traya el Duque consigo.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      Una corneta de latón, cubierta de cuero con correas de cuero bayo, con dos traillas de cerdas, la una negra y la otra blanca y negra; con un silbato de cuerno negro con una cinta de seda negra, que fué del Emperador, nuestro señor.
    • 1607 Rojas, C. Sumario milicia [2003] fol. 22v Esp (CDH )
      Ordinarios se llaman los que en la pelea están y guían las primeras ordenanças, augustales se llaman los que Augusto hiço juntar con los ordinarios; los fluviales como segundos augustales fueron allegados a las lejiones por Bespasiano; aquilíferos se llaman los que llevan el águila; y los que llevan las ymágenes imaginíferos; los optiones se llamavan d'este berbo latino optare porque siendo impedidos eran como adoptados; signíferos se llaman los que llevan las banderas, a los quales llamavan 'dragoneros' o 'alférez'; fecerarios se llamavan los denunçiadores de los soldados; metatores son los aposentadores; los benefiçiarios se llamaban los entretenidos; libreros se llaman los que asientan las qüentas y pagas de los soldados; trompetas, cornetas o boçinas se llaman aquellos que en la guerra dan la señal de la batalla o con trompeta o qüerno de metal; armaduras dobladas se llaman los que tenían ración doblada; mediadores eran los que medían a pies el sitio de cada soldado para su tienda o pavellón; avía soldados que traýan dos collares al qüello y otros a uno, a estos se les dava un collar de oro maçiço en señal y premio de su valor, y una ración y al que traýa dos collares dos raçiones; todos los demás se llaman munificis porque son obligados a haçer sus oficios.
    • 1607 Rojas, C. Sumario milicia [2003] Esp (CDH )
      Demás de lo que está dicho avía en la lejión trompetas, cornetas, bozinas; las trompetas tiene por ofiçio llamar los soldados a la batalla y después recojer las cornetas y bozinas, todo lo qual era ornato de la lejión en la entrada de la batalla y a la retirada d'ella.
    • 1607 Rojas, C. Sumario milicia [2003] fol. 27r Esp (CDH )
      Siempre que estos tocavan no solamente los soldados obedeçían, mas también las vanderas; y quando avían de salir solos los soldados tocavan solas las trompetas, y para que saliesen las vanderas tocavan las cornetas, mas quando se peleavan todos juntos tocavan.
    • 1609 Eslava, A. Noches invierno [1986] Esp (CDH )
      Fue, pues, que el Rey su padre, siguiendo a un cerdoso jabalí, se emboscó de tal suerte que, ausente de sus caballeros, perdió el mal trillado sendero y, no pudiendo hallar ninguna senda, tocó su corneta, y a la voz della acudieron dos caballeros, los cuales, postrados ante él, convertidos en lágrimas, le dijeron cómo el príncipe Feliseno su hijo, siguiendo a un fiero y hambriento león, había sido muerto y comido dél por haberle arrebatado del caballo, sin que ninguno de sus caballeros le pudieran socorrer, y que así bien el caballo quedaba herido o casi muerto.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      CORNETA, la bozina hecha de cuerno que usan los caçadores monteros, y los postillones.
    • 1614 Cervantes Saavedra, M. Viaje Parnaso [1995] p. 1289 Esp (CDH )
      / Oyóse, en esto, el son de una corneta, / y un «¡trapa, trapa, aparta, afuera, afuera, / que viene un gallardísimo poeta!» / Volví la vista y vi por la ladera / del monte un postillón y un caballero / correr, como se dice, a la ligera; / servía el postillón de pregonero, / mucho más que de guía, a cuyas voces / en pie se puso el escuadrón entero.
    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] p. 55 Ch (CDH )
      Puestos, finalmente, de la manera que he dicho, al estruendo de sus confusos y bárbaros instrumentos de tamboriles y cornetas hechas de canillas de piernas de españoles, que hacen un son mas desconcertado y triste que alegre, bailan todos moviéndose a unos mismos tiempos, encogiendo y levantando los cuerpos al mismo son que tocan, sin descomponer los brazos ni levantar los pies del suelo mas de los cálcanos; y al mismo son van también tirando los caciques las cuerdas de lana desde sus bancos do están de pies, de manera que al compás del general movimiento y modo de su común baile, hacen también menear o bailar las ramas con las cabezas que están en ellas.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Retablo maravillas [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Suena una trompeta, o corneta dentro del teatro, y entra un furrier de compañías.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II p. 917 Esp (CDH )

      Con estos y otros entretenidos razonamientos, salieron de la tienda al bosque, y en requerir algunas paranzas y puestos se les pasó el día y se les vino la noche, y no tan clara ni tan sesga como la sazón del tiempo pedía, que era en la mitad del verano; pero un cierto claroescuro que trujo consigo ayudó mucho a la intención de los duques, y así como comenzó a anochecer un poco más adelante del crepúsculo, a deshora pareció que todo el bosque por todas cuatro partes se ardía, y luego se oyeron por aquí y por allí, y por acá y por acullá, infinitas cornetas y otros instrumentos de guerra, como de muchas tropas de caballería que por el bosque pasaba.

    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II Esp (CDH )
      Con el temor les cogió el silencio, y un postillón que en traje de demonio les pasó por delante, tocando en vez de corneta un hueco y desmesurado cuerno, que un ronco y espantoso son despedía.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II Esp (CDH )
      Finalmente, las cornetas, los cuernos, las bocinas, los clarines, las trompetas, los tambores, la artillería, los arcabuces, y sobre todo el temeroso ruido de los carros, formaban todos juntos un son tan confuso y tan horrendo, que fue menester que don Quijote se valiese de todo su corazón para sufrirle; pero el de Sancho vino a tierra y dio con él desmayado en las faldas de la duquesa, la cual le recibió en ellas y a gran priesa mandó que le echasen agua en el rostro.
    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] fol. 301v Esp (CDH )
      Para entendimiento desto avemos de saber que Pan fue capitán de Baccho, y el primero que inventó el exército, y esquadron en la guerra, y le llamó, falange, y instituyó lo que los Latinos llaman en los exércitos cornu dextrum, et sinistrum, y por esta causa le atribuyeron las bozinas, y cornetas: y assí las llama, mea. juntamente fue el primero que con arte, y sagazidad cogio los enemigos, como dizen en Celada.
    • 1604-1618 Sandoval, P. HEmperador Carlos V [2003] Esp (CDH )
      Siguió tanto un jabalí, que vino a perderse de los suyos, y estar tan lejos, que aunque tocó la corneta, ninguno le oyó ni acudió; ni él sabía dónde estaba, ni qué hacer de sí.
    • 1623 Vega Carpio, L. Prudente venganza Novelas a Marcia Leonarda Esp (CDH )
      Aguardó el desesperado mozo dos días, al fin de los cuales salió de Sevilla con Antandro y Fabio, pasando en postas por la calle de Laura, que al ruido de la corneta y al rebato del alma, dejando la labor, se puso a una reja, donde estuvo sin color hasta que le perdió de vista.
    • 1624 Balbuena, B. El Bernardo [1851] p. 277 Esp (CDH )
      / Las torres, los balcones, las ventanas / Ardiendo en luminarias inmortales, / Cuya luz á las máscaras iguales: / Llama el clarin, responden las campanas, / Al atambor sonoros atabales, / Y alegres chirimías y cornetas / Al tropellado son de las trompetas.
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] Esp (CDH )
      Aguardó el desesperado mozo dos días al fin de los cuales salió de Sevilla con Antandro y Fabio, pasando en postas por la calle de Laura, que al ruido de la corneta y al rebato del alma, dejando la labor, se puso a una reja donde estuvo sin color hasta que le perdió de vista.
    • 1625 Castillo Solórzano, A. Tardes entretenidas [1908] Esp (CDH )
      — Una corneta traigo —dijo el que primero había movido la plática—, que apenas la habré tocado cuando acudan Riniero, Gridoro y Eurico, que vienen bastantemente apercibidos de armas.
    • 1625 Castillo Solórzano, A. Tardes entretenidas [1908] p. 72 Esp (CDH )
      Esto fué con tanta presteza, que al Barón no le dieron lugar de hacer la señal con la corneta, como tenía concertado, para que acudiese á ayudarle su gente.
    • 1625 Castillo Solórzano, A. Tardes entretenidas [1908] Esp (CDH )
      Eduardo la recibió besándole la mano, ratificándose en cumplir lo que había prometido, que sería con mucha brevedad, y quitándole al Barón de Belflor la corneta que traía al cuello, con que había de avisar á su gente para ayudarle en la traición que traía concertada, la tocó lo más recio que pudo, haciendo antes de esto prevenir las pistolas, á cuyo sonido llegaron á caballo cuatro criados del difunto Barón, que le preguntaron si era la hora que había de llegar Otón con el Rey.
    • 1621-1627 Anónimo Noticias Madrid [1942] Esp (CDH )
      Inmediato a su Majestad venía el Conde de Oñate, como Correo Mayor, con seis postillones con sus cornetas, y ricos gabanes y plumas, y seis pajes a caballo vestidos de grana de polvo, con pasamanos de oro.
    • c1626-1628 Quevedo Villegas, F. Poema heroico Orlando [1971] p. 419 Esp (CDH )
      / De natas mil barreños y artesones, / tan hondos, que las sacan con calderos, / con sogas de tejidos salchichones; / los brindis, con el parte de los cueros, / llevan, con su corneta y postillones, / correos diligentes y ligeros; / resuenan juntos en París mezclados / los chasquidos del sorbo y los bocados.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )

      [...] demas de lo qual para que se considere el buen Gouierno que tenian para tener de todas partes brebes auisos de lo que se hazia o sucedia en qualquiera parte del Reyno auia por todo el en los Caminos Reales casillas a trechos vna legua vna de otra, donde de ordinario auia vno, v dos indios, que era como posta, o correo, que en aquel Reyno llaman Chasque, que cada pueblo comarcano tenia obligacion a tenerlos alli por el que Gouernaba aquella prouincia, y quando el inga auia menester despachar a toda diligencia, corria el indio aquella legua a todo Correr, y antes de llegar al otro Chasque para que con toda diligencia se aprestasse, tocaba su cornetilla, o caracol [...].

    • c1630-1636 Calderón Barca, P. Vida es sueño [2003] Esp (CDH )
      CLARÍN / Pues ya digo que seré / corneta, y que callaré, / que es instrumento rüin.
    • 1638 Matos Fragoso, J. Poema Chebroso p. 456 Actos públicos Madrid Esp (CDH )
      / Luego boló, de bocas reuestida, / la que de alas pintó cuerpo eloquente, / y de lo crespo al ayre sacudida, / en corneta alentó soplo valiente.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] p. 207 Co (CDH )
      Era ya de noche, traía el arzobispo una corneta de plata al cuello, a las voces tocóla, oyéronla, respondieron con voces y grita, con lo cual su señoría perseveró tocando corneta, con lo cual fue Dios servido que la gente llegase donde estaba, halláronlo al pie de una peña adonde con frailejones y su capa tenía aliñada la cama para pasar la noche.
    • 1638 Rdz Freile, J. Carnero [1997] p. 208 Co (CDH )
      Llamó a don Fulgencio su sobrino y diole la corneta de plata que traía al cuello y una laja de seda que traía en el brazo, diciéndole que tomase tales y tales perros para él, repartió lo demás con Gutiérrez de Cárdenas y los demás, diciendo que se despedía de la caza, con lo cual se vino a esta ciudad adonde le acometió el achaque de que murió.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      A las bodas que hicieron Diego y Juana / dio de su cuerno flores Amaltea, / tocaron la corneta del aldea / y una cuerna almorzaron valenciana.
    • c1650 Solís Valenzuela, P. Desierto prodigioso [1977-1985] Co (CDH )
      Sus amigos y criados, que desde la ora de comer le avían echado menos, erraban cuydadosos por el bosque y monte, adonde ni el sonido de sus cornetas ni sus repetidas vozes avían podido descubrirle.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Muchas averiguaciones secretas se hacen sobre la cantaleta que le cantaron al Valido despertándole con una corneta ó bocina, y tirándole piedras á sus ventanas para que despertase y la oyese.
    • 1690 Fuentes Guzmán, F. A. HGuatemala [1882-1883] t. I, p. 118 Gu (CDH )
      Porque algunas veces, en esta tan apretada ocasión, llegó á faltar este miserable alivio, y en ella creciendo más y más las asechanzas, emboscadas por agua y por tierra de los indios, y las innumerables batallas que se mantenían por los nuestros contra los numerosos ejércitos de los infieles, que se alternaban por horas, sin dar á nuestros españoles instante alguno de seguridad, en tanto y dilatado tiempo que duró la opugnación y toma de aquella gran ciudad, y en el grave ejemplar de pérdida y sentimiento, cuando intentando combatir con los cercados, por señorearse del gran Tatelulco rompieron el tercio de D. Fernando Cortés, en una calzadilla estrecha, que con arte y ardid habían fabricado los Mexicanos, donde apresaron más de sesenta españoles que todos fueron sacrificados á su gran ídolo Huichilobos; que no es para dudar causaría en los ánimos de aquellos valerosos españoles grandísimo sentimiento: y más, cuando marchando D. Pedro, con el tercio de su cargo, por la calzada que se le había encargado, le salieron al encuentro grandes escuadrones de Mexicanos, y arrojándole delante cinco cabezas de españoles sacrificados, que aun corría sangre de ellas, cerraron con ímpetu denodado con el tercio de Alvarado, haciéndole desesperada guerra, no sólo estos escuadrones de la calzada, sino desde las azoteas y desde las canoas y piraguas de la laguna, con infinita vara y flecha que le disparaban; sobreviniendo, á las reseñas de la corneta de Guatemuz, nuevas escuadras de indíos que llenaban aquel sitio, que ahora se llama la Calzada de San Antón, de atrocidades y asombros, hasta que, sin dejar la batalla, se fué retirando este tercio de Alvarado á su alojamiento, donde más bien ordenados y pudiendo campar la caballería, ayudados de dos tiros gruesos de artillería, hacían ceder á muchos indios, muertos y heridos por aquel sitio y la parte de la calzada.
    • 1690 Fuentes Guzmán, F. A. HGuatemala [1882-1883] Gu (CDH )

      Aunque en lo antecedente damos por asentado la braveza y indómita ferocidad de las condiciones de los indios naturales del pueblo de Mixco, en cuanto á la natural defensa suya á el tiempo de la conquista, es cierto que usaron del esfuerzo y del manejo de las armas con ardimiento y furor propio de la inconsideración y poco arte militar con que siempre acometía esta nación á las empresas y ocasiones de su propia defensa, en que dieron que hacer y trabajar á nuestros conquistadores sobre su rendimiento; porque á el fallecimiento y flaqueza de sus fuerzas, usaban del ardid y cautela de su retirada, valiéndose para hacerla á tiempo oportuno y conveniente de vigilantísimas y astutas centinelas que avisaban por medio de las cornetas y flautas de cualquiera marcha ó movimiento de nuestros españoles, dejando burladas y sin efecto militar nuestras armas; gastando en esto mucha prevención militar, y el adelantado D. Pedro de Alvarado y sus capitanes muchas horas de consejo y mucho tiempo de marchas sordas y emboscadas previas y anticipadas por los bosques y selvas, por donde presumían los nuestros podían hacer sus marchas y retiradas los indios; no sin manifiestos peligros de nuestro ejército, en país cuyos tránsitos son tan ásperos como queda ponderado (fuese este el sitio de la batalla ó fuese otro, como se dirá después) y en que de parte de las noches más cerradas y oscuras se intentaron algunas interpresas. Pero todo sin acertado y seguro efecto, por ocasión de la seguridad y oculto secreto de su retirada; hallando siempre nuestros conquistadores el pueblo solo y desierto, y sin persona de quien tomar lengua para acometer con mejor disposición y logro de nuestras armas; hasta que corriendo el curso de las cosas con más próspera y feliz disposición en los sucesos varios de la guerra, que fueron siempre á nuestro ejército favorables, como ahora, en que se dispusieron más gratos á favorecer nuestras armas por medio de una celada.

    • 1705 Sobrino, F. DiccNEspFranc Esp (NTLLE)
      Corneta, f. Cornet de postillon, ou de chasse.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CORNETA. s. f. La bocina ó trompetilla, de que usan los cazadores, Montéros y Postillónes.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 283 Pe (CDH )
      Del cual motín dieron pronóstico a voces los Indios del Cuzco con una corneta espantosa, que en aquella ciudad se vido el día 19 de junio de este mismo año de 1553, seis meses después que aparecieron en esta Imperial Villa y en el asiento de Porco las señales que quedan vistas y referidas.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      En esta forma continuamos hasta llegar al pueblo, donde empezaron á repicar las campanas, sonar varias cornetas, tamboriles y pifanos en señal de regocijo.
    • 1781 Beltrán, Juan Antonio Informe p. 259 Relación histórica de la rebelión de José Gabriel Tupac-Amaru Pe (CDH )
      y teniendo noticia esta gente como el domingo 14 del presente amaneció aquí dicho señor Corregidor, y que había prendido a los Alcaldes pasados, y al Gobernador que la comunidad había elegido, el lunes 15, a cosa de las 9 ó 10 del día, se divisaron muchos indios en el cerro, y que venían tocando cornetas y sonando sus hondas; y viendo esto el señor General mandó a su capitán que arreglase su compañía, poniendo en cada esquina de la plaza un capitán con los soldados que le correspondían, y luego que los indios divisaron que ya los soldados se armaron, me suplicaron interpusiese mi respeto para con el señor General, diciéndole que diese soltura a los presos que tenía, y que ellos se retirarían, y no habría la menor novedad.
    • 1781 Urrutia, Ramón de Oficio del corregidor de Oruro al Virrey de Buenos Aires Relación histórica de la rebelión de José Gabriel Tupac-Amaru Pe (CDH )
      Aún no habían vuelto estos, cuando se oyó mayor bulla, distinguiéndose en ellas las cornetas que acostumbran tocar los indios; esta acción ya pareció muy digna de ser temida, por la cual inmediatamente salí de dicha mi habitación con 18 ó 20 europeos armados, que habían venido a fortificar la gente en la plaza y sus cuatro esquinas.
    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )

      El dia 14 de mañana se despacho un aviso al comandante Segurola de la Ciudad a Laja, que ya estaba cercado todo el alto de indios con sus cornetas, y al momento se regresaron, y en el alto de Tiratira, se armo batalla con mas de ocho mil indios que no pensaban en la Ciudad [...].

    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )

      El 22 no hubo novedad; solo de noche armaron mucha bulla de cajas, cornetas, clarines, y el organo de Santa Barbara.

    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )
      El dia 1º de Mayo hicieron mucho fuego todo el dia a la inmediacion de los paredones y mucha bulla de noche con cajas y cornetas.
    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )

      El dia 2 por la mañana cojieron a muchas mujeres de los nuestros, que salieron a San pedro a buscar comestibles, porque ya no habia en la Ciudad, ni por la plata ni alhajas, esa tarde pusieron en el alto de santa Barbara cuatro pedreros y hicieron mucho fuego, aguardando a que salgan los granaderos por salitre; no lograron su intento, y se retiraron; por la noche armaron muchas ruedas con cajas, clarines, cornetas y flautas como festejando la vispera de la Cruz, y todo fue con maxima haber si salian a pelear, para lo que tenian emboscada.

    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )
      El dia 16 por la mañana se pusieron en fila por todo el alto desde la entrada de potosi hasta el Calvario en cordon todo el dia, y de noche armaron sus fogatas con mucho ruido de cajas y cornetas sin acometer a la Ciudad.
    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )
      El dia 19 no hubo cosa mayor, solamente de mañana mataron los enemigos a siete mozos de los nuestros, que iban en busca de comestibles, todo este dia no hicieron bulla hasta de noche, que comenzaron a tocar cornetas.
    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )

      El dia 22 mui de mañana salieron mas de trecientos de los nuestros por la caja del agua; luego se presentaron los indios; tuvieron batalla cosa de dos horas; se repartieron setecientos cartuchos, y se aseguran de los enemigos muertos mas de cien, tres se cojieron vivos, y muchos heridos; antes de la pelea asi que vieron salir a los nuestros armaron sus ruedas con cornetas, cajas, y plantas; de los nuestros murieron dos, uno de garrotasos y otro de bala y muchos heridos [...].

    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )

      El dia 23 se mataron a dos indios que se habian acercado a una trinchera con sus eslabones, y paja seguramente a quemar; este dia no hicieron mucha bulla, y solamente empezaron de noche las acostumbradas con cajas, cornetas y camaretasos; se vio muchas fogatas grandes en Potopoto, y se infiere que hubiesen quemado algunas casas de Chacarilla.

    • 1781 Anónimo Diario sublevación 1781 Docs Bolivia Bo (CDH )
      El 29 y 30 no ha habido sino bulla con corneta y caja en sus campamentos y unos camaretazos.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Antes de llegar al pueblo se hacen reparar de la gente que les desea, tocando á alguna distancia sus bebonas ó cornetas.
    • a1790 Alvear, D. Rel provincia Misiones [2003] Esp (CDH )
      En una junta de toda la nación, y en día determinado, se presentaban aquellas víctimas destinadas al sacrificio, y entre bélicos instrumentos, tambores, pitos y cornetas, con algazara, gritos y alborotos, se les quitaba la vida inhumanamente, y divididos los cuerpos en trozos muy pequeños para que pudiesen todos participar, los guisaban o cocinaban en porción de agua, y se los repartían económicamente como pan bendito, dando hasta a los niños de pechos que no sabían mascar algunos sorbos de aquel caldo, persuadidos a que les producían los mismos efectos de valor y brío que a los grandes.
    • 1819 Anónimo Docs batalla Boyacá [2003] Co (CDH )
      Pues ¿cómo es que los párrocos y sacerdotes prostituyen su ministerio siendo los primeros que tocan la corneta de la rebelión en sus feligresías? ¿Cómo es que precipitan a la perdición y al infierno aquellas almas inocentes que Dios ha puesto bajo su dirección para que las encaminen a su fin?
    • 1822 Fdz Mancheño, J. DiccMilitar Esp (BD)
      Corneta. Instrumento de boca que sirve para las maniobras de la infantería ligera: se llama así porque las primeas que hubo eran parecidas al cuerno. [...] Se ha adoptado este instrumento para la infantería ligera con preferencia al tambor, porque maniobrando en el orden estenso del terreno quebrado se oye mucho mas que el tambor, y que la toca puede correr con mas desembarazo que el tambor. El corneta tiene más paga que éste, y le dan diariamente dos raciones de pan.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      CORNETA. [...] Bugle. Una especie de bocina que usan las tropas ligeras de infantería en los ejércitos ingleses.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Pendían de la bóveda banderas medio destrozadas, adornaban las paredes cornetas y carcajes, confundidos con cabezas de lobos, jabalíes y otras feroces alimañas, ofrendas sin duda de intrépidos cazadores, y veíanse mover dos estatuas de tosca piedra puestas de rodillas sobre una urna sepulcral metida en un nicho, abierto a pico en el muro.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Pero al resplandor de la luna vio casualmente don Pelayo a su amada en los brazos de Roldán, y lanzándose en el mismo punto fuera del parque aplicó una corneta a los labios haciéndola dar tres robustos comarcanos.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Hallándose en fin en el patio grande del castillo, y junto a la puerta de hierro de que hemos hablado, tocó la corneta por tres veces el que parecía jefe de los raptores de Matilde: acudieron algunos hombres de armas al eco de aquellos sonidos para reconocer el pequeño escuadrón que les llegaba, tras de lo cual diéronle entrada libre a lo anterior del edificio, y haciendo apear después a las dos prisioneras, y separándolas en el mismo acto las llevaron sin atender a sus súplicas a diversos aposentos.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Voy a revelarte las atrevidas ideas que tú misma me sugieres: voy a levantar el velo que oculta mis misteriosos planes... ¿pero qué es esto?, preguntó interrumpiéndose a sí mismo al oír los ecos de una corneta guerrera: ¿qué es esto?, semejante clarín a tales horas parece anunciar algún acaecimiento extraordinario... Adiós, Matilde: pronto volveremos a vernos: entretanto perdóname el ultraje que hice arrastrado de un ímpetu amoroso a tu heroica virtud y a tu ruborosa belleza.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Si mal no me acuerdo he percibido los ecos de una corneta guerrera.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      — Eso sí, dijo reuniéndoseles el del Cisne, y aún se puede dudar si son los cuartillos o el eco de las cornetas los que tienen la virtud de despabilar a cuantos siguen la honrada profesión de las armas.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Haz tocar al arma, te digo: ¿no ves, pecador de mí, que aquellos jayanes del ala derecha tratan de envolver la línea de nuestro ejército? Al arma, al arma, repito; he aquí el momento de hacer nuestro deber: por lo menos ha corrido media hora desde que se oyeron las cornetas de Claramonti anunciando el ataque contra el ala donde pelea el salvaje de Arlanza.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Pero, ¿en qué sótano se ha metido ese demonio de Arlanza?... Sepamos de una vez lo que significa el son de aquella corneta.
    • 1830 Lpz Soler, R. Bandos Castilla [2003] Esp (CDH )
      Acudieron los dos caballeros a las voces de Rodrigo, y en tanto que observaban los movimientos de los sitiadores, tocó la corneta el de Arlanza, y reuniendo sus gentes mandóles correr a las murallas y ocupar el puesto que ya tenían señalado.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )

      — ¡Tened, señora! ¿No oís la señal del conde? ¡No habéis oído una corneta?

      — Imposible; llevan sólo tres días y fueron para cuatro.

      — No importa; no he podido equivocarme; no, no me he equivocado; ¿oís las pesadas cadenas del puente?

    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      Prevínose también contra la intemperie envolviéndose en un tabardo de velarte, y después que Ferrus se hubo armado, aunque más a la ligera, montaron en sus caballos y se despidieron de Fernán Pérez, encargándole sobre todo que en manera alguna dejase de estar a la mañana siguiente en la cámara de Su Grandeza a la hora común de levantarse; prometiólo Vadillo, besándole el extremo de la loriga, y al son de las cornetas de los cazadores que daban ya la señal de recogida a los monteros desparcidos, picaron de espuela nuestros viajeros seguidos de Hernando.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Señor Bembibre [1989] Esp (CDH )
      Doña Beatriz le regaló unas preciosas ajorcas de oro y pedrería para su esposa, y don Alonso le hizo presente de un hermoso tren de caza, con una corneta primorosamente embutida en plata.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Cuando, a la caída de la tarde, en el campo, se oye a lo lejos una buena voz cantar el romance con melancólica originalidad, causa un efecto extraordinario, que sólo podemos comparar al que producen en Alemania los toques de corneta de los postillones, cuando tan melancólicamente vibran suavemente repetidos por los ecos, entre aquellos magníficos bosques y sobre aquellos deliciosos lagos. *
    • 1849 Navarro Villoslada, F. Doña Urraca [2003] Esp (CDH )
      Pero en buen hora para Rui Pérez, la misma cólera cegó al Terrible hasta el punto de errar la puntería, y la corneta se estrelló en mil pedazos contra las losas del pavimento.
    • 1853 Amunátegui Aldunate, M. L. Dictadura O'Higgins [2002] Ch (CDH )
      Estaba preparándose para tentar de nuevo la fortuna, y las tropas de Carrera, que habían quedado dueñas del campo, sepultaban los muertos y recogían los heridos, cuando el sonido de una corneta, instrumento que no se usaba entre nosotros, anunció la llegada de un parlamentario español.
    • 1853 Ascasubi, H. Paulino Lucero [1955] Ar (CDH )
      / ¡Ay, cielo de la Victoria! / cielito del Paraná... / ¡Oido! que ya la corneta / tocó un punto alto en Calá.
    • 1853 Lerdo Tejada, M. Comercio n.º 33 Mx (BD)
      8 cornetas para la caza.... 160.
    • 1855 Prim, J. Memoria viaje oriente [1855] 177 Esp (CDH )
      Frecuentes veces hemos marchado con 12 y 20,000 hombres, y el campamento se ha establecido en su totalidad con un órden prodigioso, en hora y media, invirtiéndose el mismo tiempo en levantarlo, no mediando para la operacion mas que un punto de corneta que servia tambien de toque de diana, quedándonos sorprendidos al ver que con tan breve tardanza, estaban cargadas las tiendas en los carros y las tropas formadas para emprender el movimiento.
    • 1856 Jover, N. C. Amarguras rey [2003] Esp (CDH )
      No se hicieron aguardar los ricos-hombres de Castilla tan aficionados á los belicosos ejercicios de lo montería, y antes de las diez de la mañana atronaban la plaza de Zocodover con el sonido de sus cornetas y con el ladrido de sus lebreles, cien bizarros cazadores ataviados con todo el lujo de aquella época, lujo que consistia no en el atildado esmero de las galas, sino en el fino temple de las armas, en la noble gallardía de los caballos y en la montaraz fiereza de las jaurías.
    • 1856 Jover, N. C. Amarguras rey [2003] Esp (CDH )
      Salcedo no era por cierto un dechado de hidalguía; pero á pesar de los lunares que empañaban su escudo, aun no se habia manchado con el lodo de la ignominia, y cada vez que se encargaba de una comision poco honrosa tenia que luchar con un resto de la nobleza que habia heredado de sus abuelos; por eso aguardaba la hora de su entrevista con el infante D. Fadrique con una impaciencia febril que le hacia lanzar terribles imprecaciones: sus gentes se apartaban temblando de su lado, y una soledad aterradora daba pábulo á sus amargos pensamientos; pero el momento que esperaba llegó por fin: el sonido de una corneta le anunció que ya los de la ciudad se encaminaban al lugar designado para la entrevista, y tomando su espada y su capacete de manos de uno de sus escuderos, marchó á pié y sin mas compañía que la de los nueve campeones escogidos por él de antemano entre sus mas bravos capitanes.
    • 1856 Jover, N. C. Amarguras rey [2003] Esp (CDH )
      Un arquero rechazó á Séfora, que perdiendo al fin la entereza quiso seguir á su padre derramando el mas acerbo llanto, y el agudo sonido de una corneta anunció á la multitud que la hora terrible habia llegado....
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      ñor Dimas estaba de un genio demasiado picante; Dámaso cortejaba a Manuela como novio, cosa que no había hecho nunca; el sacristán se daba una caída por cada diez pasos acertados; don Francisco, que llegó después del baño, mandaba a la carga, tocaba corneta y hacía estallidos con la boca hablando con don Demóstenes de la defensa de Bogotá el día 4 de diciembre de 1854, y éste arengaba a los de la Unión diciéndoles primores contra la dictadura.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Don Demóstenes dio unos silbidos, que tal vez corresponderían a uno y diez y ocho de la corneta, porque Ayacucho volvió atrás en el acto.
    • 1860 Núñez Arce, G. Campaña África [2003] Esp (CDH )
      Al bélico sonido de la corneta, yo la vi salir rápida y ordenadamente, desconociendo el peligro, salvando barrancos y desafiando el mortífero fuego enemigo; vila precipitarse como una fiera herida sobre los marroquíes; trabar con ellos una lucha encarnizada; acorralarlos, dispensarlos, perseguirlos: todo en menos tiempo del que se requiere para dar cuenta del suceso.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] 266 Esp (CDH )
      En opuesta dirección recorría los campos otro larguísimo tren que llegaba de Turín, dejando en la atmósfera una larga faja de humo, como los barcos dejan estela en el mar. Dentro del Castello sonaban tambores y cornetas, que tocaban a no sé qué cosa.
    • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] Esp (CDH )
      El postillón aparece entonces a la portezuela del carruaje, con su sombrero galoneado, su trágica barba, su casaquilla medio militar y su corneta de cobre, y nos pide la buona-mano (las agujetas, la propina).
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] Esp (CDH )
      Siempre que sea posible, entre todas estas fuerzas, si están próximas, se establece un sistema de señales con hogueras, cohetes, cañonazos, cornetas o de otro modo más ingenioso, para darse todos los avisos que convengan, y fijar al mismo tiempo el puesto de cada una de las divisiones y la dirección general de marcha.
    • 1868 Pirala, A. HGuerra Civil, VI [1984] Esp (CDH )
      Manifestóles Pertegaz que no sería mengua rendir las armas en aquellas circunstancias; y proponiendo una capitulación, inaceptable para los enemigos, la aprobaron, y elegida una comisión, se transmitió al parlamentario, añadiéndole que si no aceptaba, la única respuesta sería seguir el ataque, anunciándolo las cornetas.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Las cornetas tocaron a degüello...
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      A una indicación de corneta, Caniupán me dijo:

      — Ahora topando ya, hermano.

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Las dos comitivas avanzaban, íbamos materialmente a toparnos ya, cuando a una indicación de corneta sujetaron los que venían y nosotros también.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Una indicación de corneta se hizo oír.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      Las cornetas de Baigorrita contestaron.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
      La entrada había sido festejada con cohetes, descargas de fusilería, cornetas y vítores; la salida era el reverso de la medalla: me echaban, por decirlo así, con cajas destempladas.
    • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] p. 88 Esp (CDH )
      Lucieron antorchas y linternas, se alzaron al aire nudosos garrotes: muchas escopetas se dispararon, oyose un son vivísimo de cornetas militares, y multitud de piedras, despedidas por manos muy diestras, fueron a despedazar, produciendo horribles chasquidos, los cristales de una gran casa.
    • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] Esp (CDH )
      pero no distábamos mucho de las gradas de San Felipe, cuando sentimos ruido de tambores, después ruido de cornetas, después pisadas de caballos, después estruendo de cureñas rodando con precipitación.
    • 1874 Alarcón, P. A. Alpujarra [2003] Esp (CDH )

      Partamos, partamos, sí: entre otras cosas, porque ya está enganchado el nuevo tiro, y el mayoral en su trono, y el zagal abriéndonos la portezuela, y el postillón, con la cabeza vuelta hacia nosotros y la corneta en los labios, aguardando impaciente el «¡¡¡Arréeee!!!... »del automedonte para anunciar al mundo, con su trompeteo, que la Diligencia de Motrilabandona el lugar de Béznar.

    • 1874 Pz Galdós, B. Napoleón [2002] Esp (CDH )
      Luego que en todo pusieron las manos, las narices y los ojos, empezaron a echárselas de soldados, dando gritos de guerra y marchando a compás, todo según en las personas mayores habían visto, y con estos militares aspavientos entráronse por la huerta de Bringas adelante, batiendo cajas, disparando tiros, soplando cornetas y relinchando al modo de caballos, todo hecho con la boca, en mil discordes sones que atronaban el espacio.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      Seguimos departiendo alegremente y cuando atravesábamos un áspero monte, sentí dentro de las mismas filas no un estruendo de combate, no un grito de guerra, no un redoble de tambor ni son bélico de cornetas, sino unos lastimeros lamentos de criatura de pecho, que con toda la fuerza de sus débiles pulmoncitos pedía lo que no suelen dar los ejércitos sino las amas de cría.
    • 1876 Pz Galdós, B. Doña Perfecta [1993] Esp (CDH )

      — Ya, ya oigo —murmuró Pepe Rey.

      — Es un grito.

      — Es una corneta.

      — ¡Una corneta!

      — Sí. Sube pronto. Orbajosa va a despertar... Ya se oye con claridad. No es trompeta, sino clarín. La tropa se acerca.

    • 1878 Santa Coloma, J. Fiestas reales toros [1878] Esp (CDH )
      Si la corneta no hace la señal de alto á los paladines de lanza y espuela para que salieran los peones con los rehiletes para aplomar la carena al bravo cornúpeto del Sr. Laffite, ni hombres ni jacos hubieran quedado sanos;
    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] Esp (CDH )

      Pero los señores aquéllos harto tenían que hacer con desembarazarse de los millares de Lucas que los asediaban con idénticos pretextos y las mismas aspiraciones; y despacharon al de Coteruco con buenas esperanzas y veinticinco fusiles viejos, de chispa, más cuatro sables de los cogidos a la disuelta policía, una caja de tambor, de las antiguas, y una corneta abollada, animándole a que con estos elementos continuase su obra regeneradora en el valle, mientras se preparaba digna recompensa a sus preclaros servicios.

    • 1879 Pereda, J. M. Don Gonzalo Glz [2003] Esp (CDH )
      Al amanecer, diana por el tambor y la corneta; a las ocho, lista; a las once, ejercicio por pelotones en la mies; a las cuatro de la tarde, formación en el Campuco del General Riego; amén de que, con el fin de acostumbrar a los voluntarios a las faenas militares, entraban cada día diez hombres de guardia en el Ayuntamiento.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] Esp (CDH )
      El buen señor desahogaba su cólera sonándose, sonándose fuerte y repetidamente, y aquel furioso trompeteo resonaba en la casa como las cornetas de un llamamiento militar.
    • 1880 Pz Bonalde, J. A. Ritmos [1880] p. V Ve (CDH )
      [...] el pregonero que hace sonar la corneta para que acuda la multitud, y que deplora en la presente ocasion no poseer los pulmones de Hércules y la trompa de la fama.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      El bronco estruendo de la artillería se confundía con los agudos toques de los clarines y cornetas, el estrépito de las herraduras en el pedernal, el sordo ruido de los carros de municiones y pesados cañones de campaña, relinchos de los caballos, las voces de mando de los jefes y oficiales.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      Traía esto inquieto y desazonado al pundonoroso comandante Marchant que recorría a caballo sus filas alentándolas con su palabra y su admirable serenidad; de suerte que cuando sonó la corneta que daba la señal de avance, un murmullo de alegría resonó en todas las hileras, e inmediatamente, al toque de trote y seguido de los ágiles Zapadores, lanzó aquel noble jefe su tropa en columna por los rieles.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      porque los que vieron su despliegue en el fragor de la batalla aseguran que fue una cosa asombrosa, como si hubiera sido ejecutado al son de corneta en un día festivo en el campo de parada.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )
      Llegó el día 11 de febrero, y con él tanto toque de cajas y de cornetas, tantas carreras de caballos por la ciudad, al propio tiempo que se veían salir apresuradas por la Cañadilla las pocas tropas que aún quedaban en Santiago, que este pueblo parecía campamento que, sorprendido, levantaba asiento a toque de rebato.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )
      Al toque de las diez, la corneta del destacamento de granaderos, guardia privada del jefe de la provincia, anunció con su habitual y destemplado acento la llegada del momento supremo, y un instante después, cargados de grillos y rodeados con el aterrador aparato de costumbre, aparecieron en la portada de la cárcel las víctimas cuya muerte iba a anegar en llanto y cubrir con la negra túnica del luto a tantas inocentes familias.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )

      Pronto pepas de oro de una, de dos, de cuatro y hasta de seis libras circularon con la rapidez del rayo por todos los mercados de la tierra; y en todas partes resonó a un tiempo la alarmante corneta de reunión a la feria que ofrecía al arrojo y al trabajo la envidiable esperanza de seguras y rápidas fortunas.

    • 1883 Pz Galdós, B. Doctor Centeno [2003] p. 112 Esp (CDH )
      El chico de la prestamista se había proporcionado una corneta para hacer las señales y algunos cascabeles para las mulas; y Alonso Pasarón, el de la tienda de ultramarinos, que era artista, pintor y tenía su caja de colores para hacer láminas, llevaba los carteles con una suerte pintada en verde y rojo, grandes letras y garabatos en que no faltaba palabra, ni fecha, ni detalle de los que en tales rótulos se usan.
    • 1889 Martí, J. Edad Oro [1995] p. 133 Cu (CDH )
      Pero ya es de noche, y hora de irse a pensar, y los clarines, con su corneta de bronce, tocan a retirada.
    • c1887-1889 Rubén Darío Canto épico Chile [1927] p. 43 Ni (CDH )
      / En San Francisco vió fuerzas hermanas / de los triunfos solemnes en las horas, / y dando al aire sus marciales dianas, / las vibrantes cornetas vencedoras.
    • c1887-1889 Rubén Darío Canto épico Chile [1927] p. 55 Ni (CDH )
      / ¡Ah, ved a Crispin Reyes, el impávido: / al bronce del corneta que ha caído, / presta su aliento, y ávido, / épicamente bello, / de venganza pujante, enfurecido, / toca a plenos pulmones a deguello! / A aquel marino de alma extraordinaria, / en profundos ardores encendida, / una bala contraria / la arrancó la corneta con la vida.
    • 1891 Coloma, L. Pequeñeces [1987] Esp (CDH )
      En la primera de las banquetas de detrás, María Valdivieso, Paco Vélez y Gorito Sardona reían a carcajadas, disputándose el honor de soplar con alientos de buzo en la sonora corneta, avisando a los pacíficos aldeanos y a los mesurados bueyes, a las modestas cestas de camino y a las chillonas carretas cargadas de helechos, que se quitasen de en medio, que se echasen a un lado y se tirasen todos de cabeza por cualquier barranco, porque el mail-coach, con seis caballos, de la excelentísima señora condesa de Albornoz, necesitaba libre toda la carretera de Guipúzcoa.
    • 1891 Pardo Bazán, E. Piedra angular [2002] Esp (CDH )
      «Mira, aquí no hay curas, ni santos, ni Virgen de los Dolores... Esta casa está llena de soldados... que van con fusiles, ¿no sabes?; pon, pon, pon...; y luego tocan la corneta...: tararí, tararí. Y luego el oficial que los manda...: media vuelta a la derecha...¡arrr! Después vienen los cañones..., que se colocan aquí..., y son pa espatarrar al enemigo...; ¡booum!, ¡booum! A cada disparo, mueren un ciento..., o mil..., o muchísimos más. ¡Si vieses qué bonito! Y viene el Capitán General, galopando..., patatrás..., y el Estado Mayor..., patratrís, patatrís...; y el fuerte está en medio del mar..., ¿no sabes?, como San Roque... y el barco que entra en bahía lo saluda...»
    • 1895 Lpz Bago, E. Separatista [1997] Esp (CDH )
      Por eso, ahora, en la sala de armas de Lafourcade, Lico Godínez, que un año antes, al desembarcar en el muelle de Luz, tantas ilusiones y esperanzas atesoraba, que sólo momentáneamente pudieron estorbar los regocijos de su reimpatriación, el día sin sol, la lluvia azote del mar, los fuertes españoles amenazándolo, y las cornetas con las vencedoras notas de la diana, hiriendo el aire, desde aquellos acorazados cuya insolente pintura blanca hería la vista, Lico Godínez, ahora, por eso, por sus desengaños, por la desesperación del alma, alma de jefe, más que de sectario, tiraba al suelo con ira las armas que tanto tiempo fueron como cariño de la mano, y su sangre y sus nervios, su cerebro y su corazón, todo su ser en que la libertad, la independencia de Cuba, eran fuerza y valor y vida, protestó y maldijo de los que empezaban el combate en nombre del separatismo y a los que acusaba de haberlo empezado sabiendo que sólo era posible la derrota.
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )
      Por la azotea y los interiores tránsitos de la cárcel oyéronse, luego, las recias pisadas de los soldados en el relevo de centinelas, y las de los encendedores y vigilantes; un rumor de voces lejanas que adquieren extraña resonancia en el edificio de piedra; y de repente, en la plazuela, el Alegre clamoreo de los tambores y cornetas que tocaban "lista".
    • 1896 Gamboa, F. Suprema Ley [1965] Mx (CDH )
      A poco, un ruido que se sabía de memoria, lo lanzó fuera del garitón; era la fanfarria del Bosque de Chapultepec, que alegremente tocaba diana con la poderosa voz de sus cornetas y tambores; la fanfarria que lo despertó tantas veces entre los brazos de Clotilde; la diana que, al separarlos, les aconsejaba que se besaran.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] Esp (CDH )
      De pronto las cornetas ordenaron marcha.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] Esp (CDH )
      Oíanse, no obstante, tambores y cornetas.
    • 1899 Argüello Mora, M. Trinchera Trinchera y páginas CR (CDH )
      "El corazón se nos saltaba de emoción al oir nuestra corneta tocar a "fuego".
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
      Media hora después, el ejército salía de la ciudad al son de los tambores y cornetas, desplegadas al viento sus banderas amarillas, y despidiendo de cada reluciente bayoneta un manojo de fulgores encendidos por el sol.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
      A la caída del crepúsculo, en esa hora sublimemente hermosa en que el alma se llena de recuerdos, cuando en los tambores y cornetas sonaba la oración en la puerta del cuartel, su imaginación volaba hasta el blando rincón de sus afectos, y los fusiles, las tapias ennegrecidas por el humo, los soldados harapientos, las esteras donde dormían los heridos, todo se transformaba ante sus ojos en el pedazo de tierra en cuya contemplación su alma se extasiaba.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón p. 153 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Sin esperar dilaciones / nuestro Juan le ha disparado / con una pistola un tiro, / que lo ha dejado doblado, / y luego lo ha registrado, / y hallándole una corneta, / con grandísimo cuidado / fué á la puerta, y la tocó, / y acudieron como rayos / ocho de sus compañeros, / y tuvo tan buena mano, / que á cuatro dejó en el sitio, / huyendo los otros cuatro.
    • 1885-a1901 Blasco, E. Págs íntimas [1905] p. 104 Esp (CDH )
      Aquél donde se oyen las campanas de San Andrés, y las cornetas de los cuarteles, y el martillo sobre el yunque, y las seguidillas manchegas; el Madrid del guitarrillo y de la parada.
    • 1901 Fdz Guardia, R. Cuentos ticos [1901] p. 61 CR (CDH )
      Luego seguía la procesión al lado de la música, marcando el paso, indiferente á todo lo que no fuese tambores, cornetas, voces de mando.
    • 1903 Azorín Antonio Azorín [1992] p. 186 Esp (CDH )

      A lo lejos destaca el pueblo con sus techumbres negras y las manchas blancas de las fachadas. Resaltan en el cielo azul diáfano el caserón rojizo del convento y la aguda torre de la iglesia. Una larga pincelada azul de las montañas, sobre otra larga pincelada negra de los olivos, limita el horizonte. De pronto rasga los aires la nota sostenida y metálica de la corneta del pregonero; ladran los perros; cacarean los gallos; llega el silbido ondulante, apagado, de un tren que pasa...

    • a1903 Blasco, E. Memorias íntimas [1904] Esp (CDH )

      Sonaron á lo lejos cornetas y descargas; la breve comida se suspendió. D. Nicolás gritó:

      — Hay que morir por la libertad. ¡Arriba, señores!

    • 1903 Pz Galdós, B. Duendes Camarilla [2002] p. 303 Esp (CDH )
      Al rugido del pueblo se mezclaba el son de tambores y cornetas de la tropa deshaciendo la formación.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] Esp (CDH )
      Con forzado júbilo disimulaban los españoles la tristeza de la patria ausente, y así, cuando las cornetas, á las diez en punto, tocaron á silencio y se dió por terminada la huelga, los más divertidos cayeron en opacas añoranzas.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] Esp (CDH )
      Sonaron las cornetas... las filas de hombres y caballos se estremecieron; aire de pelea circulaba por entre ellos, moviendo crines, frunciendo bocas y apretando puños... "¿Qué hacemos?"— preguntó Santiuste á su compañero; y la respuesta fue: "Arrímate á mí; no temas nada. Vamos á ver qué pasa. Sospecho que no será cosa mayor. Si disparo mi carabina, tú la cargas, mientras yo hago fuego con mis pistolas. Si fuese menester, dispararemos á un tiempo. Vamos detrás del Príncipe "... Desaparecieron... El torbellino los envolvió en las ondulaciones de su cola: la cabeza era Prim.
    • 1905 Pz Galdós, B. Aita Tettauen [1905] Esp (CDH )
      Las vibrantes cornetas de ellos, y las músicas para que nada faltara, dieron á una la señal de ataque... Ello fué cuando la Infantería se hallaba á la distancia precisa para poder llegar de un aliento á nuestras posiciones... Quien pudiera ver desde los aires la veloz carrera de los treinta y dos batallones desplegados como por encanto en una línea de extensión poco menor de media legua, vería un espectáculo tan horrible como grandioso.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      De tiempo en tiempo, en medio de la tarde llena de tedio invernal, se alzaba el ardiente son de las cornetas, o el campaneo de unas monjas llamando a la novena.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      Se oía el rumor de la lluvia en los cristales, y el toque lejano de las cornetas.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] p. 169 Esp (CDH )
      ¡Ay, triste es confesarlo, pero para las almas doloridas ofrece la blanca luna menos consuelos que un albur! Con el canto del gallo tocaron diana las cornetas, y hube de guardar mi ganancia volviendo a sumirme en cavilaciones sentimentales.
    • 1906 Pz Galdós, B. Vuelta mundo Numancia [2002] Esp (CDH )
      El pito marinero no cesaba de lanzar al aire su estridor agudísimo, rasgando el claro son de las cornetas, que llamaban a galleta y café, a zafarrancho de camas, a baldeo, a instrucción, a ejercicio... El Oficial de derrota no bajaba del puente, y don Casto Méndez Núñez, incansable en las observaciones y estudio del derrotero, no apartaba sus ojos, con catalejo o sin él, de las brumas que por estribor ofuscaban la costa.
    • 1907 Pz Galdós, B. Tristes destinos [2002] Esp (CDH )
      Apenas ocupados por los carabineros y cheses los sitios en que Moriones les puso, el militar bullicio de cornetas y clarines anunció el avance de la tropa.
    • 1910 Pz Galdós, B. Amadeo I [1910] p. 262 Esp (CDH )
      A bordo de la fragata sonaron las cornetas, anunciando la presencia del Soberano.
    • 1904-1911 Martín Cerezo, S. Sitio Baler [1911] Fi (CDH )
      Hasta entonces no habíamos utilizado la corneta, sino para el toque de parlamento y el de ataque, pero como podían tomarlo por una formalidad imprudente, me pareció que tal vez se les ocurriese al oirla que podían verificar una sorpresa bajo el amparo de la ocupación á que se llamaba.
    • 1911 Pz Galdós, B. Primera República [2002] Esp (CDH )
      Como no tenía cornetas ni tambores, mandó a dos parejas de Voluntarios con orden de recorrer las iglesias para que las campanas de estas inmediatamente tocaran a rebato.
    • a1912 Blanco, E. Tradiciones épicas [1912] Ve (CDH )
      Y resuena, como nota simpática, entre el lejano estrépito de las cornetas y tambores, el peculiar de la vajilla que anuncia el desayuno.
    • a1912 Blanco, E. Tradiciones épicas [1912] Ve (CDH )
      Con pavorosa resonancia suenan en nuestros campos las cornetas de los opuestos bandos y extiéndese el terror en la comarca.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
      Las cornetas de la diana cantando «despiértate, soldado», le sacuden.
    • c1920 Anónimo Cuentos populares [1946] Esp (CDH )
      Y ya se acercaba el piquete de soldaos con el corneta alante tocando la corneta cuando echan los perros a correr y llegan ande el corneta y le vuelven el trasero y le dan unas patás que le echan a volar hasta el pararrayos del palacio.
    • 1921 Ortega Munilla, J. Tres sorianos [2003] Cu (CDH )
      Sonó una corneta, que tocó tres veces.
    • 1923 Giménez Caballero, E. Notas marruecas soldado [1923] Esp (CDH )
      La corneta suena a lo lejos, con el son de un imperativo absolutamente categórico.
    • 1923 Giménez Caballero, E. Notas marruecas soldado [1923] Esp (CDH )
      Ahí fuera ese centinela de todos los tiempos, bruñendo su corneta, sacudiéndola la salivilla, para llamar el fiero deber, mientras tanto nosotros apuramos unos ricos momentos de libertad y saboreamos el pitillo liado pacientemente...
    • 1888-1923 Pascual Sanjuán, P. Flora [1923] Esp (CDH )

      — No llevo dirección fija, pienso mendigar hasta que sea mayor, y entonces sentaré plaza; si no sirvo para soldado, de corneta o de cualquier cosa; creo que en el cuartel les enseñan a leer y escribir, y allí, como todos son grandes, no me daré vergüenza: después, si llego a sargento, a oficial...

    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] p. 149 Esp (CDH )
      Tocaban diana las cornetas de fuertes y cuarteles.
    • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] Esp (CDH )
      Todas las tardes en el foso del baluarte, cuando las cornetas tocaban fajina, era pasada por las armas alguna cuerda de revolucionarios.
    • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] Esp (CDH )
      Y apenas ha caído el sueño sobre los ojos irritados por el sol y la sequedad, las cornetas tocan diana.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] 54 Esp (CDH )
      Salió la tropa, resbaló un caballo, holgóse el motín callejero alternando chifles y vayas, abroncáronse con esto los pechos militares, sonaron cornetas, encendió el aire la fusilada, y entre cirrus de pólvora, en charcas de sangre, cantaron su triunfo las ranas del orden.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      Cuando mayor era el tumulto oyóse el toque de militares cornetas que sonaban fuera de la villa, y del balcón municipal se fugaron los amotinados que rodeaban al señor alcalde.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      El Caballo de Espadas, levantado en corneta, arenga con rutilantes tropos.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      Cantaban las cornetas militares y formaba la guardia de trasquilados pistolos, presentando armas, en las puertas de Palacio.
    • 1935-1936 Carrasquilla, T. Hace tiempos [1951] Co (CDH )
      Y los berridos en ¡ji! y ¡ja!, que son como órdenes de corneta.
    • 1940 Cabral, M. Compadre Mon [2003] RD (CDH )
      Bajo tu potro es un juguete el llano, / bajo tu potro tan dominicano / que le sirve de espuela la corneta, / y vuela más que la guinea inquieta / que en las plumas se pinta municiones / para robarle el blanco a la escopeta.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      — Que ya le sacaron al señor cura la corneta del día del juicio que tocan en los Ejercicios...
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      Ya se oye una corneta destemplada que imita toques militares, tan raramente oídos en el pueblo.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )

      En la clase se hablaba, se fumaba, se leían novelas; nadie seguía la explicación; alguno llegó a presentarse con una corneta, y cuando el profesor se ponía a echar en un vaso de agua un trozo de potasio para que empezara a arder, el de la corneta dio dos toques de atención; otro metió un perro vagabundo, y fue un problema echarlo.

    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      Muchas veces solía estar en la cama con el tubo toda la noche, como decía ella, tocando la corneta.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      En algunas canciones, todo esto se mezcló con aires de corneta de los soldados.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      Cabrera, exasperado, sin atreverse a mandar tocar las cornetas y tambores, reunió a sus oficiales y les ordenó que despertaran a la tropa, dejando a los de Gómez que se las arreglaran como pudieran.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )

      En la clase se hablaba, se fumaba, se leían novelas; nadie seguía la explicación; alguno llegó a presentarse con una corneta, y cuando el profesor se ponía a echar en un vaso de agua un trozo de potasio para que empezara a arder, el de la corneta dio dos toques de atención; otro metió un perro vagabundo, y fue un problema echarlo.

    • 1955 Ariaz Ruiz, A. Radiofonismo [1955] p. 139 Esp (CDH )
      A una de ellas, por ejemplo, puede interesarle la noticia deportiva sobre las demás, a otra la noticia de política internacional, etcétera, etc. Pues bien, la emisión de la nota o del fondo musical que se escucha fuertemente y sola, completamente sola durante unos segundos antes de que comiencen las noticias, es identificada y atendida por el oyente en la casi totalidad de los casos con un interés y una atención similar en sus efectos a los que causa la corneta de una fuerza militar.
    • 1955 Ariaz Ruiz, A. Radiofonismo [1955] Esp (CDH )
      Rumor de juego, risas y carreras con exclamaciones apropiadas, para que el plano tenga unos segundos de duración, y, de pronto, el toque de atención de la corneta, que extingue por completo los ruidos.
    • 1955 Ariaz Ruiz, A. Radiofonismo [1955] Esp (CDH )
      (SONIDO: Corneta tocando llamada, en plano 3, cesando simultáneamente anterior ambiente.)
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )

      — Un socorro, hermanita, por amor de Dios Todopoderoso, a un desdichado padre de familia, enfermo del corazón y de la próstata, que tiene nueve hijos mudos y tres tontos, los pobrecitos, y la esposa tísica pasada y echando sangre por la boca a borbotones, sin curación posible...

      Una corneta, habla de los gustos musicales del que se espera que dé. Hay dos prácticas: soplar y esperar, que es arte antigua, y pregonar para después chiflar, que es más moderna inclinación, más provechosa tendencia.

    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Muy abajo, cerca de un bosque reluciente de molles, tocaron sus cornetas anunciando su llegada a la ciudad.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      "¡Ya no morirá nadie! —pensaba yo—. Caerá una lluvia fresca sobre los campos. La tropa entrará, quizá tocando cornetas, a caballo."
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      La corneta que lleva en la mano se balancea con el movimiento de su cuerpo y, en la difusa claridad, brilla.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Escucha el eco de su propia corneta y, segundos después, las injurias de los perros que desfogan contra él la cólera que les causa el final de la noche.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Ese sábado primero de junio, los cadetes de la sección, desplegados a lo largo de la baranda herrumbrosa, vieron a los perros de las otras secciones, soberbios y arrogantes como un torrente, volcarse en la avenida Costanera, teñirla con sus uniformes relucientes, el blanco inmaculado de los quepís y los lustrosos maletines de cuero; los vieron aglomerarse en el mordido terraplén, con el mar crujiente a la espalda, en espera del ómnibus Miraflores-Callao, o avanzar por el centro de la carretera hacia la avenida de las Palmeras, para ganar la avenida Progreso (que hiende las chacras y penetra en Lima por Breña o, en dirección contraria, continúa bajando en una curva suave y amplísima hasta Bellavista y el Callao); los vieron desaparecer y cuando el asfalto quedó nuevamente solitario y humedecido por la neblina, seguían con las narices en los barrotes; luego escucharon la corneta que llamaba al almuerzo y fueron caminando despacio y en silencio hacia el año, alejándose del héroe que había contemplado con sus pupilas ciegas la explosión de júbilo de los ausentes y la angustia de los consignados, que desaparecían entre los edificios plomizos.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Vio a Gamboa, bajó la corneta que llevaba a los labios, se cuadró y lo saludó.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] p. 214 Pe (CDH )
      Después tocaron la corneta y el Piraña, las mandíbulas machuca y machuca, fue hasta el serrano Cava y yo pensaba "voy a llorar de pura rabia" y la maldita Malpapeada dale y dale a morder el zapato y la basta del pantalón, me la vas a pagar malagradecida, te vas a arrepentir de lo que haces.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] p. 214 Pe (CDH )
      No retrocedió ni lloró cuando el Piraña le arrancó la insignia de la cristina y las solapas y después el emblema del bolsillo y lo dejó todo harapos, el uniforme roto y otra vez tocaron la corneta y los dos soldados se le pusieron a los lados y comenzaron a marcar el paso.
    • 1966 Goytisolo, J. Señas identidad [1996] p. 378 Esp (CDH )
      [...] al llamamiento de la corneta aguardado turno ante la sucia perola / de rancho desfilado con monos harapientos después de la / misa / dormido en calabozos oscuros y húmedos tiritado de frío en las / noches de invierno soñado en mujeres inaccesibles y hermosas / acechado el hosco rumor de las botas que anunciaban el relevo / de los imaginarias [...]. /
    • 1966 Lezama Lima, J. Paradiso [1988] Cu (CDH )
      Los soldados pasaban rapidísimos, como si fuesen llamados por la lejanía de una corneta.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Esp (CDH )
      Ahora, allá abajo, los tambores y la corneta tocaban llamada general.
    • 1968 Calvo Sotelo, J. Inocente [1993] Esp (CDH )
      ( Matilde sale tras el Ordenanza y regresa en seguida, precediendo a Dominico Loredo , al que introduce en el despacho del señor Codornel . Se oye, lejanamente, una corneta cuartelera. Dominico viste ahora un traje oscuro con esa tradicional desgana de los militares cuando se despojan de su uniforme. Lleva gruesa corbata de nudo ceñida a un cuello desabotonado, zapatos negros, pantalones con la raya medio perdida, cinturón y reloj sujeto por una correílla al ojal de la solapa. Matilde se instala en la primera mesa, en donde se dedica a cerrar unos sobres con una esponja y a clasificar unas cartas en el archivador, y después a leer una novela. Dominico sonríe casi siempre, sonríe si no tiene otra cosa mejor que hacer, que no la suele tener por lo regular. Dios le dotó de una instantánea simpatía y le hizo espontáneo, veraz y efusivo. Es, además, ¿por qué no decirlo?, inocente.)
    • 1968 Sastre, A. Crónicas romanas [1990] Esp (CDH )
      (Suena una corneta estridente. Es el toque de diana. El campamento se despierta.)
    • 1968 Sastre, A. Crónicas romanas [1990] Esp (CDH )
      (Lo hacen, como forzados, bajo la mirada de los capataces. Suena la corneta: fagina. Se ponen en cola ante el perol y el perolero.)
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] Esp (CDH )
      "Te han cazado, ¿eh?" "¡Así parece!" "Y de dónde eres, tú?" "De Soutelo de Montes, en la provincia de Pontevedra, para servirle." "¿Te importaría arrancar esa cosa colorada que llevas en el mono, y esa otra del gorro?" "Arrancadas están, mi sargento." "¿Y tu fusil?" "En aquel montón." "Ve, coge uno, y di al cabo que te dé una lata de ésas." "Sí, mi sargento." "Cuando toquen la corneta, vas con los demás, y haces lo que ellos hagan."
    • 1943-1974 Augier, Á. Prosa [1982] p. 44 Cu (CDH )
      / Entran por fin en aquella / vereda oscura y angosta, / y se da la voz de ¡fuego!; / descargas atronadoras / se suceden; las cornetas / a la par degüello tocan, / y sólo se oyen clamores, / sólo se respira pólvora; / espesa nube de humo / envuelve la línea toda, / que se hace un fuego nutrido / y el combate se prolonga.
    • 1943-1974 Augier, Á. Prosa [1982] p. 44 Cu (CDH )
      «¡Pues al machete!», gritamos / todos con voz estentórea, / y cual se lanza a la playa / una resonante ola / que impelida por el viento / salta las ásperas rocas, / así la cubana gente / avanza, avanza furiosa / sobre la línea de fuego / de aquella aguerrida tropa. / Toca «fuego en retirada» / ya la corneta española, / cobardes que tanto temen / al filo de nuestras hojas...
    • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
      "Sí, mi general." "Entonces ponte a tocar retirada con los puntos de ellos." La corneta sonaba solitaria con su musitado toque entre la muchedumbre de los disparos.
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      CORNETA "instrumento usado por el pregonero" [Lo 605] [Na] [Z] [Hu] (lám.1444, mapa 1231).
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      CORNETA 'instrumento usado por el pregonero' [Lo 605] [Na] [Z] [Hu] (lám. 1444, mapa 1231).
    • 1980 Benet Goitia, J. Saúl [1994] p. 237 Esp (CDH )
      Tras un verano de pasamontañas y cornetas, cuyos toques hicieron caer las hojas antes que de costumbre, la paz dejó caer su marchito y raído telón.
    • 1980 Britto García, L. Misa esclavo [1983] Ve (CDH )
      (Toca en la corneta una escalofriante diana. Los servidores de la batería despiertan de inmediato, empiezan a trabajar laboriosamente en ella.) (Irrumpe el Teniente Antonio de Gonzalo González y Sotomayor de la Ridrueja.)
    • 1980 Salom, J. Corto vuelo [1994] Esp (CDH )
      (Se oye el toque de una corneta. Lejano.) La corneta de un cuartel o la campana de una iglesia es todo lo que se oye en esta maldita calle de María.
    • 1980 Salom, J. Corto vuelo [1994] Esp (CDH )

      NICOLÁS, padre.—¿Cuándo me has pedido permiso tú para hacer nada?

      (Ella lo besa con gran ternura. Durante el beso se oye una corneta. Aparece un sargento.)

      SARGENTO.—¡Alto! ¿Qué estáis haciendo en zona militar?

    • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )

      LOPE RUIZ¡Eh...! ¿Oís?

      ALTAMIRANOCorneta española.

      VALDIVIA¡Gracias a Dios, son los nuestros que llegan!

    • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )
      Tú mismo le regalaste esa corneta con la que conduce a los mapuches.
    • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )
      Se oye la corneta de Lautaro.
    • 1984 Ayerra, R. Lucha inútil [1984] Esp (CDH )
      «Caballeros —el marqués, situado en medio del salón, piernas separadas, vibrante el gesto, apasionada la palabra, soltaba espiche patriótico a un auditorio que debía ser convenientemente inflamado para que luego diera de sí a tope en el campo de batalla—, caballeros, el honor reside en la punta de los sables y en la juguetona cola de los caballos; cuando la luz asome la frente por encima de las montañas, todo perro y todo gato avanzará hasta la victoria, o hasta que las cornetas ordenen otra cosa; caballeros, por el honoooooor.»
    • 1984 Wolff, E. Balsa Medusa [1990] Ch (CDH )
      (Sale riendo. Serrano-Soler, tras ella, frustrado, despeinado, excitado, metiéndose la camisa en el pantalón. De pronto, una explosión lejana que estremece la casa. Acuden Emilia, con una sombrilla de playa de colores vivos, Goldberg, siempre de espadachín de la reina, Mario, con una máscara, y García con una corneta de utilería)
    • 1985 Fernán Gmz, F. Ninguna parte [1995] Esp (CDH )

      Hasta la cueva, no hasta los oídos de los que retozaban, llegaba la voz del pregonero, obstinado en anunciar a los habitantes del pueblo que la compañía Iniesta-Galván representaría en el Círculo Manchego el juguete cómico ¡Cuidado con la marquesa!Y volvía a soplar en su corneta.

    • 1985 Fernán Gmz, F. Ninguna parte [1995] Esp (CDH )
      Para mayor inri, llegó hasta nosotros el sonido de la corneta del pregonero, y después su voz anunciando que el grupo «Los caminantes», del TEU de Barcelona...
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )
      Entre las cornetas y los redobles de los siete cuarteles desfilan sombras.
    • 1985 Mojarro, T. Yo [1985] Mx (CDH )
      Pero es que la música de la tierra era ejecutada, al pie del edificio que habito, por tres aborígenes limosneros —corneta, clarinete, tambora— de los que bajan de su tierra a pedir la de por Dios.
    • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Esp (CDH )
      Con dos novedades: primera actuación en público de la banda de cornetas y tambores del Frente de Juventudes —obra de Mateo—, en la que Eloy tocó el tambor con todas sus fuerzas y el Niño de Jaén el cornetín.
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] Ve (CDH )
      — Atacó el Indio, carajo, toque la corneta Coronel Tamayo, vamos a tapiar con plomo y con mierda a ese carajo que es muy capaz de cogerme a mí también.
    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] Esp (CDH )
      Los altavoces difundieron la alarma, la corneta convocó a zafarrancho de combate, la tripulación se movilizó y en la Torre de la Almudaina fue izada la bandera roja de peligro.
    • 1988 Cela, C. J. Cristo [1993] p. 215 Esp (CDH )
      [...] antes solía ser costumbre que un hombre se sentase en el suelo y empezara a narrar historias y cuentos de amor o leyendas de tierras lejanas y de aventuras, algunos tocaban antes la corneta para llamar la atención y que la gente se fuera reuniendo [...].
    • 1989 Prensa ABC, 06/08/1989 [06-08-1989] Esp (CDH )
      Con procesión que irá hasta el santuario, acompañando a San Lorenzo la Banda de Cornetas y Tambores de la Junta de Cofradías, que está en todas y cada día mejor.
    • 1989 Conget, J. M. Mujeres [1989] p. 87 Esp (CDH )
      Desde que la corneta gobernaba mis horarios, sufría de relativa castidad —limpio de polvo mas no de pajas—, así que Carmen se me había presentado como una posible emisaria de libertades carnales, no te podías fiar.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 119 Esp (CDH )
      Entró en la penumbra, y apenas se acostó sonó a lo lejos la primera corneta del amanecer.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
      Al amanecer del séptimo día, conteniendo la euforia y oyendo a lo lejos las primeras cornetas, se acostó, cerró los ojos y, sin pensar en nada, sintió cómo el cansancio le salía del cuerpo y lo dejaba en un estado de livianía inerme.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] 151 Ve (CDH )
      «No es éste el lugar de un jefe.» Tocaban retirada las cornetas.
    • 1992 Jodorowsky, A. Canta pájaro [1994] p. 148 Ch (CDH )
      Al verlo, un coronel montado en un caballo blanco, caerá fulminado y los soldados rasos, dándose cuenta de que somos hermanos, dirigirán sus armas contra los explotadores"... En ese preciso momento sonó una corneta.
    • 1993 Nieva, F. Nosferatu [1993] Esp (CDH )
      Desde aquí la veo dando órdenes contradictorias, levantando estandartes de duelo y animando con una corneta emponzoñada sus tropas al asalto.
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] Pa (CDH )
      El vibrar de cornetas llamando al ataque, el olor a pólvora y humo, los ayes de los heridos, todo ello converge para darle al lugar un aspecto de infierno.
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] p. 250 Pa (CDH )
      Las fuerzas de Canal, hostigadas por la retaguardia, se replegaban hacia Antioquía y no quedó nadie capaz de enfrentarse al Supremo Director de la guerra. Un sol brillante acogió su marcha triunfal en la capital al son de cornetas y dianas, que unos días antes habían celebrado con igual entusiasmo las tropas conservadoras.
    • 1996 Prensa El Mundo, 30/09/1996 [30-09-1996] Esp (CDH )

      Este Gobierno viaja a remolque de González, de Pujol y de la actualidad. Se le ve demasiado la debilidad y por ello han tocado la corneta y han salido todos en tropel a reaccionar. El primero, Aznar, quien dice ahora que si el Tribunal Supremo se lo pide —o, mejor dicho, se «lo exige»— entregará a los jueces los «papeles del CESID»—¿al Supremo sí y a la Audiencia no?—, lo que empieza a ser una seria marcha atrás.

    • 1997 Prensa La Nación, 07/01/1997 [07-01-1997] CR (CDH )
      La voz metálica de una corneta avisa que ha llegado la hora de devolver al toril al quinto toro de la noche, El soterré.
    • 1997 Prensa La Hora, 19/03/1997 [19-03-1997] Gu (CDH )
      Según hipótesis de algunos historiadores centro americanos, a las tropas de Rafael Carrera se las denominó "cachurecos" porque las mismas respondían a falta de una corneta a las órdenes emanadas de un cuerno de res, popularmente denominado "cacho".
    • 2010 Lara, L. F. Dicc español México, I Mx (BD)
      corneta s f [...] Instrumento musical de viento, parecido al anterior pero sin pistones, que se usa para dar órdenes militares.
    1. s. En ocasiones, con los complementos de caza o de monte.
      docs. (1552-2014) 9 ejemplos:
      • 1552 Calvete Estrella, J. C. Viaje fol. 187r Esp (BD)
        Gran priessa dauan en el combate los Auentureros a los Mantenedores, mas ellos eran de tanto valor que no boluian el pie atras por nadie. En aquel punto entraron dos Caualleros con muchos monteros delante y moços de caça con muchos perros de traylla tocando sus cornetas de monte, trayan la caça en vnos cestos grandes.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        corneta de monte [...] f. Trompa de caza.
      • 1552 Calvete Estrella, J. C. Viaje fol. 187r Esp (BD)
        Gran priessa dauan en el combate los Auentureros a los Mantenedores, mas ellos eran de tanto valor que no boluian el pie atras por nadie. En aquel punto entraron dos Caualleros con muchos monteros delante y moços de caça con muchos perros de traylla tocando sus cornetas de monte, trayan la caça en vnos cestos grandes.
      • 1620 Herrera Maldonado, F. Trad Historia oriental F. Méndez p. 252 Esp (BD)
        Trahian vnos çapatos que se venian á atar casi á nuestro modo antiguo; espadas de tres dedos de ancho, con guarniciones, y conteras de plata, y cada vno vna corneta de monte, echadas à las espaldas por cadenas de plata, que como tahelies les terciauan los pechos, y en las cabeças vnas celadas à modo de caperuças de reboço guarnecidas con mucha argenteria de oro.
      • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
        Corneta de monte. Lo mismo que trompa de caza.
      • 1841 Zorrilla, J. Zapatero y rey II [2004] Esp (CDH )
        DICHOS. EL CAPITÁN BLAS PÉREZ, con una corneta de caza colgada a la cintura.
      • 1858 Anónimo Tesoro Montería p. 86 Esp (BD)
        Hecha la señal de emprender el movimiento por el director, que será un tiro de pistola disparado á retaguardia de la línea de ojeadores, o el sonido del cuerno ó de la corneta de caza, se elevará sobre toda la línea el vocerio de ahí va, ahi va, repetido sin cesar.
      • 2003 Ballesteros Dorado, A. I. Espacios drama romántico p. 145 Esp (BD)
        En cambio, las cornetas de caza que se habían empleado en el cuarto acto de Alfredo, titulado “La confusión”, aunque en principio pueden considerarse a modo de “decorado” o “ambientación escénica”, más bien parecen pensadas como medio de acrecentar la tensión del espectador, como un anuncio de la difícil situación a que dará lugar la inminente situación del padre, Ricardo, cuyo regreso el público ya conoce.
      • 1552 Calvete Estrella, J. C. Viaje fol. 187r Esp (BD)
        Gran priessa dauan en el combate los Auentureros a los Mantenedores, mas ellos eran de tanto valor que no boluian el pie atras por nadie. En aquel punto entraron dos Caualleros con muchos monteros delante y moços de caça con muchos perros de traylla tocando sus cornetas de monte, trayan la caça en vnos cestos grandes.
      • 1620 Herrera Maldonado, F. Trad Historia oriental F. Méndez p. 252 Esp (BD)
        Trahian vnos çapatos que se venian á atar casi á nuestro modo antiguo; espadas de tres dedos de ancho, con guarniciones, y conteras de plata, y cada vno vna corneta de monte, echadas à las espaldas por cadenas de plata, que como tahelies les terciauan los pechos, y en las cabeças vnas celadas à modo de caperuças de reboço guarnecidas con mucha argenteria de oro.
      • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
        Corneta de monte. Lo mismo que trompa de caza.
      • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
        CORNETA DE MONTE. La trompa de caza.
      • 1841 Zorrilla, J. Zapatero y rey II [2004] Esp (CDH )
        DICHOS. EL CAPITÁN BLAS PÉREZ, con una corneta de caza colgada a la cintura.
      • 1841 Zorrilla, J. Zapatero y rey II [2004] Esp (CDH )
        (Se aplica a los labios la corneta de caza y hace una señal, a cuyo sonido se vuelve a él Don Enrique espantado: los soldados que tienen a Doña Inés la matan.)
      • 1858 Anónimo Tesoro Montería p. 86 Esp (BD)
        Hecha la señal de emprender el movimiento por el director, que será un tiro de pistola disparado á retaguardia de la línea de ojeadores, o el sonido del cuerno ó de la corneta de caza, se elevará sobre toda la línea el vocerio de ahí va, ahi va, repetido sin cesar.
      • 2003 Ballesteros Dorado, A. I. Espacios drama romántico p. 145 Esp (BD)
        En cambio, las cornetas de caza que se habían empleado en el cuarto acto de Alfredo, titulado “La confusión”, aunque en principio pueden considerarse a modo de “decorado” o “ambientación escénica”, más bien parecen pensadas como medio de acrecentar la tensión del espectador, como un anuncio de la difícil situación a que dará lugar la inminente situación del padre, Ricardo, cuyo regreso el público ya conoce.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        corneta de monte [...] f. Trompa de caza.
    2. Acepción en desuso
    3. s. En ocasiones, con los complementos de correo o de posta o de postillón.
      docs. (1578-2014) 9 ejemplos:
      • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 44r Esp (CDH )
        Luego, llamarle hemos a este nuestro cometa, Tuba o trompeta tuerta, o corneta de correo, porque cierto su figura es d'essa manera y tan hermosamente hecha que si diere voz y sonido, no creo, como luego diré, que sea tan horrible y espantable como la que tañerán los ángeles antes del advenimiento del tremendo juez, que ya parecía sentir el glorioso Hierónymo.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        corneta de posta [...] f. Trompa pequeña que tocaban los postillones en algunas partes para avisar.
      • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 44r Esp (CDH )
        Luego, llamarle hemos a este nuestro cometa, Tuba o trompeta tuerta, o corneta de correo, porque cierto su figura es d'essa manera y tan hermosamente hecha que si diere voz y sonido, no creo, como luego diré, que sea tan horrible y espantable como la que tañerán los ángeles antes del advenimiento del tremendo juez, que ya parecía sentir el glorioso Hierónymo.
      • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II Esp (CDH )
        Alborotóse el doctor viendo tan colérico al gobernador y quiso hacer tirteafuera de la sala, sino que en aquel instante sonó una corneta de posta en la calle, y, asomándose el maestresala a la ventana, volvió diciendo:

        — Correo viene del duque mi señor: algún despacho debe traer de importancia.

      • c1618-1622 Vélez Guevara, L. Virtudes vencen señales [1965] Esp (CDH )
        / Suena una corneta de posta y sale Celio.
      • 1630-1633 Contreras, A. Disc vida [1988] Esp (CDH )
        Sucedió que, habiéndome nombrado de ronda a la muralla con otro alférez mallorquín, que se llamaba Juan Jul, porque estaba nuestra compañía de guarda, subimos a la muralla, donde hay muchas garitas *, y llegando sobre la puerta de Perona * oímos una corneta de correo, que nos alegró.
      • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
        Corneta de posta. La trompa pequeña que tocan los postillones en algunas partes para avisar.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales Esp (BD)
        corneta de posta (t., corneta de postillón; al., Posthorn; fr., cornet de poste: i.,post horn; it., cornetta di postiglione) Cuerno, trompa o trompeta pequeña que tocaban los postillones para avisar.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        corneta de posta [...] f. Trompa pequeña que tocaban los postillones en algunas partes para avisar.
      • 1578 Micón, J. Diario juicio cometa [2000] fol. 44r Esp (CDH )
        Luego, llamarle hemos a este nuestro cometa, Tuba o trompeta tuerta, o corneta de correo, porque cierto su figura es d'essa manera y tan hermosamente hecha que si diere voz y sonido, no creo, como luego diré, que sea tan horrible y espantable como la que tañerán los ángeles antes del advenimiento del tremendo juez, que ya parecía sentir el glorioso Hierónymo.
      • 1615 Cervantes Saavedra, M. Quijote II Esp (CDH )
        Alborotóse el doctor viendo tan colérico al gobernador y quiso hacer tirteafuera de la sala, sino que en aquel instante sonó una corneta de posta en la calle, y, asomándose el maestresala a la ventana, volvió diciendo:

        — Correo viene del duque mi señor: algún despacho debe traer de importancia.

      • c1618-1622 Vélez Guevara, L. Virtudes vencen señales [1965] Esp (CDH )
        / Suena una corneta de posta y sale Celio.
      • 1630-1633 Contreras, A. Disc vida [1988] Esp (CDH )
        Sucedió que, habiéndome nombrado de ronda a la muralla con otro alférez mallorquín, que se llamaba Juan Jul, porque estaba nuestra compañía de guarda, subimos a la muralla, donde hay muchas garitas *, y llegando sobre la puerta de Perona * oímos una corneta de correo, que nos alegró.
      • 1780 RAE DRAE 1.ª ed. (NTLLE)
        Corneta de posta. La trompa pequeña que tocan los postillones en algunas partes para avisar.
      • 1803 RAE DRAE 4.ª ed. (NTLLE)
        CORNETA DE POSTA. La trompa pequeña que tocan los postillones en algunas partes para avisar.
      • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
        corneta [...] || de posta. La trompa pequeña que tocan los postillones en algunas partes para avisar.
      • 2001 Andrés, R. Dicc Instrumentos musicales Esp (BD)
        corneta de posta (t., corneta de postillón; al., Posthorn; fr., cornet de poste: i.,post horn; it., cornetta di postiglione) Cuerno, trompa o trompeta pequeña que tocaban los postillones para avisar.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        corneta de posta [...] f. Trompa pequeña que tocaban los postillones en algunas partes para avisar.
    4. s. Frecuentemente, en un complemento con de de toque.
      docs. (1858-2020) 94 ejemplos:
      • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
        — José silba cuanto le manden, y sabe los toques de corneta.
      • 2020 Mercado Merino, F. Una pandemia de errores Esp (CORPES)
        Y les piden trabajar a tiempo completo a quienes lo hacen a tiempo parcial; fichan estudiantes de medicina y enfermería para trabajar; recuperan jubilados y facilitan la homologación de titulados en el extranjero. Para hacer esto Alemania ni precisa el BOE ni una videoconferencia: usa las redes sociales para este toque de corneta. Una llamada de un hospital en Maguncia congrega más de mil estudiantes de medicina deseosos de colaborar.
      • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
        — José silba cuanto le manden, y sabe los toques de corneta.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Cuando todos esperaban ver arrimar mis tropillas y las mulas para tomar caballos, aparejar las cargas y que me pusiera en marcha, oyóse un toque de corneta inusitado a esa hora: llamada redoblada.
      • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] Esp (CDH )
        Del tiro y toque de corneta no tengo duda, porque los oí perfectamente.
      • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
        Marchando en guerrilla como en un ejercicio del Campo de Marte al toque de corneta y entusiasmados por una promesa que llevó a sus filas un ayudante del ministro de la guerra, ofreciendo el grado de capitán al primero que clavase la bandera de Chile en las alturas, los tres regimientos iban dejando largo reguero de muertos en su esforzado avance contra la metralla y los fusiles de largo alcance de la división Cáceres, y uno de los primeros en caer había sido el segundo jefe del Chillán, el mayor don Nicolás Jiménez Vargas, oriundo del Ñuble y sobrino del bravo comandante Vargas Pinochet, que allí le había llevado.
      • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
        Cuanto de malo para sí había supuesto en aquellas largas horas en que hacía centinela por la noche; cuanto cruelmente padeciera, después que resonaba el toque de queda en los tambores y cornetas del cuartel, con los recuerdos de su casa; cuanto llorara a solas, acurrucado en un rincón y reprimiendo los sollozos, en aquellas madrugadas henchidas de fatídicas visiones y misteriosos ruidos; todo salía ahora de su pecho, atropellándose a impulsos del delirio, como una protesta irremediable contra la torpe injusticia de los hombres.
      • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
        Jeromín dio un salto cual si hubiera recibido una descarga eléctrica, y levantó la preciosa cabecita con arrogancia, con fiereza casi, como la levanta el potro bravío al oír por primera vez el marcial toque de una corneta.
      • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
        Sin que decayese el raro interés que tan peregrino juego despertaba, anunciaron á toque de corneta la aparición de la Musa errante, y el propio joven Manfredo, sin un solo duro ya en sus manos, adelantóse con mucha gallardía sobre la alfombra presentando á la dama.
      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
        Al alba comenzaron en el pueblo a resonar toques de corneta, primero la llamada a tropa, luego la redoblada y la generala, y se oyeron tiros por todas partes.
      • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 158 Cu (CDH )
        Sacado de sus reflexiones intemporales por un toque de corneta arrojado desde lo alto de la fortaleza, pasó bruscamente a pensar que la debilidad de la Revolución, que tanto atronaba el mundo con las voces de un nuevo Dies Irae, estaba en su ausencia de dioses válidos.
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 02/06/1997 [02-06-1997] Esp (CDH )
        Iban las delanteras a toque de corneta, como Brad Pitt y su hermano contra las líneas alemanas en «Leyendas de pasión», cuando Mijatovic apareció por la laguna de la media punta.
      • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )
        No sabía siquiera que lo hubieran impuesto el domingo anterior, como me informaron ellos, ni había oído toques de cornetas o campanas, ni ningún otro indicio que me hubiera permitido entender por qué no había nadie en las calles.
      • 2016 Revilla, M. Á. Ser feliz Esp (CORPES)
        Me coloqué en una mesa donde estaban el alcalde, los concejales, el sargento de la Guardia Civil y demás autoridades civiles y militares. Como a toque de corneta, pronto empezaron a aparecer decenas de gigantescas ollas asidas por mujeres, que iban sirviendo con un cazo sopero el guiso de patata y bonito.
      • 2020 Mercado Merino, F. Una pandemia de errores Esp (CORPES)
        Y les piden trabajar a tiempo completo a quienes lo hacen a tiempo parcial; fichan estudiantes de medicina y enfermería para trabajar; recuperan jubilados y facilitan la homologación de titulados en el extranjero. Para hacer esto Alemania ni precisa el BOE ni una videoconferencia: usa las redes sociales para este toque de corneta. Una llamada de un hospital en Maguncia congrega más de mil estudiantes de medicina deseosos de colaborar.
      • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
        — José silba cuanto le manden, y sabe los toques de corneta.
      • 1861 Alarcón, P. A. De Madrid a Nápoles [1861] Esp (CDH )
        A aquel rumor se mezclaban el ruido de los talleres, las voces de los hombres, los ecos de alguna campana, el crujido de los látigos, el rodar de los carruajes..., la respiración, en fin, y de la gran capital, que llegaba al término de un día más de trabajo, de lucha con la vida, de elaboración histórica... Esos carruajes y esos hombres, empequeñecidos por la distancia, iban y venían por plazas y calles, como indecisos e inquietos, al modo de un atribulado ejército de hormigas... De los cuarteles, y acaso también de algún campo de instrucción que nosotros no descubríamos, salían a veces agudos toques de corneta, los cuales, unidos al sordo estruendo de uno que otro tiro disparado por cazadores ocultos en los parques de las orillas del Po, traían a la mente vagas ideas de combates, sensaciones de gloria, ráfagas de muerte, inciertas profecías, que no acertaba a descifrar el alma, pero que la sumergían en dudosas e incoherentes meditaciones.
      • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] 103 Esp (CDH )
        Solamente los hombres que no viven más allá de la limitada esfera de su profesión pueden extasiarse ante un sistema que sujeta a todo un pueblo a toques de corneta; éste es el abuso en toda su extensión de los ejércitos permanentes y por tales medios se ha conseguido desprestigiarlos.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Cuando todos esperaban ver arrimar mis tropillas y las mulas para tomar caballos, aparejar las cargas y que me pusiera en marcha, oyóse un toque de corneta inusitado a esa hora: llamada redoblada.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Oyéronse toques de corneta.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Oyéronse toques de corneta.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Esta vez no hubo más alteración en el ceremonial que toques de corneta.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        A un toque de corneta se reunieron todos, y formamos como antes lo expliqué, aumentando las alas los recién llegados.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        mandaba informarse de cómo había pasado la noche y prevenirme que en cuanto saliera el sol nos moveríamos y que la señal sería un toque de corneta.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Se oyó un toque de corneta.
      • 1873 Pz Galdós, B. 19 marzo y 2 mayo [2002] Esp (CDH )
        Del tiro y toque de corneta no tengo duda, porque los oí perfectamente.
      • 1874 Pz Galdós, B. Napoleón [2002] Esp (CDH )
        Dijo y levantose, cantando entre dientes un toquecillo de corneta; y dirigiéndose luego a donde desde lueñes edades tenía su lanza, la cogió, y con un paño la empezó a limpiar del cuento a la punta, dándole repetidas friegas, pases y frotaciones, sin atender a nosotros ni cesar en su militar cantinela.
      • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
        Marchando en guerrilla como en un ejercicio del Campo de Marte al toque de corneta y entusiasmados por una promesa que llevó a sus filas un ayudante del ministro de la guerra, ofreciendo el grado de capitán al primero que clavase la bandera de Chile en las alturas, los tres regimientos iban dejando largo reguero de muertos en su esforzado avance contra la metralla y los fusiles de largo alcance de la división Cáceres, y uno de los primeros en caer había sido el segundo jefe del Chillán, el mayor don Nicolás Jiménez Vargas, oriundo del Ñuble y sobrino del bravo comandante Vargas Pinochet, que allí le había llevado.
      • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
        El mismo Piérola que lo divisaba maniobrar en la hondonada, reuniéndose y dispersándose, al toque de la corneta, preguntaba a cada instante a sus azorados ayudantes: «Quiénes son esos colorados?».
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        El cañón tronó por última vez salpicando pedazos de granada en derredor de Ismael, que recogía su lanza; por un segundo su zaino dobló en el declive los remos delanteros —enrojecidos los ijares, tendidas las orejas al toque de corneta— y reincorporándose en el acto volvió a arrancar con un relincho arrastrando a Almagro que se cogía a las hierbas y pedregales con los dedos desollados y las uñas rotas.
      • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )
        Y todos se quitaron los chambergos, se persignaron y rezaron entre dientes, a la vez que en la calle se oía un recio toque de corneta y tambor.
      • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )
        Hecha la presentación de armas cesó la música, y el capitán, a toque de corneta, hizo lo que en tecnicismo militar se llama ejercicio de compañía, tal como diariamente lo practicaba en el patio del cuartel.
      • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
        Moviéronse, y la columna en pos —sin voz de mando, ni toque de corneta—.
      • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )

        — No han de ser indios —interrumpiole don Luciano—; porque creo oír toque de corneta.

      • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
        Cuanto de malo para sí había supuesto en aquellas largas horas en que hacía centinela por la noche; cuanto cruelmente padeciera, después que resonaba el toque de queda en los tambores y cornetas del cuartel, con los recuerdos de su casa; cuanto llorara a solas, acurrucado en un rincón y reprimiendo los sollozos, en aquellas madrugadas henchidas de fatídicas visiones y misteriosos ruidos; todo salía ahora de su pecho, atropellándose a impulsos del delirio, como una protesta irremediable contra la torpe injusticia de los hombres.
      • a1903 Blasco, E. Memorias íntimas [1904] 98 Esp (CDH )
        A eso de las doce hubo un alto, una especie de tregua; se oyeron toques de corneta;
      • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Ar (CDH )
        A un toque de corneta, aparecía sobre brioso corcel, con vistoso traje de caballero de plaza, el alguacil, quien al descubrirse ante la autoridad le arrojaba ésta la llave del toril, y partiendo al galope iba á entregarla al peón.
      • 1903 Obligado, P. S. Tradiciones argentinas [1903] Ar (CDH )
        Toreado y fatigado á fin de prepararlo para la suerte de varas, con el segundo toque de corneta la efectuaba el picador, clavándole la garrocha sobre el lomo, y aquel, por lo general, su asta en el caballo, que, derribado, exhibía las entrañas, pisándoselas y arrastrándolas por la arena...
      • 1903 Pz Galdós, B. Duendes Camarilla [2002] Esp (CDH )
        La comidilla putrefacta de hoy es esta: Su Majestad el Rey, que no puede vivir sin visitar cuatro veces al día a las señoras Franciscas de la calle de Leganitos, se incomoda de que el público le vea pasar en coche tan a menudo, y de que la guardia de Artillería del cuartel de San Gil señale su paso con toque de corneta... ¿Y qué ha discurrido para guardar el incógnito? Pues vestirse de clérigo.
      • 1903 Pz Galdós, B. Duendes Camarilla [2002] 165 Esp (CDH )
        Hallándose a corta distancia del grande edificio, con trazas de convento, oyeron toque de cornetas y tambores.
      • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
        Se oía lejano el toque de una corneta.
      • 1906 Pz Galdós, B. Vuelta mundo Numancia [2002] Esp (CDH )
        Siguieron días de quietud vaga y letárgica, en los cuales, desde el amanecer de Dios hasta la hora de silencio, iba contando Ansúrez todos los toques de corneta, campana, tambor y pito que marcaban las distintas faenas, maniobras y ejercicios que sucesivamente se practicaban a bordo.
      • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
        Jeromín dio un salto cual si hubiera recibido una descarga eléctrica, y levantó la preciosa cabecita con arrogancia, con fiereza casi, como la levanta el potro bravío al oír por primera vez el marcial toque de una corneta.
      • 1908 Unamuno, M. Recuerdos [1945] Esp (CDH )
        ¿Que se oía el toque de corneta de una división que entraba en la villa? ¡a la calle todos!
      • 1904-1911 Martín Cerezo, S. Sitio Baler [1911] Fi (CDH )
        Imaginando acaso que la presencia del cañón y sus tiros hubieran podido quebrantar nuestros ánimos, en las últimas horas de aquella misma noche pidieron parlamento con repetidos toques de corneta, y viendo nuestro silencio, á cosa de las cuatro volvieron á romper el fuego desde toda su línea.
      • 1904-1911 Martín Cerezo, S. Sitio Baler [1911] Fi (CDH )
        El enemigo había dado ya en combatirnos diariamente rompiendo el fuego muy de mañana y á toque de corneta, como si se tratara de una faena prefijada.
      • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] Esp (CDH )
        Al amanecer, las cornetas tocaron diana cerca y lejos, las unas en el interior de la ciudad, las otras en el campo, ocupado ya por los carlistas.
      • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] 270 Esp (CDH )
        Por toda la ciudad retumbaron destemplados toques de corneta y estas estridentes voces:
      • 1911 Pz Galdós, B. Cartago [2002] 174 Esp (CDH )
        En esto, sentimos por el robledal toques de corneta y ruido de tropas.
      • 1912 Pz Galdós, B. Cánovas [2002] 49 Esp (CDH )
        Las voces de mando, los toques de clarín y corneta, daban al nuevo cuadro la brillante animación ruidosa que tanto agradaba al pueblo de Madrid.
      • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
        Roncaban como benditos, cuando un toque de corneta en dirección del pueblo les despertó.
      • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
        Sin que decayese el raro interés que tan peregrino juego despertaba, anunciaron á toque de corneta la aparición de la Musa errante, y el propio joven Manfredo, sin un solo duro ya en sus manos, adelantóse con mucha gallardía sobre la alfombra presentando á la dama.
      • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Esp (CDH )
        Se oía el toque de las cornetas de los carabineros y la fragua de Sierra... Era el descubrimiento de una parte nueva del pueblo que no era la mía, en su plena poesía diaria.
      • 1925 Barras Prado, A. La Habana siglo XIX [1925] Esp (CDH )
        Durante él en conversación con algún que otro conocido y un par de valses que bailé con una joven muy agraciada, se pasó el tiempo sin sentir y llegó la hora del bufet, que se anunció a toque de corneta.
      • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] Esp (CDH )
        El guiño desorbitado de las luminarias brizaba clamorosos tumultos de pólvoras, incendios y campanas, con apremiantes toques de cornetas militares:
      • 1927 Valle-Inclán, R. M. Tirano [1993] Esp (CDH )
        Militares toques de cornetas.
      • 1929 Glz Anaya, S. Oración tarde [1944] 182 Esp (CDH )
        Y rancho ni que decir tiene: patatas y garbanzos en el cuartel, y todo a toque de corneta.
      • 1929 Glz Anaya, S. Oración tarde [1944] 280 Esp (CDH )
        Por entre las pestañas, tornó a mirarles con curiosidad de extrañeza; y entonces vió que no eran ángeles, ya que estos mensajeros de lo divino, según las bíblicas pinturas, conviven entre los humanos con grandes alas en los dorsos y apariencias asexuales; y las dos figuras presentes carecían de plumas, y aunque cubiertas por idéntica ropa —dos batas blancas— eran de sexos definidos: cierta mujer de años maduros y de facciones aguzadas bajo las cándidas cornetas de su tocado religioso; y un varón, joven todavía, fornido, y con cara de árabe, que le observaba fijamente.
      • 1930 Azaña, M. Carta 112 Cartas Azaña Esp (CDH )
        Dieron el segundo toque de corneta, y formados en ala se precipitaron sobre la concurrencia, rechazándola victoriosamente.
      • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] Esp (CDH )
        Le gasta una broma a propósito de la prohibición de comer "jaluf", y al oír fuera un toque de corneta sale corriendo.
      • 1930 Sender, R. J. Imán [1995] Esp (CDH )
        Toques de corneta aquí y allá; otra revista.
      • 1938 Núñez, E. B. Galera Tiberio [1981] 93 Ve (CDH )
        De pronto, en el silencio, un toque de corneta, ruido de pasos y ametralladoras.
      • 1938 Serpa, E. Contrabando [1973] Cu (CDH )
        En el Castillo de La Punta, junto a la torre del radio, un infante de marina, con el cuerpo derrengado y el fusil en descanso, aguardaba su próximo relevo, anunciado ya por un toque de corneta.
      • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
        Al alba comenzaron en el pueblo a resonar toques de corneta, primero la llamada a tropa, luego la redoblada y la generala, y se oyeron tiros por todas partes.
      • 1951 Chueca Goitia, F. Semblante Madrid [1951] 74 Esp (CDH )
        Mi mirada se detenía en aquellas casas de pálido revoco y trataba de penetrar el mundo interior de aquellas ventanas que mantenían una penumbra evocadora, en la que suponíamos polvorientos retratos de familia, y largos pasillos vacíos con ecos de pasos viudos y ociosos, y musgosas cortinas rojas y techos altos, adonde fué a parar el vacío del último y brillante toque de corneta que quedó rebotando por los rincones de la plaza.
      • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] 158 Cu (CDH )
        Sacado de sus reflexiones intemporales por un toque de corneta arrojado desde lo alto de la fortaleza, pasó bruscamente a pensar que la debilidad de la Revolución, que tanto atronaba el mundo con las voces de un nuevo Dies Irae, estaba en su ausencia de dioses válidos.
      • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] 181 Ho (CDH )
        ¡Me se paran los pelos de punta al solo acordarme diaquel toque de corneta! Si parecía que lloraba.
      • 1966 Marías, Julián Consideración de Cataluña [1966] Esp (CDH )
        «Lo que es» y no otra cosa: ni indiscernibles soldados de fila que evolucionan como un pelotón, ni un conjunto de diversidades iguales, también intercambiables en su diferencia, capaces igualmente de obedecer a un toque de corneta que ordene «rompan filas».
      • 1967 Benet, J. Región [1996] 237 Esp (CDH )
        Al balido de las ovejas suceden los ladridos de la jauría y el toque de las cornetas.
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 140 Co (CDH )
        A fines de marzo, en una madrugada de lluvias prematuras, la calma tensa de las semanas anteriores se resolvió abruptamente con un desesperado toque de corneta, seguido de un cañonazo que desbarató la torre del templo.
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 140 Co (CDH )
        En medio del tropel de botas, de órdenes contradictorias, de cañonazos que hacían temblar la tierra, de disparos atolondrados y de toques de corneta sin sentido, el supuesto coronel Stevenson consiguió hablar con Arcadio.
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 146 Co (CDH )
        Un lunes, a las diez y veinte de la mañana, Amaranta estaba vistiendo a Aureliano José, cuando percibió un tropel remoto y un toque de corneta, un segundo antes de que Úrsula irrumpiera en el cuarto con un grito: «Ya lo traen».
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
        Él no le puso atención, porque estaba pendiente de los aprestos de tropa, los toques de corneta y las voces de mando que estropeaban el alba.
      • 1968 Sastre, A. Crónicas romanas [1990] Esp (CDH )
        (Hay dos colas, que avanzan con pasos militares —descanso, firmes, un paso al frente, etc.— una ante la taquilla del campo de concentración prostibulario. La otra, formada por los que salen de allí, se sitúa ante una puerta en la que dice: «Hospital». De pronto toque de corneta: «A formar.» Lo hacen todos con palas y picos. Al mando de un sargento, con el ritual conveniente «novedad», al superior, etc. Pican y palean rígidamente. Les tiran piedras desde las murallas. Cuando uno cae con la cabeza rota es retirado por los camilleros, y otro soldado da un paso al frente, un episodio de la guerrilla numantina: un grupo ataca a los soldados romanos. Matan a algunos, y todos ellos caen acribillados. Los retiran, arrastrándolos, etc. Todo ello hasta un ritmo vertiginoso y en el estrépito de una marcha militar alemana. De pronto, muy bruscamente, silencio. Irán apareciendo personajes según, se vaya diciendo. Primero, un soldado de los que picaba mientras los demás se tumban, reventados, llevando el pico como si fuera un fusil, saluda a un cabo. El siguiente juego lo pueden hacer dos o tres actores).
      • 1970 León, M. T. Memoria melancolía [1982] Esp (CDH )
        Se oían toques de cornetas cada vez que se le ocurría salir.
      • 1975 Ortiz, F. Música afrocubana [1975] 130 Cu (CDH )
        Ya en prensa estas páginas, nos escribe Alejo Carpentier haber hallado una versión venezolana del aludido romance Don Gato, que "acaba de publicarse en una recopilación oficial del folklore venezolano", la cual "coincide con el pretendido areíto". Y añade Carpentier: "El Don Gato es primitivamente un romance francés, contemporáneo del Mambrú, que no figura en ninguna de las recopilaciones primeras de romances españoles. Es un romance de mediados del siglo xviii pasado a España en los días del Mambrú." Llevado al estudio de todo el grupo de romances franceses pasados a España y a buscar sus orígenes en Francia, !;e encuentra con que muchos presentan las mismas características rítmicas, a tal punto que se hallan en realidad una serie de canciones francesas del siglo xviii casi idénticas al areíto de Anacaona. Incluso hay un toque de corneta reglamentario, de granaderos franceses del siglo xviii, que tiene las mismas características.
      • 1975 Urrutia, J. Sistemas comunicación [1975] Esp (CDH )
        Los soldados saben el código de toques de corneta que rige la vida dentro de los cuarteles y campamentos militares.
      • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] Esp (CDH )
        La complicada ceremonia militar — húsares que evolucionan , saludos con el sable desenvainado , toques de corneta — transcurrió como cualquier otro día .
      • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
        Con Sormujo hablaba de literatura en las horas inacabables de las tardes lentas, entre dos ranchos de hambre, entre dos toques de corneta de diana o silencio, entre dos adormilamientos de modorra.
      • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] 205 Ve (CDH )
        Tropas de parada, aquellas voces ásperas de "atención", "firmes" y aquellos ruidos secos de talonazos y culatas, aquellos ecos de toques de corneta, de marchas.
      • 1976 Uslar Pietri, A. Oficio difuntos [1976] Ve (CDH )
        Ya no era el sucesor designado, le habían sido arrancados en un segundo poderes y nombramientos, le habían sido arrebatados los cortesanos, los batallones, el uniforme, las presillas doradas, el toque de corneta en los cuarteles, las esperanzas.
      • 1979 Arenas Luque, F. V. Buenos Aires [1979] Ar (CDH )
        Los tranvías, además, suspendieron esos días el toque de corneta y el uso de cascabeles que usaban esos transportes.
      • 1980 Benet Goitia, J. Saúl [1994] 173 Esp (CDH )
        La salva se disipa pronto a un toque de corneta o una descarga contra las tapias; la mula será retirada para que su lugar sea ocupado por el alcalde y el espíritu —satisfecho de haber durado un instante— ni siquiera se despide del cadáver tras su largo cautiverio en el pensamiento; se cierne alrededor de él —una equívoca distorsión de la luz rota en la jornada setembrina en que se ha producido el cambio— en cuanto reminiscencia de aquella lacustre quietud de donde surgió la corriente del tiempo, para fluir en lo sucesivo a través de la mudez y perder, entre ruidos, la memoria de su nacimiento en el seno del silencio.
      • 1980 Benet Goitia, J. Saúl [1994] 189 Esp (CDH )
        Habían sido desde su nacimiento favorecidos ¿y qué?; en alguna parte estaría la compensación de sus privilegios, de la misma manera que otros saboreaban los frutos de su trabajo, y nunca llegaron a pensar que las condiciones de unos y otros habrían de trastocarse a un toque de corneta.
      • 1980 Salom, J. Corto vuelo [1994] Esp (CDH )
        (Mutis del Sargento. Toques de corneta.)
      • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )
        Se escucha el toque de una corneta.

        LOPE RUIZ¡Eh...! ¿Oís?

        ALTAMIRANOCorneta española.

      • 1981 Arrau, S. Digo [1992] 41 Ch (CDH )
        Se escucha un toque de corneta. El chivateo se acalla.
      • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )
        Obedecen al toque de corneta.
      • 1981 Arrau, S. Digo [1992] Ch (CDH )
        Se escucha el toque de corneta.
      • 1983 Prensa ABC, 03/12/1983 [1983] Esp (CDH )
        La familia bancaria se reunió el pasado jueves, «a toque de corneta», en torno a la mesa del Club Siglo XXI para escuchar al subgobernador del Banco de España.
      • 1984 Tomás García, J. L. Orilla droga [1985] Esp (CDH )
        C) Los cambios de actividad regirán por toques de corneta.
      • 1985 Fernán Gmz, F. Ninguna parte [1995] Esp (CDH )
        Acabado el pregón, todos escuchamos en silencio el toque de corneta.
      • 1985 Rellán, M. Á. Muerte cantor [1985] 53 Esp (CDH )
        ¡Toque de zafarrancho! / (El lancero imita, como puede, un toque de corneta. La gitana, que sigue con su danza, comienza a despojarse de su amplio disfraz al ritmo que marca el descornetado lancero. Con enorme habilidad va mostrando su anatomía. Un escotado vestido ciñe exageradamente el soberbio cuerpo. El capitán, pendiente de sí mismo, es el único que no repara en las evoluciones de la gitana. Los demás no apartan los ojos de ella).
      • 1985 Satué, F. J. Desierto ojos [1986] 135 Esp (CDH )
        Aunque le destinaran a un puesto de la frontera del Sur, con el objeto de que perfeccionara en la práctica sus saberes sobre la construcción de fortalezas y complejos militares defensivos; era una temporada que recordaba por una resonancia peculiar —un silencio borroso, indefinido, que habría denominado «cósmico», pues empapaba las casas, la instrucción de los soldados, los toques de corneta, el trasiego de alimentos, los saludos y conversaciones en la sala de oficiales—, ese mutismo que revelaba la imposibilidad de entablar un diálogo coherente, el cultivo de pequeños detalles amistosos respecto a los seres con los que compartía un barracón que una tormenta no demasiado iracunda habría derribado...
      • 1986 Gironella, J. M. Hombres lloran [1987] Esp (CDH )
        Por el momento, dejadme llorar varias horas seguidas, ya que por aquí no oigo ni toques de corneta, ni el estruendo de los barrenos, ni el cantar de los picapedreros...
      • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] 225 Esp (CDH )
        Minutos después, tras unos agudos toques de corneta, un batallón de Caballería tomó posiciones por los barrios de la ciudad.
      • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] 346 Esp (CDH )
        A duras penas interpretó el toque de corneta por los altavoces:
      • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] Esp (CDH )
        La reiteración del toque de corneta le hizo fruncir los labios en una mueca de repugnancia.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
        Tras un breve ensayo, en que cada solista templaba su instrumento (y aquellas incursiones en el silencio parecían también a veces preparativos militares, con caracoleos de caballos, toques de corneta, gritos de mensajeros y rumores de rancho), comenzaba a llegar de lejos la solfa lastimera de una armónica.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Esp (CDH )
        Fue sólo un instante, sin embargo, porque enseguida un imperioso toque de corneta vino a sacarlos de su desamparo.
      • 1994 Álape, A. Manuel Marulanda [2000] 157 Co (CDH )
        Había periodistas, profesores, hermanas de la caridad, cruz roja, doctores... En una gran portada de palma un letrero que decía: "Monterrey llave de la guerra y sello de la paz". De pronto un toque de corneta y a lo lejos empezaron a desfilar saliendo del monte las filas de hombres, mujeres y niños, con sus armas, en un chorro interminable.
      • 1995 Prensa El Mundo, 07/02/1995 [1995] Esp (CDH )
        Y hubo orden, con toque de corneta de «labios sellados».
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 02/06/1997 [02-06-1997] Esp (CDH )
        Iban las delanteras a toque de corneta, como Brad Pitt y su hermano contra las líneas alemanas en «Leyendas de pasión», cuando Mijatovic apareció por la laguna de la media punta.
      • 1997 Prensa ABC Electrónico, 24/10/1997 [24-10-1997] Esp (CDH )
        «La Iglesia española —señaló— es libre para hablar o no hablar cuando ella determine y nunca a golpe de tambor ni toque de corneta».
      • 1997 Prensa Diario de Yucatán, 20/12/1997 [20-12-1997] Mx (CDH )
        Una descubierta de motociclistas de la Secretaría de Protección y Vialidad fue abriendo paso a la banda de guerra del Colegio de Bachilleres Mérida-Xoclán, que, al redoble de tambores y toques de corneta, anunciaba el inicio de la marcha.
      • 2002 García Márquez, G. Vivir [2002] Co (CDH )
        No sabía siquiera que lo hubieran impuesto el domingo anterior, como me informaron ellos, ni había oído toques de cornetas o campanas, ni ningún otro indicio que me hubiera permitido entender por qué no había nadie en las calles.
      • 2007 Ndongo-Bidyogo, D. Metro (CORPES)
        Y sintió lástima: no tanto por su incierta situación, por dormir sobre esteras groseras y añosas en el suelo polvoriento, cubiertos escasamente por mantas costrosas que levantaban erupciones en la piel, obligándoles a rascarse con inusitada fruición hasta lacerar la carne; casi ni sentía las incomodidades de las noches de vigilia, hacinados en el estrecho habitáculo, martirizados por los olores ingratos; apenas le molestaban los gritos y los lloros de los niños, las voces lejanas de las mujeres, los toques de corneta y las arrítmicas tamboradas al arriar la bandera en aquel campamento como improvisado; tampoco le importaba su tremenda mala suerte: más que en ninguna otra cosa, pensaba en el joven guardia, obligado desde la niñez a aprender a ser el más duro en la despiadada competencia por la supervivencia cotidiana en un África deshumanizada y siempre hostil, irreconocible para sus forjadores de antaño.
      • 2016 Revilla, M. Á. Ser feliz Esp (CORPES)
        Me coloqué en una mesa donde estaban el alcalde, los concejales, el sargento de la Guardia Civil y demás autoridades civiles y militares. Como a toque de corneta, pronto empezaron a aparecer decenas de gigantescas ollas asidas por mujeres, que iban sirviendo con un cazo sopero el guiso de patata y bonito.
      • 2020 Mercado Merino, F. Una pandemia de errores Esp (CORPES)
        Y les piden trabajar a tiempo completo a quienes lo hacen a tiempo parcial; fichan estudiantes de medicina y enfermería para trabajar; recuperan jubilados y facilitan la homologación de titulados en el extranjero. Para hacer esto Alemania ni precisa el BOE ni una videoconferencia: usa las redes sociales para este toque de corneta. Una llamada de un hospital en Maguncia congrega más de mil estudiantes de medicina deseosos de colaborar.
    1. s. f. Con el complemento de órdenes, para referirse a la corneta empleada en el ejército para dar los toques de mando.
      docs. (1828-2021) 13 ejemplos:
      • 1828 Murgueito, P. "Pedregal, diciembre 1828" p. 48 Col documentos Simón Bolívar, XVIII Co (BD)
        Yo habia mandado alto con la corneta de órdenes, cuyos toques habian sido contestados por la de la guerrilla.
      • 2021 Barrientos Matos, N. "Marilda" [21-08-2021] Periódico 26 (Las Tunas) Cu (HD)
        Fotos y objetos personales, documentos de la guerra, grabados de la época, el machete de combate que perteneciera al León de Santa Rita y la corneta de órdenes usada en el fragor de la contienda, además de otras piezas imprescindibles en la narrativa del devenir local y nacional, son testigos y expresión de la rebeldía de un pueblo contra lo injusto y cruel.
      • 1828 Murgueito, P. "Pedregal, diciembre 1828" p. 48 Col documentos Simón Bolívar, XVIII Co (BD)
        Yo habia mandado alto con la corneta de órdenes, cuyos toques habian sido contestados por la de la guerrilla.
      • 1853 Ascasubi, H. Paulino Lucero [1955] Ar (CDH )
        8 Un punto alto toca la corneta de órdenes para llamar la atención de un cuerpo de tropas.
      • 1878 Santa Coloma, J. Fiestas reales toros [1878] Esp (CDH )
        La corneta de órdenes de la fuerza esterior de la plaza dió el golpe de atencion de la llegada al circo de las personas Reales.
      • 1885 Ortega Munilla, J. "Misa de campaña" [28-12-1885] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
        Cuando las manos trémulas del sacerdote elevan la hostia en la atmósfera glacial y húmeda, resuena un estallido en los aires. Vibra el cañón lejano desgarrando con sus ondulaciones las nieblas, suena la Marcha Real, la corneta de órdenes y los 20.000 soldados hincan una rodilla en tierra.
      • 1895 Guerrero, R. Guerra Riff p. 269 Esp (BD)
        Había instruido tan bien á la partida que, como el uso de la corneta de órdenes haría imposible la sorpresa, convino con sus subordinados en mandarlos, agitando un pañuelo blanco.
      • 1914 Santacruz, P. "Colonia escolar Calvete" [01-11-1914] La Escuela Moderna (Madrid) Esp (HD)
        Los cuarenta y dos niños poseen instrucción militar y hacen gala de ella con un entusiasmo imponderable. Apenas la corneta de órdenes lanza al aire las notas metálicas de sus imperativos mandatos, los niños abandonan sus juegos o sus libros y se arman con sus fusiles, agrupándose alrededor de su jefe, un chiquillo de rostro inteligente, un pequeño Napoleón que ha nacido para mandar.
      • 1931 Glz Alonso, L. "Militarismo infantil" [03-10-1931] Ahora (Madrid) Esp (HD)
        A las cinco y media de la mañana, un altavoz difunde la diana del cornetín de guardia, y en seguida hace coro el trompeteo de las 22 cornetas de órdenes. Media hora es bastante para que los minúsculos reclutas deshagan sus camastros, se laven, etc., y para que cada escuadra, cada centuria, cada legión, y todas, se alineen para asistir al solemne alza-bandera.
      • 1971 Medina, J. R. Homenajes tiempo [1972] Ve (CDH )
        "Aquella guerra duraría cinco años, mas para el soldadito de Parapara no sería sino el eslabón inicial de una cadena más larga. Con su chopo al hombro, a veces con la corneta de órdenes pegada a los gruesos labios, se le verá marchar por las reverberantes sabanas del Guárico hasta los verdes valles de Aragua y de Carabobo; regresará luego para internarse en Cojedes, Portuguesa y Apure, y finalmente llegará hasta los arenales sedientos de Coro. En sus primeros tiempos conoce a casi todos los paladines de la cambiante revolución: Pío Toro, Agapito Carpio, Valentín Viera, José Leiceaga, Antonio Valero, Tiburcio Trocel, Amador Armas. Un año después —en 1859— en Carabobo le hacen sargento. En 1860, ya de suboficial, una bala le rompe la pierna derecha, pero esto no le detiene ni le acobarda. Cuando, en 1863, triunfante al fin, llega la Federación a Caracas, Joaquín Crespo ya es Coronel. Su cojera es como una condecoración. Su prestigio crece en los llanos como la espuma de la leche durante el ordeño. Un año más (1864) y habrá alcanzado el generalato. ¡Un general de 23 años!"
      • 1994 Madrid, J. "Caldito" [30-06-1994] El País (Madrid) Esp (HD)
        Paquito ganó, con justicia, imitando a Cantinflas, pero podía imitar cualquier ruido y cualquier voz, a saber: ruido del tren, relincho de caballo, la cadena del retrete, el clarín de los toros, la corneta de órdenes y lo que se terciase. Cuentan que Paquito Donald se prendó de La Reina Pastora nada más verla y que, mientras ella cantaba, comenzó a imitar aplausos y vivas, y Carmen tuvo que parar la actuación porque se mondaba de risa.
      • 2007 Anónimo "Con honores" [29-01-2007] La Prensa (San Pedro Sula) Ho (HD)
        La corneta de órdenes y una leve llovizna marcó el inicio de la nueva vida del piloto que dejó a Honduras, el sábado, a los 67 años.
      • 2020 Lloréns, C. Destino héroes Esp (BD)
        Los capitanes de las diferentes compañías distribuyeron a la tropa para que cada pelotón levantara su tienda, hasta que la corneta de órdenes sonó mandando formar a la tropa en la parte central.
      • 2021 Barrientos Matos, N. "Marilda" [21-08-2021] Periódico 26 (Las Tunas) Cu (HD)
        Fotos y objetos personales, documentos de la guerra, grabados de la época, el machete de combate que perteneciera al León de Santa Rita y la corneta de órdenes usada en el fragor de la contienda, además de otras piezas imprescindibles en la narrativa del devenir local y nacional, son testigos y expresión de la rebeldía de un pueblo contra lo injusto y cruel.
      • 1828 Murgueito, P. "Pedregal, diciembre 1828" p. 48 Col documentos Simón Bolívar, XVIII Co (BD)
        Yo habia mandado alto con la corneta de órdenes, cuyos toques habian sido contestados por la de la guerrilla.
      • 1853 Ascasubi, H. Paulino Lucero [1955] Ar (CDH )
        8 Un punto alto toca la corneta de órdenes para llamar la atención de un cuerpo de tropas.
      • 1878 Santa Coloma, J. Fiestas reales toros [1878] Esp (CDH )
        La corneta de órdenes de la fuerza esterior de la plaza dió el golpe de atencion de la llegada al circo de las personas Reales.
      • 1885 Ortega Munilla, J. "Misa de campaña" [28-12-1885] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
        Cuando las manos trémulas del sacerdote elevan la hostia en la atmósfera glacial y húmeda, resuena un estallido en los aires. Vibra el cañón lejano desgarrando con sus ondulaciones las nieblas, suena la Marcha Real, la corneta de órdenes y los 20.000 soldados hincan una rodilla en tierra.
      • 1895 Guerrero, R. Guerra Riff p. 269 Esp (BD)
        Había instruido tan bien á la partida que, como el uso de la corneta de órdenes haría imposible la sorpresa, convino con sus subordinados en mandarlos, agitando un pañuelo blanco.
      • 1914 Santacruz, P. "Colonia escolar Calvete" [01-11-1914] La Escuela Moderna (Madrid) Esp (HD)
        Los cuarenta y dos niños poseen instrucción militar y hacen gala de ella con un entusiasmo imponderable. Apenas la corneta de órdenes lanza al aire las notas metálicas de sus imperativos mandatos, los niños abandonan sus juegos o sus libros y se arman con sus fusiles, agrupándose alrededor de su jefe, un chiquillo de rostro inteligente, un pequeño Napoleón que ha nacido para mandar.
      • 1921 Anónimo "Funerales Eduardo Dato" [14-03-1921] El Heraldo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
        A las once, un punto de atención de la corneta de órdenes indicó la llegada del Monarca que, en efecto, acompañado del infante D. Raniero, descendió a la hora indicada en el atrio de la iglesia, de su coche a la Grand D’Aumont.
      • 1931 Glz Alonso, L. "Militarismo infantil" [03-10-1931] Ahora (Madrid) Esp (HD)
        A las cinco y media de la mañana, un altavoz difunde la diana del cornetín de guardia, y en seguida hace coro el trompeteo de las 22 cornetas de órdenes. Media hora es bastante para que los minúsculos reclutas deshagan sus camastros, se laven, etc., y para que cada escuadra, cada centuria, cada legión, y todas, se alineen para asistir al solemne alza-bandera.
      • 1971 Medina, J. R. Homenajes tiempo [1972] Ve (CDH )
        "Aquella guerra duraría cinco años, mas para el soldadito de Parapara no sería sino el eslabón inicial de una cadena más larga. Con su chopo al hombro, a veces con la corneta de órdenes pegada a los gruesos labios, se le verá marchar por las reverberantes sabanas del Guárico hasta los verdes valles de Aragua y de Carabobo; regresará luego para internarse en Cojedes, Portuguesa y Apure, y finalmente llegará hasta los arenales sedientos de Coro. En sus primeros tiempos conoce a casi todos los paladines de la cambiante revolución: Pío Toro, Agapito Carpio, Valentín Viera, José Leiceaga, Antonio Valero, Tiburcio Trocel, Amador Armas. Un año después —en 1859— en Carabobo le hacen sargento. En 1860, ya de suboficial, una bala le rompe la pierna derecha, pero esto no le detiene ni le acobarda. Cuando, en 1863, triunfante al fin, llega la Federación a Caracas, Joaquín Crespo ya es Coronel. Su cojera es como una condecoración. Su prestigio crece en los llanos como la espuma de la leche durante el ordeño. Un año más (1864) y habrá alcanzado el generalato. ¡Un general de 23 años!"
      • 1994 Madrid, J. "Caldito" [30-06-1994] El País (Madrid) Esp (HD)
        Paquito ganó, con justicia, imitando a Cantinflas, pero podía imitar cualquier ruido y cualquier voz, a saber: ruido del tren, relincho de caballo, la cadena del retrete, el clarín de los toros, la corneta de órdenes y lo que se terciase. Cuentan que Paquito Donald se prendó de La Reina Pastora nada más verla y que, mientras ella cantaba, comenzó a imitar aplausos y vivas, y Carmen tuvo que parar la actuación porque se mondaba de risa.
      • 2007 Anónimo "Con honores" [29-01-2007] La Prensa (San Pedro Sula) Ho (HD)
        La corneta de órdenes y una leve llovizna marcó el inicio de la nueva vida del piloto que dejó a Honduras, el sábado, a los 67 años.
      • 2020 Lloréns, C. Destino héroes Esp (BD)
        Los capitanes de las diferentes compañías distribuyeron a la tropa para que cada pelotón levantara su tienda, hasta que la corneta de órdenes sonó mandando formar a la tropa en la parte central.
      • 2021 Barrientos Matos, N. "Marilda" [21-08-2021] Periódico 26 (Las Tunas) Cu (HD)
        Fotos y objetos personales, documentos de la guerra, grabados de la época, el machete de combate que perteneciera al León de Santa Rita y la corneta de órdenes usada en el fragor de la contienda, además de otras piezas imprescindibles en la narrativa del devenir local y nacional, son testigos y expresión de la rebeldía de un pueblo contra lo injusto y cruel.
  3. s. f. Instrumento musical de viento consistente en una concha de caracol marino.
    Sinónimos: bocina; trompa; trompeta
    docs. (1550-2014) 37 ejemplos:
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      Sonaban cornetas de caracoles grandes y daban grandísimos alaridos, que hacían temblar las carnes a sus enemigos y aunque en las guerras eran valentísimos y osaban morir, pero todavía amaban y deseaban la paz y posesión de sus casas y haciendas.
    • 2014 Caballero, A. "La vorágine, Rivera" [23-01-2014] Revista Arcadia (Bogotá) Co (CORPES)
      Y el ruido de las palabras: artificiosamente poéticas, como "albicante", que quiere decir "notable por su blancura", o altamente especializadas, como "belduque", que es un cuchillo pequeño, o "fotuto" que es una corneta rústica. A veces, por el puro placer del ruido, suelta el autor retahílas de nombres de caños y de ríos que ningún lector recordará, pues nunca se repiten: el Vaupés y el río Negro sí; pero ¿el caño Yurubaxí, el correntón de Yavaraté, el río Purús, el Yaguanarí, el Guaracú, el Isana y el Kerarí, el Cababurí, el Maturacá? ¿El Curicuriarí?
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      Sonaban cornetas de caracoles grandes y daban grandísimos alaridos, que hacían temblar las carnes a sus enemigos y aunque en las guerras eran valentísimos y osaban morir, pero todavía amaban y deseaban la paz y posesión de sus casas y haciendas.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Por ramos llevavan cañas verdes y espinas de maguey; ivan tañendo con su caracol o corneta y con su pito: un rato tañían con la corneta y otro rato con el pito, y assí ivan remudando la música.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 273 Co (CDH )
      / Los otros que pusieron la candela / Y no salieron bien con el insulto, / Cumplíales hacer buena rodela / Para no dar las flechas en el bulto; / Y el mas valiente dellos se recela / Por oir de gandules gran tumulto, / Sonando por los altos y peñoles / Cornetas de marinos caracoles.
    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] fol. 320v Esp (CDH )
      Pero parece que no viene a propósito, porque que tiene que ver Triton trompeta de Neptuno tocando una corneta en medio de una culebra? Ninguna cosa hallára Alciato a su propósito mas conviniente, lo qual se vera explicándola, para lo qual avemos de saber que Triton fue trompeta de Neptuno de la cinta arriba era hombre, y della abaxo pece, como dize el Poeta libro 10.
    • 1977 Aguilera, C. Arte tenochca [1985] Mx (CDH )

      La música comenzó por todos los templos en donde se iba a hacer el sacrificio, Tezozómoc enumera algunos de los instrumentos conocidos por los mexicas y apropiados a la gravedad y solemnidad de la ocasión:

      enseguida empezaron los sacerdotes a tocar las cornetas, que eran como hemos dicho, el tecciztli, un caracol grande o bocina de hueso blanco que atemorizaba las carnes al que las oía [...].
    • 2014 Caballero, A. "La vorágine, Rivera" [23-01-2014] Revista Arcadia (Bogotá) Co (CORPES)
      Y el ruido de las palabras: artificiosamente poéticas, como "albicante", que quiere decir "notable por su blancura", o altamente especializadas, como "belduque", que es un cuchillo pequeño, o "fotuto" que es una corneta rústica. A veces, por el puro placer del ruido, suelta el autor retahílas de nombres de caños y de ríos que ningún lector recordará, pues nunca se repiten: el Vaupés y el río Negro sí; pero ¿el caño Yurubaxí, el correntón de Yavaraté, el río Purús, el Yaguanarí, el Guaracú, el Isana y el Kerarí, el Cababurí, el Maturacá? ¿El Curicuriarí?
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      Sonaban cornetas de caracoles grandes y daban grandísimos alaridos, que hacían temblar las carnes a sus enemigos y aunque en las guerras eran valentísimos y osaban morir, pero todavía amaban y deseaban la paz y posesión de sus casas y haciendas.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Por ramos llevavan cañas verdes y espinas de maguey; ivan tañendo con su caracol o corneta y con su pito: un rato tañían con la corneta y otro rato con el pito, y assí ivan remudando la música.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 89 Co (CDH )
      / El campo se veló de buena gana / Estando cada cual apercebido; / Mas luego como vino la mañana / Oyóse de cornetas gran ruido, / Y gente que cubria la zavana / Con temerosa grita y alarido: / Con tanta furia vienen escuadrones / Que tiemblan los mas fuertes corazones.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 91 Co (CDH )
      / La furia de los indios los aprieta, / Y los indios son dellos apretados, / Tanto que mucha parte se quïeta / Por ver aquí y allí despedazados; / Mas Baucunar, tocando su corneta, / Salieron los que estaban emboscados, / Con tal y tan crüel arremetida, / Que fueron muchos nuestros sin la vida.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 96 Co (CDH )
      / El Baucunar que todos los sujeta / Ansimismo trató con esta gente, / Que al tiempo que tocase su corneta / Acometiesen todos juntamente: / Estaban en la parte mas secreta / Con ánimo crüel, hervor ardiente, / Deseando la seña conocida / Para hacer cruel arremetida.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 96 Co (CDH )
      / Bien ansí, como perro detenido / Con trailla venados inquiriendo, / Que si por donde van alguno vido / Antes que lo solteis está gimiendo, / Y de la gran tardanza desabrido / Se está con el orgullo deshaciendo / Hasta tanto que se desembaraza / Y va con brava furia tras la caza; / Representábase desta manera / La bárbara nación encarnizada, / A la sazón que estaban en espera / De la señal que tienen concertada: / Oyóse la corneta, salen fuera / Con furia jamás vista ni pensada, / Suenan de todas partes alaridos / Y gritas que conmueven los oidos.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 132 Co (CDH )
      / Al español brioso y alentado / Incitaba sonido de trompetas, / Ansimismo de dentro del cercado / Al indio gran ruïdo de cornetas: / Hasta tanto que el sol apresurado / Distaba por igual de entrambas metas, / Y viendo que sus golpes eran vanos, / Se retrajeron nuestros castellanos.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 199 Co (CDH )
      / Dejadas estas gentes ya sujetas, / Yendo por un gran llano cierto dia, / Oyeron tal ruïdo de cornetas, / Que pareció que el mundo se hundia: / No tuvieron sus ánimas quïetas / Hasta bien percebir lo que seria, / Y vieron descender de unos recuestos / Innumerables bárbaros compuestos.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 214 Co (CDH )
      / Y el santo resplandor de la mañana / Por cumbres y por llanos estendido, / La gente que quedaba castellana / Oyeron de cornetas gran ruïdo; / Y luego descubrió por la zavana / Golpe de gente bien apercebido / De varias armas, intencion nociva, / Sin ver á George Espira por dó iba.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] Co (CDH )
      / Y no podia bien ser numerada / La gente del ejército salvaje, / Pues la tierra tenian ocupada / Con determinacion y con coraje: / Pavés de manatí, lanza tostada, / Casco de duro cuero con plumaje, / Con dardos ó con flechas muchos dellos, / Y cornetas colgadas de los cuellos.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 230 Co (CDH )
      / Luego de sus cornetas hay repique / Para se convocar la gente brava: / Salen del agua todos muy á pique / Proveida de tiros el aljaba; / A fin de libertar á su cacique, / Que ya Pedro de Limpias les llevaba; / De lebreles rabiosos es la furia / Para vengarse de tan gran injuria.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 270 Co (CDH )
      / Porque las gentes á furor subyetas / Se convocan, animan y se llaman, / Tocando sobre mas de mil cornetas / Que parece tocándolas que braman: / Innumerable copia de saetas / Por una y otra parte se derraman, / Galgas lapídeas, infinito canto, / Que al mas fuerte causaban gran espanto.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 273 Co (CDH )
      / Los otros que pusieron la candela / Y no salieron bien con el insulto, / Cumplíales hacer buena rodela / Para no dar las flechas en el bulto; / Y el mas valiente dellos se recela / Por oir de gandules gran tumulto, / Sonando por los altos y peñoles / Cornetas de marinos caracoles.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 294 Co (CDH )
      / Animan con cornetas los de fuera / Que son hechas de grandes caracoles.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 311 Co (CDH )
      / Y demás de los gritos y clamores / Que dan a la no vista compañía, / Tocan tantas cornetas y atambores / Que pareció que el mundo de hundia; / Mas los fortísimos conquistadores / Bajaron á las casas que tenia, / Llenas de regocijo las entrañas / Por ser aquel el fin de las montañas.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 335 Co (CDH )
      / Suena luego la grita y algazara, / De bárbaras cornetas ronco canto; / Del alto viene numerosa jara; / De mas abajo hacen otro tanto; / Los del pueblo de ver cosa tan rara / Poseidos estan de gran espanto: / Dan arma luego, tocan atambores, / Convócanse los grandes y menores.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 342 Co (CDH )
      / Y como gentes de temor exentas, / A voces dicen: «Esperad, gallinas, / Para que rematemos nuestras cuentas / Al son de las cornetas y bocinas.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] Co (CDH )
      / Llegados á las partes mas vecinas, / Subidos en cerrillos y peñoles, / Tocaron las cornetas y bocinas, / Cóncavos y marinos caracoles, / Llamando por sus nombres de gallinas / A los mas conocidos españoles, / Con un título mas tan sin vergüenza / Que por su fealdad no se comienza.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 353 Co (CDH )
      / »Por tanto caminemos con el dia / Lo que nos resta dél incontinente, / Porque llegada ya la noche fria / Estemos á la hora competente / Sobre Gualapori, que se desvía / Pocos pasos de la cristiana gente; / Y cuando se tocare la corneta / Cada cual á sus casas arremeta.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 355 Co (CDH )
      / Púsole su pretal de cascabeles, / Y abrevia lo posible la carrera / A la parte do suenan mas tropeles / Y mayor junta de la gente fiera; / Y como por algunos infieles / Entendieron andar caballo fuera, / Antes que contra ellos arremeta / A recoger tocaron la corneta.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 356 Co (CDH )
      / Ocuparon las cumbres y peñoles; / Hieren con grita los mudables vientos / Cornetas y torcidos caracoles, / Usados en guerreros movimientos; / Muchos traen vestidos españoles, / Y muchos los benditos ornamentos, / Haciendo por escarnios y desdenes / Ostentacion de los robados bienes.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 368 Co (CDH )
      / Y aquella noche, puestos en paradas / En partes encubiertas y secretas / Haciendo grandes fuegos y ahumadas, / Sonaba gran estruendo de cornetas, / Y por la playa van gentes armadas / Que no quieren á sueño ser subyetas, / Porque de los recuentros atrasados / Estaban temerosos y avisados.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 369 Co (CDH )
      / Opónense catervas de salvajes; / Levantase la grita y alaridos, / Larga y espesa selva de plumajes, / Voces que se confunden los oidos; / Resuenan sagitíferos carcajes, / Los golpes de los arcos y crujidos; / Rompe los aires índica corneta, / Y acá cualquier caballo se inquieta.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 370 Co (CDH )
      / Presto se vido ser consejo sano / Para salir mejor de los conflitos; / Pues apenas llegaban á lo llano, / Cuando vieron plumajes infinitos / Que descendian con potente mano, / Dando terribles y espantables gritos, / Temeroso rüido de cornetas / Y abundancia de dardos y saetas.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 388 Co (CDH )
      / Al tiempo de surgir en la bahía, / Hizo con sus cornetas tal estruendo / Que pareció quel mundo se hundia, / Con grita que los aires va rompiendo / Y á todo corazon temor ponia, / Y mucho mas á quien tales rüidos / Nunca jamás tocaron los oidos.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 394 Co (CDH )
      / Habia de cornetas gran repique / Ostentando sus fuerzas y poderes, / Y todos cuantos son puestos á pique / Segun requieren tales menesteres: / En ricas andas traen al cacique; / También viene gran suma de mujeres / A gozar de la caza castellana, / Que todos allí comen carne humana.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 394 Co (CDH )
      / Las voces y terribles alaridos / Rompen los aires hasta las estrellas; / Resuenan por los campos estendidos / Los gritos de las dueñas y doncellas; / En diferentes partes hay gemidos / Y sones de mortíferas querellas; / Cesa con ellos, porque son mayores, / Aquel de sus cornetas y atambores.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 409 Co (CDH )
      / El son de sus cornetas suena luego / Que vieron á la gente peregrina, / Y porque no gozasen del entrego / De la villa que estaba mas vecina, / A las pajizas casas ponen fuego / Con determinación luciferina, / Y en escuadrón formado, como diestros, / Al camino salieron á los nuestros.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 414 Co (CDH )
      / Cuando la carnicera compañía / Llegó donde tenia de costumbre, / Y para sus efectos aquel dia / Cargó mas arriscada muchedumbre / Con infinitos dardos y saetas / Y estruendo temeroso de cornetas.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 416 Co (CDH )
      / El acometimiento fué terrible, / El número de bárbaros sin cuenta, / El son de las cornetas insufrible, / La furia de temor libre y exenta: / Juzgara la razón ser imposible / El poder escapar de la tormenta; / Mas á los de valor y á los inertes / Necesidad los hizo ser mas fuertes.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] Co (CDH )
      / Y este sitio tomó con pensamiento / De no dejallo por algunos dias, / Porque los bárbaros con la tardanza / Perdiesen algo de su lozanía; / Los cuales, como viesen en su tierra / La gente forastera que esperaban, / Creyendo no hacer allí parada, / Sino que prosiguieran su camino, / Pusieron en concierto sus escuadras, / Y ocuparon los pasos, desde donde / Pudieran ser los nuestros ofendidos, / Con sonorosa grita y algazara / Y estruendo de atambores y cornetas; / Todo lo cual cesó reconociendo / Asentar tiendas en aquella altura, / Y como no hicieron mudamiento / Aquella noche ni siguiente dia, / Considerando ser estratagema / Y haber dispusicion para celadas / De parte de la gente peregrina, / A causa de los altos pajonales / Que rodeaban este circuito, / Levantados, espesos, y de suerte? / Que podian tener hombres ocultos, / Determinaron de ponelles fuego.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 526 Co (CDH )
      / No tigre, no leon, no bestia fiera / Se mueve con denuedo tan terrible / Al tiempo que á la caza se abalanza / Para satisfacer vientre hambriento, / Cuanta fué la braveza y el orgullo / Que muestra la caterva carnicera / En el asalto duro y espantoso, / Con estruendo, rüido y alboroto / De horrísonas bocinas y cornetas, / De canillas, de brazos ó de piernas / De sus contrarios muertos en la guerra, / Apresurados sones de alambores / Y voces que confunden los oidos: / Entran volando flechas, duros dardos, / Y piedras de las hondas impelidas, / Picas en escuadron que perturbaban / A los caballos el entrar por ellos; / Y ansí los españoles por tres veces / Iban perdiendo tierra de la plaza, / Muchos de las espesas rocïadas / De flechas y pedradas mal heridos.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 529 Co (CDH )
      / La centinela huye, y arma dando / Convoca los vecinos soñolentos: / Responde de cornetas al instante / Horrísono tumulto y estampida, / Y á las primeras casas ponen fuego.
    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] fol. 320v Esp (CDH )
      Pero parece que no viene a propósito, porque que tiene que ver Triton trompeta de Neptuno tocando una corneta en medio de una culebra? Ninguna cosa hallára Alciato a su propósito mas conviniente, lo qual se vera explicándola, para lo qual avemos de saber que Triton fue trompeta de Neptuno de la cinta arriba era hombre, y della abaxo pece, como dize el Poeta libro 10.
    • 1977 Aguilera, C. Arte tenochca [1985] Mx (CDH )

      La música comenzó por todos los templos en donde se iba a hacer el sacrificio, Tezozómoc enumera algunos de los instrumentos conocidos por los mexicas y apropiados a la gravedad y solemnidad de la ocasión:

      enseguida empezaron los sacerdotes a tocar las cornetas, que eran como hemos dicho, el tecciztli, un caracol grande o bocina de hueso blanco que atemorizaba las carnes al que las oía [...].
    • 1977 Aguilera, C. Arte tenochca [1985] Mx (CDH )

      Y el día que había de entrar a México: "hizo llamar Cihuacoatl a los chocarreros que eran los bailadores del palo cuauhtlatlazqueo quahuilacatzoque,y a los viejos cantores con el Teponaztli,y a los sacerdotes con cornetas y atabales, y que la trajesen con mucha brevedad, con muchos carretoncillos".

    • 2014 Caballero, A. "La vorágine, Rivera" [23-01-2014] Revista Arcadia (Bogotá) Co (CORPES)
      Y el ruido de las palabras: artificiosamente poéticas, como "albicante", que quiere decir "notable por su blancura", o altamente especializadas, como "belduque", que es un cuchillo pequeño, o "fotuto" que es una corneta rústica. A veces, por el puro placer del ruido, suelta el autor retahílas de nombres de caños y de ríos que ningún lector recordará, pues nunca se repiten: el Vaupés y el río Negro sí; pero ¿el caño Yurubaxí, el correntón de Yavaraté, el río Purús, el Yaguanarí, el Guaracú, el Isana y el Kerarí, el Cababurí, el Maturacá? ¿El Curicuriarí?
  4. Acepción en desuso
  5. s. f. Cuerno de res.
    docs. (1552-1992) 8 ejemplos:
    • a1552 Anónimo Poesía p. 290 Segunda parte del Cancionero general Esp (CDH )
      / Y aquella cabra Amaltea / que a Dios Jupiter dio tetas / en el cielo do passea / no ay hombre que no la vea / con sus doradas cornetas / Y si mirays sus cabritos / no lexos della do van / verlos heys sus cornezitos / acanchados doraditos / en el cielo donde estan / Y el cancer ques claro signo / sus cuernos trae con torno / tambien los trae con torno / otro signo su vezino / que se llama Capricorno: / Cornudo a Baco llamaron / y holgo se con tal exemplo / los que a Jupiter pintaron / con cuernos lo debuxaron / en el africano templo.
    • 1992 Andolz, R. DiccAragonés Esp (NTLLE)
      Cornetas: sust. fem. pl. = cuernos pequeños que salen en la cabeza de algunas ovejas y de corderos jóvenes.
    • a1552 Anónimo Poesía p. 290 Segunda parte del Cancionero general Esp (CDH )
      / Y aquella cabra Amaltea / que a Dios Jupiter dio tetas / en el cielo do passea / no ay hombre que no la vea / con sus doradas cornetas / Y si mirays sus cabritos / no lexos della do van / verlos heys sus cornezitos / acanchados doraditos / en el cielo donde estan / Y el cancer ques claro signo / sus cuernos trae con torno / tambien los trae con torno / otro signo su vezino / que se llama Capricorno: / Cornudo a Baco llamaron / y holgo se con tal exemplo / los que a Jupiter pintaron / con cuernos lo debuxaron / en el africano templo.
    • a1536-1585 Figueroa, F. Poemas p. 137 Cartapacio Morán Esp (CDH )
      / Aquella cabra Amalthea / que al gran Júpiter dio teta, / no ay nadie que no lo vea / que en el çielo se pasea / con sus doradas cornetas.
    • 1599-1622 Conde de Villamediana Poesías [1990] Esp (CDH )
      Loca justicia, muchos alguaciles, / cirineos de putas y ladrones, / seis caballeros y seiscientos dones, / argentería de linajes viles; / doncellas despuntadas por sutiles, / dueñas para hacer dueñas intenciones, / necios a pares y discretos a nones, / galanes con adornos mujeriles; / maridos a corneta ejercitados, / madres que acedan hijas con el vino, / bravos de mancomún y común miedo; / jurados contra el pueblo conjurados, / amigos como el tiempo de camino, / las calles muladar: esto es Toledo.
    • 1629 Maluenda, J. A. Cozquilla [1951] Esp (CDH )
      / No ambrientos de matar quatro Dotores / Dexan tantos tendidos en la cama, / Como dexa en la plaça su corneta, / Que de huesso los daños les receta.
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      CORNETA 'cuerno en el ganado lanar' [Z 202] (lám. 668, mapa 574).
    • 1992 Andolz, R. DiccAragonés Esp (NTLLE)
      Cornetas: sust. fem. pl. = cuernos pequeños que salen en la cabeza de algunas ovejas y de corderos jóvenes.
    • a1552 Anónimo Poesía p. 290 Segunda parte del Cancionero general Esp (CDH )
      / Y aquella cabra Amaltea / que a Dios Jupiter dio tetas / en el cielo do passea / no ay hombre que no la vea / con sus doradas cornetas / Y si mirays sus cabritos / no lexos della do van / verlos heys sus cornezitos / acanchados doraditos / en el cielo donde estan / Y el cancer ques claro signo / sus cuernos trae con torno / tambien los trae con torno / otro signo su vezino / que se llama Capricorno: / Cornudo a Baco llamaron / y holgo se con tal exemplo / los que a Jupiter pintaron / con cuernos lo debuxaron / en el africano templo.
    • a1536-1585 Figueroa, F. Poemas p. 137 Cartapacio Morán Esp (CDH )
      / Aquella cabra Amalthea / que al gran Júpiter dio teta, / no ay nadie que no lo vea / que en el çielo se pasea / con sus doradas cornetas.
    • 1599-1622 Conde de Villamediana Poesías [1990] Esp (CDH )
      Loca justicia, muchos alguaciles, / cirineos de putas y ladrones, / seis caballeros y seiscientos dones, / argentería de linajes viles; / doncellas despuntadas por sutiles, / dueñas para hacer dueñas intenciones, / necios a pares y discretos a nones, / galanes con adornos mujeriles; / maridos a corneta ejercitados, / madres que acedan hijas con el vino, / bravos de mancomún y común miedo; / jurados contra el pueblo conjurados, / amigos como el tiempo de camino, / las calles muladar: esto es Toledo.
    • 1628 Anónimo Tassa precios mercaderías fol. 13v Esp (BD)
      Cada par de tenacillas de calçar finas, a dos reales, y las ordinarias a real y medio. Vnos alicates finos tres reales. Cornetillas de bufano para calçadores, dos reales cada una. Sartas de vidrio de ocho bueltas, que se llaman de cebadilla, a tres reales cada sarta. Rosarios de Alemania amadroñados, a real cada vno.
    • 1629 Maluenda, J. A. Cozquilla [1951] Esp (CDH )
      / No ambrientos de matar quatro Dotores / Dexan tantos tendidos en la cama, / Como dexa en la plaça su corneta, / Que de huesso los daños les receta.
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      CORNETA 'cuerno en el ganado lanar' [Z 202] (lám. 668, mapa 574).
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      CORNETA (plu.) 'pitones de los borregos' [Na 501, 206] [Z] [So 400] [Te] [G 300] [Hu 103, 109] CORNETILLA (plu.) 'id.' [So 400] [Z 507] CUERNETA (plu.) 'id.' [Te 205, 207] CORNETICA (plu.) 'id.' [Te 206] CORNETITA (plu.) 'id.' [G 301] (lám. 696, mapa 602).
    • 1992 Andolz, R. DiccAragonés Esp (NTLLE)
      Cornetas: sust. fem. pl. = cuernos pequeños que salen en la cabeza de algunas ovejas y de corderos jóvenes.
  6. s. f. Mús. Juego de tubos del órgano de la familia de las flautas que constituye un medio registro solista de mano derecha compuesto por hileras de entre 3 y 12 tubos por cada tecla.
    docs. (1555-2021) 27 ejemplos:
    • 1555 Anónimo Toledo. AHP nº 1428 [1988] [vol. II, p. 3] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      A de tener el dicho horgano un flautado muy abultado y unas flautas que se tangan por si unisonus del dicho flautado y que digan con el flautado. [...] Otrosi a de tener unas dulçaynas (hay palabras tachadas; se puede leer: cornetas) que convengan unas con otras y cada una por si y con las mistura que las quysieren echar.
    • 2021 Molín Ruiz, M. A. "Órgano Castaño Robledo" [05-09-2021] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      Gracias a la abundancia de documentos conservados de Ortíguez y Pérez de Valladolid, se pudo reconstruir el sistema de fuelles con ruedas, el teclado de boj y granadillo además de la disposición original de registros. El órgano consta de un teclado de cuarenta y cinco notas y octava corta; respecto a registraciones incluye tapadillo, veinte y docena, trompeta real, lleno, corneta en eco, tambor en re, timbal en la y pájaros. Su diapasón está a cuatrocientos veintidós herzios.
    • 1555 Anónimo Toledo. AHP nº 1428 [1988] [vol. II, p. 3] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      A de tener el dicho horgano un flautado muy abultado y unas flautas que se tangan por si unisonus del dicho flautado y que digan con el flautado. [...] Otrosi a de tener unas dulçaynas (hay palabras tachadas; se puede leer: cornetas) que convengan unas con otras y cada una por si y con las mistura que las quysieren echar.
    • 1664 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [18-04-1664] AC-64 f. 36v Esp (CDH )
      Este dicho día el Sr. Procurador hizo relación cómo en la Diputación había parecido que el órgano se aderezase y se hiciese sólo la trompeta real, [aparece "clarines" tachado], corneta y dulzainas (); el Cabildo ordenó que lo que se hiciese sea con asistencia del organista.
    • 1675 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [04-09-1675] ACL 3; L. 17, fol. 136 Pe (CDH )
      En la ciudad de los Reies, a quatro días del mes de septiembre de milly seiscientos y setenta y cinco años, ante mí el escribano y testigos, parecio Ygnacio de Vergara, vecino desta ciudad y dixo que se a combenido y conssertado como por el tenor de la pressente se conviene y consierta con el dr. lissenciado Don Andrés Flores de la Parra, chantre de la Santa Yglecia cathedral desta Ciudad, en tal manera que se obliga de hacer vn órgano para la dicha Yglecia, que a de contener las calidades siguientes... / "Primeramente Un lleno Vivo como el otro órgano, y de su composission = Un flautado delantero = Vnas octauas = Vnas quinsenas = Un anassart (sic) = Una corneta = trompetas = un temblante = un secreto nuevo y juego de todas = tres fuelles nuevos del tamaño del otro órgano y un Paxarillo y con sus timbaletes... /
    • 1696 Anónimo Cuenca. Catedral. Memoria. [vol. II, p. 107] Evolución órgano español Esp (BD)
      Organo principal. Primeramente un secreto nuebo de quarenta y zinco canales. [...] Otro registro de nasarte en diez y setena, que con el calron que aora tiene formara un ermoso lleno de diberso sonido = se ha de hazer buevo (no tiene). Medio registro de cornettas.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 486 Esp (BD)
      Semejante especie de Cañuteria se practica en los Organos, para Cornetas, y para los registros llamados Nasardos, y tambien para los flautados tapados.
    • 1735 Anónimo Pamplona. AHP. Protocolo [vol. II, p. 155] Evolución órgano español Esp (BD)
      Primeramente flauteado mayor entonacion de treze palmos natural. Mas octava clara de anbas manos. Mas dozena clara de anbas manos. [...] Mas cinbala de tres caños por punto. Mas trompetas reales. Mas clarin de mano derecha. Mas bajoncillo de mano izquierda. Mas corneta de seis caños por punto. Mas corneta de cinco caños para equo. Mas cascaveles de tres caños por punto.
    • 1749 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [07-03-1749] AC-88 ff. 192r-v-193r Esp (CDH )

      Presentó el Sr. Procurador la relación firmada y hecha por José Loytegui, maestro organero vecino de Cogolludo, la cual leí públicamente y se reduce a que habiendo venido de orden del Cabildo los ha reconocido y hallado en el grande estar con tal discordia de voces y mala afinación que no se puede practicar, que tiene muchos caños trocados en la corneta de la cadereta y en la lengüetería y de estos cercenados las copas, mal compuestos de voces varias, unas ásperas y otras de poco espíritu, la trompeta bastarda de la cadereta totalmente impracticable y por lo mismo quitado el juego del tirador de una contra de la lengüetería está remendada con baldres y necesita de una pieza de estaño bien soldada, que el registro de campanillas no tiene uso y sin juego la llave del aire, que necesita diapasonarle toda la lengüetería y trompeta bastarda abriéndola por la soldadura y hacer los primeros bajos nuevos, con los viejos hacer tenores y con los tenores hacer tiples mudando todas las canales de su formación de voz y los zoquetes y lenguas necesarias con que quedará la lengüetería de espíritu, dulzura y con prontitud a tañerla que en este órgano se registra un temblor interior que daña mucho al lucimiento de voces cuya composición puede costar poco o mucho según la parte en que esté el daño y que un fuelle está malo y que la composición de este órgano, salvo lo del temblor costará con dichas condiciones 3200 reales de vellón.

    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ÓRGANO. Instrumento músico, el mayor, y más armonioso de todos. [...] Asimismo hai en el órgano asillas, frailetes, barras, chapas, muelles, mollero, riostres, banquillos, archetes, ó lunetos, bandas, árboles, tiradores, ecos, repasos, tornillos, guardillas, castillos, artillería, mixturas, contras, nasardos, cornetas, clarones, llenos, compuestas, regalías, ranas, saboyanas, trompetas, clarines, chirimías, tenores, bioletas, orlos, dulzainas, fabotes, cadereta, flautas dulces, y traveseras, y entonador.
    • 1833 Mtz Alcarria, J. Descripción órgano Valencia p. 11 Esp (BD)
      Música colocada en lo interior del órgano o segunda cadereta. [...] Mano derecha. Caños. Flautado violon.... 26. Octava tapada.... 26. Nasardo en docena.... 26. Nasardo en quincena.... 26. Corneta en eco de cinco por punto.... 130.
    • 1862 Herrero Mata, P. Trad. Música Religiosa, de L. Girod p. 114 Esp (BD)
      ¿Qué semejanza hay entre la corneta del órgano, registro de lleno, y la corneta de piston? El órgano es esencialmente diferente de la orquesta y es necesario conservarle su carácter. Es natural que haya afinidad, relaciones de semejanza con la orquesta en algunas partes, como en algunos de sus registros de flauta; pero le faltarán siempre bastantes cualidades, muchos de los medios que pertenecen á la orquesta. En cambio tiene recursos que la orquesta no puede tener.
    • 1872 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, I p. 140 Esp (BD)
      La cuarta tapa de la mano derecha se ha hecho del mismo ancho que las de la lengüetería, porque la ponemos para una corneta de cinco caños por punto, y así tiene los agujeros redondos para emboquillar conductos.
    • 1988 Jambou, L. Evolución Órgano Español [1988] vol. I, p. 254 Esp (BD)
      La caja de ecos encierra solamente la corneta y se sitúa encima del secreto principal y el secretillo de la corneta magna. Ahora, al nivel del suelo, una cadereta interior, “positivo”, consta de un lleno parecido al de la caja de ecos toledana (flautado violón, octava tapadillo, quincena, decinovena [sic], lleno de 4 hileras, címabala de 3 y cascabelado de 3 hileras), de medios registros de corneta inglesa y clarín y de un registro de trompeta bastarda.
    • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 196 Esp (BD)
      Visitar el interior de un órgano barroco es siempre un impacto: varios tablones colocados de canto sobre las tapas de los registros más próximos a la fachada, gran cantidad de conductos que toman y despiden el viento; secretillos de Cornetas, Timbales, Contras; arcas de Ecos, donde cantan una Corneta, Clarín o Bajoncillo; pequeños tablones donde se asientan los tiples de la Flauta Travesera, los bajos de la Trompeta Real, del Violón; larguísimas conducciones a los caños de fachada; los caños menudos son los únicos que están sobre su viento... Tal profusión de componentes parece un conglomerado, cuyo funcionamiento, razón de ser y finalidad musical no se evidencian a primera vista.
    • 2010 Lama, J. Á. "Órganos y glosa" [01-01-2010] p. 65 Nassarre: Revista Aragonesa de Musicología (Zaragoza) Esp (HD)
      La Corneta, medio registro tiple formado por caños nasardos, fue invención flamenca y se le asignaron dos funciones: originalmente fue un refuerzo de los tiples de la Lengüetería, pero inmediatamente se descubrió su valor como medio registro solista.
    • 2019 Cayado, N. "Órgano de Mañaria" [18-10-2019] El Correo (Bilbao) Esp (HD)
      El órgano, que se encuentra en la iglesia Santa María de la Asunción de Mañaria, fue construido por Santiago de Erdoyza en el siglo XVIII. De estilo barroco ibérico, comparte las principales características de los instrumentos de la época. Así pues, dispone de un teclado partido que permite disponer de dos sonoridades distintas de forma simultánea, así como de una trompetería en batalla, dispuesta horizontalmente en la fachada. Además de éstas características, el órgano está compuesto por una amplia familia de sonidos entre los que se encuentran flautas principales y mixturas, trompetería interior y dos cornetas, por ejemplo.
    • 2021 Molín Ruiz, M. A. "Órgano Castaño Robledo" [05-09-2021] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      Gracias a la abundancia de documentos conservados de Ortíguez y Pérez de Valladolid, se pudo reconstruir el sistema de fuelles con ruedas, el teclado de boj y granadillo además de la disposición original de registros. El órgano consta de un teclado de cuarenta y cinco notas y octava corta; respecto a registraciones incluye tapadillo, veinte y docena, trompeta real, lleno, corneta en eco, tambor en re, timbal en la y pájaros. Su diapasón está a cuatrocientos veintidós herzios.
    • 1555 Anónimo Toledo. AHP nº 1428 [1988] [vol. II, p. 3] Evolución Órgano Español Esp (BD)
      A de tener el dicho horgano un flautado muy abultado y unas flautas que se tangan por si unisonus del dicho flautado y que digan con el flautado. [...] Otrosi a de tener unas dulçaynas (hay palabras tachadas; se puede leer: cornetas) que convengan unas con otras y cada una por si y con las mistura que las quysieren echar.
    • 1664 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [18-04-1664] AC-64 f. 36v Esp (CDH )
      Este dicho día el Sr. Procurador hizo relación cómo en la Diputación había parecido que el órgano se aderezase y se hiciese sólo la trompeta real, [aparece "clarines" tachado], corneta y dulzainas (); el Cabildo ordenó que lo que se hiciese sea con asistencia del organista.
    • 1675 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [04-09-1675] ACL 3; L. 17, fol. 136 Pe (CDH )
      En la ciudad de los Reies, a quatro días del mes de septiembre de milly seiscientos y setenta y cinco años, ante mí el escribano y testigos, parecio Ygnacio de Vergara, vecino desta ciudad y dixo que se a combenido y conssertado como por el tenor de la pressente se conviene y consierta con el dr. lissenciado Don Andrés Flores de la Parra, chantre de la Santa Yglecia cathedral desta Ciudad, en tal manera que se obliga de hacer vn órgano para la dicha Yglecia, que a de contener las calidades siguientes... / "Primeramente Un lleno Vivo como el otro órgano, y de su composission = Un flautado delantero = Vnas octauas = Vnas quinsenas = Un anassart (sic) = Una corneta = trompetas = un temblante = un secreto nuevo y juego de todas = tres fuelles nuevos del tamaño del otro órgano y un Paxarillo y con sus timbaletes... /
    • 1696 Anónimo Cuenca. Catedral. Memoria. [vol. II, p. 107] Evolución órgano español Esp (BD)
      Organo principal. Primeramente un secreto nuebo de quarenta y zinco canales. [...] Otro registro de nasarte en diez y setena, que con el calron que aora tiene formara un ermoso lleno de diberso sonido = se ha de hazer buevo (no tiene). Medio registro de cornettas.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 486 Esp (BD)
      Semejante especie de Cañuteria se practica en los Organos, para Cornetas, y para los registros llamados Nasardos, y tambien para los flautados tapados.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 486 Esp (BD)
      Componense las Cornetas de flauta de tapado (en unisonus del de treze) de octava, docena, quincena, y diecisetena, aunque dobles estas dos especies ultimas en las Cornetas, que se hazen de mucho cuerpo.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 490 Esp (BD)
      Tambien se sabe por experiencia, que estando las Cornetas elevadas del secreto, tienen mas lleno de voz, y por esso ordinariamente van en Secretillo aparte, recibiendo el ayre por conducto del secreto principal, teniendo uno para cada punto.
    • 1724 Nassarre, P. Escuela música [1724] t. I, p. 499 Esp (BD)
      El registro de Corneta, que lleva siempre muchos caños por punto, y en distintas especies, se ha de afinar con el flautado mayor del Organo, y el primer caño ha de ser el de su flautado tapado.
    • 1735 Anónimo Pamplona. AHP. Protocolo [vol. II, p. 155] Evolución órgano español Esp (BD)
      Primeramente flauteado mayor entonacion de treze palmos natural. Mas octava clara de anbas manos. Mas dozena clara de anbas manos. [...] Mas cinbala de tres caños por punto. Mas trompetas reales. Mas clarin de mano derecha. Mas bajoncillo de mano izquierda. Mas corneta de seis caños por punto. Mas corneta de cinco caños para equo. Mas cascaveles de tres caños por punto.
    • 1749 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [07-03-1749] AC-88 ff. 192r-v-193r Esp (CDH )

      Presentó el Sr. Procurador la relación firmada y hecha por José Loytegui, maestro organero vecino de Cogolludo, la cual leí públicamente y se reduce a que habiendo venido de orden del Cabildo los ha reconocido y hallado en el grande estar con tal discordia de voces y mala afinación que no se puede practicar, que tiene muchos caños trocados en la corneta de la cadereta y en la lengüetería y de estos cercenados las copas, mal compuestos de voces varias, unas ásperas y otras de poco espíritu, la trompeta bastarda de la cadereta totalmente impracticable y por lo mismo quitado el juego del tirador de una contra de la lengüetería está remendada con baldres y necesita de una pieza de estaño bien soldada, que el registro de campanillas no tiene uso y sin juego la llave del aire, que necesita diapasonarle toda la lengüetería y trompeta bastarda abriéndola por la soldadura y hacer los primeros bajos nuevos, con los viejos hacer tenores y con los tenores hacer tiples mudando todas las canales de su formación de voz y los zoquetes y lenguas necesarias con que quedará la lengüetería de espíritu, dulzura y con prontitud a tañerla que en este órgano se registra un temblor interior que daña mucho al lucimiento de voces cuya composición puede costar poco o mucho según la parte en que esté el daño y que un fuelle está malo y que la composición de este órgano, salvo lo del temblor costará con dichas condiciones 3200 reales de vellón.

    • 1786 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Cornétas, en los Organos, son unas compuestas de media mano, y se diferencian en los nombres segun las fístulas que tiene cada tecla: en teniendo tres, se dice corneta tolosana; y en teniendo cinco, seis o siete, se dice corneta real.
    • 1787 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      ÓRGANO. Instrumento músico, el mayor, y más armonioso de todos. [...] Asimismo hai en el órgano asillas, frailetes, barras, chapas, muelles, mollero, riostres, banquillos, archetes, ó lunetos, bandas, árboles, tiradores, ecos, repasos, tornillos, guardillas, castillos, artillería, mixturas, contras, nasardos, cornetas, clarones, llenos, compuestas, regalías, ranas, saboyanas, trompetas, clarines, chirimías, tenores, bioletas, orlos, dulzainas, fabotes, cadereta, flautas dulces, y traveseras, y entonador.
    • 1833 Mtz Alcarria, J. Descripción órgano Valencia p. 11 Esp (BD)
      Música colocada en lo interior del órgano o segunda cadereta. [...] Mano derecha. Caños. Flautado violon.... 26. Octava tapada.... 26. Nasardo en docena.... 26. Nasardo en quincena.... 26. Corneta en eco de cinco por punto.... 130.
    • 1862 Herrero Mata, P. Trad. Música Religiosa, de L. Girod p. 114 Esp (BD)
      ¿Qué semejanza hay entre la corneta del órgano, registro de lleno, y la corneta de piston? El órgano es esencialmente diferente de la orquesta y es necesario conservarle su carácter. Es natural que haya afinidad, relaciones de semejanza con la orquesta en algunas partes, como en algunos de sus registros de flauta; pero le faltarán siempre bastantes cualidades, muchos de los medios que pertenecen á la orquesta. En cambio tiene recursos que la orquesta no puede tener.
    • 1862 Herrero Mata, P. Trad. Música Religiosa, de L. Girod p. 115 Esp (BD)
      Estos registros del lleno contienen sobre la misma tecla sonidos diferentes como la quinta, la octava de la tercera, la quincena del sonido principal con reduplicaciones como el lleno, ó el registro aleman llamado mixture, ó la corneta, la címbala, etc.; estas especies de registros están afinados en un diapason diferente del de los registros del fondo, y suenan á la tercera, la cuarta ó la quinta como el nasardo.
    • 1872 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, I p. 140 Esp (BD)
      La cuarta tapa de la mano derecha se ha hecho del mismo ancho que las de la lengüetería, porque la ponemos para una corneta de cinco caños por punto, y así tiene los agujeros redondos para emboquillar conductos.
    • 1872 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, I p. 156 Esp (BD)
      Los registros que puede llevar este secreto son; tapado de 26, flautado abierto y tapado de 13, 8.ª, 12.ª, 15.ª, 17.ª, 19.ª, lleno, compuestas de nasardos en la mano izquierda, y corneta en la derecha; dos clarines y una magna en la mano derecha, tendidos en la fachada, un clarín de bajos y un bajoncillo en la mano izquierda, compartidos y bien dispuestos en la misma.
    • 1873 Tafall Miguel, M. Arte constructor órganos, II p. 63 Esp (BD)
      Compuestas de dos ó tres caños por punto. Lleno, do tres, cuatro ó mas caños por punto. Zimbalas, de dos, tres ó cuatro caños por punto. Sobre zimbalas, de dos ó tres caños por punto. Nasardos, de tres caños por punto. Claron, de dos ó tres caños por punto. Corneta, de tres, cuatro, cinco ó mas caños por punto.
    • 1988 Gordaliza Aparicio, F. R. VocPalentino Esp (NTLLE)
      CORNETA: Nomb. F. Juego de trompetas del órgano castellano con seis o siete filas de tubos que oscila de 8 pies a 1 pie y que también existe en eco. No se mezcla con el lleno y se toca sola o acompañada en la mano izquierda con violón y octava.
    • 1988 Jambou, L. Evolución Órgano Español [1988] vol. I, p. 254 Esp (BD)
      La caja de ecos encierra solamente la corneta y se sitúa encima del secreto principal y el secretillo de la corneta magna. Ahora, al nivel del suelo, una cadereta interior, “positivo”, consta de un lleno parecido al de la caja de ecos toledana (flautado violón, octava tapadillo, quincena, decinovena [sic], lleno de 4 hileras, címabala de 3 y cascabelado de 3 hileras), de medios registros de corneta inglesa y clarín y de un registro de trompeta bastarda.
    • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 196 Esp (BD)
      Visitar el interior de un órgano barroco es siempre un impacto: varios tablones colocados de canto sobre las tapas de los registros más próximos a la fachada, gran cantidad de conductos que toman y despiden el viento; secretillos de Cornetas, Timbales, Contras; arcas de Ecos, donde cantan una Corneta, Clarín o Bajoncillo; pequeños tablones donde se asientan los tiples de la Flauta Travesera, los bajos de la Trompeta Real, del Violón; larguísimas conducciones a los caños de fachada; los caños menudos son los únicos que están sobre su viento... Tal profusión de componentes parece un conglomerado, cuyo funcionamiento, razón de ser y finalidad musical no se evidencian a primera vista.
    • 1995 Lama, J. Á. Órgano barroco [1995] p. 202 Esp (BD)
      Los SECRETILLOS de Cornetas, Clarines y Bajoncillos en Ecos, así como los de la Corneta Real, no tienen arca del viento ni registros, toman el viento del SECRETO PRINCIPAL, de la tapa del medio registro correspondiente, por conductos metálicos de unos 60 cms. de longitud.
    • 2010 Lama, J. Á. "Órganos y glosa" [01-01-2010] p. 65 Nassarre: Revista Aragonesa de Musicología (Zaragoza) Esp (HD)
      El nombre de Corneta se lee en dos ocasiones y entre los registros de órganos renacentistas españoles de la segunda mitad del siglo XVI. Por primera vez en 1555, en el vocabulario del burgalés Maestre Eloy, cuando contrata el órgano de la Colegiata de Valladolid.
    • 2010 Lama, J. Á. "Órganos y glosa" [01-01-2010] p. 60 Nassarre: Revista Aragonesa de Musicología (Zaragoza) Esp (HD)
      En la década de 1560 no consta la práctica de la partición en Francia, ni todavía el medio registro de Corneta, por lo que puede deducirse que Guillaume de Lupe no conoció ni trajo de su tierra la partición.
    • 2010 Lama, J. Á. "Órganos y glosa" [01-01-2010] p. 65 Nassarre: Revista Aragonesa de Musicología (Zaragoza) Esp (HD)
      La Corneta, medio registro tiple formado por caños nasardos, fue invención flamenca y se le asignaron dos funciones: originalmente fue un refuerzo de los tiples de la Lengüetería, pero inmediatamente se descubrió su valor como medio registro solista.
    • 2019 Cayado, N. "Órgano de Mañaria" [18-10-2019] El Correo (Bilbao) Esp (HD)
      El órgano, que se encuentra en la iglesia Santa María de la Asunción de Mañaria, fue construido por Santiago de Erdoyza en el siglo XVIII. De estilo barroco ibérico, comparte las principales características de los instrumentos de la época. Así pues, dispone de un teclado partido que permite disponer de dos sonoridades distintas de forma simultánea, así como de una trompetería en batalla, dispuesta horizontalmente en la fachada. Además de éstas características, el órgano está compuesto por una amplia familia de sonidos entre los que se encuentran flautas principales y mixturas, trompetería interior y dos cornetas, por ejemplo.
    • 2021 Molín Ruiz, M. A. "Órgano Castaño Robledo" [05-09-2021] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      Gracias a la abundancia de documentos conservados de Ortíguez y Pérez de Valladolid, se pudo reconstruir el sistema de fuelles con ruedas, el teclado de boj y granadillo además de la disposición original de registros. El órgano consta de un teclado de cuarenta y cinco notas y octava corta; respecto a registraciones incluye tapadillo, veinte y docena, trompeta real, lleno, corneta en eco, tambor en re, timbal en la y pájaros. Su diapasón está a cuatrocientos veintidós herzios.
  7. 1⟶metonimia
    s. m. y f. Persona que toca la corneta. ⇨ Instrumento musical de viento consistente en...
    docs. (1559-1986) 72 ejemplos:
    • 1559 Montemayor, J. Diana [1996] p. 110 Esp (CDH )
      — "Ahora, señores, es tiempo, que la dama está en el corredor sobre la huerta, tomando el frescor de la noche". Y no lo hubo dicho, cuando comenzaron a tocar tres cornetas y un sacabuche con tan gran concierto que parecía una música celestial. Y luego comenzó una voz que cantaba, a mi parecer lo mejor que nadie podría pensar, y aunque estuve suspensa en oír a Fabio y aquel tiempo ocurrieron muchas imaginaciones, y todas contrarias a mi descanso, no dejé de advertir a lo que se cantaba, porque no lo hacían de manera que cosa alguna impidiese el gusto que de oíllo se recibía.
    • 1986 Muñoz, J. J. / Gil, C. Radio [1994] Esp (CDH )
      HÄNDEL: Concerto grosso en Si bemol mayor. Op. 3 núm. 2 (11'41"). Acad. of St. Martin in the Fields. Dir.: N. Marriner. VICTORIA: Salve Regina, a 8 voces (11'28"). Pro Cantione Antiqua y Conj. de cornetas y sacabuches de Londres. Dir.: B. Turner. PAGANINI: Sinfonía della Lodovisia en Re mayor (5'03"). F. Zigante (guit.). ANONIMO: Responsorio de maitines de la fiesta de San Bernardo: Testamentum eternum (5'32"). Conj. Organum.
    • 1559 Montemayor, J. Diana [1996] p. 110 Esp (CDH )
      — "Ahora, señores, es tiempo, que la dama está en el corredor sobre la huerta, tomando el frescor de la noche". Y no lo hubo dicho, cuando comenzaron a tocar tres cornetas y un sacabuche con tan gran concierto que parecía una música celestial. Y luego comenzó una voz que cantaba, a mi parecer lo mejor que nadie podría pensar, y aunque estuve suspensa en oír a Fabio y aquel tiempo ocurrieron muchas imaginaciones, y todas contrarias a mi descanso, no dejé de advertir a lo que se cantaba, porque no lo hacían de manera que cosa alguna impidiese el gusto que de oíllo se recibía.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      En la villa de Madrid, a catorce días del mes de mayo de mil seiscientos y dos años, se tasaron los instrumentos de música contenidos en este género por Joan de Rojas Carrión, violero, y Alonso de Morales, corneta de la capilla de su Magestad, y José de Isasi, organista para los órganos y clavicordios.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Pe (CDH )
      A los 11 días del mes de noviembre del año 601, que fue sábado, estando yo en el coro de la catedral de esta ciudad, con el deán y los demás prebendados de esta iglesia de las Charcas, oyendo la misa de nuestra Señora, que se había comenzado con grandísima solemnidad y mucha música así de voces como de instrumentos (que las tiene esta iglesia muchas y buenas y es la mejor capilla de todos los reinos del Perú, tiene tres cornetas, un español y dos indios muy diestros todos, y grandes contrapuntantes, tiene un bajón y dos sacabuches que ayudan a las voces con mucha destreza, las voces son todas buenas en particular los contraltos), estando en el gloria de la misa diciendo aquel verso de adoramus te, vino tan grande temblor de tierra en toda la ciudad y su comarca, que pareció ser el fin del mundo, porque la iglesia es de bóveda y comenzó a despedir de sí algunos pedazos, y las paredes de la misma suerte.
    • 1617 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [15-12-1617] AC-48 f. 113r Esp (CDH )

      El dicho día se remitió a la Diputación para que se informen del maestro de capilla en razón de los ministriles, cuál le parece en conciencia será más necesario recibir, corneta o sacabuche y refieran.

    • 1622 Monforte Herrera, F. Rel fiestas canonización Ignacio [1952] Esp (CDH )
      Entretenian con particulares consonancias tres cornetas: iban vestidos los que tocauan de baqueros y monterones de tela carmesi, con passamanos de plata.
    • 1698 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [11-08-1698] AC-74 fol. 203r-v Esp (CDH )

      [...] a Martín Flores, sacabuche, se le reformaría 200 reales de vellón dejándole 2000 reales de salario; a Pedro Beruno, corneta, se le reformaron 550 reales de vellón y se le dejaron 250 ducados de salario y casa; a José Rodrigo, bajón, se le reformaron 200 reales de vellón y se le dejaron de salario 2000 reales de vellón [...].

    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [09-12-1709] AC-76 fol. 420v Esp (CDH )

      . Dio comisión el Cabildo al señor canónigo D. Ignacio Serantes para que escriba al corneta de Burgos precisándole que si quiere venir a ser oído y examinado siendo de la aprobación del Cabildo y sus examinadores se le darán 100 ducados de vellón de salario y si se inclinare al estado eclesiástico se le hará los 100 ducados colativos para que lo logre y diga con resolución si ha de venir para que se tome otra resolución.

    • 1712 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [08-07-1712] AC-77 fol. 259v Esp (CDH )
      Atendida la proposición del Sr. Obrero mayor de sobre la casa que por vía de aumento de salario se ha concedido al corneta se resolvió que si este pasase a vivir en otra casa que estuviere en 20 ducados, desde luego se la concede el Cabildo.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [23-11-1725] AC-82 fol. 3v Esp (CDH )
      Este día acordó el Cabildo que el maestro de capilla, organista y Milla examinen a los cornetas del Burgo y Calatayud que están llamados cuando vinieren con lo cual se concluyó este Cabildo.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CORNETA. Se llama assimismo la persóna que toca este instrumento, y es oficio que le hai en las Capillas de Música.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-08-1731] AC-83 p. 256 Esp (CDH )
      Acordó que se continúe en buscar así este ministro como los demás que falten y particularmente el corneta y para este fin dio comisión el Cabildo a los señores Deán, doctor Martínez y Luis Rubio y obrero mayor, teniendo presente que no se encuentra quien taña el dicho instrumento para que manden llamar al maestro de capilla y a D. José Milla e informados si podrá el obúe suplir la corneta dispongan llamar a ser oído al de Salamanca que toca aquel violón.
    • 1559 Montemayor, J. Diana [1996] p. 110 Esp (CDH )
      — "Ahora, señores, es tiempo, que la dama está en el corredor sobre la huerta, tomando el frescor de la noche". Y no lo hubo dicho, cuando comenzaron a tocar tres cornetas y un sacabuche con tan gran concierto que parecía una música celestial. Y luego comenzó una voz que cantaba, a mi parecer lo mejor que nadie podría pensar, y aunque estuve suspensa en oír a Fabio y aquel tiempo ocurrieron muchas imaginaciones, y todas contrarias a mi descanso, no dejé de advertir a lo que se cantaba, porque no lo hacían de manera que cosa alguna impidiese el gusto que de oíllo se recibía.
    • 1573 Anónimo Romances p. 94 Silva romances Mendaño I Esp (CDH )
      / Con este triumpho aparato / con magestad tan crescida / sale de Constantinopla / el gran Turco antes del dia / Añafiles, y cornetas / tañiendo con melodia: / con el dozientos Lacayos / de librea muy luzida: / los ciento van de damasco, / con bonetes de Albania: / aquestos lleuan Halcones / para la bolateria, / Girifaltes, y Neblies / traydos, de altanaria / de los otros cien Lacayos, / librea de linda vista, / era de seda morada, / trenças de seda amarilla: / bonetes traen de Grecia / plumages de Lombardia: / estos lleuan los Sabuesos, / Lebreles de gran valia / con otros perros de monte / que el Turco mucho queria / el qual baxo vn pauellon / muy riquissimo venia, / de oro fino de
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] p. 330 Esp (CDH )
      Dejemos de hablar en esto, y digamos que en otros dos días de camino llegaron a Tezcuco, y antes que entrasen en aquella ciudad se pusieron muy buenas mantas y penachos, y con atambores y cornetas, puestos en ordenanza, caminaron, y no quebraron el hilo en más de medio día que iban entrando y dando voces y silbos y diciendo: "Viva, viva el emperador, nuestro señor, y Castilla, Castilla, y Tlascala, Tlascala." Y llegaron a Tezcuco, y Cortés y ciertos capitanes les salieron a recibir, con grandes ofrecimientos que Cortés hizo a Chichimecatecle y a todos los capitanes que traía; e las piezas de maderos y tablazones y todo lo demás perteneciente a los bergantines se puso cerca de las zanjas y esteros donde se habían de labrar; y desde allí adelante tanta priesa se daba en hacer trece bergantines el Martín López, que fue el maestro de los hacer, con otros españoles que les ayudaban, que se decían Andrés Núñez y un viejo que se decía Ramírez, que estaba cojo de una herida, y un Diego Hernández, aserrador, y ciertos carpinteros y dos herreros con sus fraguas, y un Hernando de Aguilar, que les ayudaba a machar; todos se dieron gran priesa hatsa que los bergantines estuvieron armados y no faltó sino calafetearlos y ponerles los mástiles y jarcias y velas.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )
      En la villa de Madrid, a catorce días del mes de mayo de mil seiscientos y dos años, se tasaron los instrumentos de música contenidos en este género por Joan de Rojas Carrión, violero, y Alonso de Morales, corneta de la capilla de su Magestad, y José de Isasi, organista para los órganos y clavicordios.
    • 1602 Ocaña, D. Descrip fiestas Virgen Guadalupe Chuquisaca [1969] Bo (CDH )
      Otro día por la mañana, fueron a las monjas todos los prebendados de la catedral con toda la capilla y música de ministriles, que los hay buenos y buena corneta; y se dijo una misa con grandísima solemnidad, con muchos villancicos, los cuales pondré aquí; así los que se cantaron en las misas de toda la octava, como en la procesión que se hizo por las calles.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Pe (CDH )
      Y, acabada la bendición, se comenzó el oficio de la misa, con el introito salve sancta parens, con tanta música y contrapunto, que en cualquier parte de España pareciera bien, porque a esta sazón había buenos músicos y ministriles y buena corneta.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Pe (CDH )
      A los 11 días del mes de noviembre del año 601, que fue sábado, estando yo en el coro de la catedral de esta ciudad, con el deán y los demás prebendados de esta iglesia de las Charcas, oyendo la misa de nuestra Señora, que se había comenzado con grandísima solemnidad y mucha música así de voces como de instrumentos (que las tiene esta iglesia muchas y buenas y es la mejor capilla de todos los reinos del Perú, tiene tres cornetas, un español y dos indios muy diestros todos, y grandes contrapuntantes, tiene un bajón y dos sacabuches que ayudan a las voces con mucha destreza, las voces son todas buenas en particular los contraltos), estando en el gloria de la misa diciendo aquel verso de adoramus te, vino tan grande temblor de tierra en toda la ciudad y su comarca, que pareció ser el fin del mundo, porque la iglesia es de bóveda y comenzó a despedir de sí algunos pedazos, y las paredes de la misma suerte.
    • c1590-1610 Cairasco Figueroa, B. Obra poética [1857] Esp (CDH )
      / Cuando relampaguea / Y discurren cometas, / El aire cuando brama, / Y el agua que derrama, / ¿Qué son sino bajones y cornetas, / Y folla de cantores / Tiples, contraltos, bajos y tenores? / El triste aprisionado, / El mísero cautivo, / El solo, el afligido, el viandante / El monje y el soldado, / El manso y el altivo, / El justo, el pecador, el navegante, / El sábio, el ignorante, / El tosco, el cortesano, / El mas esquivo y fiero, / El mas grave y severo, / El pobre, el rico, el noble y el villano, / Y todos los mortales / Hallan, cantando, alivio de sus males.
    • 1617 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [15-12-1617] AC-48 f. 113r Esp (CDH )

      El dicho día se remitió a la Diputación para que se informen del maestro de capilla en razón de los ministriles, cuál le parece en conciencia será más necesario recibir, corneta o sacabuche y refieran.

    • 1599-1622 Conde de Villamediana Poesías [1990] Esp (CDH )
      A los toros de Alcalá / por la posta va Vergel; / Un corneta va con él, / ¡válgame Dios!, ¿qué será?
    • 1622 Monforte Herrera, F. Rel fiestas canonización Ignacio [1952] Esp (CDH )
      Entretenian con particulares consonancias tres cornetas: iban vestidos los que tocauan de baqueros y monterones de tela carmesi, con passamanos de plata.
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] Ve (CDH )
      Por aquí fueron caminando algunos días, cuando una tarde, habiéndose rancheado temprano sobre su margen, un soldado italiano, llamado Bautista, gran corneta, subiendo pescando el río arriba, halló en medio de él, detenidas en un palo que lo atravesaba, unas hojas de rábanos y lechugas, con que volvió dando voces de contento, a media lengua italiana y castellana, diciendo lo que había hallado.
    • 1631 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [21-11-1631] AC-53 f. 85r Esp (CDH )

      El dicho día a suplicación de Antonio de Salinas, ministril, el Cabildo le recibió por tal ministril de esta Sta. Iglesia en la plaza de tiple y corneta de chirimía que está vaca por muerte de Juan Guerrero desde julio en adelante, con un quinto de prebenda y lo demás que se le haya de dar de la obra, se remitió a la Diputación para que arbitren la cota que ha de ser y después refieran.

    • 1637 Colmenares, D Historia Segovia p. 610 Esp (BD)
      Siguiente dia Viernes […] recibidos de los Prebendados Comisarios celebraron Missa de la Concepcion con gran solennidad, y musica de Villancicos, Motetes; porque concurrian en el coro seis Maestros de capilla, diez y siete tiples, quatro cornetas, quatro bajones, y en esta proporcion los demas instrumentos.
    • 1585-a1643 Salinas, J. Poesías [1987] Esp (CDH )
      Jugador sois de ventaja, / bajón y corneta junto, / pues dais, en viendo el mal punto, / con la vara en la baraja.
    • 1645 Muñoz, L. Vida Madre Mariana p. 250 Esp (BD)
      Ay demas destos otros tres musicos, con salarios competentes mientras ay Capellania vaca. El Organista tiene quatro cientos ducados. Ay Ministriles, dos baxones, dos cornetas, dos Maestros que tocan arpa con honrosos salarios.
    • 1646 Lpz Tortajada, D. Floresta romances [1970] p. 298 Esp (CDH )
      / Añafiles, y cornetas / tañendo con melodia: / con èl docientos lacayos / de librea muy subida.
    • 1651 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [30-06-1651] AC-59 ff. 48v-49r Esp (CDH )
      Este día yo, el secretario, hice relación cómo los edictos al magisterio de capilla y a las tres plazas de ministriles se cumplían hoy y que al magisterio era único opositor el maestro Juan de Madrid, canónigo y maestro de capilla de la iglesia colegial de Pastrana, y a las plazas de ministriles, se habían opuesto Justo de Jadraque, bajón y corneta, Andrés y Juan del Castillo, sacabuche y corneta, y Diego de Jadraque, bajón, todos ministriles de la iglesia magistral de Alcalá de Henares, y Cristóbal de Morales, bajón, ministril de la colegial de Vitoria y el Cabildo, habiendo entendido, abrió y prorrogó los edictos para dichas plazas de ministriles hasta la real provisión, y nombró a Jerónimo de Veas, sochantre, Esteban Fernández, organista, y a Juan Pérez, que hace oficio de maestro de capilla, y a Juan de Escobar, corneta, para jueces examinadores de los dichos ministriles y que a su tiempo informen, y en el ínterin los ministriles hagan sus muestras.
    • 1651 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-07-1651] AC-59 ff.57 v-58 r Esp (CDH )
      Este día el Cabildo recibió a Juan del Castillo, corneta, y Andrés del Castillo, sacabuche, y Cristóbal de Morales, bajón, ministriles, y señaló de salario al corneta 1800 reales y a los demás a 1500 reales a cada uno de ellos.
    • 1669 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [14-06-1669] AC-65 f. 273v Esp (CDH )
      Este día se leyó una petición de Francisco de Lamañera, corneta de esta Sta. Iglesia, en que pedía al Cabildo licencia para oponer al Burgo de Osma y asimismo que el Cabildo se sirviese darle alguna ayuda de costa para dicho viaje; el Cabildo le dio licencia para dicha oposición y ordenó se le den 30 reales del arca de misericordia.
    • 1671 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [08-06-1671] AC-66 fol. 8 v Esp (CDH )

      Este dicho día el Sr. Procurador hizo relación cómo al órgano pequeño de esta Sta. Iglesia necesitaba de reparos y que había aderezado el órgano mayor, pedía se viese si estaba a satisfacción conforme las condiciones que se habían hecho y el Cabildo mandó que el Sr. Maestrescuela con asistencia del maestro de capilla y corneta lo vea y lo ajuste como fuese razón.

    • 1681 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [08-08-1681] AC- 68 fol. 287 r Esp (CDH )

      Este dicho día se leyó una petición de Juan Yáñez, infante de coro, en que cuenta al Cabildo de cómo se inclina a aprender corneta y suplica al Cabildo le haga limosna de que se le compre dicho instrumento y se le pague a Juan de Escobar, corneta de esta Sta. Iglesia, lo que pareciere razón por enseñarle y dicha petición en cuanto a la enseñanza se remitió al Sr.Procurador general para que esté con el maestro de capilla y dicho Escobar y si pareciere conveniente le confiera y ajuste y en cuanto a la compra del instrumento, determinó el Cabildo que del arca de misericordia se le compre ahora una flauta que es lo que necesita para dar principio a dicho ejercicio, y si se reconociese su aprovechamiento cuando lo necesite, se le compre de dicha arca de misericordia dicha corneta.

    • 1683 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [10-12-1683] AC-68 fols. 599 v-600r Esp (CDH )

      Este dicho día el Sr. D. Agustín de Tirso Rodríguez, capellán mayor, dignidad, canónigo y Procuradorgeneral y obrero de la Sta. Iglesia, dio cuenta cómo, habiendo solicitado adquirir noticias conforme se acordó por el Cabildo cuando se dio comisión a dicho señor de dónde habría un músico corneta que fuese a propósito para servir dicha plaza en esta Sta. Iglesia por hallarse Juan de Escobar quien la tiene, imposibilitado de poderle tañer por su mucha edad y achaques, las había tenido de que en la colegial del Sepulcro de Calatayud se hallaba mosén José Núñez, presbítero, sujeto muy científico y de toda habilidad y buena elección, de buena edad y salud y que podría servir a dicho ejercicio, como se le consignase un salario competente. Y para mayor seguridad de lo referido y apoyo del sujeto, escribían al Cabildo Matías de Mira, maestro de capilla de dicha colegial del Sepulcro y Manuel Cassaxus, maestro de capilla de la colegial de Sta. María de dicha ciudad de Calatayud, informando. Y habiéndose leído dicha carta y reconocido concordar dichos maestros en la relación referida y con ventaja por convenir entrambos en que además del ejercicio principal de corneta tañe con igual habilidad los instrumentos de chirimía, bajoncillo y arpa de dos órdenes, junto con entender de composición que pocas veces se halla en ministriles, resolvió el Cabildo, en virtud del informe de dicho Sr. Capellán mayor y de los dichos maestros conteniendo en su carta y ya referido, el que dicho Sr. Capellán mayor llame en nombre del Cabildo recibido a dicho mosén José Núñez para servir principalmente en el dicho ministerio de corneta y en lo demás que se ofreciere conforme a las habilidades que tan referidas tiene y que por ahora se le señalen doscientos ducados de vellón de renta en cada un año pagados por meses que es en la conformidad que se paga a los demás ministriles.

    • 1685 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [21-05-1685] AC-69 fol. 121v Esp (CDH )
      Este dicho día el Sr. D. Francisco Sáez de Medina, prior y canónigo y Procurador general, hizo relación cómo el Sr. Doctoral D. Francisco Solórzano, maestrescuela obrero, por hallarse enfermo en la cama le había enviado a decir cómo había venido, llamado y recibido, mosén José Núñez, corneta de la Sta. Iglesia colegial del Sepulcro de Calatayud, para servir en dicho ejercicio, por salario de 3000 reales de vellón de renta en cada un año y el Cabildo lo aprobó y recibió con la obligación de que residan en la conformidad que nuevamente está acordado por decreto del Cabildo pasado.
    • 1686 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [11-11-1686] AC-69 fol. 485 v Esp (CDH )
      Este dicho día se leyó una petición de Pedro Beruno, corneta, en que pide licencia por 8 días para ausentarse a negocios que le importan y se le concedió no faltando a su obligación.
    • 1698 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [11-08-1698] AC-74 fol. 203r-v Esp (CDH )

      [...] a Martín Flores, sacabuche, se le reformaría 200 reales de vellón dejándole 2000 reales de salario; a Pedro Beruno, corneta, se le reformaron 550 reales de vellón y se le dejaron 250 ducados de salario y casa; a José Rodrigo, bajón, se le reformaron 200 reales de vellón y se le dejaron de salario 2000 reales de vellón [...].

    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-09-1709] AC-76 fol. 391r Esp (CDH )

      Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.

    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [02-12-1709] AC-76 fol. 391r Esp (CDH )

      Leyóse otra carta de un corneta de la Sta. Iglesia de Burgos en que se excusa venir a la oposición de la plaza que vacó por muerte de Pedro Beruno en esta Sta. Iglesia y con esta ocasión el Sr. Procurador general representó al Cabildo cómo se habían cumplido los edictos que se habían puesto a ella y que se hallaban en esta ciudad algunos opositores que para proceder a la provisión se nombrasen jueces y examinadores y el Cabildo nombró por jueces del examen a los señores arcediano de Sigüenza y canónigo Cortés y por examinadores al maestro de capilla y a Ricardo Llabata, bajonista, para que después de examinados, informen al Cabildo en que se les encarga conciencia para que atiendan a la mayor utilidad de esta Sta. Iglesia.

    • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [09-12-1709] AC-76 fol. 420v Esp (CDH )

      . Dio comisión el Cabildo al señor canónigo D. Ignacio Serantes para que escriba al corneta de Burgos precisándole que si quiere venir a ser oído y examinado siendo de la aprobación del Cabildo y sus examinadores se le darán 100 ducados de vellón de salario y si se inclinare al estado eclesiástico se le hará los 100 ducados colativos para que lo logre y diga con resolución si ha de venir para que se tome otra resolución.

    • 1710 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [11-07-1710] AC-77 fol. 51v Esp (CDH )
      Por representación del Sr. Procurador general se le dio comisión para que escriba al corneta del Burgo venga a ser oído en dicho instrumento.
    • 1710 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [14-07-1710] AC-77 fols.52v-53r Esp (CDH )
      Habiendo propuesto el Sr. Procurador general que el maestro de capilla estaba esperando licencia para informar al Cabildo del estado y enseñanza de los infantes de coro y del bajón Pedro Garrido y, habiéndole dado permiso, entró e informó que el dicho Garrido aprovechaba alguna cosa y que su habilidad era muy bastante para la asistencia a los empleos de ministril y el Cabildo podía confiarle supliese la falta de corneta aunque no los acompañamientos propios de bajón de capilla y que en cuanto a los infantes de coro solamente había inútil uno de ellos que es el que entró pocos meses ha de Mirabueno y otros dos infantes, el uno de Utrilla y otro de Villaverde, aunque las voces no eran buenas se aplicaban y aprovechaban y podían servir en el ínterin que se buscan otros y, habiéndole mandado el Cabildo diese lugar, lo ejecutó y determinó que el Sr. Procurador general despida al dicho infante de Mirabueno y que se ponga en cuidado para buscar otros dos o tres niños para este ejercicio y, hallándolos, se despedirán los dos de Utrilla y Villaverde y respecto de estar vacante la dignidad de chantre a cuyo cargo corre el cargo de presentar infantes, el Cabildo dio comisión a dicho Sr. Procurador general para que ínterin cuide de esta dependencia y respecto del informe de dicho maestro de capilla, se sirvió dar y aumentar 500 reales de más salario a dicho Pedro Garrido que con los 600 reales que tenía, importan 1600 reales los cuales ha de ganar y gozar con la obligación de residir en el coro a todas las horas mayores y menores y si faltase se le puntará en cada una la mitad de lo que se punta a un ministril de plaza entera y asimismo ha de satisfacer a las demás obligaciones de tal ministril tocando dicho bajón y juntamente asistiendo a la escuela para su mayor aprovechamiento.
    • 1711 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [17-07-1711] AC-77 fol. 159r Esp (CDH )
      Entendido el Cabildo de hallarse en esta ciudad dos pretendientes opositores a las plazas de segundo sochantre y tiple, uno residente en Toledo y otro de Colmenar, y que también ha venido el arpista que escribió de Madrid y desea ser oído, se acordó que el sochantre, organista, D. Francisco Caballero, y José Milla examinen a dichos músicos reconociendo su habilidad, destreza y voz y que asimismo asistan estos días en el coro junto con el corneta de Cuenca que ha venido a ser oído y lo examinarán también y darán cuenta al Cabildo primero.
    • 1711 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [21-07-1711] AC-77 fol. 160v Esp (CDH )
      Atendiendo el Cabildo a la relación y censura que por escrito hacen los examinadores de los músicos de tiple y segundo sochantre respecto de que aunque el tiple sabe suficiente música, la voz no es la que necesita la Sta. Iglesia, pareció conveniente no admitirle y porque el opositor de la plaza de segundo sochantre ni en voz ni en música sabe lo suficiente tampoco se le admitió y se determinó que así a uno como a otro por lo que han asistido al coro se les dé por el señor obrero mayor a doblón de a ocho de ayuda de costa y, pasando a la censura del arpista declaran la destreza y habilidad con que la tañe y juzgan es muy digno para su ministerio en cuya consideración el Cabildo le admitió por arpista de su capilla y señala 200 ducados de vellón pagados por mesadas y casa, y en cuanto al corneta declaran toca con buen tono y afinación y que sabe muy bastante música y de su poca edad y continuo manejo se podrá confiar el más fácil manejo de la corneta y demás instrumentos respecto del cual el Cabildo le admitió por ministril señalándole 200 ducados de salario con obligación de residir a todas las horas en la forma que reside el contralto que hoy reside.
    • 1711 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-07-1711] AC-77 fol. 162r Esp (CDH )
      Respecto de haberse señalado una plaza de ministril de 800 reales a Antonio Benlloch, corneta, junto con 1400 reales en la obra y fábrica y de que las 66 misas que corresponden a la prebenda que está supresa para ministriles computada en 4000 reales y que suficientemente quedaba para la limosna de dichas misas, determinó el Cabildo que el señor obrero mayor cuide de encargar dichas misas y pagar la limosna de ellas para que estén más puntualmente cumplidas de este modo sin intervención de los músicos ministriles que gozan dichas plazas.
    • 1711 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [14-12-1711] AC-77 fol. 204v Esp (CDH )
      Antonio Benlloch, ministril de corneta, suplicó al Cabildo se sirva darle licencia para casarse por cuanto lo tiene así ajustado y también suplica al Cabildo le permita hacer ausencia por tres meses para aprender tocar violón y se le concedió para que se pueda casar con la limitación de que ha de mantenerse en el hábito eclesiástico que tiene y residir a todas horas como está obligado; y en cuanto a la segunda parte se le negó por los motivos que expresó el Cabildo.
    • 1712 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [21-01-1712] AC-77 fol. 215r Esp (CDH )
      Este día suplicó al Cabildo don Antonio Benlloch, corneta de esta Sta. Iglesia por su petición se le diese el mismo salario que a Pedro Beruno, su antecesor, y el Cabildo acordó que respecto de hacer poco tiempo que sirve esta plaza, no había lugar por ahora a su pretensión y que en adelante se le atenderá según fuere su habilidad.
    • 1712 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [08-07-1712] AC-77 fol. 259v Esp (CDH )
      Atendida la proposición del Sr. Obrero mayor de sobre la casa que por vía de aumento de salario se ha concedido al corneta se resolvió que si este pasase a vivir en otra casa que estuviere en 20 ducados, desde luego se la concede el Cabildo.
    • 1712 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [30-09-1712] AC-77 fol. 282v Esp (CDH )
      Presentóse una petición del corneta que dice cómo ha llegado el caso de vacar la casa que en los portales de la plaza le dio el Cabildo y suplica se la dé y con efecto se la dio el Cabildo en los 20 ducados que se le señalaron con la condición de que asegure inquilino a satisfacción del Sr. Administrador de la casa que vive.
    • 1712 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [04-11-1712] AC-78 fol. 6r Esp (CDH )
      Habiéndose leído una petición de Antonio Benlloch, corneta en que pedía al Cabildo se sirviese concederle 4 días de gracia para salir a cierta diligencia que se le había ofrecido, el Cabildo determinó que se le diese dicha licencia después de haber asistido el domingo a la procesión del Rosario.
    • 1716 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [12-10-1716] AC-79 fol. 142r Esp (CDH )
      Antonio Benlloch, corneta de esta Sta. Iglesia, suplicó al Cabildo que, respecto de sus servicios y lo atrasado de medios y que no podrá mantener a su familia, se le alargase el salario y que se le diese en la conformidad que a sus antecesores y, habiéndose dificultado por lo atrasada que se halla la obra y fábrica, pidieron habas diferentes señores para votar y declarando el Sr. Deán que la haba blanca era para que se adelantase el salario y la negra que no pasando a regular los votos por mí el infrascrito secretario se hallaron 18 habas blancas que era la mayor parte que componía el Cabildo con que quedó declarado y resuelto que por ahora no se le adelante el salario al dicho corneta sino que continúe en la misma conformidad y en el mismo salario que se le admitió en dicha plaza.
    • 1721 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [18-07-1721] AC-81 fol. 48r Esp (CDH )
      Dio cuenta el Sr. Procurador cómo habiéndose tratado en la Diputación sobre reforma del aumento de salario de músicos, había parecido se podían reformar los siguientes: D. Agustín Cuesta, tiple, 600 reales; a Cardo, 600 reales; al contralto, 310 reales; al corneta, la casa que importa 220 reales; al arpista, la casa que importa 264 reales que lo ponía en noticia del Cabildo para si aprobaba el dictamen de la Diputación y habiéndolo hablado algunos señores en pro y en contra uno de dichos señores pidió habas y se pasó a votar y por mayor parte de votos se aprobó lo resuelto por la Diputación advirtiendo se entienda dicha reforma desde el mes que viene de agosto.
    • 1722 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-02-1722] AC-81 fol. 113r Esp (CDH )
      Se leyó un memorial del corneta en que haciendo relación de que aquélla está cascada y nada sonora y asimismo de su necesidad, suplicaba a su Señoría se sirviese mandar se le adelanten 150 reales para comprar dicho instrumento y se acordó que los Srs. Mayordomos del dinero adelanten dicha cantidad de los efectos que dicho ministro ha de haber de la mesa capitular y que los 150 se le entreguen a D. José Milla para que se encargue de comprar dicho instrumento.
    • 1722 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [25-08-1722] AC-81 fols. 169 v-170r Esp (CDH )
      Este día se leyó una petición del corneta de esta Sta. Iglesia en que pedía al Cabildo que respecto de hallarse con bastante familia y muy alcanzado para su sustento le concediese el Cabildo que la obra y fábrica le pagase la casa como lo había hecho antes y, habiéndose conferenciado largamente si se había de mantener el decreto que el Cabildo había hecho en el año pasado se determinó se votase por habas blancas y negras habiendo declarado el Sr. Presidente que el haba blanca mantenía el decreto y el haba negra que no; habiendo dado habas a todos los señores vocales se halló ser 32 y regulando los votos se hallaron 24 habas blancas y 8 negras, con que se determinó se mantenga el decreto hecho sobre la reforma y no tuvo lugar la petición de dicho corneta.
    • 1723 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [03-09-1723] AC-81 fol. 279r-v Esp (CDH )
      Leyóse una petición de Antonio Benlloch, corneta de esta Sta. Iglesia, en que suplica al Cabildo le conceda veinte días de gracia pasado el día de Ntra. Señora y el Cabildo se los concedió no haciendo falta.
    • 1723 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [29-10-1723] AC-81 fol. 288r Esp (CDH )
      Leyóse una petición de D. Antonio Benlloch, corneta de esta Sta. Iglesia, en que pide licencia para pasar a ser oído a la Sta. Iglesia de Granada y el Cabildo concedió la licencia hasta Navidad como no haga falta para la Nochebuena.
    • 1723 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-12-1723] AC-81 fol. 305v Esp (CDH )
      Leyóse una petición de D. Antonio Benlloch, corneta de esta Sta. Iglesia, en que da cuenta al Cabildo cómo le han recibido en la santa iglesia de Granada en su Capilla Real y suplica al Cabildo le perdone sus faltas y juntamente suplica le favorezca mandándole pagar la mesada de este mes de diciembre para ayuda a su viaje, y el Cabildo mandó se le pague dicha mesada.
    • 1724 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [21-04-1724] AC-81 fol. 350r Esp (CDH )
      Leyóse una carta de José Guriel, corneta en la ciudad de Calatayud en que dice si gusta el Cabildo de que venga a ser oído por tener noción no haber corneta en esta Sta. Iglesia y el Cabildo determinó el Sr. Procurador le responda se esté quieto por no determinar el Cabildo por ahora proveer dicha plaza.
    • 1724 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [20-11-1724] AC-81 fol. 409r-v Esp (CDH )
      Leyóse una carta de D. Antonio Benlloch, corneta de la santa iglesia de Granada, en que suplica al Cabildo si gusta de volverle a admitir a la plaza de corneta de esta Sta. Iglesia, que se volverá muy gustoso a servir al Cabildo, y se acordó que el Sr. Procurador le responda cómo la plaza que tenía de corneta se ha aplicado dicha plaza a un salmista.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [21-07-1725] AC-81 fol. 458v Esp (CDH )
      Dio cuenta dicho Sr. Procurador cómo el corneta que había tocado en la fiesta de la patrona Sta. Librada si gustaba el Cabildo de admitirle en esta Sta. Iglesia y se acordó no haber lugar por ahora por estar dicha plaza provista en un salmista.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [25-08-1725] AC-83 p. 270 Esp (CDH )
      Dio cuenta el Sr. Procurador cómo los señores de la Diputación continuaban las diligencias para buscar segundo sochantre y corneta y cómo asimismo les había parecido tomar providencia en cuanto al bajonista Sequier y el contralto, y el Cabildo acordó que prosigan los señores diputados en cuanto a lo primero y en orden a lo segundo les dio comisión plena para que den la providencia que les pareciere más conveniente hasta poder despedirlos hallando justas causas para ello [acotación marginal inferior: "y que no se les admita memorial de los referidos".
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [09-11-1725] AC-81 fol. 486 v Esp (CDH )
      Dio cuenta el Sr. Procurador cómo se había tenido la Diputación y había parecido a los señores de la Diputación con los ministros que se llamaron cómo eran necesarios segundo sochantre, contralto y corneta, y el Cabildo lo aprobó y determinó que los señores Deán, obrero y Procurador se informen sobre corneta cuál será más a propósito si el del Burgo o el de Calatayud.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [12-11-1725] AC-81 fol. 488v Esp (CDH )
      Dio cuenta el Sr. Procurador cómo en compañía de los señores Deán y obrero habían llamado a los músicos mayores de esta Sta. Iglesia para que diesen su informe sobre el corneta del Burgo y Calatayud cuál de los dos les parecía más diestro para esta Sta. Iglesia y cómo habían respondido no podían hacer juicio comparativo por haberlos oído como de paso y no haber puesto el cuidado que se requiere y dichos señores de la comisión habían determinado se les oyese si quieren venir a ser oídos.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [23-11-1725] AC-82 fol. 3v Esp (CDH )
      Este día acordó el Cabildo que el maestro de capilla, organista y Milla examinen a los cornetas del Burgo y Calatayud que están llamados cuando vinieren con lo cual se concluyó este Cabildo.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [26-11-1725] AC-82 fol. 7v Esp (CDH )
      Por proposición del señor doctor D. Pedro Marcos, mayordomo del dinero, acordó y determinó el Cabildo que al corneta que se ha recibido se le dé de salario 200 ducados cada año.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [10-12-1725] AC-82 fol. 10r Esp (CDH )
      Con ocasión de haberse ido el corneta y haber algunas sospechas, los músicos le han dicho alguna cosa contra su puesto (?), acordó el Cabildo dar comisión plena a los señores Deán, licenciado Rubio y Procurador para que se informen de los músicos que hubieran estado desatentos en las resoluciones del Cabildo y los multen como les pareciere, dándoles primero a entender la veneración que deben tener a las resoluciones del Cabildo.
    • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [17-12-1725] AC-82 fol. 12 r Esp (CDH )
      Este día por haber tenido el Cabildo la noticia de haberse ido subrepticiamente y haberlo recibido en la santa iglesia del Burgo al corneta que se había recibido en esta Sta. Iglesia, determinó que el señor obrero mayor le llame enviándole caballería y mozo para que esté para la Nochebuena en esta Sta. Iglesia advirtiéndole que se ha de aplicar y comprar el instrumento y que el salario es de 200 ducados cada año.
    • 1726 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [28-01-1726] AC-82 fol. 23v Esp (CDH )
      Leyóse una petición de D. José Burriel, corneta de esta Sta. Iglesia, en que suplica al Cabildo que respecto de hallarse ordenado de diácono a título de una capellanía que pide residencia y no querer ordenarle por hallarse en esta Sta. Iglesia que se sirva de hacerle 100 ducados colativos para poderse ordenar de presbítero y, entendida dicha petición por el Cabildo, acordó que se le hagan colativos y perpetuos dichos 100 ducados con las condiciones que es costumbre y pareciere a los señores doctorales.
    • 1726 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [08-02-1726] AC-82 fol. 26r Esp (CDH )
      Leyóse una petición de D. José Burriel, corneta de esta Sta. Iglesia, en que suplica al Cabildo se sirva de mandar le adelanten alguna cantidad los señores mayordomos del dinero para ayuda a los gastos de sus órdenes que los señores se irán pagando en sus mesadas, lo que pareciere conveniente, y el Cabildo acordó se le dé lo que necesitare haciendo obligación de dejarlo en las mesadas.
    • 1726 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [11-03-1726] AC-82 fol. 33r Esp (CDH )
      Leyóse una petición de D. José Burriel, corneta de esta Sta. Iglesia, en que suplica al Cabildo su licencia para pasar a recibir el orden de presbítero y el Cabildo se lo concedió.
    • 1726 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [16-09-1726] AC-82 fol. 85r Esp (CDH )
      Leyóse otra petición de D. José Burriel, corneta de esta Sta. Iglesia, en que da cuenta cómo le avisan de la santa iglesia de Avila está recibido con salario de 3000 reales y que si el Cabildo gustase darle el mismo salario, se quedará a su servicio del Cabildo, quien acordó se le dé cada año 2600 reales si quisiere quedarse.
    • 1726 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [22-11-1726] AC-82 fol. 103v Esp (CDH )
      Leyóse una petición de Diego Pablo, estudiante de música bajonista en la escuela de cantar, en que suplica al Cabildo le mande dar un vestido por estar muy pobre y necesitado y por estar decente para si el Cabildo gusta darle su licencia para entrar a tocar en el coro, quien acordó que el señor administrador del arca le atienda en todo cuanto hubiere menester y, en cuanto a entrar en el coro, no ha lugar por ahora, y con esta ocasión se suscitó la falta que había en no haber corneta, y el Cabildo acordó que los señores que tiene comisión de músicos se informen hasta Navidad si hubiere algún pretendiente y si no, se pongan edictos.
    • 1729 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      CORNETA. Se llama assimismo la persóna que toca este instrumento, y es oficio que le hai en las Capillas de Música.
    • 1730 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [01-12-1730] AC-83 pp. 66-67 Esp (CDH )
      Informaron los señores Deán y Procurador general cómo en virtud del orden y comisión del Cabildo para el efecto de buscar corneta se habían interesado con el sochantre para que de oficio escribiese a Pedro José Burriel, corneta de la santa iglesia de Avila, y habiéndolo ejecutado, responde el contenido que asignándole ésta el mismo salario que aquélla que son 3000 reales, 20 fanegas de trigo y 400 de pitanzas y fiestas, vendrá gustoso a servir a esta Sta. Iglesia.
    • 1730 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [18-12-1730] AC-83 p. 79 Esp (CDH )
      Leyóse una carta respuesta al Sr. Procurador general de Pedro José Burriel, corneta de la santa iglesia de Avila en que manifestaba vendría a servir a ésta dándole el salario de 350 ducados.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [16-05-1731] AC-83 pp. 185-186 Esp (CDH )
      Informó el Sr. Procurador general haberse ejecutado las diligencias para buscar corneta y que para este efecto había escrito el señor licenciado Salamanca y que responden que, sin embargo de haber tañido el instrumento mencionado, un músico de aquella ciudad había expresado no estaba en ánimo de usarle, si solo el bajoncillo, chirimía y obúe y que en esta conformidad pasaría a esta Sta. Iglesia a ser oído y examinado.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [18-05-1731] AC-83 p. 189 Esp (CDH )
      Este día acordó el Cabildo que los señores Deán y Procurador general hagan las diligencias para que venga a esta Sta. Iglesia Pedro José Burriel, corneta en la de Avila, con el salario de 350 ducados.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-06-1731] AC-83 p. 224 Esp (CDH )
      Asimismo dio cuenta dicho señor cómo el corneta de la santa iglesia de Avila, sin embargo de haberle señalado el mismo salario que aquella, no había admitido que si se habían de repetir diligencias para el de Salamanca, que se decía no tañer la corneta, si sólo el oboe y otros instrumentos.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-06-1731] [AC-83 p. 224] Esp (CDH )

      Asimismo dio cuenta dicho señor cómo el corneta de la santa iglesia de Avila, sin embargo de haberle señalado el mismo salario que aquella, no había admitido que si se habían de repetir diligencias para el de Salamanca, que se decía no tañer la corneta, si sólo el oboe y otros instrumentos. Acordó que se advierta al maestro de capilla que se continúen las diligencias para encontrar otro.

    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-08-1731] AC-83 p. 256 Esp (CDH )
      5861. Sobre segundo sochantre y corneta.
    • 1731 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [06-08-1731] AC-83 p. 256 Esp (CDH )
      Acordó que se continúe en buscar así este ministro como los demás que falten y particularmente el corneta y para este fin dio comisión el Cabildo a los señores Deán, doctor Martínez y Luis Rubio y obrero mayor, teniendo presente que no se encuentra quien taña el dicho instrumento para que manden llamar al maestro de capilla y a D. José Milla e informados si podrá el obúe suplir la corneta dispongan llamar a ser oído al de Salamanca que toca aquel violón.
    • 1901 Pedrell, F. Organografía [1901] Esp (CDH )
      Grupos de cornetas acompañantes, vihuelas de arco, rabeles, órganos, regales, arpas, etc., aparecen en multitud de documentos de archivos catedrales, figurando, todavía, en alguna de éstas, una asociación de chirimías y bajoncillos para acompañar distintas cantiones litúrgicas.
    • 1986 Muñoz, J. J. / Gil, C. Radio [1994] Esp (CDH )
      HÄNDEL: Concerto grosso en Si bemol mayor. Op. 3 núm. 2 (11'41"). Acad. of St. Martin in the Fields. Dir.: N. Marriner. VICTORIA: Salve Regina, a 8 voces (11'28"). Pro Cantione Antiqua y Conj. de cornetas y sacabuches de Londres. Dir.: B. Turner. PAGANINI: Sinfonía della Lodovisia en Re mayor (5'03"). F. Zigante (guit.). ANONIMO: Responsorio de maitines de la fiesta de San Bernardo: Testamentum eternum (5'32"). Conj. Organum.
      Acepción en desuso
    1. s. En ocasiones, en un complemento con de de ministerio, oficio o plaza.
      docs. (1612-1728) 17 ejemplos:
      • 1612 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [11-12-1612] ACL 1; T. 4, f. 92 Pe (CDH )
        "el señor Doctor Feliciano de Vega dió vn recaudo de su señoría Illma. el señor arçobispo Don Bartolomé Lobo Guerero, en que contenía que como todos los dichos señores sauían auía venido vn músico corneta de castilla, el qual auía tocado en la dicha sancta yglesia y dado muestras de ser diestro, y que parecía a su señoría Illma. convenía al "seruicio de la dicha sancta Yglesia se reciuiese y señalase el salario que pareciese en cada vn año, para que acudiese al seruicio de la dicha sancta yglesia en el dicho ministerio de tal corneta... y el dicho músico corneta nombrado Diego de Paz... quedo reciuido por tal músico corneta, y le señalaron de salario, en cada vn año, tresientos pesos de a nueue Reales y que goze dellos desde oy dicho día, y se le paguen en cada vn año de los bienes de la fábrica de la dicha yglesia, excepto los dichos señores doctor Matheo gonzales. (González) de Paz maestrescuela, y Dr. Gaspar de San Juan que dixeron que no se reciua."
      • 1728 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [30-08-1728] AC-82 f. 267v Esp (CDH )
        Con ocasión de estar vacante muchos días ha la plaza de corneta, se habló sobre su provisión, y pareció que el señor Deán y demás señores de la comisión entendiesen con plena facultad sobre que se suscitase este negocio.
      • 1612 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [11-12-1612] ACL 1; T. 4, f. 92 Pe (CDH )
        "el señor Doctor Feliciano de Vega dió vn recaudo de su señoría Illma. el señor arçobispo Don Bartolomé Lobo Guerero, en que contenía que como todos los dichos señores sauían auía venido vn músico corneta de castilla, el qual auía tocado en la dicha sancta yglesia y dado muestras de ser diestro, y que parecía a su señoría Illma. convenía al "seruicio de la dicha sancta Yglesia se reciuiese y señalase el salario que pareciese en cada vn año, para que acudiese al seruicio de la dicha sancta yglesia en el dicho ministerio de tal corneta... y el dicho músico corneta nombrado Diego de Paz... quedo reciuido por tal músico corneta, y le señalaron de salario, en cada vn año, tresientos pesos de a nueue Reales y que goze dellos desde oy dicho día, y se le paguen en cada vn año de los bienes de la fábrica de la dicha yglesia, excepto los dichos señores doctor Matheo gonzales. (González) de Paz maestrescuela, y Dr. Gaspar de San Juan que dixeron que no se reciua."
      • 1651 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [19-05-1651] AC-59 f. 26r Esp (CDH )
        Este día, habiéndose referido que por muerte de Pablo de Salinas, Jerónimo Gutiérrez y Francisco de Cortinas, ministriles, estaban vacas las plazas de sacabuche, corneta y bajón, el Cabildo ordenó que para la provisión de las dichas plazas se pongan edictos con término de 44 días que se cumplirán primer día del mes de julio de este año.
      • 1668 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [09-07-1668] AC-64 f. 197v Esp (CDH )
        Este día se leyó una petición de Francisco Lamañera, sobrino de mosén Luis Casas, en que pedía al Cabildo se sirviese de darle algún salario porque servía al Cabildo en el ministerio de corneta y su abuela, Petronila Meléndez, está muy necesitada y suplicaba lo mismo; el Cabildo atento a ser de provecho para el servicio del coro ordenó se le den todos los meses del arca de misericordia 30 reales y estos se entiende por 3 meses que comenzaron a correr desde 4 de este presente mes de julio.
      • 1674 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [23-02-1674] AC-66 f. 246v Esp (CDH )
        Este dicho día se leyó una petición de Pedro Beruno en que suplica se le haga merced de comprarle una chirimía para enseñarse juntamente con el ministerio de corneta que está aprendiendo y el Cabildo mandó que se la compre el Sr. Doctoral D. Matías López de Valtablado.
      • 1683 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [10-12-1683] AC-68 f. 599 v-600r Esp (CDH )
        Y habiéndose leído dicha carta y reconocido concordar dichos maestros en la relación referida y con ventaja por convenir entrambos en que además del ejercicio principal de corneta tañe con igual habilidad los instrumentos de chirimía, bajoncillo y arpa de dos órdenes, junto con entender de composición que pocas veces se halla en ministriles, resolvió el Cabildo, en virtud del informe de dicho Sr. Capellán mayor y de los dichos maestros conteniendo en su carta y ya referido, el que dicho Sr. Capellán mayor llame en nombre del Cabildo recibido a dicho mosén José Núñez para servir principalmente en el dicho ministerio de corneta y en lo demás que se ofreciere conforme a las habilidades que tan referidas tiene y que por ahora se le señalen doscientos ducados de vellón de renta en cada un año pagados por meses que es en la conformidad que se paga a los demás ministriles.
      • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-09-1709] AC-76 f. 391r Esp (CDH )
        Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.
      • 1718 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [31-05-1718] AC-79 ff. 378 v-379r Esp (CDH )
        Leyóse una petición de Antonio Benlloch, ministril de esta Sta. Iglesia en el ejercicio de corneta, en que representando su atraso y cortedad de medios suplicaba al Cabildo se sirviese aumentarle el salario que tiene consignado y, habiéndose conferido largamente sobre el contenido de dicha petición, se acordó y mandó que el suplicante vuelva a presentarla en uno de los primeros Cabildos del mes de julio y que para resolver sobre ello se avise a todos los señores de Cabildo ordinario con pena de 4 reales y entre tanto se reconozcan y vea los acuerdos de este ministro, concesión de casa y demás que tuviere para en su vista y del informe de los músicos que el Cabildo señalare acordar sobre dicha pretensión.
      • 1723 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [13-12-1723] AC-81 f. 308r Esp (CDH )
        Dio cuenta el Sr. Procurador cómo se había juntado la Diputación para ver si podía el Cabildo en esta plaza de corneta poner un salmista de habilidad ínterin que vacaba alguna plaza de salmista y fueron de dictamen dichos señores que se podía por ahora traer un buen salmista con 150 ducados y en la primera plaza que vacare quede el que ahora se recibe y se vuelva a poner otro ministril por estar dicha plaza para ministril, y el Cabildo determinó se escriba a José Marín venga a ser oído.
      • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [26-11-1725] AC-82 f. 5r-v Esp (CDH )
        Con licencia que dio el Cabildo entraron en la sala capitular el maestro de capilla y organista mayor cada uno de por sí a informar de la habilidad y suficiencia de los dos opositores que han concurrido a la plaza de corneta y, habiéndolos oídos el Cabildo y salídose de la sala capitular y dicho el Sr. Procurador que D. José Milla también examinador había caído enfermo, y declaró dicho señor lo que le había informado el referido Milla, el señor Deán mandó dar habas blancas y negras, declarando que la haba blanca era a favor del de Calatayud y la negra a favor del del Burgo y, habiéndose votado y regulado los votos, se hallaron la mayor parte de habas negras con lo cual declaró el señor Deán se le daba la plaza de corneta al que ha venido del Burgo; [...].
      • 1728 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [30-08-1728] AC-82 f. 267v Esp (CDH )
        Con ocasión de estar vacante muchos días ha la plaza de corneta, se habló sobre su provisión, y pareció que el señor Deán y demás señores de la comisión entendiesen con plena facultad sobre que se suscitase este negocio.
      • 1612 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [11-12-1612] ACL 1; T. 4, f. 92 Pe (CDH )
        "el señor Doctor Feliciano de Vega dió vn recaudo de su señoría Illma. el señor arçobispo Don Bartolomé Lobo Guerero, en que contenía que como todos los dichos señores sauían auía venido vn músico corneta de castilla, el qual auía tocado en la dicha sancta yglesia y dado muestras de ser diestro, y que parecía a su señoría Illma. convenía al "seruicio de la dicha sancta Yglesia se reciuiese y señalase el salario que pareciese en cada vn año, para que acudiese al seruicio de la dicha sancta yglesia en el dicho ministerio de tal corneta... y el dicho músico corneta nombrado Diego de Paz... quedo reciuido por tal músico corneta, y le señalaron de salario, en cada vn año, tresientos pesos de a nueue Reales y que goze dellos desde oy dicho día, y se le paguen en cada vn año de los bienes de la fábrica de la dicha yglesia, excepto los dichos señores doctor Matheo gonzales. (González) de Paz maestrescuela, y Dr. Gaspar de San Juan que dixeron que no se reciua."
      • 1614 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [08-04-1614] ACL 1; T. 4, f. 122 Pe (CDH )
        "un músico que tocaba la dicha corneta, que todos los dichos señores an oydo, y se llama Juan de Ortega, que se tratase y confiriese si se reciuiría, y lo que se le abía de dar de salario, y auiéndolo tratado y comunicado y conferido sobrello los dichos señores Dean y canónigos, que son los que botan sobrello, fueron de boto y parecer que el dicho Juan de Ortega se reciba por tal músico corneta, y se le den de salario cada vn año quatro cientos pesos de a nueve Reales, los quales se le den de los bienes de la fábrica, y que corra desde beinte a seis días del mes de março próximo pasado, que comenzó a serbir el dicho officio de corneta".
      • 1614 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [15-04-1614] ACL 1; T. 4, f. 122 Pe (CDH )
        "se le hiciese la merced, atento aber serbido mucho tiempo a la dicha sta. Yglesia el dicho officio de corneta, se le diese el dicho salario (de 250 pesos), y abiéndolo oydo los dichos señores y conferido sobrello los señores dean, arcediano, chantre, y canónigos: licenciado Bartolomé Menacho, Dr. Gúzman, Dr. Carlos (Marcelo Corní), Dr.
      • 1651 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [19-05-1651] AC-59 f. 26r Esp (CDH )
        Este día, habiéndose referido que por muerte de Pablo de Salinas, Jerónimo Gutiérrez y Francisco de Cortinas, ministriles, estaban vacas las plazas de sacabuche, corneta y bajón, el Cabildo ordenó que para la provisión de las dichas plazas se pongan edictos con término de 44 días que se cumplirán primer día del mes de julio de este año.
      • 1668 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [09-07-1668] AC-64 f. 197v Esp (CDH )
        Este día se leyó una petición de Francisco Lamañera, sobrino de mosén Luis Casas, en que pedía al Cabildo se sirviese de darle algún salario porque servía al Cabildo en el ministerio de corneta y su abuela, Petronila Meléndez, está muy necesitada y suplicaba lo mismo; el Cabildo atento a ser de provecho para el servicio del coro ordenó se le den todos los meses del arca de misericordia 30 reales y estos se entiende por 3 meses que comenzaron a correr desde 4 de este presente mes de julio.
      • 1671 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [19-01-1671] AC- 65 f. 413r Esp (CDH )
        Este dicho día se leyó una petición de Pedro Beruno, mozo de coro, en que suplica al Cabildo se sirva ayudarle para aprender el ministerio de corneta y el Cabildo ordenó que se le ayude del arca de misericordia y que se le encargue el cuidado de la enseñanza a Escobar.
      • 1674 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [23-02-1674] AC-66 f. 246v Esp (CDH )
        Este dicho día se leyó una petición de Pedro Beruno en que suplica se le haga merced de comprarle una chirimía para enseñarse juntamente con el ministerio de corneta que está aprendiendo y el Cabildo mandó que se la compre el Sr. Doctoral D. Matías López de Valtablado.
      • 1683 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [29-11-1683] AC-68 f. 595r Esp (CDH )
        Este dicho día el Sr. Doctoral D. Agustín de Tirso Rodríguez, capellán mayor, dignidad y canónigo y obrero de la Sta. Iglesia, hizo relación de la mucha necesidad que tenía la capilla de que se buscase ministro para que sirviera la plaza de corneta por ser instrumento tan necesario y hallarse Juan de Escobar imposibilitado de tañerlo por su mucha edad, y que tenía noticia había en Calatayud uno de conocida habilidad y mozo de buena salud y que vendría a servirlo como se le hiciera alguna conveniencia.
      • 1683 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [10-12-1683] AC-68 f. 599 v-600r Esp (CDH )
        Y habiéndose leído dicha carta y reconocido concordar dichos maestros en la relación referida y con ventaja por convenir entrambos en que además del ejercicio principal de corneta tañe con igual habilidad los instrumentos de chirimía, bajoncillo y arpa de dos órdenes, junto con entender de composición que pocas veces se halla en ministriles, resolvió el Cabildo, en virtud del informe de dicho Sr. Capellán mayor y de los dichos maestros conteniendo en su carta y ya referido, el que dicho Sr. Capellán mayor llame en nombre del Cabildo recibido a dicho mosén José Núñez para servir principalmente en el dicho ministerio de corneta y en lo demás que se ofreciere conforme a las habilidades que tan referidas tiene y que por ahora se le señalen doscientos ducados de vellón de renta en cada un año pagados por meses que es en la conformidad que se paga a los demás ministriles.
      • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [24-09-1709] AC-76 f. 391r Esp (CDH )
        Habiendo referido el Sr. Procurador general cómo está vacante la plaza de corneta y chirimía por la muerte de Pedro Beruno, ministril, se confirió si sería conveniente proveer esta plaza en el mismo ejercicio o en el de violonista para que toque violón y violín y consideradas las razones que por una y otra parte se propusieron, atendido el informe del sochantre, maestro de capilla y valenciano [Milla] que a este fin ordenó el Cabildo entrasen en la sala capitular, se resolvió era más proporcionado instrumento y aún necesario para el coro y de más ministerio para el corneta y así acordó el Cabildo se despachen edictos para su provisión con el salario de 250 ducados y con las condiciones de que ha de tocar corneta, bajoncillo, muta, chirimía, y otra flauta, que dicen dulzaina, y se despacharán los edictos a mediados de octubre con término de 30 días.
      • 1709 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [06-12-1709] AC-76 f. 418r-v Esp (CDH )
        Dio cuenta el Sr. Procurador general cómo se habían concluido los ejercicios de la plaza de corneta, y el Cabildo mandó llamar al maestro de capilla y Ricardo Llabata, examinadores, para que dijesen en conciencia su dictamen examinándolo, y habiéndolo hecho cada uno de por sí, dijeron no convenía recibir de los opositores por no tener la destreza necesaria para este empleo y el Cabildo suspendió la provisión y acordó que el señor administrador de la obra y fábrica le dé al opositor de Toledo de ayuda de costa un doblón de a ocho y a los de Berlanga y Medina dos doblones sencillos a cada uno de los dos de que doy fe.
      • 1710 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [07-01-1710] AC-76 f. 429v Esp (CDH )
        Leyóse una carta de Juan Pedro Agustín, músico residente en Madrid, que dice estará en esta ciudad el día 14 de este a manifestar su habilidad en tañer diversos instrumentos para la plaza de corneta.
      • 1718 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [31-05-1718] AC-79 ff. 378 v-379r Esp (CDH )
        Leyóse una petición de Antonio Benlloch, ministril de esta Sta. Iglesia en el ejercicio de corneta, en que representando su atraso y cortedad de medios suplicaba al Cabildo se sirviese aumentarle el salario que tiene consignado y, habiéndose conferido largamente sobre el contenido de dicha petición, se acordó y mandó que el suplicante vuelva a presentarla en uno de los primeros Cabildos del mes de julio y que para resolver sobre ello se avise a todos los señores de Cabildo ordinario con pena de 4 reales y entre tanto se reconozcan y vea los acuerdos de este ministro, concesión de casa y demás que tuviere para en su vista y del informe de los músicos que el Cabildo señalare acordar sobre dicha pretensión.
      • 1723 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [13-12-1723] AC-81 f. 308r Esp (CDH )
        Dio cuenta el Sr. Procurador cómo se había juntado la Diputación para ver si podía el Cabildo en esta plaza de corneta poner un salmista de habilidad ínterin que vacaba alguna plaza de salmista y fueron de dictamen dichos señores que se podía por ahora traer un buen salmista con 150 ducados y en la primera plaza que vacare quede el que ahora se recibe y se vuelva a poner otro ministril por estar dicha plaza para ministril, y el Cabildo determinó se escriba a José Marín venga a ser oído.
      • 1724 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [20-11-1724] AC-81 f. 409r-v Esp (CDH )
        Leyóse una carta de D. Antonio Benlloch, corneta de la santa iglesia de Granada, en que suplica al Cabildo si gusta de volverle a admitir a la plaza de corneta de esta Sta. Iglesia, que se volverá muy gustoso a servir al Cabildo, y se acordó que el Sr. Procurador le responda cómo la plaza que tenía de corneta se ha aplicado dicha plaza a un salmista.
      • 1725 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [26-11-1725] AC-82 f. 5r-v Esp (CDH )
        Con licencia que dio el Cabildo entraron en la sala capitular el maestro de capilla y organista mayor cada uno de por sí a informar de la habilidad y suficiencia de los dos opositores que han concurrido a la plaza de corneta y, habiéndolos oídos el Cabildo y salídose de la sala capitular y dicho el Sr. Procurador que D. José Milla también examinador había caído enfermo, y declaró dicho señor lo que le había informado el referido Milla, el señor Deán mandó dar habas blancas y negras, declarando que la haba blanca era a favor del de Calatayud y la negra a favor del del Burgo y, habiéndose votado y regulado los votos, se hallaron la mayor parte de habas negras con lo cual declaró el señor Deán se le daba la plaza de corneta al que ha venido del Burgo; [...].
      • 1728 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [30-08-1728] AC-82 f. 267v Esp (CDH )
        Con ocasión de estar vacante muchos días ha la plaza de corneta, se habló sobre su provisión, y pareció que el señor Deán y demás señores de la comisión entendiesen con plena facultad sobre que se suscitase este negocio.
    2. Acepción en desuso
    3. s. Frecuentemente, en aposición a ministril o a músico.
      docs. (1614-1720) 14 ejemplos:
      • 1614 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [08-04-1614] p. 300 Pe (CDH )
        "un músico que tocaba la dicha corneta, que todos los dichos señores an oydo, y se llama Juan de Ortega, que se tratase y confiriese si se reciuiría, y lo que se le abía de dar de salario, y auiéndolo tratado y comunicado y conferido sobrello los dichos señores Dean y canónigos, que son los que botan sobrello, fueron de boto y parecer que el dicho Juan de Ortega se reciba por tal músico corneta, y se le den de salario cada vn año quatro cientos pesos de a nueve Reales, los quales se le den de los bienes de la fábrica, y que corra desde beinte a seis días del mes de março próximo pasado, que comenzó a serbir el dicho officio de corneta".
      • 1720 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [29-10-1720] AC-80 f. 281r Esp (CDH )

        Se leyó un memorial de Antonio Benlloch, músico corneta en que suplicaba al Cabildo le diese licencia para ir a ver a su hermano de quien espera le socorra con alguna cosa para alivio de su familia y se le concedió gozando de dicha gracia después de las fiestas.

      • 1618 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [29-10-1618] AC- 48 f. 176v-177r Esp (CDH )
        El dicho día, habiéndose referido en Cabildo cómo había en la Sta. Iglesia de Jaén un ministril corneta bueno y que sería a propósito para esta Sta. Iglesia y así ordenó el Cabildo que se le escriba para si quiere venir a dar muestra de su suficiencia que, contentando, le recibirán y si no, le darán 12 ducados para su camino.
      • 1667 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [07-01-1667] AC-65 f. 76v Esp (CDH )

        Se leyó una petición de Juan de Escobar, músico corneta, en que se suplicaba al Cabildo se sirviese de aumentarle el salario porque los tiempos estaban muy caros; el Cabildo ordenó se le dé 6 fanegas de trigo de aumento.

      • 1668 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [09-07-1668] AC-64 f. 197v Esp (CDH )

        Este día se leyó una petición de Francisco Lamañera, músico corneta de esta Sta. Iglesia, que decía estaba muy malo en la cama que el Cabildo le socorriese con su limosna; el Cabildo le remitió al Sr. Juan de Valencia para que le socorra conforme su necesidad.

      • 1685 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [05-11-1685] AC-69 f. 218r Esp (CDH )
        Este dicho día se leyó una petición del ministril corneta de Badajoz que está recibido en esta Sta. Iglesia, en que pide se le dé ayuda de costa para el viaje como se lo ofreció el Sr. Maestrescuela obrero y el Cabildo acordó se guarde dicha petición para que dicho Sr. Maestrescuela cuando venga le dé lo que le hubiese ofrecido.
      • 1713 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [20-10-1713] AC-77 f. 204v Esp (CDH )

        Leyóse una petición de Antonio Benlloch, ministril corneta de esta Sta. Iglesia en que suplica al Cabildo se sirva darle el salario que a sus antecesores si se hallare hábil para ello en atención se le recibió con esta circunstancia y el Cabildo acordó se vea el decreto de esa admisión de este ministro para resolver.

      • 1720 Anónimo Docs Mús Sigüenza (1714-1750) [29-10-1720] AC-80 f. 281r Esp (CDH )

        Se leyó un memorial de Antonio Benlloch, músico corneta en que suplicaba al Cabildo le diese licencia para ir a ver a su hermano de quien espera le socorra con alguna cosa para alivio de su familia y se le concedió gozando de dicha gracia después de las fiestas.

      • 1614 Sas Orchassal, A. Música catedral Lima II [08-04-1614] p. 300 Pe (CDH )
        "un músico que tocaba la dicha corneta, que todos los dichos señores an oydo, y se llama Juan de Ortega, que se tratase y confiriese si se reciuiría, y lo que se le abía de dar de salario, y auiéndolo tratado y comunicado y conferido sobrello los dichos señores Dean y canónigos, que son los que botan sobrello, fueron de boto y parecer que el dicho Juan de Ortega se reciba por tal músico corneta, y se le den de salario cada vn año quatro cientos pesos de a nueve Reales, los quales se le den de los bienes de la fábrica, y que corra desde beinte a seis días del mes de março próximo pasado, que comenzó a serbir el dicho officio de corneta".
      • 1618 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [29-10-1618] AC- 48 f. 176v-177r Esp (CDH )
        El dicho día, habiéndose referido en Cabildo cómo había en la Sta. Iglesia de Jaén un ministril corneta bueno y que sería a propósito para esta Sta. Iglesia y así ordenó el Cabildo que se le escriba para si quiere venir a dar muestra de su suficiencia que, contentando, le recibirán y si no, le darán 12 ducados para su camino.
      • 1667 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [07-01-1667] AC-65 f. 76v Esp (CDH )

        Se leyó una petición de Juan de Escobar, músico corneta, en que se suplicaba al Cabildo se sirviese de aumentarle el salario porque los tiempos estaban muy caros; el Cabildo ordenó se le dé 6 fanegas de trigo de aumento.

      • 1668 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [09-07-1668] AC-64 f. 197v Esp (CDH )

        Este día se leyó una petición de Francisco Lamañera, músico corneta de esta Sta. Iglesia, que decía estaba muy malo en la cama que el Cabildo le socorriese con su limosna; el Cabildo le remitió al Sr. Juan de Valencia para que le socorra conforme su necesidad.

      • 1669 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [25-01-1669] AC-65 f. 244 v Esp (CDH )

        Este día se leyó una petición de Juan Escobar, ministril corneta de esta Sta. Iglesia, en que suplicaba al Cabildo se sirviese de darle de aumento 6 fanegas de trigo porque los tiempos estaban muy caros; el Cabildo atendiendo a ser tan gran ministro y que nunca ha pedido aumento ordenó se le den y aumenten 7 fanegas de trigo más de salario que tiene y se le den de la fábrica de esta Sta. Iglesia.

      • 1683 Anónimo Docs Música Sigüenza (1600-1713) [10-12-1683] AC-68 f.599 v-600r Esp (CDH )
        Este dicho día el Sr. D. Agustín de Tirso Rodríguez, capellán mayor, dignidad, canónigo y Procurador general y obrero de la Sta. Iglesia, dio cuenta cómo, habiendo solicitado adquirir noticias conforme se acordó por el Cabildo cuando se dio comisión a dicho señor de dónde habría un músico corneta que fuese a propósito para servir dicha plaza en esta Sta. Iglesia por hallarse Juan de Escobar quien la tiene, imposibilitado de poderle tañer por su mucha edad y achaques, las había tenido de que en la colegial del Sepulcro de Calatayud se hallaba mosén José Núñez, presbítero, sujeto muy científico y de toda habilidad y buena elección, de buena edad y salud y que podría servir a dicho ejercicio, como se le consignase u